Movimiento Comunista de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Movimiento Comunista
MC Logo.jpg
Secretario/a general Eugenio del Río
Fundación 1972
Disolución 1991 [1]
Ideología política Comunismo, marxismo, leninismo, maoismo
Posición en el espectro Izquierda revolucionaria
Partidos creadores Movimiento Comunista Vasco
Organización Comunista de Zaragoza
Unificació Comunista
Federación de Comunistas
Movimientu Comunista d'Asturies
Grup de Formació Marxista-Leninista de les Illes
Organización de Izquierda Comunista
1 Integración en Izquierda Alternativa.

El Movimiento Comunista (MC) fue un partido político español activo desde principios de los años setenta hasta 1991, año en que se unió a la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) para dar lugar a Izquierda Alternativa, organización que se disolvió poco después.

Ideología[editar]

El MC tuvo como referencia el maoísmo, aunque su actuación distaba mucho de la de los maoístas chinos a los que idealizaba. Durante la transición el MC siempre aparecía junto a los movimientos sociales. Poco a poco se fue distanciando de la ideología marxista y maoísta desde un punto de vista crítico, primero relativizándolas y posteriormente criticándolas abiertamente.[1]

El MC (inicialmente MCE) se definió desde su origen como un partido revolucionario que aspiraba a la creación de una sociedad comunista.[2]

En abril de 1978 celebra su II congreso federal y se define en el art. 1 de sus estatutos como «partido comunista cuyo objetivo es la implantación del socialismo y el comunismo». En su art. 2: «La ideología del Movimiento Comunista es el marxismo-leninismo enriquecido por las aportaciones de Mao Tse Tung, y por todas las aportaciones y experiencias que son patrimonio del movimiento revolucionario internacional».[3] En la misma línea se ratifica en la definición del partido en su III Congreso de Unificación con OIC, en febrero de 1979.[4]

En su IV Congreso, celebrado en 1983, se opera un cambio en su definición como organización. Así, en su art. 1 dice: «El MC es un partido comunista cuyo objetivo es la realización de la revolución socialista y la consecución de de una sociedad comunista». Y en su art.2: «La ideología del MC es el marxismo y el leninismo. El MC intenta incorporar a su patrimonio ideológico el conjunto de aportaciones y experiencias positivas de los movimientos revolucionarios y de emancipación de todo el mundo».[5] De esta manera desaparece su definición como partido maoísta, para diluir dicha aportación en el conjunto de influencias. También se modifica el término "marxismo-leninismo" (se incluye la "y") para diferenciarse de los partidos que se reivindican herederos de la III Internacional Comunista (con modelo en la URSS).

Implantación[editar]

La implantación del MC a lo largo de su historia se localizó fundamentalmente en Guipúzcoa, Vizcaya, Navarra, Asturias y Aragón. El núcleo de dirección de la organización era fundamentalmente vasco, entre los que destacaban Eugenio del Río, Patxi Iturrioz, Empar Pineda, Javier Ortiz y los hermanos Javier e Ignacio Álvarez Dorronsoro.

En cuanto a su presencia en los movimientos sociales, fue mayoritaria en el movimiento pacifista y contra las bases de la OTAN de los años 1980-1986. También destacó su presencia en el movimiento feminista y en el movimiento sindical (en la corriente "Izquierda Sindical" de Comisiones Obreras).

Federaciones[editar]

Historia[editar]

Origen[editar]

Pese a su distancia con los postulados de esta organización, surgió de una escisión de la "oficina política" de Euskadi Ta Askatasuna (ETA) dirigida por Patxi Iturrioz y Eugenio del Río, tras su expulsión en la V Asamblea de dicha organización celebrada en diciembre de 1966. A partir de enero de 1967 se constituye la llamada ETA Berri ("Nueva ETA"), que en agosto de 1969 pasará a llamarse Komunistak-Movimiento Comunista Vasco. Los expulsados fueron acusados por los sectores nacionalistas de ETA como españolistas, por sus críticas con el excesivo peso del nacionalismo vasco dentro de la organización y ser partidario de una política más obrerista que estableciese alianzas con otros grupos comunistas del resto de España. También adoptan como señas de identidad el marxismo y las luchas de liberación revolucionarias de Argelia y Cuba.

De acuerdo con esta idea, el MCV decide extenderse al resto del estado fusionándose en octubre de 1971 con la Organización Comunista de Zaragoza (OCZ) creándose el Movimiento Comunista de España (MCE), que se presenta como tal en enero de 1972. A continuación se producen una serie acuerdos de integración en el MCE: en septiembre de 1972, de la Unificación Comunista de Valencia (antigua Tribuna Obrera); en mayo de 1973, de la Federación de Comunistas (Fracción La Causa Obrera), con implantación en Madrid y Galicia; en agosto de 1973, del Movimientu Comunista d'Asturies, un grupo de comunistas independientes de Asturias procedentes del Frente de Liberación Popular (FLP); y, finalmente, en 1976, del Grupo de Formación Marxista-Leninista de las Islas Baleares.

