Nuestra Señora de los Dolores

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Virgen de las Angustias»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Nuestra Señora de Los Dolores.JPG

La Virgen de los Dolores es una advocación de la Virgen María. También es conocida como Virgen de la Amargura, Virgen de la Piedad, Virgen de las Angustias, Virgen de la Caridad, Virgen de la Soledad o La Dolorosa. Su fiesta es el Viernes de Dolores o el 15 de septiembre; su vestidura por lo normal es negra o morada.

Los Siete Dolores[editar]

  • 1º. La profecía de Simeón (Lc. 2, 22-35) ¡Dulce Madre mía! Al presentar a Jesús en el templo, la profecía del anciano Simeón te sumergió en profundo dolor al oírle decir: “Este Niño está puesto para ruina y resurrección de muchos de Israel, y una espada traspasará tu alma”. De este modo quiso el Señor mezclar tu gozo con tan triste recuerdo. Rezar Avemaría y Gloria.
  • 2º. La persecución de Herodes y la huida a Egipto (Mt. 2, 13-15) ¡Oh Virgen querida!, quiero acompañarte en las fatigas, trabajos y sobresaltos que sufriste al huir a Egipto en compañía de San José para poner a salvo la vida del Niño Dios. Rezar Avemaría y Gloria.
  • 3º. Jesús perdido en el Templo, por tres días (Lc. 2, 41-50) ¡Virgen Inmaculada! ¿Quién podrá pasar y calcular el tormento que ocasionó la pérdida de Jesús y las lágrimas derramadas en aquellos tres largos días? Déjame, Virgen mía, que yo las recoja, las guarde en mi corazón y me sirva de holocausto y agradecimiento para contigo. Rezar Avemaría y Gloria.
  • 4º. María encuentra a Jesús, cargado con la Cruz (Vía Crucis, 4ª estación) Verdaderamente, calle de la amargura fue aquella en que encontraste a Jesús tan sucio, afeado y desgarrado, cargado con la cruz que se hizo responsable de todos los pecados de los hombres, cometidos y por cometer. ¡Pobre Madre! Quiero consolarte enjugando tus lágrimas con mi amor. Rezar Avemaría y Gloria.
  • 5º. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor (Jn. 19, 17-30) María, Reina de los mártires, el dolor y el amor son la fuerza que los lleva tras Jesús, ¡qué horrible tormento al contemplar la crueldad de aquellos esbirros del infierno traspasando con duros clavos los pies y manos del salvador! Todo lo sufriste por mi amor. Gracias, Madre mía, gracias. Rezar Avemaría y Gloria.
  • 6º. María recibe a Jesús bajado de la Cruz (Mc. 15, 42-46) Jesús muerto en brazos de María. ¿Qué sentías Madre? ¿Recordabas cuando Él era pequeño y lo acurrucabas en tus brazos?. Por este dolor te pido, Madre mía, morir entre tus brazos. Rezar Avemaría y Gloria.
  • 7º. La sepultura de Jesús (Jn. 19, 38-42) Acompañas a tu Hijo al sepulcro y debes dejarlo allí, solo. Ahora tu dolor aumenta, tienes que volver entre los hombres, los que te hemos matado al Hijo, porque Él murió por todos nuestros pecados. Y Tú nos perdonas y nos amas. Madre mía perdón, misericordia. Rezar Avemaría y Gloria.

Devoción[editar]

La Virgen de las Angustias o Virgen de los Dolores es una advocación que cuenta con gran número de devotos en países como Argentina, Colombia, Ecuador, España, Guatemala, Italia, México, Panamá y Portugal. Es la patrona de Eslovaquia.

Devoción en Colombia[editar]

En Colombia es muy conocida esta devoción, una de las más importantes se da en la ciudad de Popayán un viernes antes de semana santa conocido como el viernes de dolores, donde sale un desfile procesional con 3 pasos, la imagen de la virgen acompañada de la imagen de San Juan evangelista y la imagen el Crucifijo (Cristo crucificado), todas tres imágenes de origen español y del siglo XVIII. La procesión inicia y termina en la Iglesia de San Agustín. Nuestra Señora de los Dolores también desfila en la procesión del martes Santo de la Semana Santa de Popayán con flores Blancas. Procesión que lleva su nombre.

Resto del país[editar]

En el municipio de Sonsón, Antioquia, esta devoción se lleva a cabo el Sábado Santo, en el cual se hace un homenaje a los Siete Dolores de la Virgen, se canta el Stabat Mater y se realiza una procesión denominada Procesión de Soledad con la imagen de la Virgen, en el que desfilan las mujeres del municipio con velas encendidas, en señal de dolor.

