Margaret Thatcher

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Margaret Thatcher
Margaret Thatcher.png
Margaret Thatcher.

Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Primera Ministra del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte
Primera Lord del Tesoro
Ministra para el Servicio Civil del Reino Unido
4 de mayo de 1979-28 de noviembre de 1990
Monarca Isabel II
Viceprimer ministro   William Whitelaw (1979–1988)
Geoffrey Howe (1989–1990)
Predecesor James Callaghan
Sucesor John Major

Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad
11 de febrero de 1975-4 de mayo de 1979
Monarca Isabel II
Primer ministro   Harold Wilson
James Callaghan
Predecesor Edward Heath
Sucesor James Callaghan

Líder del Partido Conservador
11 de febrero de 1975-28 de noviembre de 1990
Predecesor Edward Heath
Sucesor John Major

Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministra Educación y Ciencia del Reino Unido
20 de junio de 1970-4 de marzo de 1974
Primer ministro   Edward Heath
Predecesor Edward Short
Sucesor Reginald Prentice

Flag of Europe.svg
Presidenta de turno del Consejo Europeo
1 de julio de 1981-31 de diciembre de 1981
Predecesor Dries Van Agt
Sucesor Wilfried Martens

1 de julio de 1986-31 de diciembre de 1986
Predecesor Ruud Lubbers
Sucesor Wilfried Martens
Somerset Herald Badge.svg
Miembro del Parlamento Británico
por Finchley
8 de octubre de 1959-9 de abril de 1992
Predecesor John Crowder
Sucesor Hartley Booth

Datos personales
Nacimiento 13 de octubre de 1925
Bandera del Reino Unido Grantham, Lincolnshire, Reino Unido
Fallecimiento 8 de abril de 2013 (87 años)
Bandera del Reino Unido Londres, Reino Unido
Partido Partido Conservador
Cónyuge Denis Thatcher (1951-2003)
Hijos Carol y Mark
Profesión Química y abogada
Alma máter Somerville College, Oxford
Tratamiento La Muy Honorable
Religión Iglesia de Inglaterra (desde 1951)[1]
Metodista (antes de 1951)
Residencia Belgravia, Londres

128px
Firma de Margaret Thatcher

[editar datos en Wikidata ]

Margaret Hilda Thatcher, baronesa Thatcher de Kesteven,[nota 1] LG, OM, PC, FRS (de soltera Roberts; Grantham, 13 de octubre de 1925 - Londres, 8 de abril de 2013[2] ) fue una política británica que ejerció como primera ministra del Reino Unido desde 1979 a 1990, siendo la persona en ese cargo por mayor tiempo durante el siglo XX y la única mujer que ha ocupado este puesto en su país. Su firmeza para dirigir los asuntos de Estado, su estricto dominio sobre los ministros de su gabinete y su fuerte política monetarista le valieron el sobrenombre de «La Dama de Hierro». Como jefa de gobierno su llegada al poder supuso una completa transformación del Reino Unido al apoyar la privatización de empresas estatales; de la educación y de los medios de ayuda social. Sus políticas conservadoras llegaron a ser conocidas como thatcherismo.[3]

Ejerció inicialmente como química y luego como abogada. En las elecciones generales de 1959 Thatcher se convirtió en miembro del Parlamento (MP) por Finchley, desde donde juzgó duramente la política fiscal del gobierno laborista. Edward Heath la nombró ministra de Educación y Ciencia en 1970. En 1975 venció a Heath en las elecciones del Partido Conservador y pasó a ocupar la presidencia del partido, convirtiéndose en líder de la oposición y la primera mujer en dirigir uno de los principales partidos políticos en el Reino Unido.[4] Después de triunfar con su partido en las elecciones generales de 1979, Thatcher se convirtió en la primera ministra del Reino Unido.[5]

Después de llegar al número 10 de Downing Street, Thatcher introdujo una serie de iniciativas políticas y económicas para revertir lo que percibía como un precipitado declive nacional en el Reino Unido.[nota 2] Su filosofía política y económica hicieron hincapié en la desregularización (especialmente del sector financiero), la flexibilización en el mercado laboral, la privatización de empresas públicas y la reducción del poder de los sindicatos. Durante sus primeros años de gobierno la popularidad de Thatcher disminuyó en medio de la recesión y el alto desempleo, hasta que la recuperación económica y la victoria en la Guerra de Malvinas de 1982 le brindaron un aumento en su popularidad, que se tradujo en la reelección en 1983.[6] [7] Llevó adelante una férrea política exterior caracterizada por su oposición a la formación de la Unión Europea y un completo alineamiento con la política exterior de Estados Unidos. Sin embargo, firmó el Acta Única Europea, que establecía formalmente el mercado único y una cooperación más estrecha en Europa.[8] Introdujo un cambio socioeconómico radical en el Reino Unido, aunque fue criticada por la venta de bienes del Estado y el debilitamiento de los sindicatos.[3]

Thatcher fue reelegida para un tercer mandato en 1987, pero su impuesto a la comunidad (conocido popularmente como poll tax) fue muy impopular y otros miembros de su gabinete no compartían sus puntos de vista sobre la Comunidad Europea.[9] Así, en noviembre de 1990 renunció al cargo de primera ministra y líder del partido, después de que Michael Heseltine desafiara su puesto como cabeza del partido para luego ser sucedida por John Major como primer ministro.[3] Obtuvo el título nobiliario de baronesa Thatcher de Kesteven, en el condado de Lincolnshire, que le otorgaba el derecho vitalicio y no hereditario de ser miembro de la Cámara de los Lores.[10]

Primeros años y educación[editar]

El lugar de nacimiento de Margaret Thatcher, en Grantham.
Placa conmemorativa en el sitio donde nació Thatcher.

Margaret Thatcher nació como Margaret Hilda Roberts en Lincolnshire, el 13 de octubre de 1925. Su padre fue Alfred Roberts, originario de Northamptonshire, y su madre fue Beatrice Ethel (de soltera, Stephenson), de Lincolnshire.[11] Pasó su infancia en Grantham, donde su padre era propietario de dos tiendas de comestibles.[12] Margaret y su hermana mayor Muriel se criaron en el apartamento que se encontraba sobre la mayor de las dos tiendas, situada cerca de la vía del tren.[12] Su padre participaba en la política local y en la iglesia metodista, sirviendo como regidor y predicador metodista,[13] y educó a su hija como un estricto metodista.[14] Provenía de una familia liberal pero permaneció (como era la costumbre en el gobierno local) como candidato independiente. Fue alcalde de Grantham entre 1945 y 1946 y perdió su puesto como regidor en 1952 después de que el Partido Laborista obtuviera su primera mayoría en el ayuntamiento de Grantham en 1950.[13]

Roberts asistió a la Escuela Primaria Huntingtower Road y obtuvo una beca escolar para la Escuela Femenina de Grantham y Kesteven.[15] Sus informes escolares demostraron un arduo trabajo y una mejora continua. Sus actividades extraescolares incluían piano, hockey sobre césped, recitales de poesía, natación y caminatas.[16] [17] Fue la delegada de su escuela entre 1942 y 1943.[18] En su sixth form, solicitó una beca para estudiar Química en la institución educativa de Somerville, Oxford, pero fue rechazada inicialmente, y se le ofreció un lugar sólo después de que otro candidato se retirara.[19] [20] Llegó a Oxford en 1943 y se graduó cuatro años después, en 1947, con honores de segunda clase en el título de grado de Bachelor of Science; en el último año, se especializó en la cristalografía de rayos X bajo la supervisión de Dorothy Hodgkin.[21] [22]

Se convirtió en presidenta de la Asociación de Conservadores de la Universidad de Oxford en 1946,[23] [24] donde fue influenciada en la universidad por obras políticas como Camino de servidumbre (1944),[25] de Friedrich von Hayek, que consideró a la intervención económica del gobierno como precursora de un Estado autoritario.[26]

Después de graduarse, Roberts se trasladó a Colchester, en Essex, para trabajar como investigadora química de plásticos BX.[27] Se unió a la Asociación de Conservadores local y asistió a la conferencia del partido en Llandudno, en 1948, como representante de los universitarios graduados de la Asociación de Conservadores.[28] Uno de sus amigos de Oxford era también amigo del presidente de la Asociación de Conservadores de Dartford, en Kent, quien estaba buscando candidatos.[28] Las autoridades de la asociación estaban tan impresionadas con Roberts que le pidieron que se inscribiera, a pesar de que no estaba en la lista aprobada del Partido Conservador; fue seleccionada en enero de 1951 y añadida a la lista aprobada posteriormente.[29] En una cena llevada a cabo luego de su aprobación oficial como candidata conservadora para Dartford en enero de 1951, conoció a Denis Thatcher, un empresario divorciado rico y exitoso.[28] [29] En medio de los preparativos para la elección, Roberts se trasladó a Dartford, donde trabajó como investigadora química para J. Lyons and Co. en Hammersmith, formando parte de un equipo encargado de elaborar emulsionantes para la conservación de helados.[28] [30]

Comienzos de su carrera política[editar]

En las elecciones generales de 1950 y 1951, Roberts fue la candidata conservadora para el bastión laborista del escaño de Dartford, donde atrajo la atención de los medios de comunicación por ser la más joven y la única mujer candidata.[31] [32] A pesar de que perdió en ambas ocasiones con Norman Dodds, redujo notablemente la mayoría laborista en 6000, y luego a otros 1000 (por una extraña coincidencia, Edward Heath, fue elegido por primera vez en el distrito electoral vecino en 1950).[31] Durante las campañas, Roberts fue apoyada por sus padres y por Denis Thatcher, con quien contrajo matrimonio en diciembre de 1951.[31] [33] Denis financió los estudios de su esposa para el Colegio de abogados;[34] se recibió en la categoría de barrister en 1953 y se especializó en derecho tributario.[35] Ese mismo año, nacieron sus mellizos, Carol y Mark.[36] Thatcher no fue candidata en las elecciones generales de 1955, ya que se llevaron a cabo relativamente poco después del nacimiento de sus hijos, aunque fue rechazada por escaso margen para ser candidata por Orpington en las elecciones parciales de 1955, en las cuales triunfó Donald Sumner.[36]

Miembro del Parlamento (1959-1970)[editar]

Luego, comenzó a buscar un escaño prácticamente asegurado para los conservadores, y fue seleccionada como candidata por Finchley en abril de 1958 (superando por poco a Ian Fraser Montagu). Thatcher fue elegida como miembro del Parlamento después de una dura campaña en las elecciones de 1959.[37] En su primer discurso, tuvo el respaldo de los miembros privados en un proyecto de ley (la Ley de Organismos Públicos (Admisión a las reuniones) de 1960), exigiéndoles a las autoridades que los encuentros del consejo continuasen realizándose de forma pública. En 1961, se opuso a la postura oficial del Partido Conservador cuando votó a favor de la restauración del birching (tipo de castigo físico con una vara de abedul, birch, sobre las nalgas desnudas o a veces sobre espalda u hombros) en las escuelas.[38]

En octubre de 1961, Thatcher fue promovida como subsecretaria parlamentaria en el Ministerio de Pensiones y Asuntos Sociales en la administración de Harold Macmillan.[39] Después de que los conservadores perdieran en las elecciones de 1964, se convirtió en portavoz de Vivienda y Suelo, posición en la que se avocó a defender la política de su partido de vender viviendas municipales en renta a los inquilinos.[40] Thatcher se trasladó al equipo del Tesoro de Su Majestad en 1966 y como portavoz, se opuso a los precios obligatorios impuestos por los laboristas y a los controles de ingreso, argumentando que producirían efectos contrarios a los previstos y distorsionarían la economía.[40]

En una conferencia del Partido Conservador de 1966, juzgó a las políticas de aumento de impuestos del Partido Laborista como un avance «no sólo hacia el socialismo, sino también hacia el comunismo».[40] Argumentó que la reducción de los impuestos funciona a su vez como un incentivo para el trabajo duro.[40] Thatcher fue uno de los pocos miembros conservadores del Parlamento en apoyar el proyecto de ley de Leo Abse para despenalizar la homosexualidad masculina y de David Steel para legalizar el aborto.[41] [1] [42] También, se mostró a favor de la prohibición de la cacería de liebres y del mantenimiento de la pena capital,[43] [44] [45] además de oponerse a la facilitación de las leyes de divorcio.[46] [47]

En 1967, fue seleccionada por la Embajada de Estados Unidos en Londres para participar en el Programa de Liderazgo para Visitantes Internacionales (IVLP), un programa de intercambio profesional que le dio la oportunidad de pasar unas seis semanas visitando varias ciudades de Estados Unidos, figuras políticas e instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI).[48] Margaret Thatcher se unió al gabinete en la sombra ese año como portavoz de Combustible. Poco antes de las elecciones generales de 1970, fue ascendida al ministerio en la sombra de Transportes, y luego al de Educación.[49]

Ministra de Educación (1970-1974)[editar]

Bajo el liderazgo de Edward Heath, el Partido Conservador ganó las elecciones generales de 1970, y Thatcher fue nombrada ministra de Educación y Ciencia. Durante sus primeros meses en el cargo, atrajo la atención pública como resultado de sus intentos por reducir los gastos de educación. Le dio prioridad a las necesidades académicas en las escuelas,[50] e impuso recortes del gasto público en el sistema educativo estatal; como resultado, se suprimió la leche gratuita para los alumnos de entre siete y once años.[51] Sostuvo que pocos niños se verían afectados si en las escuelas se quitaba la leche, pero accedió a darles un tercio de litro diario a los niños más pequeños por cuestiones nutricionales.[51] Su decisión provocó una tormenta de protestas por parte del Partido Laborista y de la prensa,[52] lo que le valió el apodo de «Margaret Thatcher, Milk Snatcher» («ladrona de leche»).[51] Thatcher escribió en su autobiografía: «Aprendí una valiosa lección [de esta experiencia]. Había incurrido al odio político máximo por el beneficio político mínimo».[52] [53]

La administración de Thatcher estuvo marcada por el aumento de las propuestas de las autoridades educativas locales para cerrar las grammar schools y adoptar un sistema integral de educación secundaria. Aunque finalmente se decidió crear un sistema de educación por niveles en las grammar schools y se determinó la preservación de estas escuelas,[50] durante su administración como ministra de Educación solamente fueron rechazadas 326 de las 3612 propuestas para la conversión de las escuelas; como consecuencia, la proporción de alumnos que asistían a las escuelas secundarias integrales aumentó del 32% al 62%.[54]

Líder de la oposición (1975–1979)[editar]

Margaret Thatcher, líder de la oposición, 18 de septiembre de 1975.

