Programa nuclear de Irán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El llamado Programa nuclear de Irán empezó bajo el mandato del Sah Mohammad Reza Pahlevi de Irán en la década de 1950, con la ayuda de los Estados Unidos de América (EE.UU.). Es un esfuerzo iraní por el desarrollo de tecnología nuclear, con fines pacíficos -según declaran los altos mandatarios iraníes-. Después de la Revolución iraní de 1979 el programa fue temporalmente detenido. Pronto fue reanudado, aunque sin tanta asistencia occidental como en la época pre-revolucionaria. El programa nuclear actual de Irán consiste en varios sitios de investigación, una mina de uranio, un reactor nuclear, y algunas instalaciones de procesamiento de uranio que incluyen una planta de enriquecimiento[cita requerida]. El Gobierno iraní asegura que el único objetivo del programa es desarrollar la capacidad de generar energía nuclear con fines pacíficos, pero las sospechas [cita requerida] del OIEA y de las potencias occidentales de que lo que en realidad persigue es dotarse de armamento nuclear han provocado el llamado conflicto nuclear iraní.

Historia[editar]

Cooperación entre Estados Unidos e Irán en las décadas de los 50 y 60[editar]

El Programa nuclear de Irán tiene sus orígenes en la Guerra Fría, a finales de los años 50 bajo el auspicio de los EE.UU. en el marco de acuerdos bilaterales entre ambos países. Específicamente en el año 1957, cuando bajo el programa Átomos para la Paz se firmó un acuerdo de cooperación nuclear civil. El Sah Mohammad Reza Pahlevi gobernaba Irán en ese entonces, y tras el derrocamiento apoyado por la CIA de Mohammad Mosaddeq en 1953, su gobierno parecía lo suficientemente estable y amistoso hacia Occidente como para que los EE.UU. se preocuparan por el hecho de que Irán eventualmente pudiera tener armas nucleares[cita requerida].

En 1959 se estableció el Centro de Investigación Nuclear de Teherán (CINT), manejado por la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI). El CINT fue equipado con un reactor de investigación nuclear de 5 megavatios, donado por EE.UU. y que entró en operación en 1967, siendo alimentado con uranio altamente enriquecido.[1] Irán firmó el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT en inglés) en 1968 y lo ratificó en 1970. Con la creación de la agencia atómica de Irán y con la firma del NPT, Mohammad Pahlevi planeó la construcción de hasta 23 estaciones de energía nuclear por todo el país en conjunto con los EE.UU. para el año 2000.

Cooperación entre Estados Unidos e Irán en la década del 70[editar]

En marzo de 1974, el Sah previó que las reservas de petróleo del mundo algún día se acabarían, y declaró que "El petróleo es un material noble, demasiado valioso como para quemarlo... Tenemos previsto producir, lo más pronto posible, 23 000 megavatios de electricidad usando plantas nucleares."[2] En Bushehr se construiría la primera planta, y suministraría energía a la ciudad interior de Shiraz. En 1975 la empresa de Bonn Kraftwerk Union AG, una empresa colectiva formada por Siemens AG y AEG Telefunken, firmó un contrato valorado entre cuatro y seis mil millones de dólares para construir la planta de energía, de reactor de agua a presión. Para la construcción de las unidades de generación nuclear de 1,196 megavatios se subcontrató a ThyssenKrupp; la obra debía ser completada en 1981.

Para el año 1975, el Secretario de Estado norteamericano, Henry A. Kissinger, había firmado un memorándum titulado U.S.-Iran Nuclear Co-operation, en el que se mencionaba que la venta de equipos de energía nuclear a Irán traería a las corporaciones norteamericanas ganancias de más de seis mil millones de dólares. En ese entonces, Irán extraía seis millones de barriles (950.000 m³) de crudo al día; en la actualidad Irán extrae cuatro millones de barriles (640.000 m³) diarios de crudo.

