Navalmoral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Navalmoral de la Sierra
Municipio de España
Bandera de Navalmoral de la Sierra
Bandera
Escudo de Navalmoral de la Sierra
Escudo

Vista de Navalmoral de la Sierra desde la Sierra de la Paramera con la Sierra de Gredos  al fondo

Vista de Navalmoral de la Sierra desde la Sierra de la Paramera con la Sierra de Gredos al fondo
Navalmoral de la Sierra
Navalmoral de la Sierra
Ubicación de Navalmoral de la Sierra en España.
Navalmoral de la Sierra
Navalmoral de la Sierra
Ubicación de Navalmoral de la Sierra en la provincia de Ávila.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de la provincia de Ávila.svg Ávila
• Comarca Valle del Alto Alberche y Tierra de Pinares
Ubicación 40°27′35″N 4°46′07″O / 40.459722222222, -4.7686111111111Coordenadas: 40°27′35″N 4°46′07″O / 40.459722222222, -4.7686111111111
• Altitud 1042 msnm
• Distancia 30 km a Ávila
Superficie 43,35 km²
Población 364 hab. (2013)
• Densidad 8,4 hab./km²
Gentilicio Navalmoraleño
Código postal 05120
Alcalde (2009) Gloria Herranz (PP)
Patrón San Antonio de Padua
Sitio web Ayuntamiento de Navalmoral de la Sierra
Navalmoral.svg
[editar datos en Wikidata]

Navalmoral o Navalmoral de la Sierra es un municipio de España perteneciente a la provincia de Ávila, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Está situado en el Valle del Alto Alberche, a las faldas de la Sierra de la Paramera, entre la Sierra de Gredos y La Reserva Natural del Valle de Iruelas. En 2013 contaba con una población de 364 habitantes. Navalmoral de la Sierra pertenece al Espacio Natural Protegido de las Sierras de la Paramera y Serrota.

Toponimia[editar]

Nava

Majada de pastores y tierra de buenos pastos.

Moral

Cuenta la Historia popular de Navalmoral que en los lavaderos de la "Fuente del Chorro",existió desde tiempos prehistóricos un Moral de moras negras (Morus Nigra), que era tan gordo que para abrazar su tronco eran necesarios 5 o 6 hombres con las manos enlazadas entre sí. Eso fue lo que nos llevó a dar el nombre de Nava el Moral, que hoy es Navalmoral de la Sierra.


Símbolos[editar]

Escudo de Navalmoral de la Sierra

El escudo heráldico y la bandera que representan al municipio fueron aprobados oficialmente el 3 de mayo de 2002. El escudo se blasona de la siguiente manera:

«De plata, moral arrancado de sinople, frutado de oro. Jefe encajado de gules de tres cruces, en punta faja ondada de azur. Al timbre Corona Real cerrada.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 99 de 24 de mayo de 2002[1]

La descripción textual de la bandera es la siguiente:

«Bandera rectangular de proporciones 2:3, formada por dos franjas horizontales en proporciones 3/4 y 1/4,siendo blanca con tres cruces griegas rojas en línea la superior y azul la inferior.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 99 de 27 de abril de 1999[1]

Himno de Navalmoral de la Sierra[editar]

Navalmoral de la Sierra

pueblo de raza y valor

donde se forman los hombres

para una patria mejor.


Navalmoral de la Sierra

faro de la hispanidad

luz de las almas que sueñan

sol del más puro ideal

como goza la alta sierra

y suspiran sus lanchones

cuando a sus plantas arrulla

el eco de sus canciones,

como sonríen los cielos

al ritmo de sus plegarias.


Las nubes siembran anhelos

por los caminos de España.


Navalmoral de la Sierra

son tan hermosos tus lemas

gloria a la paz de los cielos

y amor y paz en la tierra

que pensamientos tan bellos

Navalmoral de la Sierra.

Geografía[editar]

Ubicación
Vista desde el puerto de Navalmoral de la Sierra hacia el sur. La localidad se puede observar al pie de éste.

