Superpotencia internacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los EE.UU. y la URSS fueron las dos superpotencias visibles durante la Guerra Fría. En la imagen, se observa a Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev en 1985. Después de la disolución de la Unión Soviética, los Estados Unidos se volvió la única superpotencia verdaderamente hegemónica.

Una superpotencia es un Estado con una posición dominante o predominante en el sistema internacional, y con la habilidad y los medios para tener influencia en eventos y en proyectos de poder a escala global (fundamentalmente a manera de proteger sus propios intereses y los de sus aliados más cercanos); es considerado que una superpotencia está un paso delante del resto de las grandes potencias.[1]

Alice Lyman Miller, quien es Profesor de Asuntos de Seguridad Nacional ("National Security Affairs") en la Escuela Naval de Posgrado, define una superpotencia como "un país que tiene la capacidad para proyectar poder dominante e influenciar alrededor de todo el mundo, y algunas veces, en más de una región a la vez, por lo que parecería verosímil que consiga el estatus de hegemonía global."[2] [3] Fue un término aplicado en 1944 hacia los Estados Unidos, la Unión Soviética y el Imperio Británico. Después de la Segunda Guerra Mundial, el Imperio Británico se convirtió en la Commonwealth y sus territorios se volvieron independientes, seguido a esto la Unión Soviética y los Estados Unidos se les proclamó como las dos únicas superpotencias, que entraron en un conflicto indirecto creando el periodo de la llamada Guerra Fría.

Una hiperpotencia es un estado mucho más fuerte que cualquiera de sus potenciales rivales que domina todos los otros estados en todas las esferas de la actividad. Desde el fin de la Guerra Fría, los Estados Unidos han sido considerados por algunos como la única superpotencia. Por ello muchos la llaman hiperpotencia, para así resaltar un orden mundial diferente al de las grandes potencias del siglo XIX y principios del siglo XX, y diferente del equilibrio de poderío del período de la guerra fría.

Origen del término hiperpotencia[editar]

El término hiperpotencia[4] fue acuñado en 1990 por el ministro de relaciones exteriores de Francia, Hubert Védrine, para describir el nuevo rol de los Estados Unidos, y explicar que se había remplazado el dominio y la hegemonía en las relaciones internacionales de las grandes potencias.

Después de la Guerra Fría es considerado por lo general que los Estados Unidos es el único país que cumple los criterios de esta definición (mundo unipolar).[5] Sin embargo, existe un debate en relación a si es una verdadera hegemonía, o si la superpotencia está rápidamente perdiendo este estatus para así dar paso a un mundo multipolar.[6] China, la Unión Europea, la India, así como Brasil y Rusia, también se cree que tienen la capacidad de alcanzar el estatus de superpotencia en algún momento del siglo XXI.[7] Otros dudan de la existencia de superpotencias desde la era siguiente a la Guerra Fría, con la premisa de que el complejo mercado global y el incremento de interdependencia entre las naciones, ha hecho que el concepto de superpotencia sea algo del pasado, señalando que el mundo actual ya es multipolar.[8] [9] [10] [11]

Orígenes del término superpotencia[editar]

Mapa del mundo en 1945. Según William T.R. Fox, los Estados Unidos, la Unión Soviética, y también el Imperio Británico/Mancomunidad de Naciones (verde claro), eran entonces las superpotencias.

Artículo principal: Evolución del concepto de « superpotencia ».

El término superpotencia, en su significado político actual, fue originalmente acuñado por el neerlandés naturalizado estadounidense y geoestratega Nicholas Spykman, en una serie de notas en 1943 sobre las figuras potenciales de un nuevo orden mundial de postguerra. Esto llevó a plantear en el libro The Geography of the Peace (“la Geografía de la Paz”), que la supremacía mundial no-marítima del Reino Unido y Estados Unidos, eran esenciales para la paz y la prosperidad en el mundo.

