Esperanto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Idioma esperanto»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Esperanto
Esperanto
Creado por L. L. Zamenhof
Hablado en Todo el mundo
Hablantes

• Nativos:
• Otros:

100 000 - 2 000 000

• Entre 1 000 y 10 000[1]
• 2 000 000 como segunda lengua, según cifras de Ethnologue de 1999

Puesto Desconocido. (Ethnologue, 2013)
Familia Lengua planificada (Palabras extraídas de lenguas romances y germánicas. Al ser una lengua aglutinante, posee parecido morfológico con lenguas de indígenas americanos -como el náhuatl y el quechua-, y con algunas lenguas orientales, como el japonés y el coreano.)
Estatus oficial
Oficial en Ningún país, pero usado oficialmente por algunas organizaciones internacionales
Regulado por Akademio de Esperanto
Códigos
ISO 639-1 eo
ISO 639-2 epo
ISO 639-3 epo
Esperanto
Nuvola Esperanto flag.svg
Datos generales
Creador L. L. Zamenhof
Se habla en Todo el mundo
Cantidad de hablantes 200.000-2.000.000
Códigos ISO
Páginas
Lenguaje
Historia
Cultura
Organizaciones y servicios
Temas relacionados
Wikimedia

El esperanto es una lengua auxiliar cuya base fue planificada por el oftalmólogo polaco Lázaro Zamenhof en 1887 como resultado de una década de trabajo, con la esperanza de que se convirtiera en la lengua auxiliar internacional. Según las estadísticas, esta es la lengua planificada más hablada del mundo hoy en día.

El primer libro donde se describían las características del idioma, con el título La lingvo internacia (en español, La lengua internacional), fue publicado por Zamenhof bajo el seudónimo Doktoro Esperanto (Dr. Esperanzado); esta última palabra muy pronto se convirtió en el nombre del idioma en sí.

En la actualidad se estima que cuenta con entre 100 000 y 2 000 000 de hablantes (esta última cifra es una estimación basada en un estudio realizado por el Profesor Sidney S. Culbert de la Universidad de Washington en Seattle, un conocido esperantista). La gran horquilla se debe sobre todo a las diferentes formas de valorar el conocimiento de una lengua aprendida básicamente como segundo idioma. Se estima que existen entre 1 000 y 10 000 hablantes nativos de esperanto, que habrían aprendido esta lengua en el entorno familiar.[1] Ningún país ha adoptado el esperanto como lengua oficial.

El vocabulario se extrajo de muchos idiomas, aunque adaptado a las reglas del propio idioma (terminaciones, pronunciación). Gran parte del vocabulario del esperanto procede del latín, directamente o por medio de las lenguas romances (principalmente el francés y el italiano), y en menor medida de lenguas germánicas (alemán e inglés), eslavas (ruso y polaco), y del antiguo griego y en ocasiones el hebreo. Algunas palabras nuevas tienen su origen en idiomas no indoeuropeos, como el japonés, por ser consideradas internacionales.

El esperanto se escribe con una versión modificada del alfabeto latino, que incluye 6 letras con un diacrítico: ĉ, ĝ, ĥ, ĵ, ŝ y ŭ; es decir, c, g, h, j, s circunflejo, y u breve. El alfabeto no incluye las letras q, w, x, y, que solo aparecen en nombres propios extranjeros no asimilados.

Introducción[editar]

El esperanto está destinado para servir como idioma auxiliar internacional, como segunda lengua de comunicación (después del idioma natal). La mayor parte de su vocabulario está formado por raíces de lenguas modernas de origen indoeuropeo y también del latín y el griego clásicos. La gramática del esperanto se basa en 16 reglas gramaticales sin excepciones y su alfabeto es fonético (a cada sonido corresponde una sola letra y viceversa). Posee una estructura muy regular (las mismas terminaciones de palabras para las mismas partes del discurso (por ejemplo, -o para sustantivos y -a para adjetivos). Su carácter aglutinante permite construir de forma sistemática palabras combinando raíces, prefijos y sufijos. Esto implica que, a partir de un número relativamente pequeño de raíces, se pueden expresar todos los conceptos posibles, lo que acelera el aprendizaje debido al reducido vocabulario para memorizar. Los esperantistas afirman que, al evitar los complicados giros idiomáticos de las lenguas naturales, el esperanto resulta sencillo de aprender. Por lo demás, consideran que esta lengua funciona como cualquier otra.

Las características y las intenciones del esperanto provocaron una propagación relativamente elevada en sus comienzos, pero a finales de los años treinta sufrió una dura frenada debido a las guerras y las represiones políticas. Es difícil decir cuántos hablantes de esperanto hay en la actualidad. La mayoría de las fuentes hacen referencia a dos millones de hablantes en todo el mundo. Esta cifra puede ser mayor si se considera que cada año hay cientos de nuevos títulos (tanto traducidos como originales) que se publican en esperanto, así como música e incluso películas. También hay un gran número de periódicos, revistas y emisoras de radio que transmiten en esperanto.

Muchos esperantistas viajan a convenciones para encontrarse con sus viejos amigos y hacer nuevas amistades, tener corresponsales en diferentes partes del mundo, y de vez en cuando están dispuestos a proveer alojamiento a esperantistas viajeros por algunos días.

Este idioma se ha hecho popular en Internet, en donde una búsqueda de la palabra «esperanto» arroja un resultado de más de 153 millones de páginas.[2] Existen cientos de foros de discusión y miles de direcciones de correo electrónico de esperantófonos de 95 países. Así, también hay cientos de organizaciones especializadas o de temática general que usan este idioma como lengua de trabajo. El esperanto es el más exitoso de todos los idiomas planificados hasta el día de hoy. A fines de 2003, la Universala Esperanto-Asocio (Asociación Universal de Esperanto) tenía 16 978 miembros en 111 países del mundo, y el Universala Kongreso (Congreso Universal de Esperanto) usualmente reúne de dos mil a cuatro mil esperantistas cada año.

Historia[editar]

Primera edición en inglés de Lengua internacional (1888).
La lengua internacional, conocido como La Unua Libro, editado en ruso (1887).

El esperanto fue desarrollado a finales de la década de 1870 y a principios de la década de 1880 por el oftalmólogo polaco Dr. Luis Lázaro Zamenhof. Después de diez años de trabajo, que Zamenhof los pasó traduciendo literatura al idioma, así como escribiendo prosa y versos originales, la primera gramática del esperanto fue publicada en Varsovia en julio de 1887. La cifra de hablantes creció rápidamente durante las décadas siguientes, en un principio en el Imperio ruso y la Europa central y oriental, luego en la Europa occidental, América, China y Japón. En los primeros años del movimiento, los esperantistas mantenían sólo contacto por correspondencia, hasta que en 1905 se realiza el primer Congreso Universal de Esperanto en la ciudad francesa de Boulogne-sur-Mer. Desde entonces, los congresos mundiales se han organizado en los cinco continentes año tras año excepto durante las dos Guerras Mundiales.

Expansión inicial[editar]

La Esperantisto, primera revista en esperanto, publicada entre 1889 y 1895 en Núremberg.
Cartel del V Congreso Universal de Esperanto, celebrado en Barcelona (1909).

El número de hablantes creció rápidamente en las primeras décadas, sobre todo en Europa, luego en América, China y Japón. Muchos de los primeros hablantes llegaban desde otro idioma planificado, el volapük, que el mismo Zamenhof había aprendido.

El 1888, el periodista Leopold Einstein funda en Núremberg (Alemania) el primer grupo de esperanto; un año después, en 1889, el mismo Einstein funda la primera gaceta en esperanto: La Esperantisto. En ella publicaron sus escritos autores como Zamenhof, Antoni Grabowski, Solovjev, Devjatin o León Tolstoi. Tras la colaboración de Tolstoi, que fue uno de los mayores defensores del esperanto, la censura zarista prohibió la entrada de ejemplares de la revista al Imperio Ruso.

El movimiento esperantista creció de manera firme y atrajo personas de todas las clases sociales y de todas las ideologías, aunque, quizás, con una proporción algo mayor de miembros de lo que se podría llamar la pequeña burguesía avanzada. Pronto echa raíces en Francia, especialmente en la ciudad Céret y posteriormente en España, particularmente en la ciudad de Valencia.[3]

En 1898, el expresidente de la Primera República Española, Francisco Pi y Margall, da a conocer el esperanto en Madrid mediante un artículo de prensa publicado en el diario republicano El nuevo régimen.[4] Después de la fundación de los primeros círculos esperantistas, de los cursos de esperanto y del contacto con grupos similares en otros países, el movimiento esperantista de España se sintió con fuerzas para crear la primera agrupación de ámbito estatal con el objetivo de difundir el idioma internacional. La Sociedad Española para la Propaganda del Esperanto se fundó en 1903. El mismo año se creó la Asociación Valenciana de Esperanto.

