Leche de soja

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una lata de Bebida de soya Yeo's.
Latte macchiato preparado con leche de soya, espolvoreado con canela.

La bebida de soja o bebida de soya esta elaborada a partir de granos de soja. Se obtiene remojando, moliendo y filtrando la soja. Puede adquirirse en comercios, aunque también se comercializan aparatos para producirla en el hogar.

Constituye una alternativa a la leche, especialmente en la alimentación vegetariana estricta y en dietas hipolipídicas, debido a su apariencia blanquecina y a su aporte de proteínas. Nutricionalmente es de mediana digestión, carece de colesterol y tiene la mitad de grasas y calorías, la misma cantidad de vitamina B y más hierro que la leche de vaca.[1] Al igual que esta última, también tiene componentes alergénicos,[2] aunque es apta para intolerantes a la lactosa.

Las que se comercializan actualmente, suelen estar enriquecidas con cianocobalamina, de difícil obtención en una alimentación vegetariana estricta. Se usa en multitud de recetas, sustituyendo en ocasiones productos que vegetarianos estrictos y veganos no consumen por este elemento, como en el caso de la lactonesa, sustituto de la mayonesa, realizado con leche[3] (en caso de seguir una dieta omnívora, también puede ser leche de vaca lo que substituya al huevo).

Se consume desde hace 2.000 años.

Impacto ecológico[editar]

El uso de soja para producir una bebida alternativa respecto a la que se produce de las vacas puede ser beneficioso para el medio ambiente, debido a que usando la misma cantidad de tierra produce alimento para un mayor número de personas que si se utiliza para criar y mantener a las vacas; pero teniendo en cuenta que las plantaciones de soja transgénica favorecen el uso de pesticidas, contaminación de acuíferos, expulsión de la gente del campo hacía las ciudades y acaban con la biodiversidad en las zonas de plantación, puede ser un indicativo de que una producción equilibrada de leche de vaca puede ser más respetuosa con el medio ambiente, pues por lo general las plantaciones de soja se realizan en países que dedican toda su producción a la exportación, favoreciendo el consumo de combustibles fósiles y contaminación[cita requerida]. Es cierto que las vacas requieren mucha más energía para producir leche, consumiendo hasta 24 kilogramos de comida en materia seca y de 90 a 180 litros de agua al día, produciendo una media de 40 litros de leche al día, pero las vacas también producen abono orgánico destinado a cosechas y genera una actividad económica más sostenible que las grandes plantaciones de soja[cita requerida].

Efectos en la salud[editar]

A pesar de los beneficios y cualidades nutricionales que aporta la bebida de soja, la comunidad científica no se pone de acuerdo sobre si en realidad se trata o no de una bebida aconsejada para el consumo humano, sin existir antes una prescripción nutricional o médica. Algunos estudios científicos [cita requerida]han constatado que el consumo regular de leche de soja podría causar efectos negativos sobre las hormonas, la fertilidad y el sistema inmunitario debido a la existencia en su composición de genisteína, una proteína que causa alteraciones en el páncreas y la tiroides, y que es un compuesto genotóxico para el esperma.

Otros estudios científicos [cita requerida]han constatado que podría causar alteraciones alérgicas (genera casi un 30% de reacciones graves), alteraciones en el ADN (de los mecanismos reparadores naturales de alteraciones cromosómicas), y muchos nutricionistas[cita requerida] no aconsejarían su consumo durante en embarazo, dado que investigaciones llevadas a cabo por la Universidad John Hopkins han concluido la existencia de una conexión potencial entre el consumo de isoflavonas de soja y defectos del nacimiento (espina bífida, hipospadias, criptorquideas y abortos), además de alteraciones tiroideas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Tempeh. La mejor proteína vegetal. Shia Green. Océano Grupo Editorial, S.A., 2001. Pag. 138. ISBN 84-7556-080-6
  2. Alergias Alimentarias University of Virginia Health System
  3. http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/en_la_cocina/trucos_y_secretos/2006/04/20/151141.php La lactonesa casera, un sustituto de la mahonesa - Consumer.es
  • Rahab Waweru, M.A., et al. 1967. Effect of processing methods on oxidative off-flavors of soybean milk. Cereal and Food Sciences North Nairobi State University, Ministry of Agriculture. «Soy Milk». Soya.be. Soya. Consultado el August 17 de 2005.
  • Torres-Penaranda, A.V., et al.1998. Sensory characteristics of soymilk and tofu made from Lipoxygenase-Free and Normal soybeans. Journal of Food Science 63 (6): 1084-1087.
  • Smith, A.K. and Circle, S.J. 1972. Soybeans: Chemistry and Technology. AVI publishing.
  • Calvert, John (2000). Soymilk Microenterprise: A Treatise on Small-Scale Soymilk Production