En 1976 el presidente Gerald R. Ford, con desconfianza, firmó una orden que permitía a Irán comprar y operar una facilidad de procesamiento, de fabricación estadounidense, para extraer plutonio de combustible de reactor nuclear, con todos los riesgos de proliferación que eso traería. Entre otras cosas, el documento decía que la "introducción de energía nuclear proveerá tanto para las necesidades de crecimiento de la economía iraní como para crear reservas libres de crudo para la exportación o la conversión a petroquímicos."[3]

El equipo del presidente Ford no sólo respaldó los planes iraníes para iniciar una industria masiva de energía nuclear, sino también se esforzó por cerrar un acuerdo multimillonario que le hubiera permitido a Irán controlar grandes cantidades de plutonio y uranio enriquecido, materiales que pueden usarse para crear una bomba atómica. Hay que recordar que Irán en ese entonces era un aliado cercano de los EE.UU., que contaba con mucho dinero y lazos estrechos con Washington. Compañías norteamericanas, entre las cuales estaban Westinghouse Electric y General Electric riñieron por hacer negocios en ese país. Al respecto, en una entrevista, el 27 de marzo de 2005 Henry Kissinger declaró "no creo que el asunto de la proliferación haya surgido [durante las negociaciones]."[3]

Hasta el cambio de administración, en 1977, Dick Cheney, el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld y Paul Wolfowitz, que en la actualidad están entre los mayores opositores al programa nuclear iraní, estuvieron involucrados en la promoción de un programa nuclear iraní que permitiera extraer plutonio del combustible de reactor nuclear.[4]

Tras la Revolución de 1979[editar]

Después de la Revolución de 1979, Irán informó al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de sus planes para reiniciar su programa nuclear utilizando combustible nuclear de fabricación doméstica, y en 1983 el OIEA incluso planeó ayudar a Irán bajo su Programa de Asistencia Técnica, con el fin de producir Uranio enriquecido[cita requerida]. Un reporte del OIEA enunciaba claramente que el objetivo del Organismo era "contribuir con la formación de expertos locales y mano de obra necesitada, para sustentar un programa ambicioso en el campo de la tecnología de reactor de energía nuclear y de la tecnología de ciclo de combustible". Sin embargo, el OIEA fue obligado a terminar el programa por presión de los EE.UU.[5]

Así pues, la Revolución iraní fue un momento crítico en la relación entre Irán y los países extranjeros en términos de cooperación para obtener energía nuclear. Tras 1979, Francia se negó a entregar Uranio enriquecido a Irán. Además, Irán no pudo recuperar de Eurodif su inversión. La sociedad anónima Eurodif fue formada en 1973 por Francia, Bélgica, España y Suecia. En 1975, el 10% de las acciones de Eurodif, pertenecientes a Suecia, fueron a Irán como resultado de un arreglo entre Francia e Irán. La compañía subsidiaria del gobierno francés Cogéma (ahora Areva NC) y el gobierno iraní establecieron la empresa Sofidif (Société franco–iranienne pour l’enrichissement de l’uranium par diffusion gazeuse) con un reparto del 60% y 40% de las acciones, respectivamente. A cambio, Sofidif adquirió el 25% de las acciones de Eurodif, lo que le dio a Irán el 10% adquirido de Eurodif. El Sah Reza Pahlevi prestó mil millones de dólares (y otros 180 millones de dólares en 1977) para la construcción de la fábrica de Eurodif, para así tener el derecho de comprar el 10% de la producción del lugar.

También se les pagó a los EE.UU. para entregar combustible nuevo de Uranio enriquecido, de acuerdo con el contrato firmado con Irán antes de la Revolución. No obstante los EE.UU. no entregaron el combustible ni devolvieron el pago de miles de millones de dólares que habían recibido. Alemania también recibió un pago de miles de millones de dólares por las dos facilidades nucleares en Bushehr, pero después de tres décadas, no ha exportado ningún tipo de equipo y tampoco ha reembolsado el dinero.[6] El gobierno iraní suspendió sus pagos y trató de recuperar su dinero presionando a Francia a través del manejo de grupos militantes, incluyendo el Hezbolá, que tomó ciudadanos franceses como rehenes en la década de 1980.