Barcelona se constituyó pronto en centro esperantista mediante la labor del escritor Frederic Pujulà, considerado el introductor y máximo difusor del esperanto en Cataluña, que hizo una gran difusión desde la revista modernista Juventud, con colaboraciones en La Voz de Cataluña y con la publicación de un gran número de obras didácticas, como gramáticas, cursos y vocabularios.

En los primeros años del movimiento, los esperantistas sólo mantuvieron contacto por medio de correspondencia. En 1905, sin embargo, tuvo lugar en la ciudad francesa de Boulogne-sur-Mer el I Congreso Mundial de Esperanto, con 688 participantes procedentes de treinta países y que consolidó los fundamentos de la comunidad esperantista. En este congreso se aceptó la Declaración de Boulogne, un documento constitucional básico en el que se definen las causas y objetivos del movimiento esperantista y donde se fija oficialmente el Fundamento de Esperanto como reglamento esencial e inalterable de la lengua. Desde entonces, cada año, excepto en períodos de guerra, se han celebrado congresos internacionales en los cinco continentes, aparte de muchos otros encuentros y actividades.

En 1908 se originó una grave crisis dentro del movimiento esperantista que amenazaba con destruir la lengua: el cisma del ido. Este cisma lo provocó un grupo de esperantistas «reformistas», con Louis Couturat al frente, los cuales presentaron un nuevo proyecto de lengua considerado por ellos un esperanto reformado,[5] y que a su vez dejaban abierta la puerta a nuevas reformas. La presión que ejercieron los idistas, sin embargo, condujeron a Zamenhof a proponer varias reformas para el esperanto a los lectores de La Esperantisto, como eliminar los signos diacríticos, suprimir el acusativo, etc. El 60 % de los abonados a la revista rechazaron las reformas, ya que comprendían que éstas destruirían la confianza de los hablantes en la estabilidad de la lengua que habían aprendido y empezado a usar. Los idistas obstaculizaron el progreso del esperanto durante dos décadas. A pesar de ello, sin embargo, se vio un avance notable del movimiento esperantista a nivel internacional.

En 1909 se celebra en Barcelona el V Congreso Universal de Esperanto,[6] que supuso la llegada a esta ciudad (y en la ciudad de Valencia, donde también se llevaron a cabo algunas actividades) de varios miles de personas venidas de numerosos países, no sólo europeos, y representó el impulso principal al movimiento esperantista. Durante la celebración se fundó la Unión Esperantista Católica Internacional. Frederic Pujulà presidió el Congreso y fue presidente de honor el rey español Alfonso XIII, que nombró a Zamenhof Comendador de la Orden de Isabel la Católica. El mismo año, en Cheste (Hoya de Buñol), un vecino de la villa, Francisco Máñez, introduce el esperanto y consigue que se expanda. Cheste se convierte así en uno de los lugares del mundo con los índices más altos de población que habla o entiende el esperanto.[7]

El esperanto y los conflictos del siglo XX[editar]

Durante el primer tercio del siglo XX el esperanto fue muy utilizado y difundido por el movimiento obrero de Europa. En Alemania era conocido como el latín de los obreros.[8] En la recién nacida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se produjo un crecimiento destacable y en 1921 se creó la Sennacieca Asocio Tutmonda (tr. aprox. Asociación Anacional Mundial), una organización obrera mundial que estableció su base en París, se opuso al neutralismo nominal de la corriente principal del esperantismo, que calificó de burguesa, y se propuso emplear el esperanto como instrumento revolucionario.

El 1922, la Tercera Asamblea de la Liga de Naciones aceptó un informe sobre el esperanto como lengua auxiliar internacional, en el que es reconocido como «lengua viva de fácil aprendizaje».

La mayoría de escuelas racionalistas[9] y los ateneos libertarios, y también los sindicatos anarquistas o las organizaciones libertarias, como la Federación Anarquista Ibérica (FAI), potenciaron activamente el uso de la lengua en el Estado español.

Durante la Guerra Civil Española se confirmó la utilidad comunicativa del esperanto, al tiempo que se incrementó la politización del movimiento, claramente vinculado a la resistencia antifranquista. Fue utilizado por el movimiento anarcosindicalista, por socialistas, por comunistas opuestos al estalinismo, por catalanistas y también por una parte de la derecha católica. Con las Brigadas Internacionales vinieron algunos esperantohablantes de los países del Este que establecieron contactos eventuales con españoles de la zona republicana. Partidos y sindicatos, como el Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM), el PSUC o la CNT, publicaban boletines y comunicados en esperanto y ofrecían cursos en sus locales. La Generalitat de Cataluña utilizó ampliamente el esperanto en su Comisariado de Propaganda y en sus comunicados de prensa.[10] En la región valenciana se empleó asimismo la radio como medio de propaganda. Dos emisoras emitieron en esperanto, una bajo la responsabilidad del Partido Socialista y otra del Partido Comunista. El idioma tuvo igualmente un papel importante en la preparación de una fuga de presos masiva que hubo en la prisión militar del Fuerte de S. Cristóbal (Navarra).[11]

El 1939, con la victoria franquista el idioma era mal visto por algunas autoridades, pero nunca fue prohibido oficialmente, aunque se conocen algunos datos de esperantistas ejecutados o represados.

El fin de la Guerra de España permitió la recuperación rápida del idioma en España, donde volvió a ser tolerado en la década de 1950. Renacieron grupos anteriores y se fundaron nuevos. El esperanto adquirió un nuevo prestigio ante una sociedad harta de odios y guerras: si la Asociación Universal de Esperanto había prestado en toda Europa grandes servicios a prisioneros de guerra en ambos bandos, en el Estado español fue muy apreciada la labor de los esperantistas en la acogida de niños que procedían de familias que habían sufrido de una manera cruel las consecuencias del conflicto.

La Segunda Guerra Mundial truncó de nuevo la expansión del movimiento esperantista a escala mundial. Como vehículo potencial para la comprensión internacional, el esperanto despertó las suspicacias de algunos gobiernos totalitarios. La situación fue especialmente dura en la Alemania nazi, el Imperio Japonés y la Unión Soviética bajo Iósif Stalin. En Alemania estaba la motivación adicional de que Zamenhof era judío. En su libro Mein Kampf, Hitler menciona el esperanto como una lengua que podría ser usada para la dominación del mundo por una conspiración judía internacional.[12] Como resultado de aquella animadversión, los esperantistas fueron perseguidos durante el Holocausto.[13] [14]

En los primeros años de la Unión Soviética, el esperanto recibió apoyo del gobierno y existió una Asociación Soviética de Esperanto reconocida oficialmente. Sin embargo, Stalin revirtió esta política en 1937. Acusó al esperanto de ser una «lengua de espías». La prohibición del uso del esperanto fue efectiva hasta el fin de 1956.

El ejército de los Estados Unidos decidió emplearlo en un programa de entrenamiento de militar durante las décadas de 1950 y 1960, en plena guerra fría. El programa, llamado El agresor (en inglés The aggressor),[15] se trataba de formar dos bandos combatientes, uno sería el estadounidense y otro sería el enemigo. Con el objetivo de dar realismo a las maniobras, el bando enemigo usaría el esperanto para comunicarse verbalmente y en documentos escritos, como identificaciones.[15] El ejército elaboró un manual de campo titulado «Esperanto, la lengua del agresor» (en inglés: Esperanto, the aggressor language) en el que calificaba el esperanto como «un medio internacional vivo y actual de comunicación oral y escrita»[16] que incluía una gramática del idioma, vocabulario y frases de uso cotidiano.

Reconocimientos internacionales[editar]

El esperanto no tiene estatus oficial en ningún país, pero es parte de planes electivos del temario educativo en muchos países.

Hubo planes de establecer a principios del siglo XX el primer Estado esperantista en Moresnet, y en la efímera isla artificial-estado de Isla de las Rosas se usó el esperanto como idioma oficial en 1968. En China, durante la revolución Xinhai de 1911, hubo grupos que consideraron la idea de declarar el esperanto idioma oficial, pero más tarde esta medida se desechó por insostenible.

La Asociación Universal de Esperanto tiene relaciones oficiales con la Organización de las Naciones Unidas[17] y la Unesco.[18] [19] [20]

El X Congreso Universal de Esperanto, celebrado en 1914 en París, reunió a casi 4000 personas. Todo este progreso, sin embargo, se vio frenado bruscamente el año 1914 con el inicio de la Primera Guerra Mundial. Otro revés adicional constituyó el fallecimiento de Zamenhof en 1917.

