Heavy metal argentino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Heavy Metal argentino»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Pappo, unos de los iniciadores del heavy metal en español.
Ricardo Iorio fue el líder, fundador, bajista y principal compositor de las canciones de V8, Hermética y Almafuerte.

El heavy metal argentino comprende a los grupos y artistas de heavy metal de Argentina, así como también a los medios de prensa especializados y a los locales de música relacionados.[1]

Historia[editar]

Orígenes[editar]

Los orígenes del Heavy Metal argentino pueden situarse en la década del '70, con grupos como Pappo's Blues, Pescado Rabioso, El Reloj, Cuero con Nacho Smilari, Color Humano, etc. Si bien dichos grupos no eran heavy metal tal como hoy se conoce el término - de hecho el término Heavy Metal aún no se empleaba[2] - situaron las bases a partir de las cuales se establecería el género años más tarde.


Primeros grupos[editar]

Logotipo de Riff, precursora del heavy metal en Argentina.
V8 en 1983. De izq. a der.: Zamarbide, Civile, Iorio y Rowek.

El primer grupo Heavy Metal en tener éxito fue Riff. Eso quedó claramente establecido en el concierto que se tituló "Adiós Pappo's Blues, Bienvenido Riff" el 14 de noviembre de 1980, donde Pappo mostró la nueva cara de su música luego de haber tomado contacto con las nuevas influencias de la NWOBHM en el exterior.[3]

Luego vino V8. Mientras Riff abordaba temáticas propias de una banda de rock (mujeres, coches, rock, etc), los V8 se manifestaban en contra del sistema y las instituciones, con un estilo musical más violento y simple que el común del Heavy Metal, aunque sin llegar tampoco a ser un grupo punk. Los V8, sin saberlo, realizaron un estilo propio teniendo similitudes con el grupo Discharge, banda Punk-Metal inglesa. Ellos implementaron en sus temas el estilo propio de dicha banda, también conocido como D-Beat.

V8 comenzó como una banda común, con nulo o escaso público, pero se hizo conocida luego de un altercado durante su presentación[4] [5] en el festival BA Rock IV[6] el 8 de noviembre de 1982.

«Al salir a tocar vieron que nos salíamos de contexto y comenzaron a hacer blanco con nosotros... volaban naranjas, cachos de pizza, botellas, de todo. Osvaldo rompió la viola y los chabones se salvaron de que no se las tirara por la cabeza. Se coparon muy mal, se pudrió todo, Iorio insultaba a los hippies. Y vino lo peor: durante los dos temas que emitían en directo por la radio yo me trencé con un hippie que estaba enfurecido. Traté de calmar al jipón, pero el tipo seguía. Hasta que me rayé y le dije: "¡Vení, hippie de m..., subí acá que te reviento!". ¡Y justo me acordé que estaba saliendo todo en directo por la radio! Se armó un quilombo, pero no nos importaba nada. Y varios se coparon a pesar de todo.»

Alberto Zamarbide.
Biografía de V8. Extraída del libro "Heavy Metal Argentino", Pg 62.
Autores:Frank Blumetti y Carlos Parise, redactores de la Revista Madhouse.



Solo para situarnos en contexto con la coyuntura socio-política argentina de aquel momento: la Guerra de las Malvinas fue en el año '82, había comenzado un 2 de abril y terminado un 14 de junio. En noviembre del '82 Argentina se encontraba bajo régimen dictatorial interino ya que Leopoldo Galtieri había renunciado un 17 de junio. El país vivía desde hacia 6 años bajo el «Proceso de Reorganización Nacional» (1976-1983). Se avecinaba la recuperación de la democracia, pero esto sería recién el 30 de octubre de 1983. Por su parte, los V8 desde el año '79 (año de inicio del grupo) vociferaban rebelión, en plena dictadura. No eran los únicos, bandas como Los Violadores le gritaban al sistema opresivo desde otro genero como el Punk(Punk Argento); así mismo desde el Folk Contestatario de artistas como León Gieco, Piero o Pedro y Pablo entre muchos otros.
Durante su show se pelearon con el público presente, ya que estos pretendían ver otro tipo de bandas. Dicho público tenía una mayoritaria inclinación hippie, a quienes los metaleros les criticaban su falta de reacción contra los abusos del gobierno; y de hecho V8 lo hacía en sus propias letras, cantando fragmentos como:


"Basta ya, de engaños;
el presente, es dolor;
y yo vivo, la realidad;
y de ella, es mi reacción;
Pues estoy cansado del llanto, que nunca algo me dio,
de la calma, y la paciencia, ante la represión"

V8. Letra del tema "Momento de luchar".
Álbum: Un paso mas en la batalla.
Editado en enero de 1985.



Aunque fueran rechazados por el público del B.A. Rock, otros metaleros con ideas similares se enteraron de la existencia de V8 y comenzaron a seguir al grupo, lo que aumentó su popularidad. V8 llegó a ser la banda más popular del género rockero junto a Riff, logrando rebeldía en la gente influenciada por sus letras en contra del sistema.

Algo común en aquel entonces en los recitales de todas las bandas Heavy, es que la gente no se limitaba a hacer pogo, sino que se ponía realmente violenta, al punto de destrozar los locales. Esto le daba muy mala imagen al Heavy Metal en los medios de prensa, y Riff era el grupo más recriminado al ser el más conocido.
Intentando terminar con dicha costumbre, Riff se presentó en el estadio de Ferrocarril Oeste bajo el eslogan "Riff termina el año sin cadenas". Pero al contrario de lo previsto, la violencia en dicho recital fue tan devastadora que el grupo se vio obligado a separarse.

