Guadix

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guadix
Municipio de España
Escudo de Guadix
Escudo
Guadix
Guadix
Ubicación de Guadix en España.
Guadix
Guadix
Ubicación de Guadix en la provincia de Granada.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Andalucía.svg Andalucía
• Provincia Bandera de la provincia de Granada (España).svg Granada
• Comarca Guadix
• Partido judicial Guadix
Ubicación 37°17′58″N 3°08′14″O / 37.2995522, -3.1371246


Coordenadas: 37°17′58″N 3°08′14″O / 37.2995522, -3.1371246
• Altitud 949 msnm
• Distancia 60 km a Granada
Superficie 325 km²
Población 18 884 hab. (2013)
• Densidad 58,1 hab./km²
Gentilicio accitano, -na o
guadijeño, -ña[1]
Código postal 18500
Alcalde (2012) José Antonio González Alcalá (PP)
Patrón San Torcuato
Patrona Virgen de las Angustias
Sitio web www.guadix.es
[editar datos en Wikidata]
Término municipal de Guadix respecto a la provincia de Granada.

Guadix es una ciudad y municipio español de la provincia de Granada, comunidad autónoma de Andalucía, situado en la falda norte de Sierra Nevada. Es la capital histórica de la comarca homónima (conocida también como Accitania).

El ayuntamiento accitano está formado por los núcleos de Guadix, Estación de Guadix, Bácor, Hernán-Valle, Belerda, Paulenca, Olivar y Los Balcones.

Es uno de los asentamientos humanos más antiguos de la Península. Fundada por Octavio Augusto, como asentamiento de los veteranos de la I y II Legiones, junto a un asentamiento ibero previo. En época romana se denominaba Julia Gemella Acci y de ahí su gentilicio, accitanos.[2] El nombre actual de la ciudad se remonta a la dominación musulmana, cuando la ciudad se llamaba Wadi Ash (río Ash, arabización del nombre Acci), pronunciado wad ish en el árabe coloquial granadino. En época del Reino Nazarí de Granada Wadi Ash era una de sus 33 madinas o ciudades amuralladas que contaba con alcazaba. Durante este periodo su demarcación jurisdiccional era casi idéntica a la de la actual Accitania. La pronunciación corriente en la actualidad es /gwa'diks/ o /gwa'dis/ aunque tradicionalmente fue /gwa'dix/, de lo que da fe el gentilicio guadijeño.[3]

Cabe mencionar los numerosos monumentos que conforman su fisonomía arquitectónica, entre los que destacan la alcazaba árabe que domina la localidad, así como la catedral de Guadix, en la que se superponen diversos estilos, desde el gótico hasta el neoclásico que es una de las tres catedrales españolas con planta renacentista (junto a las de Granada y Málaga).

Igualmente, en esta ciudad, existe un barrio formado por cuevas trogloditas, horadadas en las montañas arcillosas sobre las que se asienta. Muchas de ellas están habitadas desde tiempo inmemoriales y, actualmente, muchas se están rehabilitando e incluso se están convirtiendo en alojamientos para turistas como "apartacuevas".

Las Cuevas de Guadix son una creación posterior a la época árabe-musulmana; sus orígenes hay que buscarlos inmediatamente después de la toma de Granada, en 1492, por los Reyes Católicos. Las excavaciones en los cerros eran practicadas por maestros alarifes, y la técnica consistía en el "picado" del cerro para que éste no se derrumbara.

Geografía física[editar]

Clima[editar]

Es continental, ya que el macizo montañoso obstaculiza la llegada de la influencia del mar. Los veranos son bastante calurosos y los inviernos muy fríos.

Pluviometría media en Guadix 331 l/m²;

Temperaturas medias en Guadix (1932-1970) 14, 8 °C.

Fuente: (Caracterización Agroclimática de la provincia de Granada, op. cit. p, 110).

Historia[editar]

Inscripción romana que se halla en un lateral de la catedral de Guadix.
Iglesia de Santiago

Nos encontramos en uno de los asentamientos más antiguos de España. Guadix nos ofrece abundantes testimonios que parten desde la edad de piedra, pasando por la edad de los metales en su etapa prehistórica.