Relación con otros medios sociales[editar]

El creador del esperanto ligó el idioma con un sentido de solidaridad entre los seres humanos por encima de barreras étnicas, lingüísticas y estatales. Este sentimiento es compartido por gran parte de los hablantes, y se conoce con la expresión de interna ideo (idea interna), sin que ello suponga que se trate de una ideología cerrada. El propio Zamenhof creó más adelante una doctrina más explícita que denominó homaranismo (‘humanitarismo’). Sin embargo, otra corriente de esperantistas prefirió una neutralidad ideológica estricta. En el primer Congreso Universal de Esperanto se reconoció esa pluralidad, y se definió al esperantista como aquel que usa la lengua, independientemente de sus motivos.

Distintas corrientes sociales han empleado el esperanto como medio de expresión, de propaganda, o como complemento a sus propios ideales. Existen asociaciones que agrupan a miembros de las principales religiones, y también a corrientes políticas e ideológicas.

Durante gran parte de su historia destacó la importancia del uso del esperanto por los medios obreros ligados al internacionalismo proletario, que crearon sus propias asociaciones, e incluso su propia ideología, el sennaciismo (‘anacionalismo’). Un ejemplo fue el anarquismo, que apostó firmemente por el esperanto como lengua para toda la humanidad en pro del internacionalismo y la ausencia de imperialismos lingüísticos de una nación sobre otra. Las escuelas y ateneos libertarios, así como los sindicatos anarquistas (destacando por su importancia histórica la CNT en España) u organizaciones libertarias como la Federación Anarquista Ibérica (FAI) potenciaron activamente el uso de esta lengua.

Otras ramas del movimiento obrero y campesino, así como grupos con conciencia internacionalista, también abogaron por el esperanto en los comienzos del siglo XX, pero quizás con menor intensidad y, sin duda, con menor repercusión histórico-ideológica.

El idioma es además activamente promovido, al menos en Brasil, por los seguidores del espiritismo. La federación espiritista brasileña publica cursos y traducciones de libros básicos de espiritismo e incentiva a sus seguidores a convertirse en esperantistas.[21]

Persecución política[editar]

Algunos regímenes han perseguido y prohibido el esperanto durante el siglo XX.[22] Durante el primer tercio del siglo XX fue muy utilizado y difundido por el movimiento obrero de Europa, en Alemania era conocido como el latín de los obreros.[23] En España alcanzó gran popularidad entre las clases trabajadoras y era común que la mayoría de escuelas racionalistas y ateneos libertarios incluyeran lecciones de este idioma,[24] abruptamente interrumpidas tras el triunfo de las tropas franquistas en la Guerra Civil.

Adolf Hitler menciona en su libro Mein Kampf al esperanto como una lengua que podría ser usada para la dominación del mundo por una conspiración judía internacional.[25] Como resultado de esa animadversión, se produjo la persecución de los esperantistas durante el Holocausto.[26]

Stalin sospechaba que el esperanto era una «lengua de espías» y hubo fusilamiento de esperantistas en la Unión Soviética.[26]

El senador estadounidense Joseph McCarthy, conocido por su anticomunismo, consideró el conocimiento del esperanto como "casi sinónimo" de simpatía hacia el comunismo.[27]

El esperanto actualmente[editar]

En la actualidad, el esperanto es una lengua completamente desarrollada, con una comunidad de miles de hablantes a escala mundial y una gran cantidad de recursos lingüísticos. Entre los esperantófonos más conocidos internacionalmente está el premio nobel de economía Reinhard Selten, la campeona mundial de ajedrez Zsuzsa Polgár y Tivadar Soros, padre del financiero George Soros.

La celebración del 150 aniversario del nacimiento del Dr. Zamenhof (1859-1917), el iniciador del esperanto, comenzó con un simposio en la sede de la Unesco en diciembre del 2008, culminó con un Congreso Universal de Esperanto en su ciudad natal Bialistok y finalizó con un simposio en Nueva York con asistencia de diplomáticos ante las Naciones Unidas.

La Asociación Universal de Esperanto (UEA) mantiene relaciones oficiales con la UNESCO, las Naciones Unidas, UNICEF, el Consejo de Europa, la Organización de Estados Americanos y la Organización Internacional de Normalización (ISO). Ha sido presentada como candidata al Premio Nobel de la Paz, entre otros por el Parlamento polaco, en 2009. La Sociedad Mongola de Esperanto se ha convertido en la 70.ª asociación nacional de la UEA. En una veintena de países africanos funcionan asociaciones esperantistas nacionales.

Numerosas universidades incluyen el esperanto en sus cursos de Lingüística y otras lo ofrecen como una materia separada. Digna de mención es la Universidad de Poznan, en Polonia, con un diploma de interlingüística.

El Anuario Bibliográfico de la Asociación Norteamericana de Idiomas Modernos registra más de 300 publicaciones científicas sobre esperanto cada año. La biblioteca del Museo Internacional de Esperanto de Viena (que forma parte de la Biblioteca Nacional de Austria) tiene más de 35 000 ejemplares en esta lengua. Otras grandes bibliotecas, con más de 20 000 ejemplares cada una, incluyen la Biblioteca Hodler en las oficinas centrales de EAU en Rotterdam, la biblioteca de la Asociación Británica de Esperanto en Stoke-on-Trent, la Colección alemana de esperanto en Aalen y la biblioteca del Instituto Japonés de Esperanto en Tokio.

Con la popularización y expansión de las nuevas tecnologías, el esperanto ha ganado una nueva fuerza propulsora y gracias a ello se puede hablar de un renacimiento del idioma. En internet se pueden encontrar miles de páginas web en esperanto, cursos, foros, salas de chat, blogs, grupos de debate, vídeos, prensa, etc. En 2011 surgió Muzaiko, la primera radio 24h que retransmite por internet. Un dato significativo de la situación del esperanto es el número de artículos en esta lengua: la Vikipedio, Wikipedia en esperanto, posee más de 195 000 artículos en abril del 2014, cifras superiores a las de muchas lenguas étnicas. En febrero de 2012, el traductor de Google incorporó el esperanto a su lista de idiomas.[28]

Así pues, aprender esperanto y ponerse en contacto con otros hablantes es hoy más fácil que nunca.

El idioma[editar]

Clasificación lingüística[editar]

Al ser una lengua planeada, el esperanto no está genealógicamente relacionado con el idioma de algún grupo étnico.

Podría ser descrito como «un idioma cuyo léxico es eminentemente latino y germánico. Desde un punto de vista morfológico, es predominantemente aglutinante, al punto de tener un carácter un poco aislante».[29] La fonología, gramática, vocabulario y semántica están esencialmente basados en idiomas indoeuropeos de Europa. Los aspectos pragmáticos, entre otros, no fueron definidos en los documentos originales de Zamenhof.

Tipológicamente hablando, el esperanto es un idioma preposicional y su orden por omisión es Sujeto Verbo Objeto y Adjetivo - Sustantivo, aunque técnicamente cualquier orden es posible, gracias a los morfemas que señalan la función gramatical de cada palabra. Se pueden crear nuevas palabras mediante el uso de afijos y mediante la agrupación de raíces en una sola palabra.

Ortografía[editar]

El esperanto se escribe con una versión modificada del alfabeto latino, que incluye 6 letras con un diacrítico: ĉ, ĝ, ĥ, ĵ, ŝ y ŭ (es decir, c, g, h, j, s circunflejo, y u breve). El alfabeto no incluye las letras q, w, x, y excepto en nombres extranjeros no asimilados.

Las 28 letras del alfabeto son:

a b c ĉ d e f g ĝ h ĥ i j ĵ k l m n o p r s ŝ t u ŭ v z

Todas las letras se pronuncian de manera similar a su equivalente minúscula en el Alfabeto fonético internacional (AFI), con la excepción de c y las letras acentuadas:

Letra Pronunciación
c [ ʦ ]
ĉ [ ʧ ]
ĝ [ ʤ ]
ĥ [ x ]
ĵ [ ʒ ]
ŝ [ ʃ ]
ŭ [ w ]

Existen dos convenciones de escritura compatibles con ASCII actualmente en uso. Estas sustituyen los dígrafos para las letras acentuadas. El h-sistemo (‘convención H’) (ch, gh, hh, jh, sh, u) se basa en los dígrafos 'ch' y 'sh' del inglés, mientras que la convención x (cx, gx, hx, jx, sx, ux) es útil para el ordenamiento alfabético en computadores (cx viene después de cu, sx después de sv, etc.).

El esperanto ha sido un lenguaje fácil para las comunicaciones en código Morse desde 1920. Todos los caracteres del esperanto tienen su equivalente en este código.

Vocabulario[editar]

El vocabulario se extrajo de muchos idiomas. Algunas palabras nuevas tienen su origen en idiomas no indoeuropeos, como el japonés, por ser consideradas internacionales. Sin embargo, la mayoría del vocabulario del esperanto procede de las lenguas romances (principalmente el latín, el italiano y el francés), el alemán e inglés.

