Navalmoral de la Mata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Navalmoral de la Mata
Municipio de España
Bandera de Navalmoral de la Mata
Bandera
Escudo de Navalmoral de la Mata
Escudo
Navalmoral de la Mata
Navalmoral de la Mata
Ubicación de Navalmoral de la Mata en España.
Navalmoral de la Mata
Navalmoral de la Mata
Ubicación de Navalmoral de la Mata en la provincia de Cáceres.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Extremadura with COA.svg Extremadura
• Provincia Bandera de Cáceres.svg Cáceres
• Comarca Campo Arañuelo
• Partido judicial Navalmoral de la Mata
Ubicación 39°53′34″N 5°32′25″O / 39.892777777778, -5.5402777777778Coordenadas: 39°53′34″N 5°32′25″O / 39.892777777778, -5.5402777777778
• Altitud 291 msnm
• Distancias 120 km a Cáceres
63 km a Talavera de la Reina
180 km a Madrid
57 km a Plasencia
Superficie 155,96 km²
Población 17 274 hab. (2013)
• Densidad 110,76 hab./km²
Gentilicio Moralo, morala, navalmoralos
Código postal 10300
Alcalde (2007) Rafael Mateos Yuste (PP-EU)
Patrona Virgen de las Angustias
Sitio web Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata
[editar datos en Wikidata]

Navalmoral de la Mata es un municipio español, perteneciente a la provincia de Cáceres, en la comunidad autónoma de Extremadura. Es la tercera ciudad más poblada de la provincia de Cáceres y la octava de Extremadura. El municipio se encuentra en el noreste de la provincia, cerca de la provincia de Toledo. Por carretera, Navalmoral está a 120 km de la ciudad de Cáceres y a tan solo 180 km al Oeste de la capital de España, Madrid y a 60 km de la Autovía de la Plata. Es la cabecera de comarca del Campo Arañuelo.

Ortocentro del Campo Arañuelo y del resto que la rodean (La Vera, La Jara y Los Ibores). Situada en la puerta extremeña del Noreste por la que entran, o salen, según se mire, las dos vías de comunicaciones más importantes de Extremadura (la Autovía del Suroeste y el ferrocarril Madrid-Lisboa), ha desempeñado y sigue desempeñando un destacado papel en su zona a lo largo de la historia.

Fundada a finales del siglo XIV, Navalmoral obtuvo el rollo de villa en el siglo XVII y en 1834 se convirtió en la capital del Partido judicial de Navalmoral de la Mata. A lo largo del siglo XX el municipio pasó de tener 4000 a 15000 habitantes, consolidándose hasta la actualidad como la ciudad más importante del Noreste de la provincia.

Símbolos[editar]

Escudo de Navalmoral de la Mata.svg

El escudo heráldico y la bandera municipal fueron aprobados oficialmente en 1998 El blasón que rige la representación heráldica del escudo es el siguiente:

«De Azur, un moral de oro, frutado de púrpura, adiestrado de una campana de plata y siniestrado de una trompa de lo mismo. Al timbre, Corona Real cerrada.»

Diario Oficial de Extremadura nº 46 de 25 de abril de 1998[1]

La descripción textual de la bandera es la siguiente:

«Bandera cuadrada, de color azul con un moral de color amarillo, frutado de color púrpura, acompañado de una campana blanca y de una trompa del mismo color.»

Diario Oficial de Extremadura nº 46 de 25 de abril de 1998[1]

Ubicación[editar]

Localización del término municipal de Navalmoral en el mapa municipal de la provincia de Cáceres

Navalmoral de la Mata limita con:[2]

Historia[editar]

Prehistoria y antigüedad[editar]

Escudo del Obispo Gutierre de Vargas Carvajal, que hizo construir la iglesia parroquial de San Andrés

Los primeros homínidos llegados a la Península Ibérica recorren y se establecen en las terrazas del Tajo y el Tiétar, donde quedaron importantes asentamientos y restos del Hombre de Cromagnon, que más tarde se trasladó a Mérida, actual capital de Extremadura.

