Hillary Clinton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hillary Rodham Clinton»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Hillary Rodham Clinton
Hillary Clinton official Secretary of State portrait crop.jpg
Hilary Clinton como Secretaria de Estado de Estados Unidos

Department of state.svg
Secretaria de Estado de los Estados Unidos
21 de enero de 2009-1 de febrero de 2013
Presidente Barack Obama
Junto a William Burns (2011–presente)
James Steinberg (2009–11)
Predecesor Condoleezza Rice
Sucesor John Kerry

Seal of the United States Senate.svg
Senadora Junior de Estados Unidos
por Nueva York
3 de enero de 2001-21 de noviembre de 2008
Predecesor Daniel Patrick Moynihan
Sucesor Kirsten Gillibrand

Great Seal of the United States (obverse).svg
Primera Dama de los Estados Unidos
20 de enero de 1993-20 de enero de 2001
Predecesor Barbara Bush
Sucesor Laura Bush

Primera Dama de Arkansas
12 de enero de 1983-12 de diciembre de 1992
Predecesor Gay Daniels White
Sucesor Betty Tucker

9 de enero de 1979-19 de enero de 1981
Predecesor Barbara Pryor
Sucesor Gay Daniels White

Datos personales
Nacimiento 26 de octubre de 1947 (67 años)
Bandera de los Estados Unidos Chicago, Illinois, Estados Unidos
Partido Demócrata (1968–presente) Republicana (antes de 1968)
Padres d:q16013081 y Dorothy Howell Rodham
Cónyuge Bill Clinton
Hijos Chelsea Victoria Clinton
Alma máter Wellesley College
Facultad de Derecho de Yale
Religión Metodismo
Residencia Chappaqua, Nueva York
Sitio web Departamento de Estado

Hillary Rodham Clinton Signature.svg
Firma de Hillary Clinton

[editar datos en Wikidata]

Hillary Diane Rodham Clinton (Chicago, Illinois, 26 de octubre de 1947) es una política y abogada estadounidense y fue la 67.ª secretaria de Estado de los Estados Unidos, formando parte de la primera administración del presidente Barack Obama. Fue además Senadora por el estado de Nueva York desde 2001 hasta 2009. Como esposa del 42º presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, fue la Primera Dama de los Estados Unidos de 1993 a 2001. En las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2008, Clinton lideró una de las dos candidaturas principales para la nominación presidencial demócrata.

Oriunda de Illinois, Hillary Rodham atrajo por primera vez la atención nacional en 1969 por sus comentarios como la primera oradora estudiantil del discurso de graduación en Wellesley College. Tras recibir su J.D. de la Facultad de Derecho de Yale en 1973, comenzó su carrera como abogada. Tras un periodo como asesora legal congresal, se trasladó a Arkansas en 1974 y se casó con Bill Clinton en 1975. Rodham cofundó Defensores para Niños y Familias de Arkansas (en inglés Arkansas Advocates for Children and Families) en 1977 y se convirtió en la primera mujer en presidir la Legal Services Corporation en 1978. Nombrada como la primera socia femenina en el Rose Law Firm en 1979, apareció dos veces como una de los cien abogados más influyentes en Estados Unidos.

Como Primera Dama de Arkansas (de 1979 a 1981 y de 1983 a 1992, con su marido Bill como gobernador), dirigió exitosamente un grupo de trabajo para la reforma del sistema educativo de Arkansas. Fue miembro de la junta directiva de Wal-Mart y de varias otras empresas.

En 1994, como Primera Dama de los Estados Unidos, su principal iniciativa, el plan de asistencia santaria Clinton, no obtuvo la aprobación del Congreso de los EE.UU. Sin embargo, en 1997 y 1999, Clinton desempeñó un papel importante en la defensa de la creación del Programa de Seguro Médico para Niños del Estado (en inglés State Children's Health Insurance Program), la Ley de Adopción y Familias Seguras (en inglés Adoption and Safe Families Act), y la Ley de Independencia de Hogares de Guarda (en inglés Foster Care Independece Act). Sus años como Primera Dama obtuvieron una respuesta polarizada de la opinión pública estadounidense. Ha sido la única Primera Dama en ser citada, testificó ante un gran jurado en 1996 debido a la controversia de Whitewater, pero nunca fue acusada de irregularidades ni en esta ni en otras investigaciones llevadas a cabo durante la administración de su marido. El estado de su matrimonio fue objeto de muchas especulaciones tras el escándalo Lewinsky en 1998.

Después de mudarse al estado de Nueva York, Clinton fue elegida como Senadora de los EE.UU. en 2000. Esa elección constituyó la primera vez que una primera dama estadounidense había sido candidata a cargos públicos; Clinton también fue la primera mujer senadora en representar el estado. En el Senado, ella inicialmente apoyó a la administración Bush en algunos asuntos de política exterior, incluyendo un voto a favor de la Resolución Guerra de Irak. Posteriormente, se opuso a la administración en su manejo de la guerra en Irak y en la mayoría de los asuntos domésticos. La Senadora Clinton fue reelegida con un amplio margen en 2006. En la contienda por la nominación presidencial de 2008, Hillary Clinton ganó más primarias y delegados que cualquier otra candidata mujer en la historia de Estados Unidos, pero perdió por estrecho margen ante el senador de Illinois, Barack Obama.

Obama ganó la elección y nombró a Clinton Secretaria de Estado; Clinton se convirtió en la primera ex Primera Dama en formar parte del gabinete de un presidente. Ha instaurado cambios institucionales que buscan maximizar la eficacia departamental y promover el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo, y ha establecido récords como secretaria con el mayor número de viajes durante el tiempo que ha ostentado el cargo. Ha estado en la vanguardia de la respuesta de EE.UU a la Primavera Árabe, incluyendo la promoción de la intervención militar en Libia. Ha utilizado el «poder inteligente» como estrategia para afirmar el liderazgo de EE.UU. y sus valores en el mundo y ha defendido el uso de medios sociales en hacer llegar el mensaje de EE.UU.

Primeros años y educación[editar]

Primeros años[editar]

Hillary Diane Rodham[nb 1] nació en el Edgewater Hospital en Chicago, Illinois.[1] [2] Creció en una familia perteneciente en a la Iglesia metodista unida, primero en Chicago y después desde los tres años, en la ciudad de Park Ridge (Illinois).[3] Su padre, Hugh Ellsworth Rodham (1911–1993), era hijo de inmigrantes galeses e ingleses;[4] dirigió un exitoso negocio en la industria textil.[5] Su madre, Dorothy Emma Howell (1919–2011), era una ama de casa descendiente de inmigrantes ingleses, escoceses, franceses, francocanadienses, y galeses.[4] [6] Hillary creció junto a dos hermanos menores, Hugh y Tony.

Hillary Rodham era la favorita de su profesora, en la escuela pública de Park Ridge.[7] [8] Practicó natación, béisbol, y otros deportes.[7] [8] Ganó numerosos premios como Brownie y Girl Scout.[8] Asistió al instituto Maine East High School, ´donde participó en el consejo estudiantil, el periódico escolar, y fue elegida para la National Honor Society.[1] [9] Durante su último año de instituto, fue trasladada a Maine South High School, donde fue una de las finalistas del Programa nacional del mérito escolar (en inglés National Merit Scholarship Program) y se graduó dentro del 5% de los mejores de su promoción en 1965.[9] [10] Su madre deseaba que tuviera una carrera profesional e independiente,[6] y su padre, antes un tradicionalista, era de la opinión que las habilidades y las oportunidades de su hija no debían estar limitadas por razones de género.[11]

Criada en un ambiente familiar políticamente conservador,[6] a la edad de trece años ayudó en el escrutinio de los votos procedentes del distrito de South Side de Chicago subsiguiente a las recién celebradas elecciones presidenciales de 1960, donde encontró pruebas de fraude electoral contra el candidato republicano, Richard Nixon.[12] Más tarde, se ofreció como voluntaria en la campaña del candidato republicano, Barry Goldwater, para las elecciones presidenciales de 1964.[13] El pensamiento político más temprano de Rodham fue conformado, mayormente, por su profesor de historia del instituto (como su padre, un ferviente anticomunista), quien le descubrió el clásico de Goldwater La conciencia de un conservador (en inglés The Conscience of a Conservative),[14] y por su consejero juvenil metodista (como su madre, preocupado por temas relacionados con la justicia social), junto al que conoció al líder de los derechos civiles Martin Luther King, en Chicago, en 1962.[15]

Los años del Wellesley College[editar]

En 1965, se inscribió en el Wellesley College, donde se especializó en ciencias políticas.[16] Durante su primer año, fue la presidenta de la Asociación de Jóvenes Republicanos de Wellesley;[17] [18] Con este grupo de orientación republicana liberal,[19] apoyó la elección de John Lindsay and Edward Brooke.[20] Más tarde abandonó el cargo, a medida que sus puntos de vista fueron cambiando con respecto al movimiento por los derecho civiles en Estados Unidos y la Guerra de Vietnam.[17] En una carta dirigida a su consejero juvenil, se describió a sí misma como "una mente conservadora y un corazón liberal."[21] En contraste con el movimiento de los sesenta que promovía acciones radicales contra el sistema político, ella intentó trabajar para cambiarlo desde dentro.[22] En su tercer año en Wellesley, Rodham se convirtió en una seguidora de la campaña para la nominación a la presidencia del demócrata Eugene McCarthy.[23] Tras el asesinato de Martin Luther King, Jr., Rodham organizó una huelga estudiantil de dos días y trabajó con los estudiantes negros de Wellesley para reclutar más estudiantes y profesorado negro.[23] A principios de 1968, fue elegida presidenta de la Asociación de gobierno de Wellesley College (en inglés Wellesley College Government Association), cargo que ejerció hasta principios de 1969;[22] [24] estaba siendo utilizada para evitar que Wellesley se viera envuelta en los disturbios estudiantiles comunes a otras universidades.[22] Algunos de sus compañeros pensaban que algún día se convertiría en la primera mujer Presidente de los Estados Unidos.[22] Para que pudiera comprender mejor el cambio en sus puntos de vista políticos, el Profesor Alan Schechter la envió como pasante al la Conferencia de Republicanos de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, y asistió al curso de verano "Wellesley en Washington".[23] Rodham fue invitada por el representante republicano moderado de Nueva York, Charles Goodell, a participar en la campaña tardía por la nominación republicana del gobernador Nelson Rockefeller.[23] Rodham asistió a la Convención Nacional Republicana de 1968 en Miami. Sin embargo, quedó descontenta con cómo la campaña de Richard Nixon retrató a Rockefeller y por los mensajes racistas encubiertos durante la convención, por lo que abandonó definitivamente el Partido Republicano.[23]

Rodham escribió su tesis doctoral, una crítica a las tácticas del del líder comunitario radical Saul Alinsky, bajo el tutorazgo del Profesor Schechter.[25] (Años más tarde, mientras era Primera Dama, el acceso a su tesis doctoral fue restringido a petición de la Casa Blanca. Este hecho se convirtió en sujeto de especulación).[25]

En 1969, se graduó con un Bachelor of Arts,[26] con honores de la facultad de ciencias políticas.[25] Siguiendo las presiones de varios compañeros,[27] se convirtió en la primera estudiante de Wellesley en dar el discurso de graduación.[24] Su discurso recibió una ovación en pie de los presentes de siete minutos de duración.[22] [28] [29] Fue retratada en un artículo publicado en la revista Life,[30] debido a la respuesta social a una parte de su discurso criticando al senador Edward Brooke, quien había intervenido antes que ella en la graduación.[27] También apareció en el programa Irv Kupcinet así como en los periódicos de Illinois y Nueva Inglaterra.[31] Ese verano, trabajó en Alaska, lavando platos en el Parque nacional Mount McKinley y en una fábrica de conservas de pescado de Valdez, Alaska (donde fue despedida y la procesadora clausurada de la noche a la mañana después de quejarse de las condiciones insalubres).[32]

Facultad de Derecho de Yale y estudios de posgrado[editar]

Rodham ingresó en la Facultad de Derecho de Yale, donde formó parte de la comisión editorial del Yale Review of Law and Social Action (Revista de Yale sobre Leyes y Acción Social).[33] Durante su segundo año, trabajó en el Yale Child Study Center,[34] donde estudió acerca de las nuevas investigaciones en cuanto al desarrollo temprano del cerebro durante la infancia y trabajó como asistente de investigación del artículo, Beyond the Best Interests of the Child (Más allá de los intereses del niño) (1973).[35] [36] También cursó asignaturas sobre abuso infantil en el Yale-New Haven Hospital[35] y trabajó voluntariamente en New Haven Legal Services para ofrecer asistencia legal gratuita a los pobres.[34] En el verano de 1970, le fue concedida una beca para participar en el proyecto de investigación Marian Wright Edelman, donde asistió al Subcomité sobre trabajo inmigrante del senador Walter Mondale. Posteriormente, investigó sobre los problemas de alojamiento, condiciones de salubridad, salud y educación de los trabajadores inmigrantes.[37] Edelman se convirtió más tarde en una mentora de gran importancia.[38] Rodham fue contratada por la asesora política Anne Wexler para trabajar en la campaña de elección al Senado por Connecticut del candidato Joseph Duffey, lo que le valió que Wexler le diera su primer trabajo en política.[39]

A finales de la primavera de 1971, comenzó a salir con Bill Clinton, otro estudiante de Derecho de Yale. Ese verano, comenzó a trabajar en la forma de abogados Treuhaft, Walker and Burstein en Oakland, California.[40] La firma era muy conocida por su apoyo a los derechos constitucionales, libertades civiles y causas de extrema izquierda (de hecho dos de sus miembros eran miembros o ex-miembros del partido comunista);[40] Rodham trabajó en asuntos sobre custodia de niños y otros casos.[nb 2] Clinton canceló sus planes para el verano originales para poder vivir con ella en California;[41] la pareja continuó viviendo junta en New Haven cuando volvieron a la facultad.[42] El verano siguiente, Rodham y Clinton hicieron campaña en Texas por el candidato presidencial demócrata George McGovern.[43] Recibió el título de Juris Doctor de Yale en 1973,[26] habiendo permanecido un año extra para estar con Clinton.[44] Clinton le propuso matrimonio por primera vez tras la graduación, pero ella no aceptó.[44]

Rodham comenzó estudios de posgrado sobre niños y medicina en el Yale Child Study Center.[45] Su primer trabajo como experta, "Children Under the Law", fue publicado en la Harvard Educational Review a finales de 1973.[46] En él hablaba sobre el nuevo movimiento por los derechos infantiles, y afirmaba que los niños eran individuos sin poder alguno[47] y argumentaba que los niños no deberían ser considerados como legalmente incapaces desde el nacimiento hasta la adquisición de la mayoría de edad, sino que los tribunales deberían considerarlos capaces, excepto prueba de lo contrario, sobre una base de "caso por caso".[48] El artículo fue citado en numerosas ocasiones.[49]

Matrimonio y familia, carrera como abogada y Primera Dama de Arkansas[editar]

De la Costa Este a Arkansas[editar]

Durante sus estudios de posgrado, Rodham formó parte del equipo de abogados del recién fundado Children's Defense Fund de Edelman en Cambridge, Massachusetts,[50] y como consultora en el Carnegie Council on Children.[51] En 1974 formó parte del equipo de la comisión de investigación que aconsejaba al Comité Permanente sobre Asuntos Judiciales de la Cámara de los Representantes durante el escándalo Watergate.[52] Bajo las órdenes del letrado jefe John Doar y el miembro senior Bernard Nussbaum,[35] Rodham ayudó en el trabajo de investigación de la acusación y sobre antecedentes legales para la misma.[52] El trabajo del comité culminó con la renuncia del Presidente Nixon, en agosto de 1974.[52]

Por aquel entonces, Rodham era percibida como alguien con un brillante futuro político; el asesor político y consultor demócrata Betsey Wright se había mudado de Texas a Washington el año anterior para ayudarla a orientar su carrera;[53] Wright pensaba que Rodham tenía el potencial para convertirse en una futura senadora o presidenta.[54] Mientras tanto, Clinton le había pedido matrimonio en repetidas ocasiones, y ella siguió negándose.[55] Sin embargo, después de que él suspendiera las oposiciones del Distrito de Columbia[56] y las aprobara en Arkansas, Rodham tuvo que tomar una decisión clave. Como escribió más tarde, "Elegí seguir a mi corazón en lugar de a mi cabeza".[57] Así pues se fue junto a Bill Clinton a Arkansas, en lugar de permanecer en Washington donde sus expectativas profesionales eran mayores. En ese tiempo, él enseñaba Derecho y peleaba por un escaño en la Cámara de los Representantes en su estado de origen. En agosto de 1974, Rodham se mudó a Fayetteville, Arkansas, y se convirtió en una de las dos únicas profesoras en la Facultad de Derecho de la Universidad de Arkansas.[58] [59] Impartió clases de derecho penal, en el que era considerada una profesora rigurosa y una correctora severa. Fue la primera directora de la Clínica de Ayuda Legal de la Facultad.[60] Aún albergaba dudas sobre el matrimonio, y le preocupaba que su identidad separada se perdiera y sus logros fueran vistos a la sombra de los de otra persona.[61]

Primeros años en Arkansas[editar]

Hillary Rodham y Bill Clinton compraron una casa en Fayetteville durante el verano de 1975, y Hillary finalmente aceptó casarse.[62] La boda tuvo lugar el 11 de octubre de 1975 en una ceremonia Metodista en el salón de su casa.[63] Ella anunció que se iba a quedar con el nombre Hillary Rodham,[63] para mantener sus vidas profesionales separadas y evitar evidentes conflictos de interés y porque “demostraba que seguía siendo yo,”[64] aunque su decisión perturbó a las madres de ambos.[65] Bill Clinton perdió la lucha congresual de 1974, pero en noviembre de 1976 fue elegido fiscal general de Arkansas, así pues, la pareja se mudó a la capital del estado, Little Rock.[66] Allí, en febrero de 1977, Rodham se unió al reconocido Rose Law Firm, un bastión de influencia política y económica de Arkansas.[67] Se especializó en violación de patentes y derecho de propiedad intelectual[33] mientras que siguió trabajando pro bono en defensa de menores;[68] rara vez realizó trabajo de litigio en los tribunales.[69]

Rodham mantuvo su interés en las políticas sobre familia y menores, publicando los artículos académicos "Children's Policies: Abandonment and Neglect" (Políticas sobre menores; abandono y negligencia) en 1977[70] y "Children's Rights: A Legal Perspective" (Derechos de menores; una perspectiva legal) en 1979.[71] Este último ahondaba en la discusión sobre la capacidad legal de los menores, y afirmaba que ésta dependía de su edad y otras circunstancias, y que en casos graves de derecho médico la intervención judicial estaba a veces garantizada.[48] Un académico de la American Bar Association dijo más tarde, "Sus artículos eran importantes, no porque fueran especialmente novedosos, sino porque ayudaban a formular algo que no había sido antes desarrollado"[48] El historiador Garry Wills la describiría más tarde como "una de las activistas académicas más importantes de las últimas dos décadas,[72] mientras que los conservadores decían que sus teorías usurparían el papel tradicional de la autoridad paterna, permitirían a los menores interponer demandas frívolas contra sus padres,[73] [48] y que su trabajos eran teorías de la corriente de Estudio Crítico del Derecho fuera de control.[74]

En 1977, Rodham cofundó el Arkansas Advocates for Children and Families, una alianza estatal con el Children's Defense Fund.[33] [75] Más tarde ese año, el Presidente Jimmy Carter (para cuya campaña de 1976 Rodham había sido la directora del departamento de operaciones en Indiana)[76] la incluyó en la junta directiva de la Legal Services Corporation,[77] de la que formó parte de 1976 a 1981.[78] Desde mediados de 1978 a mediados de 1980 mid-1978 to mid-1980,[nb 3] fue la primera mujer en formar parte de esta directiva.[79] Durante su tiempo en el cargo, los fondos de la Corporación pasaron de 90 millones de dólares a 300 millones de dólares; con posterioridad combatió con éxito los intentos del Presidente Ronald Reagan de reducir los fondos y cambiar la naturaleza de la organización.[68]

Después de la elección de marido como gobernador de Arkansas, Rodham se convirtió en la Primera Dama de Arkansas en enero de 1979, título que ostentó durante doce años (1979–1981, 1983–1992). Clinton la incluyó en la junta directiva del Rural Health Advisory Committee ese mismo año,[80] donde consiguió fondos federales para ampliar la cobertura sanitaria en las zonas más pobres de Arkansas sin afectar a las tarifas de los médicos.[81]

En 1979, Rodham se convirtió en la primera mujer socia de Rose Law Firm.[82] Desde 1978 hasta que ella y su marido llegaron a la Casa Blanca, su salario era mayor que el de su marido.[83] Durante 1978 y 1979, mientras buscaba cómo incrementar sus ingresos, Rodham obtuvo enormes beneficios de la inversión en el comercio de futuros contratos ganaderos;[84] una inversión inicial de 1000 USD generó cerca de 100000 USD cuando dejó de comerciar diez meses después.[85] La pareja comenzó su malograda inversión en la aventura inmobiliaria de Whitewater Development Corporation con Jim y Susan McDougal.[84]

El 27 de febrero de 1980, Rodham dio a luz a Chelsea, su única hija. En noviembre de 1980, Bill Clinton fue derrotado en la lucha por la reelección.