Criterios para la elección del vocabulario[editar]

Los días de la semana están tomados del francés (dimanĉo, lundo, mardo,...), muchos nombres de partes del cuerpo del latín y del griego (hepato, okulo, brako, koro, reno,...), las unidades de tiempo del alemán (jaro, monato, tago,...), los nombres de animales y vegetales principalmente en los nombres científicos del latín.

Se puede inferir el significado de muchas palabras por su similitud con otros idiomas (mucho más detallado en el libro Etimologia vortaro de Esperanto, (Diccionario etimológico de esperanto, de Ebbe Vilborg)

  • abdiki (abdicar) como en inglés, latín, italiano y español.
  • abituriento (bachiller) como en alemán o ruso.
  • ablativo (ablativo) como en latín, inglés, italiano y español, pero también es reconocible por alemanes entendidos en gramática.
  • funto (libra) como en polaco, ruso, yiddish y alemán.
  • ŝnuro (cuerda) como en alemán, ruso, polaco, rumano y checo.

Además, Zamenhof creó cuidadosamente una pequeña base de palabras radicales y afijos, a partir de la cual se puede formar una cantidad mucho mayor de palabras. Gracias a esto, es posible adquirir un alto nivel comunicativo habiendo aprendido una cantidad relativamente pequeña de palabras (entre 500 y 2000 palabras y afijos).

Fonología[editar]

El esperanto tiene 5 vocales y 23 consonantes, dos de las cuales son semivocales. No tiene tono. Al igual que en el náhuatl, el acento tónico siempre cae en la penúltima sílaba, a menos que la vocal final o (o la a del artículo) sea elidida, lo cual ocurre comúnmente en la poesía. Por ejemplo, familio (familia) es [fa.mi.ˈli.o], pero famili’ es [fa.mi.ˈli].

Consonantes[editar]

Bilabial Labio-
dental
Alveolar Post-
alveolar
Palatal Velar Glotal
Nasal m   n        
Oclusiva p b   t d     k ɡ  
Africada     ʦ ʣ ʧ ʤ      
Fricativa   f v s z ʃ ʒ   x   h  
Vibrante     r        
Aproximante     l   j    

Vocales[editar]

El esperanto utiliza las cinco vocales del español, del latín o del suajili. No se hace distinción en la longitud de las vocales y tampoco se reconocen diferencias entre vocales nasalizadas y orales.

Frontal Posterior
Cerrada i u
Media e o
Abierta a

Hay seis diptongos decrecientes: uj, oj, ej, aj, aŭ, eŭ (/ui̯, oi̯, ei̯, ai̯, au̯, eu̯/).

Con sólo cinco vocales, se tolera un alto grado de variación vocálica que muchos otros idiomas no permiten. Por ejemplo, /e/ va desde la [e] (é francesa) hasta [ɛ] (è francesa). Estas diferencias casi siempre dependen del idioma materno del hablante. Un corte glotal puede usarse opcionalmente entre vocales adyacentes, especialmente si las vocales son las mismas, como en heroo (héroe) y praavo (bisabuelo). Esta parada glotal puede ser usada por hablantes que hablan idiomas que tengan o toleren pocos o ningunos hiatos, evitando así pronunciar diptongos no deseados.

Gramática[editar]

Las palabras en esperanto son derivadas (que usan afijos en la formación de nuevas palabras) mediante la aglutinación de prefijos, raíces y sufijos. Este proceso es bastante regular, de tal forma que se pueden crear palabras mientras se habla logrando la perfecta comprensión del interlocutor. Las palabras compuestas se forman siguiendo el orden modificador al principio - raíz al final.

Las diferentes partes de la oración se marcan con sus propios sufijos: todos los sustantivos comunes terminan en -o, todos los adjetivos terminan en -a, todos los adverbios derivados terminan en -e y todos los verbos terminan en uno de los seis sufijos de tiempo y modo verbales.

Los sustantivos plurales terminan en -oj (pronúnciese «oy»), mientras que el objeto directo termina en -on. El objeto directo plural termina en -ojn (pronúnciese como boina). Los adjetivos son concordantes a su sustantivo; las terminaciones respectivas son -aj (pronúnciese «ay») para plural, -an, para objeto directo y -ajn para objeto directo plural (pronúnciese como Paine).

Sustantivo Sujeto Objeto
Singular -o -on
Plural -oj -ojn
Adjetivo Sujeto Objeto
Singular -a -an
Plural -aj -ajn

Las seis inflexiones verbales son tres tiempos y tres modos. El tiempo presente -as, tiempo futuro -os, tiempo pasado -is, modo infinitivo -i, modo yusivo (imperativo-subjuntivo) -u, y modo condicional -us. No existe inflexión que indique persona o número. Por ejemplo: kanti - cantar; mi kantas - canto; mi kantis - canté; mi kantos - cantaré; mi kantu - (que) cantara; mi kantus - cantaría.

Tiempo verbal Sufijo
Presente -as (kantas)
Pasado -is (kantis)
Futuro -os (kantos)
Modo verbal Sufijo
Infinitivo -i (kanti)
Yusivo -u (kantu)
Condicional -us (kantus)

El orden de las palabras es comparativamente libre: los adjetivos pueden ir antes o después de los sustantivos, y los sujetos, verbos y objetos (marcados con el sufijo -n) pueden colocarse en cualquier orden. Sin embargo, el artículo, los demostrativos y las preposiciones siempre van antes del sustantivo. De manera similar, el negativo ne (no) y las conjunciones como kaj (y) y ke (que) deben preceder la frase o cláusula que introducen. En cláusulas copulativas (A = B), el orden de las palabras es tan importante como en español: un león es un animal vs. un animal es un león.

Las 16 reglas del esperanto[editar]

Las 16 reglas son una síntesis de la Esperanta gramatiko, que apareció en el Unua Libro (Primer Libro). Es, por lo tanto, parte del Fundamento de Esperanto. Por ningún motivo se le debe considerar como la gramática completa, aunque algunos esperantistas entusiastas aseveren eso. Sin embargo, ilustra de una manera simple y rápida las principales características del idioma para conocedores de terminología gramatical europea.[30]

Correlativos[editar]

En esperanto, los correlativos son una serie de palabras especiales que expresan una idea sencilla (mucho poco, algunos, ése, éste, todos...) a través de palabras compuestas por dos partículas. Estas partículas se combinan para formar una idea sólida en forma de palabra de manera totalmente regular. Este método de generar correlativos compuestos de partículas se basa, lejanamente, en el idioma ruso. Los correlativos poseen su propia gramática, ya que estos poseen sus propias terminaciones y reglas, las cuales se integran de manera totalmente regular en las reglas aplicables a palabras con lexema.

fin →
inicio
 ↓
A
cualidad
AL
causa
AM
tiempo
E
lugar
EL
modo
ES
pertenencia
O
objeto
OM
cantidad
U
persona, cosa específica
ĈI
todo
Ĉia
cada, todo
Ĉial
por toda causa
Ĉiam
siempre
Ĉie
en todos lados
Ĉiel
de todos los modos
Ĉies
de todos
Ĉio
todo
Ĉiom
todo
Ĉiu
cada uno, todos
I
algún
Ia
algún
Ial
por alguna causa
Iam
alguna vez
Ie
en algún lugar
Iel
de algún modo
Ies
de alguien
Io
algo
Iom
algo, un poco
Iu
alguien
KI
pregunta
Kia
cómo(adjetivo)
Kial
por qué
Kiam
cuándo
Kie
dónde
Kiel
cómo(adverbio)
Kies
de quién
Kio
qué
Kiom
cuánto
Kiu
quién
NENI
nada
Nenia
ningún
Nenial
por ningún motivo
Neniam
nunca
Nenie
en ningún lado
Neniel
de ningún modo
Nenies
de nadie
Nenio
nada
Neniom
nada
Neniu
nadie
TI
ése
Tia
tal, igual, semejante
Tial
por eso
Tiam
entonces
Tie
allá, ahí
Tiel
así, tan
Ties
de ése
Tio
eso
Tiom
tanto
Tiu
ése

Las terminaciones de los correlativos no siempre concuerdan con las terminaciones de raíz. Es importante aclarar que los correlativos que terminan con -u expresan personas pero también se usan para expresar cosas específicas. No es lo mismo decir todo (Ĉio) que decir todos (Ĉiu). Los que terminan con -u son sustantivos cuando se utilizan solos, y adjetivos cuando acompañan a un sustantivo. Por ejemplo, en la frase Ĉiuj diris... (Todos dijeron...) la palabra Ĉiu se usa como sustantivo, pero en Ĉiuj homoj diris... (todas las personas dijeron...) la misma palabra se usa como adjetivo que describe la palabra homo (persona). Los que terminan con -o siempre son sustantivos. Los que terminan con -a son siempre adjetivos comunes, mientras que los que terminan con -es son adjetivos posesivos. Los que terminan con -am, -om, -el, -al son adverbios de tiempo, cantidad, modo y razón, respectivamente.