Después llegaron los romanos, asimilan y enriquecen las culturas indígenas precedentes (incluyendo la vettona, con tantas raíces en nuestra comarca, como los llamativos verracos), y nos dejan un importante legado: villas, puentes, templos, calzadas, fuentes y baños, minas, inscripciones y un largo etcétera. Como en el caso anterior, tampoco se olvidaron de residir en lo que hoy es el término de Navalmoral, donde han aparecido huellas de su civilización y estancia.

Edad media y moderna[editar]

Tras las visita de los visigodos, que también aportaron alguna muestra dispersa, incorporando la cultura anterior, serían los árabes quienes siguen reutilizando los antiguos caminos del Arañuelo, sobre todo la anterior calzada romana.

Rollo de Navalmoral de la Mata.

Lo que tendrá continuidad tras la Reconquista y Repoblación medieval. Y así, a finales del siglo XIV, o en el alborear del XV, cuando surge Navalmoral y las otras alquerías de la comarca, de nuevo se relanzan las comunicaciones por este lugar: la Cañada Real Leonesa Occidental y el Camino Real de Extremadura (tras la construcción del Puente de Albalat-Almaraz, en 1536), que vertebraban los desplazamientos este-oeste de personas, ganados y mercancías (incluso, norte-sur, a través de sus respectivas redes secundarias). Y de este modo, dice la leyenda, que se fundó Navalmoral: en torno a la "Venta del Moral", que acogía y recuperaba a los que por aquí transitaban (que, sea o no más o menos verdadera esta tradición popular, lo cierto es que sí existió la citada vía, esta alquería y ese mesón...). Desde entonces, Navalmoral se relaciona con Plasencia, Trujillo, Cáceres, Talavera de la Reina, etc.

Coincide con la expansión de Guadalupe, y después de Yuste, lo que ya no tendrá final. Y, como es evidente, Navalmoral tiene bastante que ver con los desplazamientos a esos lugares: bien como lugar de paso hacia ellos, bien como punto de descanso o enlace.

De ese Antiguo Régimen proceden los más antiguos e importantes monumentos de Navalmoral: como la iglesia de San Andrés y la ermita de Las Angustias (o el popular barrio de la "Plaza Vieja"-"La Peligrosa"). Después erigen el "Rollo" o "Picota", en 1637, como símbolo o insignia de la justicia municipal (y de haber conseguido su libertad, o exención), pues se convierte en Villa.

Los Austrias dejan paso a los Borbones (tras la cruenta Guerra de Sucesión, que nos afectó negativamente) quienes, según la tendencia que les caracterizó, dan un gran impulso a las comunicaciones: sobre todo al mencionado Camino Real de Extremadura, al que dotan con las Casas de Postas, potenciando de nuevo los mesones moralos y favoreciendo el desarrollo económico, demográfico y urbano de la localidad.

Época en que se construye la Casa de los Frailes (o del Espadañal, o de Comillas, porque todos esos nombres ha tenido de acuerdo con sus propietarios), la Fuente de los Caños Viejos y otras de más difícil catalogación (La Bamba, La Serradilla y algunas menores más); y también los típicos barrios del Cerro y del Perchel (primitivo "San Miguel"), o el primer Ayuntamiento.

Edad contemporánea[editar]

Siglo XIX[editar]

Así alcanzamos el siglo XIX cuando, además de la guerra de Independencia o las escaramuzas de las Guerras Carlistas y otras calamidades (como las frecuentes epidemias), y de ser nombrado este municipio cabeza de su Partido Judicial en 1834, lo que facilitará su despegue en el futuro.

