Ferrocarril

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Transporte de mercancías por ferrocarril en Inglaterra.
La Locomotora Mikado de Albacete rinde homenaje al ferrocarril.

El ferrocarril (del latín ferrum,[1] ‘hierro’, y carril) es un sistema de transporte terrestre de personas y mercancías guiado sobre una via férrea.

Aunque normalmente se entiende que los carriles o rieles son de acero o hierro, que hacen el camino o vía férrea sobre la cual circulan los trenes, dentro de esta clasificación se incluyen medios de transporte que emplean otros tipos de guiado, tales como los trenes de levitación magnética.

Se trata de un transporte con ventajas comparativas en ciertos aspectos, tales como el consumo de combustible por tonelada/kilómetro transportada, la entidad del impacto ambiental que causa o la posibilidad de realizar transportes masivos, que hacen relevante su uso en el mundo moderno.

Historia[editar]

Líneas de ferrocarril[editar]

Ferrocarril urbano: tranvía de caballos en Brno (República Checa).
Antiguas vagonetas mineras.

La primera noticia de un sistema de transporte sobre carriles fue una línea de 3 kilómetros que seguía el camino Diolkos, que se utilizaba para transportar botes sobre plataformas a lo largo del istmo de Corinto durante el siglo VI a. C. Las plataformas eran empujadas por esclavos y se guiaban por hendiduras excavadas sobre la piedra. La línea se mantuvo funcionando durante 600 años.[2]

Los ferrocarriles comenzaron a reaparecer en Europa tras la Alta Edad Media. La primera noticia sobre un ferrocarril en Europa en este periodo aparece en una vidriera en la catedral de Friburgo de Brisgovia en torno a 1350.[3] En 1515, el cardenal Matthäus Lang describió un funicular en el castillo de Hohensalzburg (Austria) llamado «Reisszug». La línea utilizaba carriles de madera y se accionaba mediante una cuerda de cáñamo movida por fuerza humana o animal. La línea continúa funcionando actualmente, aunque completamente sustituida por material moderno, siendo una de las líneas más antiguas que aún están en servicio.[4] [5]

A partir de 1550, las líneas de vía estrecha con carriles de madera empezaron a generalizarse en las minas europeas.[6] Durante el siglo XVII los vagones de madera trasladaban el mineral desde el interior de las minas hasta canales donde se trasbordaba la carga al transporte fluvial. La evolución de estos sistemas llevó a la aparición del primer tranvía permanente en 1810, el «Leiper Railroad» en Pensilvania.[7]

El primer carril fabricado con hierro estaba formado por un cuerpo de madera recubierto por una chapa, y fue fabricado en 1768.[8] Esto permitió la elaboración de aparatos de vía más complejos. En un principio solo existían lazos de final de línea para invertir las composiciones, pero pronto aparecieron los cambios de agujas.[9] A partir de 1790 se utilizaron los primeros carriles de acero completo en Reino Unido.[10] En 1803, William Jessop inauguró la línea «Surrey Iron Railway» al sur de Londres, siendo el primer ferrocarril público tirado por caballos.[11] La invención del hierro forjado en 1820 permitió superar los problemas de los primeros carriles de hierro, que eran frágiles y cortos, aumentando su longitud a 15 metros.[12] En 1857 comenzaron a fabricarse carriles de acero definitivamente.[10]

La era del vapor[editar]

Tren histórico con locomotora de vapor, en Inglaterra.
Locomotora del año 1925, del tren histórico y turístico de Arganda (Madrid, España).

El desarrollo del motor de vapor impulsó la idea de crear locomotoras de vapor que pudieran arrastrar trenes por líneas. La primera fue patentada por James Watt en 1769 y revisada en 1782, pero los motores eran demasiado pesados y generaban poca presión como para ser empleados en locomotoras. En 1804, utilizando un motor de alta precisión, Richard Trevithick presentó la primera locomotora capaz de arrastrar un tren en Merthyr Tydfil (Reino Unido).[13] [14] Realizada junto a Andrew Vivian, la prueba tuvo un éxito relativo,[15] ya que la locomotora rompió los frágiles rieles de chapa de hierro.[16]

