Viking metal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Viking metal
Orígenes musicales Folk metal, black metal, música folk
Orígenes culturales Décadas de 1980 y 1990 en Escandinavia
Instrumentos comunes Guitarra, batería, bajo, teclado
Subgéneros
Pagan metal
Enlaces
Grupos
[editar datos en Wikidata]

El viking metal es un subgénero de heavy metal originado de la fusión de black metal y música folk nórdica, caracterizado por unas letras y una temática centradas en la mitología nórdica, el paganismo y la época vikinga. El viking metal es un estilo bastante diverso, hasta el punto en que algunos expertos lo han clasificado como un género musical en toda regla; sin embargo, a menudo es calificado como black metal con influencia de la música folk nórdica. Algunos rasgos comunes son el ritmo lento, riffs pesados, uso de voces limpias con voces guturales, instrumentación folk y el uso de teclados para lograr efectos atmosféricos. El viking metal se desarrolló a finales de la década de 1980 y comienzos de la de 1990 como un rechazo al satanismo y al ocultismo, en beneficio de una ideología vikinga y pagana opuesta al cristianismo. Este subgénero guarda similitudes con el pagan metal, aunque este tiene un enfoque mitológico más amplio y utiliza de manera general la instrumentación folk. La mayoría de bandas de viking metal proceden de países nórdicos y sus integrantes afirman descender, directa o indirectamente, de los vikingos.

Aunque artistas y grupos como Led Zeppelin, Yngwie Malmsteen, Heavy Load y Manowar habían tratado anteriormente sobre temática vikinga, Bathory es generalmente acreditada como el conjunto pionero gracias a los álbumes Blood Fire Death (1988) y Hammerheart (1990) y que renovaron el interés por la cultura vikinga entre los músicos de heavy metal. Por su parte, Enslaved siguió esta tendencia a través del EP Hordanes Land (1993) y el disco Vikingligr Veldi (1994). Asimismo, Burzum, Emperor, Einherjer y Helheim, entre otros; ayudaron a desarrollar el subgénero a mediados de la década de 1990. A través del trabajo de artistas como Falkenbach, el viking metal se extendió de los países nórdicos a otros con herencia vikinga o germánica y desde entonces ha influenciado a músicos de todo el mundo.

Características[editar]

Rasgos sonoros[editar]

El sitio web Allmusic identifica al viking metal como un sinónimo de metal escandinavo y califica su sonido como «ruidoso, caótico y frecuentemente aumentado por pesarosas melodías de teclado».[1] Por su parte, el periodista Ross Hagen clasifica al viking metal como un subgénero del black metal que ha abandonado la imaginería satánica.[2] Asimismo, Cosmo Lee, de la revista Stylus, señala que este estilo musical «cubre todo el espectro desde el folk, al black y al death metal».[3] La socióloga Deena Weinstein menciona que las bandas de viking metal normalmente confían en un gran uso de teclados, que a menudo son tocados con un «ritmo galopante y rápido». Además, según Weinstein, estos grupos añaden «florituras culturas» como instrumentos tradicionales y melodías étnicas.[4] Los historiadores Steven P. Ashby y John Schofield destacaron las similitudes con el folk metal, pero señalaron que una de las diferencias radica en que este último utiliza con más frecuencia instrumentos propios del folk.[5]

A pesar de las similitudes con el black, algunas bandas de death metal como Unleashed y Amon Amarth, han incorporado a su música temática vikinga y por ello han sido categorizados como representantes del viking metal.[6] La escritora Heather O'Donoghue destaca que el género está definido más por su temática que por sus cualidades musicales. O'Donoghue remarca que el viking metal «se basa en temas nórdicos aunque no en un sentido musical; los trabajos de Bathory no son de ninguna manera música medieval. En su lugar, son los títulos y las portadas de sus álbumes, los nombres de las bandas y las letras de sus canciones los que muestran evidencias de su interés vikingo».[7] Los anteriormente mencionados Ashby y Schofield consideran al viking metal más como un cruce de géneros que la descripción de un sonido determinado. Ambos escribieron que el término «es uno de los muchos que caen dentro de una compleja red de géneros y subgéneros que está en cambio constante, en función del surgimiento y desvanecimiento de las tendencias».[5] Además, señalaron que debido a sus orígenes en el black metal, el viking«se ha diversificado —al menos en términos auditivos— y ahora abarca una gama de estilos que recorren desde el black y lo que podríamos calificar justificadamente como rock clásico».[5]

Temática y enfoque lírico[editar]

Las bandas de viking metal utilizan frecuentemente simbología pagana, como por ejemplo el martillo de Thor; Mjolnir.