Sede de la Fundación Concha, que posee una biblioteca notable y un museo arqueológico

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional, entonces conocido como Navalmoral, en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Navalmoral de la Mata.[3] En el censo de 1842 contaba con 700 hogares y 3835 vecinos.[4]

Se favorecen otra vez las vías y medios de transporte: en 1845 reconstruyen el Puente de Almaraz y en 1854 se inaugura la Carretera de Extremadura (o Madrid-Badajoz), sobre el anterior Camino Real y antigua calzada romana. Ya a finales llega el ferrocarril, cuya línea hasta Portugal se abre en 1881 (contando Navalmoral con la mejor Estación de esta vía en muchos kilómetros).

Como es evidente en tales circunstancias, la economía y demografía de la localidad recibe un incremento positivo. Pero también sufrió repercusiones negativas, caso de las consecuencias que se derivan del proceso desamortizador, en el que el municipio perdió la mayor parte de sus bienes de propio y comunes: lo que daría origen a un agudo latifundismo, y a posteriores movimientos sociales y políticos, sobre todo en el último tercio de ese siglo y en el primero del XX (el protagonismo que adquieren los partidos de izquierda y sindicatos no se concibe sin esa relación con la falta de tierra).

A ese período corresponden también otros edificios dignos de citar: el antiguo Hospital Moyano (donado por don León Moyano, que en 1925 se reconvierte en Hospital Antipalúdico, siendo clave para erradicar ese mal endémico), las escuelas y la Fundación Concha [4] (Escuelas y Biblioteca, que fueron posibles gracias al legado de Antonio María Concha, diputado liberal) y la actual Casa Consistorial.

Siglo XX[editar]

Ayuntamiento.

Entrado el siglo XX, durante el que se irán completando y mejorando las comunicaciones, especialmente durante la Dictadura de Miguel Primo de Rivera y años de la Segunda República, comenzando por la carretera de La Vera, siguiendo con la de Guadalupe y otras de menor entidad, hasta llegar a la situación actual (con Autovía y toda la red que conocemos). En esa primera fase se edifican la Cárcel y las Escuelas Graduadas. Se crean los famosos Mercados de ganado quincenales; así como las Ferias de San Miguel, San Andrés y de abril. En 1930 crean el Centro de Fermentación de Tabacos, la obra que unió a todos los moralos en una época tan conflictiva; que, además, dio un gran impulso económico a Navalmoral y comarca.

Y entre conflictividad social y política, entre reclamaciones, manifestaciones, gran sindicalización, invasiones de fincas, huelgas (como la famosa de Carros de 1933), etc., se inicia el período republicano: cuando los antimonárquicos triunfan en Navalmoral, pues la economía seguía anclada en el pasado, con un latifundismo exagerado y mucho paro. Después se ejecuta la Reforma agraria, pero no colma las esperanzas que en ella se depositaron, por lo que la esperanza se desvanece y continúa la crisis obrera. Durante la consiguiente Guerra Civil a Navalmoral le tocará la peor parte, como lugar de paso hacia el frente. Tras la tempestad volvió la calma, pero hubo que superar los "años del hambre", la autarquía y otras calamidades.

Posguerra[editar]

Juzgados de Navalmoral.

Gradualmente se realizan una serie de obras o rematan otras (algunas comenzadas o proyectadas en épocas anteriores): agua corriente desde La Retuerta, La Gota, el Jardincillo y Parque Municipal, Ambulatorio, casas baratas, etc. Navalmoral crece sobre una base agraria, comercial, artesanal y comarcal. También comienza el Plan de Riegos de Rosarito, que repercutió sobre la economía y demografía morala. Además, influirá en la ampliación de la Tabacalera y Algodonera de Navalmoral.

Mientras se realizan estas obras, se inician las del embalse de Valdecañas. Ese aprovechamiento del Tajo, continuado después con los de Torrejón, supuso otra notable inyección económica para la villa y toda la comarca, y que ayudaría a frenar y retrasar el fenómeno emigratorio de los años 60. Razón de un nuevo progreso de la localidad, que construye nuevas barriadas y colegios, a la vez que traen el agua potable desde el Tiétar (ya que las de la Retuerta eran insuficientes), colectores y otras mejoras en ese servicio tan esencial, surgen los primeros Institutos de Bachillerato y Formación Profesional, Escuela de Capacitación Agraria, Hogar del Pensionista, reversión al municipio del Hospital Antipalúdico y del Campo de Fútbol, adquisición del vuelo de la Dehesa Boyal, viviendas, potenciación del Carnaval, etc.