Durante 1973 el gobierno de Heath continuó experimentando dificultades con los embargos de petróleo y las demandas sindicales por aumentos salariales, lo que finalmente llevó a su derrota en las elecciones generales de febrero de 1974.[52] Los laboristas formaron un gobierno minoritario con el que ganaron con un estrecho margen las elecciones generales de octubre de 1974, provocando que la continuidad del liderazgo de Heath en el Partido Conservador se pusiera en duda. Inicialmente, Thatcher no fue vista como el reemplazo obvio, pero eventualmente se convirtió en su principal oponente, con la promesa de un nuevo comienzo.[55] Su principal apoyo provino de los conservadores del comité 1922.[55] En la primera vuelta de las elecciones del partido, Thatcher logró derrotar a Heath, quien renunció a su liderazgo.[4] [56] [57] En la segunda vuelta derrotó al candidato preferido de Heath para que lo sucediera, William Whitelaw, y se convirtió en la líder del partido el 11 de febrero de 1975;[58] [59] más tarde seleccionó a Whitelaw como vice primer ministro.[60] Heath permaneció en disputa con Thatcher hasta su muerte, por lo que él y muchos de sus seguidores la acusaban de «deslealtad» por haberse enfrentado a Heath.[61] [62]

Thatcher comenzó a asistir regularmente a varios almuerzos en el Institute of Economic Affairs (IEA), un think tank fundado por el magnate Antony Fisher, un discípulo de Friedrich von Hayek; ya había visitado el IEA y había leído sus publicaciones desde comienzos de la década de 1960. Aquí fue influenciada por las ideas de Ralph Harris y Arthur Seldon, y pasó a convertirse en el rostro del movimiento económico opositor al Estado del bienestar basado en el keynesianismo, que creían, estaba debilitando a Gran Bretaña. Los panfletos del instituto proponían menos administración, impuestos más bajos y más libertad para los negocios y los consumidores.[63]

El crítico de televisión Clive James, hablando en The Observer acerca de las elecciones para el liderazgo, comparó su voz de 1973 con un gato deslizándose sobre un pizarrón.[nota 3] Thatcher ya había comenzado a trabajar en su presentación personal con la ayuda de Gordon Reece, un antiguo productor de televisión. Por coincidencia, Reece conoció al actor Laurence Olivier, quien arregló unas lecciones con el entrenador vocal del Teatro Nacional.[64] [65] [66] Thatcher fue exitosa al eliminar completamente su acento de Lincolnshire excepto en situaciones de estrés, como se comprobó en abril de 1983, luego de la provocación de Denis Healey en la Cámara de los Comunes, cuando acusó al laborista de la primera fila de estar frit.[67] [nota 4]

El 19 de enero de 1976 Thatcher pronunció un discurso en el Ayuntamiento de Kensington, en el cual hizo un ataque mordaz a la Unión Soviética; en respuesta, el diario del Ministerio de Defensa soviético (el Krásnaya Zvezda —‘estrella roja’—), la llamó la «Dama de hierro»:[68]

Los rusos se empeñan en el dominio del mundo, y rápidamente están adquiriendo los recursos para convertirse en la nación imperial más poderosa que el mundo haya visto. Los hombres en el politburó soviético no tienen que preocuparse por el flujo y reflujo de la opinión pública. Ponen las armas antes de la mantequilla, mientras nosostros ponemos casi todo antes que las armas.[68]

A mediados de 1978, la economía comenzó a mejorar y las encuestas de opinión mostraban a los laboristas en la delantera, con las elecciones generales planeadas para unos meses después, en las que tenían buenas posibilidades de ganar. El primer ministro James Callaghan sorprendió a muchos al anunciar el 7 de septiembre que no habría elecciones generales y que esperaría hasta 1979 antes de acudir a las casillas. Thatcher reaccionó a esto calificando a los laboristas como «gallinas» y el líder del Partido Liberal, David Steel, se le unió criticándolos por «correr asustados».[69] [70]

El gobierno laborista enfrentó un nuevo malestar público sobre la dirección del país, y una serie de huelgas intensas durante el invierno de 1978 y 1979 dieron paso al «Invierno del descontento».[71] Los conservadores criticaron el récord de desempleo del gobierno laborista, usando una publicidad con el eslogan Labour Isn't Working (‘El Laborismo no está trabajando’).[72] [73] Se convocaron a elecciones generales luego de que el gobierno de James Callaghan perdiera una moción de no confianza a principios de 1979.[69] Los conservadores obtuvieron el 43,9% de los votos y tuvieron 43 asientos más de lo necesario para formar una mayoría en la Cámara de los Comunes, y Margaret Thatcher se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de primer ministro en la historia del Reino Unido.[74] [75] [76]

Primera ministra (1979–1990)[editar]

Los ministros de Thatcher en una reunión conjunta con el gabinete de Reagan en la Casa Blanca, 1981.

Thatcher ocupó el cargo de primer ministro del Reino Unido el 4 de mayo de 1979. Al llegar al número 10 de Downing Street dijo, en una paráfrasis de la «Oración de san Francisco»:

Donde haya discordia, llevemos la armonía. Donde haya error, llevemos la verdad. Donde haya duda, llevemos la fe. Y donde haya desesperación, llevemos la esperanza.[77]

Asuntos interiores[editar]

Thatcher fue líder de la oposición y primer ministro en una época donde se incrementaron las tensiones raciales en Gran Bretaña.[78] The Economist comentó las elecciones locales de mayo de 1977, haciendo notar que «la marea de conservadores barrió con los partidos más pequeños. Eso incluye específicamente al Frente Nacional, el cual sufrió un claro declive en comparación al año anterior».[79] [80] Su popularidad en las encuestas se elevó en un 11% después de la entrevista que concedió en enero de 1978 a World in Action, en la cual mencionó: «el carácter británico ha hecho mucho por la democracia, por las leyes y ha hecho tanto por todo el mundo que si existe algún temor que pueda inundarnos, la gente va a reaccionar actuando de manera hostil con aquellos que vienen [...] en muchas maneras, [las minorías] añaden más a la riqueza y variedad de este país. En el momento en el que la minoría amenaza en converitrse en un grupo grande, la gente se asusta».[81] [82] Gracias a esto, en las elecciones generales de 1979 los conservadores atrajeron los votos del Frente Nacional, cuyo apoyo casi desapareció.[83] [84] En una junta en julio de 1979 con Peter Carington (ministro de Asuntos Exteriores) y William Whitelaw (ministro del Interior), se quejó del número de inmigrantes asiáticos, limitando a poco menos de 10 000 el número de vietnamitas asentados permitidos en el Reino Unido.[85]

Como primera ministra, Thatcher se reunía semanalmente con la reina Isabel II para discutir asuntos del gobierno, y su relación fue objeto de un análisis exhaustivo.[86] [87] En julio de 1986, el Sunday Times publicó ciertas afirmaciones atribuidas a los consejeros de la Reina acerca de una «ruptura» entre el Palacio de Buckingham y Downing Street «sobre una amplia gama de problemas nacionales e internacionales».[88] [89] El Palacio publicó una negativa oficial, eliminando los rumores sobre una posible crisis constitucional.[89] Después del retiro de Thatcher, una fuente fidedigna del Palacio desestimó como «sin sentido» la «idea estereotipada» de que ella y la Reina no simpatizaban, o que hubieran reñido a causa de las políticas thatcheristas.[90] Thatcher escribió más tarde: «Siempre encontré la actitud de la Reina hacia al trabajo de gobernar absolutamente correcta... las historias de la lucha entre "dos mujeres poderosas" eran demasiado buenas como para ser un invento».[91] Durante su mandato, Thatcher mostró una gran frugalidad en su residencia oficial, al punto de insistir en pagar por su propia tabla de planchar.[92]

Economía e impuestos[editar]

La política económica de Thatcher fue influenciada por los movimientos monetaristas y por economistas como Milton Friedman.[93] Junto con el canciller Geoffrey Howe, disminuyó los impuestos directos sobre la renta e incrementó los impuestos indirectos.[94] También aumentó las tasas de interés para disminuir el crecimiento de la oferta monetaria y así disminuir la inflación,[93] introdujo límites en efectivo de los gastos públicos y redujo los gastos en servicios sociales como la educación y la vivienda.[94] Sus recortes en los presupuestos de la educación superior hicieron que se convirtiera en la única primer ministro graduada de Oxford en la posguerra que no recibiera un doctorado honorario de la Universidad de Oxford, después de una votación de 738 contra 319 votos de la asamblea del gobierno y una petición estudiantil.[95] La fundación de los City Technology Colleges no tuvo mucho éxito, y se tuvo que establecer la Agencia Fundadora de Escuelas para controlar los costos del cierre y apertura de escuelas. Además creó la Social Market Foundation, un think tank de derecha, a menudo descrito con «una extraordinaria gama de poderes dictatoriales».[96]

PIB y gastos públicos
por categoría
% de cambio en términos reales
1979/80 a 1989/90[97] [98]
PIB + 23,3
Gasto total del gobierno + 12,9
Ley y seguridad + 53,3
Empleos y entrenamientos + 33,3
Salud + 31,8
Seguridad social + 31,8
Defensa - 3,3
Transporte - 5,8
Comercio e industria - 38,2
Vivienda - 67,0

Algunos conservadores del grupo de Heath en el gabinete, los llamados «húmedos», expresaron ciertas dudas sobre las políticas de Thatcher.[99] [100] Las protestas de 1981 en Inglaterra resultaron en una discusión entre la prensa británica sobre la necesidad de un giro de 180° en la política. En la conferencia del Partido Conservador de 1980, Thatcher afrontó el problema directamente, con un discurso escrito por el guionista Ronald Millar,[101] el cual incluía la frase: «¡Gira tú si lo deseas. La dama no se va a girar!».[99] Mientras la recesión de principios de la década de 1980 se agravaba, la mandataria incrementó los impuestos,[102] pese a las preocupaciones expresadas en un documento firmado por 364 economistas líderes, impreso a finales de marzo de 1981.[103]

A lo largo de la década de 1980, los ingresos del impuesto del 90% sobre la extracción de petróleo del Mar del Norte fueron usados como una fuente de ingresos a corto plazo para equilibrar el presupuesto y pagar los costos de la reforma.[104] Para 1982, el Reino Unido comenzó a mostrar señales de recuperación económica;[105] la inflación disminuyó a 8,6% desde un pico de 18%,[106] pero por primera vez desde la década de 1930, el desempleo se ubicaba en más de tres millones.[107] Para 1983, el crecimiento económico general se fortaleció y la inflación y las tasas hipotecarias alcanzaron sus valores más bajos desde 1970, aunque la industria cayó en un 30% desde 1978 y el desempleo permaneció en valores altos, alcanzando un pico de 3,3 millones en 1984.[108] [109] [100] [110]

Para 1987, el desempleo fue disminuyendo, la economía se estabilizó y se fortaleció, y la inflación bajó. Las encuestas de opinión mostraban a los conservadores con una amplia ventaja, y los resultados de las elecciones locales también habían sido exitosos para ellos, llevando a Thatcher a convocar a elecciones generales para el 11 de junio de ese año. Las elecciones concluyeron en la reelección de Thatcher por un tercer periodo consecutivo.[111]

Thatcher reformó el sistema de impuestos locales al reemplazar los impuestos domésticos (un impuesto basado en el valor nominal de renta de una propiedad) con el cargo comunitario (o poll tax), en el cual todos los adultos residentes pagaban una misma cantidad.[112] [113] El nuevo impuesto fue introducido en Escocia en 1989 y en Inglaterra y Gales al año siguiente,[114] y pasó a ser una de las políticas más aborrecidas durante todo su mandato.[112] [115] El descontento público culminó en una manifestación de más de 70 000 personas en Londres, el 31 de marzo de 1990; las protestas cerca de Trafalgar Square empeoraron las «protestas del poll tax», con un saldo de 113 personas lesionadas y 340 detenidos.[116] El cargo comunitario fue abolido por su sucesor, John Major.[116]

Relaciones con la industria[editar]

Margaret Thatcher en 1983.

Thatcher estaba decidida a reducir el poder de los sindicatos, ya que acusaba a sus líderes de debilitar la democracia parlamentaria y el desarrollo económico mediante las huelgas y protestas.[117] Varios sindicatos entraron en huelga en respuesta a la nueva legislación creada para disminuir su poder, pero la resistencia eventualmente colapsó.[118] Sólo el 39% de los trabajadores sindicalizados votaron por los laboristas en las elecciones generales de 1983.[119] De acuerdo a la BBC, Thatcher «logró destruir el poder de los sindicatos por casi una generación».[120]

La huelga de los mineros de 1984-1985 fue la confrontación más importante entre un sindicato y el gobierno de Thatcher. En marzo de 1984, el Consejo Nacional del Carbón (NCB) propuso el cierre de 20 de las 174 minas propiedad del estado, con el despido de 20 000 de los 187 000 mineros.[121] [122] [123] Dos tercios de los mineros británicos, liderados por la Unión Nacional de Mineros (NUM) bajo el mando de Arthur Scargill, dejaron sus herramientas en protesta.[121] [124] [125] Thatcher se negó a cumplir las demandas de los sindicatos y comparó las disputas con los mineros con el conflicto de las Malvinas, al declarar en un discurso en 1984: «Tuvimos que luchar con el enemigo en el exterior en las Malvinas. Siempre tenemos que estar alerta del enemigo interno, el cual es más difícil de combatir y más peligroso para la libertad».[126] Después de un año en huelga, en marzo de 1985, el líder del NUM cedió sin lograr ningún acuerdo. El coste para la economía fue estimado en al menos 1.500 millones de libras, y la huelga fue responsable en gran parte de la caída de la libra esterlina frente al dólar estadounidense.[127] En 1985, el gobierno cerró 25 minas de carbón, y para 1992 la cifra ya ascendía a 97;[123] aquellas que permanecieron activas fueron privatizadas en 1994.[128] El cierre eventual de las 150 minas de carbón (pese a que no todas perdían más dinero del que producían) resultó en la pérdida de 10 000 empleos y el efecto económico devastó comunidades enteras.[123] [129] Los mineros habían contribuido a la salida de Heath del poder, por lo que Thatcher estaba dispuesta a triunfar en lo que él falló. Su estrategia de preparar provisiones de combustibles, el nombramiento de Ian MacGregor como líder no sindicalizado de la NCB, y el entrenar y equipar adecuadamente a la policía para reaccionar ante las protestas, finalmente contribuyó a su victoria.[130]

En 1979, el número de paros laborales en todo el Reino Unido ascendió a 4583, cuando se perdieron más de 29 millones de días laborables. En 1984, el año de la huelga de los mineros, hubo 1221 paros, con la pérdida de más de 27 millones de días laborables. Sin embargo, el número de paros descendió constantemente a lo largo del mandato de Thatcher; en 1990, se presentaron 630 paros con la pérdida de menos de 2 millones de días laborables, y continuaron con la tendencia negativa después de que Thatcher abandonara su cargo.[131] El número de trabajadores sindicalizados también disminuyó de 13,5 millones en 1979 a menos de 10 millones para 1990.[132]

Privatización[editar]

Thatcher en una visita a la Universidad de Salford, 1982.

La política de privatización ha sido denominada como «un ingrediente crucial del thatcherismo».[133] Después de las elecciones de 1983, las ventas de las empresas de servicios públicos del Estado se aceleraron;[134] se recaudaron más de 29 mil millones de libras de la venta de las industrias paraestatales, y otros 18 mil millones de libras de la venta de las council houses.[135]

El proceso de privatización, especialmente la preparación de las industrias paraestatales para su venta, se asoció con una mejoría muy marcada en su desempeño, particularmente en términos de productividad laboral.[136] Algunas de las industrias privatizadas, como las del gas, el agua y la electricidad, eran monopolios naturales donde la privatización hizo poco por incrementar la competitividad. Las industrias privatizadas que demostraron un mejoramiento a menudo lo hicieron mientras aún eran propiedad del Estado. Por ejemplo, British Steel obtuvo grandes ganancias económicas mientras todavía era una industria paraestatal bajo el mando de Ian MacGregor, quien fue nombrado por el gobierno para enfrentarse a los sindicatos que se oponían al cierre de varias plantas y la reducción de la fuerza de trabajo a la mitad.[137] Para compensar la pérdida del control directo por parte del gobierno, se expandieron significativamente las normas de regulación, con la fundación de varios cuerpos regulatorios como Ofgem, Oftel y la Autoridad Nacional de Ríos.[138] No hubo un patrón claro para el grado de competitividad, regulación y desempeño entre las empresas privatizadas;[136] en la mayoría de los casos, la privatización benefició a los consumidores en términos de precios más bajos y una mayor eficiencia, pero los resultados en general fueron «mixtos».[139]

Thatcher siempre rechazó la privatización del ferrocarril, y se divulgó que le dijo al ministro de Transporte Nicholas Ridley: «la privatización del ferrocarril será el Waterloo de este gobierno. Por favor, nunca vuelvas a mencionarme el ferrocarril». Poco después de finalizar su mandato, aceptó las pautas para la privatización de British Rail, implementada por John Major en 1994.[140] Más tarde, The Economist consideraría este movimiento como «un desastre».[139] La privatización de las empresas públicas se combinó con la desregulación financiera en un intento por mantener el crecimiento económico.[141] En 1979, Geoffrey Howe, en ese entonces Ministro de Hacienda, abolió los controles de cambio británicos, permitiendo que más capital fuese invertido en los mercados extranjeros, y el Big Bang de 1986 removió muchas de las restricciones de la Bolsa de Londres.[141] El gobierno de Thatcher alentó el crecimiento de los sectores financieros y de servicios para compensar la débil industria manufacturera británica.[141]

Irlanda del Norte[editar]

Margaret Thatcher en 1984.