Últimos años en Arkansas[editar]

Long shot of two men flanked by two women walking down read carpet, as military band plays on either side
El gobernador Bill Clinton y Hillary Clinton atienden la Cena en Honor a los Gobernadores de la Nación de 1987 con el presidente Ronald Reagan y la Primera Dama Nancy Reagan.

Bill Clinton volvió al despacho del Gobernador dos años después, ganando las elecciones de 1982. Durante la campaña de su marido, Rodham comenzó a usar el hombre Hillary Clinton, o en ocasiones "Sra. Bill Clinton", para calmar las preocupaciones de los votantes de Arkansas;[nb 4] también se tomó una excedencia en Rose Law para hacer campaña por él a tiempo completo.[86] Como Primera Dama de Arkansas, Hillary Clinton fue nombrada directiva del Arkansas Educational Standards Committee en 1983, donde intentó reformar el sistema de educación del estado, sancionado por los tribunales.[87] [88] En una de las iniciativas como gobernador más importante de Clinton, ella sostuvo una larga pero finalmente exitosa pelea contra la Arkansas Education Association, para establecer una evaluación obligatoria para profesores y fijar los estándares para los currículos y tamaño de las clases.[80] [87] En 1985, también introdujo el Arkansas's Home Instruction Program for Preschool Youth, un programa que ayuda a los padres a trabajar con sus hijos en la preparación preescolar y el aprendizaje de la lectoescritura.[89] Fue nombrada Arkansas Woman of the Year en 1983 y Arkansas Mother of the Year en 1984.[90] [91]

Clinton continuó practicando el derecho con Rose Law Firm mientras fue Primera Dama de Arkansas. Ganó menos que otros socios, al haber facturado menos horas,[92] aun así fueron más de 200000 USD en su último año allí.[93] Raramente hacía trabajo de campo,[93] pero la firma la consideraba la "gallina de los huevos de oro" porque atrajo clientes, en parte gracias al prestigio que dio a la compañía y en parte gracias a sus contactos en distintos consejos de administración.[93] Fue también muy influyente en el nombramiento de jueces para el estado.[93] El oponente republicano de Bill Clinton en la campaña de reelección de 1986 acusó a los Clinton de conflicto de intereses, puesto que Rose Law Firm hacía negocios con el Estado; los Clinton desmintieron la acusación diciendo que las tarifas para el Estado fueron establecidas por la firma antes de calcular sus beneficios.[94]

De 1982 a 1988, Clinton estaba en la junta directiva, a veces como presidenta, de la New World Foundation,[95] que fundó una variedad de grupos de interés de nueva izquierda.[96] De 1987 a 1991, presidió la Comisión de Mujeres en la Profesión de la American Bar Association,[97] que introdujo la perspectiva de género en la profesión del Derecho y animó la asociación para potenciar medidas que combatiesen las desigualdades en este campo.[97] Fue nombrada dos veces por el National Law Journal como una de las cien abogadas más influyentes de América: en 1988 y 1991.[98] Cuando Bill Clinton pensó en no presentarse de nuevo a las elecciones a en 1990, Hillary consideró hacerlo, pero los sondeos privados eran desfavorables y, al final, él se presentó y fue reelegido por última vez.[99]

Clinton formó parte de las directivas de los servicios legales del Arkansas Children's Hospital (1988–1992)[100] y el Children's Defense Fund (como presidenta, 1986–1992).[1] [101] Además de sus cargos en las organizaciones sin ánimo de lucro, también ostento cargos en la junta directiva de TCBY (1985–1992),[102] Wal-Mart Stores (1986–1992)[103] y Lafarge (1990–1992).[104] TCBY y Wal-Mart eran compañías con base en Arkansas que eran también clientes de Rose Law.[93] [105] Clinton fue la primera mujer en la directiva de Wal-Mart, incluida tras las presiones del presidente Sam Walton para nombrar directivo a una mujer.[105] Una vez allí, presionó con éxito para que Wal-Mart adoptase prácticas más respetuosas con el medio ambiente, fracasó en una campaña para incluir más mujeres en la gerencia de la compañía, y guardó silencio acerca de las famosas prácticas anti-sindicalistas de la compañía.[103] [105] [106]

Campaña presidencial de Bill Clinton de 1992[editar]

Black-and-white close-up photographic portrait of the same woman as in the top photo, in her forties and with shoulder-length blonde hair
Hillary Rodham Clinton, 1992

Hillary Clinton recibió atención nacional continua por primera vez cuando su marido se convirtió en un candidato para la nominación presidencial demócrata de 1992. Antes de la primaria de Nuevo Hampshire, tabloides publicaron alegaciones que Bill Clinton había tenido una relación extramatrimonial con Gennifer Flowers, una cantante de salón de Arkansas.[107] En respuesta, la pareja Clinton apareció junta en 60 Minutes donde Bill Clinton negó la relación extramatrimonial pero admitió que “causo dolor en mi matrimonio.”[108] Esta aparición conjunta fue acreditada con haber rescatado su campaña.[109] Durante la campaña, Hillary Clinton hizo comentarios culturalmente despectivos sobre Tammy Wynette y su perspectiva del matrimonio,[nb 5] y sobre mujeres quedándose en casa horneando galletas y tomando té,[nb 6] cuales fueron mal considerados por su propia admisión. Bill Clinton dijo que en elegirlo a él, la nación “tendría dos por el precio de uno”, refiriéndose al papel prominente que su esposa asumiría.[110] Empezando con el artículo “The Lady Macbeth of Little Rock” (La Señora Macbeth de Little Rock) de Daniel Wattenburg de agosto de 1992 en la revista The American Spectator, el propio historial de Hillary Clinton ideológico y ético fue objeto de ataques conservadores.[73] A lo menos otros veinte artículos en publicaciones principales también atrajeron comparaciones entre ella y la Señora Macbeth.[111]

Primera Dama de los Estados Unidos[editar]

Papel como Primera Dama[editar]

Cuando Bill Clinton asumió el cargo como presidente en enero de 1993, Hillary Rodham Clinton se convirtió en la Primera Dama de los Estados Unidos, y anunció que ella iba a utilizar ese formato de su nombre.[112] Ella fue la primera Primera Dama en poseer un título de posgrado[113] y en tener su propia carrera profesional hasta el momento de entrar a la Casa Blanca.[113] Ella también fue la primera en tener una oficina en la Ala Oeste de la Casa Blanca además de las usuales oficinas de la Primera Dama en la Ala Este.[45] [114] Ella era parte del círculo más íntimo calificando los nombramientos a la nueva administración, y sus opciones ocuparon a lo menos once posiciones de alto nivel y docenas más de bajo nivel.[115] Ella es considerada como la esposa presidencial más abiertamente apoderada en la historia estadounidense, con excepción de Eleanor Roosevelt.[116] [117]

Man, same woman, and teenage girl walk across lawn after leaving a helicopter
La familia Clinton llega a la Casa Blanca a bordo de Marine One, 1993.

Algunos críticos dijeron que era inapropiado que la Primera Dama desempeñara un papel central en materia de política pública. Los partidistas señalaron que el papel de Clinton en la política no era diferente de la de otros asesores de la Casa Blanca y que los votantes eran muy conscientes de que ella iba a desempeñar un papel activo en la presidencia de su marido.[118] La promesa de la campaña de Bill Clinton de «dos por el precio de uno» llevó a los opositores a referirse despectivamente a los Clinton como «co-presidentes»,[119] o a veces con la etiqueta originaria de Arkansas, «Billary».[80] [120] Las presiones de ideas conflictivas sobre el papel de una Primera Dama fueron suficientes para enviar a Clinton a tener “discusiones imaginarias” con la también políticamente activa, Eleanor Roosevelt.[nb 7] Desde el tiempo que ella llegó a Washington, ella también encontró refugio en un grupo de oración de The Fellowship que contaba con muchas esposas de figuras conservadoras de Washington.[121] [122] Provocada en parte por el fallecimiento de su padre en abril de 1993, ella públicamente trató de encontrar un síntesis de enseñanzas Metodistas, política filosófica liberal religiosa, y la «política de sentido», del editor Michael Lerner de la revista Tikkun, para superar lo que ella veía como «la enfermedad durmiente del alma» de Estados Unidos y eso daría lugar a la disposición «para remodelar a la sociedad mediante la redefinición de lo que significa ser un ser humano en el siglo veinte, mudándose a un nuevo milenio».[123] [124] Otros segmentos del público se enfocaron en su apariencia, cual evolucionó con el tiempo de inatención a la moda durante sus días en Arkansas,[125] a un sitio popular en los primeros días de la red mundial dedicado a mostrar sus muy diferentes, y frecuentemente analizados, peinados como Primera Dama,[126] [127] a una aparición en la cubierta de la revista Vogue en 1998.[128]

Asistencia sanitaria y otras iniciativas políticas[editar]

Calificaciones favorables y desfavorables de Hillary Rodham Clinton del Sondeo Gallup, 1992–1996[129]      favorable      desfavorable      no opinión

En enero de 1993, Bill Clinton nombró a Hillary Clinton al frente del Task Force sobre la Reforma de Asistencia Sanitaria Nacional, con la esperanza de replicar el éxito que ella tuvo en dirigir el esfuerzo para la reforma educacional de Arkansas.[130] Ella urgió privadamente que se le diera alta prioridad a la aprobación de la reforma de asistencia sanitaria que al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) (que también fue poco entusiasta acerca de los méritos del tratado).[131] [132] La recomendación del task force se hizo conocida como el plan de asistencia sanitaria Clinton, una propuesta comprensiva que requeriría a los empleadores proveer cobertura sanitaria a sus empleados a través de organizaciones individuales de mantenimiento sanitario. Sus opositores rápidamente ridiculizaron el plan como “Hillarycare”; algunos manifestantes en contra del plan se convirtieron hostiles, y durante una gira de autobús de julio de 1994 para conseguir apoyo para el plan, fue a veces forzada a ponerse un chaleco antibalas.[133] [134]

El plan no recibió el apoyo suficiente para un voto en la cámara baja o en el senado, aunque los demócratas controlaban ambas cámaras, y la propuesta fue abandonada en septiembre de 1994.[133] Clinton luego admitió en su libro, Living History, que su inexperiencia política contribuyó parcialmente a la perdida, pero mencionó que muchos otros factores también fueron responsables. Los índices de aprobación de la Primera Dama, cuales habían estado en el rango de los altos-50 por ciento durante su primer año, cayeron a 44 por ciento en abril de 1994 y 35 por ciento en septiembre de 1994.[135] Los republicanos hicieron el plan de asistencia sanitaria Clinton un tema principal en la campaña para las elecciones de medio término de 1994,[136] y vieron una ganancia neto de cincuenta y tres bancas en la elección de la cámara y siete en la elección del senado ganando el control de ambas; muchos analistas y encuestadores encontraron que el plan fue un factor principal en la perdida de los demócratas, especialmente entre los votantes independientes.[137] La Casa Blanca posteriormente se encargó de restar la importancia del papel que tuvo Hillary Clinton en dar forma a la política.[138] Opositores de asistencia sanitaria universal continuarían usando “Hillarycare” como una etiqueta peyorativa para planes similares por parte de otros.[139]

Same woman reads a book in a classroom to an African American boy in her lap, as an African American girl and two adults look on
Clinton le lee a un niño durante una visita a una escuela

Junto con los senadores Ted Kennedy y Orrin Hatch, Hillary Clinton fue una fuerza detrás de la aprobación del State Children’s Health Insurance Program (Programa de Seguro Médico para Niños del Estado) en 1997, un esfuerzo federal que proveía asistencia del estado para niños cuyos padres no podían proveerles cobertura médica, y llevó a cabo esfuerzos de extensión en nombre de matricular a los niños en el programa una vez que se convirtió en ley.[140] Ella promovió la inmunización a escala nacional en contra de enfermedades infantiles y animó a las mujeres mayores a hacerse una mamografía para detectar el cáncer de mama, con la cobertura proveída por Medicare.[141] Ella buscó con éxito aumentar los fondos para la investigación para el cáncer de próstata y el asma infantil en el National Institutes of Health.[45] La Primera Dama trabajó en investigar reportes de una enfermedad que afectaba a los veteranos de la Guerra del Golfo, cual luego se dio a conocer como Síndrome del Golfo.[45] Junto con la Fiscal general de los Estados Unidos Janet Reno, Clinton ayudó a crear la Oficina de Violencia contra la Mujer en el Departamento de Justicia.[45] En 1997, ella inició y guio la Adoption and Safe Families Act (Ley de Adopción y Familias Seguras) cual ella consideró como su mayor logro como Primera Dama.[45] [142] En 1999, ella fue instrumental en la aprobación de la Adoption and Safe Families Act (Ley de Adopción y Familias Seguras), cual duplicó fondos federales para adolescentes llegando a la edad límite para hogares de guarda.[142] Como Primera Dama, Clinton organizó numerosas conferencias en la Casa Blanca incluyendo sobre Cuidado de los Niños (1997),[143] sobre el Desarrollo y Aprendizaje en la Temprana Edad (1997),[144] y sobre Niños y Adolescentes (2000).[145] Ella también organizó la primera Conferencia de la Casa Blanca sobre Adolescentes[146] y la primera Conferencia de la Casa Blanca sobre Filantropía.[147]

Clinton viajó a 79 países durante este tiempo,[148] superando el límite de Primera Dama que ha viajado más, sostenido por Pat Nixon.[149] Ella no poseía una autorización de seguridad o atendía juntas del Consejo de Seguridad Nacional pero desempeñó un papel de poder blando en la diplomacia estadounidense.[150] Un viaje de cinco naciones en marzo de 1995 a Asia del Sur, a instancias del Departamento de Estado de los Estados Unidos y sin su marido, trató de mejorar la relaciones entre India y Pakistán.[151] Clinton estaba preocupada por la difícil situación de las mujeres con las que se encontraba, pero encontró una cálida respuesta de la gente de los países que visitó y obtuvo una mejor relación con el cuerpo de la prensa norteamericana.[151] [152] El viaje fue una experiencia transformadora para ella y presagió su carrera eventual en la diplomacia.[153] En un discurso de septiembre de 1995 antes de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Pekín, Clinton argumentó con mucha fuerza contra las prácticas que abusan de las mujeres alrededor del mundo y en la República Popular de China,[154] declarando que “ya no es aceptable discutir los derechos de la mujer de forma separada de los derechos humanos”.[154] Delegados de más de 180 países la escucharon decir: “Si hay un mensaje que resuena adelante de esta conferencia, que sea que los derechos humanos son los derechos de la mujer y que los derechos de la mujer son derechos humanos, de una vez por todas.”[155] Al hacerlo, ella resistió tanto a la administración interna y la presión china para que suavizara sus comentarios.[148] [155] Ella fue una de las figuras internacionales más destacadas a final de los años 1990 en hablar en contra del tratamiento de las mujeres afganas por el talibán, un grupo fundamentalista islamista.[156] [157] Ella ayudó a crear Vital Voices (Voces Vitales), una iniciativa internacional patrocinada por los Estados Unidos para promover la participación de las mujeres en el proceso político de sus países.[158] Eso y las propias visitas de Clinton animaron a mujeres en hacerse escuchar en el proceso de paz de Irlanda del Norte.[159]

Whitewater y otras investigaciones[editar]

La Primera Dama Clinton fue sujeta a varias investigaciones por la Oficina del Asesor Independiente de los Estados Unidos, él fiscal independiente del Congreso de los Estados Unidos, y otros. Algunos creyeron que los Asesores Independientes tenían motivaciones políticas.[160] [161]

La controversia de Whitewater fue el foco de atención de los medios desde la publicación de un informa del New York Times durante la campaña presidencial de 1992,[162] y a lo largo de su tiempo como primera dama. Los Clinton habían perdido su inversión que hicieron a finales de los 1970s en la Whitewater Development Corporation (Corporación de Desarrollo de Whitewater);[163] al mismo tiempo, sus socios en esa inversión, Jim y Susan McDougal, operaban Madison Guaranty, una institución de ahorros y préstamos que retenía los servicios legales de Rose Law Firm[163] y pudieron haber inapropiadamente subvencionado las perdidas de Whitewater. Madison Guaranty después falló, y el trabajo de Clinton en Rose fue analizado por un posible conflicto de interés en haber representado al banco ante los reguladores del estado que su marido había nombrado;[162] ella afirmó que ella había hecho trabajo mínimo para el banco.[164] Los Asesores Independientes Robert Fiske y Kenneth Starr citaron los expedientes de facturación legales de Clinton; ella dijo que no sabía en donde se encontraban.[165] [166] Los expedientes fueron encontrados en el cuarto de libros de la Primera Dama en la Casa Blanca después de una búsqueda de dos años, y fueron entregados a los investigadores a principios de 1996.[166] La publicación retrasada de los expedientes provocó intenso interés y otra investigación de como habían aparecido y en donde habían estado;[166] el personal de Clinton atribuyó el problema a los cambios continuos en las áreas de almacenamiento de la Casa Blanca desde la mudanza de la Mansión del Gobernador en Arkansas a la Casa Blanca.[167] Después de la recuperación de los expedientes, el 26 de enero de 1996, Clinton se convirtió en la primera Primera Dama en ser citada para declarar ante un Gran Jurado Federal.[165] Después de varias investigaciones por varios Asesores Independientes, un informe final se publicó en el 2000 que declaró que había insuficiente evidencia que cualquiera de los dos Clinton habían cometido un delito penal.[168]

Same teenage girl, man and woman walk down a broad street in wintertime, as security personnel trail and a crowd looks on
La familia Clinton toma una caminata durante el Día de Inauguración por la Avenida Pensilvania para comenzar el segundo período de gobierno del Presidente Bill Clinton. 20 de enero de 1997.

