Cambises II

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cambises II
Gran Rey del Imperio persa
Faraón de la Dinastía XXVII de Egipto
12-manasses-chronicle.jpg
Miniatura 12 de la Sinopsis histórica de Constantino Manasés, siglo XIV: reyes Cambises, Giges y Darío, escaneado del libro Miniaturas de la Crónica de Manasés, Ivan Duichev, "Bulgarski hudojnik" Sofía: Publishing House, 1962.
Predecesor Ciro el Grande (en Persia)
Psamético III (en Egipto)
Sucesor Bardiya/Esmerdis (en Persia y Egipto)
Información personal
Dinastía Teispida
Padre Ciro II el Grande
Fallecimiento 522 a. C.

Cambises II ―llamado en persa کمبوجیه Kambujiya― (muerto en 522 a. C.) fue un rey de Persia entre el 530/529 y el 522 a. C. de la Dinastía teispida, hijo y heredero del fundador del Imperio persa, Ciro II el Grande.

Ascenso al trono[editar]

Cuando Ciro II conquistó Babilonia en el año 539 a. C., Cambises fue el encargado de dirigir las ceremonias religiosas (según cuenta la Crónica de Nabónido), y en el cilindro que contiene la proclamación de Ciro a los babilonios, el nombre de Cambises está ligado al de su padre en las oraciones a Marduk. En una tablilla fechada en el primer año del reinado de Ciro, Cambises es mencionado como rey de Babel; sin embargo su autoridad debió ser efímera, pues hasta el año 530 a. C. Cambises no fue asociado al trono, cuando Ciro partió hacia su última campaña contra los masagetas del Asia Central. Se han hallado numerosas tablillas en Babilonia de este momento de su ascensión y de su primer año de reinado, y donde Ciro es denominado «rey de naciones» (sinónimo de «rey del mundo»).

Tras el fallecimiento de su padre en la primavera del 530/529 a. C., Cambises se convirtió en el soberano único del Imperio persa. Las tablillas encontradas en Babilonia acerca de su reinado abarcan hasta su octavo año de reinado, concretamente hasta marzo del 522 a. C. Heródoto (3, 66) establece su reinado desde la muerte de Ciro, y le otorga una duración de siete años y cinco meses, desde el año 529 a. C. hasta el verano del 522 a. C.

Campañas africanas[editar]

Era bastante normal que, tras la conquista de los países asiáticos por parte de Ciro, Cambises decidiera emprender la conquista de Egipto, el único estado independiente que subsistía en Oriente. Antes de partir con su expedición, mandó asesinar a su hermano Esmerdis, el cual había sido designado por Ciro como gobernador de las provincias orientales del Imperio. Esta información es proporcionada por Darío I en la inscripción de Behistún, mientras que los autores griegos clásicos indican que su asesinato se produjo tras la conquista de Egipto.

La guerra comenzó en el 525 a. C., cuando el faraón Ahmose II fue sucedido por su hijo Psamético III. Cambises había preparado la marcha de su ejército a través del desierto del Sinaí con la ayuda de tribus árabes, que le prepararon depósitos de agua, esenciales para cruzar el desierto. La esperanza del anterior faraón egipcio, Ahmose II, para conjurar la amenaza persa se basaba en una alianza con los griegos. Sin embargo, su esperanza fue vana cuando comprobó que las ciudades chipriotas y el tirano Polícrates de Samos (quien poseía una poderosa flota) decidieron pasarse al bando persa, como también hiciera Fanes de Halicarnaso, comandante de las tropas griegas mercenarias en Egipto, y el egipcio Udjahorresne de Sais, jefe de la flota egipcia.

Cambises faraón[editar]

Psamético III ante Cambises II. Louvre.