En 1980 y 1981, los prisioneros del Ejército Republicano Irlandés Provisional (IRA) y del Ejército Irlandés de Liberación Nacional (INLA) en la prisión norirlandesa de Maze, llevaron a cabo varias huelgas de hambre en un esfuerzo por recobrar el estatus de prisioneros políticos que les había sido eliminado por el gobierno laborista en 1976.[142] [143] Bobby Sands inició la huelga de 1981 aclarando que ayunaría hasta la muerte de ser necesario a menos que sus compañeros obtuvieran ciertas concesiones que mejoraran sus condiciones de vida.[142] A diferencia de la primera huelga, que duró 53 días, los prisioneros se iban incorporando a la huelga de forma paulatina según intervalos establecidos, con el propósito de atraer la máxima atención pública con ayuda del movimiento republicano y ejercer así una mayor presión sobre la primera ministra.[144] Thatcher se negó a devolver el estatus de prisioneros políticos a los presos, declarando que el «crimen es el crimen y nada más que el crimen; no hay nada de político»;[142] sin embargo, el gobierno británico contactó en privado a los líderes del movimiento en busca de un acuerdo para poner fin a las huelgas de hambre.[145] Tras la muerte de Sands y nueve de sus compañeros, se restauraron algunos derechos a los prisioneros paramilitares, pero no se les dio el reconocimiento oficial de prisioneros políticos;[143] [146] en octubre de 1981, tres días después de finalizada la huelga, el ministro para Irlanda del Norte, James Prior, anunció concesiones parciales a los presos, incluyendo el derecho a vestir sus propias ropas en todas las ocasiones.[147] La única de las «cinco demandas» que fue denegada fue la de no realizar trabajo en prisión. La violencia en Irlanda del Norte se elevó significativamente durante las huelgas de hambre; en 1982 el político del Sinn Féin, Danny Morrison, describió a Thatcher como «la bastarda más grande que hemos conocido».[148]

En la madrugada del 12 de octubre de 1984,[149] Thatcher apenas escapó ilesa de un intento de asesinato por parte de la IRA en el Hotel Brighton.[150] Cinco personas murieron, incluyendo a Roberta Wakeham, la esposa del Chief Whip de la Cámara de los Comunes y secretario del Tesoro de SM, John Wakeham.[149] Thatcher se hospedó en el hotel para acudir a la conferencia del Partido Conservador, la cual fue inaugurada como se había planeado al día siguiente del ataque.[150] Aquí pronunció su discurso como lo tenía previsto,[151] un acto que fue ampliamente apoyado en el espectro político y que aumentó su popularidad entre el público.[152]

El 6 de noviembre de 1981, Thatcher y el taoiseach irlandés Garret FitzGerald crearon un foro para la reunión de los dos gobiernos, el Consejo Intergubernamental Anglo-Irlandés.[143] El 15 de noviembre de 1985, ambos mandatarios firmaron el Acuerdo Anglo-Irlandés de Hillsborough, la primera vez que un gobierno británico le concedió a la República de Irlanda un papel como consejero en el gobierno de Irlanda del Norte. En protesta, el movimiento Ulster Says No convocó a más de 100 000 personas a un encuentro en Belfast,[153] Ian Gow renunció como ministro de Estado en la HM Treasury y todos los ministrios unionistas renunciaron a sus asientos en el parlamento;[154] [155] [156] sólo uno de ellos no regresó en las siguientes elecciones del 23 de enero de 1986.[156]

Asuntos exteriores[editar]

Los matrimonios Thatcher y Reagan en el pórtico norte de la Casa Blanca antes de la cena de Estado, 16 de noviembre de 1988.
Los matrimonios Bush y Thatcher en Chequers.

Thatcher subió al poder en el último período de la Guerra Fría y con el tiempo se mostró a favor de las políticas del presidente estadounidense Ronald Reagan, basadas en su compartida aversión por el comunismo;[118] [157] no obstante, ella se opuso firmemente a la invasión de Granada por parte del ejército estadounidense, ocurrida en octubre de 1983.[158] Durante su primer año como primera ministra, apoyó la decisión de la OTAN de desplegar varios cruceros y misiles balísticos nucleares en Europa Occidental,[118] además de permitir a los Estados Unidos estacionar más de 160 misiles de crucero en la RAF Greenham Common, comenzando el 14 de noviembre de 1983 y dando lugar a protestas masivas de la Campaña para el Desarme Nuclear.[118] Además, adquirió un sistema de misiles trident para submarinos elaborado por Estados Unidos para remplazar el sistema Polaris, triplicando las fuerzas nucleares británicas[159] a un costo final de más de £12 mil millones (en precios de 1996).[160] En enero de 1986, la preferencia de Thatcher por los acuerdos de defensa con los Estados Unidos se demostró en el caso Westland, cuando ella y sus colegas alentaron al fabricante de helicópteros de batalla Westland a rechazar una oferta de compra por parte de la firma italiana Agusta, para seguir la opción preferida por el director y crear una alianza con Sikorsky Aircraft Corporation. El ministro de Defensa, Michael Heseltine, quien apoyaba el trato con Agusta, renunció a manera de protesta.[161]

A pesar de posicionarse en contra del apartheid, Thatcher se opuso a las sanciones impuestas a Sudáfrica por la Mancomunidad de Naciones y la Comunidad Europea,[162] y las calificó de "inmorales" porque dejarían a miles de empleados negros sin trabajo.[163] [164] Intentó mantener un comercio constante con el país africano mientras persuadía a su gobierno de abandonar el apartheid. Esto incluía «actuar como si fuera una buena amiga del presidente P. W. Botha», e invitarlo a visitar el Reino Unido en junio de 1984, pese a las «inevitables demostraciones» de rechazo en contra de su régimen.[165] Por otro lado, Thatcher no era partidaria del Congreso Nacional Africano (CNA), y Geoffrey Howe recuerda que en octubre de 1987 lo calificó como «una típica organización terrorista».[166] [167] El gobierno de Thatcher apoyó a los Jemeres Rojos para mantener su asiento en las Naciones Unidas luego de que fueran derrocados del poder en Camboya como consecuencia de la Guerra Camboya-Vietnam. Aunque lo negó en esa época, también envió al Servicio Aéreo Especial a entrenar a los Jemeres Rojos para que lucharan en contra del gobierno de la República Popular de Kampuchea, que era apoyado por los vietnamitas.[168] [169] [170]

La antipatía de Thatcher hacia la integración europea se volvió más pronunciada durante su mandato, particularmente después de su tercera victoria electoral en 1987. Durante un discurso que pronunció en 1988 en Brujas, subrayó su oposición a las propuestas de la Comunidad Europea (CE) (antecedente de la Unión Europea) de crear una estructura federal y un incremento de la centralización en la toma de decisiones.[171] Thatcher y su partido apoyaron la entrada del Reino Unido a la CE en un referendo en 1975,[172] pero creía que el papel de la organización debería limitarse a asegurar el libre comercio y la competitividad efectiva, y temía que el enfoque de la CE fuera en contra de sus planes de disminuir el poder del gobierno y la desregulación.[173] En 1988 remarcó, «no hemos retrocedido exitosamente las fronteras del poder del Estado en Gran Bretaña, sólo para volverlas a ver impuestas a un nivel europeo, con un super-Estado europeo ejerciendo un nuevo dominio desde Bruselas».[173] Thatcher se oponía firmemente a la membresía del Reino Unido al Mecanismo de tipos de cambio, un precursor de la unión monetaria europea, con la creencia de que constreñiría la economía británica,[174] pese a la presión hecha por el canciller Nigel Lawson y el ministro de Asuntos Exteriores Geoffrey Howe;[175] en octubre de 1990 fue persuadida por John Major para unirse al mecanismo, lo que resultó tener un costo bastante alto.[176]

Thatcher riendo con el líder soviético Mijaíl Gorbachov y su esposa Raísa, en la embajada soviética, el 1 de abril de 1989.

En abril de 1986, Thatcher permitió el uso de las bases de la Royal Air Force a los F-111 estadounidenses para el bombardeo de Libia, luego de la explosión en una discoteca en Berlín,[177] citando el derecho a la autodefensa según el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.[178] [nota 5] [179] Las encuestas sugirieron que menos de uno de cada tres británicos aprobaba la decisión de Thatcher.[180] En agosto de 1990, mientras se encontraba en una visita oficial a los Estados Unidos, el líder irakí Saddam Hussein invadió a Kuwait.[181] Durante sus pláticas con el presidente George H. W. Bush, quien había sucedido a Reagan en 1989, recomendó una intervención,[181] y presionó a Bush a que desplegara sus tropas en el Medio Oriente para expulsar al ejército irakí fuera de Kuwait.[182] Bush estaba un poco aprensivo con respecto al plan, lo que provocó que Thatcher le remarcara durante una conversación telefónica que «¡este no era el momento de flaquear!».[183] Poco antes del inicio de la Guerra del Golfo, el gobierno británico contribuyó con algunos efectivos militares a la coalición internacional, pero Thatcher renunció antes de que las hostilidades comenzaran el 17 de enero de 1991.

Thatcher fue uno de los primeros líderes de Occidente en recibir positivamente al líder soviético Mijaíl Gorbachov. Después de las reuniones entre Reagan y Gorbachov, y luego de la aplicación de las reformas de este último en la URSS, Thatcher declaró en noviembre de 1988 que «ahora ya no estamos en una Guerra Fría», sino más bien en una «nueva relación mucho más amplia de lo que la Guerra Fría fue».[184] Anteriormente en 1984, había viajado en una visita de Estado a la Unión Soviética, donde se reunió con Gorbachov y Nikolái Ryzhkov, el presidente del Consejo de Ministros.[185] Thatcher se opuso inicialmente a la reunificación alemana, y le mencionó a Gorbachov que «llevaría a un cambio en las fronteras de la posguerra, y no lo podemos permitir porque tal desarrollo podría quebrantar la estabilidad internacional por completo y podría poner en riesgo nuestra seguridad». También expresó su preocupación de que una Alemania unida se alineara más con la Unión Soviética y se alejara de la OTAN.[186] Por el contrario, siempre estuvo a favor de la independencia de Croacia y Eslovenia.[187] En una entrevista hecha a la televisión croata en 1991, Thatcher habló sobre las Guerras Yugoslavas; criticó a los gobiernos de Occidente por no reconocer la separación de las repúblicas de Croacia y Eslovenia como estados independientes, y por suplirlas con armas luego del ataque del Ejército Popular Yugoslavo.[188]

Guerra de las Malvinas[editar]

Thatcher junto a Ronald Reagan, febrero de 1981.

El 2 de abril de 1982, la junta militar que gobernaba en Argentina ordenó la ocupación de los territorios en disputa administrados por el Reino Unido de las Islas Malvinas y ocupó Puerto Stanley, además de las Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, comenzando así la Guerra de las Malvinas.[189] El hecho fue planeado desde 1978 por el presidente Leopoldo Galtieri y fue bien recibido por el pueblo argentino; consecutivamente, Thatcher afirmó que recuperaría las islas.[190] Estados Unidos intentó llevar a cabo una mediación en términos que concedían alguna satisfacción a las demandas de soberanía de Argentina, para la cual Reagan decidió enviar como mediador al general Alexander Haig.[190] La propuesta estadounidense fue rechazada por el gobierno argentino y horas antes de la invasión, Reagan se había comunicado con Thatcher, a quien le informó sobre una reciente conversación telefónica con Galtieri y le confesó: «no seremos neutrales si Argentina usa la fuerza militar».[191] La crisis subsecuente fue «un momento decisivo en el gobierno [de Thatcher]».[192] A sugerencia de Harold Macmillan y Robert Armstrong,[192] la primera ministra creó y presidió un pequeño gabinete de guerra (formalmente llamado ODSA, Overseas and Defence committee, South Atlantic) para vigilar el desarrollo del conflicto;[193] para el 6 de abril el gabinete había autorizado y desplegado una fuerza de ataque naval para defender las islas.[194] Mientras que todos los países de la OTAN y Chile alentaron a Reino Unido, el gobierno argentino recibió el apoyo de algunos países latinoamericanos, incluyendo a Cuba.[190] Si bien los habitantes de las Islas Malvinas se posicionaron a favor de mantener la soberanía británica,[191] Argentina contaba con varios argumentos jurídicos, geográficos e históricos para recuperar las islas. El 21 de mayo, los británicos desembarcaron en la bahía de San Carlos y, una semana después, comenzó la ofensiva sobre Puerto Stanley.[190]

Finalmente, Argentina se rindió el 14 de junio y en el Reino Unido la operación fue aclamada como un éxito, a pesar de la muerte de 255 efectivos británicos y tres malvinenses durante los 74 días de duración del enfrentamiento. Las bajas argentinas ascendieron a 649,[190] la mitad de ellas sucedieron el 2 de mayo de 1982, luego de que el submarino nuclear HMS Conqueror (S48) hundiera el crucero ARA General Belgrano.[195] Thatcher fue criticada por su negligencia a brindar una defensa a las Islas Malvinas, lo que desencadenó la guerra, y fue acusada por Tam Dalyell por su decisión de hundir al General Belgrano, por lo que algunos la etiquetaron como «criminal de guerra».[196] Sin embargo, Thatcher fue considerada por los británicos una líder de guerra altamente capaz y comprometida.[197] El «factor Malvinas», la recuperación económica de inicios de 1982 y una oposición laborista amargamente dividida contribuyeron a su segunda victoria electoral en las elecciones generales de 1983.[7] Luego de la guerra, Thatcher a menudo hacía mención del llamado «Espíritu de las Malvinas»; Hastings y Jenkins (1983) sugieren que este hecho reflejó su preferencia por la toma de decisiones ágil hecha por su gabinete de guerra, en vez de los acuerdos minuciosos hechos por el gabinete del gobierno en tiempo de paz.[198]

Desafíos a su liderazgo y renuncia[editar]

En las elecciones internas de 1989, el liderazgo del Partido Conservador de Thatcher fue desafiado por un político poco conocido, Sir Anthony Meyer.[199] De los 374 miembros del parlamento elegibles para votar, 314 votaron por Thatcher y 33 por Meyer.[199] Sus seguidores dentro del partido vieron el resultado como un éxito, eliminando los rumores de que existía cierto descontento entre los conservadores.[199]

Thatcher en 1990.