Años setenta[editar]

Cuando nace, el Movimiento Comunista de España (MCE) sólo estaba implantado con fuerza en las provincias del País Vasco y Navarra, teniendo una implantación menor en Aragón. Posteriormente con las integraciones se extiende al resto de España multiplicándose la cifra de militantes entre los años 1972 y 1977.

El MCE celebró su primer congreso en verano de 1975. El Comité Central elegido en ese congreso celebró dos sesiones plenarias. La segunda tuvo lugar en enero de 1976. Examinó los problemas políticos del momento y decidió el cambio de denominación del partido, que a partir de esa fecha se llamó Movimiento Comunista (MC) a nivel estatal y adoptándose en cada región el nombre específico: Euskadiko Mugimendu Komunista (EMK, en País Vasco y Navarra), Movimiento Comunista de Aragón (MCA), Moviment Comunista del País Valencià (MCPV), Moviment Comunista de Catalunya (MCC), Movemento Comunista de Galiza (MCG), etc. El MC era un partido federal con organizaciones federadas en casi todo el territorio español. Las organizaciones de Cataluña, Valencia y Baleares acordaban una política coordinada en su ámbito de actuación.

El MC fue inicialmente de tendencia maoísta, aunque evolucionó pronto hacia una posición de comunismo ecléctico, es decir, no adscrito a ninguna de las corrientes imperantes. En su ideario ocupaban una posición de primer orden el feminismo y la defensa de las señas de identidad nacionales de cada zona de España. En movimiento obrero participaba activamente dentro de CCOO, inicialmente como "Corriente Unitaria" y posteriormente como corriente de "Izquierda Sindical" (junto a la LCR).

Durante un breve periodo perteneció a la Plataforma de Convergencia Democrática junto con el PSOE, la USDE, la UGT y la ORT, entre otros, por medio de Eugenio del Río y los hermanos Ortiz, miembros destacados de EMK que vivían en Madrid como liberados.[6] En el año 1977, siendo todavía ilegal, ante las elecciones generales, impulsa candidaturas unitarias con otros grupos y personalidades independientes. En Madrid se presenta como la Candidatura de Unidad Popular (CUP), junto al PCT e independientes; en Barcelona como la CUPS, junto al Partido Carlista (PC) e independentistas; en Valencia bajo las siglas PSPV, con candidatos independientes (al ser declarada ilegal la candidatura la candidatura del Bloc); en Euskadi como Euskadiko Ezkerra (EE), junto a EIA; en Navarra como Unión Navarra de Izquierdas (UNAI), junto a otros grupos comunistas como EIA, OIC y ORT; en Zaragoza como Frente Autonomista Aragonés (FAA), junto al PCA; y en Asturias como Unidad Regionalista (UR). Se consigue un diputado de EIA en la coalición EE de Guipúzcoa, Francisco Letamendia, que a finales de 1978 dimite y es sustituido por Patxi Iturrioz del EMK durante escasos meses.[6]

Tras las elecciones, el MC sufre un problema interno localizado en la organización de Madrid que estalla en septiembre de 1977 y que, tras la expulsión de los críticos, obliga a la realización del II congreso del MC en marzo del 1978, donde se reafirman sus señas de identidad, reforzándose los principios ideológicos y creándose la estructura de mujeres del partido. En el referéndum de la Constitución de 1978 el MC apoyó activamente la abstención, como forma de rechazo no solo de su contenido sino también de la legitimidad del referéndum.

En febrero de 1979, los militantes que quedaban en la Organización de Izquierda Comunista (OIC) se integran en el Movimiento Comunista. La OIC había sufrido una grave crisis interna ocasionada por la adaptación a la nueva situación tras las elecciones de 1977 y por una mutación en sus principios doctrinales basados en ideas asamblearias y luxemburguistas. En un proceso de rectificación ideológica, con acercamiento al MC desde noviembre de 1977, se suceden las crisis en las organizaciones de Cataluña, Guipúzcoa, Valencia, Granada, Aragón y Baleares (aquí la mayoría de la organización se integra en 1978 en el PSM). El nombre de la organización unificada pasa a ser MC-OIC (a nivel estatal) desde febrero a septiembre de 1979, en que vuelve a ser MC.