Estamos ante el que fue uno de los enclaves más importantes de la ruta de comunicación natural entre las zonas levantina y bética, que como cita el documento del cual se extrae esta información “su entrada en la historia viene determinada por su condición de cruce de caminos” y, por tanto, puente de “civilizaciones, cultura, religiones, comercio,…” en todos los aspectos de la vida humana. El geógrafo renacentista neerlandés Jan Blaeu en su "Atlas Maior" sitúa la fundación de Acci en el año 1.000 a.C., por los fenicios de Pigmalión regente de Tiro y hermano de la fundadora mítica de Cartago, aunque lo lógico es que tal fundación fuere de una factoria comercial, y, por supuesto, muy posterior, quizá en el siglo VII a.C. El historiador hispanista antiguo Adolf Schulten sitúa a Acci por esa época en la órbita de Tartessos. No quedan vestigios de la presencia cartaginesa, pero sí la leyenda-teoría de que la esposa indígena de Aníbal, Himilce, pudiera ser de Acci, en vez de Cástulo (Linares).

Época romana[editar]

Éstos establecieron el nudo de comunicaciones entre las calzadas que en su momento enriquecieron la denominada Vía Augusta. Julio César la elevó como colonia en el año 45 a.C., tras la batalla de Munda en Hispania frente a los "pompeyanos", según J. M. Santero, llamándola por entonces Ivlia Gemella Acci, en la cual se asentaron los legionarios eméritos de la llamada Legio Secunda y Prima Venacula, con el fin de tomar esposas entre la población indígena presente en la zona, constituyéndose así como colonia romana. Con el paso del tiempo, la colonia Acci llegó a acuñar moneda propia con diferentes valores. Estas monedas se pueden encontrar, en nuestros días, distribuidas por todo el antiguo imperio y gran parte de sus fronteras mediterráneas establecidas en aquellos tiempos. En la actualidad las podemos encontrar en los museos arqueológicos más importantes tales como los de Roma, Jerusalén, Mérida,…

En el punto donde se encuentran actualmente el templo catedralicio y la plaza del Ayuntamiento, estuvo situada la “encrucijada del campamento romano” por entonces.

Según la tradición Acci es considerada la primera ciudad convertida al cristianismo en Hispania, y primera sede episcopal, fundada por San Torcuato, quien proveniente de Palestina, con los llamados Siete Varones Apostólicos, desembarcó en Cartago Nova o Adra, y desde allí se dirigió al Guadix hispanorromano, culminándose la conversión de la ciudad con el bautizo de la matrona romana Santa Luparia, aunque los cristianos, y Torcuato a la cabeza, fueron objeto de las persecuciones imperiales.

Época visigoda[editar]

En la España visigoda se mantuvo, siguiendo la anterior tradición, como sede episcopal de la iglesia católica, entonces conocida como Acci, y sufragánea de la Archidiócesis de Toledo que comprendía la antigua provincia romana de Cartaginense, en la diócesis de Hispania. En este periodo, la ciudad de Guadix consolidó su carácter episcopal. Integrada en la geografía eclesiástica visigótica, los obispos de Guadix tuvieron presencia destacable tanto en los Concilios de Toledo (capital del reino visigodo de España) como en las decisiones de mayor relevancia de la corona hispánica. Se puede afirmar, como indica el texto informativo, que “el Toledo de los Godos tiene su sucursal accitana en el sureste español”, donde el representante regio sería el mismo obispo en persona.

Esta dignidad eclesiástica le venía a la ciudad de varios siglos atrás. Como botón de muestra cabe citar que en el año 304 d.C., el obispo de Guadix, Félix, presidió el Concilio de Iliberis, sin lugar a dudas el que fuera el más importante de la España romana.

Época andalusí[editar]

En el periodo andalusí Guadix atravesó siglos de diversidad en su suerte. Pasó por periodos de esplendor y de decadencia, debido a episodios epidémicos, bélicos o de sequías.

Según las crónicas árabes fue ciudad en un principio díscola a los omeyas, participando incluso en rebeliones en la época de las revueltas del muladí, reconvertido al cristianismo, Ibn Hafsum. Cabe destacar la importancia militar que por entonces le fue concedida por Abderramán III allá por el siglo X.