Los correlativos que comienzan con k- pueden ser usados como palabras interrogativas, pero también como relativos, los cuales son palabras que se refieren a lo ya dicho anteriormente: Ésa es la casa donde yo vivo (Tiu estas la domo kie mi vivas). En el ejemplo anterior, la palabra donde no se usa como interrogativo, sino como relativo adverbial de la casa. De esta misma manera funcionan los correlativos interrogativos y relativos en esperanto, como en español. Los relativos unen dos oraciones en una, y es por eso que estas oraciones tienden a tener dos o más verbos conjugados.

El esperanto utiliza dos partículas que modifican los correlativos: Ĉi, que expresa cercanía y ajn, que expresa indiferencia. Ambas pueden estar al principio o al final del correlativo -o a veces palabra normal- que modifiquen.

  • Tie (allá, allí) → tie Ĉi (aquí)
  • Tiam (en ése tiempo) → Ĉi tiam (en éste tiempo)
  • Tiu (ése, aquel) → Ĉi tiu (éste)
  • Ĉio (todo) → Ĉi Ĉio (todo esto)
  • iu (algún) → iu ajn (cualquiera)
  • io (algo) → ajn io (cualquier cosa)

Evolución del esperanto[editar]

Desde 1887 hasta hoy, el esperanto ha tenido una evolución lenta pero continua y sin presentar cambios radicales. Estos cambios (a veces apenas notados, a veces agriamente disputados) abarcan, aparte del crecimiento general de vocabulario y entre otras, las siguientes tendencias:

  • Preferencia por la formación corta de algunas palabras, como spontana en lugar de spontanea.
  • Enriquecimiento en matices del vocabulario, por ejemplo en Blek (producir sonidos los animales) se añadió una lista de verbos para especies concretas.
  • Evolución de diferencias semánticas, ej: plaĝo: franja de costa para tomar el baño y el sol, a menudo transformada por los hombres para este objetivo; strando: franja de costa más original, natural y «salvaje».
  • Uso de k (en algunos casos h) en lugar de la más antigua ĥ, principalmente después de la r.
  • Uso de -io en lugar de -ujo en los nombres de países, ej: Francio en vez de Francujo (Francia).
  • Adverbialización más frecuente; ej.: Lastatempe en lugar de en la Lasta tempo.
  • Preferencia por evitar formar palabras complejas.

El esperanto en la educación[editar]

Una cantidad relativamente baja de escuelas enseña esperanto de manera oficial en China, Hungría y Bulgaria. La mayoría de los esperantohablantes sigue aprendiendo el idioma de manera autodidacta o mediante cursos por correspondencia. Muchos cursos de esperanto, que inicialmente se impartían por correspondencia convencional, fueron adaptados al correo electrónico e impartidos por grupos de profesores voluntarios. Más recientemente, sitios web de enseñanza como Lernu! se han vuelto populares. Varios pedagogos estiman que se puede aprender esperanto en un período equivalente a una cuarta parte, hasta una veinteava parte del tiempo necesario para aprender otros idiomas.[31] Algunos argumentan, no obstante, que esto se aplica sólo a hablantes nativos de idiomas occidentales.[32]

Claude Piron, un psicólogo de la Universidad de Ginebra y traductor de chino-inglés-ruso-español-francés de Naciones Unidas, asegura que es más fácil pensar claramente en esperanto que en muchos idiomas nacionales (vea la Hipótesis de Sapir-Whorf para más detalles sobre esta teoría) porque «el esperanto se apoya exclusivamente en los reflejos innatos [y] se diferencia de los otros idiomas en el hecho de que siempre puedes confiar en la tendencia natural de generalizar patrones. [...] La misma ley neuropsicológica [— denominada por] Jean Piaget asimilación generalizadora — se aplica tanto en la formación de palabras como en la gramática.»

Varios experimentos demuestran que el estudio del esperanto previo al de otro idioma extranjero agiliza y hace más fácil el aprendizaje del otro idioma. Esto probablemente se debe a que el aprendizaje de idiomas extranjeros se hace menos difícil siendo ya bilingüe. Además el uso de un idioma auxiliar, gramaticalmente simple y culturalmente flexible, disminuye el choque que implica aprender un primer idioma extranjero. En un estudio,[33] un grupo de escolares europeos que estudió esperanto por un año y luego francés por otros tres, mostró tener un dominio del francés significativamente mayor que otro grupo que estudió sólo francés durante cuatro años. Se han obtenido resultados similares cuando el segundo idioma fue el japonés, o cuando el curso se redujo a dos años, de los cuales seis meses se emplearon en aprender esperanto.

Para mayor detalle sobre estudios de este tipo, vea Valor propedéutico del esperanto.

Acreditación[editar]

La UEA (Asociación Universal de Esperanto), en colaboración con el Centro de aprendizaje avanzado de idiomas de la Universidad Eötvös Loránd (ELTE ITK por sus siglas en húngaro) de Budapest, ha elaborado exámenes que certifican los niveles B1, B2 y C1, según el marco común europeo de referencia para las lenguas.[34] [35] [36]

El ELTE ITK es miembro de la asociación de examinadores europeos de idiomas (ALTE por sus siglas en inglés)[37] y ya realizaba exámenes bilingües húngaro-esperanto antes de la normalización para certificar los niveles del marco común europeo de referencia para las lenguas, porque en Hungría, el esperanto está incluido y es tratado como cualquier otro idioma extranjero en el sistema educativo universitario. Los exámenes se pueden realizar en cualquier país y ELTE ITK entrega un diploma acreditativo, aunque advierte que los exámenes aprobados fuera de Hungría no tendrán el mismo valor legal dentro de la universidad estatal.[36]

Este nuevo sistema de examen monolingüe fue presentado a finales de 2008 y los exámenes se realizan desde 2009.[34] [35] [36] Desde el año 2009 se aprovechan grandes encuentros internacionales de hablantes de esperanto para organizar exámenes, si existe un grupo de al menos uno de los tres niveles.[34] Edukado.net[3] planea poner en marcha en su sitio web un sistema de autoevaluación para que las personas que lo deseen puedan comprobar su nivel antes de presentarse a un examen oficial.[35]

Críticas y modificaciones al esperanto[editar]

Las críticas más comunes al esperanto son que su vocabulario es demasiado europeo, letras acentuadas que solo existen en el alfabeto de este idioma, que es artificial o que no ha cumplido con las expectativas.

Aunque la evolución que ha sufrido el esperanto desde su publicación ha sido relativamente baja, han aparecido varios proyectos de reforma, empezando con las propuestas de Zamenhof de 1894. El propio Zamenhof terminó desechando esas propuestas porque vio que la mayor parte de la comunidad de hablantes aceptaba el idioma tal cual estaba. Hasta el momento las propuestas de reforma, ya fueran dentro del marco del esperanto o en forma de nuevos idiomas basados o no en el esperanto, no han sido aceptadas por la comunidad de hablantes por diversos motivos; si bien sigue existiendo algo de controversia en ciertos sectores de la comunidad, en cuanto a si es necesario reformarlo o no. El ido, propuesto en 1907, fue la única iniciativa que consiguió un número importante de seguidores. Supuso un cisma en la comunidad esperantista y un golpe para la expansión del esperanto, ya que al crearse dos movimientos afectó el crecimiento de ambos. Desde la muerte de Louis Couturat, principal defensor del ido, fue perdiendo paulatinamente hablantes, hasta quedar un número muy reducido de ellos.

El esperanto ha sido criticado por su supuesta preferencia hacia el sexo masculino, ya que aparentemente, por defecto, muchas de las palabras que se refieren a seres humanos, son masculinas pero hay que tener en cuenta que las raíces de las palabras de este idioma pueden ser neutras (ej: tablo = mesa), masculinas (ej: sinjoro = señor), o femeninas (ej: amazono = amazona). Cuando una raíz tiene género neutro o masculino se utiliza el sufijo -in para formar la palabra de género femenino, igual que en la mayoría de las lenguas no planificadas se usan ese u otros afijos. No obstante, esa crítica depende del punto de vista, puesto que algunas personas opinan que el esperanto da preferencia al sexo femenino, pues no le asigna un sufijo al sexo masculino. Por esta razón en esperanto el adjetivo femenino se escribe ina, mientras que el adjetivo masculino se escribe malina (se añade el prefijo mal- para formar el antónimo de la raíz). Otros opinan que da preferencia al género neutro, ya que la mayor parte de las raíces se refieren a cosas y, en general, en el caso de los animales es necesario añadir un prefijo para indicar el género masculino. Existe, sin embargo, un sufijo no oficial para el sexo masculino: -iĉo. Este afijo no ha sido aceptado oficialmente, ni está especialmente extendido su uso. Sí existe oficialmente el prefijo ge- para referirse a los dos géneros, en lugar de usar el neutro, como se hace, por ejemplo, en español.

