Guardameta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una guardameta de hockey sobre hierba con su correspondiente equipamiento.

En muchos deportes de equipo, un guardameta (también llamado meta, portero, arquero, golero o cancerbero) es un jugador designado que se encarga directamente de evitar que el equipo rival marque un gol defendiendo la portería o arco. Tal posición existe, por ejemplo, en fútbol asociación, fútbol gaélico, fútbol de reglas internacionales, balonmano, hockey, netball, waterpolo, lacrosse y floorball. A nivel profesional, es un puesto altamente especializado, por lo cual los guardametas suelen cubrir únicamente esta posición, mientras que los jugadores de otras posiciones no suelen cubrir el puesto de guardameta. Una plantilla, o plantel, de un equipo profesional usualmente cuenta con dos o tres guardametas, aunque sólo puede haber uno de ellos en el campo durante el desarrollo del juego.

Usualmente, se aplican reglas especiales para estos jugadores que no se aplican al resto. Estas reglas a menudo se instauran para proteger al guardameta, siendo éste un objetivo obvio para acciones peligrosas y violentas. Además, en algunos deportes como el hockey, deben llevar un equipamiento especial como guantes y una máscara para evitar que los disparos del objeto en juego les causen lesiones. Esta disposición a recibir ataques, hace que los guardametas deban tener una preparación psicológica distinta al del resto de sus compañeros, y además suelen ser los encargados de coordinar al equipo mientras cumple funciones defensivas. También, a menudo, estos jugadores están identificados por el dorsal número 1.

Ejemplos[editar]

Balonmano[editar]

El guardameta de balonmano (en rojo) se dispone a tapar un disparo de penal.

El guardameta de balonmano es el único jugador que, dentro del área de 6 metros, puede dar los pasos que quiera con la pelota en las manos, sin necesidad de hacerlo botar. También es el único que puede tocar la pelota con sus piernas, aunque sólo para parar los tiros. No puede patearla ni dar pases con ellas. Fuera de dicho área debe comportarse como cualquier otro jugador del campo. Usualmente llevan protección en la entrepierna y pantalones largos. También pueden llevar protecciones en los testículos.

Fútbol asociación[editar]

En fútbol asociación el guardameta de cada equipo defiende su portería y tiene privilegios especiales dentro del juego. Es el único jugador que puede usar sus manos y brazos (aunque sólo dentro del área de penal). Deben llevar guantes antideslizantes para ayudarles a atrapar la pelota y reducir los golpes de la pelota con sus palmas, además de un uniforme con colores distintos al del resto de sus compañeros.

Fútbol sala[editar]

La función del guardameta en este deporte se asemeja esencialmente a la que desempeña el guardameta de fútbol 11, aun así hay bastantes diferencias debido a las exigencias del juego. Un guardameta de fútbol sala interviene en numerosas ocasiones, y ante la escasa distancia que lo separa de los atacantes rivales, requiere priorizar los reflejos y la agilidad por sobre otras cualidades. A diferencia del fútbol, no es imprescindible un control absoluto del juego aéreo, pues el balón suele circular raso. Las protecciones que se suelen llevar son rodilleras y coderas acolchadas, pero no guantes, lo que se compensa con un vendaje en los dedos para evitar lesiones.

Hockey[editar]

En hockey, el guardameta generalmente usa un equipo protector que incluye casco, máscara y protectores para el cuello, pecho, piernas, pies y guantes; aunque sólo es obligatorio el uso del casco. Los guardametas de hockey también están equipados con un bastón, que puede ser normal o específico para estos jugadores. Está habilitado a usar cualquier parte de su cuerpo para detener la bola, aunque no puede obstruir su jugada (por ejemplo tirándose sobre ella), y sólo puede hacerlo dentro del círculo de gol.

En 2007 se cambiaron muchas reglas que se referían a los guardametas. Este jugador no puede cruzar la línea de de los 30 metros, aunque si sólo elige utilizar el casco (y por ende una camiseta distinta a la de sus compañeros) puede quitárselo, dejándolo con cuidado fuera del campo, y participar en los ataques en el área rival. Si surge un contraataque y no tiene tiempo de volver a ponérselo, el jugador sigue teniendo libertades de guardameta. De todos modos, el casco es obligatorio en jugadas de pelota parada como el tiro de penal o los tiros de esquina.

También es posible desde este año, jugar con todos los once jugadores de campo (esto es, sin guardameta).Cualquier jugador o jugadora puede usar el equipamiento de guardameta, pero ninguno podrá tocar la bola con otra cosa que no sea su bastón. Esto permite una ventaja táctica o simplemente que el juego pueda comenzar aunque no haya un equipamiento disponible.

Fútbol gaélico, hurling y camogie[editar]

Estos tres deportes de origen irlandés son muy parecidos entre sí y también lo son las funciones de sus guardametas. Además de defender directamente sus porterías, se diferencian en pocos puntos. En el fútbol gaélico y en hurling el guardameta es el único jugador capaz de jugar el balón en el suelo, pero sólo dentro del rectángulo pequeño. También dentro de este rectángulo, los guardametas no pueden ser tocados físicamente, aunque los oponentes pueden tratar de desviar o trabar un pase a los jugadores de campo.

En camogie, la versión femenina del hurling, la guardameta usa el mismo uniforme que el resto de sus compañeras, y además puede marcar un gol con la mano, cosa que no es permitida en el juego para hombres.

Lacrosse[editar]

Guardameta de lacrosse.

En lacrosse masculino, una vez que el guardameta hace una partada y tiene el control de la bola en su crosse (el bastón), sólo puede permanecer con ella por cuatro segundos (aunque la duración puede variar según el nivel de juego). Antes de que dichos cuatro segundos pasen, el guardameta debe o pasar la bola o dejar el área. Luego de dejarla, el guardameta no puede reingresar a ella con la bola en su poder. Dentro de de esta área (conocida como crease), los jugadores rivales no pueden hacer contacto con el guardameta o su bastón. Hacerlo se declara como "interferencia con el guardameta" y se penaliza con un tiro libre desde la mitad del campo. Además, al guardameta se le es permitido hacer contacto con la bola y sus manos, aunque no puede controlarla y levantarla.

En el lacrosse femenino, la guardameta puede mantener la bola en su poder durante 10 segundos. La regla de la interferencia es similar a la del lacrosse para hombres, salvo que en este caso, la guardameta puede tomar o levantar la bola con sus manos.

Los guardametas tanto hombres como mujeres deben llevar un casco y protector de mentón, cuello, pecho y guantes. Opcionalmente también suelen llevar protección en codos, rodillas, muslos, entrepiernas, etc.

Netball[editar]

Un guardameta de netball es uno de los dos jugadores a los que se le permite permanecer dentro del tercio defensivo del campo.

Waterpolo[editar]

A los guardametas de waterpolo se les concede tres privilegios especiales dentro del área de cinco metros:

  • La posibilidad de tocar la pelota con las dos manos.
  • La posibilidad de tocar al suelo de la piscina.
  • La posibilidad de golpear la pelota con el puño.

Sin embargo, tienen una limitación que no tienen el resto de los jugadores: no pueden cruzar la línea de mitad de campo.

En 2006, se cambiaron algunas reglas, en la que las líneas de cuatro y siete metros se unieron en una de cinco. Ahora el guardameta puede cruzar la línea de cinco metros, aunque sin los privilegios de usar las dos manos o tocar el fondo.

Por otro lado, nuevas reglas se han aplicado a los gorros de los guardametas. Debe ser negra y roja para cuando juega de local y blanca y roja para visitante y debe llevar el dorsal 1, 1a o 1b.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]