Navalmoral de la Sierra, una preciosa villa en la comarca del Alberche, situada a 30 Km al sur de la capital de provincia por la AV-900 y a unos 110 km de Madrid por la N-403 y AV-905. La localidad está situada a una altitud de 1042 msnm.[2] [3] ,con 476 habitantes, doblándose e incluso triplicándose en época veraniega por el buen clima de la zona, la extensión total es de 43.35 Kilómetros cuadrados, regado por uno de los afluentes del río Alberche. Destaca su gran iglesia San Pedro Apóstol, del siglo XVI.

Forma parte de la llamada Comarca del Alto Alberche y Tierra de Pinares, la cual es un conjunto de municipios que se extiende por la cuenca hidrográfica del Río Alberche y que en ocasiones se han adherido funcionalmente entre sí en la Mancomunidad del Alberche para poder obtener servicios territoriales básicos.

En una aproximación a su emplazamiento físico es posible determinar que el municipio y el núcleo principal del mismo se sitúan en las elevaciones correspondientes a la Sierra de la Paramera por su lado sur, formación montañosa integrada en el Sistema Central y el Espacio Natural Protegido de las Sierras de la Paramera y Serrota .


Noroeste: Sotalbo Norte: Sotalbo Noreste: San Juan de la Nava
Oeste: San Juan del Molinillo Rosa de los vientos.svg Este: San Juan de la Nava
Suroeste: Burgohondo Sur: Burgohondo Sureste: Navaluenga

Historia[editar]

El nombre de Navalmoral de la Sierra aparece en la documentación antigua como Nava el moral, y por las referencias que se dan se encontraría situada en la misma zona donde se halla actualmente. Desde Navalmoral hasta lo alto del Puerto de Navalmoral (1514 m.) hay restos de una calzada de origen románico.

Navalmoral no perteneció a ningún señorío, aunque dentro de su término tenía numerosas propiedades de la familia Dávila, como la Dehesa de Navalsauz. Estas propiedades fueron incorporadas al Marquesado de las Navas en 1.468.

Navalmoral de la Sierra tenía como anejos las poblaciones de San Juan del Molinillo, Navandrinal y Villarejo,[4] llamadas popularmente "Las Aldeas de Navalmoral". También aparecen mencionadas en la documentación otros dos anejos: Espinarejo y Navalascuevas que se encuentran desaparecidas.

Siglo XII[editar]

Tras la toma de Toledo, en 1085, por Alfonso VI, comenzó la repoblación de la tierras del Alberche por gentes procedentes del norte, incentivadas por la concesión de derechos y privilegios, al tiempo que se iban construyendo ermitas, iglesias y monasterios en las proximidades de los núcleos de población.

Una de las primeras referencias a Nava el Moral se encuentra en una carta del Rey Alfonso VI enviada a Blasco Ximeno Dávila, al que habló de repoblar las llamadas Navas de Ávila(Nava el Moral, Navamorcuende, Nava la Cruz, Nava el Talgordo, Navalosa y otras fundaciones) alrededor de 1110. Debido a esta causa se cree que ya hubo repoblación por estas tierras en el siglo XII.

Siglo XIII[editar]

El documento más antiguo donde aparece mencionado Navalmoral de la Sierra está datado en 1.250, se trata de un documento perteneciente a la Asocio de la Universidad y Tierra de Ávila, a la que Navalmoral de la Sierra pertenecía. En él aparece como un "concejo e omes buenos", con lo cual debemos de suponer que la creación del municipio es más antigua.

En 1293 Sancho IV confirma los heredamientos concedidos, amojonando sus límites para evitar apropiaciones indebidas:

E los de esta aldea sobredicha pidiéronnos por merced que, por razón que algunos que los embargan los heredamientos que son entre las navas sobredichas, que nos que los confirmásemos estos heredamientos sobredichos e que les diésemos mojones señalados por donde tuviesen estos heredamientos e que ge lo confirmásemos e defendiésemos que ninguno no ge lo embargase ni ge lo contrariase.

E nos, el rey don Sancho, por les hacer bien e merced e por que se pueble mejor el lugar, tovimoslo por bien e mandamos que lo ayan por estos mojones: somo de Nava de Sancta María como parte con Navalmoral, que da en somo de La Lobrega e en somo de Garganta de Sancta María; e por somo de las tierras e como da en Vacotes e como da en el Horno de Alta e como da en la Cabeza de Sant Petro e en la de Barvajedo e en la Serradilla e en La Cabrera e como da en Canaleja en rio fasta Santa Coloma.