Cuando parece que la situación se estancaba, en 1972 comienzan las obras de la Central Nuclear de Almaraz que, a pesar de las opiniones en contra, realmente supuso un factor muy importante para el desarrollo demográfico y económico moralo; por el trabajo proporcionado, consumo e inversión de las plusvalías en la localidad (aunque pudieron ser mayores...).

Periodo democrático[editar]

Nuestra Señora de las Angustias (iglesia de las Angustias).

Llegan los años de la transición y el desarrollo es muy importante, cuando se abren los cimientos del progreso posterior: urbanístico, incremento del comercio e industria (Polígono Industrial), primera variante de la carretera, instalaciones deportivas (Pabellón y Campo de Fútbol), sanitarias (Hospital), educativas (nuevos Colegios), ampliación del Cementerio, mejoras en el abastecimiento de agua, nuevas viviendas sociales, etc.

Tras las primeras Elecciones Municipales Democráticas de 1979 continuó la citada progresión, a la vez que se culmina el despegue definitivo de Navalmoral, con una serie de obras y actuaciones impresionantes que convierten a Navalmoral en algo más que un pueblo grande. Se afianza como cabecera comarcal asumiendo perfectamente su papel, desarrollándose y ayudando al progreso comarcal (del que se beneficia en gran parte). Sería muy largo el enumerar aquí todo los logros conseguidos, que están en el recuerdo y a la vista de todos; aunque destacamos aquellos referentes a obras sociales (Centro de Servicios Sociales y Residencia de Ancianos), sanitarias (puesta en marcha del Hospital), educativas, deportivas (Piscina Municipal), culturales (Casa de Cultura, UNED, Escuela de Idiomas, Escuela de Música, convenios varios, expansión del Carnaval, proyecto de un nuevo Instituto, etc.), comunicaciones (Ferrocarril, Autobuses, Autovía, Ronda Sur y N-30), nuevo Hogar del Pensionista, viviendas sociales y numerosas reparaciones (Plaza de Abastos, Cárcel, Casa del Espadañal, La Gota, avenida de las Angustias, obras públicas y un largo etcétera).

Demografía[editar]

A lo largo del siglo XX el número de habitantes ha ido aumentando, a excepción de los años 20. En esta tabla se recoge la evolución demográfica del siglo XX y la primera década del XXI tomando como referencia los datos que aparecen en la página web de Navalmoral de la Mata.[5]


Fuente: INE

En la última década, la población ha sufrido ligeras disminuciones entre 1998 y 2001 de las que se ha recuperado posteriormente, tal y como nos muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística español.

Evolución demográfica de Navalmoral de la Mata entre 1996 y 2006
1996 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
15.819 14.874 14.934 14.838 14.993 15.233 16.382 16.856 17.145 17.099

Respecto a la población extranjera, ésta representa un 6% del total de habitantes que residen en el pueblo. De los 875 extranjeros, más de la mitad proceden de Marruecos (73%), seguidos de colombianos, portugueses, argentinos, dominicanos y así hasta un total de 25 nacionalidades distintas conviven junto con la población española.

Educación[editar]

La ciudad dispone de Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED, con varias propuestas formativas. Al mismo tiempo cuenta con tres IES: Augustóbriga, Zurbarán y Albalat.[6] Del mismo modo dispone de un Centro de Formación Agraria.