El viking metal se fundamenta sobre los elementos del black metal,[8] pero utiliza letras y simbología nóridcas y vikingas en lugar de una imaginería satánica.[2] El viking combina además atributos del black y del death metal, especialmente el ensalzamiento de la violencia y la virilidad a través del uso de armas y el interés por sus raíces ancestrales, sobre todo por el patrimonio de la época anterior a la cristiandad. Los medios visuales, como las portadas de los álbumes, las fotos de las bandas y su merchandising reflejan la perspectiva violenta y oscura de las canciones y la temática vikinga.[8] Los escritores Simon Trafford y Aleks Pluskowski señalan que las portadas de los trabajos de los grupos de viking están frecuentemente decoradas con hallazgos arqueológicos de la época vikinga: El martillo de Thor es un icono común, pero también han aparecido otros artefactos como barcos de Oseberg o incluso yelmos de Sutton Hoo.[8] Algunos conjuntos incorporan imaginería incluso más antigua, como por ejemplo Moonsorrow de Finlandia, que utiliza grabados rupestres prehistóricos y megalitos.[9] Otras agrupaciones finesas, como Ensiferum, Korpiklaani o Turisas, se centran en chamanismo y tradiciones laponas, lo que extiende aún más la definición de viking metal.[10]

Mientras que muchas bandas se apoyan en elementos visuales relacionados con la etapa vikinga para espolear su producción musical, otras no. Por ejemplo, los miembros de Týr —grupo originario de Islas Feroe— no visten armaduras o vestimenta vikinga en sus conciertos, de modo que aparte de sus letras y música fuertemente influenciada por el folk, no se distinguen de los integrantes de otras agrupaciones de heavy metal.[11]

Deena Weinstein señala que a pesar de que el panteón nórdico es amplio, las formaciones de viking metal suelen orientar su atención hacia Odín —el dios de la guerra— y Thor, «cuyo martillo defendió a los paganos de los cristianos».[4] Por otra parte, Trafford y Pluskowski, remarcan que muchas bandas del género se identifican principalmente con sus raíces locales —como Moonsorrow con Finlandia o Einherjer con Noruega— y con un sentimiento europeo en segundo término.[9] Aunque la mayoría de las canciones incluyen letras en inglés, los conjuntos suelen utilizar otros idiomas como noruego, nórdico antiguo, sueco, danés y en menor medida islandés, alemán y finlandés.[4] [6] En 2013, el periódico The Wall Street Journal publicó un artículo en el que señalaba que los aficionados al heavy metal de todo el mundo aprenden idiomas como el noruego y finlandés para entender las letras de sus bandas favoritas.[12]

Paganismo y oposición a la cristiandad[editar]

Los grupos del género centraron su atención en deidades nórdicas como Odín.

Según Simon Trafford y Aleks Pluskowski la imaginería del viking metal abarca no solo elementos de la época vikinga, sino que «también engloba la semiología de los grupos de black y death metal como la exaltación de la violencia y la hiper-masculinidad expresada a través de las armas». Sin embargo, en el viking, este sistema semiótico se funde con un interés por las raíces ancestrales, especialmente con el patrimonio pre-cristiano «expresado visualmente a través de la mitología vikinga».[8] Trafford y Pluskowski señalan además que «el extremo y obsesivo odio al cristianismo» era una de las señas de los conjuntos de black y death metal, pero a comienzos de la década de 1990, Bathory y otras formaciones empezaron a distanciarse de Satanás como principal opositor del cristianismo, para situar su interés en Odín y los vikingos.[13] Muchos artistas muestran su afiliación al Ásatrú y tratan al cristianismo como a una influencia extranjera que se les fue impuesta a la fuerza y por tanto, como un mal que debe ser ajusticiado.[13] Los mencionados Trafford y Pluskowski declaran que algunos músicos se vieron motivados a actuar y apuntaron la quema de iglesias realizada por Varg Vikernes como ejemplo.[13] Estos escritores recalcan además que muchas agrupaciones de viking como Enslaved o Einherjer, simplemente expresan su interés por la mitología nórdica y rechazan la inclinación satánica del black metal.[14]