«En diciembre de 1983 hicimos Riff en Ferro y la policía se fue durante el recital. El de Sadaic me dijo: “Che, no entra nadie”. Claro, no entraba nadie por la puerta, entraban por los costados. Había 10 mil personas y 1500 entradas vendidas. Un chabón le tiró un tablón encendido a Danny Peyronel, que tocaba el teclado, y lo salvó el Ruso Verea tirándolo al piso, mientras la madera se clavaba en el Marshall. Era pesado porque veníamos de una dictadura, la gente tenía bronca. Nos pasaban cosas así porque no había quien nos asesorara. Hoy, en cambio, un pibe que quiera laburar con un grupo tiene 400 tipos que lo pueden ayudar. Las cosas suceden porque los pibes son secretarios de los grupos, confunden independencia con trabajar para sus amigos.»[7]

Mundy Epifanio.
Ex-Productor y Manager de Riff.
Entrevista. Suplemento NO, diario argentino Pagina 12, 10/03/05.



Por su parte, los V8 luego de 2 discos se alejaron por un tiempo de la actividad e intentarían emigrar a Brasil donde creyeron que habría mejores condiciones para tocar.
Sin sus dos grupos principales, la escena del Metal argentino se vio debilitada por un par de años.

Segunda etapa[editar]

Considerando que la democracia se instauró en 1983 y que bajo el régimen de Leopoldo Galtieri solo se permitía escuchar música nacional; en retrospectiva, el intercambio cultural con Europa o USA era tardío; o en ultima instancia restrictivo y no masivo. La validez de "que es lo actual" era relativo. No existía Internet y no existían los formatos multimedia. El conocimiento del mainstream internacional era a través de cassetes, vinilos o revistas para los adinerados. La importación de productos en relación con la música no era significativa y considerada un lujo al alcance de unos pocos. El común ciudadano apenas si podía comprar cassetes o vinilos de edición nacional, algunos de pésima calidad.

«Era finales de los 70, principios de los 80. Íbamos a ver a Tonelada, Iceberg, Legión, qué se yo. Igual no había tantos lugares ni bandas metaleras. La verdad que los shows a los que más iba eran en los que tocábamos. Había unos recitales que se organizaron en All Boys, donde tocaron Belcebú, Tonelada, La Führer Heavy Metal Band y nosotros: Cerbero. Otros festivales que recuerdo se llamaban 10000 watts, que los organizaba un tipo de la radio que pasaba heavy metal a la noche, Daniel Aguilar. Pensar que con la música que pasaba este tipo, vos grababas lo último que salía y te armabas tu compiladito metalero, aunque te pisaran o te cortaran el tema. Así quedaba. Mirá que locura...

En esa época, vos comprabas un disco y lo compartías, hacías venir a todos tus amigos a tu casa a escucharlo. Nos poníamos todos a escuchar el último de Maiden, por ejemplo. Éramos diez monos escuchando el disco. Porque lo había podido comprar uno, y lo compartíamos.
Yo nunca tuve un tocadiscos. Así que era uno de los que iba a escuchar. Calculá que en esa época no había ni casetes, así que no podías grabarlo. Así que si uno se compraba el disco y te lo prestaba, ése era el tiempo que tenías para escucharlo y memorizarlo. Cada vez que llegaba un disco era una fiesta.

Mi primera banda fue Cerbero, éramos pocos los que hacíamos heavy en esa época. Veníamos remando para tocar y mostrar nuestra música y entre todas esas bandas, estaba V8. Ellos tuvieron la suerte de sobresalir, de que alguien les diera bola para poder grabar un disco o que le den cabida para tocar en un BA ROCK. Es el comienzo del metal acá, en 1981.»[8]

Tano Romano.
Guitarrista de la banda Malon, ex-Hermetica.
Entrevista. Revista argentina mavirockrevista:"Tano Romano, luchando por el metal", 05/12/12.


Mientras que en Estados Unidos, a principio de los 80's se gestaba la escena Hardcore (the New York Hardcore scene (NYHC)), aquello explotaría a principios de los 90's en nuestro país, con grupos como N.D.I (su exitoso corte Ceguera Juvenil) o B.O.D tras la cortina del Buenos Aires Hardcore[9] como espejo.
En 1981 Venom lanzaría su aclamado álbum debut Welcome to Hell; el cual es indicado como el primer disco de Black Metal, Thrash Metal e incluso Death Metal; y es considerado un prototipo esencial de estos géneros. En 1984, en homenaje a una canción de Venom titulada "Mayhem with Mercy", nace la icónica banda del Black Metal noruego Mayhem. A nivel nacional, bandas de este estilo aparecerían recién en el 89' o en los 90's; Vibrion, Lobotomy, Crematorio, etc.

El Heavy argentino comenzó a resurgir en 1984, con la reunión de Riff y el regreso de V8. Ahora el Heavy Metal tenía cierta presencia en los medios, así como más público, más ventas de discos y más recitales. Tras 5 años del Heavy en la escena argentina, el público se volvió más selectivo para con las bandas.

En cuanto al acontecer socio-político argentino, es de destacar que un importante proceso de hiperinflación afectó al país durante 1989, sería la primer crisis económica con brotes hiperinflacionarios (1989-1990) a finales del gobierno de Raúl Alfonsín. Claro está, que hubo una disminución de la actividad general del Heavy Metal por ese entonces.