Al declive del califato fue territorio limítrofe entre Ziríes granadinos y Banu Jayrán almerienses. En 1018, fue asesinado el pretendiente califa omeya Abderramán IV, por parte de sus partidarios, entre otros Jayrán de Almería, en Guadix, tras ser derrotado su ejército por el de Zawi Ibn Zirí de Granada.

Integrado en el Imperio Almorávide, tras las primeras taifas, en el declinar de éste y en medio de sus luchas contra los almohades por el control del Magreb y al-Andalus, el guadixí Ahmad Ibn Malham proclamó un señorío independiente en Guadix y Baza en 1145, si bien aliado, o vasallo, de los almohades. Tras la conquista de éstos del al-Andalus musulmán, Ibn Malham acabó sus días en Marrakech, siendo el jardinero, tenía vastos conocimientos de botánica, de la residencia califal de la Bujaira.

Tras la caída del poder de los almohades en la Península Ibérica, se integra en el último reino musulmán de al-Andalus, el Reino Nazarí (o Nazarita) de Granada. En 1313 se produce una sublevación que, encabezada por el cuñado, emir de Málaga, del rey Nasr, provocará el 8 de febrero de 1314 la abdicación de éste en la persona de su primo Ismaíl I, a cambio del gobierno de Guadix, donde mantendría un reino-feudo independiente hasta su muerte en esta ciudad en 1322.

El día 15 de enero de 1362 se libró la batalla de Guadix, en la que las tropas del reino de Castilla y León fueron derrotadas por las del reino nazarí de Granada. Al mando de las tropas castellanas derrotadas se encontraban los caballeros Diego García de Padilla, Maestre de la Orden de Calatrava, Enrique Enríquez "el Mozo", Adelantado mayor de la frontera de Andalucía, y Men Rodríguez de Biedma, Caudillo mayor del obispado de Jaén.

Las guerras civiles acaecidas en el reino musulmán en los últimos tiempos de la denominada dinastía Nazarí convirtieron a Guadix en la capital del breve reino musulmán capitaneado por la figura de Abú Abdallah Muhammad "El Zagal" (El Valiente), quien aliándose alternativamente a sus correligionarios o a los castellanos acabó siendo víctima de los sentimientos de rencor y de venganza, ya fueran propios o ajenos a él. De este modo posibilitó y facilitó la llegada de los castellanos con los Reyes Católicos y el Cardenal Mendoza a la cabeza. En noviembre de 1489 fue entregada la ciudad a los conquistadores castellanos.

Son figuras reconocidas originarias del Guadix musulmán el filósofo y médico sufí Abú Yafar Ibn Tufayl (Abentofail), el poeta sufí Abulhasán Alí Abdalá an-Numairy al-Sustari, las hermanas poetisas Zaynab y Hamda (o Hamsa) bint Ziyab, así como el eminente arquitecto Es Saheli al-Garnati, constructor de las mezquitas patrimonio de la humanidad en Tombuctú (Malí), aunque algunos sitúen su cuna en Granada, el eminente cronista medieval Ibn Khaldún de Túnez ("Prolegómenos") proclama su nacimiento en la ciudad accitana.

Reconquista cristiana[editar]

Calle de Santa María del Aire.

El por entonces llamado "tercer rey de España", el Arzobispo de Toledo, Pedro González de Mendoza, fue uno de los personajes clave en la historia de esta ciudad a partir de 1487. A su persona se debe, como se cita, “la configuración de la ciudad como un enclave episcopal”, así como también “sede del corregimiento más extenso de la corona de Castilla, el poder de la casa del Infantado y la mitra toledana juntas”, las cuales propiciaron “las concesiones regias del marquesado del Cenete para D. Rodrigo de Vivar y Mendoza y la conversión de la mezquita en sede catedralicia”.

Las frecuentes y abundantes guerras entre religiones y culturas producidas durante la Reconquista, se extendieron prácticamente a lo largo de todo un siglo. Ya por el año 1570 d.C., y en tiempos de Felipe II, se dio orden de evacuar a los moriscos vencidos desde el reino de Granada hasta zonas del Levante, de La Mancha y Extremadura.