Relación con el pagan metal[editar]

Deena Weinstein considera al viking como el progenitor del pagan metal y señala el álbum Hammerheart de Bathory como el primer trabajo de pagan metal. La socióloga señala además que es normal que el pagan descienda del viking, dado que los vikingos fueron los últimos paganos de Europa que se convirtieron lentamente y de mala gana al cristianismo.[4] El escritor Imke von Helden destaca similaridades entre ambos géneros, pero también pone de relieve algunas diferencias clave: «[El pagan] se ocupa principalmente de las religiones paganas y encuentra un contexto más amplio, donde no solo la mitología nórdica tiene cabida, sino también los mitos celtas, los cuentos de hadas y otros elementos del folklore. Además se utilizan instrumentos tradicionales como el violín o la flauta con más frecuencia que en el viking».[15]

Influencia de las salomas[editar]

Aaron Patrick Mulvany declara que el viking metal «tiene poco que ver con los instrumentos y melodías tradicionales. De hecho, las bandas del género se limitan principalmente a utilizar la mitología nórdica como fuente para sus letras y a menudo, las ensalzan mediante melodías de saloma que están destinadas, a propósito, para evocar pasajes».[16] Según Mulvany, el viking se basa principalmente en salomas, un tipo de canto que «debido a las películas y programas televisivos de piratas se ha relacionado esterotípicamente con los vikingos».[16] Steven P. Ashby y John Schofield están de acuerdo con Mulvany en que musicalmente, los grupos del género son ajenos a su verdadero pasado vikingo y abarcan un sentimiento marítimo más amplio.[5]

Keith Fay del conjunto de folk metal Cruachan destaca la influencia de las salomas en el viking, aunque de manera bastante despectiva. En una entrevista para la revista Terrorizer declaró: «No hay realmente música vikinga, por lo que todas estas bandas nórdicas utilizan salomas para que coincidan con su música. Muchos de estos grupos, especialmente los más importantes, son calificadas como folk metal, pero realmente no entienden muy bien lo que la música folk es».[17]

Historia[editar]

Precursores: De la década de 1970 a mediados de la de 1980[editar]

Led Zeppelin fue una de las primeras agrupaciones en incluir temática vikinga en sus letras.

La utilización de temas vikingos en el el heavy metal y el hard rock es anterior a la llegada del viking metal. Por ejemplo, las letras de las canciones de Led Zeppelin «Immigrant Song» (1970) y «No Quarter» (1973) incluyen alusiones a los viajes, las exploraciones y la violencia de los vikingos.[18] La banda sueca Heavy Load grabó con frecuencia temas sobre asuntos vikingos, como la pista «Son of the Northern Light» (1978); además el crítico Eduardo Rivadavia de AllMusic señala que la canción «Stronger than Evil» (1983) «convierte a Heavy Load como el primer grupo de viking metal».[19] Por su parte, el guitarrista Yngwie Malmsteen ha recurrido con frecuencia a cuestiones como guerreros heroicos, hiper-masculinidad o vikingos, como por ejemplo, en el álbum Marching Out (1985).[15] [20] Asimismo, Manowar adoptaron en mayor medida la imaginería vikinga que otras agrupaciones. Según Simon Trafford y Aleks Pluskowski, esta formación, «campeones de taparrabos peludos», fue «ampliamente ridiculizada incluso dentro del heavy metal, pero consiguió un considerable —y fanático— seguimiento».[21] No obstante, Trafford y Pluskowski remarcan que aunque Manowar adoptó la escenografía vikinga, sus integrantes no la adoptan. Estos escritores señalan que «en cualquier caso, la versión de Manowar de los vikingos se orienta más hacia Conan el Bárbaro que hacia la historia, las sagas o los Edda: Lo que importa a la banda es la masculinidad indómita y para sus miembros, los vikingos son simplemente los hombre bárbaros por excelencia».[22]

Viking metal: Desde finales de la década de 1980[editar]

Bathory[editar]

El álbum de Bathory Blood Fire Death (1988) fue uno de los primeros ejemplos del género.