Finalmente, en la decisiva batalla de Pelusio, los egipcios fueron derrotados por los persas, y poco después Menfis caía en manos de Cambises. Psamético fue capturado, y posteriormente ejecutado tras intentar una rebelión. Las inscripciones egipcias de este periodo muestran que Cambises adoptó oficialmente los títulos y costumbres de los faraones, si bien es factible creer que no ocultó su desprecio por las costumbres y la religión egipcia.

Desde Egipto, Cambises planeó la conquista de los reinos nubios de Napata y Meroe, ubicados en el actual Sudán, pero su ejército fue incapaz de atravesar el desierto nubio, sufriendo elevadas pérdidas que le obligaron a retirarse. En una inscripción hallada en Napata, actualmente en el Museo de Berlín, el rey nubio Nastesen describe su victoria sobre las tropas de Kembasuden y la captura de sus barcos, personaje que se identifica con Cambises.[1]

De la misma manera, otra expedición de Cambises al oasis de Siwa también fracasó, además de tener que renunciar a su proyecto de conquistar Cartago debido a la negativa de sus marineros fenicios a atacar a sus compatriotas, siendo la flota de sus súbditos fenicios esencial para cruzar el Mar Mediterráneo y salvar así el desierto libio.

El final de Cambises[editar]

Mientras Cambises llevaba a cabo estas tentativas de expansión por África, en Persia un mago llamado Gaumata se hizo pasar por el hermano de Cambises, Bardiya/Esmerdis, que el rey había ordenado matar previamente y en secreto, ante el temor de que se rebelase contra él tras partir hacia Egipto. De esta manera Gaumata consiguió el apoyo del pueblo, tras dictar varias medidas favorables, por lo que Cambises decidió emprender el retorno a Persia y castigar al usurpador. Sin embargo, al comprobar finalmente que no podría vencer la revuelta, acabó suicidándose en marzo del 522 a. C., tal como narra Darío I en la inscripción de Behistún, mientras que Heródoto y Ctesias afirman, con menor credibilidad, que su muerte se debió a un accidente. Heródoto narra que Cambises murió en Ecbatana de Siria, la actual Hama (3, 64); Flavio Josefo señala que su muerte se produjo en Damasco (Siria) (Antigüedades, xi. 2. 2); mientras que Ctesias aboga por la ciudad de Babilonia, algo difícilmente posible.[2]

Tradiciones acerca de Cambises[editar]

Hay varias fuentes principales que proporcionan la información existente acerca del reinado de Cambises, entre las que destacan las de los autores griegos Heródoto y Ctesias. El primero nos habla de Cambises en su relato de la historia de Egipto (3. 2-4; 10-37), donde Cambises aparece como el hijo legítimo de Ciro y de Nitetis, hija del faraón Apries. La muerte de Apries a manos del usurpador Amosis II fue el hecho que decidió a Cambises a vengarse del usurpador.

Esta versión de la historia es corregida por las tradiciones persas que también recoge Ctesias (Athen. Xiii. 560) y también Heródoto, y que explican que Cambises deseaba contraer matrimonio con una de las hijas de Amosis, pero el faraón egipcio, consciente de que sólo las mujeres persas eran declaradas reinas consortes, comprendió que su hija acabaría formando parte del harén real persa. De esta forma decidió enviar a Cambises a una hija de su predecesor Apries, quien, humillado al descubrir este engaño, decidió vengarse preparando la invasión de Egipto.

Amosis ya había muerto para cuando Cambises conquistó el país, por lo que su venganza recayó en su hijo Psamético III, al que hizo beber la sangre del dios-toro Apis, por lo cual fue castigado con la locura, según las fuentes clásicas. De esta forma, Cambises en su locura acabó con la vida de su hermano y su hermana Roxana, perdiendo finalmente su imperio a manos de un usurpador y muriendo a causa de una herida (quizás autoinducida) en la cadera, el mismo lugar donde había mandado herir al animal sagrado. Otra historia relacionada con Cambises es la de Fanes de Halicarnaso, el jefe de los mercenarios griegos al servicio del faraón Amosis II, que decidió buscar la protección del rey persa, y que pagó su traición con la cruel muerte de sus dos hijos, que permanecieron en Egipto.

