Fondo Monetario Internacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sede central del Fondo Monetario Internacional en Washington, DC.

El Fondo Monetario Internacional o FMI (en inglés: International Monetary Fund) fue, como idea, planteado el 22 de julio de 1944 en los acuerdos de Bretton Woods, una reunión de 730 delegados de 44 países aliados de la Segunda Guerra Mundial, conflicto todavía en curso en aquel momento. Los acuerdos fueron firmados en Bretton Woods (Nuevo Hampshire, Estados Unidos) el 22 de julio de 1944 pero el FMI no entró en vigor oficialmente hasta el 27 de diciembre de 1945. El Banco Mundial, en cambio, cuya creación también resultó de los acuerdos de 1944, entró en funciones inmediatamente tras la firma de los acuerdos.

El FMI es una institución internacional que en la actualidad reúne a 188 países, y cuyo papel es: fomentar la cooperación monetaria internacional; facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional; fomentar la estabilidad cambiaria; contribuir a establecer un sistema multilateral de pagos para las transacciones corrientes entre los países miembros y eliminar las restricciones cambiarias que dificulten la expansión del comercio mundial; infundir confianza a los países miembros poniendo a su disposición temporalmente y con las garantías adecuadas los recursos del Fondo, dándoles así oportunidad de que corrijan los desequilibrios de sus balanzas de pagos sin recurrir a medidas perniciosas para la prosperidad nacional o internacional, para acortar la duración y aminorar el desequilibrio de sus balanzas de pagos.[1]

Esta institución fue creada en 1945 y en su origen, debía garantizar la estabilidad del sistema monetario internacional después de la crisis financiera o quiebra de 1929. Después de 1976 y de la desaparición del sistema de cambio fijo, el FMI heredó de un nuevo papel ante los problemas de deuda de países en desarrollo y ante las crisis financieras internacionales.

Su sede se encuentra en Washington, la capital de Estados Unidos.

Creación[editar]

La segunda sede.

El FMI fue creado en julio de 1945 durante la conferencia de Bretton Woods al fin de garantizar la estabilidad del Sistema monetario internacional después de la Segunda Guerra Mundial. Entre sus objetivos estaba impedir que las grandes potencias económicas cayeran de nuevo en la situación de los años 30, durante un periodo donde las devaluaciones de la moneda y las decisiones sobre políticas económicas habían creado enormes tensiones internacionales.

El nuevo orden económico que proponía el representante americano Harry Dexter White reposaba en tres reglas:

  • Cada Estado debía definir su moneda en relación con el oro o con el dólar americano.
  • El valor de la moneda debía fluctuar únicamente en un margen de 1 % con relación a su paridad oficial.
  • Cada Estado estaba encargado de defender esta paridad velando por el equilibrio de la balanza de los pagos.

Por lo tanto, el papel del sistema monetario internacional es promover la ortodoxia monetaria para que se mantenga un contexto favorable al desarrollo del comercio mundial, tras conceder prestos a algunos países en dificultades en el contexto de la reconstrucción después de la Segunda Guerra Mundial.

El FMI es más o menos, complementario de otras grandes instituciones económicas de la época como el Banco Mundial, el BIRD (Banco Internacional de Reconstrucción y Desarrollo), creados al mismo tiempo, y el Acuerdo General sobre Aranceles GATT firmado poco tiempo después.

Durante las negociaciones de Bretton Woods, el representante británico, el economista John Maynard Keynes, sugirió la creación de una institución más importante, una verdadera Banca Central Mundial que emitiese una moneda internacional, el “Bancor”. Esta proposición fue rechazada porque habría significado para los Estados Unidos, una pérdida de su influencia con el dólar.

Otorgamiento de recursos financieros[editar]

Otorga temporalmente aquellos recursos financieros a los miembros que experimentan problemas en su balanza de pagos.

Un país miembro tiene acceso automático al 25 % de su cuota si experimenta dificultades de balanza de pagos. Si necesita más fondos, tiene que negociar un plan de estabilización. Se aspira a que cualquier miembro que reciba un préstamo lo pague lo antes posible para no limitar el acceso de crédito a otros países. Antes de que esto suceda, el país solicitante del crédito debe indicar en qué forma se propone resolver los problemas de su balanza de pagos de manera que le sea posible reembolsar el dinero en un período de amortización de tres a cinco años, aunque a veces alcanza los 15 años

Directores gerentes del FMI[editar]

Históricamente, el director gerente del FMI siempre ha sido europeo y el presidente del Banco Mundial siempre ha sido estadounidense. Sin embargo, esta tradición está cada vez más cuestionada, y la competencia para estos dos puestos puede abrirse para incluir a otros candidatos calificados de cualquier parte del mundo. Los consejeros ejecutivos, quienes conforman el director gerente, los eligen los ministros de finanzas de los países que representan. El primer Subdirector Gerente del FMI, el segundo al mando, tradicionalmente ha sido (y es hoy en día) un estadounidense.