Los noventa[editar]

Walter Giardino, ex V8 y fundador de Rata Blanca, instaló el estilo neoclásico en Argentina.
Hermética en concierto.

A principios de los 90's, unos años más tarde que en el resto del mundo; comenzaron a aparecer grupos de Hard Rock, Thrash, Doom, Black y Death Metal. El Hard Rock, que siempre fue fuerte a nivel mundial menos en Argentina y desde la década del '80, fue practicado por numerosos grupos como Alakran, Zero y Kamikaze, Street, Neron, Fiesta Americana, Kraken, Whisky, Rose, Yeah, Rojo Caliente,M-19, Rojo Caliente y Rocket entre otros. A mediados de los ochenta surge Rata Blanca, fundada por Walter Giardino y Gustavo Rowek, ambos ex V8, con la propuesta de combinar Heavy Metal con Música Clásica, iniciando así el estilo Metal Neoclásico en Argentina. Sacan su primer disco en 1988 y a pesar del éxito, su mejor época vendría en 1990 con Magos, espadas y rosas, lo que los llevó a recorrer gran parte de América Latina y demás países del mundo. Su sonido de Heavy Metal Clásico se iría alejando en 1991 por un sonido más ligado al Power Metal.

En dicho año, hicieron una presentación en el estadio de Vélez Sarsfield ante más de 30.000 personas presentando Guerrero del Arco Iris, cifra que ninguna banda metalera argentina logró antes ni después. Hacia 1993 experimentan con un estilo más duro y agresivo, hasta que en 1997 Giardino decide separar la banda y formar Temple, su proyecto solista, el cual tenía un sonido similar a su anterior banda. Ya en el año 2000, Temple se queda sin músicos, por lo que Giardino decide reunir nuevamente a Adrián Barilari, Guillermo Sánchez, Hugo Bistolfi, Gustavo Rowek y Sergio Berdichevsky. Estos dos últimos no aceptaron la propuesta ya que estaban ocupados con su nueva banda, pero Rowek recomienda a Fernando Scarcella para ocupar el puesto de baterista y esa formación se presenta en Bolivia con el nombre de Rata Blanca, ante 15.000 personas. Tras esto, la banda adopta un estilo más Hard Rock pero también mantiene la línea del Heavy Metal. Por otra parte, comenzaron a surgir numerosos grupos de Thrash Metal; como : Ultraje, Rapier, Caos, Advertencia, Sentencia, pero principalmente Horcas, Lethal y Hermética.

Sólo a fuerza de sus letras profundas y personales de descontento social, sin tener videoclips o una difusión radial o mediática importante, Hermética se estableció firmemente en la escena e influenció a gran parte de las nuevas bandas y el público. Incluso, por arrastre, V8 (la banda anterior de Ricardo Iorio, principal responsable de ambos grupos) alcanzó un nivel de popularidad mucho mayor del que tuvo en vida.

Hermética, al igual que V8 y luego Almafuerte, marcaron un antes y un después en el Heavy Metal nacional de pura cepa, con su sonido "seco" y brutal como lo llamaban sus integrantes y seguidores. Hermética consiguió una popularidad impensada, convirtiéndose en grupo soporte de grandes bandas del género como Motörhead y Black Sabbath. Incluso, participó junto a otras bandas como Slayer y Kiss de festivales heavys. Sin duda, era el momento de Hermética, se había convertido en la mayor y más popular banda Heavy del entorno nacional del momento.

Durante el gobierno de Carlos Menem se dictó la Ley de Convertibilidad, que equiparaba el precio de 10.000 australes (o posteriormente un peso) al de un dólar estadounidense. Esto permitió por un lado la entrada másiva de discos importados de grupos extranjeros (que hasta entonces eran editados por discográficas locales), así como también la contratación de gran cantidad de bandas para dar recitales en el país. Si bien en los 80's llegaban grupos extranjeros con muy poca frecuencia, es a partir de los 90's que comenzaron a presentarse prácticamente cada fin de semana.

Después de Hermética[editar]

Tras la separación de Hermética; Ricardo Iorio forma Almafuerte en 1995.
Logotipo de Nepal, banda de orientada al thrash metal y activa entre 1984 y 2001.
Logos. De izq. a der.: Walter Scasso, Marcelo Ponce, Alberto Zamarbide y Miguel Roldán.

A principios de 1995 el Metal argentino se vio conmocionado por la separación de Hermética. De dicho grupo, el líder y compositor Ricardo Iorio formó a Almafuerte, y sus ex compañeros Malón. Ambos se acusaban mutuamente por precipitar la separación. La banda se separa después de los exitosos conciertos de 1994 y el público se dividió entre ambos grupos, comenzando una feroz rivalidad.

A partir de aquel momento, por un tiempo no hubo bandas que se destacaran a nivel de convocatoria por sobre las otras. Ni Almafuerte ni Malón lograron mantener los niveles de convocatoria que había alcanzado Hermética. Aún, cuando Almafuerte en el '98 llenara el microestadio[10] del Parque Sarmiento en Buenos Aires. A.N.I.M.A.L. era un grupo en ascenso, y la mayor parte de su público estaba entre los más jóvenes que recién descubrían el Heavy Metal. En ese año también surgió Halógena, una banda de Heavy Metal liderada por Pablo Olivares. Con su disco Perdiste, logran tocar con bandas internacionales como Megadeth, Skid Row, Whitesnake y Queensryche. También Horcas aumentó su popularidad al redefinir su estilo tras la entrada de Walter Meza. Logos se separó a fines de los 90's y lo mismo pasó con Malón, Lethal y Nepal.