Un año después, William Thornton Rickert Fox,[12] un profesor de política exterior estadounidense, elabora sobre el concepto en el libro Las superpotencias: los Estados Unidos, la Gran Bretaña y la Unión Soviética // La responsabilidad de la paz -1944- (The Superpowers: The United States, Britain and the Soviet Union // Their Responsibility for Peace -1944-), donde habla del alcance mundial de una super-nación.[13] Allí, Fox utilizó la palabra superpotencia para identificar una nueva categoría de potencia, capaz de ocupar el estatus más alto en un mundo en el que, la guerra demostró entonces que los estados podrían desafiarse y luchar entre sí a escala mundial. Según él, había (en ese momento), tres estados que eran verdaderas superpotencias: el Imperio Británico, los Estados Unidos y la Unión Soviética. El Imperio Británico fue uno de los más extensos imperios en la historia del mundo, considerado como el gran poder, ya que sobre todo por 1921, gobernaba en más del 25% de la población del mundo[14] y controlaba o influía fuertemente en el 25% del total del área terrestre,[15] mientras que Estados Unidos y la Unión Soviética crecieron notablemente en poder durante la Segunda Guerra Mundial y con posterioridad a ella.

Profundizando los orígenes del concepto[editar]

Los dirigentes de las « superpotencias » en la Conferencia de Yalta: Churchill, Roosevelt, y Stalin.

El término « superpotencia» surgió inicialmente en el dominio político, ya que la palabra se usó por la primera vez en 1926, en relación a la interconexión de sistemas de producción de electricidad.

En su significado político moderno, el término fue nuevamente utilizado por el neerlandes-americano y geoestratega Nicholas Spykman, en una serie de notas en 1943 sobre las figuras potenciales de un nuevo orden mundial de postguerra. Esto llevó a plantear en el libro "The Geography of the Peace" (“la Geografía de la Paz”), que la supremacía mundial de tipo no-marítimo del Reino Unido y Estados Unidos, eran esenciales para la paz y la prosperidad en el mundo.

En 1944, se volvió a usar este vocablo en la obra de W.T.R. Fox titulada "Las Superpotencias" ("The Super-Powers"). En aquella oportunidad, el subtítulo del libro donde se la utilizó era "Los Estados Unidos, la Gran Bretaña y la Unión soviética", asimilándose por tanto la noción de « superperpotencia» a las tres naciones mencionadas, las que un año más tarde irían a negociar la suerte del mundo en la ciudad de Yalta, en Crimea (Ucrania) y a orillas del Mar Negro.

Preeminencia conjunta de los Estados Unidos y de la Unión soviética[editar]

En 1980, W.T.R. Fox[16] se interrogó sobre la razón que lo llevó a incluir a Gran Bretaña en su libro de 1944,[17] pues cierto consenso se había formado en el sentido que ya en esos tiempos, solamente los Estados Unidos y la Unión Soviética podían realmente ser calificados como « potencias de primera línea». Lo central para esta inclusión, sin duda fue la idea que prevalecía todavía en 1944, sobre que Europa, y en particular Gran Bretaña (galardonada por su victoria contra Alemania y con su inclusión en la "Conferencia de Yalta"[18] ), continuaba siendo parte del corazón del mundo, y además fue que el Imperio británico surgía aún fuerte y estable, dando así de hecho al Reino Unido una inmensa importancia estratégica y geopolítica.

Luego, fue sin duda la irrupción del arma atómica en 1945, lo que hizo evolucionar el concepto de « superpotencia» hacia « la capacidad de destrucción del planeta a través de la guerra nuclear» ("the ability to wreak global destruction through nuclear warfare"), y lo que así estableció y consolidó la preeminencia de los dos gigantes con capacidad atómica, en momentos en los que el Imperio Británico perdía puntos, pedía magnificencia, perdía capacidad de intervención (referencia: Paul Dukes, The superpowers: a short history, Routledge, 2000, ISBN 9780415230421, páginas 85-86).

Mundo Unipolar: Estados Unidos por un tiempo la única superpotencia[editar]

Después de la desaparición, en 1991, del llamado Telón de Acero (o Cortina de Hierro),[19] y después de la disolución de la Unión soviética, incontestablemente los Estados Unidos quedaron como la principal y única gran potencia hegemónica en el mundo.[20]

Entre otras cosas y como muestra de la idiosincrasia de esos días, cabe destacar que después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la Casa Blanca hizo una muy singular declaración, afirmando la necesidad de una respuesta, e indicando que las leyes internacionales no serían en ningún caso una restricción que limitara fuertemente a la única superpotencia mundial en ese tiempo.[21] Ese es el espíritu con el que se valora a un mundo unipolar: la fuerza hegemónica puede hacer valer sus razones, y nadie puede oponer verdaderas trabas para impedirlo.