Escrutinio de los despidos de empleados de la Oficina de Viajes de la Casa Blanca, un asunto que se llegó a conocer como Travelgate empezó con cargos de que la Casa Blanca había usado irregularidades financieras auditadas en la operación de la Oficina de Viajes como una excusa para reemplazar al personal con amigos de Arkansas.[169] El descubrimiento en 1996 de un memorándum de dos años de la Casa Blanca causo que la investigación se enfocara más en si Hillary Clinton había orquestado los despidos y si las declaraciones que ella hizo a los investigadores sobre su papel en los despidos eran ciertas.[170] [171] El informe final de los Asesores Independientes en el 2000 concluyó que ella estaba involucrada en los despidos y que ella había hecho declaraciones “objetivamente falsas”, pero que había insuficiente evidencia de que ella sabía que las declaraciones eran falsas, o que sabía que sus acciones conducirían a que los despidos la enjuiciaran.[172]

Después del suicidio de Vince Foster, diputado del Consejero de la Casa Blanca, en julio de 1993, denuncias fueron hechas de que Hilary Clinton había ordenado que removieran archivos potencialmente dañinos (relacionados con Whitewater y otros asuntos) de la oficina de Foster en la noche de su muerte.[173] El Asesor Independiente Kenneth Starr investigó esto, y para 1999, se reportó que Starr seguía con la investigación abierta, aunque su personal le dijo que no había caso que hacer.[174] Cuando el sucesor de Starr, Robert Fray, publicó su último informe sobre Whitewater, no se hicieron reclamaciones en contra de Hillary Clinton sobre esto.[168]

Una consecuencia de la investigación de Travelgate fue el descubrimiento, en junio de 1996, del acceso inapropiado de la Casa Blanca a cientos de informes de antecedentes de la FBI sobre ex-empleados de la Casa Blanca Republicana, un asunto que algunos llamaron “Filegate”.[175] Denuncias fueron hechas que Hillary Clinton había solicitado estos archivos y que ella había recomendado la contratación de un individuo no cualificado para dirigir la Oficina de Seguridad de la Casa Blanca.[176] El informe final del 2000 del Asesor Independiente no encontró evidencia sustancial o creíble de que Hillary Clinton tuvo algún papel o mostró mala conducta en la materia.[175]

En marzo de 1994, informes de periódicos revelaron ganancias espectaculares de la compraventa de contratos de futuros de ganado en 1978-1979;[177] denuncias fueron hechas en la prensa sobre conflictos de interés y soborno encubierto,[178] y varios individuos analizaron sus archivos de compraventa, pero no se hizo una investigación formal y ella nunca fue acusada de alguna irregularidad.[178]

Escándalo Lewinsky[editar]

Calificaciones favorables y desfavorables de Hillary Rodham Clinton del Sondeo Gallup, 1997–2000[129]      favorable      desfavorable      no opinión

En 1998, la relación de los Clinton se convirtió en un tema de mucha especulación cuando investigaciones revelaron que el presidente había tenido relaciones extramaritales con Monica Lewinsky, una pasante de la Casa Blanca.[179] Acontecimientos que rodearon el escándalo Lewinsky finalmente llevó a la realización de un juicio a Bill Clinton por la Cámara de Representantes. Cuando las denuncias en contra de su marido primero se hicieron públicas, Hillary Clinton declaró que eran el resultado de una “vasta conspiración derechista”,[180] caracterizando los cargos Lewinsky como lo último de una larga, organizada, y colaborativa serie de cargos por los enemigos políticos de Bill Clinton[nb 8] en lugar de cualquier delito cometido por su marido. Ella dijo después que había sido engañada por las afirmaciones iniciales de su marido que ninguna relación había tenido lugar.[181] Después de que la evidencia de los encuentros del presidente Bill Clinton con Lewinsky se convirtió indiscutible, ella emitió una declaración publica reafirmando su compromiso con su matrimonio,[182] pero privadamente se reportó estar furiosa con el[183] y estaba insegura si quería permanecer en el matrimonio.[184]

Hubo una variedad de reacciones públicas a Hillary Clinton después de esto: algunas mujeres admiraron su fuerza y equilibrio en asuntos privados hechos públicos, algunos simpatizaron con ella como una víctima del comportamiento insensible de su marido, otros la criticaron de ser una facilitadora a las indiscreciones de su marido, mientras que otros la acusaron de cínicamente haberse quedado en un matrimonio fallido como una manera de mantener o incluso fomentar su propia influencia política.[185] Sus índices de aprobación pública a raíz de las revelaciones dispararon al alza a alrededor del 70 por ciento, más alto que nunca.[185] En su autobiografía del 2003, ella atribuiría su decisión de quedarse casada “al amor que ha persistido por décadas” y agrego: “Nadie me entiende mejor y nadie me puede hacer reír de la manera que Bill lo hace. Después de todos estos años, el sigue siendo la persona más interesante, energizante, y plenamente viva que yo he conocido.”[186]

Deberes tradicionales[editar]

Clinton inició y fue la presidenta fundadora del programa Save America’s Treasures (Salven los Tesoros Estadounidenses), un esfuerzo nacional que emparejo fondos federales a donaciones privadas para preservar y restaurar artículos y sitios históricos,[187] incluyendo la bandera que inspiró “The Star-Spangled Banner” y el Sitio Histórico de Primeras Damas en Canton, Ohio.[45] Ella fue jefa del Consejo del Milenio de la Casa Blanca,[188] y organizó "Tardes de Milenio",[189] una serie de conferencias que discutían futurología, una de las cual se convirtió en la primera transmisión simultánea en directo de un webcast desde la Casa Blanca.[45] Clinton también creó el primer Jardín de Esculturas de la Casa Blanca, ubicado en el Jardín Jacqueline Kennedy, cual mostraba grandes obras de arte contemporáneo estadounidense prestado de museos.[190]

En la Casa Blanca, Clinton colocaba artesanías donadas de artesanos contemporáneos estadounidenses, tales como la cerámica y la cristalería, en rotación en los salones de aparato.[45] Ella supervisó la restauración del Salón Azul para que fuera históricamente auténtico al periodo de James Monroe,[191] la redecoración del Treaty Room al estudio presidencial a lo largo de las líneas del siglo XIX,[192] y la redecoración de la Sala de Mapas a como se veía durante la Segunda Guerra Mundial.[192] Clinton organizó muchos eventos de grande escala en la Casa Blanca, tal como una recepción para el Día de San Patricio, una cena de estado para dignatarios chinos, un concierto contemporáneo que recaudo fondos para educación musical en escuelas públicas, una celebración de la Nochevieja a la vuelta del siglo XXI, y una cena de estado en honor al bicentenario de la Casa Blanca en noviembre del 2000.[45]

Elección del Senado de 2000[editar]

Cuando el senador estadounidense veterano de Nueva York, Daniel Patrick Moynihan, anunció su jubilación en noviembre de 1998, varias figuras prominentes democráticas, incluyendo el Representante Charles B. Rangel de Nueva York, instaron a Clinton a postularse para el asiento abierto de Moynihan en la elección del Senado de los Estados Unidos del 2000.[193] Una vez que decidió postularse, los Clintons compraron una casa en Chappaqua, Nueva York, al norte de la Ciudad de Nueva York, en septiembre de 1999.[194] Ella se convirtió en la Primera Dama de los Estados Unidos en ser una candidata para cargo de elección.[195] Inicialmente, Clinton esperaba enfrentar a Rudy Giuliani, Alcalde de la Ciudad de Nueva York, como su contrincante republicano en la elección. Sin embargo, Giuliani se retiró de la contienda electoral en mayo del 200 después de haber sido diagnosticado con cáncer de próstata y convirtiendo muy públicos los desarrollos en su vida personal, Clinton se enfrentó en lugar con Rick Lazio, un miembro republicano de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos representando el 2do distrito congresional de Nueva York. A lo largo de la campaña, opositores acusaron a Clinton de carpetbagging, ya que ella nunca residió en Nueva York o participó en la política estatal antes de esta contienda. Clinton empezó su campaña visitando cada condado en el estado, en una “gira para escuchar” en ambientes de pequeños grupos.[196] Durante la campaña, ella dedicó considerable tiempo en regiones tradicionalmente republicanas al norte del estado.[197] Clinton prometió mejorar la situación económica en esas áreas, prometiendo entregar 200,000 trabajos al estado durante su plazo. Su plan incluyó créditos fiscales para premiar la creación de empleos y fomentar inversiones de empresas, especialmente en el sector de alta tecnología. Ella pidió recortes de impuestos personales para la matrícula universitaria y cuidado a largo plazo.[197]

La contienda recibió atención nacional. Lazio cometió un error durante un debate en septiembre cuando pareció invadir el espacio personal de Clinton tratando de conseguir que se firmara un acuerdo de recaudación de fondos.[198] Las campañas de Clinton y Lazio, junto con el esfuerzo inicial de Giuliani, gastaron un récord combinado de $90 millones.[199] Clinton ganó la elección el 7 de noviembre del 2000, con 55 por ciento del voto al 43 por ciento de Lazio.[198] Ella juró su cargo como Senadora de los Estados Unidos el 3 de enero del 2001.

Senadora de Estados Unidos[editar]

Primer mandato[editar]

Recreación de la investidura de Hillary Rodham Clinton como Senadora de los Estados Unidos por el vicepresidente Al Gore en la Antigua Cámara del Senado, mientras el presidente Clinton y su hija Chelsea observan. 3 de enero de 2001.
Foto oficial de Clinton como Senadora de los Estados Unidos

Al entrar al senado, Clinton mantuvo un bajo perfil público y construyo relaciones con senadores de ambos partidos.[200] Ella forjó alianzas con senadores de inclinación religiosa al participar regularmente en el Desayuno de Oración del Senado[121] [201]

Clinton sirvió en cinco comités del senado: Comité del Presupuesto (2001-2002),[202] Comité sobre Servicios Armados (desde 2003),[203] Comité sobre el Medio Ambiente y Obras Públicas (desde 2001),[202] Comité sobre la Salud, Educación, Trabajo, y Pensiones (desde 2001),[202] y el Comité Especial sobre el Envejecimiento.[204] También fue una Comisaria de la Comisión sobre Seguridad y Cooperación en Europa[205] (desde 2001).[206]

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Clinton buscó obtener fondos para los esfuerzos de recuperación en la Ciudad de Nueva York y mejoras de seguridad en su estado. Trabajando con el senador senior Charles Schumer, ella fue instrumental en rápidamente asegurar $21 mil millones en fondos para la reconstrucción del sitio del World Trade Center.[201] [207] Ella subsecuentemente tomó un papel de liderazgo en investigar los problemas de salud que enfrentan los socorristas del 9/11.[208] Clinton votó por la Ley USA Patriot en octubre de 2001. En 2005, cuando la ley estaba por renovarse, ella trabajó en hacer frente algunas preocupaciones con libertades civiles,[209] antes de votar a favor de un compromiso de una ley renovada en marzo de 2006 cual obtuvo apoyo de la mayoría.[210]

Clinton fuertemente apoyó la acción militar de EE.UU en Afganistán de 2001, diciendo que era una oportunidad para combatir el terrorismo y mejorar las vidas de mujeres afganas que sufrieron bajo el gobierno del Taliban.[211] Clinton votó a favor de la Resolución Guerra de Irak, cual autorizó al Presidente de los Estados Unidos George W. Bush usar fuerza militar en contra de Irak, debería ser tal acción necesaria para hacer cumplir una Resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas después de la continuación de esfuerzos diplomáticos.

Después de que comenzó la Guerra de Irak, Clinton hizo viajes a Irak y Afganistán para visitar a las tropas estadounidenses estacionadas allí. En una visita a Irak en febrero de 2005, Clinton señaló que la insurgencia falló en interrumpir las elecciones democráticas que habían tenido lugar más temprano, y que partes del país estaban funcionando bien.[212] Señalando que los despliegues de guerra estaban drenando las fuerzas regulares y de reserva, ella co-introdujo legislación para incrementar el tamaño normal del Ejército de los Estados Unidos por 80,000 soldados para aliviar la tensión.[213] A finales de 2005, Clinton dijo que mientras el retiro inmediato de Irak sería un error, el compromiso de Bush de quedarse “hasta que el trabajo este acabado” también era equivocado, ya que dio a los iraquíes “una invitación abierta para no cuidarse ellos mismos.”[214] Su posición causó frustración entre aquellos en el Partido Demócrata cual favorecía el retiro inmediato.[215] Clinton apoyó retener y mejorar los beneficios de salud para veteranos, y cabildeó en contra del cierre de varias bases militares.[216]

Calificaciones favorables y desfavorables de Hillary Rodham Clinton del Sondeo Gallup, 2001–2009[129]      favorable      desfavorable      no opinión

La Senadora Clinton votó en contra de dos paquetes importantes de recortes de impuestos del presidente Bush, la Ley de Reconciliación para Crecimiento Económico y Desgravación Fiscal de 2001 y la Ley de Reconciliación para Trabajos y Crecimiento de la Desgravación Fiscal de 2003.[217] Clinton votó en contra de la confirmación de 2005 de John G. Roberts como juez presidente de los Estados Unidos y la confirmación de Samuel Alito a la Corte Suprema de los Estados Unidos.[218]

En 2005, Clinton llamó a la Comisión Federal de Comercio para que investigara como escenas de sexo escondidas aparecieron en el controversial videojuego Grand Theft Auto: San Andreas.[219] Junto con los Senadores Joe Lieberman y Evan Bayh, ella introdujo la Ley de Protección de Entretenimiento Familiar, con la intención de proteger a los niños de contenido inapropiado encontrado en videojuegos. En 2004 y 2006, Clinton votó en contra de la Enmienda Federal del Matrimonio cual trató de prohibir el matrimonio homosexual.[217] [220]

Buscando establecer una “infraestructura progresiva” para rivalizar la del conservadurismo estadounidense, Clinton desempeñó un papel formativo en conversaciones que llevó a la fundación del Center for American Progress (Centro para el Progreso Estadounidense) por el ex jefe de estado mayor de la administración Clinton, John Podesta, compartió asistentes con Citizens for Responsibility and Ethics in Washington (Ciudadanos para la Responsabilidad y Etica en Washington), fundada en 2003, y aconsejó a Media Matters for America (Los Medios Importan en Estados Unidos) creada en 2004, del ex antagonista de los Clinton, David Brock.[221] Siguiendo las elecciones del senado de 2004, ella exitosamente empujó al nuevo líder del senado demócrata, Harry Reid, en crear una Sala de Guerra para que el senado manejara la mensajería política cotidiana.[222]

Campaña de reelección de 2006[editar]

En noviembre de 2004, Clinton anunció que ella buscaría un segundo mandato en el senado. El anticipado favorito para la nominación republicana, el fiscal de distrito del condado de Westchester Jeanine Pirro, se retiró de la campaña después de varios meses del pobre rendimiento de su campaña.[223] Clinton fácilmente ganó la nominación demócrata sobre la oposición del activista antiguerra Jonathan Tasini[224] Los eventuales opositores de Clinton en la elección general fueron el candidato republicano John Spencer, un ex alcalde de Yonkers, junto con varios candidatos de terceros partidos. Ella ganó la elección el 7 de noviembre de 2006, con 67 por ciento del voto al 31 por ciento de John Spencer,[225] ganando todos menos cuatro condados de los sesenta y dos condados de Nueva York.[226] Clinton gastó $36 millones para su reelección, más que cualquier otro candidato para el senado en las elecciones de 2006. Algunos demócratas la criticaron por haber gastado demasiado en una contienda unilateral, mientras algunos opositores estaban preocupados que no dejó más fondos para una potencial candidatura presidencial en 2008.[227] En los siguientes meses, ella transferiría $10 millones de sus fondos del senado hacía su campaña presidencial.[228]

Segundo mandato[editar]

La Senadora Clinton escucha al Jefe de Operaciones Navales Almirante de la Armada Mike Mullen responder a una pregunta durante su audiencia de confirmación con el Comité del Senado sobre Servicios Armados.

Clinton estuvo en contra del aumento de tropas de la Guerra de Irak de 2007.[229] En marzo de 2007, ella votó a favor de una ley de gastos para la guerra que requiriera al presidente Bush retirar tropas de Irak antes de una fecha límite; casi paso a lo largo de líneas partidarias[230] pero subsecuentemente fue vetada por el presidente Bush. En mayo de 2007, una ley de compromiso para financiar la guerra que removía la fecha límite de retiro pero empataba el financiamiento con parámetros de progreso para el gobierno de Irak pasó el senado por un voto de 80-14 y sería firmado por Bush; Clinton sería una de los que voto en contra.[231] Clinton respondió al Reporte al Congreso sobre la Situación en Irak del General David Petraeus de septiembre de 2007 diciendo, “Yo pienso que los reportes que usted nos está proveyendo realmente requiere una suspensión voluntaria a no creer.”[232]

En marzo de 2007, en respuesta al despido de Procuradores de Estados Unidos, Clinton llamó al Fiscal General Alberto Gonzalez a que renunciara.[233] En mayo y junio de 2007, con respecto a la reforma migratoria comprensiva de alto perfil y objeto de debates acalorados conocida como la Ley Fronteras Seguras, Oportunidad Económica y Reforma Migratoria de 2007, Clinton emitió varios votos a favor de la ley pero falló en obtener clausura.[234]

Mientras la crisis financiera de 2007-2008 alcanzó su cima con la crisis de liquidez de septiembre de 2008, Clinton apoyó el plan propuesto de rescate del sistema financiero de Estados Unidos, votando a favor de la Ley de Estabilización Económica de Urgencia de 2008 de $700 mil millones, diciendo que la ley representaba los intereses del pueblo estadounidense.[235] La ley paso en el senado 74-24.

