Jade

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jade.
Máscara en jade del rey Pakal, gobernante de Palenque. Museo Nacional de Antropología e Historia, México.

El jade es una roca ornamental. El término jade es aplicado a dos rocas metamorficas distintas compuestas de diferentes minerales silicatados:

  • La nefrita consiste en un agregado de fibras interlazadas microcristalina de calcio, mineral anfíbol rico en magnesio-hierro de la serie de la tremolita (calcio-magnesio)-ferroactinolita (calcio-magnesio-hierro). El miembro medio de esta serie con una composición intermedia es llamado actinolita (la forma mineral fibrosa sedosa es una de las formas del asbesto). Y el miembro superior el más verdoso por el hierro.
  • La jadeíta es un piroxeno rico en aluminio y sodio. El mineral utilizado como gema es la forma microcristalina de la matriz de cristales entrelazados.

Usos[editar]

Como material se ha utilizado para fabricar utensilios y adornos desde hace más de 5000 años.[1] A lo largo del tiempo se desarrolló un verdadero culto del jade. Los objetos de jade tenían (y tienen) fama de amuletos que atraen la suerte. En sus orígenes el jade era usado por ser duro y resistente. Por ello se utilizaba también para elaborar armas, herramientas y mascaras, como las conocidas en América como «máscara de jade».

Casi desde el principio se intentaron vender otros minerales con la denominación de jade, lo cual se logró con el mineral llamado serpentina ("jade de china", "jade nuevo"). La serpentina no sólo tiene el mismo aspecto que el jade, sino que aparece en los mismos yacimientos que la jadeíta y la nefrita. Es un material más blando y menos resistente que el jade. Como se trabaja mucho mejor que el jade se ha establecido como sustituto preferido en los últimos años.

Según la mitología china el jade es el esperma seco de dragón.

Para las culturas prehispánicas de Mesoamérica como los olmecas, mayas, toltecas, quichés, mixtecas, zapotecas, aztecas (chalchiúhuitl) y nicoyas, el jade era la piedra de la creación, significaba vida, fertilidad y poder. Fue incluso más valorado que el oro.[2] Se obtenía del valle del Motagua, Guatemala (zona de la falla de Motagua). En el valle del río Motagua, en Guatemala, se encuentra uno de los yacimientos más ricos del mundo y es la fuente de los colores más novedosos, como el jade arco iris, el jade negro y el "oro galáctico", que es un jade negro con incrustaciones naturales de oro, plata y platino. Esta región ha sido confirmada como la fuente de todo el jade usado por los mesoamericanos durante 3000 años.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «La piedra que llegó a ser más valiosa que el oro». Consultado el 22 de julio de 2014.
  2. «La piedra verde era más importante que el oro». Mundo Maya. Consultado el 25 de marzo de 2014.
  3. Jade maya

Enlaces externos[editar]