La tradición persa, por el contrario, cuenta que la causa de su locura fue el asesinato de su hermano Esmerdis, lo cual, unido a los abusos de la bebida, fueron señalados como causas de su prematura ruina.

Todas estas tradiciones se basan en diferentes pasajes tardíos de Heródoto, complementados con detalles familiares poco fiables de los fragmentos de Ctesias. Con la excepción de la escasa información que proporcionan las tablillas babilonias y algunas inscripciones egipcias, la única fuente de información coetánea que poseemos del reinado de Cambises es el relato de Darío I en la inscripción de Behistún. Es por ello que es difícil tener una imagen correcta acerca del carácter real de Cambises, si bien todo apunta ciertamente a que se trató de un soberano déspota y sanguinario.

El ejército perdido de Cambises[editar]

Cambises en Egipto. Grabado del siglo XIX.

De acuerdo con Heródoto, Cambises envió un ejército de 50.000 hombres para someter al oráculo de Amón, ubicado en el oasis de Siwa. Cuando ya había atravesado la mitad del desierto que separa el oasis del valle del Nilo, una tormenta de arena sorprendió al ejército, sepultándolo para siempre. Muchos egiptólogos consideran esta historia como una leyenda, si bien mucha gente ha tratado de encontrar los restos de este ejército durante mucho tiempo. Entre ellos se cuentan el conde László Almásy (en el que se basa la novela El paciente inglés, de Michael Ondaatje) y el moderno geólogo Tom Brown. Hay quienes piensan que en algunas excavaciones petrolíferas recientes se han hallado evidencias que demuestan la existencia de este ejército. La novela de Paul Sussman El enigma de Cambises narra la historia de las expediciones arqueológicas que rivalizaron en busca de sus restos.[3]

En noviembre de 2009, los arqueólogos italianos Ángelo y Alfredo Castiglioni aseguraron haber encontrado restos de soldados sepultados bajos las arenas del desierto del Sáhara, al sur de Siwa; hallaron artefactos aqueménidas que datan de la época de Cambises: armas de bronce, un brazalete de plata, pendientes y cientos de huesos humanos.[4]

Titulatura[editar]

Titulatura Jeroglífico Transliteración (transcripción) - traducción - (referencias)
Nombre de Horus:
G5
F36 N16
N16
Srxtail2.svg
smȝ tȝ.wy (Sematauy)
El que unifica las Dos Tierras (Egipto)
Nombre de Nesut-Bity:
nswt&bity
Hiero Ca1.png
N5 F31 G43 U33
Hiero Ca2.svg
ms w tỉ rˁ (Mesutira)
Heredero de Ra
Nombre de Sa-Ra:
Egyptian-Sa-Ra.PNG
Hiero Ca1.svg
V31 G17 D58 M17 V13
X1
Hiero Ca2.svg
k m b ỉ ṯ t (kembichet)
Cambises

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. H. Schafer: Die aethiopische königsinschrift des Berliner Museums, 1901.
  2. A. Lincke: «Kambyses in der sage, litteratur und kunst des mittelalters», en Aegyptiaca: Festschrift für Georg Ebers (págs. 41-61). Leipzig, 1897.
  3. P. Sussman: El enigma de Cambises, 2004. ISBN 84-9793-231-5.
  4. «Angelo y Alfredo Castiglioni: hallazgos de artefactos aqueménidas de la época de Cambises», artículo en el sitio web Planeta Sapiens.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Ciro II el Grande
Gran Rey (Shah) de Persia
530/529-521 a. C.
Faravahar.svg
Sucesor:
Esmerdis de Persia
Predecesor:
Psamético III
Faraón de la Dinastía XXVII de Egipto
525-522 a. C.
Sucesor:
Esmerdis de Persia