En la comunidad de hablantes de esperanto hay diferencia de opiniones en cuanto a algunas críticas; a otras en general no les dan importancia alguna y en otras, la comunidad simplemente no ve base real para crítica.

La comunidad esperantista[editar]

Geografía y demografía[editar]

Los hablantes del esperanto son más numerosos en Europa y Asia oriental que en el continente americano, África y Oceanía. Son más numerosos en áreas urbanas que en rurales.[38] El esperanto es particularmente predominante en los países del centro, norte y este de Europa; en China, Corea, Japón e Irán en Asia; en Brasil, Argentina y Cuba en América; y en Togo y Madagascar en África.

Una estimación del número de hablantes del esperanto fue hecha por Sidney S. Culbert, esperantista y profesor jubilado de psicología de la Universidad de Washington, que rastreó y probó a hablantes del esperanto en áreas de muestra en docenas de países por un período de veinte años. Culbert concluyó que entre uno y dos millones de personas hablan esperanto a un nivel 3, «profesionalmente competente» (capaz de comunicar ideas moderadamente completas sin vacilación y de seguir discursos, transmisiones de radio, etc.) (Wolff 1996). El trabajo de Culbert consistió en una lista de estimaciones para todos los idiomas de más de un millón de hablantes. Los métodos de Culbert se explican detalladamente en la carta a David Wolff(en inglés). Debido a que Culbert nunca publicó información detallada referente a países o regiones, es bastante difícil corroborar la veracidad de sus resultados.

La cifra de dos millones aparece en Ethnologue, refiriéndose también al estudio de Culbert. De ser correcta esta estimación, aproximadamente el 0,03 % de la población mundial hablaría el idioma. Esto está muy por debajo de las expectativas de Zamenhof de que se convirtiera en un idioma universal, pero representa un nivel de popularidad jamás alcanzado por ningún otro idioma construido. Ethnologue también señala que hay entre 200 a 2000 hablantes nativos de esperanto (denaskuloj), quienes han aprendido el idioma por haber nacido en una familia cuyos padres hablan esperanto (esto suele ocurrir en una familia compuesta por padre y madre sin lengua común, que se conocieron gracias al esperanto, o a veces en una familia de devotos esperantistas).

Marcus Sikosek ha puesto en duda la cifra de 1,6 millones, considerándola exagerada. Sikosek estima que aun si los hablantes del esperanto estuvieran distribuidos de manera uniforme, se podría afirmar que con un millón de hablantes a nivel mundial, en la ciudad alemana de Colonia habría a lo menos 180 personas con un alto nivel de fluidez. Sin embargo, Sikosek encuentra sólo 30 hablantes de esas características en esa ciudad, y de manera similar halló cifras más bajas de las esperadas en lugares que supuestamente tendrían una concentración de esperantistas mayor al promedio. También nota que hay un total de 20 000 miembros en varias asociaciones de esperanto (otras estimaciones son más altas). Aunque indudablemente existen esperantistas que no son miembros de asociación alguna, Sikosek considera improbable el hecho de que haya quince veces más hablantes de los que están inscritos en alguna organización.[38] Otros piensan que esa proporción entre miembros del movimiento esperantista y hablantes del idioma no es improbable.

El lingüista finlandés Jouko Lindstedt, un experto en hablantes nativos del esperanto, presentó el siguiente esquema[39] que muestra la proporción de las habilidades lingüísticas de la comunidad esperantista:

  • 1000 son hablantes nativos del esperanto.
  • 10.000 lo hablan fluidamente.
  • 100.000 pueden usarlo activamente.
  • 1.000.000 entienden pasivamente un gran porcentaje.
  • 10.000.000 lo han estudiado en algún momento.

Metas del movimiento esperantista[editar]

La intención de Zamenhof fue la de crear un idioma fácil de aprender para fomentar la comprensión entre los pueblos y que sirviera como un idioma auxiliar internacional, es decir, una segunda lengu internacional, sin reemplazar los idiomas originales de las distintas etnias. Esta meta ha sido ampliamente compartida entre los hablantes del esperanto durante las primeras décadas del movimiento. Posteriormente, algunos esperantistas empezaron a ver el idioma y la cultura que se había desarrollado alrededor de éste como algo valioso y digno de formar parte, aunque el esperanto nunca fuera aceptado por las Naciones Unidas ni por ninguna otra organización internacional.

A aquellos hablantes del esperanto que desean que el esperanto sea adoptado oficialmente y a escala mundial se les llama finvenkistoj, por fina venko, que significa «victoria final». Los que se enfocan en el valor intrínseco del idioma son comúnmente llamados raŭmistoj, por Rauma, Finlandia, lugar en el que se declaró la improbabilidad a corto plazo de la fina venko y el valor de la cultura esperantista en el Congreso Juvenil en 1980. Estas categorías, sin embargo, no son mutuamente excluyentes (véase Finvenkismo).

El Manifiesto de Praga (1996) presenta la visión de gran parte del movimiento esperantista y de su principal organización, la Asociación Universal de Esperanto (UEA).

Cultura[editar]

Literatura en esperanto[editar]

El esperanto es la única lengua construida que posee una cultura propia suficientemente desarrollada, y que ha creado una literatura de interés formada tanto por obras traducidas como originales. El primer libro donde se ofrecían los fundamentos del idioma ya incluía una traducción, y un pequeño poema original. Posteriormente, el mismo iniciador del idioma, L. L. Zamenhof, continuó editando obras, tanto traducidas como originales, como una forma consciente de probar y desarrollar las potencialidades de la lengua. Actualmente los hablantes de esperanto continúan considerando las obras de Zamenhof como modelos del mejor esperanto clásico. Otros autores de la primera etapa fueron Antoni Grabowski y Kazimierz Bein (Kabe). Henri Vallienne es considerado como el autor de las primeras novelas.

Se calcula que el número de libros editados en esperanto es superior a los 30 000. El principal servicio de venta de libros, el de la Asociación Universal de Esperanto, posee más de 4000 títulos en su catálogo.[40] Además cada asociación nacional y muchos clubes locales tienen sus propias librerías y bibliotecas. Existen revistas dedicadas exclusivamente a la literatura, como Beletra Almanako[41] y Literatura Foiro,[42] mientras que las revistas generales, como Monato[43] y La Ondo de Esperanto[44] también editan textos de ficción, originales y traducidos.

En los últimos años ha tomado gran protagonismo entre los autores de libros originales la llamada Escuela ibérica, grupo entre los que se encuentran los escritores Miguel Fernández, Miguel Gutiérrez Adúriz, Jorge Camacho, Gonçalo Neves o Abel Montagut.

Los hablantes de esperanto y, en ocasiones, el público en general tienen disponibles bibliotecas en algunas de las asociaciones de hablantes. Dos de las más importantes son: la biblioteca Butler de la Asociación Británica de Esperanto que albergaba en 2011 alrededor de 13 000 volúmenes, la Biblioteca Hector Hodler, en Rotterdam, que en el año 2007 tenía aproximadamente 20 000 libros.[45]

Música en esperanto[editar]

  • Una canción de la banda sonora de Final Fantasy XI, llamada «Memoro de la Ŝtono» (‘Memoria de la piedra’) tiene su letra en esperanto.[56]
La Espero

El esperanto y el cine[editar]

Rodaje de Angoroj (Angustias) en 1963, el primer largometraje en esperanto.

El cine en esperanto ha tenido un desarrollo menor, principalmente por las dificultades de distribución en una comunidad tan dispersa. Sin embargo, el esperanto sí ha sido utilizado en ocasiones,[58] sobre todo en casos en que se quería dar un efecto especial, o cuando la trama involucraba a personas relacionadas con el idioma. Algunos ejemplos:

  • En la película El gran dictador de Charles Chaplin, los carteles, pósters y demás utilería del decorado del gueto no estaban escritos en alemán, sino en esperanto.[59]
  • El filme Incubus de 1966, protagonizado por William Shatner, es la única película estadounidense rodada completamente en esperanto.
  • En Street Fighter: La última batalla de 1994 también se pueden ver carteles con palabras en esperanto, en tipografía de caracteres latinos que quiere recordar a la tailandesa. Asimismo se puede escuchar a uno de los personajes dar órdenes de disparar en esperanto.[60]
  • En Blade: Trinity, la acción transcurre en una ciudad bilingüe, donde se observan todos los carteles en inglés y esperanto; incluso asistimos a una conversación en dicha lengua entre uno de los protagonistas y un kiosquero.[61]
  • En la película española El coche de pedales, el protagonista, Álex Angulo, interpreta a un profesor de esperanto que frecuentemente saluda y se expresa en dicha lengua; en una escena se le puede oír dictar un cuento a sus alumnos en este idioma.
  • La reciente aparición del filme Gerda Malaperis, basado en una novela homónima escrita en esperanto, así como otros muchos filmes y documentales completamente en este idioma o al menos se utiliza este en diálogos específicos.
  • En Gattaca, los altavoces del Centro donde transcurre la acción principal emiten anuncios en esperanto.
  • En la serie Enano Rojo, algunos carteles de la nave están en esperanto.
  • El cortometraje Cuando Apolo encontró a Dionisos del realizador J. M. Asensio es el primero en ser subtitulado al esperanto.