En 1811, John Blenkinsop diseñó la primera locomotora funcional que se presentó en la línea entre Middleton y Leeds. La locomotora, denominada Salamanca, se construyó en 1812.[17] En 1825, George Stephenson construyó la Locomotion para la línea entre Stockton y Darlington, al noreste de Inglaterra, que fue la primera locomotora de vapor que arrastró trenes de transporte público. En 1829 también construyó la locomotora The Rocket. El éxito de estas locomotoras llevó a Stephenson a crear la primera compañía constructora de locomotoras de vapor que fueron utilizadas en las líneas de Europa y Estados Unidos.[17]

En 1830 se inauguró la primera línea de ferrocarril interurbano, la línea entre Liverpool y Mánchester. La vía utilizada era del mismo tipo que otras anteriores, como la del ferrocarril entre Stockton y Darlington.[18] Su ancho era de 1.435 mm, actualmente conocido como ancho internacional ya que es utilizado por aproximadamente el 60% de los ferrocarriles actuales. El mismo año se inauguró el primer tramo de la línea entre Baltimore y Ohio, la primera en unir líneas individuales en una red.[19]

En los años siguientes, el éxito de las locomotoras de vapor hizo que las líneas de ferrocarril y las locomotoras se extendieran por todo el mundo.

Electrificación y dieselización[editar]

Locomotora diésel rusa 2TE10U.
Shinkansen serie 0, inaugurado en 1964.

Las primeras pruebas con trenes eléctricos las inició Rober Davidson en 1838, cuando construyó un carruaje equipado por baterías capaz de alcanzar 6,4 km/h. El primer ferrocarril con suministro eléctrico en la vía fue el tranvía que circulaba en 1883 entre Portrush y Giant's Causeway, al norte de Irlanda, que utilizaba alimentación por un tercer riel. Los cables de alimentación a ferrocarriles se introdujeron en 1888 en tranvías que hasta entonces eran arrastrados por caballos.

La primera línea de ferrocarril convencional electríficada fue la línea Roslag en Suecia. En la década de 1890 algunas grandes ciudades, como Londres, París y México, utilizaron esta nueva técnica para construir líneas de metro urbanas. En ciudades medias, los tranvías se hicieron algo común y fueron el único medio de transporte público durante varias décadas. Todas estas líneas utilizaron corriente continua, y la primera línea que utilizó corriente alterna fue inaugurada en Austria en 1904.[20]

Las locomotoras de vapor necesitan un mantenimiento bastante elevado para funcionar. Tras la Segunda Guerra Mundial, los costes de personal se incrementaron de modo muy importante, lo que hizo que la tracción a vapor se encareciera sobre el resto. Al mismo tiempo, la guerra impulsó el desarrollo de los motores de combustión interna, que hicieron a las locomotoras diésel más baratas y potentes. Esto causó que varias compañías ferroviarias iniciaran programas para convertir todas sus locomotoras para líneas no electrificadas en locomotoras diésel.

Como consecuencia de la producción a gran escala de autovías tras la guerra, el transporte por ferrocarril se hizo menos popular, y el transporte aéreo comenzó a ocupar el mercado de los viajes de muy larga distancia. Muchos tranvías fueron sustituidos por autobuses, mientras que la necesidad de trasbordos hizo poco rentable el traslado de mercancías en distancias medias. Además, sucesos como el Gran escándalo del tranvía de Estados Unidos hicieron que el transporte por ferrocarril se redujera considerablemente.

En 1964, se inauguró en Japón la primera línea de Alta velocidad ferroviaria, llamado Shinkansen, tren bala, para resolver el problema de transporte entre las pobladas ciudades del país. Con el tiempo, este sistema se extendió por otros países, como Francia, España y Alemania, lo que hizo recuperar al viajero interurbano.

La crisis del petróleo de 1973 cambió la tendencia a la baja de los tranvías. Hizo que los que no se habían desmantelado, continúasen hasta nuestros días, al ser de nuevo más rentables. También la introducción de los contenedores contribuyó a mejorar la rentabilidad del transporte de mercancías.

Innovación[editar]

A lo largo de los años 70, se introdujo una automatización mayor, especialmente en el transporte interurbano, reduciendo los costes de operación. Algunas líneas de tranvía fueron transformadas en líneas de tren ligero, otras líneas se construyeron en ciudades que habían eliminado el tranvía décadas atrás. En los años 90, el foco de atención se situó en mejorar la accesibilidad, convirtiendo el tren en la solución al transporte de los discapacitados.

La innovación en nuevos sistemas de ferrocarril continúan actualmente, especialmente en campos como la alta velocidad.

Material rodante[editar]

Tren de pasajeros, en Francia.