Sobre el final de la década surgió Imperio (Power Metal) y aunque se separó luego de 2 discos de estudio, su líder Gustavo Gorosito junto al guitarrista Pablo Gamarra retomaron la actividad de la banda editando un DVD más un Cd en vivo en el 2008; además de un nuevo disco de estudio en el 2010. Actualmente es considerada la banda más representativa de su género.

Otras bandas en surgimiento a finales de los '90s fueron Patán (orientada al Heavy tradicional), Tren Loco, Jason y Reacción Heavy Metal. Al comenzar la nueva década, las nuevas agrupaciones perfilan un sonido mas inclinado hacia el Power Metal o al Heavy Metal Clásico, alejándose del Thrash. Hubo un marcado descenso en la actividad cuando tuvo lugar la crisis económica de Argentina de fines del 2001, que afectó a las bandas, Sellos, locales y medios de difusión.

Crisis del 2001[editar]

Durante la segunda crisis económica con brotes hiperinflacionarios de fines del 2001 y como concecuencia, su posterior y caótico descenlace que significó la destitución de Fernando de la Rúa como presidente de la república, se cerraron las revistas Madhouse y Epopeya.
Muchos locales debieron bajar sus persianas y se separaron muchas bandas a causa del impacto económico en la vida cotidiana. Con el fin de la paridad cambiaría aumentaba el precio del dólar y las visitas de grupos extranjeros se vieron enormemente disminuidas. El precio de los CD's importados, es decir, aquellos no editados por sellos locales, también aumentó.
Esta situación comenzó a revertirse lentamente un tiempo después, pero entonces la actividad volvió a detenerse a fines del 2004, debido al trágico incendio de República Cromañón[11] , un local bailable de Buenos Aires Capital, en donde murieron 194 personas durante un concierto de la banda de Rock'n Roll clásico Callejeros.


En la actualidad[editar]

En la actualidad, bandas como Almafuerte, Rata Blanca, Malón, O'Connor, Carajo, Horcas, Tren Loco, Plan 4, A.N.I.M.A.L, Lethal, Skiltron, Lörihen, Asspera y Beto Vázquez Infinity; son consideradas las más populares. Entre los cantantes de mayor relevancia de la escena del Metal se encuentran: Adrián Barilari, Walter Meza, Ricardo Iorio, Andrés Giménez, Christian Bertoncelli, Alberto Zamarbide, Marcelo Corvalán, Mario Ian, Claudio O'Connor, entre otros.

Pese a sus idas y vueltas y a sus dificultades, el Metal parece seguir su lema de "Luchar y Vencer" y está entrando en un nuevo período de crecimiento gracias a la difusión de la música en formato multimedia.


Los géneros del Heavy en el país[editar]

Black Metal[editar]

En Argentina también han florecido un sinumero de bandas de Black Metal. En los años 90's las primeras bandas en hacer este estilo fueron Infierno (1989) de Jujuy y Sartan (1991). De esta última se desprendería una banda llamada Profecium(1993) que grabaría 2 discos: Satanás (el primer disco Black Metal de Argentina) y Socialismo Satanico (el primer disco de RABM). Los miembros de Sartan y Profecium también participaron (e iniciaron) el Poder Negro en 1995.

Por esos años, un grupo de satanistas formaron su propia banda, Panikos en 1996. Todos sus miembros siguieron después con otros proyectos, como Austrum (2001) por ejemplo. Sin embargo, la banda más popular fue Gevurahel (2001), quienes junto a Grima Morstua (1999) son una de las bandas pilares de la escena. Otras bandas de la escena que aún se mantienen en pie son Infernus (2004) y Culto Macabro (2004), ambas de la ciudad de Rosario. Han sabido llevar años de trayectoria. Cabe agregar que algunos de sus miembros son o fueron de ambas bandas. Saliendo de la ideología satanista, se encuentran bandas que predican el nihilismo, como Lure of Flames (2005) o Blackened Destruction. Esta última es la banda/proyecto de un solo hombre, Inferno, perteneciente también a Lure of Flames. El sonido de Blackened Destruction oscila entre el Black Metal, el Noise y el Harsh agresivo, combinando características de bandas como la estadounidense Enbilulugugal. Como es muy común en el Black Metal, muchos de los integrantes suelen compartirse con diferentes bandas y/o proyectos, como en el caso de Temple av Lidelse (2010) que sigue la misma línea de las anteriores mencionadas, en donde su baterista también tuvo el mismo rol en Lure of Flames y a la vez fue bajista de Wolves' Winter (2008) pero ya rompiendo el esquema porque toca temas muy diferentes, como el Esoterismo, Magia Negra y Espiritismo. Esta última se caracteriza por un sonido y composición más al estilo de bandas de Finlandia como Behexen, Horna o Satanic Warmaster.

Recientemente, surgió en Argentina del Black Metal Sinfónico, nombrando una gran banda como Lord Mortt(2012), la cual tiene grandes influencias del Black Metal Noruego. En el primer Demo de esta banda, Infernal Maelstrom con 5 temas en su haber, podemos apreciar el constante cambio de estilo, desde Blackened Death Metal hasta Folk Metal, pero sin salir del principal propio de la banda. Inferi(1997) es otra banda importante del Black Metal de la escena local, ya han estado en más de una ocasión de gira por Europa, junto a los polacos Hate y Vesania.[12]

Death Metal[editar]

El Death Metal se compone de subgéneros como el Slam death metal, el Brutal death metal, Melodic death metal, Technical death metal, el brutal technical death metal, Death metal progresivo y a su vez, también se encuentran fusiones como el Death Thrash, Blackened death metal, Industrial Death, Deathgrind y Deathcore.