En 1982, el presidente François Mitterrand rehusó entregar Uranio enriquecido a Irán, que también reclamaba la deuda de mil millones de dólares. En 1986 Georges Besse, gerente de Eurodif, fue asesinado; el acto fue supuestamente reivindicado por militantes del grupo Acción Directa, aunque ellos negaron cualquier responsabilidad durante su juicio.[7] En su investigación La République atomique, France-Iran le pacte nucléaire, David Carr-Brown y Dominique Lorentz señalaron como responsables a los servicios de inteligencia iraníes. Finalmente se llegó a un acuerdo en 1991: Francia reembolsó el dinero, e Irán se mantuvo como accionista de Eurodif a través de Sofidif. Sin embargo, Irán se abstuvo de reclamar por el uranio producido.[8] [9]

Kraftwerk Union, la empresa colectiva formada por Siemens AG y AEG Telefunken, se retiró por completo del proyecto nuclear de Bushehr en julio de 1979, después de suspender sus operaciones en enero de 1979, dejando un reactor completo en un 50%, y el otro reactor en un 85% completo. Argumentaron que su decisión se basó en el hecho de que Irán no canceló una deuda de US$ 450 millones de dólares en pagos atrasados. La compañía había recibido más de dos y medio miles de millones de dólares del contrato total. Su retiro fue provocado por la certeza de que el gobierno de Irán terminaría el contrato unilateralmente, certeza a la que llegaron tras el fin de la Revolución de 1979, que paralizó la economía iraní y que llevó a un punto crítico las relaciones de Irán con Occidente. La compañía francesa Framatome, subsidiaria de Areva, también se retiró.

En 1984, Kraftwerk Union hizo una cotización para ver si podía reaunudar su participación en el proyecto, aunque, obviamente, rehusó hacerlo mientras durara la Primera Guerra del Golfo. En abril del mismo año, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. declaró: "Creemos que tomaría al menos de dos a tres años completar la construcción de los reactores en Bushehr." El portavoz agregó que los reactores de agua a presión de Bushehr "no son particularmente adecuados para un programa de armamentos" y que "Además, no tenemos evidencia de la construcción iraní de otras facilidades necesarias para separar plutonio de combustible de reactor consumido."

Los reactores nucleares de Bushehr fueron dañados por varios ataques aéreos iraquíes entre el 24 de marzo de 1984 y 1988, razón por la cual el programa nuclear se detuvo. En 1990, Irán empezó a buscar nuevos socios para su programa nuclear; sin embargo, debido a un clima político distinto y por las sanciones punitivas estadounidenses, Irán contó con pocos candidatos.

Según la portavoz del OIEA, Melissa Fleming, los inspectores de esa entidad visitaron las minas de Uranio de Irán en 1992.

En 1995 Irán firmó un contrato con Rusia para reanudar la construcción de la parcialmente completa planta de Bushehr, instalando en el ya existente edificio Bushehr I un reactor de agua a presión VVER-1000 de 915 megavatios, cuya finalización se espera para el año 2007. No existen planes actuales para completar el reactor Bushehr II. Al año siguiente EE.UU. trató, sin éxito, impedir a China la venta de una planta de conversión de Uranio a Irán. China también proveyó a Irán del gas necesario para probar el proceso de enriquecimiento de uranio y la tecnología de enriquecimiento de Uranio.

El conflicto nuclear iraní[editar]

Del año 2000 al 2005[editar]

UE-3 encabezado por Frank-Walter Steinmeier (enero de 2006).

El 14 de agosto de 2002, Alireza Jafarzadeh, un prominente disidente iraní, reveló la existencia de dos sitios nucleares desconocidos: unas instalaciones de enriquecimiento de uranio en Natanz (parte de la cual está bajo tierra), y otras de agua pesada en Arak.