Las raíces del viking metal surgieron del metal escandinavo, en particular en las escenas del black y del death metal a finales de la década de 1980.[22] La vanguardia de este movimiento residió en la banda sueca Bathory. Su primer trabajo, titulado de manera homónima, salió a la venta en 1984 y está considerado como uno de los primeros álbumes de black metal.[23] Su cuarto disco Blood Fire Death, publicado en 1988, incluye dos tempranas muestras de viking metal: Las canciones «A Fine Day to Die» y «Blood Fire Death». El crítico Eduardo Rivadavia las describe como «probablemente los primeros verdaderos ejemplos» de dicho género.[24] La portada del álbum muestra la pintura de Peter Nicolai Arbo Åsgårdsreien,[25] la cual representa al dios Odín en el mito de la cacería salvaje.[26] Bathory dio seguimiento a la temática vikinga con el lanzamiento de Hammerheart, un trabajo conceptual dedicado a la invasión cristiana del pueblo nórdico.[27] Al igual que su antecesor, este disco tiene como portada otro cuadro de época, esta vez se trata del cuadro El último viaje de un vikingo de Frank Dicksee.[28] A este le siguió Twilight of the Gods de 1991 —titulado como la ópera homónima de Richard Wagner[29] y Blood on Ice, grabado a finales de la década de 1980, pero que no fue puesto a la venta hasta 1996.[30] Asimismo, Rivadavia cita que Hammerheart «introdujo formalmente» al mundo del metal al «álbum arquetípico del viking metal». Según Rivadavia, gracias a este trabajo, Quorthon —el fundador de la banda— «se convirtió en un abanderado de toda una generación de adolescentes marginados descendientes de nórdicos» y que «el alcance global y la visión del álbum engendraron un profundo odio anti-cristiano en la escena regional del metal extremo» que culminó con los violentos crímenes cometidos por los miembros de la comunidad del black metal noruego a principios de la década de 1990.[31] y Blood on Ice, grabado a finales de la década de 1980, pero que no fue puesto a la venta hasta 1996.[32] Quorthon explicó en el libreto del disco Blood on Ice que su paso a tratar temas sobre vikingos fue una decisión intencional para alejarse del satanismo, que él mismo calificó como «un engaño creado por otro engaño».[33]

Entre las características de las canciones de la etapa viking de Bathory destacan «las largas epopeyas wagnerianas, arreglos ostentosos, voces a coro y teclados ambientales».[34] Aaron Patrick Mulvany apunta que los álbumes de los años 90 del conjunto sueco marcaron el comienzo de una tendencia de temática vikinga inicialmente lenta e incluso confusa. Por ejemplo, el escritor señala que en el disco Nachthymnen, el grupo austriaco de black metal Abigor incorpora temas vikingos y de paganismo germánico, aunque según él «no debe ser visto como ejemplo de la tendencia viking».[35] De acuerdo con Mulvany, los elementos folclóricos del álbum «son predominantemente textual o musicalmente evocadores, en vez de ser históricamente exactos».[36]

Enslaved[editar]

Enslaved actuando en 2012.

En 1991 se formó la banda noruega Enslaved, que en opinión de Aaron Patrick Mulvany se trata de probablemente el «primer grupo verdadero de viking metal».[36] Robert Müller, redactor de la edición alemana de la revista Metal Hammer, cita que su EP Hordanes Land (1993), es la primera grabación de viking auténtico.[37] Asimismo, su álbum debut Vikingligr Veldi (1994), incluye, según el crítico Eduardo Rivadavia; «muchas melodías tomadas de la música folclórica que dan autenticidad a su vicioso y rápido black metal». Con Bathory como influencia, Enslaved se propuso crear «viking metal dedicado a volver a contar leyendas y tradiciones de la Noruega antigua sin atacar al cristianismo por medio de su propia creación: Satanás».[38] Su segundo trabajo de larga duración, Frost (1994), fue en palabras del crítico Jason Anderson, «un importante lanzamiento para este subgénero de la música extrema».[39] Por su parte, en el disco Eld, Rivadavia destacó la «temática vikinga, fuertes guitarras, blastbeats de batería, estructuras complejas, armonías abundantes y cambios de tiempo» del grupo.[40]

Burzum[editar]

Varg Vikernes, único integrante de Burzum.

