Mohamed Alí Seineldín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mohamed Alí Seineldín
Mohamed Alí Seineldín.jpg
Información personal
Apodo Turco y Milo Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 12 de noviembre de 1933 Ver y modificar los datos en Wikidata
Concepción del Uruguay (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 2 de septiembre de 2009 Ver y modificar los datos en Wikidata (75 años)
Buenos Aires (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Paro cardiorrespiratorio Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Cementerio de la Chacarita Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina
Educación
Educado en Colegio Militar de la Nación Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Oficial militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo 1957-1991
Rama militar Ejército Argentino Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango militar Coronel Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerra de las Malvinas Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma FirmaSeineldín.jpg

Mohamed Alí Seineldín (Concepción del Uruguay; 12 de noviembre de 1933-Buenos Aires; 2 de septiembre de 2009) fue un oficial argentino que lideró una sublevación militar en Buenos Aires en 1990. Previamente comandó el Regimiento de Infantería 25 en la guerra de las Malvinas. Como referente del movimiento carapintada (1987-1990), que realizó las últimas sublevaciones militares contra el generalato argentino durante la democracia, donde se aclara que no se sublevó contra un gobierno constitucional, hecho por el cual fue condenado a cadena perpetua, siendo indultado en 2003, luego de haber permanecido preso 13 años.[1]​ Fue investigado por su eventual participación en actos de terrorismo de Estado durante la última dictadura sin que se hallaran evidencias de ello.[1]

Infancia[editar]

Seineldín nació en Concepción del Uruguay, ciudad de la provincia de Entre Ríos donde su familia se había radicado luego de emigrar del Líbano en la década de 1920, luego se crio en Concordia. Creció en una familia drusa y de joven se convirtió al catolicismo, religión de la que fue devoto el resto de sus días.[2][3][4]

Carrera militar[editar]

En 1957 egresó del Colegio Militar de la Nación, con el grado de Subteniente del arma de infantería.[1]​ Posteriormente, prestó servicios en esta casa de estudios y la Escuela de Suboficiales «Sargento Cabral», establecimientos de formación de los oficiales y suboficiales del Ejército Argentino, respectivamente.[5]

En la década de 1960 y 1970 se especializó como Comando, en 1968 fue designado jefe de paracaidistas y en 1975 jefe de cursos de fuerzas de operaciones especiales, siendo asignado al Operativo Independencia en Tucumán bajo las órdenes de Domingo Bussi.[6]​ El Operativo Independencia, tanto antes como después del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, pero Seineldín no ha sido señalado por haber participado en ningún delito de lesa humanidad durante su actuación en ese destino.[1][7][8]​ En 1975 integró un grupo de oficiales que se oponían a derrocar el gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón.[6]

Su rol en la última dictadura argentina[editar]

Luego del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 que dio inicio a la dictadura denominada Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), Seineldín fue considerado como «persona no confiable», por su oposición a la dictadura.[6]

En 1978, en ocasión del Mundial de Fútbol jugado en Argentina, se le encomendó la organización de la primera unidad de comandos, que tomó el nombre de Equipo Especial de Lucha «Halcón 8», antecedente inmediato de la Compañía de Comandos 601.[6][9]​ En 1978 comandó dos grupos comando llamados Halcón I y Halcón II destinados a Mendoza,[1]​ ante la inminencia de una guerra con Chile debido al conflicto del Beagle.

Luego de la recuperación de la democracia en diciembre de 1983, Seineldín fue investigado por su eventual participación el 27 de noviembre de 1978, en un grupo de tareas que secuestró al científico Alfredo Antonio Giorgi en el Parque Tecnológico de Migueletes, quien permanece desaparecido desde entonces, habiendo sido visto en el centro de detención "El Olimpo".[10]​ Nunca fue procesado en dicha causa.

En 1981 fue designado jefe del Regimiento de Infantería mecanizada 25 de Colonia Sarmiento en la provincia patagónica del Chubut.[6]​ Al mando de ese regimiento en 1982 lucharía en la Guerra de Malvinas al año siguiente.

Guerra de las Malvinas[editar]

Mohamed Alí Seineldín durante la toma de las islas Malvinas el 2 de abril de 1982.

Seineldín y sus comandos participaron de la Operación Virgen del Rosario —nombre propuesto por Seineldín—[11]​ realizada el 2 de abril de 1982 que recuperó para Argentina las Islas Malvinas.[6]​ Una vez iniciados los combates, el 1 de mayo de 1982, Seineldín estuvo al mando de la defensa de la estratégica pista de aterrizaje, manteniéndola operable hasta el final de la guerra.[6]​ En 1984 fue condecorado junto a los demás veteranos de guerra de Malvinas, por el Congreso Nacional (Ley 23 118).