Campaña presidencial de 2008[editar]

Clinton se había estado preparando para una potencial candidatura para la presidencia de los Estados Unidos desde los principios de 2003.[236] El 20 de enero de 2007, Clinton anunció a través de su sitio web la formación de un comité exploratorio para la elección presidencial de los Estados Unidos de 2008; ella declaró, “Estoy en esto, y estoy en esto para ganar.”[237] Ninguna mujer había sido nominada por un partido principal para presidente de los Estados Unidos. En abril de 2007, los Clinton liquidaron un fideicomiso ciego, que había sido establecido cuando Bill Clinton se convirtió en presidente en 1993, para evadir la posibilidad de conflictos éticos o vergüenzas políticas en el fideicomiso mientras Hillary Clinton emprendía su campaña presidencial.[238] Más tarde, declaraciones de divulgación revelaron que el valor de la pareja era arriba de los $50 millones,[238] y que ellos habían ganado más de $100 millones desde 2000, con la mayoría viniendo de los libros, discursos, y otras actividades de Bill Clinton.[239]

Clinton encabezaba la lista de candidatos compitiendo para la nominación demócrata en los sondeos de opinión para la elección La mayoría de los sondeos colocaban al Senador Barack Obama de Illinois y el ex Senador John Edwards de Carolina del Norte como los competidores más cercanos.[240] Clinton y Obama ambos establecieron récords por la recaudación de fondos temprana, intercambiando la delantera de dinero cada trimestre.[241] Para septiembre de 2007, sondeos en los primeros seis estados en tener primarias demócratas o caucuses demostraban que Clinton llevaba la delantera en todos ellos, con las elecciones más cercanas en Iowa y Carolina del Sur. para el siguiente mes, sondeos nacionales mostraban a Clinton muy por adelante de sus competidores demócratas.[242] Al final de octubre, Clinton sufrió un raro desempeño pobre en el debate en contra de Obama, Edwards, y sus otros opositores.[243] [244] [245] El mensaje de “cambio” de Obama empezó a resonar con el electorado demócrata mejor que el mensaje de “experiencia” de Clinton.[246] La competencia se apretó considerablemente, especialmente en los caucus tempranos de los estados de Iowa, Nuevo Hampshire, y Carolina del Sur, con Clinton perdiendo la delantera en varios sondeos al llegar diciembre.[247]

Clinton haciendo campaña en Augsburg College en Mineápolis, Minnesota, dos días antes del súper martes.

En la primer votación de 2008, ella se colocó en tercer lugar en el caucus demócrata de Iowa el 3 de enero a Obama y Edwards.[248] Obama ganó terreno en los sondeos nacionales en los siguientes días, con todos los sondeos prediciendo la victoria para el en la Primaria de Nuevo Hampshire.[249] [250] Sin embargo Clinton sorpresivamente ganó allí en 8 de enero, ganándole a Obama por poco.[251] Explicaciones de su regreso en Nuevo Hampshire variaron pero fueron centradas en que ella era vista con más simpatía, especialmente por las mujeres, después de que sus ojos se llenaron de lágrimas y su voz se le quebró mientras respondía una pregunta de un votante el día antes de la elección.[251] [252]

La naturaleza de la competencia se fracturó en los siguientes días. Varias observaciones hechas por Bill Clinton y otros sustitutos,[253] y una observación hecha por Hillary Clinton a cerca de Martin Luther King, Jr., y Lyndon B. Johnson,[nb 9] fueron percibidas por muchos como, accidentalmente o intencionalmente, limitando a Obama como un candidato racialmente orientado o de otra manera negando el significado post-racial y los logros de su campaña.[254] A pesar de los intentos de ambos Hillary Clinton y Obama de minimizar el tema, el voto demócrata se polarizo aún más como resultado, con Clinton perdiendo mucho del apoyo que tenía entre afro-americanos.[253] [255] Ella perdió por un margen de dos a uno contra Obama en la primaria de Sur Carolina el 26 de enero,[256] estableciendo, con la salida de Edwards aproximándose, una competencia intensa entre dos personas para los veintidós estados del súper martes el 5 de febrero. Bill Clinton había hecho más declaraciones atrayendo críticas por sus percibidas implicaciones raciales a finales de la campaña en Sur Carolina, y su papel fue visto como suficientemente dañino para ella que una ola de seguidores entre y afuera de su campaña dijeran que el ex presidente “tenía que parar.”[257]

El súper martes, Clinton ganó los estados más grandes, como California, Nueva York, Nueva Jersey, y Massachusetts, mientras que Obama ganó la mayoría de estados; ellos casi se dividieron el voto popular por partes iguales.[258] [259] Pero Obama estaba obteniendo más delegados comprometidos por su parte del voto popular debido a mejor explotación de las reglas de distribución proporcional del partido demócrata.[260]

Clinton hablando en un mitin en Pennsylvania en apoyo a su ex rival, Barack Obama; octubre de 2008

La campaña Clinton había contado con ganar la nominación para el súper martes, y no estaba preparada financialmente y logisticamente para un esfuerzo prolongado; quedándose atrás en recaudaciones de fondos por internet, Clinton empezó a prestarle dinero a su campaña.[246] [261] Había desorden continuo entre el personal de la campaña y ella hizo varios cambios de personal de alto nivel.[261] [262] Obama ganó las siguientes once caucuses y primarias a través del país, a menudo con amplios márgenes, y tomó una delantera significante en delegados comprometidos sobre Clinton.[260] [261] El 4 de marzo, Clinton rompió la racha de perdidas al ganar en Ohio entre otros lugares,[261] donde su crítica del TLCAN, un legado principal de la presidencia de su marido, había sido un tema principal.[263] A lo largo de la campaña Obama dominaba en los caucuses, cuales la campaña Clinton en gran parte ignoró en organizarse.[246] [260] [264] Obama hizo bien en las primarias donde votantes afroamericanos, jóvenes, con educación universitaria, o votantes acomodados estaban fuertemente representados; Clinton hizo bien en las primarias donde votantes hispanos o mayores, sin educación universitaria, o votantes blancos de la clase trabajadora predominaban.[265] [266] Algunos líderes del partido demócrata expresaron preocupación que la campaña extendida entre los dos pudiera dañar al ganador en la elección general en contra del presunto candidato republicano John McCain, especialmente si un triunfo eventual de Clinton fuera ganado vía superdelegados nombrados por el partido.[267]

La confesión de Clinton a finales de marzo, que las declaraciones repetidas que su campaña hizo sobre haber estado bajo fuego hostil por parte de francotiradores durante una visita de 1996 a la tropas de EE.UU. a la Base Aérea Tuzla en Bosnia y Herzegovina no eran ciertas, atrajeron considerable atención de los medios de comunicación y amenazaba con socavar su credibilidad y sus reclamos de pericia en política exterior como Primera Dama.[268]

El 22 de abril, ella ganó la primaria de Pensilvania, y mantuvo su campaña viva.[269] Sin embargo, el 6 de mayo, una victoria más estrecha de los esperado en la primaria de Indiana junto con una gran perdida en la primaria de Carolina del Norte puso fin a cualquier posibilidad realista de que ella ganara la nominación.[269] Ella prometió en permanecer en las primarias que quedaban, pero paró los ataques en contra de Obama; como un asesor declaró, “Ella puede aceptar perder. Ella no puede aceptar renunciar.”[269] Ella ganó algunas de las competencias restantes, y en efecto, en los últimos tres meses de la campaña ella ganó más delegados, estados, y votos que Obama, pero falló en superar la delantera de Obama.[261]

Clinton da un discurso durante la segunda noche de la Convención Demócrata Nacional de 2008 en Denver, Colorado.

Siguiendo las primarias finales el 3 de junio de 2008, Obama había ganado suficientes delegados para convertirse en el presunto candidato.[270] En un discurso ante sus seguidores el 7 de junio, Clinton terminó su campaña y respaldo a Obama, declarando, “La manera de continuar nuestra lucha ahora para cumplir nuestras metas por las cuales estamos firmes es en tomar nuestra energía, nuestra pasión, nuestra fuerza y hacer todo lo que podamos para elegir a Barack Obama.”[271] Para el fin de la campaña, Clinton había ganado 1,640 delegados comprometidos a 1,763 de Obama;[272] en el momento de la afianza, Clinton tenía 286 superdelegados a 395 de Obama,[273] con esos números ampliándose a 256 versus 438 una vez que fue reconocido como el ganador.[272] Clinton y Obama ambos recibieron arriba de 17 millones de votos durante el proceso de nominación,[nb 10] ambos rompiendo el récord previo.[274] Clinton también eclipsó, por un gran margen, el récord previo de la Congresista Shirley Chrisholm durante la elección presidencial de 1972 de más primarias y delegados ganados por una mujer.[275] Clinton dio un discurso apasionado apoyando a Obama en la Convención Demócrata Nacional de 2008 e hizo campaña por el frecuentemente en otoño de 2008, cual concluyó con su victoria sobre McCain en la elección general el 4 de noviembre.[276] La campaña de Clinton acabó severamente en deuda; ella le debía millones de dólares a proveedores externos y pasó a pérdidas los $13 millones que ella se había prestado.[277]

Secretaria de Estado[editar]

Nominación y confirmación[editar]

Clinton toma el juramento al cargo como Secretaria de Estado, administrado por la Juez Asociada Kathryn Oberly mientras Bill Clinton detiene la Biblia.

A mediados de noviembre de 2008, el presidente electo Obama y Clinton discutieron la posibilidad de que ella sirviera como Secretaria de Estado de los Estados Unidos en su administración,[278] y el 21 de noviembre, informes indicaban que ella había aceptado la posición.[279] El 1 de diciembre, el presidente electo Obama formalmente anunció que Clinton sería su nominación para Secretaria de Estado.[280] Clinton dijo que ella se resistía dejar el senado, pero que su nueva posición representaba una “aventura difícil y emocionante”.[280] Como parte de su nominación y en orden para aliviar preocupaciones de conflictos de interés, Bill Clinton estuvo de acuerdo en aceptar varias condiciones y restricciones con respecto a sus actividades en marcha y sus esfuerzo de recaudaciones de fondos para el Centro Presidencial Clinton y la Iniciativa Mundial Clinton.[281]

El nombramiento requería un remedio de Saxbe, aprobado y firmado como ley en diciembre de 2008.[282] Audiencias de confirmación ante el Comité del Senado sobre Relaciones Exteriores comenzaron el 13 de enero de 2009, una semana antes de la investidura de Obama; dos días después el Comité voto 16-1 para aprobar a Clinton.[283] En ese momento su índice de aprobación había alcanzado el 65 por ciento, el punto más alto desde el escándalo Lewinsky.[284] El 21 de enero de 2009, Clinton fue confirmada en el pleno senado por un voto de 94-2.[285] Clinton tomo el juramento al cargo de Secretaria de Estado y resigno al senado el mismo día.[286] Ella se convirtió en la primera ex Primera Dama en servir en el Gabinete de los Estados Unidos.[287]

Mandato[editar]

Obama y Clinton conversando en la 21a cumbre de la OTAN, abril de 2009
El Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu y Clinton, mayo de 2009

Clinton pasó sus primeros días como Secretaria de Estado comunicándose por teléfono con decenas de líderes mundiales e indicando que la política exterior de los Estados Unidos cambiaría de dirección: “Tenemos mucho daño que reparar.”[288] Abogó por un papel más amplio en temas de la economía mundial para el Departamento de Estado y citó la necesidad de un aumento de presencia diplomática de EE.UU., especialmente en Irak donde el Departamento de Defensa había llevado a cabo misiones diplomáticas.[289] Impulsó un mayor presupuesto de asuntos internacionales,[289] proponiendo un incremento de 7 por ciento para el Departamento de Estado y otros programas internacionales en el presupuesto de la administración Obama de 2010.[290] En marzo de 2009, Clinton prevaleció sobre el vicepresidente Joe Biden en un debate interno para mandar 21.000 militares más a la guerra de Afganistán.[291] Una fractura en el codo y la subsecuente recuperación dolorosa causaron que Clinton cancelara dos viajes al extranjero en junio de 2009.[291] [292]

Clinton anunció la reforma más ambiciosa de su departamento, la Revisión Cuatrienal de Diplomacia y Desarrollo, que establece objetivos específicos para las misiones extranjeras del Departamento de Estado, a partir de un proceso similar en el Departamento de Defensa con el que ella estaba familiarizada después de su tiempo en el Comité del Senado sobre Servicios Armados.[293] (El primero de estos reportes fue emitido a finales de 2010 e instó a que EE.UU. liderara a través del “poder civil” como un modo eficaz para responder a desafíos internacionales y desactivar las crisis.[294] También trató de institucionalizar objetivos de empoderar a las mujeres en todo el mundo.[155] ) En septiembre, Clinton dio a conocer la Iniciativa Mundial para el Hambre y Seguridad Alimentaria en la junta anual de Iniciativa Mundial Clinton.[295] La nueva iniciativa trata de combatir el hambre alrededor del mundo como una parte estratégica de la política exterior de EE.UU., en vez de sólo reaccionar a emergencias de escasez de comida que se produzcan, y enfatiza el papel de las mujeres agricultoras.[295] En octubre, en un viaje a Suiza, la intervención de Clinton superó inconvenientes de última hora y salvó la firma de un acuerdo histórico entre Turquía y Armenia para establecer relaciones diplomáticas y abrir la frontera entre las dos naciones.[296] [297] En Pakistán, mantuvo varios debates contundentes con estudiantes, presentadores de programas de entrevistas, y ancianos de las tribus en un intento por reparar la imagen de los EE.UU. en Pakistán.[153]

En un discurso importante en enero de 2010, Clinton señaló analogías entre la Cortina de Hierro y el internet libre y no libre.[298] Oficiales chinos reaccionaron negativamente al discurso, y obtuvo atención como la primera vez que un funcionario de alto nivel estadounidense había definido claramente el internet como elemento clave de la política exterior estadounidense.[299] A mediados de 2010, Clinton y Obama habían forjado una buena relación de trabajo sin luchas por el poder.[300] [301] Se reunían semanalmente, pero la secretaria de Estado Clinton no tenía una relación diaria cercana como algunos de sus predecesores tenían con sus presidentes.[300] En julio de 2010, visitó Corea, Vietnam, Pakistán, Afganistán, todo mientras se preparaba para la boda del 31 de julio de su hija Chelsea en medio de mucha atención de los medios de comunicación.[302] A finales de noviembre de 2010, Clinton lideró la campaña de control de daños estadounidense después de que WikiLeaks publicó cables confidenciales del Departamento de Estado con declaraciones contundentes y evaluaciones hechas por diplomáticos de EE.UU. y extranjeros.[303] [304] Algunos de los cables publicados por WikiLeaks se referían a Clinton directamente: revelaban que en 2009 se habían dictado por la CIA, en su nombre, instrucciones a miembros del servicio exterior para reunir datos biométricos y otros datos personales de diplomáticos extranjeros, incluso oficiales de las Naciones Unidas y aliados de EE.UU.[305] [306] [307]

Secretaria Clinton en febrero de 2011

Las protestas egipcias de 2011 plantearon la mayor crisis de política exterior para la administración.[308] Clinton estuvo en primer plano de la respuesta pública de EE.UU., evolucionando rápidamente de una valoración inicial de que el gobierno de Hosni Mubarak era “estable” a una posición de que tenía que haber una “transición ordenada a un gobierno democrático participativo”, y a una condena de la violencia en contra de los manifestantes.[309] [310] Obama también llegó a depender en los consejos, la organización, y conexiones personales de Clinton en la respuesta a los acontecimientos.[308] Mientras las manifestaciones se extendían por la región, Clinton estuvo en primer plano de una respuesta de EE.UU. que ella reconoció era a veces contradictoria, respaldando a algunos regímenes mientras apoyaba a los manifestantes en otros momentos.[311] Durante la guerra civil de Libia el cambio de Clinton a favor de la intervención militar fue un viraje al superar la oposición interna de la administración y obtener el respaldo de la ONU y la aprobación árabe para la intervención militar en Libia de 2011.[311] [312] [313] Después utilizó a aliados de EE.UU. y lo que ella llamó “poder de convocatoria” para mantener unidos a los rebeldes libios cuando finalmente derrocaron el régimen de Gadafi.[313] Tras la exitosa misión de EE.UU. para matar a Osama bin Laden de mayo de 2011, Clinton desempeñó un papel principal en la decisión de la administración de no publicar las fotos del líder de al-Qaeda muerto.[314] En un discurso de diciembre de 2011 ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, dijo que EE.UU. abogaría por los derechos de los gays, que “Los derechos de los gays son derechos humanos” y que “Nunca debería de ser un crimen ser gay.”[315] Ese mismo mes se efectuó la primera visita a Birmania de un secretario de Estado de EE.UU. desde 1955. Hillary Clinton se reunió con líderes birmanos y con la líder de la oposición Aung San Suu Kyi y buscó apoyar las reformas democráticas birmanas de 2011.[316]

El Presidente Obama y la Secretaria Clinton honran a las víctimas del ataque en Bengasi en la ceremonia del traslado de los restos en la Base de la Fuerza Aérea Andrews el 14 de septiembre de 2012.

El 11 de septiembre de 2012, se llevó a cabo un ataque en la misión diplomática de EE.UU. en Bengasi en el que resultó muerto el embajador de EE.UU. J. Christopher Stevens y otros tres estadounidenses. El ataque resultó políticamente controvertido en EE.UU., así como las preguntas que surgieron sobre la preparación del gobierno de EE.UU. y las explicaciones posteriores sobre lo que había sucedido.[317] El 15 de octubre, Clinton dijo respecto a la preparación que asumía la responsabilidad, mientras que las diferentes explicaciones se debían a la inevitable confusión de niebla de guerra en sucesos de este tipo.[317]

A lo largo de su mandato, Clinton ha considerado el “poder inteligente” como la estrategia para afirmar los valores y el liderazgo estadounidense, combinando la fuerza militar con las capacidades de EE.UU. en la economía mundial, la ayuda al desarrollo, y la tecnología.[313] Ella también ha ampliado en gran medida el uso de medios sociales en el Departamento de Estado, como Facebook y Twitter, para difundir su mensaje y para ayudar a empoderar al pueblo vis a vis con sus gobernantes.[313] Y en la crisis de Medio Oriente, Clinton vio una oportunidad particular para potenciar uno de los temas centrales de su mandato, el empoderamiento y bienestar de mujeres y niñas en todo el mundo.[155] Por otra parte, consideró los derechos de la mujer y los derechos humanos como fundamentales para los intereses de seguridad de EE.UU.[301]

En junio de 2012, Clinton visitó su país número 100 durante su mandato, estableciendo una marca para secretarios de estado.[318] (La revista Time escribío que “La resistencia de Clinton es legendaria.”[313] ) Durante su mandato, Clinton ha indicado que no tiene interés en aspirar a la presidencia de nuevo[319] o en ocupar otro cargo. En marzo de 2011, añadió que no estaba interesada en seguir como Secretaria de Estado un segundo mandato si Obama fuera reelegido en 2012.;[312] [320] en diciembre de 2012, tras su reelección, Obama nominó al Senador John Kerry para ser el sucesor de Clinton.[321]

En diciembre de 2012, Clinton fue hospitalizada para tratarle un coágulo en el seno transverso, una vena de la cabeza que drena la sangre del cerebro.[322] Los médicos descubrieron el coágulo en una revisión tras el golpe[323] que se dio cuando se desmayó casi tres semanas antes, después de una deshidratación grave debida a una enfermedad intestinal viral adquirida en un viaje a Europa.[324] [325] El coágulo, que no causó ningún daño neurológico inmediato, se está tratando con medicamentos anticoagulantes, y los médicos dijeron que se esperaba una recuperación completa.[324] En 1998 ya había requerido tratamientos anticoagulantes al desarrollar un coágulo en la pierna, que atribuyó a sus “constantes vuelos por todo el país” como Primera Dama (se sabe que los viajes largos en avión incrementan el riesgo de desarrollar coágulos).[324] [326] La recuperación de Clinton del golpe y el tratamiento de su trombosis aplazaron su testificación ante el Congreso sobre el caso de Bengasi de septiembre.[324]

Posiciones políticas[editar]

Clinton con el Primer ministro de Australia Kevin Rudd, marzo de 2008.