E otorgámosles que ayan estos heredamientos para siempre por estos mojones sobredichos; e defendemos que ninguno no sea osado de pasar contra ello ni se lo embargare en ninguna cosa, a cualquier que lo hiciese pecharme y a la pena de los cien maravedíes susodichos, e a ellos a quien su voz tuviese todo el daño doblado.

E desto les mandé dar esta carta avierta e sellada con nuestro sello colgado de cera. Dada en Valladolid, veinte días del mes de mayo, hera de mil e treszientos e trenta e un años (1).

Yo, Diego Hernández, la fize escrevir por mandato del rey.

(1) El calendario existente en Castilla hasta 1383, corresponde a la llamada era del César que comienza en el año 83 a de C., año en que Octavio decretó a España como tributaria de Roma, dividiéndola en tres provincias: Tarraconense, Bética y Lusitania. De aquí el desfase de 38 años entre una y otra era, que quedó unificado en el citado año de 1383.

Siglo XIV[editar]

De este siglo XIV, es el Libro de la Montería, atribuido a Alfonso XI, en el cual se recogen numerosos relatos sobre las cacerías de osos y jabalíes en el valle del Alberche, aludiendo a parajes cuyos nombres aún perduran:

La Dehesa de Nava Losa e la garganta del Naharro, e la cabeza de los Mazos es todo un monte, e es bueno de puerco en verano, e son las bozarías la una desde el collado de la fuente Hurraca por el camino que va a Nava Queseja, e de Nava Queseja fasta el río del Alberche catante a la garganta del Naharro, e la otra por la cabeza del Ervatun, e por la cabeza del Peralejo, guardado a mos los collados fasta Nava Rebisca, e la otra por zima de las Emelizas fasta la Majadiella. E son las armadas, la una en el collado de los Brazos e la otra en el camino que va de Corrales a los Brazos. La Garganta de Santa María es buen monte de Oso en invierno e algunas veces en verano, e son las bozerías la una por el camino que va del Burgo del Fondo para Nava Losa, e va el lomo arriba fasta los Cervales de la Mora, e la otra entre los Espinarejos, e viene al camino que va de Naval Moral a Nava Losa. Los Cañales es buen monte de oso en verano, e a las veces en invierno, e es la bozería desdel puerto del Hondo por cima de la sierra fasta en par del Barrielejo. E es la armada al Horno de Sacapedal.

Siglo XV[editar]

Los restos de la Ermita de Nuestra Señora de Aldeavieja, aparece documentada en el siglo XV. Fue destruida cuando la invasión Napoleónica y usada como cuadra, es más antigua que la Iglesia pero no existe otra referencia que constate la existencia de un asentamiento alrededor de esta ermita.

Ya en este siglo se conocía en Navalmoral la existencia de numerosos hornos de pez. La pez se obtiene de la resina de los pinos y se usa desde tiempo inmemorial para revestir pellejos, tinajas y otros recipientes. De la pez deriva "peguera", que eran simples hoyos hechos en la tierra para quemar leña resinosa y extraer este producto. También se conocían con el nombre de pegueras los lugares donde se calentaba la pez y se marcaba, en los esquileos el ganado ovino. De alguna de estas actividades puede proceder el topónimo de "La Peguera". Hay una zona en Navalmoral conocida como "Navahornos", donde había numerosos hornos de pez ya que se encontraba en medio de un pinar grandísimo que ya no existe al ser reforestado con enebros y al estar próximo al camino de los Pegueros (que va desde Pedro bernardo hasta el Herradón). Hoy en día es uno de los enebrales más grandes del sur de Europa

Siglo XVI[editar]

La Iglesia de San Pedro Apóstol, fue construida en el siglo XVI, existiendo en el archivo del Diocesano los planos y contratos, en los que se estipulan todas las condiciones detalladas y firmadas por el notario Diego Vázquez, por el Provisor General, Hernando de Biruela y el arquitecto Pedro del Valle, natural de Villacastín. Su construcción comenzó el 3 de diciembre de 1563. En este siglo apareció la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, sólo sabemos que fue fundada en 1589.

