Orden militar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro en la actualidad, con su hábito blanco y la cruz característica.
Cruz de la Orden del Temple (templarios).
Moneda de la Orden de San Juan de Jerusalén (antes del Hospital -hospitalarios- y luego de Malta), con la cruz que la identifica.
Cruces de las órdenes militares españolas (Santiago, Alcántara, Calatrava y Montesa).
Francisco Farnesio, duque de Parma, en hábito de caballero de San Jorge (Sagrada Orden Militar Constantiniana).

Las órdenes militares fueron instituciones religioso-militares creadas en el contexto de las Cruzadas como sociedades de caballeros cristianos (miles Christi), inicialmente para la defensa de los Santos Lugares (Templarios, Hospitalarios y del Santo Sepulcro) y luego aplicadas a la propagación o la defensa de la fe cristiana, ya fuera en Tierra Santa o en otros lugares, contra los musulmanes (como las órdenes militares españolas durante la Reconquista), contra los paganos (como la Orden Teutónica en el Báltico) o contra cristianos heréticos (como las militia Christi que combatían a los albigenses). Los caballeros de las órdenes militares estaban sometidos a los votos canónicos de las órdenes religiosas, siendo "mitad monjes, mitad soldados". Posteriormente muchas órdenes se secularizaron.

Con la denominación de "militares", "ecuestres" u órdenes de caballería se multiplicaron desde finales de la Edad Media y durante el Antiguo Régimen todo tipo de instituciones vinculadas de distintas maneras a los estamentos privilegiados (nobleza y clero); identificando a sus miembros con hábitos y cruces distintivas, muy usadas en heráldica. En la Edad Contemporánea, perdidas sus funciones militares y políticas y su poder económico (desamortización), únicamente tienen un papel honorífico y representativo de determinados círculos sociales; aunque la Soberana Orden de Malta sigue siendo teniendo consideración cuasi-estatal en las relaciones internacionales.

Funciones[editar]

La principal característica de las órdenes militares religiosas es la combinación de modos de vida militares y religiosos. Algunos, como los Caballeros de San Juan y los Caballeros de Santo Tomás también cuidaron de los enfermos y los pobres, como la Orden de San Lázaro. No eran instituciones exclusivamente masculinas, pues las monjas también podían asociarse a un convento de la orden (comendadoras). Sin funciones militares se crearon también "órdenes desarmadas": las órdenes redentoras de cautivos (trinitarios y mercedarios).

Los miembros religiosos de las órdenes militares podían estar, y de hecho a menudo estaban, subordinados a hermanos no ordenados. Prácticamente la mayoría de los miembros no eran religiosos; existiendo muy distintos grados de pertenencia, desde el de los monjes-soldados hasta el de los simples caballeros asociados y todo tipo de servidores.[1] El cargo rector de una orden militar recibía la denominación de Gran Maestre.

El papel y la función de las órdenes militares a menudo han resultado oscurecidas por la fijación en sus gestas en Siria, Palestina, Prusia y Livonia. Tenían posesiones y miembros a todo lo largo de Europa Occidental. Fueron el hilo conductor de innovaciones culturales y técnicas, como la introducción del batanado en Inglaterra por los Caballeros de San Juan, o la infraestructura bancaria de los Templarios.

Modelos islámicos[editar]

Joseph von Hammer comparó en 1818 las órdenes militares cristianas, en particular a los templarios, con ciertos modelos islámicos como la secta chií de los hashshashin. En 1820 José Antonio Conde sugirió que se modelaron con base en los ribat, una institución religiosa fortificada que unía la vida religiosa con la lucha con los enemigos del islam. A pesar de lo populares que sean estos puntos de vista, muchos los han criticado, con el argumento de que no hubo ribats en Palestina hasta después de la fundación de las primeras órdenes militares.

Órdenes autoproclamadas y órdenes falsas[editar]

En la época moderna, por lo menos desde siglo XIX hasta nuestros días, se ha visto una proliferación de órdenes autoproclamadas y falsas. Las órdenes falsas afirman su antiguo linaje sin ningún tipo de base, y las autoproclamadas no han sido establecidas por un jefe de Estado legítimo. Mientras que todas las órdenes falsas son autoproclamadas, no todas las autoproclamadas son falsas.