Por otro lado, en educación primaria, cuenta con cuatro colegios públicos: Almanzor, Campo Arañuelo, El Pozón y Sierra de Gredos;[7] y con uno concertado: Nuestra Señora de Guadalupe, de los Hermanos Maristas. También tiene un Centro de Profesores, donde se realiza Educación para Adultos.[8] Además hay una Escuela Oficial de Idiomas.[9]

Transporte[editar]

Carreteras[editar]

Por Navalmoral pasan o se inician las siguientes carreteras:[10]

Nombre Lugar de entrada Lugares a los que va
 E-90 
 A-5 
Autovía del Suroeste
Pasa al Sur de la ciudad sin entrar en ella Este: La Calzada de Oropesa, Talavera de la Reina y Madrid
Suroeste: Almaraz, Trujillo, Miajadas, Mérida, Badajoz y Lisboa
 EX-A1 
Conecta con la A-5 al Suroeste de la ciudad Oeste: Casatejada, Malpartida de Plasencia, Plasencia y Coria
Quiere ampliarse más al Oeste para llegar a Portugal
 EX-108 
Cruce de la A-5 y la EX-A1 Oeste: Plasencia, Galisteo y Coria
Hasta Plasencia es una carretera secundaria paralela a la EX-A1.
 N-V 
Carretera de Madrid-Lisboa
 EX-118 
Carretera de Navalmoral a Guadalupe
Pasa por el Norte de la ciudad de Oeste a Este. Sureste: Peraleda de la Mata, Bohonal de Ibor, Castañar de Ibor, Navalvillar de Ibor y Guadalupe
Oeste: Hospital de Navalmoral y cruce de la A-5 y la EX-A1
 EX-119 
Carretera de Jarandilla
Polígono Industrial Campo Arañuelo Norte: Talayuela y Jarandilla de la Vera
 CC-54 
Carretera de Valdehúncar
Sur de la localidad Sur: Valdehúncar
 CC-80  Se cruza con la N-V junto al Hospital Campo Arañuelo Suroeste: Millanes, Casas de Belvís y Belvís de Monroy
Carretera de Rosalejo Norte de la localidad Noreste: Rosalejo y Tiétar

Ferrocarril[editar]

En el municipio se encuentra la Estación de Navalmoral de la Mata, estación de ferrocarril situada en las líneas de media distancia entre Madrid y Cáceres.

Medios de comunicación[editar]

En Navalmoral hay corresponsalías de los diarios regionales Hoy[11] y El Periódico Extremadura.[12] Desde el municipio emiten las siguientes emisoras de radio:[13]

El Moralo 15 días, periódico local quincenal, y La Crónica de Navalmoral (antes Diario de Navalmoral), periódico local semanal, ya desaparecidos.

En el 2006 llegaron a convivir dos canales de televisión (Localia TV y Vía Tiétar) pero con las reformas digitales actuales han desaparecido al no otorgárseles licencias para emitir en formato digital. La más veterana fue Localia, antes Televisión Navalmoral o Canal 25, creada en 1994. En formato digital (TDT) emite, desde el año 2011, el canal de televisión "VERDE TV" (antes Via Plata TV). Otras emisoras locales de radio piratas, con distintas frecuencias y nombres.

Desde 1996 Punto de Encuentro Comunicación edita periódicamente varias publicaciones locales. "La Guía Usual": Trabajo monográfico sobre la villa que recoge información sobre todos los profesionales, empresas, instituciones, asociaciones y organismos oficiales con ubicación física en el municipio (al margen de su patrocinio). "El Callejero": Trabajo que actualiza la información sobre calles, plazas, edificios e infraestructuras de nueva creación.

Patrimonio[editar]

Casa de Comillas.

Navalmoral de la Mata tiene los siguientes monumentos:[15]

Cultura[editar]

Gastronomía[editar]

Destacan entre los platos típicos las migas extremeñas, cocinadas con abundantes torreznos, pimiento rojo, pimentón y ajo. Resultan muy interesantes de probar también la caldereta de cordero, o cabrito, y las patatas con arroz y bacalao, la prueba de cerdo (carne magro de cerdo procedente de la matanza, aliñado con tomate, vino y pimentón entre otras especias).