Fechas Nombre Nacionalidad
6 de mayo 1946 - 5 de mayo 1951 Camille Gutt Flag of Belgium (civil).svg Bélgica
3 de agosto 1951 - 3 de octubre 1956 Ivar Rooth Bandera de Suecia Suecia
21 de noviembre 1956 - 5 de mayo 1963 Per Jacobsson Bandera de Suecia Suecia
1 de septiembre 1963 - 31 de agosto 1973 Pierre-Paul Schweitzer Bandera de Francia Francia
1 de septiembre 1973 - 16 de junio 1978 Johannes Witteveen Bandera de los Países Bajos Países Bajos
17 de junio 1978 - 15 de febrero 1987 Jacques de Larosière Bandera de Francia Francia
16 de febrero 1987 - 14 de febrero 2000 Michel Camdessus Bandera de Francia Francia
1 de mayo 2000 - 4 de marzo 2004 Horst Köhler Bandera de Alemania Alemania
4 de marzo 2004 - 7 de junio 2004 (interina) Anne Osborn Krueger Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
7 de junio 2004 - 31 de octubre 2007 Rodrigo Rato Bandera de España España
1 de noviembre 2007 - 18 de mayo 2011 Dominique Strauss-Kahn Bandera de Francia Francia
18 de mayo 2011 - 5 de julio 2011 (interino) John Lipsky Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
5 de julio 2011 - actualidad Christine Lagarde Bandera de Francia Francia

Directores ejecutivos y poder de voto[editar]

Grupos de países eligen a un director ejecutivo que vota por ellos. 24 directores en total.

Cada país tiene un determinado poder de voto dentro del organismo, dependiendo del tamaño de su economía (PIB), cuenta corriente, reservas internacionales y otras variables económicas. Las decisiones se toman por una mayoría calificada del 70 %, aunque algunas decisiones más importantes (16 de 40) se adoptan por una mayoría cualificada del 85 %. Dado que Estados Unidos posee el 16,74 %, este sistema le otorga de facto un poder de veto sobre las decisiones tomadas por el organismo financiero, ya que su voto en contra o abstención impide la adopción de decisiones importantes que requieren el 85 % de mayoría.

En total, hay 24 directores ejecutivos elegidos entre los países miembros del Fondo. Solo Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y el Reino Unido pueden elegir un director sin ayuda de ningún otro país. China, Arabia Saudí y Rusia eligen de facto un director cada uno. Los demás 16 directores son elegidos por bloques de países. Cada director tiene un derecho de voto que puede ir desde 16,74 % (Estados Unidos) hasta el 1,34 % (de 24 países de África juntos).[2]

Resurgimiento[editar]

En la cumbre de G20 de 2009, el FMI cuadriplicó su capacidad financiera a un billón de dólares. Además se le encargó supervisar si los países están estimulando suficientemente a sus economías y si están reformando sus sistemas regulatorios, además de alertar sobre problemas financieros.[3] Cerca de 500.000 millones de dólares serán destinados para rescatar a las economías en problemas[4] y el organismo dispone de una línea de crédito que no les exige a los deudores llevar a cabo reformas económicas no populares,[4] como la reducción del gasto fiscal, aunque sólo algunos países califican para ese tipo de crédito.[4] Para los otros países, el fondo obligará a que se reduzcan los gastos fiscales o se eleven las tasas de interés aunque se tratará de proteger los programas para los más pobres.[4]

En marzo de 2008 las acciones con derecho a voto de los países en desarrollo en el FMI crecieron 5,4 puntos porcentuales. Para Brasil eso significa un 1,7 %. La participación de China es de 3,8 %. Estos aumentos marginales aún no entran en efecto.[5] Durante la reunión del FMI en abril, los países le encargaron la misión de combatir la actual recesión global e impedir que se produzcan nuevas recesiones.[4] Para esto último, está llevando a cabo una prueba del sistema de advertencia temprana, dando advertencias y dictando políticas a los países de manera privada.[4]

El 5 de septiembre de 2011 la directora Christine Lagarde advierte del riesgo inminente de una recesión global, arrastrando ese mismo día a las bolsas a graves caídas por todo el mundo.[6] El fondo monetario se incrementó con la crisis internacional de 1936

Reformas[editar]