En un Sondeo Gallup realizada en mayo de 2005, 54 por ciento de los encuestados consideraban a Clinton como una liberal, 30 por ciento la consideraban como una moderada, y 9 por ciento la consideraban como una conservadora.[327] Varias organizaciones trataron de medir su lugar en el espectro político científicamente usando sus votos en el senado. Un informe de 2004 de National Journal de votaciones nominales le asignaron a Clinton una puntuación de 30 en el espectro político, relativo al entonces actual senado, con una puntuación de 1 siendo más liberal y 100 siendo más conservador.[328] Las puntuaciones de National Journal de 2006 la colocaron como la 32a senadora más liberal y 16a más liberal en 2007.[329] Un análisis político de 2004 por el politólogo Joshua D. Clinton de la Universidad de Princeton, Simon Jackman y Doug Rivers de la Universidad de Stanford encontraron que sería la sexta a octava senadora más liberal.[330] El Almanaque de Política Estadounidense, editado por Micahel Barone y Richard E. Cohen, clasificaron sus votos de 2003 a 2006 como liberal o conservadora, con 100 siendo la puntuación más alta, en tres áreas: Economía, Social, y Exterior; promediado para los cuatro años, las puntuaciones son: Economía = 75 liberal, 23 conservador; Social = 83 liberal, 6 conservador; Exterior = 66 liberal, 30 conservador. Promedio = 75 liberal, 20 conservador.[nb 11]

Grupos de interés también le dieron puntuaciones a los votos de Clinton basados en que tan bien sus votos en el senado se alineaban con las posiciones del grupo. A lo largo de 2008, ella tenía un promedio “Cociente Liberal” de 90 por ciento con Americans for Democratic Action[331] y una puntuación de por vida de 8 por ciento con American Conservative Union.[332]

Escrituras y grabaciones[editar]

Como Primera Dama de los Estados Unidos, Clinton publicaba una columna periodística sindicada semanal titulada “Hablándolo” de 1995 a 2000, distribuida por Creators Syndicate.[333] Se enfocaba en sus experiencias y aquellas de las mujerer, niños y familias que ella conocía durante sus viajes alrededor del mundo.[1]

En 1996, Clinton presentó una visión para la niños de Estados Unidos en el libro It Takes a Village: And Other Lessons Children Teach Us. El libro entró a la lista de mejores vendidos del New York Times y Clinton recibió el Premio Grammy por Mejor álbum hablado en 1997 por la grabación de audio de su libro.[334]

Otros libros publicados por Clinton cuando era Primera Dama incluyen Dear Socks, Dear Buddy: Kids’ Letters to the First Pets (1998) y An Invitation to the White House: At Home with History (2000). En 2001, ella escribió ella escribió un epílogo para el libro infantil Beatrice’s Goat.[335]

En 2003, Clinton publicó una autobiografía de 562 páginas, Living History. Anticipando un gran volumen de ventas, Simon & Schuster pagó a Clinton un anticipo de 8 millones de dólares.[336] El libro estableció un récord de ventas en su primera semana para una obra de no ficción,[337] vendiendo más de un millón de copias en el primer mes tras su publicación,[338] y se tradujo a doce idiomas diferentes.[339] La grabación de audio de Clinton del libro obtuvo la nominación para el Premio Grammy en la categoría de Mejor álbum hablado.[340]

Imagen cultural y política[editar]

Hillary Clinton ha sido frecuentemente destacada en los medios de comunicación y la cultura popular de un amplio espectro de perspectivas. En 1995, el escritor de New York Times Todd Purdum etiquetó a Clinton “la Primera Dama como test de Rorschach”,[341] una valoración que hacía eco en el momento por la escritora feminista y activista, Betty Friedan, quien dijo, “La cobertura de Hillary Clinton es un gran test de Rorsarch sobre la evolución de la mujer en nuestra sociedad.”[342]

Clinton a menudo se ha descrito por los medios populares como una figura polarizante,[341] [343] [344] [345] [346] [347] y algunos sosteniendo lo contrario.[347] [348] El estudio de 2007 de la profesora de ciencias políticas de la Universidad James Madison, Valerie Sulfaro, usó los sondeos “termómetro de sensación” de American National Election Studies, cual median el grado de opinión sobre una figura política, para encontrar que tales sondeos durante los años de Clinton como Primera Dama confirmaban la “sabiduría convencional que Hillary Clinton es una figura polarizante”, con el conocimiento adicional de que “el afecto hacia la Señora Clinton como primera dama tendían a ser muy positivos o muy negativos, con un constante cuarto de los encuestados sintiéndose ambivalente o neutral.”[349] El estudio de 2006 de polarización partidista del profesor de ciencias políticas Gary Jacobson de la Universidad de California, San Diego encontró que en un sondeo de las calificaciones de aprobación de los senadores de los estados, Clinton tenía la cuarta diferencia partidista más grande de cualquier senador, con una diferencia de 50 puntos porcentuales en aprobación entre los demócratas y republicanos de Nueva York.[350]

El estudio de 2000 de la profesora de ciencias políticas Barbara Burrell de la Universidad del Norte de Illinois encontró que los números de favorabilidad de Clinton en los sondeos Gallup se separaban drásticamente a lo largo de líneas partidistas durante su tiempo como Primera Dama, con 70 a 90 por ciento de los demócratas típicamente viéndola favorablemente mientras que 20 a 40 por ciento de republicanos no.[351] El profesor de ciencias políticas Charles Franklin de la Universidad de Wisconsin-Madison analizo su récord de calificaciones favorables y desfavorables en los sondeos de opinión pública y encontró que había más variación en ellos durante sus años de Primera Dama que en sus años en el senado.[352] Los años en el senado mostraban calificaciones favorables alrededor de 50 por ciento y calificaciones desfavorables en el rango de los mediados 40 por ciento. Franklin observo que, “Esta separación drástica es, por supuesto, uno de los aspectos más ampliamente comentados de la imagen pública de la Senadora Clinton.”[352] El profesor de la Universidad McGill Gil Troy tituló su biografía de 2006 sobre ella Hillary Rodham Clinton: Primera Dama Polarizadora, y escribió que después de la campaña de 1992, Clinton “ era una figura polarizante, con 42 por ciento [del público] diciendo que ella se allegaba más a sus valores y estilo de vida que previas primeras damas y 41 por ciento diciendo lo contrario.”[353] Troy más tarde escribió que Hillary Clinton “ha sido únicamente controversial y contradictoria desde que ella primero apareció en la pantalla del radar nacional en 1992”[354] y que ella “ha alternativamente fascinado, acosado, embrujado, y horrorizado a los estadounidenses.”[354]

Hillary Rodham Clinton, 2005
Hillary Rodham Clinton, 2012

El estudio de Burrell encontró que las mujeres constantemente la evaluaban más favorable que los hombres por diez puntos porcentuales durante sus años como Primera Dama.[351] El estudio de Jacobson encontró una correlación positiva a través de todos los senadores entre ser mujer y recibir una respuesta partidista polarizada.[350] La profesora de comunicaciones de la Universidad Estatal de Colorado Karrin Vasb Anderson describe la posición de la Primera Dama como un “sitio” de la feminidad estadounidense, una hecha para la negociación de la identidad femenina.[355] En particular, Anderson afirma que hay una parcialidad cultural hacia primeras damas tradicionales y una prohibición cultural en contra de primeras damas modernas; para el tiempo de Clinton, la posición de Primera Dama se había convertido en un sitio de heterogeneidad y paradoja.[355] Burrell, así como biógrafos Jeff Gerth y Don Van Natta, Jr., notan que Clinton logró sus índices de aprobación más altos como Primera Dama a finales de 1998, no por logros personales o políticos, pero por ser vista como víctima de la muy publica infidelidad de su marido.[185] [351] La profesora de la Universidad de Pensilvania Kathleen Hall Jamieson vio a Hillary Clinton como una modelo del doble vínculo, que aunque capaz de vivir en un mundo de “ambos-y” con ambos su carrera y familia, sin embargo “se convirtió en una sustituta a la quien nosotros proyectamos nuestras actitudes sobre atributos que se pensaban ser incompatibles”, guiándola a ser puesta en una variedad de escenarios invencibles.[342] La profesora de periodismo de la Universidad Quinnipiac Lisa Burns encontró varios artículos de prensa que frecuentemente encuadran a Clinton tanto como una modelo de la moderna madre profesional trabajadora y como una intrusa política interesada en usurpar el poder ella misma.[356] La profesora de inglés de la Universidad de Indianápolis Charlote Templin encontró caricaturistas políticos usando una variedad de estereotipos - tales como inversión de género, feminista radical como emasculador, y la esposa de un marido del que quiere deshacerse - para representar a Clinton como violando las normas de género.[357]

Más de cincuenta libros y trabajos académicos se han escrito sobre Hillary Clinton, de muchas perspectivas diferentes. Un sondeo de 2006 por The New York Observer encontró una “industria artesanal virtual” de “literatura anti-Clinton”,[358] publicada por Regner Publishing y otras imprentas conservadoras,[358] con títulos como Madame Hillary: The Dark Road to the White House (Madame Hillary: El Camino Oscuro hacia la Casa Blanca), Hillary's Scheme: Inside the Next Clinton's Ruthless Agenda to Take the White House (El Esquema de Hillary: Dentro de la Siguiente Agenda Clinton Despiadada para Tomar la Casa Blanca), y Can She Be Stopped? : Hillary Clinton Will Be the Next President of the United States Unless.... (¿La Pueden Detener?: Hillary Clinton Será la Siguiente Presidenta de los Estados Unidos A Menos Que...). Libros alabando a Clinton no se vendieron tan bien[358] (además de las memorias escritas por ella y por su marido). Cuando se postuló para el senado en 2000, un número de grupos de recaudación de fondos como Save Our Senate (Salven Nuestro Senado) y el Emergency Committee to Stop Hillary Clinton (Comité de Emergencia para Parar a Hillary Clinton) surgieron para oponerse a ella.[359] Van Natta, Jr., encontró que republicanos y grupos conservadores la veían como un “bogeyman” seguro para usar en cartas para recaudar fondos,[360] a la par con Ted Kennedy y la equivalente atracción demócrata y liberal en mencionar a Newt Gingrich.[360]

Entrando a las primera etapas de su campaña presidencial de 2008, una cubierta de la revista Time mostraba una foto grande de ella, con dos casillas de verificación etiquetadas “La amo”, “La odio”,[361] mientras que Mother Jones título su perfil sobre ella “Arpía, Héroe, Hereje: Hillary”.[362] Activistas demócratas de redes populares consistentemente calificaban a Hillary Clinton muy bajo en los sondeos de sus candidatos deseados,[363] mientras que algunas figuras conservadoras como Bruce Bartlett y Christopher Ruddy declaraban que una presidencia de Hillary Clinton no sería tan mal[364] [365] y la cubierta de octubre de 2007 de la revista The American Conservative fue titulada “The Waning Power of Hillary Hate” (La disminución del poder del odio hacia Hillary).[366] Para diciembre de 2007, el profesor de comunicaciones Jamieson observó que había una gran cantidad de misoginia presente sobre Clinton en el internet,[367] hasta e incluyendo Facebook y otros sitios dedicados a representaciones que reducían a Clinton a humillación sexual.ref name="bmj120707"/> Ella notó que, en respuesta a comentarios generalizados sobre la risa de Clinton,[368] que “Nosotros sabemos que hay lenguaje para condenar el habla femenino que no existe para el habla masculino. Nosotros llamamos el habla de la mujer agudo y estridente. Y la risa de Hillary Clinton estaba siendo descrita como un cacareo.”[367] El uso del epíteto “perra” teniendo lugar contra Clinton desde sus días como Primera Dama y era visto por Karrin Vasby Anderson como una herramienta de la contención contra las mujeres en la política estadounidense,[369] floreció durante la campaña, especialmente en el internet pero también por medios convencionales.[370] Siguiendo el “momento de nudo en la garganta” de Clinton y incidentes relacionados antes de la primaria de Nuevo Hampshire de enero de 2008, ambos The New York Times y Newsweek encontraron que la discusión del papel de género en la campaña se había movido hacia el discurso político nacional.[371] [372] Editor de Newsweek Jon Meacham resumió la relación entre Clinton y el público estadounidense diciendo que los eventos de Nuevo Hampshire, “trajeron una verdad extraña a la luz: aunque Hillary Rodham Clinton ha estado en la periferia o en medio de la vida nacional por décadas... Ella es una de las figuras más reconocidas pero menos entendidas en la política estadounidense.”[372]

Ya que se convirtió en Secretaria de Estado, la imagen de Clinton pareció mejorar dramáticamente ante el público estadounidense y se convirtió en una de una respetada figura mundial.[301] [373] Ella consistentemente obtuvo altos índices de aprobación (para 2011, los más altos de su carrera excepto durante el escándalo Lewinsky),[374] y sus índices favorables-desfavorables durante 2010 y 2011 eran fácilmente los más altos de cualquier figura de la política estadounidense nacionalmente prominente activa.[373] [375] [376] Ella continuó haciendo bien en el sondeo Gallup de hombre y mujer más admirado; en 2011 ella fue nombrada como la mujer más admirada por los estadounidenses por la décima vez consecutiva y la decimosexta en general.[377] Clinton dijo a sí misma en 2012, “Hay una cierta consistencia a quien yo soy y lo que yo hago, y yo pienso que la gente finalmente dijo, ‘Bueno, tu sabes, como que ya la entiendo.’”[301]

Premios y honores[editar]

Clinton ha recibido muchos premios y honores durante su carrera de organizaciones estadounidenses e internacionales por sus actividades en relación a la salud, mujer, y niños.

Historial electoral[editar]

Elección del Senado de 2000 de Nueva York
Partido Candidato(a) Votos  % ±%
      Partido Demócrata Hillary Rodham Clinton 3,747,310 55.3
      Partido Republicano Rick Lazio 2,915,730 43.0
Elección del Senado de 2006 de Nueva York
Partido Candidato(a) Votos  % ±%
      Partido Demócrata Hillary Rodham Clinton 3,008,428 67.0 +11.7
      Partido Republicano John Spencer 1,392,189 31.0 -12.0

Notas[editar]