Las encuestas de opinión de septiembre de 1990 reportaron que los laboristas habían establecido un liderazgo que sobrepasaba a los conservadores en un 14%,[200] y para noviembre los laboristas habían conservado la delantera por 18 meses.[201] Estos datos, junto con la personalidad combativa de Thatcher y su capacidad para ignorar las opiniones de sus colegas, contribuyeron a crear un descontento dentro del Partido Conservador.[202]

El 1 de noviembre de 1990, Geoffrey Howe, el último miembro activo de su gabinete original, renunció a su puesto como viceprimer ministro, luego de que Thatcher se negara a aprobar un programa para la adopción de una moneda europea única.[200] [203] En su discurso de renuncia pronunciado el 13 de noviembre, Howe comentó sobre la postura de Thatcher con la CE: «es algo así como enviar a tu bateador inicial al campo sólo para que, al momento en el que se lance la primera bola, encuentren que sus bates fueron destrozados antes del juego por el capitán del equipo».[204] Su renuncia fue fatal para el mandato de Thatcher.[205]

Al día siguiente, Michael Heseltine desafió su puesto como líder del Partido Conservador.[206] Las encuestas de opinión habían indicado que él le daría a los conservadores la delantera frente a los laboristas.[207] Aunque Thatcher ganó la primera vuelta, Heseltine obtuvo el apoyo suficiente (152 votos) para forzar una segunda vuelta.[208] Inicialmente, Thatcher afirmó que sus intenciones eran «pelear y luchar para ganar» las elecciones, pero tras consultar a su gabinete, la persuadieron de retirarse.[202] [208] [209] Después de reunirse con la Reina, llamar a otros líderes mundiales y pronunciar su discurso final en la Cámara de los Comunes, abandonó Downing Street entre lágrimas. Posteriormente, calificó su expulsión como una traición.[210]

«Estoy muy feliz de haber dejado al Reino Unido en un mucho mejor estado del que estaba cuando llegamos al poder hace once años y medio».
—Margaret Thatcher, al salir del número 10 de Dowming Street, 1990[211]

Thatcher fue reemplazada como primer ministro y como líder del partido por su canciller John Major, quien dirigió un repunte en el apoyo hacia los conservadores en los 17 meses antes de las elecciones generales de 1992, llevando al partido a su cuarta victoria consecutiva el 9 de abril de ese año.[212] Thatcher respaldó a Major cuando se enfrentó a Heseltine por el liderazgo del partido, pero su apoyo disminuyó con el paso de los años.[213]

Vida posterior[editar]

Thatcher regresó como una diputada sin cartera (miembro de la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña que no está al frente del partido) por Finchley dos años después de haber abandonado la jefatura del gobierno.[214] Se retiró de la Cámara en las elecciones de 1992, a los 66 años, argumentando que su salida le daría una mayor libertad para decir lo que pensaba.[215] Su amigo Lord Michael Spicer comentó en su libro The Spicer Diaries que durante un encuentro en abril de 1995 en Chelsea, Thatcher reconoció que si pudiera volver atrás, no elegiría dedicarse a la política y también admitió en febrero de 1991, en la Cámara de los Comunes, que «odiaba ahora venir a este lugar» debido a la desilusión que le había ocasionado abandonar su cargo de primera ministra en 1990.[216]

Tras la Cámara de los Comunes[editar]

Después de abandonar la Cámara de los Comunes, Thatcher se convirtió en el primer exprimer ministro en crear una fundación, la cual cerró en 2005 debido a dificultades financieras.[217] Escribió dos volúmenes de memorias, The Downing Street Years (1993) y The Path to Power (1995). En julio de 1992, Thatcher fue contratada por la empresa de tabaco Philip Morris como «asesora geopolítica» por 250 000 USD anuales y otra aportación anual del mismo valor para su fundación.[218] También obtuvo 50 000 USD por cada discurso que pronunció.[219]

En agosto de 1992, Thatcher pidió a la OTAN que detuviera el asalto serbio en Goražde y Sarajevo para finalizar la limpieza étnica durante la Guerra de Bosnia. Comparó la situación de ahí con los «peores excesos de los nazis», y advirtió que podría haber un «holocausto».[220] Thatcher efectuó una serie de discursos en la Cámara de los Lores criticando el Tratado de Maastricht,[215] al que definió como «demasiado lejano» y afirmó que «nunca podría haberlo firmado».[221] También citó a A. V. Dicey al afirmar que como los tres principales partidos políticos estaban a favor de revisar el tratado, el pueblo a su vez debería dar su opinión.[222]

Margaret Thatcher en 2001.

Thatcher fue rectora honoraria de la Universidad de William y Mary en Virginia (1993-2000)[223] y también de la Universidad de Buckingham (1992-1999), la primera universidad privada del Reino Unido, que se había inaugurado en 1975.[224] Después de la elección de Tony Blair como líder del Partido Laborista en 1994, Thatcher alabó a Blair en una entrevista diciendo que era «probablemente el líder laborista más formidable desde Hugh Gaitskell. Veo un montón de socialismo detrás de su primera fila, pero no en el señor Blair. Creo que realmente se ha movido».[225]

En 1998, Thatcher pidió la liberación del ex dictador chileno Augusto Pinochet cuando España lo ordenó arrestar y trató de juzgarlo por violaciones a los derechos humanos, citando la ayuda que ofreció a Gran Bretaña durante la Guerra de Malvinas. En 1999, Thatcher incluso lo visitó mientras se hallaba bajo arresto domiciliario cerca de Londres.[226] Pinochet fue liberado en marzo de 2000 por razones médicas por el ministro del Interior, Jack Straw, sin haber enfrentado un juicio.[227] En las elecciones generales de 2001, Thatcher apoyó la campaña de los conservadores, pero no avaló a Iain Duncan Smith como lo había hecho con John Major y William Hague. En la elección por un líder conservador, poco después, apoyó a Smith por sobre Kenneth Clarke.[228]

En marzo de 2002, fue publicado el libro de Thatcher, Statecraft: Strategies for a Changing World, dedicado a Ronald Reagan, en el cual, declaró que no habría paz en Medio Oriente hasta que Saddam Hussein fuera derrocado, que Israel debería negociar tierras por la paz, y que la Unión Europea (UE) era «fundamentalmente irreformable», «un proyecto utópico clásico, un monumento a la vanidad de los intelectuales, un programa cuyo destino inevitable es el fracaso». Argumentó que el Reino Unido debería negociar los términos de la membresía o bien, salir de la UE y unirse al Tratado de Libre Comercio de América del Norte. El libro fue publicado el 18 de marzo en The Times; el 23 de marzo, a causa de varios accidentes cerebrovasculares pequeños, Thatcher anunció que cancelaría todos sus discursos previstos y no aceptaría dar ninguno más a partir de entonces.[229]

Desde 2003[editar]

Margaret Thatcher en octubre de 2007.

Sir Denis Thatcher murió el 26 de junio de 2003 y fue cremado el 3 de julio.[230] Margaret Thatcher le rindió homenaje en The Downing Street Years, relatando que «ser ministro es un trabajo solitario. En cierto sentido, esto debe ser así. Pero con Denis ahí nunca estuve sola. Qué hombre. Qué marido. Qué amigo».[231] Un año después, murió su hermana Muriel[232] y el 11 de junio de 2004, asistió al funeral de Estado de Ronald Reagan,[233] en el cual Thatcher pronunció unas palabras elogiosas a través de un video. En vista de su frágil salud, el mensaje había sido preparado varios meses antes.[234] Thatcher voló a California con el entorno de Reagan y asistió a la ceremonia conmemorativa y al entierro del presidente en la Biblioteca Ronald Reagan.[235]

Thatcher celebró su octogésimo cumpleaños en el Hotel Mandarin Oriental en Hyde Park, Londres, el 13 de octubre de 2005; entre los invitados se hallaron la reina Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, la princesa Alejandra y Tony Blair.[236] Geoffrey Howe, por entonces Lord Howe de Aberavon, también estuvo presente y dijo sobre la exlíder: «su verdadero triunfo fue haber transformado no sólo un partido, sino dos, de modo que cuando los laboristas finalmente regresaron, la mayor parte del thatcherismo fue aceptado como inalterable».[237]

Thatcher en el servicio memorial en Washington del quinto aniversario del atentado del 11-S, junto a Dick Cheney y su esposa.

En 2006, Thatcher asistió a un servicio conmemorativo oficial en Washington, D. C. para recordar el quinto aniversario del atentado del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Fue invitada por el vicepresidente Dick Cheney y se reunió con la ministra de asuntos exteriores Condoleezza Rice durante su visita.[238]

En febrero de 2007, Thatcher se convirtió en el primer primer ministro vivo en ser honrado con una estatua en las Casas del Parlamento. La estatua de bronce está justo enfrente de la de su héroe político, Sir Winston Churchill,[239] y fue presentada el 21 de febrero de 2007 con la presencia de la propia Thatcher, quien pronunció un discurso poco frecuente y breve en el vestíbulo de los miembros de la Cámara de los Comunes, diciendo: «yo hubiera preferido que sea de hierro, pero el bronce hará... que no se oxide».[239] La estatua la muestra de frente a la Cámara de los Comunes, con su brazo derecho extendido.[240] Thatcher regresó al número 10 de Downing Street a finales de noviembre de 2009 para la presentación de un retrato oficial del artista Richard Stone,[241] un honor poco común para un exprimer ministro con vida.[242] Stone había pintado previamente retratos a la Reina y a la Reina Madre.[241]

Thatcher era una defensora pública de la Declaración de Praga sobre Conciencia Europea y Comunismo y el consiguiente resultado del Proceso de Praga; incluso, envió una carta pública de apoyo a la conferencia anterior.[243] El 29 de abril de 2011, fue invitada a la boda real del príncipe Guillermo y Catherine Middleton, pero no asistió, como tampoco a la ceremonia para la inauguración de una estatua de tres metros del expresidente estadounidense Ronald Reagan frente a la embajada norteamericana en Grosvenor Square, al parecer debido a su frágil salud.[244] [245] En junio, fue condecorada por el expresidente español José María Aznar con el II premio FAES a la Libertad en su residencia privada de Londres.[246] El 31 de julio, se anunció que la oficina de la Baronesa en la Cámara de los Lores había sido cerrada,[247] mes en el que Thatcher fue nombrada la primera ministra británica más competente de los últimos 30 años en una encuesta de Ipsos MORI.[248] En sus últimos años, Thatcher ya no hacía apariciones públicas, debido a sus dificultades para comunicarse y movilizarse.[249]

Enfermedad y fallecimiento[editar]

La salud de Thatcher declinó notablemente durante la década de 2000. Sufrió varios accidentes cerebrovasculares pequeños en 2002 y sus médicos le aconsejaron no volver a ofrecer discursos públicos.[250] Después de desmayarse durante una cena en la Cámara de los Lores, fue ingresada en el Hospital Saint Thomas en el centro de Londres el 7 de mayo de 2008 para efectuársele pruebas.[251] En junio de 2009, se resbaló en su casa y se fracturó un brazo, por lo que debió ser intervenida quirúrgicamente y permanecer en observación.[252] El 19 de octubre de 2010, fue internada de nuevo a causa de una gripe, motivo por el cual no pudo asistir a la celebración de su 85º cumpleaños que el gobierno británico le había organizado.[253] [254] Según un libro publicado por su hija Carol en 2008, A Swim-On Part In The Goldfish Bowl, Thatcher padeció demencia senil aproximadamente desde el 2000.[255] Según relató, confundía la Guerra de Malvinas con la de Bosnia, debía recordarle constantemente que su esposo Denis había muerto hacía varios años[249] y no era capaz de hablar durante más de diez minutos porque se perdía y olvidaba las frases.

Carruaje con los restos de Thatcher durante su funeral.

El 21 de diciembre de 2012, fue sometida a una operación para extirparle un tumor en la vejiga en un hospital londinense y debió permanecer internada durante la temporada navideña de ese año.[256]

Thatcher falleció el 8 de abril de 2013 a los 87 años en el Hotel Ritz en Londres después de sufrir un accidente cerebrovascular.[257] [258] [259] El portavoz de Thatcher, Lord Bell, confirmó su muerte a las 12.52 GMT en una nota de prensa.[260] Un portavoz del Palacio de Buckingham manifestó: «La Reina se hallaba triste luego de escuchar la noticia de la muerte de la Baronesa Thatcher. Su Majestad enviará un mensaje privado de condolencias a la familia». El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, dijo que «fue con gran tristeza que me enteré de la muerte de lady Thatcher. Hemos perdido a una gran líder, una gran primer ministro y una gran británica». El actual líder laborista, Ed Miliband, manifestó: «El Partido Laborista no estuvo de acuerdo con mucho de lo que hizo y siempre seguirá siendo una figura polémica. Pero podemos estar en desacuerdo y respetar mucho también sus logros políticos y su fuerza personal».[260] Su muerte repercutió en todo el mundo y fue portada de la gran mayoría de los periódicos, a tal punto que personalidades y figuras políticas y religiosas, incluyendo el papa Francisco I y el presidente Barack Obama, manifestaron públicamente sus condolencias.[261] [262] De acuerdo con los deseos de Thatcher, no recibió un funeral de Estado, sino que fue honrada con un servicio religioso en la Catedral de San Pablo de Londres el 17 de abril, donde se le concedieron honores militares.[260] Sus restos fueron incinerados y depositados en el Royal Hospital Chelsea junto a los de su marido.[263]

Imagen pública[editar]

Margaret Thatcher fue señalada como una mujer de personalidad fuerte, hecho que fue señalado en archivos secretos tras su llegada al poder revelados en 2010 por los Archivos Nacionales del Reino Unido. Su carácter firme y determinación (que le valieron el apodo de «La Dama de Hierro») quedaron demostrados, por ejemplo, en cumbres internacionales o en enfrentamientos y oposiciones con otros políticos de relevancia.[264]

Margaret Thatcher y el primer ministro de Países Bajos, Ruud Lubbers, durante una conferencia de prensa en 1983.

Su fuerte carácter también quedó establecido en sus anotaciones al margen en sus papeles de trabajo. Sobre su primera propuesta de recortes presupuestarios que le hizo llegar el canciller del Exchequer, anotó: «No es lo bastante duro».[264] Incluso, quedó demostrado en diversas situaciones vinculadas con Irlanda del Norte. Las notas de una conversación que mantuvo el 23 de agosto de 1979 con el ministro Humphrey Atkins, reflejaron su indignación por la política neutral adoptada por Estados Unidos en el conflicto del Ulster.[264] Un documento relató una charla en la Casa Blanca entre el presidente estadounidense Jimmy Carter y Thatcher en diciembre de 1979 en la que Carter intentaba convencerle para que vendiera armas al RUC. Según las notas oficiales: «ella misma manejó las dos pistolas que habitualmente utilizaba el RUC y no tenía ninguna duda de que la americana Ruger era mucho mejor».[264] Otra carta de julio de 1978 reveló el cinismo de Thatcher cuando aún era líder de la oposición debido a su negativa de publicar una historia de la inteligencia militar durante la Segunda Guerra Mundial que reconocía la existencia del MI5 y el MI6, los servicios secretos británicos.[264]

Meryl Streep, protagonista de La dama de hierro (2011), comentó en una entrevista sobre Thatcher:

Ella no podía permitirse ni la risa ni las lágrimas porque sabía que eso sería percibido como una señal de debilidad. También manipuló su voz, su acento, su tono, para convertirse en líder. La falta de sentimientos que siempre se le ha achacado ya la mostraba cuando era una joven política. Era muy importante reflejar bien las manifestaciones de aquella personalidad porque tienen mucho que ver con la percepción que se tiene de ella: su grandiosidad, su presencia, la majestuosidad que imprimía a sus opiniones. Hasta ahora pervivían de ella dos imágenes totalmente enfrentadas y exageradas: la del ícono y la del monstruo.[265]

También se caracterizó, principalmente durante su mandato, por su pensamiento político basado en el patriotismo y el nacionalismo, y su aberración por los sindicatos.[264] En 1959, año en que Thatcher ingresó al Parlamento británico, 25 mujeres (un 3,9%) fueron elegidas diputadas en una Cámara de 630 miembros. Actualmente, hay 142 diputadas (un 21,8%).[266] Para 1978, su popularidad en las encuestas se elevó un 11%,[81] mientras que en diciembre de 1980, el índice de aprobación de Thatcher cayó al 23%, el más bajo registrado para cualquier primer ministro.[267] Si bien su popularidad declinó notablemente durante el período de recesión económica de principios de los años de 1980, aumentó considerablemente luego de la victoria en la Guerra de las Malvinas.[6] Thatcher es, hasta la actualidad, la única mujer que ha alcanzado el cargo de primera ministra en Reino Unido, como así también una de las pocas mujeres en liderar un partido político británico de relevancia.[74] [4]

