Lenguas de Oceanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las lenguas de Oceanía no forman un grupo coherente sino que su alta diversidad corresponde a diversas migraciones humanas que poblaron ese continente. El estrato más reciente formado básicamente por las lenguas austronesias del grupo oceánico que parece ser un grupo filogéntico bien establecido dentro de las lenguas austronesias. Sin embargo, los pueblos que dieron lugar a las lenguas oceánicas claramente llegaron con posterioridad a otros pueblos que hablaban lengua no relacionadas con estas.

Clasificación[editar]

Rutas de migración de los pueblos austronesios que acabaron poblando los rincones más remotos de Oceanía.
En rojo las zonas donde existen actualmente lenguas de origen no Austronesio fuera de Australia y Tasmania, colectivamente denominadas lenguas papúes, habladas en Papúa, Papúa Nueva Guinea, Indonesia, Timor Oriental e Islas Salomón, y en el pasado también posiblemente Vanuatu y otras islas del Pacífico colonizadas posteriormente por malayo-polinesios oceánicos.
División en familias y áreas lingüísticas de acuerdo con la conservadora clasificación de Dixon (2002).

Paradójicamente Oceanía a pesar de su pequeña población y menor extensión que otros continentes es uno de los continentes donde han existido mayer número de lenguas sobrepasando las 2000 lengua. Sin duda la fragmentación del territorio, y la simplicidad material de muchas de las culturas del continente supuso una gran fragmentación cultural y lingüística, y la inexistencia de grandes imperios centralizados en la región como sucedió especialmente en Europa y Asia, no dio lugar a grandes áreas centralizadas cultural y lingüísticamente. Usando grandos bloques lingüísticos las lenguas de Oceanía se clasifican en:

  • Lenguas oceánicas que son una rama de las lenguas malayo-polinesias centro-orientales que a su vez son lenguas austronesias. Su expansión por casi toda Oceanía central y oriental empezó durante el II milenio a. C., pero la mayor parte de esta expansión se produjo durante el I milenio a. C. y el I milenio d. C.. Las fases de esta expansión se conocen relativamente bien tanto a partir de evidencias arqueológicas como filogenético-lingüísticas.
  • Lenguas pre-oceánicas, divididas por conveniencia en tres grupos no filogenéticos:
    • Lenguas papúes, estas lenguas no forman un grupo filogenético o familia lingüística establecida, más bien agrupa a todas las lenguas que no parecen emparentadas ceranamente con las lenguas de Australia o Tasmiania y que cronológicamente se remontan a poblaciones pre-oceánicas. No existe consenso sobre la clasificación filogenética de estas lenguas, muchas de ellas poco documentadas, y que además suponen un conjunto de más de 900 lenguas.
    • Lenguas aborígenes de Australia, las lenguas aborígenes de Australia documentas superan las 250. Tampoco forman una familia lingüística establecida sino que están formadas por numerosas familias cuya relación filogenética última no es segura (algunos autores presuponen que posblemente exista una relación filogenética entre estas lenguas, pero no existe evidencia lingüística para afirmarlo).
    • Lenguas de Tasmania, las lenguas de Tasmania constituyen un grupo de lenguas muy pobremente documentadas. Si bien en un tiempo se pensó que podían estar relacionadas con alguna lengua australiana parece existir una gran diferencia lingüística y cultural entre las poblaciones australianas y las tasmanas. Por lo que provisionalmente se consideran un grupo aparte. Es posible que las lenguas tasmanas cuyo número se sitúa entre 8 o 10 sí formaran una familia lingüística, pero la escasez de la documentación existente no permite afirmarlo.

Joseph Greenberg propuso que estas lenguas pre-oceánicas están relacionadas en una macrofamilia indopacífica pero esta propuesta no ha tenido ninguna aceptación entre los especialistas, que la consideran poco verosímil.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]