  1. En 1995, Hillary Clinton dijo que su madre la llamó de así por Edmund Hillary, quien, junto a Sherpa Tenzing, fue el primer montañero en escalar el Monte Everest, y es por ello por lo que su nombre se escribe con dos eles. Sin embargo, la cima del Everest no fue alcanzada hasta 1953, más de cinco años después de su nacimiento. En octubre de 2006, un portavoz de Clinton dijo que no fue llamada así por el montañero. En su lugar, esta versión sobre el origen de su nombre "fue una dulce historia familiar que su madre contó para inspirar grandeza a su hija, que ha tenido grandes resultados, debo añadir." Ver Hakim, Danny (17 de octubre de 2006). «Hillary, Not as in the Mount Everest Guy». The New York Times. Consultado el 25 de abril de 2008. 
  2. Gerstein, Josh (26 de noviembre de 2007). «Hillary Clinton's Radical Summer». The New York Sun. Consultado el 9 de mayo de 2009.  Gerstein finds it is unclear exactly which cases beyond child custody ones Rodham worked on at the Treuhaft firm. Anti-Clinton writers such as Barbara Olson would later charge Hillary Clinton with never repudiating Treuhaft's ideology, and for retaining social and political ties with his wife and fellow communist Jessica Mitford. (Olson 1999, pp. 56–57) Research by The New York Sun in 2007 revealed that Mitford and Hillary Clinton were not close, and had a falling out over a 1980 Arkansas prisoner case. See Gerstein, Josh (27 de noviembre de 2007). «Hillary Clinton's Left Hook». The New York Sun. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  3. Para la fecha de inicio, ver Brock 1996, p. 96. Las fuentes secundarias dan fechas inconstantes sobre la fecha de finalización. Las fuentes primarias indican que en algún momento entre abril de 1980 y septiembre de 1980, Rodham fue reemplazada por F. William McCalpin. Ver Subcommittee On The Departments Of State, United States. Congress. House. Committee on Appropriations; Justice,; Commerce,; Judiciary, the; Agencies, Related (1980). House Committee on Appropriations, Subcommittee on Departments of State, Justice, Commerce, the Judiciary, and Related Agencies Appropriations. U.S. House of Representatives.  Rodham está todavía en el cargo después de haber dado a luz "hace unas semanas"; Chelsea nació el 27 de febrero de 1980. Y ver «Hearings Before the Subcommittee on Courts, Civil Liberties, and the Administration of Justice, of the Committee of the Judiciary, House of Representatives». Background release, Legal Services Corporation, September 1980. U.S. House of Representatives (September 21, 27, 1979). pp. 388–403, referencia exacta p. 398, la cual muestra a McCalpin en el cargo en septiembre de 1980.
  4. Los consejeros de Bill Clinton pensaban que el uso de su nombre de soltera era una de las causas de su derrota en las elecciones de reelección a gobernador de 1980. Durante el invierno siguiente, Vernon Jordan, Jr. sugirió a Hillary empezar a utilizar el apellido Clinton, y ella empezó a hacerlo en público durante el anuncio de la campaña de su marido, en febrero de 1982. Más tarde escribió "Aprendí de la forma más dura que algunos votantes de Arkansas se sentían muy ofendidos por el hecho de que conservase mi nombre de soltera" (Clinton 2003, pp. 91–93; see also Morris 1996, p. 282).
  5. Durante el control de daño político sobre el episodio de Gennifer Flowers durante la campaña de 1992, Hillary Clinton dijo en la entrevista conjunta de 60 Minutes, "I'm not sitting here as some little woman 'standing by my man' like Tammy Wynette. I'm sitting here because I love him and I respect him, and I honor what he's been through and what we've been through together." La referencia aparentemente burlona a música country provocó críticas inmediatas que Clinton era culturalmente sorda, y a Tammy Wynette no le gustó el comentario porque su canción clásica "Stand by Your Man" no esta escrita en primera persona. See «2000: Hillary Clinton is first First Lady in Senate». BBC News Online. 7 de noviembre de 2000. Consultado el 1 de octubre de 2007.  Wynette agrego que Clinton había "offended every true country music fan and every person who has 'made it on their own' with no one to take them to a White House." See Troy 2006, p. 42. Pocos días después, en Prime Time Live, Hillary Clinton le pidió disculpas a Wynette. Clinton luego escribiría que había sido descuidada en su selección de palabras y que "the fallout from my reference to Tammy Wynette was instant – as it deserved to be – and brutal." See Clinton 2003, p. 108. Después las dos mujeres resolverían sus diferencias, con Wynette apareciendo en una recaudación de fondos para la campaña Clinton.
  6. Antes de los dos meses después de los comentarios sobre Tammy Wynette, Hillary Clinton enfrento preguntas sobre si podría haber evitado posibles conflictos de interés entre su marido gobernador y el trabajo dado al Rose Law Firm, cuando ella comentó "I've done the best I can to lead my life... You know, I suppose I could have stayed home and baked cookies and had teas, but what I decided to do was fulfill my profession, which I entered before my husband was in public life" (Clinton 2003, p. 109). La parte de galletas y té de este comentario causó aun más criticas basadas en cultura sobre el aparente disgusto de Clinton por mujeres que habían decidido ser amas de casa; el comentario se convirtió en una desventaja recurrente (Bernstein 2007, pp. 205–206). Clinton posteriormente ofreció algunas recetas de galletas como una forma de hacer las paces, y más tarde escribiría de su disgusto: "Besides, I've done quite a lot of cookie baking in my life, and tea-pouring too!" (Clinton 2003, p. 109).
  7. Las “discusiones” con Eleanor Roosevelt primero fueron reportadas en 1996 por el escritor del Washington Post Bob Woodward; habían empezado desde el principio del tiempo de Hillary Clinton como Primera Dama. See Clines, Francis X. (25 de junio de 1996). «Mrs. Clinton Calls Sessions Intellectual, Not Spiritual». The New York Times.  Siguiendo la perdida del control del congreso de los demócratas en las elecciones de 1994, Clinton había participado en servicios de potencial humano del experto Jean Houston. Houston animo a que Clinton siguiera la conexión Roosevelt, y mientras no se usaron técnicas psíquicas con Clinton, críticos y cómicos sugirieron que Clinton tenía sesiones espirituales con Eleanor Roosevelt. La Casa Blanca declaró que esto era simplemente un ejercicio de lluvia de ideas, y que un sondeo privado luego indico que la mayoría del publico creía que éstas eran de hecho solo conversaciones imaginarias, con el resto creyendo que la comunicación con los muertos era realmente posible. See Wheen, Francis (26 de julio de 2000). «Never mind the pollsters». The Guardian (London). Consultado el 2 de octubre de 2007.  En su autobiografía de 2003, Clinton tituló un capitulo entero "Conversations with Eleanor", y declaró que teniendo estas “conversaciones imaginarias [es] realmente un ejercicio mental útil para ayudar a analizar problemas, proveyendo que tu visualices a la persona correcta. Eleanor Roosevelt era ideal [como una pionera y controversial Primera Dama]." (Clinton 2003, pp. 258–259)
  8. Clinton se estaba refiriendo al Proyecto Arkansas y su fundador Richard Mellon Scaife, las conexiones de Kenneth Starr a Scaife, Regnery Publishing y sus conexiones a Lucianne Goldberg y Linda Tripp, Jerry Falwell, y otros. See Kirn, Walter (9 de febrero de 1998). «Persecuted or Paranoid? A look at the motley characters behind Hillary Clinton's 'vast right-wing conspiracy'». Time. 
  9. Hillary Clinton dijo a un corresponsal de prensa pidiendo reacción a un comentario de Obama al principio del día sobre su esperanza de que posiblemente representa falsa: "Me gustaría señalar el hecho de que el sueño del Dr. King comenzó a hacerse realidad cuando el presidente Johnson aprobó la Ley de Derechos Civiles de 1964, cuando fue capaz de conseguir a través de algo Congreso que el presidente Kennedy tenía la esperanza de hacer, antes de que el Presidente no había probado aún, pero hizo falta un presidente para hacerlo. ese sueño se hizo realidad, el poder de ese sueño se hizo realidad en la vida de las personas porque teníamos un presidente que dijo que vamos a hacer, y de hecho lo consiguió logrado ". See for transcript: Hulse, Carl; Healy, Patrick (11 de enero de 2008). «Bill Clinton Tries to Tamp Down 'Fairy-Tale' Remark About Obama». The New York Times. Consultado el 28 de enero de 2008.  See for actual interview: Garrett, Major (7 de enero de 2008). «Clinton's Candid Assessment». Fox News. Consultado el 28 de enero de 2008. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  10. «2008 Democratic Popular Vote». RealClearPolitics. Consultado el 8 de julio de 2008.El conteo del voto popular para un proceso de nominación no es oficial, y no tiene sentido en la determinación del candidato. Es difícil llegar a los totales exactos debido a que algunos estados caucus no informan de los totales del voto popular y por lo tanto tienen que ser estimados. Además, es difícil comparar los totales de Clinton y de Obama, debido a que únicamente a su nombre estuvo en la votación en las primarias de Michigan.
  11. See Barone, Michael; Cohen, Richard E. (2008). The Almanac of American Politics. National Journal. p. 1126.  Y la edición 2006 de la misma, 1152. Las calificaciones de los distintos años son [más alta calificación de 100, formato: liberal, (conservador)]: 2003: Economía = 90 (7), Social = 85 (0), Exterior = 79 (14). Promedio = 85 (7). 2004: Economía = 63 (36), Social = 82 (0), Exterior = 58 (41). Promedio = 68 (26). 2005: Economía = 84 (15), Social = 83 (10), Foreign = 66 (29). Promedio = 78 (18). 2006: Economía = 63 (35), Social = 80 (14), Exterior = 62 (35). Promedio = 68 (28).

Referencias[editar]