Según el acuerdo de seguridad de Irán con el OIEA, vigente en ese entonces, se declaraba que "Irán no está obligado a permitir inspecciones del OIEA a una nueva instalación nuclear hasta seis meses antes de que material nuclear haya sido introducido en la misma"; es más, Irán no estaba obligado siquiera a informar al OIEA de la existencia de la instalación hasta entonces, un punto concedido por el Reino Unido en la reunión de la Junta de Gobernadores de marzo de 2003. Esa cláusula de "seis meses" era una parte estándar de todos los acuerdos de seguridad del OIEA. Aun así, Irán permitió inspecciones de las instalaciones por el OIEA, según el Protocolo Adicional, y el OIEA concluyó que las instalaciones no estaban relacionadas con ningún programa secreto de armas nucleares.[10]

Sin embargo, Irán fue obligado a informar al OIEA sobre su importación de uranio desde China y su consiguiente uso de ese material en actividades de conversión y enriquecimiento de uranio. También fue obligado a informar al OIEA sobre experimentos con la separación de plutonio. Una vasta lista de violaciones específicas al NPT por parte de Irán está incluida en el informe de noviembre de 2004 del OIEA sobre el programa nuclear iraní.

El 14 de noviembre de 2004 el jefe negociador iraní, Hasán Rouhaní, anunció una suspensión voluntaria y temporal del programa iraní de enriquecimiento (hay que aclarar que el enriquecimiento de uranio no es una violación al NPT) tras la presión del Reino Unido, Francia y Alemania, quienes actuaban en nombre de la Unión Europea (UE), conocida en este contexto como UE-3. Se especuló en ese entonces que esta medida fue tomada para crear confianza en Occidente, y continuaría por un período razonable de tiempo. El 24 de noviembre Irán buscó renegociar los términos de su acuerdo con la UE para excluir unos equipos del mismo, y así emplearlos en trabajos de investigación. Esta solicitud fue abandonada cuatro días después.

Los días 8 y 10 de agosto de 2005, el gobierno iraní reanudó su conversión de uranio en la instalación de Esfahan, sólo cinco días después de la elección de Mahmud Ahmadineyad como presidente, supuestamente mientras seguía vigente la suspensión de actividades de enriquecimiento. Esto motivó a la Unión Europea a presionar al OIEA para que llevaran el caso del programa nuclear de Irán ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el 19 de septiembre de 2005. En enero de 2006, James Risen, un reportero del New York Times, aseguró en su libro State of War que, en febrero de 2000, una operación secreta estadounidense, llamada Operation Merlin, había producido para el gobierno estadounidense resultados adversos. Según Risen, originalmente estaba destinada a proveer a Irán un diseño defectuoso para construir un arma nuclear, con la intención de retrasar el supuesto programa nuclear iraní; pero en realidad, el plan quizá aceleró el programa nuclear iraní al suministrar información útil, una vez que los defectos fueran identificados.[11] En todo caso, el gobierno norteamericano no ha reconocido la existencia de dicha operación.

Crisis diplomática de los años 2005-2007[editar]

El Programa nuclear de Irán se vio comprendido en una crisis diplomática mundial por el reinicio del Enriquecimiento de uranio que el gobierno de Mahmud Ahmadineyad estableció en agosto de 2005, en contra de las recomendaciones del OIEA. Dicha crisis tuvo por un lado al gobierno de EE.UU. de George Bush, que centró su acción diplomática en obtener el apoyo internacional no sólo para imponer sanciones económicas a Irán, sino inclusive para el apoyo a un probable ataque militar al programa de dicho país, por considerar que el mismo en realidad tenía como fin el desarrollo de armas nucleares. Por el otro lado, el gobierno de Ahmadineyad, junto con el sector conservador de la política iraní, utilizó el citado programa como una plataforma política de su gobierno y lo volvió una cuestión nacional, afirmando que Irán tiene necesidades energéticas suficientes para continuar con el desarrollo de su energía atómica y que el mismo es exclusivamente civil y no militar. A momentos la posibilidad de un desenlace militar y sus consecuencias regionales tensaron el escenario internacional. Finalmente un informe de la CIA descartó definitivamente que el programa nuclear iraní pudiera permitir el desarrollo de armas nucleares en los años inmediatos, lo cual no permitió la obtención del apoyo que el gobierno de Bush buscaba. A pesar de ello George Bush siguió afirmando que Irán y su programa eran una amenaza para el mundo y para Medio Oriente[cita requerida].