Siglo XVII[editar]

De este Siglo proviene el retablo construido por Gabriel Campuzano entre 1603 y 1611, fue mandado tasar por el escultor que realizó el retablo de Santiago de Ávila. Costó 2800 reales y lo destrozaron durante la Guerra Civil.

Otra joya que se conserva el la Custodia, del siglo XVII, por Heredía, un gran platero abulense, costó 1050 reales.

Siglos XVIII, XIX , XX[editar]

En el catastro del Marqués de la Ensenada 1751, sigue apareciendo como municipio con los concejos anteriormente mencionados, como los de El Espinarejo y Navalascuevas. En él se afirma que tenía dos alcaldes: uno para Nava el moral y otro para las aldeas. Además se menciona la existencia de una prisión de paso, para hacer noche antes de pasar el Puerto en dirección a Ávila.

En el término de Navalmoral, aparecen mencionadas varias Ventas a lo largo del camino que comunica Burgohondo con Navalmoral de la Sierra y después con Ávila, lo que indicaría un importante tránsito de mercancías y hombres, del Valle a Ávila, por el Puerto de Navalmoral.

En la documentación destacan de Navalmoral sus molinos, que aprovechaban la fuerza de sus numerosos arroyos. La miel, que todavía en la actualidad por parte de uno de los productores del pueblo, ha logrado importantes premios a nivel nacional, y los pastos, que más tarde fueron calificados por Madoz, en su diccionario geográfico y estadístico de España, como los mejores del país.

En este diccionario que Madoz escribió hacia 1850 de Navalmoral citó lo siguiente:

Datos de la localidad: Lugar con ayuntamiento de la provincia y diócesis de Avila (5 1 /2 leguas), partido judicial de Cebreros (5), audiencia territorial de Madrid (20), ciudad g. de Castilla la Vieja ^Valládolid 27) S I T . al S. délas sierras de la Paramera, vulgo la Palomera, en un llano y en lo mas alto del valle llamado de Alberche; le combalen los vientos S. y O.; el C U M A es frió, y sus enfermedades mas comunes reumas, pleuresías y frecuentes intermitentes en el estío tiene por anejos a los L. de Navandrinal, San Juan del Molinillo y Villarejo (V.) que todos juntos componen 376 CASAS de mediana construcción, distribuidas en diferentes calles, una plaza y varias plazuelas; hay casa de ayuntamiento, en la que estala cárcel, carnicería y el local para la escuela, esta que lo es de primeras letras"y común a ambos sexos, se halla á cargo de un maestro dotado con 200 rs y la retribución de sus discípulos; un pósito con 100 fan. de centeno poco mas ó menos, y una iglesia parroquial (San Pedro Apóstol) con curato de primer ascenso y provisión ordinaria; en el anejo Molinillo se encuentra otra iglesia (San Juan Bautista, cuyo edificio es de igual capacidad que el de la matriz; hay una ermita bajo la advocación de Ntra. Sra de la Aldea, con culto público á espensas de los fieles devotos ; el cementerio está en paraje que no ofende la salud pública, y los veciudad se surten de aguas para sus usos de las de 8 fuentes que se encuentran en los afueras de la población Confina el T É R M . N. Riofrio; E. San Juan déla Nava y Navaluenga; S. con el último y Burgohondo y O. Navarredondilla tiene de long. 3 1/2 horas y 2 1/2 de lat., estando muy confundidos los cotos y deslindes con los pueblos comarcanos, particularmente los baldíos comprende el cas. de Navaelsanz, propiedad del Sr. duque de Medinaceli, las praderas ó terrenos llamados de Navalonguilla, la Pabedilla y la Matilla. cedidos á Navalmoral, ó comprados según "otros, por el pueblo, á la ciudad de Avila, los baldíos del Castaño, y otros que se estienden basta rayar con las heras de Navalacruz y Sotalvo; una deh. titulada de los Cerrillos, monte de encinas, algunos pinos, robles, nogales y otros frutales, y varios prados cerrados con buenos pastos; 2 gargantas ó regatos atraviesan el término de N. á S., una titulada Los Dos Arroyos pasa á 300 pasos del pueblo, y la otra sin nombre , á 1 /4 de leguas las aguas de ambas se utilizan para el riego, y pueden considerarse como uno de los mayores beneficios para el aumento de la riqueza de estos hab. el T E R R E N O en su mayor parte es montuoso, lleno de breñas, piedra berroqueña y de mediana calidad, si esceptúa el que está al lado S. del pueblo, que es bueno y sus pastos los mejores del pais. C A M I N O S los que dirijen á los pueblos limítrofes en regular estado. El C O R R E O se recibe en Avila, PRODUCCIÓN PRINCIPAL: trigo tremesino, centeno, patatas, legumbres y frutas; mantiene ganado lanar, cabrío y vacuno, y cría caza de conejos, perdices y otras aves, INDUSTRIA la agrícola, 8 molinos harineros y ganadería el C O M E R C I O está reducido á la esportacion de los'frutos sobrantes é importa cíon de los art. de que se carece, PORL. con sus anejos 233 vec, 1,433 almas CAP. PRODUCCIÓN PRINCIPAL: L.583,700 reales IMP. 63,348. INDUSTRIA FAB. 4,350. CONTR. 19,044 reales 28 mreales el PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á 2,129 reales, que se cubren con el producto de propios y reparto vecinal.

Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar (1849). Volumen 12.[4]

Durante la invasión napoleónica a principios del siglo XIX se destruyó la Iglesia y se utilizó como cuadra. La Ermita de Nuestra Señora de Aldeavieja tuvo peor suerte ya que la noche del 3 al 4 de diciembre de 1808 las tropas napoleónicas durmieron en la ermita, la quemaron y se llevaron las cosas de valor.

Cofradía de la Veracruz : Cofradía importante, famosa en la comarca por que al salir en Jueves Santo se flagelaban realmente en la procesión. Aparece ya documentada en el siglo XVIII, aun que seguramente debió constituirse con anterioridad. Llegó a poseer muchas propiedades.

Demografía[editar]

El municipio, que tiene una superficie de 43,35 km²,[5] cuenta según el padrón municipal para 2013 del INE con 364 habitantes y una densidad de 8,4 hab./km².

Gráfica de evolución demográfica de Navalmoral entre 1842 y 2013

     Población de derecho (1842-1897, excepto 1857 y 1860 que es población de hecho) según los censos de población del siglo XIX.[6]      Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001) según los censos de población del INE.[6]      Población según el padrón municipal de 2011[7] y de 2013 del INE.

Barrios[editar]

  • Barrio de la Iglesia:
  • Barrio del Cantón:
  • Barrio de los Berrocales:
  • Barrio de las Eras Grandes:
  • Barrio de las Eras Chicas:
  • Barrio de los Molineros:
  • Barrio del Pilar:
  • Barrio de la Costanilla:
  • Barrio de la Torre:

Gastronomía[editar]

Navalmoral de la Sierra cuenta con carnicerías de ganadería propia criandose toda ella en el término municipal de Navalmoral. En ellas podemos encontrar el típico chuletón de Ávila, un buen cabrito, cochinillo, chorizo y morcilla artesanal... y carnes típicas de la comarca. También posee panaderías con hornos de leña antiguos donde se elabora los panes típicos y dulces de toda la vida.

Hay que citar platos típicos de Navalmoral, como son las las patatas revolconas, que se acompañan con torreznos: Su elaboración consiste en cocer con agua patatas con ajo, cominos, laurel y algo de pan. En otro recipiente se fríen los torreznos. Luego se apartan y en esa misma grasa se añade el pimentón, que se echa a las patatas. Todo se machaca. Se sirve junto con los torreznos.

Las judías pintas con chorizo: Se hace un refrito de aceite con ajo, cebolla, pimiento, laurel, harina y pimentón. Se le añade agua, los pipos y el chorizo. Luego todo ello se cuece. Algunos añaden arroz. Una variante de este plato son las judías blancas con oreja.

El cocido lleva entre sus ingredientes pata y costilla de cerdo, falda de oveja, tocino de cerdo, patata, morcilla, garbanzos y, por supuesto, el típico relleno. Era habitual comerlo en matanzas y en tiempo de vendimia.