Fundación de las órdenes militares[editar]

Se entiende oficialmente como su año de fundación aquel en que reciben la aprobación por el Papa de Roma, o este les asigna unas reglas. Naturalmente, primero hay que solicitarlo, para lo cual ha de haber previamente un conjunto de personas dispuestas y dotadas de medios que demuestren su buena disposición. De esta forma suele llevar a confusión la diferencia de fechas entre el momento en el que un grupo de caballeros se organiza, presta juramento y entra en lucha, hasta aquél en el que queda confirmada oficialmente su existencia como orden militar. El ejemplo más extremo: en 1550 el Papa Julio III reconoció la Sagrada Orden Militar Constantiniana o de San Jorge con la bula Quod Aliasla, después de la caída de Constantinopla, habiendo documentos anteriores que atestiguan su existencia siglos antes en Bizancio, bajo regla del obispo San Basilio (que les habría sido otorgada por el papa San León Magno en el año 456). De identificarse ésta como la primera orden militar, su fecha de creación se remontaría a 312 d. C., cuando el emperador Constantino el Grande, en vísperas de la batalla contra Majencio en puente Milvio, vio una cruz en el cielo con el lema In Hoc Signo Vinces («Bajo este signo vencerás»). Constantino llevó el signo a batalla y, tras la victoria dio libre culto a los cristianos (Edicto de Milán), y armó a los primeros cincuenta caballeros, la Caballería Aurata Constantiniana, que llevaban el lábaro transformado en cruz grabado en estandartes y armaduras (se denominada aurata por el collar de oro que llevaban sus dignatarios).[2]