Recientemente se ha creado una compañía de esperantistas en Brasil llamada Imagu Filmoj que hace cine en esperanto. Ya ha grabado Gerda Malaperis[62] y La Patro[63] [64] (basado en un relato de la literatura japonesa).

Religión[editar]

Traducciones de la Biblia[editar]

La primera traducción de la Biblia en esperanto fue una traducción del Tanaj o Antiguo Testamento hecha por L. L. Zamenhof. La traducción fue revisada y comparada con traducciones de otros idiomas por un grupo de clérigos y estudiosos británicos antes de ser publicada en el British and Foreign Bible Society en 1910. En 1926 se publicó junto con una traducción del Nuevo Testamento en una edición comúnmente llamada Londona Biblio. En la década de 1960, la Internacia Asocio de Bibliistoj kaj Orientalistoj trató de organizar una nueva versión de la Biblia ecuménica en esperanto. Desde entonces, el pastor holandés Gerrit Berveling ha traducido los libros apócrifos o deuterocanónicos, además de nuevas traducciones de los Evangelios, algunas de las epístolas del Nuevo Testamento y algunos libros del Tanaj o Antiguo Testamento. Estos se han editado en varios cuadernos separados, o serializados en Dia Regno, pero los libros deuterocanónicos han aparecido en las últimas ediciones de la Londona Biblio.

Cristianismo[editar]

Dos organizaciones cristianas esperantistas se formaron a principios de la historia del esperanto.

  • 1910 - La Unión Internacional de Esperantistas Católicos, que continúa funcionando actualmente, lo que la convierte en una de las asociaciones esperantistas más longevas. Dos papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI, han utilizado regularmente el esperanto en las bendiciones multilingües urbi et orbi en Semana Santa y Navidad cada año, desde la Semana Santa de 1994.
  • 1911 - La Liga Internacional de Esperantistas Cristianos.

Entre las iglesias que usan el esperanto se encuentran:

  • La Quaker Esperanto Society (Sociedad Cuáquera de Esperanto).
  • Hay casos de apologistas cristianos y profesores que utilizan el esperanto como medio. El pastor nigeriano Bayo Afolaranmi es el autor del libro Spirita nutraĵo (Alimento espiritual).

Chick Publications, editorial de tratados temáticos evangelísticos, ha publicado una serie de historietas de Jack T. Chick traducidas al esperanto, entre ellas Jen via tuta vivo (Esta fue tu vida).

Islam[editar]

El ayatolá Jomeini de Irán exhortó a los musulmanes a que aprendieran esperanto y elogió su uso como un medio para mejorar la comprensión entre los pueblos de diferentes religiones. Después de sugerir que el esperanto reemplazará al inglés como lengua franca internacional, comenzó a ser utilizado en los seminarios de Qom. Una traducción al esperanto del Corán fue publicada por el Estado poco después. En 1981, su uso se hizo menos popular cuando se hizo evidente que los seguidores de la Fe Baha'i se interesaron por él.

Bahaísmo[editar]

El bahaísmo es una religión originada en el Islam, reformado y difundido después de la ejecución de su fundador, Báb. El bahaísmo alienta el uso de una lengua auxiliar, sin apoyar ninguna específicamente, pero ve en el esperanto un gran potencial para asumir este papel.[65] Se considera, mientras tanto, que cualquier lengua adoptada podrá ser modificada y adaptada a través de un consenso con representación de todos los países. Varios volúmenes de escrituras bahai han sido traducidos al esperanto. Lidja Zamenhof, hija del fundador del esperanto, era bahaí.[66]

Budismo[editar]

La Budhana Ligo Esperantista[67] (Liga Budista Esperantista) existió durante los años 1925-1986 y fue refundada en 2002 en la ciudad de Fortaleza, Brasil, durante el LXXXVII Congreso Universal de Esperanto. Numerosos textos sagrados del budismo se han traducido al esperanto.

Oomoto[editar]

El Oomoto es una religión japonesa fundada en 1892 por Nao Deguchi. Se le suele incluir dentro de los nuevos movimientos religiosos japoneses, organizados al margen del sintoísmo. Se trata en parte de un deseo universalista, con tendencia a la unificación de religiones. Un papel destacado en su estrategia es el uso de la lengua internacional esperanto, que aún hoy es fuertemente apoyada por los seguidores de este grupo.[68]

Espiritismo[editar]

El esperanto es divulgado activamente en Brasil por los seguidores del espiritismo. Este fenómeno se originó a través de Francisco Valdomiro Lorenz, emigrante de origen checo que fue pionero de ambos movimientos en este país. La Federación Espiritista Brasileña publica libros didácticos de esperanto y traducciones de las obras básicas del espiritismo, y anima a los espiritistas a hacerse esperantistas.[69]

Debido a esto, en Brasil muchas personas no esperantistas desinformadas tienen la impresión de que el esperanto es una «lengua de espiritistas»; contrariamente a ello, cabe destacar la diferencia entre el número relativamente elevado de espiritistas entre los esperantistas brasileños (entre un cuarto y un tercio) y la insignificante cifra recíproca de espiritistas brasileños que hablan esperanto (poco más de un 1 por ciento). Este fenómeno no ocurre en otros países.

Movimiento raeliano[editar]

El movimiento raeliano, secta ufológica fundada por el francés Claude Vorilhon, intentó difundir sus doctrinas entre los esperantistas, y a principios de los años ochenta editó la traducción de tres libros de su líder al esperanto: La libro kiu diras la veron en 1981 (El libro que dice la verdad), La eksterteranoj forkondukis min sur sian planedon en 1981 (Los extraterrestres me llevaron a su planeta) y Akcepti la eksterteranojn en 1983 (Aceptar a los extraterrestres).[70] También se distribuyó propaganda en este idioma.[71] con poco éxito real.

Ejemplos de texto[editar]

La Declaración Universal de los Derechos Humanos[editar]

Artículo 1.º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Universala Deklaracio de Homaj Rajtoj, en esperanto)[72]

Ĉiuj homoj estas denaske liberaj kaj egalaj laŭ digno kaj rajtoj. Ili posedas racion kaj konsciencon, kaj devus konduti unu al alia en spirito de frateco. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos. Están dotados de razón y de conciencia, y deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Referencias[editar]