Mastifal, actuales representantes del death metal.

En los 80's, exploraron estos estilos bandas como Cerbero (1984), La Führer Heavy Metal Band, Cancerbero (1986), Reino Sangriento (1988), Luger y Gastre (1988); entre otras. Ya en los comienzos del 90's, surgieron grupos que supieron abrirse paso en la escena nacional e internacional, aún perteneciendo a la denominada "movida under". Tal es el caso de Escabios (1988), Vibrion (1989), Exterminio (1989), Lobotomy (1992) y Jesus Martyr (1994); por solo mencionar algunas formaciones.

Siendo este un género no masivo en el país, en la actualidad un sinfín[13] [14] de bandas desarrollan los estilos, a veces bajo el nombre de Metal Extremo Argentino.[15] [16] [17]

Dentro de los subgéneros del Death como el Slam/ Brutal, aparecen Vibrion, Jesus Martyr y Lobotomy. Las más populares del Melodic Death son Nafak, Embodiment, Mastifal (más orientados al Death Thrash), Warbreed, Warhead (con un sonido muy al estilo del "Gothenburg Metal" Sueco), Nekron, Rigor Mortis, NEM, Insurrección y Einher Skald. El Death Thrash de Climatic Terra o el Technical Death de Blood Dress.

Doom[editar]

En los 90's aparecen bandas como Pandemia(1992) y su recordado corte "Tenebrous Subconscious", Ejecución (1993) y Exequias(1994). En 1995 Corpus Christi, Mesthyta y Agonistica.

Folk Metal[editar]

El Heavy Metal argentino posee también representantes del subgénero denominado Folk metal, el cual se caracteriza por la incorporación de cantos, melodías y ritmos tradicionales. Existen bandas de Folk Metal orientadas al folclore Europeo, como es el caso de Skiltron(2004), Tersivel (2004) o Triddana(2011) quienes incorporan melodías y/o instrumentos de la música tradicional de Europa, como gaitas, violines, etc., fusionados con metal; y existen bandas de Folk Metal orientadas al folclore Latinoamericano. También hay una corriente de Folk Metal basada en mundos fantásticos, como el de J. R. R. Tolkien. Este es el caso de Tengwar(2003), donde utilizan gaita, violín e instrumentos mediavales, sumados a coros populosos, con los que logran buenas melodías sumadas a la fuerza del Metal.

El Folk Metal latinoamericano se hace presente en la escena del Heavy Metal nacional incorporando melodías, ritmos e instrumentos propios del folclore latinoamericano. Carnavalitos, zambas, cuecas e incluso el tango (considerado también folclore rioplatense), se fusionan con diferentes estilos de Metal. Tal es el caso de Arraigo(2004), banda Argentina que, mediante la incorporación de instrumentos como el bandoneón, charango, quena, cajón peruano, bombos legüeros, etc., logran una estética de Metal con clara identidad latinoamericana.

Groove Metal[editar]

Reconocidas bandas en el plano nacional como Asspera(2000) y Plan 4(2004). En los comienzos del estilo Raptor(1994), Mate Cosido (1995) y Genetica(1998). De Mendoza el grupo (Cinical (1998); de Alta Gracia, Cordoba, Nocivo (1998); de Buenos Aires Simbiosis(1998). Asspera en el 2000, Plan 4 en el 2004; Faxión(2005); de General Pacheco provincia de Buenos Aires Sessions (2007); Sheitan (2007); desde Avellaneda, Buenos Aires Vikingo (2007); Zorra(2008); Retrovertigo(2009) desde Ezeiza, Buenos Aires; Leticia Soma(2010); desde La Plata, Buenos Aires Terra(2013); Num(2013); Varacat(2014), etc.

Hard Rock[editar]

En 1969 Orions. El Reloj en 1970, con Juan Espósito (batería), ex Almafuerte y Gustavo Cipriano (voz) ex Retrosatan. Hermes (1977), Riff(1980) con Norberto Aníbal Napolitano (Pappo) en la guitarra y voz, Victor Bereciartúa (Vitico) en bajo, Nicolás Bereciartúa en guitarra y Michel Peyronel en batería.

Alakran (1982) con Mario Ian (voz) ex Hellion, ex Rata Blanca y actualmente en dos formaciones: Ian y Alakran. Val Dragon(1982) con Beto Ceriotti(bajo) y Claudio Marciello (guitarra), ambos actuales Almafuerte. El grupo 14-22 en 1983, con Adrián Cenci (batería), ex Logos, ex V8.

Wizard (1991) desde la ciudad de La Plata, con Carlos Perigo(voz) ex Rata Blanca, ex Horcas. Halcon Milenario (1992) desde Mendoza, Khalos Daimon(1992), La Naranja (1992), Alvear Oeste (1993), Alianza(1994) con Adrian Barilari(voz) y Hugo Bistolfi(teclados) actuales Rata Blanca; Replica(1994); O'Connor (1998) con Hernan García(bajo) ex Alakran, Pablo Naydón (batería) ex Alakran y Claudio O'Connor(voz) ex Hermetica, ex Mark I, actual Malon.