La caldereta de cabrito o cordero: Que lleva pimiento, cebolla, ajo, pimienta y tomillo. Todo ello se fríe y se rehoga con la carne. Luego se cuece todo junto. Últimamente se ha convertido en tradición en el fin de semana posterior a la Virgen de Aldeavieja, una caldereta que financiada por el Ayuntamiento y cocinada por la Asociación de Amas de Casa de Navalmoral, reune a los habitantes y forasteros en torno a la Plaza Grande, donde se degusta la ya famosa caldereta acompañada con una buena jarra de vino tinto de la tierra y un pan de hogaza. Después de cenar y de que cada familia recoja sus mesas y sus platos, la gente se va colocando con sus sillas alrededor del escenario puesto en la plaza grande donde suele haber alguna actuación, teatro o grupo de música, que ameniza la sobremesa.

El hornazo consiste en rellenar la masa de pan con chorizo, panceta y lomo de cerdo. En Semana Santa la fiesta más importante después de las procesiones y misas, está el fin de la Cuaresma que se celebra con un gran Hornazo popular en las afueras del pueblo, antes en un lugar llamado El Peralejo y ahora en un lugar llamado Navahornos al tener mejor acceso. Allí se reúne todo el pueblo el Lunes de Pascua a comer este pan típico de la comarca.

La fruta más típica es el melocotón. Es propio de los meses de agosto y septiembre. Los melocotones se pueden comer frescos o preparar en almíbar, y también con vino y azúcar. También se cultivan peras de agua, manzanas , almendras, membrillos, cerezas , ciruelas... y, por supuesto, la uva, propia de los meses otoñales, de la que los vecinos hacen su propio vino en las bodegas de sus casas. Los higos abundan en la zona y se consumen, además de frescos, dejados secar para el invierno.

Las torrijas se elaboran en Semana Santa. Se cuece leche con cáscara de naranja, canela y azúcar. El pan se corta en rodajas y se moja en la leche. Se reboza en huevo y se fríen. Después se colocan en una fuente con la leche por encima cubriendo las torrijas. Hay una variante que son las torrijas con vino.

Arquitectura y Monumentos[editar]

Iglesia de San Pedro Apóstol[editar]

Iglesia de San Pedro Apóstol con la Sierra de la Paramera al fondo.

La Iglesia de San Pedro Apóstol, fue construida en el siglo XVI, aunque su presbiterio procede del S. XV, existiendo en el archivo del Diocesano los planos y contratos, en los que se estipulan todas las condiciones detalladas y firmadas por el notario Diego Vázquez, por el Provisor General, Hernando de Biruela y el arquitecto Pedro del Valle, natural de Villacastín.

Su construcción comenzó el 3 de diciembre de 1563, aunque la capilla mayor de estilo gótico estaba ya construida.

Un arco toral agudo, con nervios y flores, da paso a la capilla mayor, con ventana gótica y bóveda de crucería, que se conserva de la época anterior a la intervención de Pedro del Valle.En la sacristía hay dos bóvedas de terceletes, rebajadas. En el exterior destaca la espadaña de tres cuerpos a los pies de la nave central. El cuerpo inferior cobija un óculo y la portada de la iglesia. Los otros dos sirven de campanario. El contrato lo explicaba así: "Se harán dos paredes que arranquen del arco de la Capilla Mayor, llamado arco toral. Serán simétricas, con cinco pies y medio de ancho."

La iglesia mide 33 metros de largo y 15 de ancho. Dividida en tres naves, dos laterales y una central, separadas por dos arcadas de 32 pies de alto.El precio para la construcción de la Iglesia fue ajustado en 800 Ducados que equivalen a 8.232 reales, pero los documentos cuentan que hubo muchos problemas económicos, debiendo volver a tasar la obra. En el año 1.870, el notario Suárez Dávila la tasó en 1.700 reales, siendo el precio final que costó.

El retablo construido por Gabriel Campuzano entre 1.603 y 1.611, fue mandado tasar por el escultor que realizó el retablo de Santiago de Ávila. Costó 2.800 reales y lo destrozaron durante la Guerra Civil.

El piso se cambió tres veces, el último en 1.804, realizados por canteros de Cardeñosa, es el actual.

Otra joya que se conserva el la Custodia, del siglo XVII, por Heredía, un gran platero abulense, costó 1.050 reales.

El altar mayor, fue construido en este siglo por Benedicto San Segundo San Martín.