Devoción en Ecuador[editar]

En las ciudades de Quito y Riobamba hay una celebración a la Virgen Dolorosa, o a la "Madre Dolorosa", como se la conoce localmente, el 20 de abril de cada año, en las comunidades Jesuitas de los Colegios "San Gabriel", de Quito y San Felipe Neri, de Riobamba. De acuerdo a los relatos de sus testigos y a reportes de las autoridades Jesuitas de Ecuador, el 20 de Abril de 1906 ocurrió el denominado "Milagro de la Virgen del Colegio" [1] , ante la presencia de alumnos internos del Colegio San Gabriel de Quito, cuando la Dolorosa del Colegio abrió y cerró los ojos. Posteriormente, Pío XII concedería la coronación canónica de la Dolorosa del Colegio y Juan Pablo II la declararía Patrona de la educación de la juventud.

Devoción en España[editar]

La devoción a la advocación de los dolores está muy arraigada en España, celebrándose cultos tanto en septiembre como el Viernes de dolores. Su imagen es procesionada durante la Semana Santa en numerosas localidades españolas, destacando los iconográficos establecidos por los pasos de la denominada Esperanza Macarena de Sevilla, imagen de vestir bajo palio, y el de la Virgen de las Angustias de Juan de Juni, en Valladolid, que presenta la figura de María abatida de dolor a los pies de la cruz.

Virgen de los Dolores en su paso de palio el Sábado Santo por La Rinconada

En Cartagena (España), ciudad de la que es Patrona bajo la advocación de Nuestra Señora de la Caridad, se procesiona igualmente el Viernes Santo la Santísima Virgen de la Piedad (Capuz).

Ambas imágenes devocionales recogen el momento de la Santísima Virgen tomando en su regazo el cuerpo de Cristo descendido de la Cruz. No obstante, mientras la primera se encuentra inmersa en su séptimo dolor (iconográficamente), la Virgen de la Piedad de los marrajos se halla en su sexto.

En Alcalá del Río, la Hermandad de la Soledad rinde culto a Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad Coronada, imagen que aglutina extendida devoción y culto en la localidad y en toda la comarca. De autor desconocido, podemos situar la Imagen de Ntra. Sra. de los Dolores en su Soledad a mediados del S. XVI. En 1556, Bartolomé Ximenes, clérigo alcalareño, dispone que los viernes de cada mes le digan una misa "a la efigie de Ntra. Sra. de la Soledad, con pena". En las Reglas de fusión de la Hermandad de la Soledad con la del Hospital de San Bartolomé, de 1582, se nos ofrece la primera noticia que se tiene en Alcalá del Río de una salida procesional, en este caso de la Virgen de la Soledad. Morfológicamente, la Imagen Sagrada de la Santísima Virgen presenta la boca sellada, las comisuras de los labios hundidos, el rostro sereno y un cuello amplio y sin anatomizar Su acusado hieratismo de talle y cabeza y su sobriedad expresiva la alejan, definitivamente, de la rotundidad barroca tan cargada de dramatismo, acercándola a la serenidad y equilibrio renacentistas. La imagen, posiblemente una de las más antiguas que procesionan en la provincia de Sevilla, siempre viste de luto.

En Cuenca, desfila el día de Viernes Santo una Virgen de las Angustias de Luis Marco Pérez. Probablemente, la representación más conocida de esta advocación es La Piedad de Miguel Ángel.

Esta gran devoción a La Dolorosa fue llevada a Latinoamérica.

Otras imágenes de gran devoción bajo esta advocación o vinculada a ella en España son las siguientes:

Devoción en Guatemala[editar]

La Virgen de los Dolores o Soledad en Guatemala, posee miles de devotos que acuden a ella a visitarla especialmente en cuaresma y semana santa. También el 15 de septiembre se realizan conmemoraciones en varios templos del país (llamadas velaciones) las cuales se realizan con mucha solemnidad y gran participación de los fieles. Para semana santa se procesionan a las hermosas imágenes de María Santísima de los dolores o de Soledad en andas cargadas por fieles devotas, las cuales caminan tras el paso procesional de Jesús Nazareno, o del Señor Sepultado.

Varios templos en el país poseen imágenes centenarias de esta advocación, las cuales siempre están ataviadas con hermosas tunicelas y mantos de terciopelo, bordados con hilos de oro o plata.

Mencionada por su belleza en la canción "Si usted la viera (El confesor)"[4] de Eusebio Blanco, José Luis Jorge cantada por [Ricardo Arjona]] en su álbum Galería Caribe.