  • Modernizar la condicionalidad: las condiciones de los préstamos serán de objetivos precisos y los criterios de ejecución estructural se eliminarán de todos los programas.[7]
  • Línea de Crédito Flexible: para países con fundamentos políticos y económicos sólidos. No están sujetos a los objetivos de políticas acordados por el país. Sus plazos de reembolso serán de 3 años y un cuatrimestre a 5 años, serán renovables y se podrá usar para la balanza de pagos y contingentes.[7]
  • Fortalecer los acuerdos stand-by: con mayor flexibilidad.[7]
  • Duplicación de los límites del acceso al financiamiento: los nuevos límites anual y acumulativo de acceso al financiamiento no concesionario del FMI son de 200 % y 600 % de la cuota, respectivamente.[7]
  • Simplificar los costos y vencimientos[7]
  • Simplificar los servicios: se eliminarán los servicios poco usados que serán incluidos en las LCF (líneas de crédito flexible).[7]
  • Reforma de los servicios para los países de bajo ingresos.[7]

Principales intervenciones del FMI[editar]

Críticas a la acción del FMI[editar]

Sin embargo, sus políticas (especialmente, los condicionamientos que impone a los países en vías de desarrollo para el pago de su deuda o en otorgar nuevos préstamos) han sido severamente cuestionadas como causantes de regresiones en la distribución del ingreso y perjuicios a las políticas sociales. Algunas de las críticas más intensas han partido de Joseph Stiglitz, economista jefe del Banco Mundial de 1997 a 2000 y Premio Nobel de Economía 2001.[8]

Algunas de las políticas criticadas son:

  • Saneamiento del presupuesto público a expensas del gasto social. El FMI apunta que el Estado no debe otorgar subsidios o asumir gastos de grupos que pueden pagar por sus prestaciones, aunque en la práctica esto resulte en la disminución de los servicios sociales a los sectores que no están en condiciones de pagarlos.
  • Generación de superávit primario suficiente para cubrir los compromisos de deuda externa.
  • Eliminación de subsidios, tanto en la actividad productiva como en los servicios sociales, junto con la reducción de los aranceles.
  • Reestructuración del sistema impositivo. Con el fin de incrementar la recaudación fiscal, ha impulsado generalmente la implantación de impuestos regresivos de fácil percepción (como el Impuesto al Valor Agregado)
  • Eliminación de barreras cambiarias. El FMI en este punto es partidario de la libre flotación de las divisas y de un mercado abierto.
  • Implementación de una estructura de libre mercado en prácticamente todos los sectores de bienes y servicios, sin intervención del Estado, que sólo debe asumir un rol regulador cuando se requiera.
  • El concepto de servicios, en la interpretación del FMI, se extiende hasta incluir áreas que tradicionalmente se interpretan como estructuras de aseguramiento de derechos fundamentales, como la educación, la salud o la previsión social.
  • Políticas de flexibilidad laboral, entendido como la liberalización del mercado de trabajo.

Estos puntos fueron centrales en las negociaciones del FMI en Latinoamérica como condicionantes al acceso de los países de la región al crédito, en los años ochenta. Se argumenta que provocaron una desaceleración de la industrialización, o desindustrialización en la mayoría de los casos. Las recesiones en varios países latinoamericanos a fines de los años noventa y crisis financieras como la de Argentina a finales de 2001, son presentadas como ejemplos del fracaso de las "recetas" del Fondo Monetario Internacional, por cuanto esos países determinaron su política económica sobre la base de recomendaciones del organismo.

Análisis insuficiente y falta de métodos de supervisión[editar]

Un informe independiente elaborado por un equipo de la Oficina de Evaluación Independiente del FMI '(OIE) para el período (2004-2007), que precedió a la crisis económica de 2008 [9] señaló la incapacidad del FMI de prever la crisis durante estos años. El informe señala que durante este período "el mensaje repetido constantemente era el de un optimismo permanente" y el FMI compartía la idea extendida de que "una crisis grave de los principales países industrializados era poco probable". Hasta los primeros momentos de la crisis e incluso en abril de 2007, "el mensaje del FMI ... presentaba un entorno económico internacional favorable". El FMI había prestado poca atención al deterioro de los balances de los sectores financieros, los posibles vínculos entre la política monetaria y los desequilibrios mundiales y la expansión del crédito. El FMI no había visto los principales componentes subyacentes de la crisis en gestación. El presidente ruso Vladímir Putin también ha destacado este problema, pidiendo una reforma del FMI para que sea más rápido en la toma de decisiones efectivas en un entorno financiero muy cambiante rápidamente.[10]