Los rumores acerca de su tendencia al racismo fueron incrementándose a lo largo de su mandato y posteriormente a este. A pesar de que aceptó el ingreso de 10 000 vietnamitas que huían del régimen comunista al Reino Unido, Thatcher supuso que habría disturbios callejeros si recibían viviendas de protección oficial en detrimento de la población blanca y admitió que pondría «muchas menos objeciones si se tratara de refugiados de Rodesia, polacos o húngaros porque sería mucho más fácil asimilarlos en la sociedad británica».[264]

Por otra parte, los críticos han lamentado la influencia de Thatcher en el abandono de ideas como el pleno empleo, la reducción de la pobreza y el consenso civil como base de los objetivos políticos. También fue criticada por ser divisiva[268] y por promover la codicia y el egoísmo.[269] En abril de 2009, antes del 30° aniversario de su elección como primera ministra, Thatcher habló sobre Escocia, e insistió en que se hallaba en lo cierto y no se arrepentía de aplicar el cargo comunitario y retirar los subsidios a «las industrias anticuadas, cuyos mercados se encuentran en un declive terminal», subsidios que crearon «la cultura de dependencia que ha hecho tanto daño a Gran Bretaña».[270] Según Daily Record: «Antes de Thatcher, Escocia hacía acero, barcos, autos y producía carbón [...] [Para cuando Thatcher terminó su gobierno] todas esas industrias quedaron devastadas y decenas de miles de hombres y sus familias [...] vivían sin trabajo y esperanza».[271] [272] La economista política Susan Strange definió al nuevo modelo de crecimiento financiero como «capitalismo de casino», reflejando su perspectiva de que la especulación y el comercio de acciones se habían vuelto más importantes para la economía que la misma industria.[273]

Durante su mandato, Thatcher obtuvo un índice de aprobación de 40%, el segundo más bajo para un primer ministro de la posguerra. Las encuestas consistentemente mostraban que era más impopular que su partido.[201] Al haberse definido como una política de convicción, Thatcher siempre insistió que no le importaban las encuestas, apuntando a su récord de elecciones invictas.[274] Sin embargo, en julio de 2011 Thatcher fue nombrada la primera ministra británica más competente de los últimos 30 años en una encuesta de Ipsos MORI.[275] También, fue considerada una de las figuras políticas más importantes como así también una de las 25 mujeres más poderosas del siglo XX por la revista Time.[276] [277] [278]

Legado[editar]

Thatcher definió su propia filosofía política en una ruptura controvertida con los conservadores de One Nation, tal como hizo su predecesor Edward Heath,[279] en una declaración hecha a Douglas Keay y publicada en la revista Woman's Own en septiembre de 1987:

Creo que hemos entrado a un periodo donde muchos niños y gente han crecido con la idea de «¡Tengo un problema, es el trabajo del gobierno lidiar con ello!» o «¡Tengo un problema, iré y conseguiré una concesión para lidiar con ello!», «¡No tengo casa, el gobierno debe darme una!» y así le están arrojando a la sociedad sus problemas, pero ¿quién es la sociedad? ¡no existe tal cosa!. Hay hombres y mujeres independientes y hay familias y ningún gobierno puede hacer algo, excepto a través de la gente, y la gente primero tiene que luchar por sí misma. Es nuestro deber cuidar de nosotros y luego ayudar a nuestros vecinos y la vida es un negocio recíproco, donde la gente tiene sus derechos en mente, pero no sus obligaciones.[280]

Para sus simpatizantes, Margaret Thatcher permanece como una figura que revitalizó la economía británica, reprimió a los sindicatos y reestableció a la nación como una potencia mundial.[269] Incrementó del 7% al 25% el número de propietarios de acciones, y más de un millón de familias adquirieron una de las viviendas del gobierno, incrementando el número de propietarios de 55% a 67%.[281]

Sin embargo, el mandato de Thatcher también estuvo marcado por los altos niveles de desempleo y la agitación social;[269] muchas de las áreas afectadas por la escasa oferta de trabajo, resultante de sus políticas económicas monetaristas, aún no se han recuperado completamente y están plagadas de problemas sociales como la drogadicción y la separación familiar.[282]

Recientemente, muchos biógrafos han sido críticos con varios aspectos de la vida en los años de Thatcher. Por ejemplo, el periodista Michael White, en su libro New Statesman (2009), dudó del hecho de que sus reformas hayan traído algún beneficio neto al pueblo británico.[283] Pese a ser la primera mujer elegida como primera ministra del Reino Unido, Eric Evans dijo en su libro Thatcher and Thatcherism que hizo «poco para ayudar la causa política de las mujeres»,[284] ya sea en su partido o en el gobierno, y algunas feministas británicas la han clasificado como «una enemiga».[285] Su postura sobre la inmigración fue percibida como parte de la creciente esfera pública racista, la cual el profesor Martin Barker ha calificado como «nuevo racismo».[286]

Influenciado por los principios de Keith Joseph,[287] el término «thatcherismo» surgió para referirse a sus políticas así como a los aspectos de su ética y de su estilo personal, incluyendo el absolutismo moral, el nacionalismo, el interés individual y un enfoque inflexible para alcanzar sus objetivos políticos.[nota 6] El apodo «La Dama de Hierro», originalmente creado por la prensa soviética, se asoció con sus políticas inflexibles y su forma de gobernar.[288] [289] [290]

En 2011, el líder laborista Ed Miliband elogió las políticas claves de Thatcher, afirmando que: «algunas cosas que pasaron en la década de 1980 estuvieron bien. Estuvo bien dejar a la gente comprar su propia casa. Estuvo bien recortar los impuestos en un 60%, 70% y 80%. Y estuvo bien cambiar las reglas en las tiendas cerradas, en las huelgas antes de las elecciones. Esos cambios estuvieron bien, y nosotros estuvimos mal en oponernos a ellos en ese tiempo».[291] El mandato de Thatcher de 11 años y 209 días como primera ministra fue el más largo desde Lord Salisbury (13 años y 252 días en tres periodos comenzando en 1885), y el periodo continuo más largo desde Robert Jenkinson (14 años y 305 días comenzando en 1812).[208] [292] [293]

Honores[editar]

El presidente George H. W. Bush entregando a su colega Thatcher la Medalla Presidencial de la Libertad el 7 de marzo de 1991.

En 1970, tras ser nombrada ministra de Educación y Ciencia, Thatcher se convirtió en consejera privada.[294] Fue condecorada con la Orden del Mérito (una orden otorgada como un regalo personal por la Reina) dos semanas antes de dejar su puesto; en esa misma época, su marido fue nombrado baronet.[295] En 1992, se convirtió en un par en la Cámara de los Lores, con un par vitalicio como la Baronesa Thatcher, de Kesteven en el Condado de Lincolnshire.[215] [296] Tres años más tarde, fue nombrada dama de compañía de la Orden de la Jarretera, la orden de caballería más alta del Reino Unido.[297] Fue seleccionada como socia de la Royal Society en 1983,[30] y fue la primera mujer a la que se le otorgó una membresía completa como un miembro honorario del Carlton Club, luego de que se convirtiera en líder del Partido Conservador en 1975.[298]

En otras partes del mundo, el papel de Thatcher en la política global también fue galardonado. Por ejemplo, en Croacia fue nombrada Dama de la Gran Cruz de la Gran Orden del Rey Dmitar Zvonimir.[299] Por otro lado, en las Islas Malvinas se celebra el Día de Margaret Thatcher cada 10 de enero desde 1992,[300] para conmemorar la visita que realizó en 1983.[301] [302] La avenida Thatcher Drive en Puerto Stanley (Puerto Argentino para los argentinos) fue nombrada así en su honor, así como la península Thatcher en Georgia del Sur, donde las fuerzas británicas tocaron tierra por primera vez en el territorio.[300] [303] Thatcher fue condecorada con la Medalla Presidencial de la Libertad, el honor más alto entregado a un civil en los Estados Unidos, por el presidente George H. W. Bush.[304] También es patrona de la Heritage Foundation,[305] la cual estableció el Centro para la Libertad Margaret Thatcher en 2005.[306] En septiembre de 1993, al hablar acerca de Ed Feulner, el presidente de Heritage, Thatcher dijo: «No sólo aconsejaste al presidente Reagan sobre lo que debía hacer; le dijiste cómo lo podía hacer. Y como política en práctica, puedo testificar que ese es el único consejo que vale la pena tener».[307]

En la cultura popular[editar]

Margaret Thatcher por Brian Pike, 1985.

La adaptación de Margaret Thatcher como personaje ha sido incluido en varios programas de televisión, documentales, películas y obras de teatro. Fue interpretada por Patricia Hodge en la producción de Ian Curteis The Falklands Play (2002), y por Andrea Riseborough en la película para televisión The Long Walk to Finchley (2008). También fue adaptada como protagonista del filme La dama de hierro (2011), interpretada por Meryl Streep,[308] que obtuvo el premio Oscar por encarnarla, apenas a un año y casi 6 semanas antes de la muerte de Thatcher.[309]

Thatcher fue objeto de la sátira de autores como John Wells en varios medios de comunicación. Wells colaboró con Richard Ingrams para escribir el guion de la parodia «Dear Bill», la cual comenzó como una columna en la revista Private Eye, para después ser publicada como un libro y finalmente adaptada a la obra de West End Anyone for Denis?, estelarizada por Wells como Denis Thatcher. En 1982, la obra de teatro fue seguida por un especial de televisión dirigido por Dick Clement.[310] En 1979, Martin Lewis comisionó a Wells para escribir y grabar un disco de comedia titulado Iron Lady: The Coming Of The Leader, en donde Thatcher fue retratada por la comediante e imitadora Janet Brown. El álbum incluía sketches y canciones satíricas del ascenso al poder de la primera ministra. Del mismo modo, en el programa Spitting Image, Thatcher fue representada como una tirana intimidante, que usaba pantalones y ridiculizaba a sus propios ministros.[311]

Thatcher fue el principal objeto de inspiración de múltiples canciones de protesta. Paul Weller fue uno de los miembros fundadores del ensamble Red Wedge, que buscó sin éxito la expulsión de Thatcher con la ayuda de la música. En 1987, organizaron una gira con los comediantes Lenny Henry, Ben Elton, Robbie Coltrane, Harry Enfield y otros para evitar su reelección en las elecciones generales de ese año.[78]

En 1983, Roger Waters mencionó a Thatcher en la canción titulada «The Fletcher Memorial Home», en una expresión de frustración a líderes mundiales (incluyendo Reagan y McCarthy) en la obra discográfica de Pink Floyd titulada «The Final Cut».[312]

Títulos y honores[editar]

Títulos[editar]

Escudo de armas de Margaret Thatcher (1995-2013).

Títulos que Lady Thatcher ostentó en orden cronológico:

  • La Excelentísima Margaret Thatcher, miembro del Parlamento (22 de junio de 1970 – 30 de junio de 1983)
  • La Excelentísima Margaret Thatcher, socia de la Royal Society, miembro del Parlamento (30 de junio de 1983 – 7 de diciembre de 1990)
  • La Excelentísima Margaret Thatcher, Orden del Mérito, socia de la Royal Society, miembro del Parlamento (7 de diciembre de 1990 – 4 de febrero de 1991)
  • La Excelentísima Lady Thatcher, Orden del Mérito, socia de la Royal Society, miembro del Parlamento (4 de febrero de 1991 – 9 de abril de 1992)
  • La Excelentísima Lady Thatcher, Orden del Mérito, socia de la Royal Society (9 de abril de 1992 – 26 de junio de 1992)
  • La Excelentísima Baronesa Thatcher, Orden del Mérito, Consejera Privada del monarca, socia de la Royal Society (26 de junio de 1992 – 22 de abril de 1995)
  • La Excelentísima Baronesa Thatcher, miembro de la Orden de la Jarretera, Orden del Mérito, Consejera Privada del monarca, socia de la Royal Society (22 de abril de 1995 – 8 de abril de 2013)

Honores[editar]

  • Dama de la Muy Noble Orden de la Jarretera.
  • Orden del Mérito.
  • Miembro del Muy Honorable Consejo Privado de Su Majestad.
  • Miembro de la Royal Society.
  • Miembro honoraria del Carlton Club (club que hasta el 22 de mayo de 2008 era una asociación en la que sólo podían ser miembros de pleno derecho los caballeros), y hasta esta fecha, la única mujer con derecho a disfrutar de todos los derechos de la membresía.

Honores extranjeros[editar]

  • Medalla Presidencial de la Libertad
  • Medalla Senatorial Republicana de la Libertad
  • Patrona de la Fundación Heritage.
  • Legión de la Libertad


Predecesor:
Edward Short
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministra de Educación y Ciencia del Reino Unido

1970-1974
Sucesor:
Reginald Prentice
Predecesor:
Edward Heath
Líder del Partido Conservador
1975-1990
Sucesor:
John Major
Predecesor:
Edward Heath
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad

1975-1979
Sucesor:
James Callaghan
Predecesor:
James Callaghan
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Primera ministra del Reino Unido

1979-1990
Sucesor:
John Major

Notas[editar]

  1. Léase /ˈmɑːgɹət ˈθæʧə/.
  2. En su prólogo al manifiesto conservador de 1979, Thatcher escribió sobre un «sentimiento de impotencia al ver que una gran nación, de alguna manera, haya quedado atrás». Thatcher, Margaret (1979). «Conservative Party Manifesto 1979» (en inglés). Foreword. conservativemanifesto.com. Consultado el 9 de enero de 2012.
  3. «La obsesión ha sido siempre la voz. No el timbre como tal, sino el tono (el gimoteo condescendiente y explicativo que intimida al retorcido interlocutor como un niño de ocho años con deficiencias de la personalidad). Recientemente, ha sido fascinante verla esforzándose por eliminar esto. La noche del martes, News Extra de BBC2 transmitió un video de mayo de 1973, mostrando una completa burla hacia Thatcher (estaba diciendo que nunca soñaría en buscar el liderazgo). Sonaba como un gato deslizándose sobre un pizarrón». James, Clive (9 de febrero de 1975). «World in Action». The Observer (Londres).  Recopilado en James, 1977, pp. 119–120.
  4. En medio de las protestas de ambos lados de la cámara, la Sra. Thatcher gritó: «So you are afraid of an election are you? Afraid, Afraid, Afraid. Frightened, frit – couldn't take it. Couldn't stand it». (‘Entonces está asustado de una elección ¿no? Asustado, asustado, asustado. Aterrado’.) «PM taunts Labour over early election». The Guardian (en inglés). 20 de abril de 1983. 
  5. Dirigiéndose a la Cámara de los Comunes, Thatcher afirmó que «los Estados Unidos tienen a más de 330 000 miembros de sus fuerzas en Europa para defender nuestra libertad. Por estar aquí, son blancos de un ataque terrorista. En inconcebible que debieran rechazar su derecho a usar los aviones estadounidenses y a los pilotos estadounidenses en su derecho inherente de la autodefensa, para defender a su propio pueblo».
  6. Nigel Lawson enlistó los ideales thatcheristas como: «Mercados libres, disciplina financiera, firme control del gasto público, recortes a los impuestos, nacionalismo, "valores victorianos" (de la variedad de autoayuda de Samuel Smiles), privatización y una pizca de populismo.» Lawson, 1992, p. 64

Referencias[editar]