Nuevo pedido de Irán en 2008[editar]

El 7 de enero de 2008, Mohammad Jazai, embajador de Irán ante la ONU, ha reclamado que el Consejo de Seguridad deje de intervenir en el caso nuclear de Irán y que devuelva este expediente al Organismo Internacional de la Energía Atómica o IAEA por sus siglas en inglés[12]

Crisis diplomática por el programa nuclear de Irán de 2011-2013[editar]

La crisis se desató cuando el gobierno israelí afirmó que, en vista a dichas instalaciones, lanzaría acciones militares contra los complejos nucleares del país.[13] [14] [15] La presencia de armas nucleares ha sido siempre negada por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, alegando que dichas instalaciones tienen como objetivo la generación de energía atómica.[16]

No obstante, el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica denunció que Irán había adquirido información sobre cómo metalizar el uranio necesario para una bomba nuclear.[17] [18] El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta ha asegurado que durante el transcurso del 2012 Irán tendrá la capacidad de fabricar una bomba atómica.[19] [20] Este informe provocó en un principio una serie de sanciones económicas por parte de los Estados Unidos de América, el Consejo de Seguridad de la ONU y de la Unión Europea a entidades iraníes, como el banco central del país,[21] [22] [23] [24] y, finalmente, el embargo del petróleo de Irán por parte de EE.UU. y la comunidad europea.[25]

El área de más tensión del conflicto se encontraría en el Estrecho de Ormuz, desde donde los iraníes controlan más del 40 por ciento del petróleo mundial.Teherán ha amenazado varias veces con cerrar el tránsito por el angosto paso, lo que ha provocado que los gobiernos francés, inglés y estadounidense lleven portaaviones a la zona, dando lugar a rumores de una posible guerra.[26] [27] [28]


El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, anuncia el 22 de mayo de 2012 que en su visita a Teherán ha alcanzado un principio de acuerdo con las autoridades iraníes para que la agencia pueda investigar el complejo militar de Parchin, donde se sospecha que se están llevando a cabo experimentos nucleares.[29]

Durante los dos días siguientes, 23 y 24 de mayo, tiene lugar en Bagdad (Irak) un encuentro entre el representante iraní Yalili y una delegación internacional formada por Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania presidida por la alta representante de la Unión Europea Catherine Ashton, que pretende que Teherán suspenda su enriquecimiento de uranio al 20% y que transfiera al extranjero los 140 kilos que ya ha fabricado.[30] Sin embargo, el único acuerdo al que se ha llegado es el de continuar las conversaciones en una próxima reunión a celebrar en Moscú los próximos 18 y 19 de junio.[31]

Irán tendrá, a mediados de 2014, material suficiente para construir una bomba nuclear, a pesar de las sanciones impuestas por la comunidad internacional que afectan seriamente su economía y el nivel de vida de su población. La capacidad crítica de Irán, que se define como el punto en el que el país persa pueda producir suficiente uranio o plutonio altamente enriquecido para construir una o más bombas, obviando el control de la comunidad internacional y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), está cada vez más cerca. Ante esta situación se plantean dos alternativas: elevar el nivel de las sanciones, o mantener el ritmo actual de presión económica esperando que el gobierno iraní acate los pedidos del OIEA para controlar su programa nuclear.[32]

Acuerdo internacional sobre la congelación del programa nuclear iraní (noviembre de 2013)[editar]

El 24 de noviembre de 2013, salió la noticia de que las potencias occidentales junto a Rusia y China han conseguido un acuerdo con Irán por el cual Irán se compromete a congelar su programa de enriquecimiento de Uranio durante al menos 6 meses. Se ha tomado este acuerdo como un "avance sin precedentes".[33] [34]

Instalaciones nucleares de Irán[editar]

Hasta 2007 estas son las instalaciones nucleares del país.

Anarak[editar]

Anarak es un lugar de almacenamiento de material cerca del pueblo Yazd.