Luego de recuperada la democracia en 1983[editar]

Recuperada la democracia en diciembre de 1983, el presidente Raúl Alfonsín lo ascendió en 1985 al grado de Coronel y lo designó agregado militar de la embajada argentina en la República de Panamá.[6]​ En ese cargo dio apoyo al Ejército panameño durante la dictadura de Manuel Antonio Noriega, con quien mantuvo una relación personal sostenida en la crítica al imperialismo de Estados Unidos.[6]

Sublevaciones carapintadas[editar]

Alfonsín impulsó activamente la investigación de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar y promovió el enjuiciamiento de las juntas militares, con excepción de la última, que la dirigieron. Luego de la condena a las juntas, se abrieron nuevas causas para investigar la responsabilidad de todos los partícipes en los delitos de lesa humanidad. Grupos de civiles y militares, incluso dentro del gobierno, intentaron frenar los juicios y limitar la responsabilidad penal a los mandos superiores. Alfonsín logró que se aprobara en 1986 la Ley de Punto Final con ese fin. Pero la ley no detuvo los juicios y dentro de las Fuerzas Armadas apareció un grupo, adoptando la estética de los comandos, que comenzó a exigir que el poder político pusiera fin a los juicios de militares subalternos. Seineldín se constituyó en uno de los máximos referentes carapintadas.[11]

En 1987 el Teniente Coronel Aldo Rico, uno de los comandos formados por Seineldín, encabezó la primera sublevación carapintada, durante la Semana Santa de 1987. Poco después Alfonsín logró que se sancionara una nueva ley para limitar los juicios por delitos de lesa humanidad, la Ley de Obediencia Debida.

Luego de la segunda sublevación de enero de 1988, comandada por Aldo Rico, Seineldín encabezó en diciembre de ese año, desde Villa Martelli, la tercera sublevación, que resultó en tres muertos y cuarenta heridos.[12]​ Se detuvo y procesó a Seineldín. No obstante, unos meses después de asumir como Presidente, Carlos Menem lo indultó por Decreto N.º 1004/89.

Detenido nuevamente por orden del jefe del Ejército, Teniente General Martín Bonnet, fue el ideólogo de la sublevación del 3 de diciembre de 1990, donde unos 50 soldados se hicieron con el control de instalaciones militares en El Palomar, Provincia de Buenos Aires, el Edificio Libertador, sede del Estado Mayor General del Ejército, y el Regimiento de Patricios, entre otros, en la ciudad de Buenos Aires. Entre los oficiales amotinados se encontraban el Mayor Hugo Reinaldo Abete en el Regimiento de Infantería I Patricios y el Capitán Gustavo Breide Obeid en el Edificio Libertador.[13]

El mismo día, el gobierno declaró el estado de sitio durante 60 días. Los rebeldes se rindieron el 4 de diciembre y ese mismo día se levantó el estado de sitio. Según los informes, 14 personas murieron durante la sublevación, entre ellas cinco civiles que murieron en un colectivo de la línea 60 aplastado por un tanque,[14][15]​ y decenas más fueron heridas como consecuencia de los enfrentamientos.[13]

El ya Coronel Seineldín fue juzgado por un tribunal militar que lo halló culpable. Durante el juicio asumió la total responsabilidad de las muertes que provocó dicho enfrentamiento, y realizó un alegato conocido como «El Nuevo Orden Mundial» el 7 de agosto de 1991, en el que alegó supuestas maquinaciones del imperialismo norteamericano y su servidor Menem, en el desmantelamiento de la defensa nacional, la promesa de instauración de una Segunda República, y el diagnóstico de un proceso de destrucción del aparato productivo de la economía promovido por el Proceso entre 1976 y 1983, por Martínez de Hoz.[1]

Seineldín comenzó a cumplir su condena en la cárcel de la calle Caseros, en el barrio de Parque Patricios, en Buenos Aires, y luego se le trasladó al Penal de Magdalena en la provincia de Buenos Aires.

Su encarcelamiento originó pedidos de liberación de sus partidarios y agrupaciones nacionalistas argentinas. Recibió el apoyo de la exesposa de Menem, Zulema Yoma. En la provincia de Entre Ríos sus partidarios erigieron una enorme cruz para rezar por su liberación.

Desde la cárcel fundó el Partido Popular de la Reconstrucción (PPR).[3]

Segundo indulto y liberación[editar]

El 20 de mayo de 2003 el presidente Eduardo Duhalde indultó a Seineldín, que por entonces estaba preso en la cárcel militar de Campo de Mayo, al exguerrillero Enrique Gorriarán Merlo y a siete militares retirados involucrados en las sublevaciones.