  1. a b Thatcher, 1995, p. 150
  2. Avignolo, María Laura (8 de abril de 2013). «Murió Margaret Thatcher, primera ministra de Gran Bretaña durante la guerra de Malvinas». Argentina: Clarín. Consultado el 8 de abril de 2013.
  3. a b c «Essential Margaret Thatcher» Margaret Thatcher Foundation (en inglés). Consultado el 8 de mayo de 2012.
  4. a b c BBC. «1975: Tories choose first woman leader» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 11 de mayo de 2012.
  5. BBC. «1979: Election victory for Margaret Thatcher» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 8 de mayo de 2012.
  6. a b «Guerra de Malvinas revivió a Thatcher» prensalibre.com, 29 de marzo de 2012. Consultado el 8 de mayo de 2012.
  7. a b «Government Popularity and the Falklands War: A Reassessment» (en inglés). British Journal of Political Science 17 (3):  p. 28. julio 1987. 
  8. Maza, Cecilia (30 de octubre de 2011). «El dilema de Cameron: el premier más euroescéptico de Reino Unido, atado de pies y manos a Bruselas». El Confidencial. Consultado el 11 de mayo de 2012.
  9. «Adios al 'poll tax'». España: El País (24 de marzo de 1991). Consultado el 11 de mayo de 2012.
  10. «Streep, el lado humano del poder» excelsior.com, 2 de marzo de 2012. Consultado el 11 de mayo de 2012.
  11. Beckett, 2006, p. 1
  12. a b Beckett, 2006, p. 3
  13. a b Beckett, 2006, p. 8
  14. Johnson, Maureen (28 de mayo de 1988). .
  15. Beckett, 2006, p. 5
  16. Beckett, 2006, p. 6
  17. Blundell, 2008, pp. 21–22
  18. «Kesteven & Grantham Girls' School» (en inglés). Kestevengrantham.lincs.sch.uk. Consultado el 10 de enero de 2012.
  19. Beckett, 2006, p. 12
  20. Blundell, 2008, p. 23
  21. Blundell, 2008, pp. 25–27
  22. Beckett, 2006, p. 16
  23. Beckett, 2006, pp. 20–21
  24. Blundell, 2008, p. 28
  25. Blundell, 2008, p. 30
  26. Reitan, 2003, p. 17
  27. Beckett, 2006, p. 17
  28. a b c d Beckett, 2006, p. 22
  29. a b Blundell, 2008, p. 36
  30. a b «Cream of the crop at Royal Society» (en inglés). New Scientist (New Science Publications) 99 (1365):  p. 5. 7 de julio de 1983. http://books.google.com/?id=XRpdT3gc9KYC&pg=PA5&dq=Margaret+Thatcher+ice#v=onepage&q=Margaret+Thatcher+ice&f=false. Consultado el 10 de enero de 2012. 
  31. a b c Beckett, 2006, pp. 23–24
  32. Blundell, 2008, p. 37
  33. «Sir Denis Thatcher, Bt» (en inglés) (27 de junio de 2003). Consultado el 18 de marzo de 2012.
  34. Beckett, 2006, p. 25
  35. Blundell, 2008, p. 35
  36. a b Beckett, 2006, p. 26
  37. Beckett, 2006, p. 27 Véase también: London Gazette (41842), p. 6433, 13 de octubre de 1959.
  38. Campbell, 2000, p. 134
  39. Reitan, 2003, p. 4
  40. a b c d Wapshott, 2007, p. 64
  41. «Sexual Offences (No. 2)» (en inglés). Hansard 731:  p. 267. 5 de julio de 1966. http://hansard.millbanksystems.com/commons/1966/jul/05/sexual-offences-no-2. 
  42. «Medical Termination of Pregnancy Bill» (en inglés). Hansard 732:  p. 1165. 22 de julio de 1966. http://hansard.millbanksystems.com/commons/1966/jul/22/medical-termination-of-pregnancy-bill. 
  43. «Hare Coursing Bill» (en inglés). Hansard 801:  pp. 1599–1603. 14 de mayo de 1970. http://hansard.millbanksystems.com/commons/1970/may/14/hare-coursing-bill. 
  44. (28 de febrero de 1989).
  45. «Capital Punishment» (en inglés). Hansard 785:  p. 1235. 24 de junio de 1969. http://hansard.millbanksystems.com/commons/1969/jun/24/capital-punishment. 
  46. «Divorce Reform Bill» (en inglés). Hansard 758:  pp. 904–907. 9 de febrero de 1968. http://hansard.millbanksystems.com/commons/1968/feb/09/divorce-reform-bill. 
  47. Thatcher, 1995, p. 151
  48. Scott-Smith, Giles (2011). «"Her Rather Ambitious Washington Program": Margaret Thatcher's International Visitor Program Visit to the United States in 1967» (en inglés). Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2010. Consultado el 19 de marzo de 2012. (pp. 2-3, 9, 11-12, 16-21)
  49. Wapshott, 2007, p. 65
  50. a b Reitan, 2003, p. 14
  51. a b c Wapshott, 2007, p. 76
  52. a b c Reitan, 2003, p. 15
  53. Thatcher, 1995, p. 182
  54. Marr, 2007, pp. 248–249
  55. a b Reitan, 2003, p. 16
  56. «Sir Edward Heath: Your tributes» (en inglés). BBC News (21 de julio de 2005). Consultado el 9 de abril de 2012.
  57. «Time for a new Airey Neave to save the Tories from dismal Dave» Mail Online, 29 de abril de 2012. Consultado el 18 de mayo de 2012.
  58. «Timeline of Margaret Thatcher» Buzzle.com. Consultado el 18 de mayo de 2012.
  59. Margaret Thatcher Foundation (12 de febrero de 1975). «Press Conference after winning Conservative leadership (Grand Committee Room)» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 9 de abril de 2012.
  60. «Thatcher leads tributes to Whitelaw» (en inglés). BBC News (1 de julio de 1999). Consultado el 18 de mayo de 2012.
  61. Cuenca Toribio, 2000, p. 163
  62. Weinraub, Bernard (25 de julio de 1988). «For British Tories, a Private Feud Goes Public» (en inglés). New York Times. Consultado el 9 de abril de 2012.
  63. Beckett, 2010, capítulo 11
  64. Thatcher, 1995, p. 267
  65. Polly Dunbar (30 de octubre de 2011). «How Laurence Olivier gave Margaret Thatcher the voice that went down in history | Mail Online» (en inglés). Daily Mail.co.uk. Consultado el 10 de abril de 2012.
  66. Moore, Charles (diciembre de 2011). «The Invincible Mrs. Thatcher» (en inglés). Vanity Fair. Consultado el 10 de abril de 2012.
  67. «A miracle recovery for Finchley mother of two». The Times (en inglés). 22 de abril de 1983. 
  68. a b Margaret Thatcher Foundation. «Britain Awake» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 10 de abril de 2012.
  69. a b BBC (2008). «7 September 1978: Callaghan accused of running scared» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 10 de abril de 2012.
  70. BBC (2008). «1979: Early election as Callaghan defeated» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 20 de mayo de 2012.
  71. Estefanía, Joaquín (2008). «Invierno del descontento». El País. Consultado el 8 de mayo de 2012.
  72. «Labour Isn't Working (Conservative, 1979)» (en inglés). Reino Unido: The Guardian. Consultado el 8 de mayo de 2012.
  73. BBC (2008). «1978: Tories recruit advertisers to win votes» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 20 de mayo de 2012.
  74. a b «Margaret Thatcher: From the Telegraph archive» (en inglés). Reino Unido: The Guardian. Consultado el 8 de mayo de 2012.
  75. Evans, 2004, p. 1
  76. Evans, 2004, p. 17
  77. Estefanía Moreira, Joaquín (14 de junio de 2004). «Los 'neocons', profetas del pasado». España: El País. Consultado el 20 de mayo de 2012.
  78. a b Heard, Chris (4 de mayo de 2004). «Rocking against Thatcher» (en inglés). BBC News. Consultado el 23 de abril de 2012.
  79. «Votes go to Tories, and nobody else». The Economist (en inglés) 263 (6976). 14 de mayo de 1977. pp. 24–28. 
  80. Conservative and Unionist Central Office (1978). «Conservative Party Campaign Guide Supplement 1978» (en inglés) (PDF). Margaret Thatcher.org. Consultado el 10 de abril de 2012.
  81. a b «Mrs Thatcher fears people might become hostile if immigrant flow is not cut». The Times (en inglés). 31 de enero de 1978. 
  82. «Britain: Facing a Multiracial Future» (en inglés). Time (27 de agosto de 1979). Consultado el 10 de abril de 2012.
  83. Reitan, 2003, p. 26
  84. Ward, Paul (2004). Britishness since 1870 (en inglés). Londres: Routledge. p. 128. ISBN 978-0-415-22016-3. 
  85. Swaine, Jon (30 de diciembre de 2009). «Margaret Thatcher complained about Asian immigration to Britain» (en inglés). Daily Telegraph. Consultado el 10 de abril de 2012.
  86. Reitan, 2003, p. 28
  87. Seward, 2001, p. 154
  88. Freeman, Simon; Jones, Michael (20 de julio de 1986). «Queen dismayed by 'uncaring' Thatcher». Sunday Times (en inglés). 
  89. a b Jones, Michael (27 de julio de 1986). «The Queen And Thatcher: The story they couldn't kill; Alleged rift between Premier and British Monarch». Sunday Times (en inglés). 
  90. «Queen to toast Thatcher». The Times (en inglés). 16 de octubre de 1995. p. 2. 
  91. Thatcher, 1993, p. 18
  92. «Files reveal Margaret Thatcher's frugal side» (en inglés). BBC News (30 de diciembre de 2011). Consultado el 10 de abril de 2012.
  93. a b Childs, 2006, p. 185
  94. a b Reitan, 2003, p. 30
  95. BBC (29 de enero de 2008). «29 January 1985: Thatcher snubbed by Oxford dons» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 10 de abril de 2012.
  96. Marr, 2007, p. 464
  97. Lawson, 1992, p. 301
  98. Middleton, Roger (2006). «The Political Economy of Decline» (en inglés). Journal of Contemporary History 41 (3):  p. 580. 
  99. a b BBC (10 de octubre de 2008). «10 October 1980: Thatcher 'not for turning'» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 10 de abril de 2012.
  100. a b «Thatcher’s bitter legacy» Socialism Today, ed. número 128, mayo de 2009. Consultado el 31 de mayo de 2012.
  101. Jones, Kavanagh y Moran, 2007, p. 224
  102. Reitan, 2003, p. 31
  103. «An avalanche of economists». The Times (en inglés). 31 de marzo de 1981. p. 17. 
  104. Marr, 2007, p. 439
  105. Floud y Johnson, 2004, p. 392
  106. Middleton, 1996, p. 630
  107. BBC (26 de enero de 2008). «26 January 1982: UK unemployment tops three million» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 10 de abril de 2012.
  108. Office for National Statistics (2005). «Consumer Price Inflation: 1947 to 2004» (en inglés) (ZIP). Consultado el 10 de abril de 2012.
  109. O'Grady, Sean (16 de marzo de 2009). «Unemployment among young workers hits 15 per cent» (en inglés). The Independent. Consultado el 10 de abril de 2012.
  110. Middleton, 1996, p. 628
  111. BBC (11 de junio de 1987). «BBC Politics 97» (en inglés). BBC.co.uk. Consultado el 10 de abril de 2012.
  112. a b Passell, Peter (23 de abril de 1990). «Furor Over British Poll Tax Imperils Thatcher Ideology» (en inglés). New York Times. Consultado el 10 de abril de 2012.
  113. «1990: One in five yet to pay poll tax» (en inglés). BBC (14 de agosto de 1990). Consultado el 26 de mayo de 2012.
  114. Reitan, 2003, pp. 87–88
  115. Branigan, Tania (16 de septiembre de 2006). «Cameron apologies to Scotland for poll tax experiment» (en inglés). The Guardian. Consultado el 31 de mayo de 2012.
  116. a b BBC (31 de marzo de 2008). «31 March 1990: Violence flares in poll tax demonstration» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 10 de abril de 2012.
  117. Thatcher, 1993, pp. 97–98, 339–340
  118. a b c d CNN. «Margaret Thatcher» (en inglés). CNN.com. Archivado desde el original el 3 de julio de 2008. Consultado el 10 de abril de 2012.
  119. Revzin, Philip (23 de noviembre de 1984). «British Labor Unions Begin to Toe the Line, Realizing That the Times Have Changed». Wall Street Journal (en inglés). 
  120. Wilenius, Paul (5 de marzo de 2004). «Enemies within: Thatcher and the unions» (en inglés). BBC News. Consultado el 10 de abril de 2012.
  121. a b Glass, Robert (16 de diciembre de 1984). «The Uncivilized Side of Britain Rears its Ugly Head». The Record (en inglés). p. 37. 
  122. Black, Dave (21 de febrero de 2009). «Still unbowed, ex-miners to mark 25 years since the start of the strike». The Journal (en inglés). p. 19. 
  123. a b c BBC News (5 de marzo de 2004). «Watching the pits disappear» (en inglés). BBC. Consultado el 10 de abril de 2012.
  124. Hannan, Patrick (6 de marzo de 2004). «Iron Lady versus union baron» (en inglés). BBC News. Consultado el 10 de abril de 2012.
  125. Jones, Alan (3 de marzo de 2009). «A History of the Miners' Strike». Press Association National Newswire (en inglés). 
  126. Khabaz, 2007, p. 226
  127. Harper, Timothy (5 de marzo de 1985). «Miners return to work today. Bitter coal strike wrenched British economy, society». Dallas Morning News (en inglés). p. 8. 
  128. BBC News (4 de marzo de 2004). «UK Coal sees loss crumble to £1m» (en inglés). BBC. Consultado el 10 de abril de 2012.
  129. Lee, Adrian (9 de diciembre de 2008). «King Coal». Daily Express (en inglés). pp. 20–21. 
  130. Marr, 2007, p. 411
  131. Butler y Butler, 1994, p. 375
  132. Evans, 2004, p. 40
  133. Seldon y Collings, 2000, p. 27
  134. Feigenbaum, Henig y Hamnett, 1998, p. 71
  135. Marr, 2007, p. 428
  136. a b «The impact of UK privatisation on labour and total factor productivity» (en inglés). Scottish Journal of Political Economy 42 (2):  pp. 216–217. mayo 1995. 
  137. Kirby, M. W. (2006), «MacGregor, Sir Ian Kinloch (1912–1998)» (en inglés), Oxford Dictionary of National Biography, Oxford University Press 
  138. Veljanovski, 1990, pp. 291–304
  139. a b McAleese, 2004, pp. 169–170
  140. Marr, 2007, p. 495
  141. a b c Duthel, 2011, p. 163
  142. a b c BBC (3 de octubre de 2008). «3 October 1981: IRA Maze hunger strikes at an end» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 12 de abril de 2012.
  143. a b c Melaugh, Martin (2012). «The Hunger Strike of 1981 – A Chronology of Main Events» (en inglés). CAIN, University of Ulster. Consultado el 12 de abril de 2012.
  144. Taylor, 1997, p. 237
  145. Clarke, Liam (5 de abril de 2009). «Was Gerry Adams complicit over hunger strikers?» (en inglés). Sunday Times. Consultado el 12 de abril de 2012 (requiere suscripción).
  146. Vázquez Larrea, Iñaki. «El imaginario republicano radical irlandés a través de la poética de Bobby Sands» (Universidad Autónoma de Tamaulipas, México). Revista de Antropología Experimental nº 6, 2006. Universidad de Jaén (España), pp. 172-173.
  147. Taylor, 1997, pp. 251-252
  148. English, 2005, pp. 207–208
  149. a b Brown, Paul; Brown, Colin; Hetherington, Peter; Hearst, David; Parry, Gareth (13 de octubre de 1984). «Cabinet survives IRA hotel blast» (en inglés). Consultado el 13 de junio de 2012.
  150. a b BBC (12 de octubre de 2008). «12 October 1984: Tory Cabinet in Brighton bomb blast» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 12 de abril de 2012.
  151. Thatcher, 1993, pp. 379–383
  152. «Short-Term Political Events and British Government Popularity: Direct and Indirect Effects». Polity 30 (3):  pp. 423, 427, 431, 432. 1998. 
  153. Melaugh, Martin (2012). «Anglo Irish Agreement Chronology» (en inglés). CAIN, University of Ulster. Consultado el 12 de abril de 2012.
  154. BBC (15 de noviembre de 2008). «15 November 1985: Anglo-Irish agreement signed» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 12 de abril de 2012.
  155. Moloney, 2002, p. 336
  156. a b Cochrane, 2001, p. 143
  157. Botero Caicedo, Mauricio. «El legado de Reagan y Margaret Thatcher» (13 de febrero de 2011). Elespectador.com. Consultado el 13 de junio de 2012.
  158. Gilbert, 2002, p. 565
  159. «Trident is go» (en inglés). Time (28 de julio de 1980). Consultado el 14 de abril de 2012.
  160. Federation of American Scientists (5 de noviembre de 1999). «Vanguard Class Ballistic Missile Submarine» (en inglés). FAS.org. Consultado el 14 de abril de 2012.
  161. Marr, 2007, p. 419
  162. Campbell, 2011, p. 322</
  163. Young, Hugo (2004). Supping with the Devils: Political Writing from Thatcher to Blai. Atlantic Books. p. 6. ISBN 1843542277. 
  164. Faul, Michelle (9 de abril, 2013). «Margaret Thatcher, Apartheid: South Africans Divided Over Whether Leader Helped Or Hindered Regime». The Huffington Post (en inglés). Consultado el 7 de febrero, 2014. 
  165. Campbell, 2011, p. 325
  166. Howe, 1994, pp. 477–78
  167. Radigales, Monserrat (7 de diciembre de 2013). «Thatcher y Reagan le llamaban «terrorista»». El periódico. Consultado el 7 de febrero, 2014. 
  168. Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Debates Parlamentarios, Cámara de los Comunes, 26 de octubre de 1990, columnas 655-667. Consultado el 14 de abril de 2012.
  169. «Butcher of Cambodia set to expose Thatcher's role» (en inglés). The Observer (9 de enero de 2000). Consultado el 14 de abril de 2012.
  170. Pilger, John (17 de abril de 2000). «How Thatcher gave Pol Pot a hand» (en inglés). New Statesman. http://www.newstatesman.com/node/137397. Consultado el 14 de abril de 2012. 
  171. Margaret Thatcher Foundation (20 de septiembre de 1988). «Speech to the College of Europe ("The Bruges Speech")» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 14 de abril de 2012.
  172. «Conservatives favor remaining in market». Wilmington Morning Star (en inglés). UPI. 4 de junio de 1975. p. 5. 
  173. a b Senden, 2004, p. 9
  174. Riddell, Peter (23 de noviembre de 1987). «Thatcher stands firm against full EMS role» (en inglés). Financial Times. Consultado el 14 de abril de 2012.
  175. Thatcher, 1993, p. 712
  176. Marr, 2007, p. 484
  177. Cannon, Lou (15 de abril de 1986). «Reagan Acted Upon 'Irrefutable' Evidence». Washington Post (en inglés). 
  178. Riddell, Peter (16 de abril de 1986). «Thatcher Defends US Use Of British Bases / Libya bombing raid». Financial Times (en inglés). p. 1. 