Ideológicamente, el proyecto musical Burzum de Varg Vikernes ayudó a inspirar al viking metal a través de su fuerte racismo, su nacionalismo, sus ideas anti-judío-cristianas y un anhelo de retornar al paganismo.[41] Simon Trafford y Aleks Pluskowski opinan que las creencias de Vikernes, que culminaron con la quema de varias iglesias —incluida la stavkirke de Fantoft del siglo XII en Bergen—, revelaron la naturaleza confusa de las ideas sobre vikingos en la escena de black metal noruego. Ambos señalan además que «sus intereses originalmente no se centraban hacia el medievo sino hacia la obra de J.R.R. Tolkien: Vikernes adoptó el nombre de Count Grishnackh, basado en un orco de El Señor de los Anillos y el nombre de Burzum es una palabra utilizada en el lenguaje de Tolkien para referirse a la oscuridad».[13] [14] Estos escritores postulan además que el mencionado músico «intentó restaurar el paganismo nórdico mediante la quema de iglesias». Durante su estancia en prisión por asesinato, Vikernes publicó el libro Vargsmål, que Trafford y Pluskowski califican como una versión de Hávamál, aunque «con un ojo en» Mi lucha.[14] El propio Vikernes ha conectado la quema de iglesias con una idea de resurgir el paganismo vikingo. El músico además, afirmó que su primer incendio —realizado en la iglesia de Fantoft el 6 de junio de 1992— llevó a muchos a relacionarlo con el satanismo, debido a que lo realizó el sexto día de la semana, el día seis del mes seis y era por tanto una referencia al número de la bestia. Sin embargo, el fundador de Burzum remarcó que la elección de dicha fecha se debió a que la primera incursión vikinga registrada data del 6 de junio de 793.[42] [nota 1]

Otros pioneros[editar]

Junto a Bathory, Enslaved y Burzum, otras bandas y artistas han sido acreditadas como pioneras de este género musical. El bajista original de Emperor, Mortiis, es según el crítico Steve Huey; «una indispensable fuerza en el génesis del épico sonido del viking metal noruego». A pesar de la breve estancia de Mortiis en la mencionada agrupación, fueron sus intereses musicales los catalizadores de la mezcla de black metal caótico con melodías de sintetizador basadas en la música folk noruega.[44]

Otros grupos destacados dentro del viking metal son Borknagar,[4] Darkwoods My Betrothed,[45] Ensiferum,[4] Einherjer,[8] Moonsorrow,[8] Thyrfing y Windir.[8] De acuerdo con Simon Trafford y Aleks Pluskowski, las cuatro últimas son las formaciones «más influyentes» del género y escriben, que si se exceptúa a Enslaved, las portadas de Einherjer «les dan la sensación de ser el conjunto más viking de todos, debido a la prevalencia de artefactos vikingos».[8] Estos autores remarcan que estas portadas abarcan la cronología completa del arte pagano nórdico desde el siglo VIII al XII.[46] Por otra parte, el crítico de Allmusic Craig Harris señaló que Darkwoods My Betrothed «combinan canciones sobre sus ancestros y los dioses nórdicos con electrificantes y poderosos arreglos, creando un nuevo estilo llamado viking metal».[45]

Amon Amarth y Unleashed[editar]

Unleashed durante un concierto de 2013.

Amon Amarth y Unleashed musicalmente interpretan death metal pero incorporan temática vikinga, por tanto se considera que han ampliado el espectro del viking metal.[47] Michael Moynihan y Didrik Søderlind, autores del libro Señores del caos, escribieron que Unleashed «nunca mostró afinidad con los sanguinarios intereses de los grupos de su entorno. En cambio, realizaron un descubrimiento similar al de Bathory y extrajeron estímulo creativo del paganismo pre-cristiano de su Suecia natal».[48] Tanto esta formación como Amon Amarth, se resisten a ser etiquetadas como parte de este género musical. Johan Hegg, vocalista de Amon Amarth, declaró: «Es extraño clasificar a un grupo por el contenido de sus letras, ya que, en ese caso Iron Maiden es una banda de viking metal, Black Sabbath es una banda de viking metal, Led Zeppelin es una banda de viking metal».[49] Por su parte, Johnny Hedlund de Unleashed remarcó que su agrupación «siempre ha tocado y siempre tocará death metal» y alegó además: «Solo encontrarás letras vikingas en solo tres o cinco canciones de cada álbum desde 1991. No creo que esto defina nuestro estilo de alguna manera».[50]