Son también muy típicos de la localidad los dulces conocidos como sapillos, que se toman en Semana Santa (en otras localidades se hacen similares bajo el nombre de repápalos dulces). Otro dulce reconocido es el llamado Crispiones, o las floretas, estas últimas hasta hace unos años, siempre se preparaban en abundancia días antes de las bodas para agasajar a los invitados.

Folclore[editar]

Pilar de la fuente de la Bamba.

Una copla popular morala resume así la naturaleza del pueblo:

Navalmoral de la Mata
es un pueblo de primera
que tiene por monumento
a la Piedra Caballera.

La devoción a la Virgen local (Virgen de las Angustias) aparece expresada en esta otra:

La Virgen de las Angustias
le dijo a la del Pilar:
—Tú eres patrona de España
y yo de Navalmoral.

Otra canción típica dice:

Moralita,
moralita, gentil moralita,
tanto orgullo no debes tener,
porque al fin eres una de tantas
y torres más altas se han visto caer.

Los moralos cantan diversas canciones que hacen referencia a la fuente de La Bamba, en la entrada Este de la localidad. Según la tradición, si una joven o un joven beben de esa agua, se casan con alguien del pueblo.

Fiestas[editar]

Las fiestas más importantes de Navalmoral de la Mata son San Miguel, los Carbotes, San Andrés, el baile de las Candelas, la fiesta de la Virgen de las Angustias (patrona del pueblo) y los Carnavales.

  • San Miguel: según las Sagradas Escrituras, ante la rebelión de Lucifer el arcángel San Miguel capitaneó a los ángeles buenos contra los ángeles malos. Por eso, la iglesia lo venera como defensor contra el mal, es el que tiene que pesar las almas el día del Juicio Final. Se le representa con espada y balanza, dando muerte al dragón. La devoción por San Miguel es muy antigua. Debido a las crisis agrarias, San Miguel desapareció a mediados de los años 70, pero volvieron a celebrarse por la iniciativa del alcalde en 1983. A lo largo de los años se han ido asociando a esta fiesta actividades como el concurso de albañilería, la feria de artesanía, o la feria del automóvil.
  • Los Calbotes: el calbote es el nombre con el que se designa en zonas de las provincias de Cáceres, Ávila, Salamanca y Zamora a la castaña asada. El día de los calbotes lo celebra generalmente la población morala más joven, que pasa el fin de semana en el campo de rave, coincidiendo con la festividad de Todos los Santos y asa castañas.
  • San Andrés: es el día 30 de noviembre, pero las fiestas religiosas se inician nueve días antes, con la Novena. San Andrés es el patrón de Navalmoral. La parroquia solicita la colaboración de algún colectivo o grupo de amigos de Navalmoral para colaborar en la organización de las fiestas patronales. Se procura que las actividades cubran todos los campos, con actos culturales, recreativos, deportivos, sociales y también religiosos. Los días que dura la Novena se celebran misas especiales y actúan grupos folclóricos.
  • El Baile de las Candelas: es el día 2 de febrero, cuando se corona a las reinas del Carnaval, acompañadas por las damas. El baile de las Candelas se celebra en la caseta municipal, a la que acuden grupos de música a cantar y a bailar. Las madres ofrecían a sus hijos a la Virgen. Esta fiesta se remonta al siglo dieciocho, siempre se ha considerado el preludio del carnaval. Las mujeres visten ese día el traje típico moralo, con refajo, mandil, blusa, pañuelo de cien colores y una toquilla de pelo de cabra.
  • La Virgen de las Angustias: la festividad de la Virgen de las Angustias, patrona de la localidad, se celebra en septiembre. Consta sobre todo de actos religiosos, pero se completa con otros recreativos, deportivos o culturales. La romería que se hacía en siglos pasados, cuando la ermita estaba fuera del casco urbano, ha desaparecido.
  • Los Carnavales: es la fiesta más importante para los moralos, no tiene fecha exacta ya que depende de la Semana Santa. Ha ido cambiando de nombre a lo largo del tiempo. Durante la dictadura se prohibió el Carnaval, pero los moralos siguieron celebrándolo con el nombre de Fiestas de Invierno o Fiestas de Primavera. Con la democracia, se recuperó el nombre de Carnavales. Los moralos y la gente de otros pueblos participan en estas fiestas mediante actividades asociadas a ellas, como las murgas y los desfiles de comparsas y carrozas. También se elige a las reinas y damas, que son coronadas el día del baile de las candelas. Los carnavales se han ido celebrando desde hace más de 300 años. Para los moralos decir Carnaval es decir imaginación, color, diversión y máscara. Para muchas personas sobre todo para los que organizan este festejo, los Carnavales no se acaban nunca, ya que en cuanto acaban comienzan a organizar los Carnavales del año siguiente. Los Carnavales se inician con el chupinazo que se celebra en el ayuntamiento moralo el viernes, el sábado continúan las fiestas con diversas actividades como charangas, actuaciones, exposiciones, bailes y por la noche las tradicionales verbenas populares en las distintas verbenas populares. Desde hace unos años, el ayuntamiento ha habilitado un recinto específico para estas verbenas, donde cada bar o peña coloca su carpa o caseta concentrando así toda la fiesta nocturna junto al Recinto Multiusos María Victoria Villalba, que también cuenta en las noches con animación y música para todas las edades. El lunes tiene lugar por la mañana la degustación de migas en algún barrio, por la tarde está el baile infantil, donde los niños pequeños se divierten mucho, más tarde hay otras actividades como pasacalles, carnaval nocturno, etc., y por la noche está el concurso de Drag-queen, espectáculo con actuaciones de todo tipo muy originales. EL miércoles de ceniza se realiza el Entierro de la sardina, donde hay mujeres disfrazadas de lloronas, llorando por la quema de la sardina. El Carnaval moralo ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Regional.