Arak[editar]

Este sitio fue dado a conocer por un grupo terrorista del país; en 2002 se construye un reactor nuclear de 40 MWt de agua pesada para desarrollo e investigación; deberá estar listo para 2014.[35] en agosto de 2006 se anunció su inauguración pero de la parte que produce agua pesada; bajo las leyes internacionales Irán no debía dar conocimiento de la existencia de este sitio. Este nuevo reactor tiene el propósito de reemplazar al reactor de 1967 en el Centro de Investigación Nuclear de Teherán el cual produce radioisótopos para medicina y agricultura.[36]

Ardakan[editar]

Sitio en construcción para combustible nuclear, se estima que fue terminado a mediados de 2005.

Bonab[editar]

Es un centro de estudios nucleares para fines de agricultura. Es manejado por la AEOI

Bushehr[editar]

Es un reactor nuclear localizado en las coordenadas (28.83484° N 50.89356° E) a 17 km del pueblo Bushehr cerca del Golfo Pérsico. El 29 de junio de 2004, el Director del OIEA Mohamed El Baradei dijo que el reactor construido en ese sitio no era un asunto internacional, ya que era un proyecto conjunto entre Irán y Rusia solo para producir energía nuclear. El reactor está bajo cuidado de la IAEA.

El sitio fue escogido por la administración del Sha Reza Pahlaví, que quería hacer una red de energía limpia para alimentar al país con 23,000 MW usando solo energía nuclear. En 1975 se firmó un contrato en Bonn con Kraftwerk Union AG de $4 a $6000 millones para construir un reactor nuclear de agua presurizada, otro reactor seria construido y terminado en 1981.

Kraftwerk Union se retira del proyecto en julio de 1979, uno de los reactores tenia un 50% de grado de avance y el otro 85%, dijeron que el motivo fue la falta de pago de la parte iraní de cerca de $450 millones de dólares. La compañía había recibido $2.500 millones por adelantado. Hubo cancelación del contrato debido a la revolución iraní para derrocar al Sha.

En 1984 la empresa dijo que no terminaría el proyecto debido a la Guerra Irán-Iraq, más tarde el Departamento de Estado de Estados Unidos afirmo que esos reactores no eran capaces de producir plutonio para armas nucleares.

Estos reactores fueron dañados varias veces por ataques aéreos entre 1984 a 1988, con esto se terminó el programa nuclear en la zona.

En 1990 se reactivó el programa buscando socios internacionales pero debido a sanciones unilaterales de Estados Unidos pocos candidatos entraron al negocio.

En 1995 se firma un contrato con Rusia para terminar el reactor parcialmente construido en Bushehr, instalando un reactor de 915 MWe de agua presurizada para terminarse en 2007.[37] la compañía rusa constructora es Atomstroyexport parte del complejo industrial MinAtom.

80 toneladas de combustible nuclear fueron entregadas en diciembre de 2007, bajo supervisión de la Agencia Nuclear de la ONU.

Chalus[editar]

Se dio a conocer este sitio por exiliados iraníes en Europa que afirmaban que está localizado en una montaña a 20 kilómetros del pueblo de Chales.[38] en octubre de 2003 los investigadores de la AIEA afirmaron que las declaraciones sobre el sitio no tenía fundamento.[39]

Darkovin[editar]

Se construye un reactor en este sitio de construcción doméstica con capacidad de 360 MW al suroeste de Irán. Este sitio fue abandonado hasta el presente

Isfahan[editar]

Es un centro de investigación nuclear opera un pequeño reactor nuclear de investigación de fabricación China. Operado por la Agencia de Energía Nuclear de Irán.[40]

El sitio convierte el pastel Amarillo yellowcake en uranio hexaflorido, para octubre de 2004 el sitio opera a un 70% de su capacidad, tiene otra planta que produce Zirconium otro ingrediente para reactores nucleares.