  179. «Engagements: HC Debate» (en inglés). Hansard 95:  pp. 723–728. 15 de abril de 1986. http://hansard.millbanksystems.com/commons/1986/apr/15/engagements. Consultado el 19 de abril de 2012. 
  180. Lejeune, Anthony (23 de mayo de 1986). «A friend in need» (en inglés). National Review 38 (1):  p. 27. 
  181. a b Public Broadcasting Service. «Oral History: Margaret Thatcher» (en inglés). PBS.org. Consultado el 19 de abril de 2012.
  182. Lewis, Anthony (7 de agosto de 1992). «Abroad at Home; Will Bush Take Real Action?» (en inglés). New York Times. Consultado el 19 de abril de 2012.
  183. Margaret Thatcher Foundation (26 de agosto de 1990). «Gulf War: Bush-Thatcher phone conversation (no time to go wobbly)» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 19 de abril de 2012.
  184. Associated Press (18 de noviembre de 1988). «Gorbachev Policy Has Ended The Cold War, Thatcher Says» (en inglés). New York Times. Consultado el 19 de abril de 2012.
  185. Zemtsov y Farrar, 2007, p. 138
  186. Görtemaker, 2006, p. 198
  187. Margaret Thatcher Foundation (22 de diciembre de 1991). «TV Interview for HRT (Croatian radiotelevision) [urges international recognition of Croatia & Slovenia(en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 19 de abril de 2012.
  188. Whitney, Craig R. (24 de noviembre de 1991). «Thatcher Close to Break With Her Replacement» (en inglés). New York Times. Consultado el 19 de abril de 2012.
  189. Smith, 1989, p. 21
  190. a b c d e Muñoz Pace, Fernando (2010). Alfonsín y la vuelta de la democracia (1980-1989): Estalla la guerra de las islas Malvinas (18 edición). Argentina: Clarín. pp. 16–7. ISBN 978-987-07-0859-9. 
  191. a b Amato, Alberto (1 de abril de 2012). «Reagan a Thatcher: «No seremos neutrales si Argentina usa la fuerza»». Argentina: Clarín. Consultado el 19 de abril de 2012.
  192. a b Jackling, 2005, p. 230
  193. Hastings y Jenkins, 1983, pp. 80–81
  194. Hastings y Jenkins, 1983, p. 95
  195. Evans, Michael (15 de junio de 2007). «The Falklands: 25 years since the Iron Lady won her war; Liberation Day». The Times (en inglés). p. 32. 
  196. «Thatcher podría ser condenada como criminal de guerra» Infobae.com, 5 de junio de 2005. Consultado el 19 de abril de 2012.
  197. Hastings y Jenkins, 1983, pp. 335–336
  198. Hastings y Jenkins, 1983, p. 329
  199. a b c BBC (5 de diciembre de 2008). «5 December 1989: Thatcher beats off leadership rival» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 19 de abril de 2012.
  200. a b BBC (1 de noviembre de 2008). «1 November 1990: Howe resigns over Europe policy» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 19 de abril de 2012.
  201. a b Ridley, Matt (25 de noviembre de 1990). «Et Tu, Heseltine?; Unpopularity Was a Grievous Fault, and Thatcher Hath Answered for It». Washington Post (en inglés). p. 2. 
  202. a b Whitney, Craig R. (23 de noviembre de 1990). «Change in Britain; Thatcher Says She'll Quit; 11½ Years as Prime Minister Ended by Party Challenge» (en inglés). New York Times. Consultado el 19 de abril de 2012.
  203. Millership, Peter (1 November 1990). . Reuters News.
  204. «Sir Geoffrey Howe savages Prime Minister over European stance in Resignation speech». The Times. 14 de noviembre de 1990. 
  205. Walters, Alan (5 de diciembre de 1990). «Sir Geoffrey Howe's resignation was fatal blow in Mrs Thatcher's political assassination». The Times (en inglés). 
  206. Marr, 2007, p. 473
  207. Lipsey, David (21 de noviembre de 1990). «Poll swing followed downturn by Tories; Conservative Party leadership». The Times (en inglés). 
  208. a b c Gobierno del Reino Unido. «Margaret Thatcher, Number 10» (en inglés). Number 10.gov.uk. Consultado el 19 de abril de 2012.
  209. BBC (22 de noviembre de 2008). «22 November 1990: Thatcher quits as prime minister» (en inglés). On this day 1950–2005. Consultado el 19 de abril de 2012.
  210. Marr, 2007, p. 474
  211. «28th November 1990: Margaret Thatcher Resignation Speech» BBC Motion Gallery, reproducido en You Tube. Consultado el 7 de mayo de 2012.
  212. Kettle, Martin (4 de abril de 2005). «Pollsters taxed» (en inglés). Guardian.co.uk. Consultado el 19 de abril de 2012.
  213. BBC (3 de octubre de 1999). «Major attacks 'warrior' Thatcher» (en inglés). BBC News. Consultado el 19 de abril de 2012.
  214. Reitan, 2003, p. 118
  215. a b c «30 June 1992: Thatcher takes her place in Lords» (en inglés). On this day 1950–2005. BBC (30 de junio de 1992). Consultado el 10 de enero de 2012.
  216. «Margaret Thatcher admitió que "si pudiera volver atrás, no se dedicaría a la política"» TN.com, 25 de marzo de 2012. Consultado el 10 de abril de 2012.
  217. Theakston, Kevin (mayo de 2010). «What next for Gordon Brown?» (en inglés). History & Policy. Consultado el 10 de enero de 2012.
  218. «Tobacco Company Hires Margaret Thatcher as Consultant» (en inglés) (19 de julio de 1992). Consultado el 10 de enero de 2012.
  219. Harris, John (3 de febrero de 2007). «Into the void» (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2012.
  220. Thatcher, Margaret (6 de agosto de 1992). «Stop the Excuses. Help Bosnia Now» (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2012.
  221. «House of Lords European Communities (Amendment) Bill Speech» (en inglés). Margaret Thatcher Foundation (7 de junio de 1993). Consultado el 10 de enero de 2012.
  222. «House of Lords European Communities (Amendment) Bill Speech» (en inglés). Margaret Thatcher Foundation (7 de junio de 1993). Consultado el 10 de enero de 2012.
  223. «Chancellor's Robe» (en inglés). College of William and Mary. Consultado el 10 de enero de 2012.
  224. Oulton, Charles (1 de octubre de 1992). «Thatcher installed as chancellor of private university» (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2012.
  225. Castle, Stephen (28 de mayo de 1995) (en inglés). Thatcher praises 'formidable' Blair. 
  226. «Thatcher stands by Pinochet» (en inglés). BBC News (26 de marzo de 1999). Consultado el 10 de enero de 2012.
  227. «Thatcher stands by Pinochet» (en inglés). BBC News (26 de marzo de 1999). Consultado el 10 de enero de 2012.
  228. «Letter supporting Iain Duncan Smith for the Conservative leadership published in the Daily Telegraph» (en inglés). Margaret Thatcher Foundation (21 de agosto de 2001). Consultado el 10 de enero de 2012.
  229. Campbell, 2003, pp. 796–798
  230. «Lady Thatcher bids Denis farewell» (en inglés). BBC News (3 de julio de 2003). Consultado el 10 de enero de 2012.
  231. Thatcher, 1993, p. 23
  232. «Thatcher's sister and 'best friend' dies» (en inglés). The Telegraph (4 de diciembre de 2004). Consultado el 10 de enero de 2012.
  233. «Thatcher: 'Reagan's life was providential'» (en inglés). CNN (11 de junio de 2004). Consultado el 10 de enero de 2012.
  234. «Thatcher's final visit to Reagan» (en inglés). BBC News (10 de junio de 2004). Consultado el 10 de enero de 2012.
  235. «Private burial for Ronald Reagan» (en inglés). BBC News (12 de junio de 2004). Consultado el 10 de enero de 2012.
  236. «Thatcher marks 80th with a speech» (en inglés). BBC News (13 de octubre de 2005). Consultado el 10 de enero de 2012.
  237. «Birthday tributes to Thatcher» (en inglés). BBC News (13 de octubre de 2005). Consultado el 10 de enero de 2012.
  238. «9/11 Remembrance Honors Victims from More Than 90 Countries» (en inglés). United States Department of State (11 de septiembre de 2006). Archivado desde el original el 22 de septiembre de 2006. Consultado el 10 de enero de 2012.
  239. a b «Iron Lady is honoured in bronze» (en inglés). BBC News (21 de febrero de 2007). Consultado el 10 de enero de 2012.
  240. «Statue of Margaret Thatcher Unveiled» (en inglés) (21 de febrero de 2007). Consultado el 10 de enero de 2012.
  241. a b «Margaret Thatcher returns to Downing Street» (en inglés) (23 de noviembre de 2009). Consultado el 10 de enero de 2012.
  242. Walters, Simon (23 de noviembre de 2009). «Brown bans cameras from No.10 portrait unveiling ...» (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2012.
  243. «Prague Declaration on European Conscience and Communism - Press Release» (en inglés). Victims of Communism Memorial Foundation (9 de junio de 2008). Archivado desde el original el 10 de mayo de 2011. Consultado el 10 de enero de 2012.
  244. Kirkup, James (29 de abril de 2011). «Royal Wedding Invite» (en inglés). Daily Telegraph. Consultado el 10 de enero de 2012.
  245. «Ronald Reagan statue unveiled at US Embassy in London» BBC News Online, 4 de julio de 2011. Consultado el 10 de enero de 2012.
  246. «Aznar entrega a Margaret Thatcher el II Premio FAES a la Libertad». Madrid: ABC (16 de junio de 2011). Consultado el 10 de enero de 2012.
  247. Walker, Tim (30 de julio de 2011). «Baroness Thatcher's office is closed» (en inglés). Londres: Telegraph. Consultado el 10 de enero de 2012.
  248. Stacey, Kiran (3 de julio de 2011). «Thatcher heads poll of most competent PMs» (en inglés). financial times.com. Consultado el 10 de enero de 2012.
  249. a b Pierce, Andrew (31 de diciembre de 2011). «Sad demise of an Iron Lady: Margaret Thatcher's children ignore her again as only intervention of housekeeper saves her from spending Christmas alone» (en inglés). Londres: Daily Mail. Consultado el 10 de enero de 2012.
  250. «Statement from the office of the Rt Hon Baroness Thatcher LG OM FRS» (en inglés). Margaret Thatcher Foundation (22 de marzo de 2002). Consultado el 10 de enero de 2012.
  251. Walters, Simon (8 de marzo de 2008). «Immaculate as ever, Baroness Thatcher leaves hospital after collapsing over the fruit jelly» (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2012.
  252. «Margaret Thatcher será operada de un brazo debido a fractura» emol.com, 18 de junio de 2009. Consultado el 30 de enero de 2012.
  253. «Lady Thatcher pulls out of 85th birthday party at No 10 for health reasons» (en inglés). guardian.co.uk. Londres: Guardian News and Media (14 de octubre de 2010). Consultado el 10 de enero de 2012.
  254. «Baroness Thatcher admitted to hospital» (en inglés). BBC News (19 de octubre de 2010). Consultado el 10 de enero de 2012.
  255. Satter, Raphael G (25 de agosto de 2008). «Book Recounts Margaret Thatcher's Decline» (en inglés). CBS. Consultado el 10 de enero de 2012.
  256. La Capital (24 de diciembre de 2012). «Continúa hospitalizada Margaret Thatcher tras una operación de vejiga» Consultado el 26 de diciembre de 2012.
  257. «Obituary» (en inglés). Margaret Thatcher Foundation (8 de abril de 2013). Consultado el 8 de abril de 2013.
  258. «Murió Margaret Thatcher, la dama de hierro que derrotó a la Argentina en Malvinas». Argentina: La Nación (9 de abril de 2013). Consultado el 9 de abril de 2013.
  259. Bergareche, Borja (9 de abril de 2013). «Muere a los 87 años la exprimera ministra Margaret Thatcher de un derrame cerebral». España: ABC. Consultado el 9 de abril de 2013.
  260. a b c «Ex-Prime Minister Baroness Thatcher dies» (en inglés). BBC News. Consultado el 8 de abril de 2013.
  261. Philipson, Alice (9 de abril de 2013). «Margaret Thatcher: how the papers covered her death» (en inglés). Reino Unido: The Telegraph. Consultado el 9 de abril de 2013.
  262. «El papa Francisco, triste por la muerte de Thatcher». Argentina: Clarín (9 de abril de 2013). Consultado el 9 de abril de 2013.
  263. Avignolo, María Laura (18 de abril de 2013). «Despidieron los restos de Thatcher con pompa y honores militares». Argentina: Clarín. Consultado el 19 de abril de 2013.
  264. a b c d e f g Oppenheimer, Walter (10 de enero de 2010). «Por qué era tan Dama de Hierro». Argentina: El País. Consultado el 3 de junio de 2012.
  265. «Meryl Streep: "Thatcher no se permitía llorar ni emocionarse"». Argentina: Los Andes (2 de febrero de 2012). Consultado el 3 de junio de 2012.
  266. Sáenz de Ugarte, Iñigo (19 de enero de 2012). «Margaret Thatcher y ‘La Dama de Hierro’». España: Guerra Eterna. Consultado el 3 de junio de 2012.
  267. Thornton, 2006, p. 18
  268. BBC (16 de septiembre de 2008). «Who has been UK's greatest post-war PM?» (en inglés). BBC News. Consultado el 20 de abril de 2012.
  269. a b c BBC (4 de mayo de 2004). «Evaluating Thatcher's legacy» (en inglés). BBC News. Consultado el 20 de abril de 20121.
  270. Allardyce, Jason (26 de abril de 2009). «Thatcher: I did right by Scots; Thatcher: I regret nothing». Sunday Times (en inglés). p. 1. 
  271. «Margaret Thatcher is back but should Scots ever forgive the Iron Lady?» (en inglés). Reino Unido: Daily Records (8 de enero de 2012). Consultado el 3 de junio de 2012.
  272. Spencer, Ben (5 de mayo de 2010). «Tories wreaked havoc in Scotland the last time round.. and working folk have not forgotten» (en inglés). Reino Unido: Daily Records. Consultado el 3 de junio de 2012.
  273. Gamble, 2009, p. 16
  274. «The poll tax incubus». The Times (en inglés). 24 de noviembre de 1990. 
  275. Stacey, Kiran (3 de julio de 2011). «Thatcher heads poll of most competent PMs» (en inglés). financial times.com. Consultado el 10 de enero de 2012.
  276. France Press (ed.): «Las 20 figuras políticas más importantes del siglo». Argentina: Clarín (8 de abril de 1998). Consultado el 3 de junio de 2012.
  277. «Margaret Thatcher (1925-Present)» (en inglés). Time (18 de noviembre de 2010). Consultado el 13 de junio.
  278. «Hillary, Thatcher y Madonna, entre las más poderosas del siglo pasado». Argentina: Clarín (23 de noviembre de 2010). Consultado el 3 de junio de 2012.
  279. Campbell, 2008, pp. 530-532
  280. Margaret Thatcher Foundation (23 September 1987). «Interview for Woman's Own ("no such thing as society") with journalist Douglas Keay» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 20 de abril de 2012.
  281. Marr, 2007, p. 430
  282. Richards, 2004, p. 63
  283. White, Michael (26 de febrero de 2009). «The Making of Maggie». New Statesman (en inglés). 
  284. Evans, 2004, p. 25
  285. Burns, 2009, p. 234
  286. Chin, 2009, p. 92
  287. Marr, 2007, p. 358
  288. «Margaret Thatcher: Britain's Iron Lady - CBC Archives» (en inglés). Archives.cbc.ca. Consultado el 20 de abril de 2012.
  289. «Thatcher Quits Public Life, Citing Health - New York Times» (en inglés). New York Times (23 de marzo de 2002). Consultado el 20 de abril de 2012.
  290. «Margaret Thatcher rushed to hospital» (en inglés). Perth Now (14 de junio de 2009). Consultado el 20 de abril de 2012.
  291. «Labour Party Conference: Ed Miliband's speech in full» (en inglés). The Telegraph. Londres: Telegraph Media Group (27 de septiembre de 2011). Consultado el 20 de abril de 2012.
  292. Gobierno del Reino Unido. «Robert Gascoyne-Cecil 3rd Marquess of Salisbury» (en inglés). Number 10.gov.uk. Consultado el 20 de abril de 2012.
  293. Gobierno del Reino Unido. «Robert Banks Jenkinson Earl of Liverpool» (en inglés). Number 10.gov.uk. Consultado el 20 de abril de 2012.
  294. Gay, O.; Rees, A. (2005). «The Privy Council (PDF)» (en inglés). Archivado desde el original el 27 de diciembre de 2011. Consultado el 24 de julio de 2013.
  295. «The London Gazette» (en inglés). London Gazette (52360):  p. 19066. 11 de diciembre de 1990. 
  296. «The London Gazette» (en inglés). London Gazette (52978):  p. 11045. 26 de junio de 1992. 
  297. «The London Gazette» (en inglés). London Gazette (54017):  p. 6023. 25 de abril de 1995. 
  298. Ungoed-Thomas, Jon (8 de febrero de 1998). «Carlton Club to vote on women». Sunday Times (en inglés). 
  299. Younge, Gary (21 de septiembre de 1999). «The lady's not for leaving». The Guardian (en inglés). 
  300. a b «Falklands to make 10 January Thatcher Day – Newspaper». Reuters News (en inglés). 6 de enero de 1992. 
  301. Wheeler, 2004, p. 171
  302. Roller, Pat (10 de enero de 2004). «Off the Record». Scottish Daily Record (en inglés). p. 10. 
  303. «Los amigos de la Dama de Hierro». Diario Perfil (14 de abril de 2013). Consultado el 27 de agosto de 2014.
  304. Margaret Thatcher Foundation. «Speech receiving Medal of Freedom Award» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 23 de abril de 2012.
  305. Heritage Foundation. «Board of Trustees» (en inglés). Heritage.org. Consultado el 23 de abril de 2012.
  306. Ros-Lehtinen, Ileana (13 de septiembre de 2005). «Honoring the Iron Lady». Washington Times (en inglés). 
  307. Margaret Thatcher Foundation (23 de septiembre de 1991). «First Clare Booth Luce Lecture» (en inglés). Margaret Thatcher.org. Consultado el 23 de abril de 2012.
  308. BBC (8 de febrero de 2011). «Image of Meryl Streep as Margaret Thatcher unveiled» (en inglés). BBC News. Consultado el 23 de abril de 2012.
  309. «Meryl Streep consigue su tercer Oscar por La dama de hierro» La vanguardia, 27 de febrero de 2012. Consultado el 3 de julio de 2012.
  310. British Film Institute. «Anyone for Denis?» (en inglés). BFI.co.uk. Consultado el 23 de abril de 2012.
  311. Marr, 2007, p. 417
  312. Schaffner, 1991, p. 242