En Estados Unidos, el FMI no analizó la degradación de las reglas para la concesión de hipotecas, ni el riesgo de esta situación para las instituciones financieras y "se mantuvo optimista sobre la propensión a la titulización para diluir los riesgos". En febrero de 2006, el "Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF) que trataba sobre el Reino Unido afirma que "las carteras de préstamos hipotecarios de los bancos no parecen representar una fuente importante de vulnerabilidad directa". En cuanto a Islandia, en donde el crecimiento del sector bancario aumentó del 100 % al 1 000 % del PIB en 2003, la supervisión del FMI "ha fallado notoriamente al no señalar los peligros de un sistema bancario sobredimensionado". En 2007, los informes del FMI afirman que "las perspectivas a medio plazo de Islandia siguen siendo envidiables". El FMI saludaba las "innovaciones financieras" y recomendaba a otros países avanzados el uso de los mismos métodos que los Estados Unidos y el Reino Unido. En este contexto, el FMI criticaba en 2006 a Alemania y a Canadá. Para este último país, declaraba que "las tímidas estrategias" del sistema bancario de Canadá ofrecían rendimientos de los activos mucho más bajos que en los Estados Unidos". Los consejos del FMI a estos países se centraban específicamente en contra de las "barreras estructurales, algunas de las cuales han ayudado a proteger a estos países de los factores que desencadenaron la crisis".[11]

Si el informe de primavera del 2008 "sobre la estabilidad financiera en el mundo" (GFSR), informaba de que las principales instituciones financieras podrían tener problemas de solvencia en el verano de 2008, el FMI "afirmaba con énfasis que la crisis estaba bajo control". En mayo de 2008, en Bruselas, Dominique Strauss-Kahn dijo sobre el sector financiero que "las peores noticias las hemos dejado atrás".[12]

El informe de la OIE explica la incapacidad del FMI para identificar los riesgos y dar avisos mediante varios factores:

  • Métodos de análisis incompletos y un "alto grado de pensamiento doctrinario"
  • El punto de vista predominante de que "la autorregulación de los mercado sería suficiente para eliminar cualquier problema importante de las instituciones financieras"
  • Insuficiente vinculación entre el análisis macroeconómico y el del sector financiero
  • Lagunas en la gobernanza interna

Critica sobre las condicionalidades llamadas de ajuste estructural[editar]

Los críticos del FMI piensan que las condiciones negociadas con el FMI, una entidad internacional, en forma de planes de ajuste estructural limitan la soberanía de las economías de las naciones ayudadas al dirigir ciertos aspectos de la política del Estado en cuestión.

Critican también el impacto de estos planes sobre la economía. Desde su punto de vista, la reducción de salarios disminuye el poder adquisitivo nominal, y la privatización de las empresas públicas reduce la capacidad de intervención del Estado. Además, el aumento de las importaciones suele poner en dificultades las economías locales de los sistemas de producción tradicionales.

La supresión de programas de salud pública resulta también en un aumento de enfermedades como las infecciones por sida o la tuberculosis, lo que ha resultado en mayor número de muertos, y también aumentos de los costes de la sanidad para hacer frente a estos nuevos enfermos y empeoramiento de la economía por estos costos adicionales, pérdida de mano de obra, bajas laborales.

El FMI y Libia[editar]

El 18 de noviembre de 2008, el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, resume su reunión con Muamar el Gadafi: "los encuentros que hemos mantenido son muestra de nuestro punto de vista común sobre las realizaciones de Libia y sobre los principales desafíos a los que se enfrenta. Las reformas ambiciosas de los últimos años han producido un fuerte crecimiento […]. El reto principal es mantener el ritmo de las reformas en curso con vistas a reducir el tamaño del Estado".[13]

Este análisis económico se confirmó seis días después del comienzo de las revueltas en Bengasi que significan el comienzo de la Guerra de Libia el 15 de febrero de 2011. Un informe del FMI alaba la buena gestión económica de la Libia del coronel Gadafi, le anima a "continuar mejorando la economía", mencionando su "ambicioso programa de reformas".[14]

Informes del FMI[editar]

2013 - Confiscación de ahorros privados para reducir la deuda en los países ricos[editar]

En un documento de trabajo de 2013,[15] de los autores Carmen M. Reinhart y Kenneth S. Rogoff se plantea la necesidad de la condonación de las deudas públicas -deudas soberanas- además de la expropiación de una parte de los ahorros privados de los particulares y familias con el objetivo de reducir la deuda pública de los países desarrollados -básicamente los países de Europa, Japón y Estados Unidos-. El FMI ya indicó en octubre de 2013 [16] de la posibilidad de establecer un corralito y la consiguiente confiscación de ahorros privados en hasta un 10 % del patrimonio familiar con el objeto de reducir la deuda pública a cifras de 2007 -anteriores a la crisis financiera de 2008 y la posterior gran recesión.[17]

Servicios financieros del FMI[editar]

Los acuerdos de derecho de giro forman el núcleo de la política de crédito del FMI. Un acuerdo de derecho de giro ofrece la seguridad al país miembro de que podrá girar hasta una determinada cantidad, habitualmente durante un período de 12 a 18 meses, para hacer frente a un problema de balanza de pagos a corto plazo.

