Dinastía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La familia de Felipe V, de Michel Van Loo (1743). Aparecen varios reyes de la dinastía de Borbón.
Visita del rey de Siam a Rusia en 1897. Aparecen miembros de la dinastía Romanov, junto a miembros de la dinastía Chakri.

Una dinastía es una serie de gobernantes de uno o distintos Estados, emparentados entre sí, o provenientes todos de una misma familia; especialmente en las monarquías. Aunque lo más habitual es que la sucesión hereditaria dentro de una dinastía se produzca por filiación (de padre a hijo), en ocasiones se produce por adopción (incluso entre adultos), notablemente en el caso del Imperio romano.

Por extensión se aplica el término "dinastía" a cualquier sucesión genealógica, y no sólo a la genealogía de la monarquía hereditaria o de las casas nobles (que procuraron tradicionalmente establecer rígidos vínculos sucesorios, como el mayorazgo); sino a cualquier sucesión hereditaria de determinados cargos o funciones sociales dentro de la misma familia, en cuyos individuos más destacados, durante varias generaciones, se perpetúa el poder o la influencia política, económica, cultural o de otra índole (poder fáctico, poder blando, etc.)[1] Así suele hablarse de dinastías financieras o dinastías empresariales desde el siglo XVI (los Fugger, banqueros de Carlos V), pero sobre todo desde el XIX: en Europa los Rotschild o los Pereire, en Estados Unidos los Morgan, los Rockefeller o los Hearst; e incluso de dinastías literarias y dinastías artísticas (los Dumas, los Madrazo).

En algunas repúblicas sometidas a regímenes dictatoriales se han producido transferencias dinásticas del poder de padres a hijos, estableciendo prácticas muy similares a las de las monarquías, que se suelen denominar dictaduras familiares.[2] Ejemplos de ello han sido el Haití de los Duvalier, la Nicaragua de los Somoza o la Siria de los Assad.

Incluso se ha dado el caso de la perpetuación en el poder de dinastías comunistas en los países del denominado socialismo realmente existente (especialmente en los casos de Corea del Norte y Cuba).[3]

En países democráticos, el establecimiento de dinastías políticas en miembros de la misma familia se ha producido con alguna frecuencia.[5] El caso más evidente es el de los Estados Unidos, primero con la dinastía o familia Kennedy (en la que únicamente John Kennedy alcanzó la presidencia) y luego con la dinastía o familia Bush (en la que George Bush padre e hijo llegaron a la presidencia -y dos de sus hermanos al puesto de gobernador de distintos estados-). Incluso se ha destacado la llegada a la vicepresidencia de Hillary Clinton (esposa del ex-presidente Bill Clinton). Es muy habitual su comparación con la realeza, especialmente de la familia Kennedy.[6] .

Notas[editar]