Karaj[editar]

Otro centro de investigación dedicado a la agricultura y a Medicina establecido en 1991.[1]

Lashkar Abad[editar]

Es una planta piloto de separación de isótopos, establecida en 2002, se realizan trabajos de enriquecimiento con láser. Esta planta más tarde fue cerrada ya que Irán había declarado que no quería uranio para armas.[2]

Lavizan[editar]

Este sitio fue demolido y cerrado entre agosto de 2003 y marzo de 2004 se tomaron muestras de radiación por la AIEA pero no hubo signos de ella, el sitio fue regresado a la ciudad de Teherán.[3]

Natanz[editar]

Es una planta protegida de Enriquecimiento de Combustible, cubre 10 ha; el complejo está construido a 8 metros bajo la superficie y protegida por una coraza de 25 dm de cemento reforzado. Este sitio fue expuesto en 2002 por Alireza Jafarzadeh, en 2003 el sitio fue visitado por ElBaradei de la IEAA reportando la existencia de 160 centrifugas en operación y la construcción de un total de 1000 en el mismo sitio.[41]

Parchin[editar]

Es un complejo militar; no un sitio de investigación nuclear, la IAEA así lo confirma en 2003 cuando tuvo acceso al mismo y se tomaron todas las muestras necesarias para corroborarlo, resultado que no hay material nuclear.[42]

Saghand[editar]

Es una de las primeras minas de uranio de Irán, operacional desde marzo de 2005, se cree que posee reserves de 3,000 a 5,000 toneladas de óxido de uranio, en un área de 100 a 150 km² .[4]

Teheran[editar]

Es un centro de Investigación Nuclear, equipado con un reactor nuclear de EUA de 5 MW capaz de producir 600 g de plutonio al año, en 17 años habría producido uranio suficiente para una bomba

YAZD[editar]

Es un centro de procesamiento de radiación equipado con un acelerador Rhodotron TT200 hecho en Bélgica, con una capacidad máxima de 100 kW, está dedicado a investigación geofísica y analizar depósitos minerales que rodean la ciudad donde se encuentra, su función será la de ayudar a la medicina y la industria de polímeros.[43]

Referencias[editar]