Servicio ampliado del FMI. El apoyo del FMI a un país miembro al amparo del servicio ampliado del FMI ofrece la seguridad de que el país miembro podrá girar hasta una determinada cantidad, habitualmente durante un período de tres a cuatro años, para ayudar a solucionar problemas económicos de tipo estructural que estén causando graves deficiencias en la balanza de pagos.

Servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (reemplazó al servicio reforzado de ajuste estructural en noviembre de 1999).Un servicio en el que se cobran tasas de interés bajas para ayudar a los países miembros más pobres que enfrentan problemas persistentes de balanza de pagos (véase en la página 46 “Nuevo enfoque para reducir la pobreza”). El costo que pagan los prestatarios está subvencionado con los recursos obtenidos de la venta de oro propiedad del FMI, más préstamos y donaciones que los países miembros conceden al FMI con ese fin.

Servicio de complementación de reservas. Ofrece a los países miembros financiamiento adicional a corto plazo si experimentan dificultades excepcionales de balanza de pagos debido a una pérdida súbita y amenazadora de confianza del mercado que conduzca a una salida de capital. La tasa de interés para los préstamos en virtud de este servicio entraña un recargo sobre el nivel habitual del crédito del FMI.

Asistencia de emergencia. Ventanilla abierta en 1962 para ayudar a los países miembros a superar los problemas de balanza de pagos debidos a catástrofes naturales repentinas e imprevisibles; el servicio se amplió en 1995 para tener en cuenta ciertas situaciones surgidas en un país miembro tras un conflicto que haya alterado su capacidad institucional y administrativa.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Convenio consititutivo del FMI.
  2. «[http://www.imf.org/external/pubs/ft/ar/2010/eng/pdf/a4.pdf Appendix IV Executive Directors and voting power]» (30 de abril de 2 010). Consultado el 19 de mayo de 2 011 autor= FMI.
  3. Bob Davis (3 de abril de 2 009). «El FMI resulta el gran triunfador de la cumbre». The Wall Street Journal. Consultado el 7 de abril de 2009.
  4. a b c d e f Bob Davis (27 de abril de 2.009). «Junto con nuevos recursos, el FMI asume mayores riesgos políticos». The Wall Street Journal. Consultado el 30 de abril de 2009.
  5. Bob Davis (27 de abril de 2 009). «Los países BRIC buscan más influencia». The Wall Street Journal. Consultado el 30 de abril de 2009.
  6. http://www.20minutos.es/noticia/1149285/0/Europa-recesion/bolsa/prima-riesgo/
  7. a b c d e f g «El FMI reestructura sus mecanismos de crédito para ayudar a los países a afrontar la crisis». Boletín Digital del FMI. 2009. http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/survey/so/2009/new032409as.pdf. 
  8. Véase especialmente El malestar en la globalización, Taurus, Madrid, 2002. ISBN 978-84-306-0478-4
  9. Desempeño del FMI durante el período previo a la crisis financiera y económica: La supervisión del FMI entre 2004-07. Oficina de Evaluación Independiente del FMI. Ruben Lamdany y Nancy Wagner, 10 de enero de 2011
  10. http://french.ruvr.ru/2013_06_14/Pour-Poutine-l-efficacite-et-la-transparence-sont-les-facteurs-cles-de-la-croissance-economique-mondiale-9059/
  11. Rapport dévaluation de l'IEO (Independent Evaluation Office du FMI)
  12. FMI - Le mea culpa de DSK. Le Point, 9 février 2011
  13. http://www.imf.org/external/french/np/sec/pr/2008/pr08290f.htm
  14. (en inglés) rapport du FMI
  15. "Financial and Sovereign Debt Crises: Some Lessons Learned and Those Forgotten" , Working Paper No. 13/266.
  16. Fiscal Monitor, October 2013, World Economic and Financial Surveys, IMF.
  17. El FMI insiste en la posible confiscación de ahorro privado para reducir deuda pública, LibreMercado 8/1/2014

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 38°54′00″N 77°2′39″O / 38.90000, -77.04417