Inicio Aprobación Nombre Ubicación
1099 Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén* Jerusalén y Roma
1104 1136 Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén* o
Soberana Orden Militar de Malta*
Jerusalén y Roma
1118 1120 Orden del Temple Jerusalén
1122 1122 Cofradía de Belchite Belchite[3]
1124 1124 Orden militar de Monreal Monreal del Campo, Reino de Aragón[3]
1142 Orden Hospitalaria de San Lázaro* Jerusalén
1150 Orden de San Esteban de Hungría[4] Hungría
1158 1158 Orden de Calatrava* Reino de Castilla
1162 Orden de Aubrac Francia
1170 Orden de Santiago* o de San Jaime Reino de León
1173 Orden de Montjoie[5] Reino de Castilla
1170 1176 Orden de Avis[6] Portugal
1174 Orden de Alcalá de la Selva Corona de Aragón
1176 1177 Orden de Alcántara* Reino de León
1198 Orden Teutónica Alemania
1202 Hermanos Livonios de la Espada Livonia
Entre 1216 y 1228 Orden de Dobrin[7] Polonia
1226 Orden de la Espada
1227 Orden de los Caballeros de Santo Tomás
1261 Orden de la Bendita Virgen María
Década de 1270 Orden de Santa María de España Cartagena
1272 Orden de la Luna Creciente Nápoles
1201 Década de 1290 Orden de San Jorge de Alfama Corona de Aragón
Siglo XIII Orden de Dannebrog* Dinamarca
1317 1317 Orden de Montesa*[8] Corona de Aragón
1319 1323 Orden de Cristo*[9] Portugal
1326 Orden húngara de San Jorge*[10] Hungría
1332 Orden de la Banda Reino de Castilla
1348 Orden de la Jarretera* o de San Jorge Inglaterra
1351 Orden de la Estrella Francia
1362 Orden de la Santísima Anunciación* Saboya
1381 Orden del Armiño Bretaña
1390 Orden Ecuestre de San Jorge* Roma
1398 Orden del Lebrel Blanco Reino de Navarra
1408 Real Orden del Dragón* Hungría
1429 Orden del Toisón de Oro* Borgoña
1444 Orden de San Humberto* Baviera
1469 Orden de San Miguel Francia
1522 Orden de la Espada* Suecia
1540 Orden del Cardo* Escocia
1551 Orden Constantiniana de San Jorge Parma
1561 Orden Militar de San Esteban Toscana
1573 Orden Militar y Hospitalaria de San Mauricio y San Lázaro Saboya
1578 Orden del Espíritu Santo Francia
1598 1678 Orden Militar de la Stella Sicilia, Reino de Aragón
1600 Orden de Lamaison Francia
1608 Orden Reunida de San Lázaro y Nuestra Señora del Monte-Carmelo Francia
1647 Imperial Orden de San Andrés Rusia
1651 Orden del Amaranto Suecia
1693 Orden de San Luis Francia
1693 Orden del Elefante Dinamarca
1701 Orden de Águila Negra Prusia
1705 Orden del Águila Blanca Polonia
1713 Orden de Santa Catalina Rusia
1725 Orden del Baño Gran Bretaña
1728 Orden Real y Militar de San Jorge Baviera
1736 Orden de San Enrique Sajonia
1738 Orden de San Jenaro Nápoles y Sicilia
1740 Orden del Mérito Prusia
1745 Real e Imperial Orden de San Esteban Hungría y Austria
1745 Imperial Orden de María-Teresa Austria
1748 Orden de los Serafines Suecia
1759 Orden del Mérito Militar Francia
1769 Orden de San Jorge Rusia
1771 Orden de Carlos III España
1792 Orden de las Damas Nobles de María-Luisa España
1802 Orden de la Legión de Honor Francia
1805 Orden de la Corona de Hierro Milán
1808 Orden Militar de Nuestra Señora de la Concepción de Vila-Viçosa Portugal y Brasil
1808 Orden de la Torre y la Espada
1814 Orden del Lis Francia
1815 Orden Real y Americana de Isabel la Católica España
1815 Orden de San Fernando España
1816 Orden Imperial de la Corona de Hierro Austria
1821 Orden del Águila Mexicana México
1829 Orden del Salvador Grecia
1832 Orden de Leopoldo Bélgica
1847 Orden de San Olav Noruega
1864 Orden de San Carlos México
1906 Orden de la Corona de Rumania Rumania
1917 Orden del Imperio Británico Imperio Británico
1929 Orden de la Santa Cruz de Galizia Ucrania[11]
1937 Orden del mérito Liechtenstein
El asterisco (*) indica que siguen en activo.

Órdenes ecuestres[editar]

Según el derecho público y a partir de la existencia de un poder soberano o no, se pueden hacer las siguientes distinciones dentro de las órdenes ecuestres:

Órdenes pontificias[editar]

Aquellas órdenes conferidas directa o indirectamente por el Sumo Pontífice y llamadas, por ello, de colación y de subcolación respectivamente. El único ejemplo de la segunda es la Orden ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Se discute si tales órdenes son emanación de la soberanía espiritual de la Iglesia o de la temporal. Durante el período comprendido entre 1870 y 1929 la Iglesia continuó usando del ius honorum.

Estas órdenes no derivan de antiguas religiones monásticas, sino que participan del carácter laico de las órdenes estatales. Excepto la del Santo Sepulcro, no pueden ser conferidas a eclesiásticos y, en cambio, pueden serlo a no cristianos.

A su vez se dividen en:

Merecen especial mención las

Órdenes magistrales[editar]

Se llaman así a las que constan de una religión con una orden de caballería anexa. El único caso es el de la Orden de Malta.

Órdenes dinásticas-estatales o de Corona[editar]

Se trata de aquellas órdenes que antes de la Revolución francesa pertenecían al patrimonio heráldico de una dinastía reinante y que fueron transferidos al patrimonio heráldico de la Corona. Ej.: el ramo portugués de la Orden del Cristo que, al acabar la monarquía pasó a la república.

Órdenes estatales[editar]

Aquellas órdenes que gozan de personalidad jurídica pública según el ordenamiento interno de un Estado. Son órdenes laicas posteriores a la Revolución francesa.