Nü Metal[editar]

Los grupos principales del Nü Metal argentino son A.N.I.M.A.L (1991) y Carajo (2001). Con un estilo Nü Metal/ Hardcore/ Alternativo los santafesinos Cabezones(1994) y Mala Reina(2007). Dentro de los subgéneros Nü Metal/ Thrash/ Death la agrupación Mortem (1996). Con tendencias al Nü Metal/ Groove/ Industrial/ Alternativo, bandas como Bruthal 6 (1998); Timmy O' Tool (1996) en la fusión del Nü Metal/ Rapcore/ Alternativo; o Nativo (1998 a 2011) que desarrollaban Nü Metal/Hard Rock/ Alternativo.


Power Metal[editar]

Renacer en 2011.

En los 80's aparecen bandas como LZ2, Dhak, Azeroth. Ya en la década de 1990 (y actualmente): Jason (1991), Imperio y Renacer (estas dos últimas lideradas por Christian Bertoncelli); Ethernos (2007) y Helker (1998); Mística Power, Raptore, Elixer, Magnos, Bertoncelli, Jezabel, Dream Master y otros.

Speed Metal[editar]

En los 80's se destacan, Hellion, Idus, Kaiser (y su exitoso "La era de los Vikingos"), Bloke, Thor, Retrosatan, Motorman, Abad, Belcebu y Vago(1989), Samurai, Heinkel, etc.

Stoner Metal[editar]

Bandas como Los Natas y Solodolor, Humo Del Cairo, Mambonegro de Santa Fe, Banda de la Muerte, Hijo de la Tormenta de Cordoba, Santoro, The Experience de Santa Fe, Sutrah, Buffalo, Montañas, Los Cuervos (Snta Fe.), Chakal (tucuman) entre otras, Marcan lo que es el Stoner metal en la Argentina.

Thrash Metal[editar]

En los 80, comenzaron a surgir numerosos grupos de Thrash Metal. Se destacaron : Ultraje, Rapier, Advertencia, Sentencia, Schizophrenia, Velocet, Horcas pero principalmente Hermética, que a fuerza de sus letras profundas y personales de descontento social, ganó una enorme cantidad de adeptos.

En esa época, también irrumpieron en la escena Argentina las bandas underground como Cráneo, Mark I (la primera banda de Claudio O' Connor, ex- Hermetica), Viuda Negra, Kamikaze, Kudo, 6L6(y su prolífico bajista Guillermo Sánchez); Dr. Jekyll, Sabotage, Anthrox, 666.

A modo general, años más tarde comenzó a declinar la cantidad de grupos de Thrash Metal, aumentando en cambio los dedicados al Power Metal, o al Heavy Metal Clásico o al metal influido por las tendencias de los '90. Sea el caso de Hostil, Reacción (1996) e Icaro (1999) por ejemplo.

A partir del año 2000 han surgido importantes grupos con una notable influencia del Thrash de los '80, revitalizando la escena y tomando la posta de sus antecesores. Bandas como: Logos, Serpentor (Bs. As.), Metralla (Bs.As) Angorya (Bs. As.), Osamenta (Bs. As.), d.e.v.a.s.t.a.d.o.r (moron, Bs. As./san luis capital), Dementaria (Bs. As.), Raw Meat, Rosa Negra, Reissen, Predikcion, PrisiónTungsteno (Bs. As.), Prozak (La Plata), Vapuleador (Chaco/Corrientes), Tempestor (Campana), Matanza Metal (La Matanza, Buenos Aires), Toxina (Buenos Aires) , Exilio y Criptofonia, practicando un Thrash/Speed Metal.


Establecimientos[editar]

Los recitales másivos son por lo general realizados en estadios de fútbol, en donde se coloca un escenario en uno de los lados para que los grupos se puedan presentar. El campo de juego es cubierto, para proteger el pasto, y se utiliza a modo de "predio" por los concurrentes.

Los principales estadios empleados para estos propósitos son el Estadio Antonio Vespucio Liberti, perteneciente al Club Atlético River Plate (es el estadio de mayor capacidad para tales eventos en Argentina); el Estadio José Amalfitani, perteneciente al Club Atlético Vélez Sársfield y el Estadio Arquitecto Ricardo Etcheverri perteneciente a Ferro Carril Oeste.
En el año 1991, Rata Blanca se presentó como acto principal en el estadio de Vélez. Este recital, es hasta el dia de la fecha, el de mayor convocatoria brindado por una banda de Heavy Metal en Argentina.

En cuanto a capacidad e importancia, les sigue el Estadio Obras Sanitarias, que a diferencia de los estadios de fútbol, es un ámbito cerrado. Se utiliza para recitales ligeramente "menos masivos", y es considerado una "institución" por todo el rock argentino. Lograr llenar el estadio Obras se considera un gran logro para cualquier grupo local.

En cuanto a Discotecas, se destacaron del resto, Café Einstein, Halley, Cemento y República Cromañón.

Halley funcionó durante la década de los 80's, tanto como Discoteca como reducto para las bandas.

¿Como fue que comenzaste a hacer la movida en Halley?
Halley era una disco como todas la de ese tiempo con la particularidad de que tanto al DJ (Jorge Peso) como a mí, nos gustaba el rock & roll pesado, por lo tanto mezclábamos con la música disco de ese tiempo, bastante Rock. Una noche apareció Mario Ian, y me convenció de hacer un show con su banda (Alakrán). Al ver que esa noche explotó de gente, nos dimos cuenta con Alberto Corapi (dueño de la discoteca) que estos grupos que no tenían lugares donde tocar, por el grado de violencia que generaba su público, podían ser un buen negocio. Además de tener entre su público unas groupies impresionantes!!! (risas)[18]

Roberto Ricci.
Ex-gerente de Halley, ex-manager de Rata Blanca.
Entrevista. Revista argentina Jedbangers, 27/04/12



Algo excepcional en referencia a estos lugares, es que tres de ellos pertenecieron al mismo dueño, Omar Chabán. Chabán[19] empezó a trabajar con el Rock en la década del '80 y fue denominado el "Rey del Under". Hacia principios de aquella decada abrió el Café Einstein en sociedad con Sergio Aisenstein[20] y Helmut Zieger. En solo dos años el nombre del lugar se había convertido en una referencia importante del rock nacional.