Como cita el autor del texto “esta medida tendente a solucionar la llamada Rebelión de las Alpujarras hizo desaparecer de nuestro entorno a gran parte de la población ancestralmente autóctona” deportando a una gran cantidad de personas, lo cual tuvo graves repercusiones en una de las industrias más fructíferas como fue la de la seda.

Tras expulsión acaecida en el año 1570 d.C. retornaron de manera clandestina y con carácter subversivo, una pequeña parte de los exiliados, los cuales situándose en el entorno de la ciudad, excavaron sus viviendas en la arcilla, lo que dio lugar a la aparición u origen de las conocidas y tan populares cuevas, según una teoría. Éstas se convirtieron en un “hábitat comunitario y organizado”. Según otra teoría, las cuevas habitadas tienen su origen en el propio momento de la Reconquista, siendo los cristianos más pobres, sin capacidad de adquirir vivienda intramuros, los que se establecieron excavando los cerros arcillosos colindantes.

Edad moderna[editar]

La dinastía de los Austria concedió a Guadix los “privilegios propios de una ciudad del antiguo régimen”, aunque la castigó duramente, por otro lado, tanto en el aspecto económico “por la exacción de impuestos como a su juventud por la necesidad de mantener en Europa un prestigio dinástico lleno de inmensos esfuerzos militares”.

El periodo borbónico, como cita el autor, no puede denominársele el Siglo de las Luces, “pues a la oscuridad inicial las nuevas militarizaciones juveniles para la guerra de Sucesión”, se une el hecho de que en el reinado de Carlos III se acabó con una de las instituciones culturales y académicas con más prestigio de la historia de esta ciudad, como fue el Colegio de San Torcuato de la Compañía de Jesús, dejando exclusivamente al seminario diocesano las posibilidades académicas de esta época. De todos modos cabe decir que los Borbones dotaron mejor las obras de la catedral, las cuales fueron finalizando antes de la entrada napoleónica.

El periodo francés supuso un “cáncer” para la ciudad, iniciándose una etapa de decadencia que abarcó todo el siglo XIX. Durante este siglo las guerras, epidemias y desastres sociopolíticos fueron ingentes y paralelos a los vividos por entonces en el resto del país. La carencia de una revolución industrial supuso un alto índice de mortandad entre la población infantil, de igual forma trajo la práctica de la esclavitud laboral para la mayoría de la sociedad.

Época contemporánea[editar]

Todo ello desembocaría con el enfrentamiento civil en el año 1936, como consecuencia de las injusticias sociales acaecidas en el pasado y de los ánimos del espíritu revolucionario.

Para concluir me gustaría citar textualmente en este apartado las palabras del autor que termina diciendo: “para los hijos de esta tierra y también para su patrimonio cultural y artístico, la guerra fue, junto a la desamortización y a la francesada, una catástrofe de consecuencias insuperables”.

Vista de Guadix desde el Mirador de la Magdalena.
Vista de Guadix desde el Mirador de la Magdalena.

Transportes[editar]

Debido a su enclave geográfico, Guadix ha sido históricamente un cruce de caminos al funcionar como enlace natural entre Andalucía Oriental, Andalucía Occidental y el Levante español. Actualmente es en este lugar donde la A-92 procedente de Granada toma dirección Almería o Puerto Lumbreras.

De igual forma ocurre en materia ferroviaria, al ser aquí donde un nudo ferroviario comunica Granada, Almería y Murcia entre sí. En el año 1985 fue cerrado al tráfico el ferrocarril del Almanzora funcionado en la actualidad la red de fibra óptica propiedad de ADIF. Hay planes por parte de la administración para poner en funcionamiento esta línea y realizar de nuevo transporte de pasajeros y mercancías muy demandado por la industria del sector del mármol de Macael.

Actualmente, se están iniciando los planes para condicionar las vías del ferrocarril para el paso del tren de alta velocidad (AVE) y se prevé que para los próximos lustros se haya construido una nueva estación en la comarca de Guadix.

Patrimonio[editar]

Alcazaba sobre la ciudad de Guadix

Patrimonio arqueológico[editar]

Guadix posee una gran riqueza arqueológica que se ha puesto de manifiesto desde hace ya muchos siglos.