Hacia un mundo multipolar: Otros países en carrera por la hegemonía mundial[editar]

Por un tiempo y fundamentalmente durante los años 1990, los Estados Unidos fueron realmente la única potencia mundial hegemónica, en los distintos aspectos que este concepto comporta: lo económico, lo militar, lo político, lo diplomático, lo cultural, lo tecnológico.

Durante esos años, sólo Japón estuvo a la altura como para tal vez disputar algún día esta hegemonía[22] (al menos sobre el plano económico).

Pero ya en el comienzo de este siglo, China surgió con fuerza como otro país susceptible de poder desafiar el poderío estadounidense.[22]

Y en el horizonte, en este sentido también despuntó Europa, gracias a su consagrada unión política y monetaria.

Aplicaciones[editar]

El término superpotencia fue usado para describir naciones con un poder mayor al estatus de gran poder a principios de 1944, pero sólo ganó significancia después de la Segunda Guerra Mundial con relación a la Unión Soviética y los Estados Unidos. Han existido intentos de aplicar el término retrospectivamente, y algunas pocas veces, a una variedad de entidades pasadas como el Antiguo Egipto,[23] China Antigua, India Antigua, Grecia Antigua,[cita requerida] el Imperio Azteca, el Imperio inca,[cita requerida] el Imperio persa, el Imperio otomano,[cita requerida] el Imperio romano,[24] [25] el Imperio mongol,[cita requerida] el Imperio portugués,[cita requerida] el Imperio español,[26] [27] la hegemonía holandesa, y el Imperio Británico. El reconocimiento de estos viejos estados por historiadores como superpotencias de aquella época, puede ser causa de rasgos exhibidos por aquellos; por ejemplo, en su máximo esplendor, el Imperio Británico fue el más grande que jamás haya visto el mundo, con el 25% de la población mundial de la época, y extendiendo su influencia a lo largo y ancho del planeta.

Características[editar]

Dispositivos y material de guerra como los encontrados en el portaaviones "Nimitz" de la US Navy, son muchas veces buena representación del poderio militar que un país con categoría de "superpotencia", para así demostrar eficazmente su influencia en cualquier parte del mundo.[2]

Los criterios asociados con el concepto de superpotencia, no están muy claramente definidos[28] y, en consecuencia, pueden existir diferencias entre las fuentes.

Según Lyman Miller, "los componentes básicos del estatus de superpotencia pueden ser medidos a lo largo de cuatro ejes de poder: militar, económico, político, y cultural (o lo que en ciencias políticas Joseph Nye ha llamado "Poder blando").

The New York Stock Exchange. El Poder económico de carácter mundial, demostrado al tener un gran PIB nominal per cápita, así como la posibilidad de influenciar la economía internacional con una moneda de reserva, son factores importantes en la proyección del gran poder y estatus de una superpotencia.

En opinión de Kim Richard Nossal de la Universidad de Queen, "en general este término se utiliza para significar una comunidad política que ocupa un territorio de tamaño continental, y con una considerable población (al menos en relación a otras grandes potencias); y además, con una superior capacidad económica, incluyendo suministros abundantes de alimentos y de recursos naturales, para así tener un alto grado de no-dependencia en las relaciones internacionales; y además (y tal vez lo más importante), también una bien desarrollada capacidad nuclear (en su caso, normalmente definida como capacidad de ataque de segunda)".[5]

El supervisor de la anterior Seguridad Nacional de India Jyotindra Nath Dixit, también señaló las características más importantes que deberían tener las superpotencias. En su opinión, "en primer lugar, el estado o la nación de que se trate debe tener un territorio importante y una población importante; en segundo lugar, el estado debe tener un alto nivel de cohesión interna, claro y estable sentido de identidad nacional, y una administración fuerte que impulse arreglos jurídicos e institucionales; y en tercer lugar, el estado en cuestión debe ser económicamente estable y debe estar dotado de seguridad alimentaria y de buenos recursos naturales, en particular los recursos energéticos y de infraestructura en términos de recursos minerales y metales; este estado también debe tener una base industrial fuerte, respaldada por buena capacidad productiva y tecnológica; y también, el estado en cuestión debe tener buena capacidad militar, en particular disponiendo de armas nucleares y de misiles, con capacidad al menos comparable, o de niveles más altos que otros países también fuertes en esta materia."[29]