Bibliografía[editar]

  • Beckett, Andy (2010). When the Lights Went Out; Britain in the Seventies (en inglés). Faber & Faber. ISBN 978-0-571-22137-0. 
  • Burns, William E. (2009). A Brief History of Great Britain (en inglés). Facts on File. ISBN 978-0-8160-7728-1. 
  • Beckett, Clare (2006). Margaret Thatcher (en inglés). Haus Publishing. ISBN 978-1-904950-71-4. 
  • Blundell, John (2008). Margaret Thatcher: a portrait of the Iron Lady (en inglés). Algora. ISBN 978-0-87586-630-7. 
  • Butler, David; Butler, Gareth (1994). British Political Facts 1900–1994 (en inglés) (7 edición). Macmillan. ISBN 978-0-333-52616-3. 
  • Campbell, John (2000). Margaret Thatcher; Volume One: The Grocer's Daughter (en inglés). Pimlico. ISBN 0-7126-7418-7. 
  • Campbell, John (2003). Margaret Thatcher; Volume Two: The Iron Lady (en inglés). Pimlico. ISBN 0-7126-6781-4. 
  • Campbell, John (2011). Margaret Thatcher Volume Two: The Iron Lady (en inglés). Random House. p. 325. 
  • Campbell, John (2008). Margaret Thatcher: The Iron Lady (en inglés). Random House. pp. 530–532. ISBN 0-09-951677-2. 
  • Childs, David (2006). Britain since 1945: a political history (en inglés) (6 edición). Taylor & Francis. ISBN 978-0-415-39326-3. 
  • Chin, Rita C-K (2009). After the Nazi racial state: difference and democracy in Germany and Europe (en inglés). ISBN 978-0-472-11686-7. 
  • Cochrane, Feargal (2001). Unionist Politics and the Politics of Unionism Since the Anglo-Irish Agreement (en inglés). Cork University Press. ISBN 1-85918-259-3. 
  • English, Richard (2005). Armed Struggle: The History of the IRA (en inglés). OUP. ISBN 978-0-19-517753-4. 
  • Evans, Eric (2004). Thatcher and Thatcherism (The Making of the Contemporary World) (en inglés) (2 edición). Routledge. ISBN 978-0-415-27013-7. 
  • Feigenbaum, Harvey; Henig, Jeffrey; Hamnett, Chris (1998). Shrinking the State: The Political Underpinnings of Privatization (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-63918-7. 
  • Floud, Roderick; Johnson, Paul (2004). The Cambridge Economic History of Modern Britain, Volume 3 (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-52738-5. 
  • Foley, Michael (2002). John Major, Tony Blair and a Conflict of Leadership: Collision Course (en inglés). Manchester University Press. ISBN 0-7190-6317-5. 
  • Gamble, Andrew (2009). The Spectre at the Feast: Capitalist Crisis and the Politics of Recession (en inglés). Palgrave Macmillan. ISBN 978-0-230-23075-0. 
  • Gilbert, Martin (2002). A History of the Twentieth Century (en inglés). Harper Perennial. ISBN 0-06-050594-X. 
  • Glyn, Andrew (1992). «The 'Productivity Miracle', Profits and Investment'». En Michie, Jonathan. The Economic Legacy, 1979–1992 (en inglés). Academic Press. pp. 77–87. ISBN 978-0-12-494060-4. 
  • Görtemaker, Manfred (2006). Britain and Germany in the Twentieth Century (en inglés). Berg Publishers. ISBN 1-85973-842-7. 
  • Hastings, Max; Jenkins, Simon (1983). Battle for the Falklands (en inglés). Norton. ISBN 0-393-30198-2. 
  • Howe, Geoffrey (1994). Conflict of Loyalty (en inglés). Macmillan. ISBN 978-0-333-59283-0. 
  • Jackling, Roger (2005). «The Impact of the Falklands Conflict on Defence Policy». En Badsey, Stephen; Grove, Mark; Havers, Rob. The Falklands Conflict Twenty Years On: Lessons for the Future (Sandhurst Conference Series) (en inglés). Routledge. ISBN 978-0-415-35030-3. 
  • James, Clive (1977). Visions Before Midnight (en inglés). ISBN 978-0-224-01386-4. 
  • Jones, Bill (1999). Political Issues in Britain Today (en inglés). Manchester University Press. ISBN 0-7190-5432-X. 
  • Jones, Bill; Kavanagh, Dennis; Moran, Michael (2007). «Media organisations and the political process». Politics UK (en inglés) (6 edición). Longman. ISBN 978-1-4058-2411-8. 
  • Khabaz, D.V. (2007). Manufactured Schema: Thatcher, the Miners and the Culture Industry (en inglés). Matador. ISBN 978-1-905237-61-6. 
  • Lawson, Nigel (1992). The View from No. 11: Memoirs of a Tory Radical (en inglés). Bantam. ISBN 978-0-593-02218-4. 
  • McAleese, Dermott (2004). Economics For Business: Competition, Macro-stability & Globalisation (en inglés) (3 edición). Financial Times Management. ISBN 978-0-273-68398-8. 
  • Marr, Andrew (2007). A History of Modern Britain (en inglés). Pan. ISBN 978-0-330-43983-1. 
  • Moloney, Ed (2002). A Secret History of the IRA (en inglés). W. W. Norton & Company. ISBN 0-393-32502-4. 
  • Reitan, Earl Aaron (2003). The Thatcher Revolution: Margaret Thatcher, John Major, Tony Blair, and the Transformation of Modern Britain, 1979–2001 (en inglés). Rowman & Littlefield. ISBN 0-7425-2203-2. 
  • Richards, Howard (2004). Understanding the Global Economy (en inglés). Peace Education Books. ISBN 0-9748961-0-1. 
  • Seldon, Anthony; Collings, Daniel (2000). Britain Under Thatcher (en inglés). Longman. ISBN 978-0-582-31714-7. 
  • Senden, Linda (2004). Soft Law in European Community Law (en inglés). Hart Publishing. ISBN 1-84113-432-5. 
  • Seward, Ingrid (2001). The Queen and Di: The Untold Story (en inglés). Arcade Publishing. ISBN 1-55970-561-2. 
  • Smith, Gordon (1989). Battles of the Falklands War (en inglés). I. Allan. ISBN 978-0-7110-1792-4. 
  • Thatcher, Margaret (1993). The Downing Street Years (en inglés). HarperCollins. ISBN 0-00-255354-6. 
  • Thatcher, Margaret (1995). The Path to Power (en inglés). HarperCollins. ISBN 978-0-00-638753-4. 
  • Thornton, Richard C. (2006). The Reagan Revolution II: Rebuilding the Western Alliance (en inglés). Trafford Publishing. ISBN 978-1-4120-1356-7. 
  • Toye, Richard; Gottlieb, Julie V. (2005). Making Reputations: Power, Persuasion and the Individual in Modern British Politics (en inglés). I. B. Tauris. ISBN 1-85043-841-2. 
  • Veljanovski, Cento (1990). «The Political Economy of Regulation». En Dunleavy, Patrick; Gamble, Andrew; Peele, Gillian. Developments in British Politics 3 (en inglés). Macmillan. 
  • Wapshott, Nicholas (2007). Ronald Reagan and Margaret Thatcher: A Political Marriage (en inglés). Sentinel. ISBN 1-59523-047-5. 
  • Wheeler, Tony (2004). The Falklands and South Georgia Island (en inglés). Lonely Planet. ISBN 1-74059-643-9. 
  • Zemtsov, Ilya; Farrar, John (2007). Gorbachev: The Man and the System (en inglés). Transaction Publishers. p. 138. ISBN 978-1-4128-0717-3. 
  • Cuenca Toribio, Juan Manuel (2000). Intelectuales y políticos contemporáneos. p. 163. ISBN 84-472-0634-3. 
  • Middleton, Roger (1996). Government versus the Market (en inglés). E. Elgar. p. 630. ISBN 9781852780319. 
  • Duthel, Heinz (2011). Rupert Murdoch: The Politico Media Complex Mogul (en inglés). Epubli. p. 163. ISBN 9781467910934. 
  • Taylor, Peter (1997). Provos The IRA & Sinn Féin. Bloomsbury Publishing. pp. 251–252. ISBN 0-7475-3818-2. 
  • Schaffner, Nicholas (1991). Saucerful of Secrets (1 edición). Sidgwick & Jackson. ISBN 0-283-06127-8. 

Lectura adicional[editar]

Libros[editar]

  • Statecraft: Strategies for Changing World por Margaret Thatcher (HarperCollins, 2002) ISBN 0-06-019973-3
  • The Collected Speeches of Margaret Thatcher por Margaret Thatcher (HarperCollins, 1999) ISBN 0-06-018734-4
  • The Collected Speeches of Margaret Thatcher por Margaret Thatcher, Robin Harris (editor) (HarperCollins, 1997) ISBN 0-00-255703-7
  • The Path to Power por Margaret Thatcher (HarperCollins, 1995) ISBN 0-00-255050-4 (El camino hacia el poder, Aguilar, 1995)
  • The Downing Street Years por Margaret Thatcher (HarperCollins, 1993) ISBN 0-00-255354-6 (Los años de Downing Street, Aguilar, 1994)

Biografías[editar]

Autobiografías ministeriales[editar]

Enlaces externos[editar]

Noticia[1]Wikinoticias[2]