Devoción en México[editar]

En México se practican numerosas versiones de esta devoción. Con motivo del sexto viernes de cuaresma, se exhibe un altar a la Virgen de Dolores. Algunas prácticas devocionales requieren solo una Ave María por cada uno de los Siete Dolores, en vez de siete, o incrementan el número de siete a diez; otros agregan una Gloria después de cada serie de Ave Marías. Casi todos los autores agregan sus propias oraciones de inicio y apertura. Parece que no hay una versión mexicana estandarizada de la coronilla de los Siete Dolores, aunque es frecuente que los devotos recen un "Padre Nuestro" y siete "Ave Marías" por cada uno de los Siete Dolores. Las oraciones de clausura son tres Ave Marías más, en honor de las lágrimas de la Virgen Dolorosa; un "Padre Nuestro", una "Ave María", y una "Gloria" por las intenciones del Santo Papa; una jaculatoria dedicada a la Virgen Dolorosa (opcional); y un ofertorio final (opcional).

1.- La primera fiesta religiosa, se realiza el viernes anterior al Viernes Santo, día llamado Viernes de Dolores. En el altar se colocan líquidos en cristal de colores en representación de sus lágrimas, también se le representa con una daga dorada en el pecho en representación de su dolor.
2.- La segunda fiesta religiosa, que se observa internacionalmente el 15 de septiembre, es de la Virgen de Dolores. Los mexicanos asocian esta Virgen con el Día de la Independencia. La llamada que comenzó la Guerra de Independencia, el Grito de Dolores, sucedió en la noche del 15 de septiembre de 1810, en Dolores, Hidalgo, durante la misa dedicada a su Santa Patrona, la Virgen de los Dolores.

Devoción en Panamá[editar]

El paso del Viernes Dolores en Natá de los Caballeros, donde se procesiona a nuestra Señora. Luego el Gran Viernes Santo en una procesión que dura alrededor de 6 horas terminando a las 3 de la madrugada, la virgen Dolorosa llega a la Basílica, en medio del famoso "Salve Regina". Antiguamente se acostumbraba a cantar al final del Santo entierro la mítica "Dolorosa de Pie Junto a la Cruz". El 20 de marzo de 2010, fue entronizada a basílica la imagen traída desde España, (en conmemoración de ser la iglesia más antigua del litoral) Nuestra Señora de Amargura y de la Esperanza, María que se muestra adolorida cargando a Jesús entre sus brazos una vez bajado de la misma. Dato curioso que la imagen al ser entronizada 24 hombres no podían con la misma. Tallada, imponente y adolorida se muestra la imagen dando compasión e invitando a la reflexión de los pecados.

Localidades que tienen como patrona esta advocación de la Virgen María[editar]

En España[editar]

En México[editar]

+virgen de los dolores del rayo en zinacantepec estado de mexico en la parroquia de san miguel arcangel celebrada el viernes de dolores el 15 de septiembre y dos fechas mas el 22 de mayo celebrando su renovación y el 4 de diciembre celebrando la coronación pontificia y su capilla nombrada santuario el 22 de mayo de 2012 se celebran 250 aniversario de su renovación se llama así porque el 22 de mayo de 1762 se renovó la imagen por efecto de un rayo.

En Venezuela[editar]

  • En la ciudad de Valencia se tiene como patrona a la imágen mariana correspondiente a la Vírgen Dolorosa, pero muy curiosamente se le atribuye el nombre de Nuestra Señora del Socorro; un hecho cuyo trasfondo se encuentra en una leyenda que relata un error de destinatario al momento de la entrega de la imágen de devoción en la ciudad, conservandose finalmente el nombre de la vírgen que se tenía previsto recibir (Virgen del Socorro) pero manteniendo la imágen mariana recibida (Virgen Dolorosa).

En Perú[editar]

En la ciudad de Cajamarca, Nuestra Señora de los Dolores es Patrona y Reina de la ciudad, como de otros pueblos menores, como el pueblo de Angia, entre otros de la Región, su festividad se celebra el Viernes de los Dolores, el viernes anterior a la Semana Santa.

La imagen es muy antigua donada por el Emperador Carlos V, la bella imagen esta en el altar del Templo de San Francisco en la Plaza principal de la ciudad.

El 14 de junio de 1942, durante el I Congreso Eucarístico Diocesano de Cajamarca, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, fue coronada por el Papa Pío XII, representado por el Nuncio Apostólico en el Perú Monseñor Fernando Cento.

En la ciudad de Ayaucho, donde la semana Santa es apoteosica la Virgen Dolorosa sale al encuentro del Señor en una procesión solemne.

Véase también[editar]

Referencias[editar]