El material rodante está constituido por todos los equipos que circulan (ruedan) a lo largo de las vías del ferrocarril. Se dividen en dos grupos: el material de tracción, las locomotoras, y el material o equipos de arrastre, que son todos los que la locomotora arrastra o empuja acoplados a ella, sobre las vías. Al conjunto de equipos rodantes unidos entre sí que arrastra o empuja la locomotora, o están en la vía en espera de serlo, se denomina composición o formación. Al conjunto de la locomotora con la composición se conoce como tren. Según el tipo de servicio que prestan, los trenes se llaman: de carga, de pasajeros, de servicios, de obras o mixtos.

A su vez se puede realizar una división por estos tipos de vehículos entre: locomotoras, coches de viajeros, vagones, automotores y unidades de tren.

Tren[editar]

Serie de vagones enganchados a una locomotora. También los vagones puede llevar mercancías o pasajeros, lo cual significa que hay dos tipos de trenes

Tipos y variantes[editar]

Un tren de alta velocidad: el Eurostar Italia, modelo ETR 500.
  • Ferrocarril propiamente dicho: las líneas o redes férreas, de aspecto más usual, en sus variantes:
  • Metro: tren metropolitano, es un ferrocarril predominantemente urbano. Puede ser completamente subterráneo, elevado o en superficie, pero es condición necesaria que tenga plataforma reservada.
  • Tren ligero: es un tipo de tren utilizado específicamente para el transporte de viajeros en áreas urbanas.
  • Tranvía: es un ferrocarril de superficie de trazado urbano o mayormente urbano.
  • Funicular: es un tren arrastrado por cable, normalmente de punto a punto, en lugares de grandes pendientes.
  • Trenes de cremallera: es el tren en el que la adherencia se mejora mediante un sistema de cremallera, en lugares de fuertes pendientes. En España, es el que hace el recorrido desde Monistrol a Montserrat.
  • Atmosférico: El que emplea como motor el aire comprimido en el interior de un tubo que, empujando un émbolo, hace que éste arrastre el tren.
  • Neumático: Variación del ferrocarril atmosférico en que todo el vehículo va empujado por la acción del aire comprimido marchando a modo de un émbolo por dentro de un tubo.


Infraestructura[editar]

La infraestructura ferroviaria incluye todas las instalaciones y edificaciones necesarias para el funcionamiento del ferrocarril: estaciones, vías, puentes y túneles, sistema de señales y comunicaciones, infraestructura de bloqueo de trenes y guiado, agujas, etc.

Vía férrea[editar]

Agujas de ferrocarril.
  • De vía sencilla: El que solo tiene una vía en toda su longitud y por ella se verifica el movimiento de los trenes en ambos sentidos, ejecutándose el cruce de los mismos en las estaciones y algunos puntos determinados, donde se sitúan con tal objeto vías dobles o apartaderos.[21]
  • De vía doble: El que en toda su longitud tiene la vía doble, dedicándose cada una para la marcha de los trenes en un sentido.

Señalización[editar]

La regulación del tráfico ferroviario se realiza a través de señales, estas pueden ser fijas o móviles, manuales, mecánicas o eléctricas.

Estación ferroviaria[editar]

Una estación ferroviaria o estación de ferrocarril es el punto de acceso de viajeros y mercancías del ferrocarril.

Explotación ferroviaria[editar]

Señal mecánica.

Se denomina explotación ferroviaria al conjunto de técnicas, medios y modos que garantizan la circulación de trenes con seguridad y fluidez, y que encamina cada tren hacia su destino según el horario establecido.

Electrificación[editar]

Se denomina electrificación un sistema de alimentación de tracción por el cual la energía eléctrica alimenta las unidades de tracción ferroviaria.

Servicios de transporte ferroviario[editar]

Servicios de transporte ferroviario/marítimo.

Logística y economía[editar]

El ferrocarril forma parte de una amplia gama de transporte terrestre en todo el mundo, ya sea marítimo y aéreo que, en su conjunto, permite y realiza el transporte de personas y mercancías del lugar donde se encuentran al lugar donde quieren ir o donde son necesarias. En la actualidad se emplea una conjunción de medios (marítimos, carreteros, ferroviarios, etc.) actuando coordinadamente para este fin.