  1. a b c d «Hillary Rodham Clinton». The White House. Consultado el 22 de agosto de 2006.
  2. O'Laughlin, Dania (Summer 2003). «Edgewater Hospital 1929–2001». Edgewater Historical Society. Consultado el 10 de junio de 2007.
  3. Bernstein, 2007, pp. 18, 34
  4. a b Roberts, Gary Boyd. «Notes on the Ancestry of Senator Hillary Rodham Clinton». New England Historic Genealogical Society. Consultado el 25 de mayo de 2008.
  5. Bernstein, 2007, pp. 17–18
  6. a b c Brock 1996, p. 4. Her father was an outspoken Republican, while her mother kept quiet but was "basically a Democrat." Ver también Bernstein, 2007, p. 16
  7. a b Morris 1996, p. 113.
  8. a b c Bernstein, 2007, p. 29
  9. a b Bernstein, 2007, pp. 30–31
  10. Maraniss 1995, p. 255. She was also voted "most likely to succeed".
  11. Bernstein, 2007, p. 13
  12. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 19.
  13. Middendorf, J. William (2006). Glorious Disaster: Barry Goldwater's Presidential Campaign And the Origins of the Conservative Movement. Basic Books. ISBN 0-465-04573-1.  p. 266.
  14. Troy 2006, p. 15.
  15. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 18–21. The teacher, Paul Carlson, and the minister, Donald Jones, came into conflict in Park Ridge; Clinton would later see that "as an early indication of the cultural, political and religious fault lines that developed across America in the [next] forty years" (Clinton 2003, p. 23).
  16. Clinton, Hillary Rodham (29 de mayo de 1992). «Hillary Rodham Clinton Remarks to Wellesley College Class of 1992». Wellesley College. Consultado el 1 de junio de 2007.
  17. a b Clinton 2003, p. 31.
  18. «Wellesley College Republicans: History and Purpose». Wellesley College (16 de mayo de 2007). Consultado el 2 de junio de 2007. Gives organization's prior name.
  19. Milton, Joyce (1999). The First Partner: Hillary Rodham Clinton. William Morrow and Company. ISBN 0-688-15501-4.  pp. 27–28
  20. Brock 1996, pp. 12–13.
  21. Bernstein, 2007, p. 50. Bernstein states she believed this combination was possible and that no equation better describes the adult Hillary Clinton.
  22. a b c d e Kenney, Charles (12 de enero de 1993). «Hillary: The Wellesley Years: The woman who will live in the White House was a sharp-witted activist in the class of '69» (fee required). The Boston Globe. Consultado el 7 de febrero de 2008. 
  23. a b c d e Leibovich, Mark (7 de septiembre de 2007). «In Turmoil of '68, Clinton Found a New Voice». The New York Times. Consultado el 6 de septiembre de 2007. 
  24. a b Rodham, Hillary (31 de mayo de 1969). «Wellesley College 1969 Student Commencement Speech». Wellesley College. Consultado el 22 de agosto de 2006.
  25. a b c Dedman, Bill (updated May 9, 2007). «Reading Hillary Rodham's hidden thesis». msnbc.com. Consultado el 31 de enero de 2012. 
  26. a b Cooper, Helene. «Hillary Rodham Clinton». The New York Times. Consultado el 13 de abril de 2008. 
  27. a b Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 34–36.
  28. «Brooke Speech Challenged by Graduate». Fitchburg Sentinel. 2 de junio de 1969. 
  29. «Brooke Speech Draws Reply». Nevada State Journal. 2 de junio de 1969. 
  30. «The Class of '69». Life. 20 de junio de 1969.  El artículo retrataba a Rodham y otros dos estudiantes que habían dado el discurso de graduación en otras universidades, con fotos y fragmentos de sus discursos.
  31. Bernstein, 2007, p. 70
  32. Morris 1996, p. 139; Bernstein, 2007, p. 105. Clinton afirmaría más tarde, y repetiría en el programa Late Show with David Letterman, que ese trabajo fue la mejor preparación que pudo tener para la vida en Washington. Clinton 2003, pp. 42–43.
  33. a b c «Hillary Diane Rodham Clinton (1947–)». The Encyclopedia of Arkansas History & Culture. Consultado el 8 de abril de 2007.
  34. a b Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 42–43.
  35. a b c Bernstein, 2007, p. 75
  36. Los autores de Beyond the Best Interests of the Child eran el director del Centro Al Solnit, el profesor de Derecho de Yale Joe Goldstein, y Anna Freud.
  37. Morris 1996, pp. 142–143.
  38. Bernstein, 2007, pp. 71–74
  39. Weil, Martin (8 de agosto de 2009). «Anne Wexler, Political Adviser and Lobbyist, Dies at 79». The Washington Post. Consultado el 20 de agosto de 2009. 
  40. a b Bernstein, 2007, pp. 82–83
  41. Gerstein, Josh (26 de noviembre de 2007). «The Clintons' Berkeley Summer of Love». The New York Sun. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  42. Gerstein, Josh (26 de noviembre de 2007). «Hillary Clinton's Radical Summer». The New York Sun. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  43. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 48–49.
  44. a b Bernstein, 2007, p. 89
  45. a b c d e f g h i j «First Lady Biography: Hillary Clinton». National First Ladies' Library. Consultado el 22 de agosto de 2006.
  46. Rodham, Hillary (1973). «Children Under the Law». Harvard Educational Review 43 (4):  pp. 487–514. 
  47. Troy 2006, p. 21.
  48. a b c d Lewin, Tamar (24 de agosto de 1992). «Legal Scholars See Distortion In Attacks on Hillary Clinton». The New York Times. 
  49. This Google Scholar search result produces nearly one hundred hits showing citations of her paper in academic literature.
  50. Bernstein, 2007, pp. 91–92
  51. «Adults Urge Children's Rights». The Arizona Sentinel. 4 de octubre de 1974. 
  52. a b c Bernstein, 2007, pp. 94–96, 101–103
  53. Bernstein, 2007, p. 62
  54. Maraniss 1995, p. 277.
  55. Bernstein, 2007, pp. 90, 120
  56. Bernstein, 2007, p. 92. Two-thirds (551 of 817) of the candidates had passed, and Rodham did not tell even close friends of the failure until revealing it thirty years later in her autobiography.
  57. Clinton 2003, p. 69. Excerpted at Clinton, Hillary Rodham (8 de junio de 2003). «Hillary Unbound». Time. Consultado el 8 de diciembre de 2007. 
  58. Bernstein, 2007, p. 92
  59. Clinton 2003, p. 70. Source for number of female faculty members.
  60. Maraniss 1995, p. 328.
  61. Bernstein, 2007, pp. 62, 90, 117
  62. Bernstein, 2007, p. 120
  63. a b Maraniss 1995, pp. 121–122.
  64. Bernstein, 2007, p. 157
  65. Clinton 2003, pp. 91–92.
  66. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 57.
  67. Bernstein, 2007, pp. 128, 103. The firm was called Rose, Nash, Williamson, Carroll, Clay & Giroir, but it simplified its name to Rose Law Firm in 1980.
  68. a b Bernstein, 2007, p. 133
  69. Bernstein, 2007, pp. 131–132
  70. Rodham, Hillary; Steiner, Gilbert Y. (June 1977). «Children's Policies: Abandonment and Neglect». Yale Law Journal 68 (7):  pp. 1522–1531. doi:10.2307/795794. 
  71. Rodham, Hillary (1979). «Children's Rights: A Legal Perspective». En Patricia A. Vardin, Ilene N. Brody (eds.). Children's Rights: Contemporary Perspectives. New York: Teacher's College Press. pp. 21–36. 
  72. Wills, Garry (5 de marzo de 1992). «H.R. Clinton's Case». The New York Review of Books. 
  73. a b Wattenberg, Daniel (August de 1992). «The Lady Macbeth of Little Rock». The American Spectator. 
  74. Olson 1999, p. 57.
  75. Bernstein, 2007, p. 154
  76. Bernstein, 2007, p. 125
  77. «Jimmy Carter: Nominations Submitted to the Senate, Week Ending Friday, December 16, 1977». American Presidency Project. Consultado el 3 de septiembre de 2007.
  78. «Ronald Reagan: Recess Appointment of Three Members of the Board of Directors of the Legal Services Corporation». American Presidency Project (22 de enero de 1982). Consultado el 3 de septiembre de 2007.
  79. Morris 1996, p. 225.
  80. a b c Kelly, Michael (20 de enero de 1993). «The First Couple: A Union of Mind and Ambition». The New York Times. 
  81. Bernstein, 2007, p. 147
  82. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 60.
  83. Bernstein, 2007, p. 130
  84. a b Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 66–67.
  85. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 73–76.
  86. Bernstein, 2007, p. 166
  87. a b Bernstein, 2007, pp. 170–175. Bernstein states that "the political battle for education reform... would be her greatest accomplishment in public life until she was elected to the U.S. Senate."
  88. «Hillary Clinton Guides Movement to Change Public Education in Arkansas». Old State House Museum. Spring 1993. Archivado desde el original el January 4, 2006. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  89. Kearney, Janis F. (2006). Conversations: William Jefferson Clinton, from Hope to Harlem. Writing Our World Press. ISBN 0-9762058-1-5.  p. 295.
  90. Morris 1996, p. 330.
  91. Brock 1996, pp. 176–177.
  92. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 63.
  93. a b c d e Labaton, Stephen (26 de febrero de 1994). «Rose Law Firm, Arkansas Power, Slips as It Steps Onto a Bigger Stage». The New York Times. 
  94. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 80–81.
  95. «Limbaugh Responds to FAIR». FAIR. 28 de junio de 1994. Consultado el 9 de mayo de 2008. 
  96. Troy 2006, p. 29.
  97. a b Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 82–84.
  98. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 87–88.
  99. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 85; Bernstein, 2007, pp. 187–189
  100. «Hon. Hillary Rodham Clinton». FindLaw. Consultado el 31 de mayo de 2007.
  101. «Board of Directors Emeritus». Children's Defense Fund. Archivado desde el original el 10 de febrero de 2007. Consultado el 31 de mayo de 2007.
  102. «Hillary Rodham Clinton». The Washington Post. Archivado desde el original el 2012-07-17. Consultado el 30 de mayo de 2007.  Bio entry.
  103. a b Harkavy, Ward (24 de mayo de 2000). «Wal-Mart's First Lady». The Village Voice. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  104. Picard, Ken (4 de mayo de 2005). «Vermonters to Hillary: Don't Tread on Us». Seven Days. Consultado el 27 de abril de 2008. 
  105. a b c Barbaro, Michael (20 de mayo de 2007). «As a Director, Clinton Moved Wal-Mart Board, but Only So Far». The New York Times. Consultado el 23 de septiembre de 2007. 
  106. Ross, Brian; Sauer, Maddy; Schwartz, Rhonda (31 de enero de 2008). «Clinton Remained Silent As Wal-Mart Fought Unions». ABC News. Consultado el 31 de enero de 2008. 
  107. «Clintons to Rebut Rumors on "60 Minutes"». The New York Times. 25 de enero de 1992. 
  108. «In 1992, Clinton Conceded Marital 'Wrongdoing'». The Washington Post. 26 de enero de 1992. 
  109. Troy 2006, pp. 39–42; Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 94–96.
  110. Burns 2008, p. 140.
  111. Burns 2008, p. 142.
  112. York, Anthony (8 de julio de 1999). «On her own». Salon. Consultado el 14 de julio de 2007.  Her announcement was parodied by the May 1993 film spoof Hot Shots! Part Deux, in which all the female characters were given the middle name "Rodham"; see IMDB entry.
  113. a b Williams, Jasim K (30 de octubre de 2006). «Hillary Rodham Clinton». New York Post. Consultado el 27 de abril de 2008.  Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). Clinton had the first postgraduate degree through regular study and scholarly work. Eleanor Roosevelt had been previously awarded a postgraduate honorary degree. Clinton's successor Laura Bush became the second First Lady with a postgraduate degree. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  114. Troy 2006, p. 71.
  115. Troy 2006, p. 68.
  116. Troy 2006, p. xii.
  117. Rajghatta, Chidanand (January—February 2004). «First Lady President?». Verve. 
  118. Peart, Karen N. «The First Lady: Homemaker or Policy-Maker?». Scholastic Press. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  119. Greenberg, Paul (15 de julio de 1999). «Israel's new friend: Hillary, born-again Zionist». Jewish World Review. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  120. Zimmer, Benjamin (1 de noviembre de 2005). «A perilous portmanteau?». Language Log. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  121. a b Joyce, Kathryn; Sharlet, Jeff (September/October 2007). «Hillary's Prayer: Hillary Clinton's Religion and Politics». Mother Jones. Consultado el 10 de octubre de 2007. 
  122. Bernstein, 2007, pp. 313–314
  123. Kelly, Michael (23 de mayo de 1993). «St. Hillary». The New York Times Magazine. 
  124. Painton, Priscilla (31 de mayo de 1993). «The Politics of What?». Time. 
  125. Maraniss 1995, p. 317.
  126. Postrel, Virginia (2004). The Substance of Style: How the Rise of Aesthetic Value Is Remaking Commerce, Culture, and Consciousness. HarperCollins. ISBN 0-06-093385-2.  pp. 72–73.
  127. «Forget the Primaries: Vote for Hillary's Hair». Associated Press. 2 de marzo de 1996. Consultado el 25 de septiembre de 2007. 
  128. Troy 2006, p. 1.
  129. a b c Data for table is from «Favorability: People in the News: Hillary Clinton». The Gallup Organization (2009). Consultado el 6 de abril de 2009. See also Franklin, Charles H. (21 de enero de 2007). «Hillary Clinton, Favorable/Unfavorable, 1993–2007». Political Arithmetik. Consultado el 26 de enero de 2008. for confirmation of trend line and historical interpretation.
  130. Bernstein, 2007, pp. 170–175
  131. Smith, Sally Bedell (2007). For Love of Politics: Inside the Clinton White House. Random House. p. 117. ISBN 1-4000-6324-8. 
  132. Gergen, David (2000). Eyewitness to Power: The Essence of Leadership Nixon to Clinton. Simon & Schuster. p. 280. 
  133. a b Bernstein, 2007, pp. 400–402
  134. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 139–140.
  135. Bernstein, 2007, pp. 240, 380, 530. The Whitewater investigations were also a factor in her decline.
  136. «A Detailed Timeline of the Healthcare Debate portrayed in 'The System'». Online NewsHour (PBS). May de 1996. Consultado el 25 de septiembre de 2007. 
  137. Carney, James (12 de diciembre de 1994). «The Once and Future Hillary». Time. 
  138. Burns 2008, p. 141.
  139. Klein, Joe (4 de diciembre de 2005). «The Republican Who Thinks Big on Health Care». Time. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  140. Jackson, Brooks (18 de marzo de 2008). «Giving Hillary Credit for SCHIP». FactCheck.org. Consultado el 19 de marzo de 2008. 
  141. Clinton, Hillary Rodham (1 de mayo de 1995). «Remarks by First Lady Hillary Rodham Clinton at Medicare Mammography Awareness Campaign Kick-off». The White House. Consultado el 23 de marzo de 2007.
  142. a b Sengupta, Somini (29 de octubre de 2000). «Campaigns Soft-Pedal On Children and the Poor». The New York Times. Consultado el 15 de marzo de 2008. 
  143. Clinton, Hillary Rodham (October 23, 1997). Clinton, Hillary Rodham: Address to the White House Conference on Child Care. Encyclopædia Britannica Online. Consultado el September 25, 2007. 
  144. Clinton, Hillary Rodham (17 de abril de 1997). «Remarks by the President and the First Lady at White House Conference on Early Child Development and Learning». U.S. Department of Education. Consultado el 26 de septiembre de 2007.
  145. «White House Conference on Children and Adolescents». American Psychological Association (26 de abril de 2000). Consultado el 26 de septiembre de 2007.Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  146. «White House convenes conference on teen-agers». CNN. 2 de mayo de 2000. Archivado desde el original el January 6, 2007.  Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  147. Clinton, Hillary Rodham (27 de octubre de 1999). «Talking It Over». Creators Syndicate. Consultado el 25 de septiembre de 2007. 
  148. a b Healy, Patrick (26 de diciembre de 2007). «The Résumé Factor: Those 8 Years as First Lady». The New York Times. Consultado el 28 de diciembre de 2007. 
  149. «First Lady Biography: Pat Nixon». National First Ladies' Library. Consultado el 18 de octubre de 2007.
  150. Healy, Patrick (26 de diciembre de 2007). «The Résumé Factor: Those 2 Terms as First Lady». The New York Times. Consultado el 14 de enero de 2009. 
  151. a b Bernstein, 2007, pp. 419–421
  152. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 149–151.
  153. a b Klein, Joe (5 de noviembre de 2009). «The State of Hillary: A Mixed Record on the Job». Time. Consultado el 7 de noviembre de 2009. 
  154. a b Tyler, Patrick (6 de septiembre de 1995). «Hillary Clinton, In China, Details Abuse of Women». The New York Times. 
  155. a b c d Lemmon, Gayle Tzemach (6 de marzo de 2011). «The Hillary Doctrine». Newsweek. Consultado el 3 de abril de 2011. 
  156. Rashid, Ahmed (2002). Taliban: Islam, Oil and the New Great Game in Central Asia. I.B. Tauris. ISBN 1-86064-830-4.  pp. 70, 182.
  157. «Feminist Majority Joins European Parliament's Call to End Gender Apartheid in Afghanistan». Feminist Majority (Spring 1998). Archivado desde el original el 30 de agosto de 2007. Consultado el 26 de septiembre de 2007.
  158. «Vital Voices – Our History». Vital Voices (2000). Archivado desde el original el December 31, 2006. Consultado el March 23, 2007.
  159. Dobbs, Michael (10 de enero de 2008). «Clinton and Northern Ireland». The Washington Post. Consultado el 14 de enero de 2009. 
  160. Bennet, James. «News leaks prompt lawyer to seek sanctions against Starr's Office». The New York Times. 
  161. Palermo, Joseph A. (28 de marzo de 2008). «The Starr Report: How To Impeach A President (Repeat)». The Huffington Post. Consultado el 05-02-2012. 
  162. a b Gerth, Jeff (8 de marzo de 1992). «Clintons Joined S.& L. Operator In an Ozark Real-Estate Venture». The New York Times. 
  163. a b Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 72–73.
  164. «Whitewater started as 'sweetheart' deal». CNN. 6 de mayo de 1996. Consultado el 4 de octubre de 2007. 
  165. a b «Rose Law Firm Billing Records». Once Upon a Time in Arkansas (Frontline). 7 de octubre de 1997. Consultado el 26 de septiembre de 2007. 
  166. a b c Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 158–160.
  167. Bernstein, 2007, pp. 441–442
  168. a b «Statement by Independent Counsel on Conclusions in Whitewater Investigation». The New York Times. 21 de septiembre de 2000. Consultado el 4 de octubre de 2007. 
  169. Bernstein, 2007, pp. 327–328
  170. Bernstein, 2007, pp. 439–444
  171. Johnson, David (5 de enero de 1996). «Memo Places Hillary Clinton At Core of Travel Office Case». The New York Times. 
  172. Hughes, Jane (23 de junio de 2000). «Hillary escapes 'Travelgate' charges». BBC News Online. Consultado el 16 de agosto de 2007. 
  173. «Opening the Flood Gates?». Online NewsHour (PBS). 18 de junio de 1996. Consultado el 26 de septiembre de 2007. 
  174. Woodward, Bob (15 de junio de 1999). «A Prosecutor Bound by Duty». The Washington Post. 
  175. a b «Independent counsel: No evidence to warrant prosecution against first lady in 'filegate'». CNN. 28 de julio de 2000. Consultado el 26 de septiembre de 2007. 
  176. «'Filegate' Depositions Sought From White House Aides». CNN. 1 de abril de 1998. Consultado el 26 de septiembre de 2007. 
  177. Gerth, Jeff; and others (18 de marzo de 1994). «Top Arkansas Lawyer Helped Hillary Clinton Turn Big Profit». The New York Times. 
  178. a b Rosett, Claudia (26 de octubre de 2000). «Hillary's Bull Market». The Wall Street Journal. Consultado el 14 de julio de 2007. 
  179. Troy 2006, pp. 176–177.
  180. Troy 2006, p. 183.
  181. Troy 2006, p. 187.
  182. Bernstein, 2007, p. 517
  183. Bernstein, 2007, pp. 512, 518
  184. Bernstein, 2007, p. 521
  185. a b c Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 195.
  186. Clinton 2003, p. 75
  187. «Save America's Treasures – About Us». Save America's Treasures. Consultado el March 23, 2007.
  188. «Clinton toasts 2000 at White House VIP dinner». CNN. 31 de diciembre de 1999. Consultado el 26 de septiembre de 2007. 
  189. «Millennium Evenings». White House Millennium Council. Consultado el 20 de junio de 2008.
  190. «Remarks By First Lady Hillary Rodham Clinton at The Sculpture Garden Reception». The White House (5 de enero de 1996). Consultado el 23 de marzo de 2007.
  191. Graff, Henry Franklin (2002). The Presidents: A Reference History. Simon & Schuster. ISBN 0-684-31226-3.  p. liii.
  192. a b Lindsay, Rae (2001). The Presidents' First Ladies. R & R Writers/Agents. ISBN 0-9653753-3-1.  pp. 248–249.
  193. Bernstein, 2007, p. 530
  194. Nagourney, Adam (3 de septiembre de 1999). «With Some Help, Clintons Purchase a White House». The New York Times. 
  195. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 204.
  196. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 210.
  197. a b «Hillary Rodham Clinton scores historic win in New York». CNN. 8 de noviembre de 2000. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  198. a b Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 212–213.
  199. Levy, Clifford J (13 de diciembre de 2000). «Lazio Sets Spending Mark for a Losing Senate Bid». The New York Times. Consultado el 22 de febrero de 2008. 
  200. Chaddock, Gail Russell (10 de marzo de 2003). «Clinton's quiet path to power». The Christian Science Monitor. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  201. a b Bernstein, 2007, p. 548
  202. a b c «Senate Temporary Committee Chairs». University of Michigan Documents Center (24 de mayo de 2001). Archivado desde el original el 7 de julio de 2007. Consultado el 30 de mayo de 2007.
  203. Gerth, Jeff; Van Natta Jr., Don (29 de mayo de 2007). «Hillary's War». The New York Times Magazine. Consultado el 30 de mayo de 2007. 
  204. «Committees». Official Senate web site. Archivado desde el original el 11 de octubre de 2007.
  205. «About the Commission: Commissioners». Commission on Security and Cooperation in Europe. Consultado el 29 de septiembre de 2007.
  206. «Senate, House appoint Helsinki commissioners». The Ukrainian Weekly. 20 de mayo de 2001. Consultado el 29 de septiembre de 2007. 
  207. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 231–232.
  208. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 238–239.
  209. «Statement of Senator Hillary Rodham Clinton on the USA Patriot Act Reauthorization Conference Report». Official Senate web site (16 de diciembre de 2005). Archivado desde el original el 14 de febrero de 2008.
  210. «U.S. Senate Roll Call Votes 109th Congress – 2nd Session ... On the Conference Report (H.R. 3199 Conference Report)». United States Senate (2 de marzo de 2006). Consultado el 24 de abril de 2008.
  211. Clinton, Hillary (24 de noviembre de 2001). «New Hope For Afghanistan's Women». Time. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  212. «Clinton says insurgency is failing». USA Today. Associated Press. 19 de febrero de 2005. Consultado el 29 de agosto de 2006. 
  213. Turner, Douglas (14 de julio de 2005). «Clinton wants increase in size of regular Army». The Buffalo News.  (no longer free)
  214. Fitzgerald, Jim (21 de noviembre de 2005). «Hillary Clinton says immediate withdrawal from Iraq would be 'a big mistake'». The San Diego Union-Tribune. Associated Press. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  215. Balz, Dan (12 de diciembre de 2005). «Hillary Clinton Crafts Centrist Stance on War». The Washington Post. p. A01. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  216. Meadows, Susannah (12 de diciembre de 2005). «Hillary's Military Offensive». Newsweek. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  217. a b «Senator Hillary Rodham Clinton – Voting Record». Project Vote Smart. Consultado el 14 de abril de 2008.