En 1985 creó el mítico Cemento, templo del rock nacional y semillero de artistas alternativos. A principios de los 90' el lugar fue clausurado en forma temporal debido a las quejas de los vecinos. Durante esa década, abrió otro local de menor tamaño que Cemento en la zona céntrica de la ciudad, llamado Die Schule, aunque este tuvo una vida muy corta.

En abril de 2004 inauguró el más grande de los locales de los que fue gerente, República Cromañón, una ex bailanta de Buenos Aires Capital llamada "El Reventón de Once":

Una ex bailanta cercana a la Plaza Miserere abrirá sus puertas con Divididos y La Vela Puerca. Chabán fundó la "República Cromañón".
El dueño de Cemento tomó el ex Reventón de Once y creó un nuevo multiespacio, un cubo blanco, "pulcro y minimal, en el que caben unas cuatro mil personas", dice. Hará recitales y teatro, y programa festivales alejados de lo convencional. Omar Chabán, productor, empresario, director y actor, es uno de los pioneros del movimiento "under" porteño, y lo último que puso en escena fue "Clásico amoral", a la manera de cabaret surrealista. En 1980 creó el Café Einstein con Katja Alemann y en 1985 abrió Cemento, en San Telmo.

Ahora está a punto de inaugurar "República Cromañón", en la ex bailanta El Reventón de Once, en Bartolomé Mitre al 3000, un multiespacio para cuatro mil personas. Chabán cumple años el 31 de marzo: "Estoy tratando de conseguir un grupo para inaugurar ese día -dice-, por ahora hablé con Caramelo Santo y quedaron en contestarme. Aunque me falta terminar de abrochar con los músicos, el primer fin de semana de abril voy a abrir con La Vela Puerca y Divididos"

¿Por qué República Cromañón?
Estuve consultando a mis amigos, surgió ese nombre y me gustó. Decidí que fuera República Cromañón, con "ñ", para que no lo pronuncien mal, aunque que queda más fino llamarlo Cromagnon, por lo de aquel hombre prehistórico...
¿Cuál es la estética de este nuevo lugar?
Es un gran cubo blanco, un espacio neutro, muy pulcro, minimal. No quiero ningún graffiti, ni siquiera en la calle, porque con eso me destruyeron Cemento. Tiene unos balcones a los costados y escaleras. Cinco barras. Una entrada de ocho metros por veinte, con la posibilidad de que un auto estacione al lado del escenario. El edificio cuenta con un subsuelo en el que caben doscientos autos y en la terraza hay canchas de fútbol, que me va a permitir organizar campeonatos con músicos de rock o disc jockeys. Al lado hay un hotel con restaurante y estoy negociando para que los músicos de rock también puedan usarlo.
Además de recitales, ¿qué otras propuestas habrá?
Invité gente a conocer el lugar y lo ofrecí para nuevos proyectos. Estuvo Pichón Baldinú, de De la Guarda; Pedro Segni y Hernán Cuesta, que organizan las fiestas de Club 69. Tengo pensado hacer un festival de la risa, que será competitivo. Luego habrá otro de magia, de show de travestis y de varieté. También llamé a los chicos que organizan fiestas electrónicas en un garaje y me dijeron que iban a pensar algo para el lugar. No quiero encerrarme solo en recitales y creo que acá me va a ser más fácil conseguir espónsores.
Después de veinte años de organizar recitales y festivales en Cemento, ¿por qué decidió abrir un nuevo local, en otro barrio?
En Cemento, aunque entran dos mil doscientas personas, para algunas bandas queda chico. La Vela Puerca llegó a convocar a más de dos mil personas y Callejeros cuando tocan tienen que hacerlo dos días. Con Rodrigo, cuando este espacio era una bailanta, llegaron a reunir cinco mil setecientos espectadores. Abrir otro lugar cierra el circuito y es como crear mi propia competencia. Sé que tengo que equilibrar la programación de los dos. Con Cemento generé toda esta cultura rock de la que se habla en estos momentos. También decidí abrir una productora, porque sino los grupos los toman otros y luego no consigo fechas para que toquen.
O sea que las bandas no sólo van a tocar en Cemento o en República Cromañón, ¿va a organizar conciertos en el interior?
Voy a formar una productora que tenga varios representantes y cada uno de ellos va a manejar dos o tres grupos. Calculo que en seis meses lo voy a poder hacer.
¿Qué bandas le interesaría producir y por qué las tomaría ahora?.
El rock en este momento está como empastado. Hay dos o tres líneas que los identifican, una es el rock onda "leader", luego están los "stone" y después aparece una mezcla como la que hacen Callejeros, El Otro Yo, Miranda. A estos últimos yo los hice conocer. Le hablé a Leo García para que los dejara tocar como teloneros. Después llamé a Pablo Shanton, el crítico de rock, a él le gustó, lo comentó y se empezaron a expandir.[21]

Omar Chabán.
Empresario argentino y difusor del rock en ese país.
Entrevista. Suplemento Espectaculos, diario argentino La Prensa, Abril del 2004.