En opinión del profesor Paul Dukes, "debe ser una superpotencia capaz de llevar a cabo una estrategia global, incluida la posibilidad de destruir el mundo; además, debe tener capacidad de guiar su gran potencial económico para ser influyente, y de impulsar algún tipo de ideología universal o trascendente". Por cierto, "muchos son quienes podrían hacer modificaciones de algún tipo a esta definición básica".[30]

Y según el profesor Junio Teufel Dreyer, "debe ser una superpotencia capaz de proyectar su poder blando y duro, a nivel mundial".[31]

Superpotencias extintas[editar]

A lo largo de la Historia, gracias a los esfuerzos comunes de un ente social, siempre ha habido un país que supo destacarse en el plano internacional y en su respectivo momento:

  • Asiria: tuvo su época de esplendor en la que transformó sus dominios a partir del siglo VIII a. C., bajo el reinado de los sargónidas, conquistando Siria, Fenicia, Palestina, Egipto, Babilonia y el sur de la Mesopotamia, trasladando su capital a Nínive.
  • Imperio helenístico: su rey Alejandro Magno constituyó un imperio de proporciones helénicas, al conquistar Siria, Palestina y Egipto y cambiar la faz del mundo conocido al tomar Persia. Los grandes centros de la cultura helenistica fueron Alejandria y Antioquia, las capitales del Egipto ptolemaico y de la Siria seleucida respectivamente
  • Imperio romano: abarcaba tres continentes: sur y oeste de Europa, el oeste de Asia y el norte de África. La primera unidad cultural europea fue justamente el Imperio Romano, que unificó a Europa como continente, hasta entonces disgregada.
  • Imperio español: fue la serie de territorios de España y de sus dinastías reinantes durante la Edad Moderna en adelante. Debido a la gran extensión de estos territorios, se precisó una organización política para administrarlos, y fuerza militar contra los actos de rebelión.
  • Francia: durante el siglo XVIII intentó imponerse a las demás naciones del continente y constituyó el más claro ejemplo de las monarquías absolutas. En esta época surgió la Ilustración, en contra del despotismo político y social de entonces.
  • Imperio británico: el mayor imperio de la Historia, desde sus inicios como Estado, Inglaterra comenzó a dominar política y culturalmente en el archipiélago británico y el impulso colonial de este (se remontó al siglo XVII) estuvo presente en todos los seis continentes del planeta.
  • Unión Soviética: país fundado por Vladimir Lenin; durante el siglo XX logró derrotar a la Alemania Hitleriana, hacerse con los territorios que está conquistó y establecer Estados satélites bajo órbita comunista, se enfrentó a Estados Unidos en una guerra ideológica, la Guerra Fría.

Guerra Fría[editar]

Mapa del mundo en Guerra Fría en 1959, en tonos de rojo la URSS y su demás aliados comunistas, y en tonos de azul y verdoso la OTAN y su aliados capitalistas.
Mapa del mundo en Guerra Fría en 1980, en tonos de rojo los aliados de la URSS y otros países comunistas, y en tonos de azul la OTAN y su aliados capitalistas; los puntos rojos significan guerrillas comunistas y los puntos azules guerrillas anti-comunistas.

La Crisis de Suez en 1956, sugirió que la Gran Bretaña, financieramente debilitada por dos guerras mundiales, no podría continuar con sus objetivos de política exterior, en igualdad de condiciones con las nuevas superpotencias, y por ejemplo sin sacrificar conversión de moneda de reserva.[32]

Como la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial pasó lejos de sus fronteras nacionales, los Estados Unidos no sufrieron destrucción industrial, y tampoco masiva baja de civiles en tiempos de guerra, lo que sí aconteció en países de Europa y de Asia. La guerra reforzó pues la posición de los Estados Unidos, como el más grande prestador del mundo a largo plazo, y como el principal proveedor de bienes. Además, ese país había ya creado una fuerte infraestructura industrial y tecnológica, que permitió impulsar un avance enorme en su fuerza militar hacia una posición privilegiada a nivel mundial.[cita requerida]

A pesar de los intentos de crear coaliciones multinacionales y órganos legislativos (como la Organización de las Naciones Unidas), o crear organizaciones totalmente apolíticas e independientes de ambos bandos (como la Organización de Países No-Alineados), se hizo cada vez más claro que las superpotencias tenían visiones muy diferentes sobre lo que el mundo de la posguerra debería tener y ser. Luego, con la retirada de las ayudas de Gran Bretaña a Grecia en 1947, los Estados Unidos debieron tomar la iniciativa en la contención de la expansión soviética durante la Guerra Fría, mediante medidas de carácter económico y militar.[33]

Mapa del mundo en la actualidad con los actuales países de la OTAN (en azul), sus aliados, y países con tratados de paz.