Fuera de los países nórdicos[editar]

De acuerdo con Simon Trafford y Aleks Pluskowski, prácticamente todas las bandas de viking metal afirman que descienden del pueblo vikingo y después de su creación en Escandinavia, este género musical se propagó en zonas históricamente relacionadas con los vikingos; como por ejemplo Reino Unido, Rusia y Normandía.[51] Además, en Estados Unidos y Canadá también han aparecido formaciones de este estilo musical cuyos miembros alegan tener ascendencia vikinga ya sea a través de Escandinavia o Inglaterra.[52] Mientras tanto, algunos integrantes de la escena viking nórdica consideran que es imposible que alguien sea descendiente de vikingos, a menos que sean habitantes del norte de Europa.[52] Sin embargo, la escena también se extendió hacia naciones unidas por su herencia germánica común como Austria, Alemania y los Países Bajos. Trafford y Pluskowski citan que el grupo austriaco Valhalla, la cual realiza un amplio uso de iconografía vikinga, como los cascos con cuernos.[52] Otra agrupación austriaca a destacar es Amestigon, que en la portada de su trabajo Remembering Ancient Origins muestra un panel de madera de la iglesia de Hylestad en la que aparece retratada una escena de Sigurd asesinando a Regin.[53]

Uno de los primeros proyectos de viking metal formado fuera de los países nórdicos es Falkenbach, en Alemania. Formado en 1989 por Vratyas Vakyas,[54] Falkenbach realiza una mezcla de black metal y música folk, con letras sobre mitologías occidentales, religiones y tradiciones populares.[55] [56] Por su parte, las bandas holandesas Heidevolk, Slechtvalk y Fenris también han sido calificadas como representantes del género; aunque el vocalista de la primera, Joris Boghtdrincker, remarca que su conjunto «nunca ha tratado de asumir un papel vikingo o pangermánico», sino escribir canciones sobre la historia holandesa.[57]

Influencia en el pagan metal[editar]

Deena Weinstein comenta que el viking metal «ha viajado más lejos que cualquier barco vikingo. Las auto-definidas bandas de pagan metal que definen su música como viking pueden encontrarse incluso en países como los Estados Unidos, Brasil o Uruguay, entre otros lugares».[58] El impacto de este estilo musical fue relativamente fuerte en los países bálticos y provocó el desarrollo de una escena distintiva conocida como «war metal báltico». Weinstein considera que el grupo lituano Obtest como el principal ejemplo de este estilo y su álbum Tūkstantmetis (1997), como el origen de este.[59] La socióloga destaca un comentario del erudito Michael F. Strmiska que a pesar de la afirmación de que los países escandinavos fueron el hogar de los últimos paganos de Europa; «un punto de orgullo especial es el conocimiento de que Lituania fue la última nación en toda Europa en abandonar oficialmente sus tradiciones paganas y convertirse al cristianismo en 1387».[59] Otro proyecto musical influenciado por el viking metal es Skyforger, de Letonia, cuyas letras están en idioma letón. Deena Weinstein propone otro ejemplo de la influencia del viking en el pagan metal; Graveland de Polonia, cuyo disco Thousand Swords (1995) contó con una gran variedad de estilos folclóricos mezclados con black metal y abarcó temas sobre la historia polaca y los dioses eslavos.[59]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Vikernes está errado con esta fecha. La incursión tuvo lugar el 8 de junio de 793, no el 6. Los anales señalan que el asalto sucedió seis días antes de la mitad de junio, el 13, de ahí que la fecha correcta fuera el 8.[43]

Referencias[editar]