En nuestros tiempos hemos podido tener conocimiento de su valor arqueológico a través de las excavaciones realizadas en el casco histórico de esta ciudad, ofreciéndonos información sobre la antigüedad de esta población, ya que se han podido encontrar restos de ocupación humana datados en la Edad del Bronce.

No se queda atrás la riqueza arqueológica extraída de esta tierra con respecto a una de las épocas más esplendorosas de esta ciudad, la época romana. No menos importancia tiene la edad media en la ciudad. Guadix ha supuesto en este punto, “la ciudad que lanza interesantes datos permitiendo ser punto de referencia obligado para comprender la presencia musulmana en nuestro suelo”.

Patrimonio artístico religioso[editar]

Catedral de Guadix
Catedral de Guadix

Guadix aglutina una ingente muestra de su arquitectura de carácter religioso, comenzando por uno de sus monumentos estrella como es la Catedral de Guadix, entre otros.

Ésta fue construida sobre la vieja mezquita árabe que entonces ocupaba este recinto. Su construcción se extendió bastante en el tiempo abarcando los siglos que van desde el XVI hasta el XVIII, lo cual responde a su mezcla de estilos arquitectónicos que podemos observar en el interior. Entre estos estilos podemos encontrar elementos del gótico, renacentistas y barrocos.

Una de las principales joyas de orfebrería de la catedral accitana es la Custodia de la festividad del Corpus Christi, diseñada por Alonso Cano y sufragada por el rey Carlos II, por intermediación de su hermanastro Carlos Fernando de Austria, Canónigo de la catedral de Guadix en los últimos años del siglo XVII.

Cabe citar también en estas líneas la Parroquia del Sagrario, anexa a la catedral.

También nos encontramos el Convento e Iglesia de la Concepción. Es habitado por la orden de religiosas concepcionistas franciscanas de clausura, y se localiza en el que fuera antiguamente el zoco árabe, Calle de la Concepción. En la actualidad se rodea por viejas casas nobiliarias ya que fue el lugar elegido principalmente por los hidalgos castellanos que se asentaron en la ciudad tras la entrada de los Reyes Católicos.

A continuación se citan brevemente el resto de edificios religiosos que podemos encontrar en la ciudad y que engrosa este aparado informativo.

  • Iglesia de San Agustín: S. XVIII. Esta iglesia sufrió la invasión francesa al convertirse en cuartel general, quedando prácticamente destruida. Posteriormente fue reformada y se instaló en la misma el Seminario Menor de S. Torcuato.
  • Antiguo Convento de S. Agustín o viejo Seminario: su estructura corresponde al tipo conventual ya conocido. Actualmente sirve además, como acceso al recinto amurallado de la Alcazaba.
  • Iglesia y convento de Santiago: actualmente está considerado como monumento nacional y se construyó sobre una mezquita anterior datando del S. XVI. La fundación de este convento la hizo D. Gaspar de Ávalos, Arzobispo de Santiago de Compostela.
  • Convento de la Divina Infantita: en la actualidad es sede del convento y centros de enseñanza de la Congregación accitana de la Divina Infantita. Anteriormente fue el palacio de los Alfaro Narváez aunque después de la guerra civil quedó bastante reconstruido.
  • Iglesia de San Miguel. Convento de Santo Domingo: la Iglesia de Santo Domingo donde hoy se asienta la parroquia de S. Miguel es fundación directa de los Reyes Católicos (17-1-1550, s. XVI). Posiblemente sea la obra de artesonado mudéjar más acabada y perfecta de las existentes en las iglesias de la ciudad con una amplia policromía.
  • Iglesia de la Magdalena: actualmente se está rehabilitando como escuela taller promovida por la propia iglesia diocesana.
  • Iglesia y convento de San Francisco: construido en la primera mitad del siglo XVI.
Plaza de la Constitución.

Otras iglesias de la ciudad:

  • Basílica de Nuestra Señora de las Angustias y convento de San Diego,
  • Iglesia de Santa Ana (s. XVI),
  • Iglesia de San Torcuato (s. XVII),
  • Iglesia de la Ermita Nueva
  • Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Fátima
  • Iglesia de Santo Domingo (siglos XV y XVI)
  • Ermita de San Antonio Abad.