Estos dos gigantes estuvieron enfrentados ideológica, política, militar, y económicamente. La Unión Soviética promovió la ideología del comunismo en lo económico y en lo político, mientras que los Estados Unidos promovieron la ideología de la democracia liberal en lo político, y el capitalismo en lo económico. En lo militar, esto se reflejó en el Pacto de Varsovia y la OTAN (alianzas militares), y en lo comercial se encausó en el COMECON y en la OMC (acuerdos comerciales). Ante esta situación, Europa se dividió, alineándose en uno o en otro bando (o bien con los Estados Unidos o bien con la Unión Soviética). Estas alianzas implícitas o explícitas con una de estas dos naciones, hicieron surgir un nuevo mundo bipolar (en contraste con un mundo multipolar anteriormente existente), y en los hechos demostraron cómo una superpotencia también en caso de ser necesario, recurriría a una política beligerante si se veían amenazados sus intereses económicos o políticos.[cita requerida]

La Unión Soviética y los Estados Unidos cumplieron con los criterios asociados con el concepto de superpotencia en las maneras que se indican.

Flag of the Soviet Union.svg URSS Flag of the United States.svg EUA
Política Fuerte estado socialista. Puesto permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Sólidos vínculos con Europa oriental y el mundo en desarrollo. Fuertes vínculos con los movimientos anti-colonialistas y con los partidos laboristas, socialistas y comunistas. Fuerte estado capitalista con una democracia liberal. Puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU más dos aliados con escaños permanentes. Fuertes lazos con Europa occidental, América Latina, Commonwealth británica, y varios países de Asia oriental.
Geográfica País más grande del mundo, con una superficie de 22,27 millones de km²[34] Cuarto país más grande del mundo, con una superficie de aproximadamente 9,37 millones de km².[35]
Cultural Ejerce influencia a través de los gobiernos comunistas y los gobiernos populares de izquierda, así como a través de organizaciones de todo el mundo. Rico patrimonio cultural en torno a la música clásica y juvenil, ballet, literatura, teatro, ajedrez, deporte. [cita requerida] Ejerce influencia mediante el apoyo a dictaduras de extrema derecha, tanto en países subdesarrollados como en países desarrollados. [cita requerida] Ejercen bastante influencia en cuanto a música, televisión, películas propagandísticas, y moda. [cita requerida]
Militar Presencia de tierra - Las fuerzas armadas más grandes del mundo y una de las dos mayores fuerzas aéreas del mundo. Una de las más fuertes armadas del mundo. El arsenal más grande del mundo de armas nucleares para la segunda mitad de la Guerra Fría. Rigurosidad y fortaleza de la red Global de inteligencia (KGB). Aliados en Europa oriental (Pacto de Varsovia). Esencialmente bases militares-navales avanzadas con el más alto gasto militar en el mundo.[36] Marina más grande del mundo con mayor número de portaaviones, y con bases de todo el mundo, en particular un “anillo” incompleto bordeando el Pacto de Varsovia hacia el Oeste, Sur, y Oriente. Arsenal nuclear más grande del mundo durante la primera mitad de la Guerra Fría. Uno de los mayores ejércitos del mundo. Una de las dos mayores fuerzas aéreas del mundo. Poderosos aliados militares en Europa occidental (OTAN) con su propia capacidad nuclear.
Económica Segunda economía más grande del mundo. Enormes recursos minerales y de energía, y grandes zonas agrícolas. En gran medida autosuficiente. Marxista, la teoría económica se basa principalmente en la producción: la producción industrial centralizada, y dirigida por los órganos estatales. Aliados en todo el mundo (CAME) Economía más grande del mundo, con grandes recursos minerales, recursos energéticos, metales, y madera. Gran modernización de la agricultura y la industria, y muy buena base industrial. El dólar estadounidense es la moneda de reserva dominante en el mundo, a través del Acuerdo de Bretton Woods. Occidental, la teoría económica, basada en la oferta y la demanda: la producción determinada por las necesidades de los clientes. Aliado de las principales economías (G7).
Demográfica Tenía una población de 286,7 millones en 1989, en ese momento la tercera más grande en nuestro planeta detrás de China e India.[34] Tenía una población de 248,7 millones en 1990, en ese momento la cuarta más grande en el planeta.[37]