  1. a b Ethnologue. Gordon, Raymond G., Jr. (ed.), 2005. Ethnologue: Languages of the World, Fifteenth edition. Dallas, Tex.: SIL International. [1]. Ver también "Hablar esperanto como un nativo" [2]
  2. Búsqueda de "Esperanto" en Google, revisado el 31 de agosto de 2011
  3. Poblet, Francesc (abril-maig 2008). «Kataluna Antologio. Una antología de la literatura catalana en esperanto». Lletres (Barcelona: Grup del Llibre). 
  4. Vilamitjana, Jordi (30 de agosto 2010). «Cien años del Congreso de Esperantistas gerundenses». Diario de Mallorca. 
  5. Cherpillod, André (2007). Ido, unu jarcenton poste. Courgenard: La Blanchetière. 
  6. Gran Enciclopedia Catalana (ed.): «Esperanto» (en catalán). l'Enciclopèdia.
  7. Lladró, Vicente (5 de diciembre 2009). «Esperanto, lingvo oficiala». Las Provincias. http://www.lasprovincias.es/20091205/culturas/esperanto-ligvo-oficiala-20091205.html. 
  8. Firth, Will. nodo50.org (ed.): «Esperanto kaj anarkiismo» (en esperanto). Maldekstro kaj Esperanto.
  9. Marco Botella, Antonio (marzo de 2006). nodo50.org (ed.): «esperantistas y libertarios». Maldekstro kaj Esperanto.
  10. La utilización del esperanto durante la Guerra Civil española Maldekstro kaj Esperanto
  11. Preso en el fuerte de Ezkaba (losfugadosdeezkaba1938.com)
  12. Hitler, Adolf (1924). . Volumen 1, Capítulo XI. (en inglés)
  13. Lins, Ulrich (1990). La danĝera lingvo. Moscú: Progreso. 
  14. Hoffmann, Frank W.; William G. Bailey (1992). Mind & Society Fads. Haworth Press. ISBN 1560241780.  , pág. 116] (en inglés)
  15. a b Big Picture: The aggressor Documental incluido en la serie de documentales Big Picture realizados para la televisión por el ejército estadounidense
  16. Esperanto, the aggressor language (Esperanto, la lengua del agresor) Manual de campo n.º 30-101-1. Publicado en Washington por el Cuertel General del departamento del ejército el 28 de febrero de 1962.
  17. Unuiĝintaj Nacioj, página de la UEA (en Esperanto), revisado el 31 de agosto de 2011
  18. Resoluciones IV.1.4.422 - IV.1.4.4221 - IV.1.4.4222 - IV.1.4.4223 y IV.1.4.4224. de la UNESCO
  19. Resolución de la UNESCO de 1954 (En esperanto), consultado el 05 de diciembre de 2011
  20. Resoluciones de la UNESCO sobre el esperanto en guindo.pntic.mec.es, revisado el 31 de agosto de 2011
  21. Federación Espiritista Brasileña, consultado el 05 de diciembre de 2011
  22. «La lengua peligrosa, las persecuciones contra el esperanto» en el sitio de la Federación Española de Esperanto, consultado el 05 de diciembre de 2011
  23. Esperanto y anarquismo en nodo50.org, revisado el 31 de agosto de 2011
  24. Izquierda y Esperanto -en nodo50.org, revisado el 31 de agosto de 2011
  25. Adolf Hitler (1924). «Mein Kampf». Volume 1, Chapter XI.
  26. a b La lengua peligrosa, en delbarrio.eu, revisado el 31 de agosto de 2011
  27. Esperanto - Questions, Answers, Fun Facts, Information, revisado el 31 de agosto de 2011
  28. El traductor de Google ya sabe esperanto
  29. Blank, Detlev (1985). Akademie-Verlag, ed. Internationale Plansprachen. Eine Einführung ("Lenguas planeadas internacionales: Una introducción"). ISSN 0138-55 X. 
  30. Fundamento de Esperanto. Consultado el 5 de diciembre de 2011.
  31. ¿es el esperanto 4 veces más fácil de aprender? (en inglés), revisado el 31 de agosto de 2011
  32. rickharrison.com, revisado el 31 de agosto de 2011
  33. Williams, N. (1965) 'A language teaching experiment', Canadian Modern Language Review 22.1: 26-28
  34. a b c Información en la página de UEA (en esperanto)
  35. a b c Información en Edukado.net
  36. a b c Información en la versión en esperanto de la web oficial de ELTE ITK
  37. Página de ELTE ITK en el sito web de ALTE.
  38. a b Sikosek, Ziko M. Esperanto sen mitoj (‘Esperanto sin mitos’). Segunda edición. Amberes: Flandra Esperanto-Ligo, 2003.
  39. Lindstedt, Jouko. «Re: Kiom?» (posting). DENASK-L@helsinki.fi, 22 April 1996.
  40. Catálogo en la UEA (en esperanto), revisado el 31 de agosto de 2011
  41. Beletra Almanako, consultado el 5 de diciembre de 2011
  42. Literatura Foiro, revisado el 31 de agosto de 2011
  43. Monato, consultado el 0 de diciembre de 2011
  44. La Ondo de Esperanto, consultado el 5 de diciembre de 2011]
  45. Página de la Biblioteca Hodler en la web de la UEA
  46. Página 259 de Rusalka: A Performance Guide with Translations and Pronunciation (Rusalka: Guía de representaciones con traducciones y pronunciación ) de Timothy Cheek (en inglés)
  47. Rusalka en esperanto en Youtube
  48. Vinilkosmo folk, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  49. Vinilkosmo rock y pop, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  50. a b Vinilkosmo hip-hop. electro y tecno, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  51. Vinilkosmo Hardcore, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  52. Vinilkosmo audiorama, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  53. Catálogo de música de SAT en Hispanio, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  54. vinilkosmo.com, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  55. Fuente (en inglés), Consultado el 05 de diciembre de 2011
  56. Memoro de la ŝtono en Youtube., Consultado el 05 de diciembre de 2011
  57. Mi brilu plu, consultado el 5 de diciembre de 2011
  58. El esperanto y el cine, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  59. El gran dictador en IMDB, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  60. Ficha de la película en Imdb (ver sección idiomas)
  61. Blade:Trinity en IMDB, Consultado el 05 de diciembre de 2011
  62. Filmoj.net Gerda Malaperis (en Esperanto), consultado el 5 de diciembre de 2011
  63. Filmoj.net La patro (en Esperanto), consultado el 5 de diciembre de 2011
  64. La patro (Videoclip) en youtube, consultado el 5 de diciembre de 2011
  65. Bahaa Esperanto-Ligo (BEL) (ed.): «Bahaismo kaj Esperanto (en esperanto, francés, alemán, inglés y ruso)»., consultado el 5 de diciembre de 2011.
  66. Lidia Zamenhof, en bahai-library.com, consultado el 5 de diciembre de 2011.
  67. Budhana Ligo Esperantista, consultado el 5 de diciembre de 2011
  68. Oomoto. Consultado el 5 de diciembre de 2011.
  69. University of Kansas Libraries (ed.): .
  70. La Libro, Kiu Diras la Veron; La Eksterteranoj Forkondukis Min sur Sian Planedon; Akcepti la Eksterteranojn Reseña de Don Harlow, consultada el 5 de diciembre de 2011.
  71. Raelana Movado kaj Esperanto NIFO-DOSIEROJ, consultado el 5 de diciembre de 2011.
  72. United Nations Human Rights, revisado el 31 de agosto de 2011

Bibliografía[editar]

  • Auld, William. 1988. La Fenomeno Esperanto (El fenómeno Esperanto). Rotterdam: Universala Esperanto-Asocio.
  • Auld, William. 1991. Nova Esperanta Krestomatio. Rotterdam: Universala Esperanto-Asocio ISBN 92-9017-043-3
  • Auld, William. (1984) 1987 2.ª edición Esperanta antologio. Rotterdam: Universala Esperanto-Asocio
  • Butler, Montagu C. 1965/1971. Step by Step in Esperanto. ELNA 1965/1991. ISBN 0-939785-01-3
  • Culbert, Sidney S. Tres cartas sobre la metodología para la estimación del número de esperantistas, escaneado y puesto en HTML por David Wolff.
  • Eco, Umberto. 1996. «La búsqueda de la lengua perfecta». Grijalbo Mondadori. Barcelona, p. 271 y ss.
  • DeSoto, Clinton (1936). 200 Meters and Down. West Hartford, Connecticut, USA: American Radio Relay League, p. 92.
  • Everson, Michael. 2001. The Alphabets of Europe: Esperanto {PDF}. Evertype.
  • Forster, Peter. 1981. The Esperanto Movement. New York: Mouton De Gruyter.
  • Harlow, Don. 1995-1996 The Esperanto Book. Autopublicación en la internet.
  • Janton, Pierre. 1988. Esperanto Rotterdam: Universala Esperanto-Asocio.
  • Janton, Pierre. 1993. Esperanto: Language, Literature, and Community. Albany: State University of New York,.
  • Kalocsay, Kálman y Gaston Waringhien. 1980. Plena Analiza Gramatiko de Esperanto.
  • Wells, John. 1989 Lingvistikaj aspektoj de Esperanto (Aspectos lingüísticos del Esperanto). Segunda edición. Rotterdam: Universala Esperanto-Asocio.
  • Wennergren, Bertilo. (1990) 2005, 14 edición. Plena Manlibro de Esperanta Gramatiko (PMEG). Sitio con el texto [4]
  • Zamenhof, Ludwik. Ludovikologia dokumentaro I Tokyo: Ludovikito, 1991. re-impresión del Unua Libro en ruso, polaco, francés, alemán, inglés y sueco.
  • Zamenhof, Ludwik. 1905. Fundamento de Esperanto. versión HTML de la Akademio de Esperanto
  • Zamenhof, Ludwik. 1905. Fundamenta Krestomatio Project Gutemberg versión en PDF
  • Zamenhof, Ludwik. 1910. Esperanta Proverbaro. en Wikiquote [5] [6]

Véase también[editar]

Wikipedia
Esta lengua tiene su propia Wikipedia. Puedes visitarla y contribuir en Wikipedia en esperanto.

Lengua[editar]

Cultura[editar]

Esperantistas destacados[editar]

Enlaces externos[editar]

Wikilibros

Aprendizaje[editar]

Más información sobre esperanto[editar]

Diccionarios y traductores[editar]

Comunidades[editar]