  1. «Scandinavian Metal» (en inglés). Allmusic. Consultado el 17 de junio de 2015. 
  2. a b Hagen, 2011, p. 190 y 191
  3. Cosmo, Lee (8 de noviembre de 2006). «Amon Amarth - With Oden on Our Side» (en inglés). Stylus Magazine. Consultado el 17 de junio de 2015. 
  4. a b c d e f Weinstein, 2014, p. 60
  5. a b c d Ashby y Schofield, 2014, p. 497
  6. a b Von Helden, 2010, p. 258
  7. O'Donoghue, 2007, p. 178
  8. a b c d e f g h Trafford y Pluskowski, 2007, p. 65
  9. a b Trafford y Pluskowski, 2007, p. 69
  10. Ashby y Schofield, 2014, p. 498
  11. Ashby y Schofield, 2014, p. 500
  12. Rossi, Juhana y Jervell, Ellen Emmerentze (4 de junio de 2013). «To Really Understand Hevibändi, It Helps to Know the Language» (en inglés). The Wall Street Journal. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  13. a b c d Trafford y Pluskowski, 2007, p. 63
  14. a b c Trafford y Pluskowski, 2007, p. 64
  15. a b Von Helden, 2010, p. 257
  16. a b Mulvany, 2000, p. 36
  17. Sulaiman, Ann y Yardley, Miranda (13 de diciembre de 2010). «An Interview with Keith Fay (Cruachan)» (en inglés). Terrorizer. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  18. Trafford y Pluskowski, 2007, p. 60
  19. Rivadavia, Eduardo. «Stronger Than Evil» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  20. Huey, Steve. «Marching Out» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  21. Trafford y Pluskowski, 2007, p. 61
  22. a b Trafford y Pluskowski, 2007, p. 62
  23. Ferrier, Rob. «Bathory» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  24. Rivadavia, Eduardo. «Blood Fire Death» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  25. Libreto de Blood Fire Death (en inglés). Black Mark Productions. 1988. Consultado el 20 de junio de 2015. 
  26. Cohat, 1992, p. 172
  27. Rivadavia, Eduardo. «Hammerheart» (en inglés). Allmusic. Consultado el 20 de junio de 2015. 
  28. O'Donoghue, 2007, p. 231
  29. Wilson, 2015, p. 106
  30. Rivadavia, Eduardo. «Blood on Ice» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  31. Wilson, 2015, p. 106
  32. Rivadavia, Eduardo. «Hammerheart» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  33. Mulvany, 2000, p. 30
  34. Ferrier, Rob. «Requiem» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  35. Mulvany, 2000, p. 32
  36. a b Mulvany, 2000, p. 33
  37. Müller, Robert (Julio de 1994). Enslaved (en alemán). Metal Hammer. p. 55. 
  38. Rivadavia, Eduardo. «Vikingligr Veldi» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  39. Anderson, Jason. «Frost» (en inglés). Allmusic. Consultado el 17 de junio de 2015. 
  40. Rivadavia, Eduardo. «Eld» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  41. Huey, Steve. «Burzum - Biography» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  42. Moynihan y Søderlind, 2013, p. 129
  43. Swanton, 1998, p. 57
  44. Huey, Steve. «Mortiis - Biography» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  45. a b Harris, Craig. «Darkwoods My Betrothed - Biography» (en inglés). Allmusic. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  46. Trafford y Pluskowski, 2007, p. 66
  47. Kahn-Harris, 2007, p. 106
  48. Moynihan y Søderlind, 2013, p. 64
  49. Lach, Stef (30 de octubre de 2006). «Amon Amarth: Don't call us viking metal» (en inglés). Metal Hammer. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  50. «Unleashed Frontman: 'We Have Always Been A Death Metal Band'» (en inglés). Blabbermouth. 4 de diciembre de 2014. Consultado el 19 de junio de 2015. 
  51. Trafford y Pluskowski, 2007, p. 71
  52. a b c Trafford y Pluskowski, 2007, p. 10 y 71
  53. Trafford y Pluskowski, 2007, p. 68
  54. Hall, Norman (2013). Heavy Metal: Die härtesten Bands der Welt (en alemán). ISBN 978-3-8476-3613-7. Consultado el 22 de junio de 2015. 
  55. Bowar, Chad. «Falkenbach - Heralding: The Fireblade» (en inglés). About. Consultado el 22 de junio de 2015. 
  56. Bowar, Chad. «Falkenbach Interview» (en inglés). About. Consultado el 22 de junio de 2015. 
  57. Seigfried, Karl E. H. (5 de junio de 2013). «Interview with Joris Boghtdrincker of Heidevolk, Part One» (en inglés). The Norse Mythology Blog. Consultado el 22 de junio de 2015. 
  58. Weinstein, 2014, p. 61
  59. a b c Weinstein, 2014, p. 61 y 62
Bibliografía
  • Moynihan, Michael; Søderlind, Didrik (2013). Señores del caos. Es Pop Ediciones. ISBN 978-8944-029844. 

Enlaces externos[editar]