La idea de que el período de la Guerra Fría giró en torno a sólo dos bloques, o incluso sólo a dos naciones, ha sido cuestionada por algunos especialistas en la actualidad, que han señalado que el mundo bipolar sólo existe cuando uno ignora todos los diversos movimientos y los conflictos que se producen sin la influencia de cualquiera de las dos superpotencias.[cita requerida] Además, gran parte del conflicto entre las superpotencias se libró en "guerras", que con más frecuencia no involucraba las cuestiones más complejas estándares de la oposición de la Guerra Fría.[cita requerida]

Otros teóricos de Relaciones Internacionales, como Henry Kissinger, que teoriza diciendo que dado que la amenaza de la Unión Soviética ya no existe, las regiones de dominación americana, como Japón y Europa occidental, tienen una influencia de Estados Unidos que está disminuyendo fuertemente desde el final de la guerra fría, debido a que estas regiones ya no tienen necesidad de protección, o necesariamente política exterior similar a la de los Estados Unidos.[38]

Post Guerra Fría[editar]

Entre 1945 y 1989, la guerra fría dividió al mundo en dos semiesferas de influencia, los Estados Unidos y la Unión Soviética. Estos dos países fueron considerados como las superpotencias. Después de que la Unión Soviética se desintegró a principios de 1990, USA quedó como la única superpotencia restante de la Guerra Fría.[5] [39] El término superpotencia, acuñado por el Ministro francés de Asuntos Exteriores Hubert Védrine en el decenio de 1990, es objeto de controversia y la validez de la clasificación de los Estados Unidos de esta forma es objeto de controversia. Una notable oponente con esta teoría, Samuel P. Huntington, rechaza la misma a favor de un mundo multipolar con equilibrio de poder. La desintegración de la Unión Soviética dejó a los Estados Unidos con el estatus de la única superpotencia; sin embargo, Estados Unidos ya había logrado imponerse tanto con la llegada a la Luna como con la rápida expansión del capitalismo.

Estados Unidos (1991 a la actualidad)[editar]

Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991 así poniendo fin a la Guerra Fría, el mundo se volvió unipolar.[40] [41] El mundo de la posguerra fría es pues un mundo unipolar, con los Estados Unidos como única superpotencia superviviente.[42]

En palabras de Samuel P. Huntington, "Los Estados Unidos, por supuesto, es el único estado con preeminencia en todos los ámbitos del poder - económico, militar, diplomático, ideológico, tecnológico, y cultural - con el alcance y las capacidades para promover sus intereses en casi todas partes del mundo".

Superpotencias emergentes[editar]

Académicos y otros observadores cualificados, con alguna frecuencia identifican posibles superpotencias que tienen una fuerte probabilidad de ser reconocidas como hegemónicas en el siglo XXI. Estas predicciones no siempre han dado en el blanco. Por ejemplo, en el decenio de 1980, muchos argumentaron que Japón se convertiría en una superpotencia hegemónica, debido a su gran PIB y su elevado crecimiento económico (predicción que en realidad no se concretó).[43]

Pero debido a su gran población, al aumento de su fuerza militar, a su gran potencial económico, y a su influencia en muchos de los asuntos internacionales, la República Popular de China,[44] [45] [46] la Unión Europea,[47] [48] India,[49] [50] Brasil,[51] [52] [53] y Rusia,[54] [55] [56] se encuentran entre los competidores que son más a menudo citados como con capacidad de influir en el futuro en la política mundial, y con posibilidad de llegar a la situación de una verdadera y plena superpotencia en el siglo XXI. Aunque algunos creen que uno (o varios) de estos países, reemplazará(n) a los Estados Unidos como superpotencia hegemónica, otros creen que dicho país estará a la altura de los rivales, pero que no llegará a ser sustituido por uno o por varios de ellos.[40] Otros también han argumentado que la noción histórica de "superpotencia" será cada vez más anacrónica en el siglo XXI, ya que el aumento de la integración mundial así como la interdependencia, hace que la existencia de una o varias superpotencias sea verdaderamente cada vez más difícil.