  1. «Foreign Research Reactor Spent Nuclear Fuel Acceptance». U.S. National Nuclear Security Administration (Inglés).
  2. «Iran Profile - Nuclear Chronology 1957-1985». Nuclear Threat Initiative (Inglés). Consultado el 2006-05-18.
  3. a b Dafna Linzer (March 27, 2005). «Past Arguments Don't Square With Current Iran Policy». Washington Post (Inglés).
  4. Ed Haas (March 6, 2006). «U.S. endorsed Iranian plans to build massive nuclear energy industry». The Centre for Research on Globalisation (Inglés).
  5. Cyrus Safdari (November 2005). «Iran needs nuclear energy, not weapons». Le Monde diplomatique (Inglés).
  6. Gordon Prather (27 de diciembre de 2005). «ElBaradei Isn't Perfect». Antiwar.com (Inglés).
  7. Jean-Louis Bruguière, un juge d’exception. Voltaire Network (Francés). 29 de abril de 2004. http://www.voltairenet.org/article13591.html. 
  8. Dominique Lorentz (11 de noviembre de 2001). «La république atomique». Le Monde (Francés).
  9. Iskandar Safa and the French Hostage Scandal. Middle East Intelligence Bulletin (Inglés). febrero de 2002. http://www.meib.org/articles/0202_l2.htm. 
  10. Iran and the invention of a nuclear crisis por Siddharth Varadarajan (Inglés)
  11. Risen, James, State of War : The Secret History of the CIA and the Bush Administration, Free Press,2006, ISBN 0-7432-7066-5
  12. El representante de Irán en la ONU solicitó al CS que dé por concluido el litigio nuclear iraní y lo envíe a la Agencia. Dado el informe del director general de la agencia, Mohamed ElBaradei, sobre la inexistencia de cualquier desviación en los programas nucleares iraníes, la intervención del CS de la ONU se considera una medida ilegal. Por eso, oponerse a las actividades nucleares de Irán carece de cualquier legitimidad jurídica y legal. De acuerdo a la Carta Magna de la ONU, el CS no puede actuar en contra de los derechos de los países, por lo que las medidas y decisiones de este consejo sobre el caso nuclear de Irán —que continúan debido a la presión de EE.UU.— atentan contra los reglamentos internacionales. Irán, uno de los firmantes del Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP) y miembro de la IAEA, tiene derecho a protestar por este proceso y solicitar que el CS deje de tomar cartas en el asunto. más enEmbajador de Irán en la ONU reclama que el caso nuclear sea devuelto a la AIEA
  13. http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Titular/38868/
  14. http://www.clarin.com/mundo/Iran-Israel-Netanyahu_0_583741878.html
  15. http://www.lagaceta.com.ar/nota/467700/Mundo/Israel-no-descarta-ataque-militar-contra-Iran.html
  16. http://www.rtve.es/noticias/20111108/ahmadineyad-reitera-su-pais-no-necesita-bomba-atomica-para-enfrentarse-eeuu/474077.shtml
  17. http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/12/14/oiea-presiona-mas-a-iran-que-trasladara-plantas-de-uranio-si-corren-riesgo/
  18. http://www.rtve.es/noticias/20111117/oiea-insta-iran-aclare-sospechas-pesan-sobre-su-programa-nuclear-militar/476078.shtml
  19. http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/u-s-defense-secretary-iran-could-get-nuclear-bomb-within-a-year-1.402535
  20. http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/u-s-defense-secretary-iran-could-get-nuclear-bomb-within-a-year-1.402535
  21. http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5i45rvB3aGusWoyczP5N8BtCKyl_g?docId=1669290
  22. http://lta.reuters.com/article/worldNews/idLTASIE7B10GW20111202
  23. http://www.google.es/#sclient=psy-ab&hl=es&tbm=nws&source=hp&q=iran+sanciones+onu&pbx=1&oq=iran+sanciones+onu&aq=f&aqi=&aql=&gs_sm=e&gs_upl=47218l47626l3l47751l4l4l0l0l0l0l359l574l2-1.1l2l0&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.r_cp.,cf.osb&fp=3886dcf39b448e3e&biw=1024&bih=596
  24. http://feeds.univision.com/feeds/article/2011-12-20/eeuu-sanciona-a-10-empresas
  25. http://www.lavozdegalicia.es/noticia/2012/01/24/ue-veta-petroleo-iran-estrangular-programa-nuclear/0003_201201G24P24991.htm
  26. http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/cronicasdeundiplomaticojubilado/2012/01/26/hablemos-de-ormuz.html
  27. http://spanish.peopledaily.com.cn/31618/7712635.html
  28. http://www.abc.es/20120123/internacional/iran-amenaza-cerrar-ormuz-sanciones-UE.html
  29. «El OIEA anuncia un principio de acuerdo nuclear con Irán». El País. Consultado el 26 de mayo de 2012. 
  30. «Las potencias e Irán intercambian propuestas sobre el conflicto nuclear». El País. Consultado el 26 de mayo de 2012. 
  31. «Las potencias mantienen vivo el diálogo con Irán». El País. Consultado el 26 de mayo de 2012. 
  32. «Centro de estudios en EEUU teme que Irán tendrá capacidad nuclear en 2014». 
  33. EFE (ed.): «Las potencias logran un acuerdo que congela el programa nuclear de Irán temporalmente» (en español) (Noticia). 20minutos (24 de noviembre de 2013).
  34. Ángeles Espinosa (1 de diciembre de 2013). «El pacto con Irán hace temblar el Golfo». El País. 
  35. «Nuclear Power Plants Will Generate 6,000MW by 2010». Iran Daily (Inglés). Consultado el 25 de abril 2006.
  36. «INFCIRC/696». IAEA (6 March 2007). Consultado el 24-03-2007.
  37. «IRAN TO ACCEPT INTERNATIONAL INSPECTIONS EVEN ON MILITARY SITES». Iran Press Service. Consultado el 2006-08-26.
  38. «Esfahan (Isfahan) Nuclear Technology Center».
  39. Pike, John (2006). «Natanz [Kashan]». GlobalSecurity.org. Consultado el 28 de mayo 2006.
  40. «Transparency Visits and Discussions» (PDF). Implementation of the NPT Safeguards Agreement in the Islamic Republic of Iran. International Atomic Energy Agency (2006). Consultado el 2006-05-28.
  41. «Yazd Radiation Processing Center (YRPC)». Nuclear Threat Initiative (2006). Consultado el 2006-09-25.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]