Órdenes dinásticas[editar]

Aquellas órdenes no ligadas a la soberanía del Estado, sino al príncipe soberano que, destronado, conserva el ius collationis. Se distingue de las Órdenes de Corona, que son instituidas por el soberano en cuanto tal y ligados a la Corona, con lo que su pérdida comporta la del Gran Magisterio. En ese caso la Orden puede extinguirse o ser asumida por el soberano o el régimen sucesor.

Aun cuando no resulta exhaustivo, se puede citar dentro de este grupo a las siguientes órdenes:

Órdenes independientes o privadas[editar]

Aquellas no ligadas ni a la Santa Sede, ni a un Estado soberano, ni a una dinastía que antes fuera soberana. Algunas fueron creadas por nobles y en su mayoría se encuentran extintas, como las órdenes precedentes:

Otras fueron asociaciones privadas de configuración caballeresca, pero no órdenes en el sentido estricto, aunque se denominen como tales. Dentro de esta categoría —separándolas de las fraudulentas— cabe añadir toda una serie de órdenes ya desaparecidas, algunas de las cuales han sido restauradas por iniciativa privada y no tienen más reconocimiento oficial que el de simples asociaciones, sean estas de derecho eclesiástico o civil. Incluso, se crean institutos bajo la apariencia de órdenes de caballería, con oscuros fines (como la Orden Bonaria).

Otros criterios[editar]

Caballería militar, regular o efectiva[editar]

La caballería militar se origina en la época de las Cruzadas. Son religiosos y militares. Generalmente surgen de iniciativa privada. Se trata de entes autónomos bajo la protección de la Santa Sede.

A esta categoría pertenecen las ramas militares de algunas Órdenes religiosas, como los Mercedarios. Cuando cesaron las funciones militares se convirtieron en caballería honoraria.

Caballería honoraria de la Iglesia[editar]

Son instituciones creadas por los Papas o por los Soberanos, con aprobación papal, con la finalidad de recompensar méritos y sin que comporten deberes o vínculos. A ellas se añaden las ramas militares de órdenes religiosas que se transforman, las Órdenes nobles y la Nobleza ecuestre.

Surge en el siglo XIV y siempre fue directa o indirectamente conferida por la Santa Sede. Excepcionalmente, algún Papa creó órdenes regulares y militares, pero o bien desaparecieron o se convirtieron en honoríficas.

La caballería honoraria de la Iglesia, destinada al principio sólo a soberanos, príncipes, embajadores, altos dignatarios y generales, fue extendida a personas famosas de las artes o las ciencias y a cuantos habían prestado algún servicio señalado a la Iglesia o al Pontífice. En los siglos XVII y XVIII —período de decadencia de la caballería— algunos títulos ecuestres fueron unidos ex iure a determinados altos puestos de la Curia Romana y del Estado Pontificio, a los Colegios de jurisconsultos y otros institutos análogos, a los docentes (e incluso a veces a los titulados) de algunas Facultades universitarias. Así se acentuó cada vez más la diferencia entre la caballería de honor y la regular.

En la época contemporánea algunos viejos institutos ecuestres de la Santa Sede desaparecieron, otros fueron modificados y se instituyeron otros.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Francisco Hernández y Xavier Rubio, Breve historia de la guerra antigua y medieval, Nowtilus, 2010, ISBN 8497639758, pg. 204.
  2. a b Absorbida por la Orden del Temple en 1143.
  3. Creada por el rey Geza II de Hungría a partir de la orden hospitalaria de San Juan
  4. Absorbida por la Orden de Calatrava en 1221.
  5. Antes conocida como Orden de Évora. Rama de la Orden de Calatrava.
  6. Fratres Milites Christi de Dobrzyń. Absorbida por la Orden Teutónica en 1228.
  7. Los primeros miembros provienen de la Orden de Calatrava. Obtuvo los bienes de los templarios en la Corona de Aragón.
  8. Obtuvo los bienes de los templarios. El primer Gran Maestre vino de la Orden de Avis.
  9. Creada en el Siglo XIV por el rey Carlos I Roberto de Hungría.
  10. Formada por militares emigrados de la Iglesia Greco-Católica en Viena.

Enlaces externos[editar]