Patrimonio artístico militar[editar]

  • Alcazaba de Guadix; monumento nacional, es una antigua fortaleza defensiva originaria de la época califal que domina la ciudad desde su colina.
  • Torreón del Ferro; Es una parte de la antigua muralla árabe que protegía la ciudad y la encerraba ante ataques, construido aproximadamente en el siglo XI.

Patrimonio artístico civil[editar]

Barrio de las cuevas.

A continuación pasamos a dar una breve muestra de su arquitectura civil, donde podemos encontrar, entre otras, las siguientes:

  • Calle de la Concepción; antiguamente fue zoco árabe. Actualmente encontramos casas nobiliarias, típicas de los hidalgos, castellanos que se asentaron en la ciudad. Destaca la del Magistral Domínguez.
  • Calle de Santa María de Buen Aire; en esta calle se encuentran el Palacio Episcopal, del siglo XVI, Colegio de la Divina Infantita, siglo XVIII, el Palacio de los Marqueses de Villa Alegre, del año 1592.
  • Puerta de San Torcuato; data del siglo XVI. Fue reconstruida con posterioridad en mampostería, en época de los Austrias.
  • Barrio de San Miguel; con las Iglesias de San Miguel y de la Magdalena.
  • Barrio de la Iglesia de Santiago; sin duda uno de los barrios más característicos de la ciudad. En él se localiza la casa de los Barther de los siglos XVII-XVIII.
  • Barrio de Santa Ana; fue un antiguo arrabal árabe. Sigue conservando la estructura morisca de angostas y retorcidas calles.
  • Parque Municipal; construido sobre una alameda que se remonta al periodo islámico.
  • Cueva museo; situada en el popular barrio de las cuevas.

Cultura[editar]

Gastronomía[editar]

Guadix cuenta con una amplia y variada gastronomía, fruto de tantos siglos de rica y diversa historia. Generalmente, la cocina de esta ciudad, así como de su comarca, se basa en los productos derivados del cerdo, como por ejemplo la olla o el potaje. También son dignos de mención los embutidos de elaboración "casera" y artesanal, entre los que encontramos sus deliciosos jamones, entre otros, así como destacar igualmente el vino del lugar.

Entre sus platos más típicos podemos citar las migas, las deliciosas gachas, la zalamandroña o el rin ran, los sustentos, los pestiños, los andrajos y un largo etcétera de productos de producción artesanal y tradicional.

También destacan algunos productos, como las habas y los melocotones, y dulces, como los felipes y tocinos de cielo.

Fiestas[editar]

  • Feria de Guadix: Fecha variable, entre el final de agosto y el principio de septiembre.
  • Cascamorras: 9 de septiembre, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.
  • Fiesta patronal de San Torcuato: 15 de mayo. En esta festividad aparte de la tradicional procesión de la reliquia de San Torcuato, se realiza paralelamente un festival de rock conocido como "Katillo rock" en el que los grupos de la comarca se dan a conocer actuando junto a artistas invitados (Sugarless, Molotov, Elecktra, Coilbox u Hora Zulu, entre otros).
  • Fiesta patronal de la Virgen de las Angustias: El primer fin de semana de noviembre se realiza la bajada de la Virgen desde su templo a la catedral de Guadix y el segundo fin de semana se celebra la procesión de la Virgen de las Angustias desde la Catedral hasta su templo.
  • San Miguel, el 29 de septiembre: Fiestas del barrio del mismo nombre.
  • Santa Ana, el 26 de julio: Fiestas del barrio del mismo nombre.
  • San Luis Rey de Francia: tercer o cuarto fin de semana de agosto. Fiestas de la pedanía de Hernán Valle en honor a su Patrón.
  • Nuestra Señora de Gracia: alrededor del 15 de agosto. Fiestas de la barriada de las cuevas, en honor a su Patrona, con procesión del lienzo de la Virgen.
  • Nuestra Señora Virgen de Fátima: se celebra en torno al útimo fin de semana del mes de mayo. Fiestas de la barriada de las cuevas.
  • San Bernabé: durante el 11, 12 Y 13 de junio; Fiestas de la Entidad Local Autónoma de Bácor Olivar en honor a su Patrón.
  • San Antón: la noche del 16 y durante el día 17 de enero; fiesta muy popular en la que los vecinos hacen hogueras por la noche.
  • Fiestas del Sagrado corazón de Jesús: la primera o la segunda semana de julio.
  • Ciclo internacional de Música "Guadix clásica": celebrado durante la segunda quincena de mayo, se abre en Guadix uno de los ciclos de música clásica con mayor relevancia dentro del panorama musical andaluz. En él se han dado cita la South London Philharmonic, Manolo Sanlúcar, Carmen Linares, Vicente Amigo, Las Voces Búlgaras, Solistas de Zurich, Camerata Romeu, Coro de la Capilla Real de Madrid.

