Diario Perfil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Perfil
Periodismo puro
Tipo Periódico bisemanal
País Flag of Argentina.svg Argentina
Sede Buenos Aires
Fundación 9 de mayo de 1998 (primera)
11 de septiembre de 2005 (segunda)
Fin de publicación 31 de julio de 1998 (primera)
Idioma castellano
Tirada 21.955 (año 2011)[1]
Propietario Editorial Perfil
Director Jorge Fontevecchia
Sitio web www.perfil.com.ar
[editar datos en Wikidata]

Perfil es un periódico matutino argentino, de frecuencia bisemanal, editado en la ciudad de Buenos Aires. Fundado por Jorge Fontevecchia (Director Ejecutivo de Editorial Perfil) el 9 de mayo de 1998.

Historia[editar]

Primera etapa[editar]

Tuvo su primera aparición en 1998, convirtiéndose en el primer diario digital de Argentina para luego pasar a editarse en papel prensa. Los colaboradores de la publicación entre los que se contaban los más prestigiosos periodistas, escritores y ensayistas de la Argentina,[cita requerida] fueron convocados en el año 1997 por el director del periódico.

El 31 de julio del mismo año, el diario Perfil fue cerrado a tres meses de su comienzo debido a que las ventas bajaron y no se cumplió con las expectativas iniciales, sumado a la escasa publicidad pautada en el medio.[2] [3] Fontevecchia afirma que en el durante el último mes de circulación vendía un promedio de 28.490 ejemplares, los cuales no alcanzaban para atraer auspiciantes.[4] En su editorial de despedida, su director Jorge Fontevecchia dejó en claro que algún día la publicación sería relanzada.

El edificio fue tomado por sus columnistas, periodistas, editorialistas y personal que trabajaba en el mismo. El día lunes luego de tres días de resistencia con la editorial tomada y el edificio sin servicios, los colaboradores abandonaron el lugar. Entre ellos estaban Mempo Giardinelli, Luis Majul, Beatriz Sarlo, Jorge Greco, Carlos Ulanovsky, Laura Batkis, Thomas Abraham, Jorge Omar Novoa, Gerardo Rozin y Pepe Eliaschev, entre otros. Entre los políticos que se solidarizaron con el periódico se pudo ver a Aníbal Ibarra y miembros de lo que era la Alianza que visitaron a Fontevecchia en su búnker del último piso del edificio de la calle Chacabuco.

Relanzamiento[editar]

El 11 de septiembre de 2005 se relanzó. La estrategia para no repetir el experiencia del diario Perfil de 1998 fue comenzar saliendo sólo los domingos (el día de mayor venta de diarios) y una vez afianzado agregar una edición los sábados hasta eventualmente publicarse todos los días.

En la actualidad sale a la venta los sábados y domingos, además de contar con una edición digital que es actualizada las 24 horas. La edición del domingo es acompañada por la revista Luz, de interés femenino.

Características[editar]

El formato del diario es el tabloide e incorporó desde un principio un detalle novedoso que es el "Ombudsman del lector". Se trata de una posición muy común en los diarios europeos, que tiene como responsabilidad defender al lector y hacer respetar el Código de Ética del diario. En la primera experiencia de 1998 este puesto fue ocupado por Abel González; en cambio en la segunda etapa del diario el cargo fue ocupado entre 2005 y 2007 por el periodista y neurólogo Nelson Castro. Desde el 15 de diciembre de 2007 a 2012 por Andrew Graham-Yooll (ex editor jefe del periódico en lengua inglesa Buenos Aires Herald). En la actualidad, lo desempeña el periodista de larga trayectoria y ex jefe de Cierre de Diario Perfil, Julio Petrarca.

Línea editorial[editar]

El eslogan del diario es "periodismo puro". En palabras de Jorge Fontevecchia el periodismo "técnico o puro es siempre crítico, como el periodismo del watchdog norteamericano".

En 2005 el periódico fue relanzado, aunque en principio sólo se publicó los domingos. A los dos años comenzó a salir también los sábados. Editorial Perfil junto con el diario se vieron involucrados junto con su titular por dos transferencias del exterior por un total de 650 mil dólares, ordenadas por una empresa de Bahamas, a través de su filial en Montevideo. El 4 de ese mes dos apoderados de la editorial autorizaron a la empresa Regions Bank, con sede en Miami, USA, a “debitar U$S 80.213,90, más los gastos que pudieran corresponder de la cuenta a nombre de Diario Perfil SA, y acreditar en la cuenta a nombre de Editorial Perfil SA”. [5]

Según la nota periodística Madames et monsieurs[6] ("Señoras y señores"), aparecida el 3 de diciembre de 2008 en el semanario político Veintitrés, el periodista toma como ejemplo el artículo "Se viene el apriete otra vez",[7] publicado por Fontevecchia el 29 de noviembre del mismo año. En la mismo nota de la revista, también lo acusan de haber recibido una distinción de parte de la ultraconservadora Fundación Atlas en 2007, sobre lo que el propio Fontevecchia comentó en su momento “Aparezco en esta especie de Ku Kux Klan local (al que no conozco y tampoco puedo calificar) por el sólo hecho de que en el año 2007 me otorgaron el premio ‘Valiente defensa de la libertad’. Es cierto, pero aclaro que ni fui a recibir el premio”.[6]

A la par de sus críticas a los gobiernos de turno, el diario siempre fue muy crítico del Grupo Clarín, liderado por el empresario Héctor Magnetto, siendo incluso boicoteado por dicha corporación (intentos de comprar parte de las acciones de Editorial Perfil, el boicot publicitario al primer diario Perfil, el elevado precio del papel para diario fabricado por la empresa Papel Prensa S.A., etc.). [cita requerida]

Beneficiado de la pauta oficial[editar]

El diario Perfil según una nota basada en el informe oficial, sobre distribución de la publicidad del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, fue denominado como uno de los grandes ganadores del reparto macrista de la publicidad oficial. Dicha publicación señala que Perfil, de Jorge Fontevecchia recibió pauta publicitaria 1,3 millones, en contraste con el diario Pagina 12 que solo recibió 12 mil pesos anuales.[8] [9]

Discriminación en la publicidad oficial[editar]

Editorial Perfil no recibía pauta publicitaria oficial por parte del Gobierno Nacional. El empresario Jorge Fontevecchia denunció al Gobierno por entender que se adopta una "política discriminatoria" y pidió un amparo .[10] Esto originó una acción de amparo iniciada en mayo de 2006 que culminó con el reconocimiento por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación [11] de que esa política era violatoria del derecho de libertad de expresión y ordenando que se le diera publicidad oficial. Como la sentencia no fue cumplida, el juez impuso al Estado una multa compensatoria.

Referencias[editar]

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]