  218. Lewis, Neil A. (28 de mayo de 2008). «Stark Contrasts Between McCain and Obama in Judicial Wars». The New York Times. Consultado el 30 de noviembre de 2008. 
  219. «Clinton wades into GTA sex storm». BBC News Online. 14 de julio de 2005. Consultado el 29 de agosto de 2006. 
  220. «Gay marriage ban defeated in Senate vote». msnbc.com. Associated Press. 7 de junio de 2006. Consultado el 14 de abril de 2008. 
  221. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 267–269, 313, 401.
  222. Gerth and Van Natta Jr. 2007, pp. 267–269
  223. Hirschkorn, Phil (21 de diciembre de 2005). «Sen. Clinton's GOP challenger quits race». CNN. Consultado el 22 de agosto de 2006. 
  224. «GOP Primary Turnout Was Lowest In More Than 30 Years». Newsday. 17 de septiembre de 2006. 
  225. «New York State Board of Elections, General Election Results» (PDF). New York State. 14 de diciembre de 2006. Consultado el 16 de diciembre de 2006. 
  226. «Is America Ready?». Newsweek. 25 de diciembre de 2006. Consultado el 27 de septiembre de 2007. 
  227. Kornblut, Anne E.; Zeleny, Jeff (21 de noviembre de 2006). «Clinton Won Easily, but Bankroll Shows the Toll». The New York Times.  page A1.
  228. «Record millions roll in for Clinton White House bid». CNN. 1 de abril de 2007. Consultado el 2 de abril de 2007. 
  229. «Senate GOP foils debate on Iraq surge». CBS News. Associated Press. 17 de febrero de 2007. Consultado el 27 de abril de 2008.  Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  230. «Bush Repeats Veto Threat on Spending Bill That Includes Iraq Withdrawal Timetable». Fox News. 28 de marzo de 2007. Consultado el 27 de abril de 2008. 
  231. «House, Senate pass war funding bill». CNN. 25 de mayo de 2007. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  232. Lake, Eli (12 de septiembre de 2007). «Clinton Spars With Petraeus on Credibility». The New York Sun. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  233. «Hillary Clinton Calls for Gonzales' Resignation». ABC News. 13 de marzo de 2007. Consultado el 24 de marzo de 2007. 
  234. «On the Cloture Motion (Motion to Invoke Cloture on the Motion to Proceed to Consider S.1639)». U.S. Senate (26 de junio de 2007). Consultado el 22 de abril de 2008.
  235. «Senate Passes Economic Rescue Package». NY1 News. 1 de octubre de 2008. Consultado el 2 de octubre de 2008. 
  236. Bernstein, 2007, pp. 550–552
  237. Gerth and Van Natta Jr. 2007, p. 5.
  238. a b Middleton, Tim (4 de septiembre de 2007). «Hillary Clinton: Midas touch at work». msnbc.com. Consultado el 19 de septiembre de 2007. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  239. «Clintons' earnings exceed $100m». BBC News Online. 5 de abril de 2008. Consultado el 5 de abril de 2008. 
  240. Langer, Gary; Craighill, Peyton M (21 de enero de 2007). «Clinton Leads '08 Dems; No Bounce for Obama». ABC News. Consultado el 5 de febrero de 2007. 
  241. «Clinton outpaces Obama in fundraising for third quarter». CNN. 2 de octubre de 2007. Consultado el 12 de mayo de 2008. 
  242. «Hillary Clinton Leaps Ahead In Latest Democratic Poll». Fox News. 3 de octubre de 2007. Consultado el 4 de octubre de 2007. 
  243. Kornblut, Anne E.; Balz, Dan (1 de noviembre de 2007). «Clinton Regroups As Rivals Pounce». The Washington Post. Consultado el 2 de noviembre de 2007. 
  244. Tapper, Jake (31 de octubre de 2007). «Hillary Gets Poor Grades at Drexel Debate». ABC News. Consultado el 2 de noviembre de 2007. 
  245. Simon, Roger (31 de octubre de 2007). «Obama, Edwards attack; Clinton bombs debate». Politico. Consultado el 2 de noviembre de 2007. 
  246. a b c Tumulty, Karen (8 de mayo de 2008). «The Five Mistakes Clinton Made». Time. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  247. «Clinton shouldn't worry just about IA». msnbc.com. 9 de diciembre de 2007. Consultado el 10 de diciembre de 2007. 
  248. «Iowa Democratic Party Caucus Results». Iowa Democratic Party. Consultado el 23 de enero de 2008.
  249. Meyer, Dick (8 de enero de 2008). «Analysis: Mrs. Comeback Kid & Obama's Wave». CBS News. Consultado el 8 de enero de 2008. 
  250. «New Hampshire Democratic Primary». RealClearPolitics (8 de enero de 2008). Consultado el 9 de enero de 2008.
  251. a b «Clinton's stunning victory». Chicago Tribune. 8 de enero de 2008. Archivado desde el original el 2008-01-12. Consultado el 8 de enero de 2008. 
  252. Decker, Cathleen; Barabak, Mark Z (January 10, 2008). «Clinton had voters' sympathy – and a message they liked». Los Angeles Times. Consultado el January 14, 2008. 
  253. a b Ververs, Vaughn (26 de enero de 2008). «Analysis: Bill Clinton's Lost Legacy». CBS News. Consultado el 28 de enero de 2008. 
  254. Hulse, Carl; Healy, Patrick (11 de enero de 2008). «Bill Clinton Tries to Tamp Down 'Fairy-Tale' Remark About Obama». The New York Times. Consultado el 28 de enero de 2008. 
  255. Luce, Edward (17 de enero de 2008). «'Truce' has little impact on black vote». Financial Times. Consultado el 18 de enero de 2008. 
  256. «Obama claims big win in South Carolina». CNN. 26 de enero de 2008. Consultado el 26 de enero de 2008. 
  257. Crowley, Candy (28 de enero de 2008). «Clinton campaign advisers: Bill Clinton 'needs to stop'». CNN. Archivado desde el original el January 30, 2008. Consultado el 28 de enero de 2008. 
  258. «Results: February 5 – Super Tuesday». CNN. 25 de febrero de 2008. Consultado el 15 de marzo de 2008. 
  259. Tumulty, Karen (6 de febrero de 2008). «Super Tuesday: The Most Interesting Number of All». Time. Consultado el 7 de febrero de 2008. 
  260. a b c Sizemore, Justin M. (5 de junio de 2008). «How Obama Did It». Center for Politics at the University of Virginia. Archivado desde el original el June 7, 2008. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  261. a b c d e Baker, Peter and Rutenberg, Jim (8 de junio de 2008). «The Long Road to a Clinton Exit». The New York Times. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  262. Green, Joshua (September 2008). «The Front-Runner's Fall». The Atlantic Monthly. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  263. Weisman, Jonathan (20 de marzo de 2008). «Obama Campaign Harshly Critical of Clinton's NAFTA Role». The Washington Post. 
  264. Calmes, Jackie (4 de junio de 2008). «Clinton's Road to Second Place». The Wall Street Journal. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  265. Phillips, Matt (18 de marzo de 2008). «Pennsylvania Pitch: Can Obama Connect With Lower-Income Whites?». The Wall Street Journal. Consultado el 22 de abril de 2008. 
  266. Seelye, Katherine Q. (22 de abril de 2008). «In Clinton vs. Obama, Age Is a Great Predictor». The New York Times. Consultado el 22 de abril de 2008. 
  267. Nagourney, Adam; Zeleny, Jeff (16 de marzo de 2008). «For Democrats, Increased Fears of a Long Fight». The New York Times. Consultado el 17 de marzo de 2008. 
  268. Strange, Hannah (25 de marzo de 2008). «Hillary Clinton backtracks over 'misleading' Bosnia sniper story». London: Times Online. Consultado el 27 de marzo de 2008. 
  269. a b c Kornblut, Anne E. and Balz, Dan (5 de junio de 2008). «'She Could Accept Losing. She Could Not Accept Quitting.'». The Washington Post. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  270. «Obama: I will be the Democratic nominee». CNN. 3 de junio de 2008. Consultado el 3 de junio de 2008. 
  271. «Clinton ends historic bid, endorses Obama». msnbc.com. Associated Press. 7 de junio de 2008. Consultado el 7 de junio de 2008. 
  272. a b «Election Center 2008: Delegate Scorecard». CNN. 4 de junio de 2008. Consultado el 6 de julio de 2008. 
  273. Kleefeld, Eric (4 de junio de 2008). «The Final Math». Talking Points Memo. Consultado el 6 de julio de 2008. 
  274. Cillizza, Chris (1 de junio de 2008). «Clinton Puts Up Popular Vote Ad». The Washington Post. Consultado el 8 de julio de 2008. 
  275. Nichols, John (7 de junio de 2008). «Hillary Clinton Versus Shirley Chisholm». The Nation. Consultado el 8 de julio de 2008.  In 1972, Chisholm won 152 delegates and one no-delegates "beauty contest" primary.
  276. Bumiller, Elisabeth (22 de noviembre de 2008). «Clinton-Obama Détente: From Top Rival to Top Aide». The New York Times. Consultado el 29 de noviembre de 2008. 
  277. Falcone, Michael (22 de diciembre de 2008). «Clinton Is Out $13 Million She Lent Campaign». The New York Times. Consultado el 23 de diciembre de 2008. 
  278. Holland, Steve (15 de noviembre de 2008). «Obama, Clinton discussed secretary of state job». Reuters. Consultado el 18 de noviembre de 2008. 
  279. «Obama Set On Key Cabinet Nominees». NPR. 21 de noviembre de 2008. Consultado el 21 de noviembre de 2008. 
  280. a b «Obama Confirms Hillary In Top Job». Sky News. 1 de diciembre de 2008. Consultado el 1 de diciembre de 2008. 
  281. Baker, Peter (29 de noviembre de 2008). «Bill Clinton to Name Donors as Part of Obama Deal». The New York Times. Consultado el 1 de diciembre de 2008. 
  282. Falcone, Michael (19 de diciembre de 2008). «Bush Approves Bill Reducing Secretary of State's Pay». The New York Times. Consultado el 19 de diciembre de 2008. 
  283. «Senate panel backs Clinton as secretary of state». msnbc.com. Associated press. 15 de enero de 2009. Consultado el 27 de noviembre de 2010. 
  284. Jones, Jeffrey M. (13 de enero de 2009). «As Senate Hearings Begin, Hillary Clinton's Image Soars». The Gallup Organization. Consultado el 16 de enero de 2009. 
  285. Phillips, Kate (21 de enero de 2009). «Senate Confirms Clinton as Secretary of State». The New York Times. Consultado el 10 de mayo de 2009. 
  286. Tumulty, Brian (21 de enero de 2009). «Clinton sworn in at State Dept. and then resigns Senate». The Journal News. Consultado el 22 de enero de 2009. 
  287. Rudin, Ken (1 de diciembre de 2008). «Obama Brings Hillary to Cabinet, GOP to Ariz. State House». NPR. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  288. Richter, Paul (28 de enero de 2009). «World breathes sigh of relief, Hillary Clinton says». Los Angeles Times. Consultado el 30 de enero de 2009.  Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  289. a b Landler, Mark; Cooper, Helene (22 de diciembre de 2008). «Clinton Moves to Widen Role of State Dept.». The New York Times. Consultado el 7 de noviembre de 2009. 
  290. Clinton, Hillary Rodham (20 de mayo de 2009). «FY 2010 Budget for the Department of State». U.S. Department of State. Archivado desde el original el 2009-05-20. Consultado el 8 de noviembre de 2009.
  291. a b Dilanian, Ken (11 de junio de 2009). «In a supporting role, Clinton takes a low-key approach at State Dept.». USA Today. Consultado el 7 de noviembre de 2009. 
  292. Landler, Mark (15 de julio de 2009). «For Clinton, '09 Campaign Is for Her Turf». The New York Times. Consultado el 6 de agosto de 2009. 
  293. Wolfson, Charles (17 de julio de 2009). «Hillary Clinton's 6-Month Checkup». CBS News. Consultado el 8 de noviembre de 2009. 
  294. LaFranchi, Howard (15 de diciembre de 2010). «Hillary Clinton's vision for foreign policy on a tight budget». The Christian Science Monitor. Consultado el 15 de enero de 2011. 
  295. a b «Clinton unveils US food security initiative». Agence France-Presse. 25 de septiembre de 2009. Archivado desde el original el 2010-04-12. Consultado el 9 de noviembre de 2009. 
  296. Lee, Matthew (10 de octubre de 2009). «Turkey, Armenia Sign Historic Accord». Time. Associated Press. Consultado el 14 de octubre de 2009. 
  297. Landler, Mark (4 de septiembre de 2010). «In Middle East Peace Talks, Clinton Faces a Crucial Test». The New York Times. 
  298. Richter, Paul; Pierson, David (23 de enero de 2010). «Sino-U.S. ties hit new snag over Internet issues». Los Angeles Times. 
  299. Landler, Mark; Wong, Edward (22 de enero de 2010). «China Rebuffs Clinton on Internet Warning». The New York Times. 
  300. a b Landler, Mark; Cooper, Helene (19 de marzo de 2010). «From Bitter Campaign to Strong Alliance». The New York Times. 
  301. a b c d Combe, Rachael (5 de abril de 2012). «At the Pinnacle of Hillary Clinton's Career». Elle. 
  302. Noveck, Jocelyn (24 de julio de 2010). «New role for Clintons: parents of the bride». Chicago Sun-Times. 
  303. Sheridan, Mary Beth (30 de noviembre de 2010). «Clinton treads carefully in leading massive damage-control campaign». The Washington Post. 
  304. Dougherty, Jill; Labott, Elise (16 de diciembre de 2010). «WikiLeaks stirs anarchy online». CNN. 
  305. Booth, Roger; Borger, Julian (28 de noviembre de 2010). «US diplomats spied on UN leadership». The Guardian. 
  306. MacAskill, Ewen; Booth, Robert (2 de diciembre de 2010). «CIA drew up UN spying wishlist for diplomats». The Guardian. 
  307. Tandon, Shaun (2 de diciembre de 2010). «Arrest Warrant for WikiLeaks Chief as Chaos Spreads». The China Post. Agence France-Presse. 
  308. a b Thrush, Glenn (2 de febrero de 2011). «Hillary Clinton plays key role in dance with Hosni Mubarak». Politico. Consultado el 5 de febrero de 2011. 
  309. «Factbox – Evolution of U.S. stance on Egypt». Reuters. 2 de febrero de 2011. Consultado el 4 de febrero de 2011. 
  310. «Hillary urges probe into new Cairo violence». The Nation. 4 de febrero de 2011. 
  311. a b Cooper, Helene; Myers, Steven Lee (18 de marzo de 2011). «Obama Takes Hard Line With Libya After Shift by Clinton». The New York Times. Consultado el 20 de marzo de 2011. 
  312. a b Thrush, Glenn (17 de marzo de 2011). «Day after saying no second term, a big win for Hillary Clinton». Politico. Consultado el 17 de marzo de 2011. 
  313. a b c d e Calabresi, Massimo (7 de noviembre de 2011). «Hillary Clinton and the Rise of Smart Power». Time. pp. 26–31. 
  314. Ambinder, Marc; Cooper, Matthew (4 de mayo de 2011). «Why Obama Nixed the Photo Release». National Journal. 
  315. «Hillary Clinton declares 'gay rights are human rights'». BBC News Online. 7 de diciembre de 2011. 
  316. Burke, Jason (30 de noviembre de 2011). «Hillary Clinton begins Burma visit». The Guardian. 
  317. a b Labott, Elise (16 de octubre de 2012). «Clinton: I'm responsible for diplomats' security». CNN. 
  318. «Frequent flier Hillary Clinton hits 100-country mark». Richmond Times-Dispatch. Associated Press. 28 de junio de 2012. 
  319. Barr, Andy (14 de octubre de 2009). «Hillary Clinton: I'd have hired Barack Obama». Politico. Consultado el 14 de octubre de 2009. 
  320. «Clinton says no to second term». CNN. 16 de marzo de 2011. Consultado el 17 de marzo de 2011. 
  321. Cooper, Helene (31 de diciembre de 2012). «Clinton’s Blood Clot Is Located Near Her Brain, Doctors Say». The New York Times. 
  322. Blain, Glenn; Hutchinson, Bill; Lee, Kristen A. (31 de diciembre de 2012). «Doctors confirm Secretary of State Hillary Clinton's clot is on her brain». New York Daily News. 
  323. Mazzetti, Mark; Gordon, Michael R. (15 de diciembre de 2012). «Clinton is recovering from a concussion». New York Times. 
  324. a b c d Brown, David; Gearan, Ann (31 de diciembre de 2012). «Hillary Clinton's blood clot is in her skull, doctors say». Washington Post. 
  325. Richter, Paul; Vartabedian, Ralph (1 de enero de 2013). «Clinton's blood clot lodged near brain». Los Angeles Times. 
  326. Evans, Heidi (25 de octubre de 2007). «Hillary Clinton: My life at 60». New York Daily News. 
  327. «Poll: Mixed messages for Hillary Clinton». CNN. 26 de mayo de 2005. Consultado el 5 de febrero de 2007. 
  328. Curry, Tom (14 de julio de 2005). «Clinton burnishes hawkish image». msnbc.com. Consultado el 23 de agosto de 2006. 
  329. Friel, Brian; Cohen, Richard E.; Victor, Kirk (31 de enero de 2008). «Obama: Most Liberal Senator In 2007». National Journal. Consultado el 25 de abril de 2008. 
  330. Clinton, Joshua D.; Jackman, Simon; Rivers, Doug (October 2004). «"The Most Liberal Senator"? Analyzing and Interpreting Congressional Roll Calls» (PDF). Political Science & Politics:  pp. 805–811. http://www.apsanet.org/imgtest/TheMostLiberalSenator-Clinton.pdf. 
  331. «Voting Records». Americans for Democratic Action. Consultado el 21 de marzo de 2009. Average consists of a 95 in 2001 through 2004 and 2006, a 100 in 2005, a 75 in 2007, and a 70 in 2008 (the decline in the final two years was due to missed votes while campaigning for president).
  332. «2008 U.S. Senate Votes». American Conservative Union. Consultado el 21 de marzo de 2009. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). Lifetime rating is given. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  333. «Hillary Rodham Clinton – Talking It Over». Creators Syndicate. Consultado el 24 de agosto de 2007.
  334. Bernstein, 2007, p. 446
  335. Apuzzo, Matt (16 de noviembre de 2005). «Read a Book, Buy a Goat». The Day. 
  336. Bernstein, 2007, p. 544
  337. Donahue, Deirdre (17 de junio de 2003). «Clinton memoir tops Best-Selling Books list». USA Today. Consultado el 11 de enero de 2008. 
  338. «Clinton's Book Sales Top 1 Million». Associated Press. 9 de julio de 2003. Consultado el 9 de mayo de 2009. 
  339. «Hillary Rodham Clinton». William J. Clinton Presidential Center. Consultado el 9 de mayo de 2009.
  340. «Gorbachev and Clinton win Grammy». BBC News Online. 9 de febrero de 2004. Consultado el 10 de enero de 2008. 
  341. a b Purdum, Todd S (24 de julio de 1995). «The First Lady's Newest Role: Newspaper Columnist». The New York Times. 
  342. a b Jamieson, Kathleen Hall (1995). «Hillary Clinton as Rorschach Test». Beyond the Double Bind: Women and Leadership. Oxford University Press. pp. 22–25. ISBN 0-19-508940-5. 
  343. Dowd, Maureen (18 de mayo de 1992). «Hillary Clinton as Aspiring First Lady: Role Model, or a 'Hall Monitor' Type?». The New York Times. 
  344. Sullivan, Amy (July/August 2005). «Hillary in 2008?». Washington Monthly. Consultado el 30 de septiembre de 2007. 
  345. Daniel Schorr (July 16, 2006). Hillary Clinton's Polarizing Force as a Candidate (audio). National Public Radio. Consultado el February 5, 2007. 
  346. Cox, Ana Marie (19 de agosto de 2006). «How Americans View Hillary: Popular but Polarizing». Time. Consultado el 5 de febrero de 2007. 
  347. a b Davis, Lanny (10 de octubre de 2007). «Hillary Clinton: Not Polarizing and Highly Electable». The Hill. Consultado el 3 de marzo de 2008. 
  348. Estrich, Susan (2005). The Case for Hillary Clinton. HarperCollins. ISBN 0-06-083988-0.  pp. 66–68.
  349. Sulfaro, Valerie A. (September 2007). «Affective evaluations of first ladies: a comparison of Hillary Clinton and Laura Bush» (Fee or registration required). Presidential Studies Quarterly 37 (3):  pp. 486–514. doi:10.1111/j.1741-5705.2007.02608.x. http://www.accessmylibrary.com/coms2/summary_0286-33219066_ITM. 
  350. a b Jacobson, Gary (August 2006) (Proceedings). Partisan Differences in Job Approval Ratings of George W. Bush and U.S. Senators in the States: An Exploration. Annual meeting of the American Political Science Association. 
  351. a b c Burrell, Barbara (October 2000). «Hillary Rodham Clinton as first lady: the people's perspective». The Social Science Journal 37 (4):  pp. 529–546. doi:10.1016/S0362-3319(00)00094-X. 
  352. a b Franklin, Charles H (21 de enero de 2007). «Hillary Clinton, Favorable/Unfavorable, 1993–2007». Political Arithmetik. Consultado el 26 de enero de 2008.
  353. Troy 2006, p. 60.
  354. a b Troy 2006, p. 4.
  355. a b Anderson, Karrin Vasby (2003). «The First Lady: A Site of 'American Womanhood'». En Molly Meijer Wertheimer. Inventing a Voice: The Rhetoric of American First Ladies of the Twentieth Century. Rowman & Littlefield. p. 21. ISBN 0-7425-2971-1. 
  356. Burns 2008, pp. 135–136, 140–141.
  357. Templin, Charlotte (1999). «Hillary Clinton as Threat to Gender Norms: Cartoon Images of the First Lady». Journal of Communication Inquiry 23 (1):  pp. 20–36. doi:10.1177/0196859999023001002. 
  358. a b c Smith, Ben (12 de marzo de 2006). «Da Hillary Code». The New York Observer. Consultado el 3 de octubre de 2007.Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  359. Levy, Clifford J (27 de octubre de 2000). «Clinton Rivals Raise Little Besides Rage». The New York Times. Consultado el 29 de septiembre de 2007. 
  360. a b Van Natta Jr., Don (10 de julio de 1999). «Hillary Clinton's Campaign Spurs A Wave of G.O.P. Fund-Raising». The New York Times. 
  361. «The Presidential Ambitions of Hillary Clinton». Time. 26 de agosto de 2006. Consultado el 27 de septiembre de 2007. 
  362. Hitt, Jack (January/February 2007). «Harpy, Hero, Heretic: Hillary». Mother Jones. Consultado el 7 de octubre de 2007.
  363. Brooks, David (25 de septiembre de 2007). «The Center Holds». The New York Times. Consultado el 30 de septiembre de 2007. 
  364. Bartlett, Bruce (1 de mayo de 2007). «Get Ready for Hillary». Creators Syndicate. Consultado el 30 de septiembre de 2007.
  365. Kirkpatrick, David D. (19 de febrero de 2007). «As Clinton Runs, Some Old Foes Stay on Sideline». The New York Times. Consultado el 30 de septiembre de 2007. 
  366. «Contents: October 22, 2007 Issue». The American Conservative. 22 de octubre de 2007. Archivado desde el original el October 26, 2007. Consultado el 29 de octubre de 2007. 
  367. a b «Transcript: December 7, 2007». Bill Moyers Journal (PBS). 7 de diciembre de 2007. Consultado el 10 de diciembre de 2007. 
  368. Kurtz, Howard (3 de octubre de 2007). «Hillary Chuckles; Pundits Snort». The Washington Post. Consultado el 10 de diciembre de 2007. 
  369. Anderson, Karrin Vasby (1999). «'Rhymes with rich': 'Bitch' as a tool of containment in contemporary American politics». Rhetoric & Public Affairs 2 (4):  pp. 599–623. doi:10.1353/rap.2010.0082. 
  370. Falk, Erika (2007). Women for President: Media Bias in Eight Campaigns. University of Illinois Press. pp. 161–163. ISBN 0-252-07511-0. 
  371. Kantor, Jodi (10 de enero de 2008). «Women's Support for Clinton Rises in Wake of Perceived Sexism». The New York Times. Consultado el 13 de enero de 2008. 
  372. a b Meacham, Jon (21 de enero de 2008). «Letting Hillary Be Hillary». Newsweek. Consultado el 16 de marzo de 2008. 
  373. a b Torregrossa, Luisita Lopez (12 de octubre de 2010). «Hillary Clinton Leads the Pack in Bloomberg Popularity Poll». Politics Daily. 
  374. Saad, Lydia (30 de marzo de 2011). «Hillary Clinton Favorable Near Her All-Time High». Gallup Organization. Consultado el 3 de abril de 2011. 
  375. [[Nate Silver|Silver, Nate]] (17 de noviembre de 2010). «Is Pelosi America's Most Unpopular Politician?». The New York Times. 
  376. Bailey, Holly (16 de septiembre de 2011). «Poll: A third of Americans believe Clinton would've been a better president». Yahoo! News. 
  377. «Gallup: Obama, Hillary Clinton are most admired, again and again». Los Angeles Times. 28 de diciembre de 2011. 

Bibliografía[editar]

Lectura adicional[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesora:
Barbara Bush
Primera dama de los Estados Unidos
1993-2001
Sucesora:
Laura Bush
Predecesor:
Patrick Moynihan
Seal of the United States Senate.svg
Senadora de los Estados Unidos

2000-2009
Sucesora:
Kirsten Gillibrand
Predecesora:
Condoleezza Rice
Department of state.svg
Secretaria de Estado de los Estados Unidos

2009-2013
Sucesor:
John Kerry