El 30 de diciembre de ese mismo año (2004), sucedió la peor tragedia del Rock Argentino en ese lugar[11] cuando se incendió el boliche y murieron 194 personas esa misma noche, sin contar los heridos que fallecieron días, meses o años más tarde.

Chabán fue detenido por orden de la jueza María Angélica Crotto. En el 2005 fue liberado, a sólo 5 meses de ocurrida la tragedia. Volvió a prisión y fue liberado el 7 de diciembre del 2007. Finalmente el 19 de agosto del 2009, el Tribunal Oral Criminal 24 condenó a Chabán a 20 años de prisión. Sin embargo, en abril de 2010 el ex gerenciador de Cromañón obtuvo la libertad por una apelación, aunque el 17 de octubre de 2012 fue sentenciado a 10 años y 9 meses de prisión.


Publicaciones[editar]

La primera publicación especializada fue la revista Metal, difundida por la Editorial Magendra, la misma que editaba la revista Pelo. A partir del segundo auge del heavy metal aparecieron las revistas Rocker y Riff Raff, esta última con un estilo más osado que contrastaba con la excesiva neutralidad de la revista Metal.
También surgieron los primeros Fanzines. En 1986 salen el Fanzine Rebelion Rock junto a Komando Mugriento y Metalica Zine. Otros fueron Black Leather, Metal Command, Zote, Brigadas del odio, Dettoner, Implosion, Cruel, etc.

La revista Riff Raff cerró debido a la primer crisis económica con brotes hiperinflacionarios (1989-1990) a finales del gobierno de Alfonsín. La mayoría de sus integrantes volvieron a la Revista Madhouse; que duró más de una década y que por primera vez no reproducían notas a grupos extranjeros realizadas por revistas extranjeras; sino que eran realizadas por la propia revista mediante corresponsales o comunicación telefónica.

A fines de 1995 cerró la revista Metal, y también tuvo su lugar por un breve tiempo, una efímera publicación llamada Heavy Punk Rock.

En 1997, César Fuentes Rodríguez, director y fundador de la Revista Madhouse, se aleja en desacuerdo con el criterio editorial imperante en lo referido "a qué grupos aparecerían en la revista", y junto a antiguos redactores de la misma fundó la Revista Epopeya, centrada específicamente en el Power Metal y los grupos clásicos.

Ambas revistas, Epopeya y Madhouse, debieron cerrar a fines del 2001, debido a la segunda crisis económica imperante con brotes hiperinflacionarios (1998-2002) que atravesaba el país y su posterior y caótico descenlace en el año 2001.

Otras publicaciones que surgieron con posterioridad a la crisis son Requiem y Maelstrom (actualmente desaparecidas). Irrumpen los Fanzines El Ojo Metálico (con distribución en rockerias y disquerias de Buenos Aires) y el Fanzine Thunder Steel. Desde 1996, hoy en dia continúa editandose el Fanzine Metalica.
En el año 2010 empieza a publicarse la revista Efecto Metal [22] que logra en la actualidad una gran calidad gráfica y diseño superlativo para el género.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]


Referencias[editar]

  1. Página con información del heavy metal argentino y sus bandas Consultado el 28 de mayo de 2016
  2. Heavy metal WIKI sobre la historia del Heavy Metal
  3. Revista Madhouse, Nº54, pag. 14
  4. [1] Video. V8 en el B.A. Rock IV, 8/11/82
  5. [2] Video. Programa Divino Tesoro: BArock 1982 (programa 7) - Hippies, V8, Rock, Metal.
  6. [3] Video. Buenos Aires rock 1982
  7. [4] Suplemento NO, diario Argentino Pagina 12: Los managers vienen marchando, 10/03/05.
  8. [5] Revista argentina "mavirockrevista": Tano Romano, luchando por el metal, 05/12/12.
  9. [6] Blog documentalesdemusica. Video Buenos Aires Hardcore, el documental, 2008
  10. [7] Diario argentino La Nación: "Almafuerte en el Parque Sarmiento", 16/10/98.
  11. a b [8] Sitio, "Familiares de víctimas de la tragedia de Cromañon": "Los Mitos de Cromañón"
  12. Inferi de gira en Europa
  13. [9] Bandas Death Metal argentinas. Encyclopaedia Metallum
  14. [10] Bandas Death Metal argentinas. Metal Argento | La web Del Metal Argentino
  15. [11] Página con información de bandas del género Death Metal en Argentina: "La Historia Del Metal Extremo En Argentina".
  16. [12] Página con información de bandas del género Death Metal en Argentina:"metalextremoargentino".
  17. [13] Página con información de bandas del género Death Metal en Argentina:"MetalExtremoArgentina".
  18. [14] Revista Argentina Jedbangers: "A 27 años de su nacimiento, vuelve Halley", 27/04/12.
  19. [15] Información extraida del Diario Argentino Perfil: Murió Omar Chabán, el fundador de Cemento y República Cromañón, 17/11/14.
  20. [16] Revista Argentina Madhouse, Entrevista a Sergio Aisenstein: "Sergio Aisenstein, creador de lugares: 'Lo raro es una necesidad del ser humano' ", 05/08/16.
  21. [17] Suplemento Espectaculos, diario Argentino La Prensa: Chabán fundó la "República Cromañón", Abril del 2004.
  22. [18] Publicaciones: Revista argentina "Efecto Metal".