Deporte[editar]

Equipos, clubes y asociaciones[editar]

El municipio cuenta con un equipo de fútbol que juega en Regional Preferente de Extremadura, el Moralo Club Polideportivo, también cuenta con un equipo de fútbol sala que juega en Segunda División B (fútbol sala), el Navalmoral FS. Además de los dos clubes nombrados anteriormente el municipio tiene dos escuelas de fútbol, Escuela Morala de Fútbol y la Asociación Deportiva San Andrés.

Durante todo el año se realizan torneos y competiciones de diversa índole, como son las "24 horas de fútbol sala", las "24 horas de baloncesto" y las "24 horas de tenis". Además existen otras celebraciones como la Carrera Popular de San Miguel, Trofeo Villa de Navalmoral de natación, Torneo de Tenis y Pádel Campo Arañuelo, o el célebre Torneo Internacional de Ajedrez Villa de Navalmoral, como algunos de los más destacados organizados en el municipio. Numerosos deportes, además, reúnen a centenares de deportistas de Navalmoral, de todas las edades, en distintos clubes o asociaciones en diferentes competiciones locales, provinciales, regionales y nacionales.

Instalaciones deportivas[editar]

Vista del oeste de Navalmoral de la Mata desde la zona del Multiusos.

El municipio cuenta con las siguientes instalaciones deportivas:[17]

  • Pabellón municipal;
  • Pabellón Navarrosa;
  • Pabellón El Pozon;
  • Pabellón Antonio Jara;
  • Pistas de los colegios Campo Arañuelo, Sierra de Gredos, Almanzor y El Pozón;
  • Piscina municipal al aire libre;
  • Piscina cubierta;
  • Pista de atletismo (interior campo de fútbol de hierba);
  • Circuito de cross;
  • Pistas de tenis y pádel del club de tenis;
  • Dos campos de fútbol municipales, ambos de césped artificial;
  • Pista polideportiva de la Casa del Deporte;
  • Pistas de tenis y de pádel de la Jefatura de Policía.

Moralos ilustres[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]