Relacionado con la religión, también se encuentra otra costumbre, hoy desaparecida y que consistía en ir a la iglesia, poner velas y rezar por los difuntos, pero en las losas de la iglesia que le correspondía a cada familia. El suelo de la iglesia está formado por grandes losas de piedra que se encuentran agrupadas de tres en tres. La baldosa central posé un orificio, que se supone que servia para poder levantarla. Cada familia conocía la que le correspondía.

Ermita de Nuestra Señora de Aldeavieja[editar]

Restos de la Ermita de Nuestra Señora de Aldeavieja.



La ermita de Nuestra Señora de la Aldea o de Aldeavieja aparece citada en el siglo XV, en el Libro de los Veros Valores del obispado de Ávila, con el nombre de ermita de Santa María la Vieja.

Está en ruinas, cerca de la iglesia. Su primer libro de fábrica data de 1624. Era de adobe hasta que se reedificó en piedra a comienzos del siglo XVIII. Tenía arcos y columnas parecidos a los de la iglesia.

La noche del 3 al 4 de diciembre de 1808 las tropas napoleónicas durmieron en la ermita, la quemaron y se llevaron las cosas de valor.




Ermita de San Cristóbal[editar]

Ermita de San Cristóbal en plena Sierra de la Paramera.


Construida hacia 1980, se sitúa a lo alto del Puerto de Navalmoral (1514m) y el 10 de julio o el domingo más cercano la Cofradía de San Cristóbal organiza una fiesta en honor de San Cristóbal.

Se celebra una misa en el Puerto de Navalmoral, en la Ermita de San Cristóbal, se saca el Santo y se bendicen los coches, después se reparte limonada con galletas y se aprovecha para quedarse allí a comer.

Por la tarde se suelen hacer pequeños campeonatos de mus, petanca o calva y el ganador se lleva un trofeo de la Asociación de San Cristóbal.




Pilón de la Plaza Grande[editar]

Pilón de Navalmoral situado en la Plaza Grande.

La construcción de fuente fue ejecutada por Valentín San Segundo, Alejo San Segundo, Lucio San Segundo y Benedicto San Segundo en el año 1916. En aquellos años era Alcalde Guillermo Herranz.[cita requerida]

Como curiosidad a destacar es la canalización de la fuente, que está construida con canales hechos en piedra labrada, desde el depósito de los perales al propio pilón de la Plaza Grande, que surtía de agua el pilón de la Plaza Chica. Esta no era potable por ser el agua sobrante del pilón de la Plaza Grande.[cita requerida]

La fuente o pilón de la Plaza Chica también surtía, pero en este caso al Matadero Municipal.





La Calzada[editar]

Restos de la Calzada de Navalmoral de la Sierra a lo alto del Puerto de Navalmoral 1.514 m. en Pleno Espacio Natural Protegido de las Sierras de la Paramera y Serrota



Se cree que es de época romana, aunque es imposible de determinar ya que se superpone al camino antiguo a Ávila, ya mencionado en la época medieval. La calzada debe de ser más antigua ya que desaparece en lugares actualmente despoblados, de la cual sólo quedan sus límites laterales, pero que se pueden seguir perfectamente la ascensión al Puerto de Navalmoral 1.514 m.

La Calzada comienza a unos 500m. de la Fuente del Barrialejo, cuando se une el camino antiguo a Ávila que pasa por ella, y continúa hasta llegar al Puerto de Navalmoral. Sin embargo este no es su origen, pues la calzada continúa con dirección al pueblo, bordeando la montaña donde se encuentra el llamado Pico de los Pozuelos. Aparece otro fragmento de la calzada en dicho camino antiguo camino a Ávila, pero a su salida al casco urbano, en una zona donde se afirma que al realizar la carretera actual, aparecieron restos de una torre.




Fuente del Lejío[editar]

Fuente del Lejío



Existe una fuente en la parte norte de la iglesia a unos 50 m de la misma, llamada "El Lejío", aunque su nombre real es El Ejido de donde durante siglos se llenaban las pilas de agua bendita en la iglesia, sobre todo el Sábado de Gloria. El cura la bendecía y se guardaban en pequeños recipientes y botellas, considerando que tenía propiedades medicinales.






Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]