Ámbito social y cultural[editar]

Efemérides y fiestas ferroviarias[editar]

  • San Rutenio: patrón de la Asociación de Interventores en Ruta Europeos (AIRE), que celebran dos congresos anuales desde 1980 en Europa, uno casi siempre en España y otro fuera de España.
  • Los últimos congresos celebrados fueron el 49º en Ámsterdam (NL) del 20 al 23 de mayo de 2005, 50º en Almería (SP) del 20 al 24 de noviembre de 2005, el 51º en Perpiñán (FR) del 25 al 28 de mayo de 2006, el 52º en Madrid (SP) del 5 al 8 de octubre de 2006, el 53º en Gotha (GE) del 31 de mayo al 4 de junio de 2007 y el 54º en Córdoba (SP) del 22 al 26 de noviembre de 2007.
  • El primer fin de semana de agosto de cada año se lleva al cabo en México la Convención anual de Amigos del Ferrocarril. La ciudad sede cambia cada año.
  • El día del ferroviario se celebra el 30 de agosto en Argentina.
  • El 7 de noviembre se celebra en México el “Día del Ferrocarrilero”, en conmemoración de la heroica hazaña de Jesús García Corona, el Héroe de Nacozari.

Sentido de la circulación[editar]

Sentido de la circulación en las dobles vías de diversos países.[22]

Por la izquierda[editar]

Por la derecha[editar]

Por ambos sentidos[editar]

Se circula en parte por la derecha y en parte por la izquierda en:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Diccionario de la Real Academia Española en Internet
  2. Lewis, M. J. T. «Railways in the Greek and Roman World» (pdf). Consultado el 11 de abril de 2009.
  3. Hylton, Stuart (2007). The Grand Experiment: The Birth of the Railway Age 1820-1845. Ian Allan Publishing. 
  4. Kriechbaum, Reinhard (15 de mayo de 2004). «Die große Reise auf den Berg». der Tagespost (en alemán). Consultado el 22 de abril de 2009. 
  5. «Der Reiszug - Part 1 - Presentation». Funimag. Consultado el 22 de abril de 2009.
  6. Georgius Agricola (1913). De re metallica. ISBN 0486600068. 
  7. Morlok, Edward K. (11 de mayo de 2005). «First permanent railroad in the U.S. and its connection to the University of Pennsylvania». Consultado el 19 de septiembre de 2007.
  8. Coalbrookdale Railways (pt 1). Encyclopedia Britannica. 1902. ISBN 187252463X. Consultado el 15-02-2011. 
  9. Vaughan, A. (1997). Railwaymen, Politics and Money. London: John Murray. ISBN 0719557461. 
  10. a b Marshall, John (1979). The Guiness Book of Rail Facts & Feats. ISBN 0-900424-56-7. 
  11. «Surrey Iron Railway 200th - 26th July 2003». Early Railways. Stephenson Locomotive Society. Consultado el 19 de septiembre.
  12. Skempton, A.W. (2002). A biographical dictionary of civil engineers in Great Britain and Ireland, John Birkinshaw. pp. 59–60. ISBN 9780727729392. 
  13. «Richard Trevithick's steam locomotive». Museumwales.ac.uk (15 de diciembre de 2008). Consultado el 8 de mayo de 2011.
  14. «Steam train anniversary begins». BBC. 21 de febrero de 2004. Consultado el 8 de mayo de 2011. «A south Wales town has begun months of celebrations to mark the 200th anniversary of the invention of the steam locomotive. Merthyr Tydfil was the location where, on 21 February 1804, Richard Trevithick took the world into the railway age when he set one of his high-pressure steam engines on a local iron master's tram rails» 
  15. Payton, Philip (2004). Oxford Dictionary of National Biography. Oxford University Press. 
  16. Chartres, J. «Richard Trevithick». En Cannon, John. Oxford Companion to British History. p. 932. 
  17. a b Ellis, Hamilton (1968). The Pictorial Encyclopedia of Railways. Hamlyn Publishing Group. 
  18. «Liverpool and Manchester». Consultado el 19 de septiembre de 2007.
  19. Dilts, James D. (1996). The Great Road: The Building of the Baltimore and Ohio, the Nation's First Railroad, 1828-1853. Palo Alto, CA: Stanford University Press. p. 26. ISBN 978-0804726290. 
  20. Tokle, Bjørn (2003). Communication gjennom 100 år (en norwegian). Meldal: Chr. Salvesen & Chr. Thams's Communications Aktieselskab. p. 54. 
  21. Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat (años 1906-1914)
  22. Recopilado por Ignacio Barrón: Larousse des Trains et des Chemins de Fer (2005).

Enlaces externos[editar]