Ideología[editar]

Seineldín tenía una ideología construida sobre las bases de sus creencias católicas de las que era devoto,[3]​ el nacionalismo y el hispanismo.[4]​ Políticamente, mostró simpatía por Juan Domingo Perón, quien fuera Presidente de la Nación entre 1946 y 1955, y reivindicó su proyecto justicialista, al que llamó "el proyecto de la esperanza".[3][16][17]

En 1999, fue nombrado presidente honorario de un comando superior peronista,[3]​ perteneciente al sector más ortodoxo del PJ, que se oponía a las políticas liberales del entonces presidente Carlos Menem; en su discurso de asunción como presidente honorario, también mostró simpatía por quien fuera la esposa de Perón, Evita.[16]

Seineldín mantuvo una postura crítica de las administraciones que sucedieron al gobierno justicialista de Perón, siendo sobre todo crítico del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional (1976-83), Raúl Alfonsín (1983-89) y Menem (1989-99), acusándolos de establecer en el país un "orden internacional".[17][18][19]

Posteriormente, en los últimos años de su vida, tuvo elogios hacia el gobierno de Néstor Kirchner, presidente argentino entre 2003 y 2007, a quien le destacó su "defensa de la soberanía".[18][20][21][22]

En el plano exterior, ponderó al panameño Manuel Noriega, al cubano Fidel Castro y al venezolano Hugo Chávez, a quienes resaltó su oposición al "imperialismo estadounidense".[18]

Fallecimiento[editar]

El 2 de septiembre de 2009 sufrió una descompensación cardíaca en Buenos Aires cuando llegaba a una fundación ubicada en la calle Uruguay 1000, a la que asesoraba, para escuchar una disertación del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Falleció mientras era trasladado a un centro de salud.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g ««Murió Seineldín, el militar que desafió dos veces a la democracia»». Diario La Nación. 3 de septiembre de 2009. Consultado el 21 de enero de 2012. 
  2. «Seineldín, un druso a la criolla». Urgente 24. 28 de abril de 2004. 
  3. a b c d e «Crítico: tras asumir la presidencia honoraria de un grupo peronista, el ex coronel carapintada cuestiona a la dirigencia política.». La Nación. 1 de marzo de 1999. 
  4. a b «Mohamed Alí Seineldín, ex militar golpista». El Mundo. España. 3 de septiembre de 2009. 
  5. «Ha muerto Mohamed Alí Seineldin». Telam. Panorama Católico. 9 de febrero de 2009. Archivado desde el original el 25 de diciembre de 2018. Consultado el 25 de diciembre de 2018. 
  6. a b c d e f g h i Addisi, Federico Gastón. «3 de diciembre de 1990: Los carapintada tenían razón. Seineldín: soldado de Dios y de la Patria». NCN. 
  7. «Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos “XUMEK”». Situación de los Derechos Humanosen Mendoza Informe 2008. Mendoza. 2008. p. 51. 
  8. ««Retoños de Seineldín»». Página 12. 17 de febrero de 2008. Consultado el 21 de enero de 2012. 
  9. «Aniversario de la creación de la Compañía de Comandos 601». Ejército Nacional. Argentina. 5 de junio de 2010. 
  10. [1]
  11. a b Gallo, Daniel (20 de mayo de 2003). «El carapintada que se destiñó». La Nación. 
  12. «Mohamed Alí Seineldín, último golpista argentino». El País. España. 4 de septiembre de 2009. 
  13. a b "Seineldín se declara responsable del pronunciamiento abortado en Argentina". Diario ABC, Miércoles 5 de diciembre de 1990, sección "Internacional", página 27.
  14. Diario Clarín
  15. CASO ROMERO MUNDANI – Suicidio en un tanque. Diario Clarín
  16. a b ««"Seineldin asume La presidencia del comando Superior peronista (Discurso)"»». 23 de febrero de 1999. Consultado el 9 de julio de 2022. 
  17. a b Mohamed Alí Seineldín (12 de noviembre de 1992). «Síntesis del proyecto mundialista "nuevo orden" para ser impuesto en las naciones iberoamericanas»». Consultado el 9 de julio de 2022. 
  18. a b c ««Aldo Rico 25 - Coronel Mohamed Alí Seineldín con Luis Majul»». 28 de mayo de 2003. Consultado el 9 de julio de 2022. 
  19. ««Ultima Entrevista Seineldin - Video Completo»». Consultado el 9 de julio de 2022. 
  20. ««Seineldín reapareció en un acto y cuestionó a los piqueteros»». Infobae. 12 de julio de 2004. Consultado el 9 de julio de 2022. 
  21. ««Seineldín dice estar jubilado, pero volvió para hablar de Malvinas»». Clarín. 16 de marzo de 2007. Consultado el 9 de julio de 2022. 
  22. ««El ex golpista Seineldín elogió a Kirchner»». Perfil. 30 de mayo de 2007. Consultado el 9 de julio de 2022. 

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]