Gastronomía vegetariana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Varios ingredientes vegetarianos.

La gastronomía vegetariana es aquella que utiliza ingredientes que cumplen los criterios vegetariano, excluyendo la carne y los productos derivados de tejido animal. Para el ovolactovegetarianismo (el tipo más común de vegetarianismo de Occidente) están permitidos los huevos y los productos lácteos, tales como la leche y el queso. Las formas más estrictas de vegetarianismo son el veganismo y el frugivorismo, que excluyen todos los productos animales, incluyendo los productos lácteos y la miel, e incluso algunos azúcares refinados que se filtran y blanquean con carbón de hueso.

Los alimentos vegetarianos pueden clasificarse en varios tipos:

  • Los tradicionales que siempre han sido vegetarianos: cereales, frutas, verduras, frutos secos, etcétera;
  • Productos de soja, incluyendo el tofu y el tempeh, que son fuentes comunes de proteína;
  • Proteína vegetal texturizada, hecha de harina vegetal desgrasada, incluida a menudo en receta de chili y hamburguesa en lugar de la carne picada;
  • Sucedáneos de carne, que imitan el sabor, textura y apariencia de la carne y se emplean con frecuencia en recetas que tradicionalmente contienen carne;
  • Sucedáneos de huevo y lácteos destinados a los veganos.

Ingredientes empleados en la cocina vegetariana[editar]

Los alimentos normalmente considerados adecuados para todos los tipos de cocina vegetariana incluyen:

Los alimentos disponibles para diversos tipos de cocina vegetariana son:

  • Productos lácteos: leche, mantequilla, queso (excepto aquél que contenga cuajo de origen animal), yogur (excepto el elaborado con gelatina), etcétera — no consumidos por veganos y ovovegetarianos puros.
  • Huevos — no consumidos por veganos y lactovegetarianos puros.
  • Miel — no consumida por la mayoría de los veganos.

Cocina tradicionalmente vegetariana[editar]

Productos vegetarianos hechos de cereales.

Algunos de los platos más comunes que los vegetarianos occidentales comen sin cambiar ingredientes, incluyendo desde desayunos a postres de cenas, son:

Gastronomías nacionales[editar]

Brécol con queso, patatas hervidas y verdura (maíz, lombarda, repollo, pepino, tomate y zanahoria).
Champiñones rellenos de quinoa condimentada.
Deleite de Buda, un famoso plato chino vegetariano.

Postres y dulces[editar]

La mayoría de los postres —incluyendo pasteles, cobblers , tartas, brownies, galletas, trufas, cuadrados de Rice Krispies, cuadrados de manteca de cacahuete (de masmelos libres de gelatina o crema de masmelo), budines, arroz con leche, helado, crème brûlée, etcétera— están libres de carne y pescado, siendo por tanto adecuados para los ovolactovegetarianos. Los dulces y postres orientales, como el halva o las delicias turcas, son prácticamente veganos, mientras otros como el baklava (que suele contener mantequilla) son lactovegetarianos. La mayoría de postres y dulces indios son vegetarianos, como peda, barfi, gulab jamun, shrikhand, basundi, kaju katri, rasgulla, cham cham, rajbhog, etcétera, elaborándose a partir de productos lácteos. Los dulces a base de fruta seca o frutos secos son veganos.

Recetas que usan sucedáneos cárnicos[editar]

Hamburguesa vegetal con tomate y orégano Morningstar Farms guarnecida con cebolla, kétchup y cheddar.
Un pastel vegano de sucedáneo de carne, conteniendo proteína de soja y champiñones.

Se trata de versiones vegetarianas de platos populares que disfrutan los no vegetarianos y que frecuentemente se consumen como comida rápida, fácil de preparar, alimentos de transición para los nuevos vegetarianos, o como forma de enseñar a los no vegetarianos que pueden serlo y seguir disfrutando de su comida favorita. Muchos vegetarianos disfruta de estos platos como parte de una dieta variada.

Algunos platos populares hechos con carne falsa son:

El huevo de muchas recetas puede reemplazarse con facilidad por semillas de lino molidas, compota de manzana, puré de plátano o sucedáneo de huevo industrial. Las micoproteínas son otra fuente común de carnes de imitación, a las que se añaden condimentos vegetarianos, como por ejemplos algas. Adviértase que el tofu y el tempeh son ingredientes de ciertos platos por sí mismos, y no necesariamente como sustitutos de carne.

Productos comerciales[editar]

En Australia hay disponibles diversos productos vegetarianos en la mayoría de cadenas de supermercados y la Asociación Vegetariana/Vegana de Queensland edita una guía de compras vegetaria.[2]

Limitaciones de una dieta vegetariana[editar]

La Asociación Dietética Americana (1997) con una postura de apoyo a la dieta vegetariana, ha señalado que la dieta vegetariana puede ser sana y adecuada, desde el punto de vista nutricional, pero que puede dar lugar a deficiencias si no se programa adecuadamente o bajo el asesoramiento de un dietista-nutricionista. Si los alimentos no son seleccionados adecuadamente, el vegetariano puede sufrir deficiencias nutricionales respecto a la ingesta calórica, vitaminas, minerales y proteínas.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b Brang, Peter (2002). Ein unbekanntes Russland: Kulturgeschichte vegetarischer Lebensweisen von den Anfängen bis zur Gegenwart. Colonia: Böhlau. ISBN 9783412079024. 
  2. Vegetarian/Vegan Society of Queensland. «Vegetarian/Vegan Supermarket Shopping Guide» (en inglés). Consultado el 7 de mayo de 2009.