Referencias[editar]

  1. «Superpotencia» (en español).
  2. a b www.stanford.edu
  3. Robert Roy Britt. «Will China become the No. 1 Superpower?» (en inglés).
  4. «Estados Unidos: ¿Poder en decadencia o hiperpotencia? Reportaje a Gilbert Achcar» (en español).
  5. a b c «Analyzing American Power in the Post-Cold War Era». Consultado el 28 de febrero de 2007.
  6. Unger J (2008), U.S. no longer superpower, now a besieged global power, scholars say University of Illinois
  7. Waving Goodbye to Hegemony
  8. «The Multipolar World Vs. The Superpower». Consultado el 10 de junio de 2006.
  9. «The Multipolar Unilateralist». Consultado el 10 de junio de 2006.
  10. «No Longer the "Lone" Superpower». Consultado el 11 de junio de 2006.
  11. «The war that may end the age of superpower». Consultado el 11 de junio de 2006.
  12. «William Thornton Rickert Fox» (en inglés).
  13. www.casaasia.es
  14. Angus Maddison. The World Economy: A Millennial Perspective (p. 98, 242). OECD, París, 2001.
  15. To Rule the Earth..., hostkingdom.net, Bibliography, Accessed March 11, 2007
  16. W.T.R. Fox
  17. «Potencia Mundial, la Superpotencia» (en español).
  18. Conferencia de Yalta
  19. Cortina de Hierro
  20. (en inglés) Fraser Cameron, United States foreign policy after the Cold War, Routledge, 2005, página 3.
  21. (en francés) Nils Andersson, Justice internationale et impunité, le cas des États-Unis, Éditions L'Harmattan, 2007, página 57.
  22. a b Colin S. Gray, 1999, p. 126
  23. BBC NEWS | Science/Nature | Glassmakers key to Egypt's status
  24. www.heritage.org
  25. www.blackwellpublishing.com
  26. Kamen, Henry (2003), Spain's Road To Empire: The Making Of A World Power, 1492-1763, Penguin, pp. 640p.
  27. Edwards, John (2005). Isabella: Catholic Queen and Madam of Spain. Tempus Publishing. ISBN 0752433318. 
  28. «Lonely Superpower or Unapologetic Hyperpower? Analyzing American Power in the Post-Cold War Era». Consultado el 28 de febrero de 2007.
  29. www.tribuneindia.com
  30. abe.etailer.dpsl.net
  31. www.fpri.org
  32. Adam Klug and Gregor W. Smith, 'Suez and Sterling', Explorations in Economic History, Vol. 36, No. 3 (July 1999), pp. 181-203.
  33. Robert Frazier, 'Did Britain Start the Cold War? Bevin and the Truman Doctrine', Historical Journal, Vol. 27, No. 3 (Sep., 1984), pp. 715-727.
  34. a b Library of Congress Country Studies
  35. «United States Geography 1989».
  36. [www.globalsecurity.org/military/world/spending.htm]
  37. www.census.gov
  38. Henry Kissinger, Diplomacy, p. 24,26
  39. The World's Sole Superpower, Encyclopaedia Britannica, Accessed March 11, 2007
  40. a b Charles Krauthammer, The Unipolar Moment, Foreign Policy Magazine (1991).
  41. www.gaikoforum.com
  42. Country profile: United States of America, BBC News, Accessed March 11, 2007
  43. time.com 1988 article "Japan From Superrich To Superpower"
  44. US-China Institute :: news & features :: china as a global power
  45. Visions of China, CNN Specials, Accessed March 11, 2007
  46. China reclama su papel de superpotencia. Pekín exige en la conferencia de Múnich protagonismo en el nuevo orden mundial, en El País, 6 de febrero de 2010.
  47. McCormick, John (2007). The European Superpower. Palgrave Macmillan.
  48. Europe: the new superpower by Mark Leonard, Irish Times, Accessed March 11, 2007
  49. India welcomed as new sort of superpower, IHT, Accessed March 11, 2007
  50. India Rising, Newsweek, Accessed March 11, 2007
  51. http://cornellsun.com/section/news/content/2009/11/01/alumna-analyzes-brazil%E2%80%99s-emergence
  52. While the US Looks Eastward Brazil Is Emerging as a Nuclear Superpower
  53. Brazil is becoming an economic and political superpower
  54. Russia: A superpower rises again - CNN.com
  55. Russia on the march - again - Telegraph
  56. Russia in the 21st Century - Cambridge University Press

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]