Accitanos célebres[editar]

  • Zaynab y Hamda Bint Ziyad: Fueron hermanas y poetisas que vivieron entre los siglos IX y X. Solo se conserva una pequeña parte de la obra de Hamda, de contenido principalmente erótico.[4]
  • Ibn Tufail: Abu Bakr Muhammad ibn Abd al-Malik ibn Muhammad ibn Tufail al-Qaisi al-Andalusi (بكر محمد بن عبد الملك بن محمد بن طفيل القيسي الأندلسي ), también conocido como Aben Thofail, Abentofail, Ibn Tufayl o Ibn Tufail (Uadi-Ash, actual Guadix (provincia de Granada, España), Imperio Almohade), c. 1105/1110 - Marrakech, 1185). Médico, filósofo, matemático y poeta, contemporáneo de Averroes y discípulo de Avempace. Participó en la vida cultural, política y religiosa de la corte de de los almohades en Granada.
  • Pedro de Mendoza: Nació en el año 1487. Conquistador español, funda la Ciudad de Buenos Aires.
  • Lope de Figueroa: (Guadix, 1520 o ca. 1541-1542) — Monzón, Huesca, 28 de agosto, o 1 de noviembre, de 1585), militar, caballero de la Orden de Santiago comendador de la encomienda de los bastimentos del Campo de Montiel; capitán, maestre de campo general y capitán general de la costa del Reino de Granada.
  • Lorenzo Ferrer Maldonado: Nacido a mediados del s.XVI, se puede afirmar de él que fue uno de los más brillantes supuestos viajeros y fecundos falsarios de la Historia[5]
  • Diego de Guadix (¿1555? - 1615), arabista y lexicógrafo franciscano, autor de un monumental diccionario de arabismos.
  • Antonio Mira de Amescua: ¿1574? - 1644, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro.
  • Lorenzo Rodríguez: (Guadix, Granada, 1704 – Ciudad de México, 1774) arquitecto barroco español y posteriormente mexicano. Autor de numerosas obras en la capital mexicana, entre las que es de especial relevancia el Sagrario de la Catedral Metropolitana.
  • Manuel Malo de Molina y Hurtado: Destacado abogado, arabista, historiador y político español del siglo XIX (n. Guadix, Granada, 1818, m. 1864).
  • Pedro Antonio de Alarcón: Novelista español (Guadix, Granada, 10 de marzo de 1833 – Valdemoro, Madrid, 19 de julio de 1891). Perteneció al movimiento realista. Se trata de uno de los más destacados autores de este movimiento, uno de los artífices del fin de la prosa romántica.
  • Juan Aparicio López: Periodista y político relevante en la postguerra. 1906-1987.[6]
  • José Asenjo Sedano: (Guadix, 12 de abril de 1930 – Almería, 12 de agosto de 2009) fue un abogado, periodista y escritor español. Ganó el premio Nadal en 1977 por su novela "Conversación sobre la guerra".

La poetisa granadina Elena Martín Vivaldi cursó sus estudios de magisterio en Guadix. Desde marzo de 2010 cuenta con una calle en la ciudad.

Hermanamientos[editar]

Referencias[editar]

  1. «guadijeño», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=guadije%C3%B1o 
  2. Diccionario de la Lengua Española, Real Academia Española
  3. «x» en Diccionario panhispánico de dudas, 1.ª ed., Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, 2005.
  4. http://www.poetasandaluces.com/autor.asp?idAutor=21
  5. Lorenzo Ferrer Maldonado: un personaje accitano del s. XVI desconocido para sus paisanos. Año 1550 [1]
  6. http://www.filosofia.org/ave/001/a017.htm

Enlaces externos[editar]