En las elecciones generales de marzo de 1979, se presentan candidaturas en todas las provincias (excepto Canarias) como MC-OIC, consiguiendo un total de 85.117 votos, un 0.47% del total. A continuación se realizan las elecciones municipales de abril de 1979, donde se presenta en unos 350 pueblos y ciudades, obteniendo 105.217 votos y 117 concejales entre candidaturas MC-OIC y candidaturas independientes participadas por el partido. A destacar los concejales de Paterna del Campo en Huelva (4), Paterna (1), Mieres (1) y Cangas del Narcea (1) en Asturias, La Línea de la Concepción en Cádiz (1), Majadas del Tiétar en Extremadura (5), Huesca (1) y Jaca (2).

Años ochenta[editar]

Tras la desaparición de buena parte de los grupos de la izquierda radical, como el PTE, la ORT o Acción Comunista y la progresiva marginalidad de otros como POUM, OCE(BR), PCT y PCE(ml); el Movimiento Comunista mantiene su actividad y agrupa en su entorno a muchos exmilitantes de otras organizaciones con los que se coincide en los diferentes movimientos sociales. Sin embargo, el desgaste y la falta de expectativas revolucionarias minarán progresivamente la base militante del MC.

Entre sus señas de identidad estaba el impulso de los movimientos sociales sin pretensiones utilitaristas, rompiendo el viejo esquema del "partido vanguardia". De este modo, el MC tuvo un destacado papel en la política española de los años 1980, ya que fue uno de los promotores de movilizaciones como la del referéndum sobre la OTAN, a través de la Comisión Anti-OTAN y las marchas contra las bases estadounidenses de Rota y Torrejón, el desarrollo del movimiento feminista y en especial en defensa del movimiento de Gays y Lesbianas. También participó en el movimiento ecologista, antinuclear y antimilitarista.

Su participación en defensa de los derechos humanos frente a la tortura y la represión, y en especial en el País Vasco, hace que desde inicios de los años 1980 confluya de forma crítica con las posturas del nacionalismo vasco radical. En esa misma línea se encuentra el apoyo a la candidatura de Herri Batasuna (HB) a las elecciones al parlamento europeo de 1987 y 1989,[6] que se plantea como voto de castigo contra el Estado y en solidaridad con el pueblo vasco. Sin embargo, las relaciones con HB se deterioraron a raíz del atentado de Hipercor y por el intento de HB de crear unos comités electorales controlados por la organización abertzale.

A nivel interno el MC sufre un fuerte desgaste de militancia en los años 1980 producto del desencanto y de su marginalidad. El EMK, núcleo creador del MC, se separó organizativamente de éste en 1983; aunque ambas organizaciones mantuvieron una unidad ideológica y de acción. También en la organización de Valladolid se produce el abandono de su dirección encabezada por Doris Benegas para crear Unidad Popular Castellana a imitación de HB.

Durante esa época tuvo una publicación periódica, llamada primero Servir al pueblo (nombre de inspiración maoísta) y luego Hacer, y también una editorial de libros, llamada Revolución.

Unidad de acción con LCR[editar]

La unidad con la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) tiene como precedente las discusiones realizadas entre 1981 y 1982 entre el MC y la LCR motivadas por la idea del "partido de los revolucionarios" defendida por LCR y por la unidad de acción entre ambas organizaciones, causada entre otras razones por la progresiva desaparición del resto de fuerzas a la izquierda del PCE.

Tras la integración de España en la Unión Europea en 1986, las discusiones se retoman y se llega a la conclusión de que no existen elementos suficientes para la unidad de ambos partidos. Las discrepancias se planteaban respecto a la existencia de corrientes organizadas en el partido y la vinculación a la internacional trotskista.

Sin embargo, el acercamiento en 1989 de sus respectivas organizaciones regionales en el País Vasco y Navarra, EMK y LKI, favorece el replantearse de nuevo las condiciones para la unidad. Finalmente, en marzo de 1991 se acuerda retomar la unificación, que se realiza en noviembre de 1991. La nueva organización pasa a llamarse Izquierda Alternativa (IA) y se forma una dirección paritaria de 50 miembros procedentes de la LCR y el MC. La organización de IA resultante de la unificación fue una confederación a nivel estatal; mientras que cada una de las organizaciones territoriales que la componían tuvieron otro nombre, dependiendo del territorio: Revolta en la Comunidad Valenciana, Cataluña e Islas Baleares, Acción Alternativa en Andalucia, Liberación en Madrid, Murcia, Albacete y Castilla-León, Inzar en Galicia, Liberazion en Aragón y Lliberación en Asturias.

Esta nueva organización editó dos publicaciones, Página Abierta y Viento Sur, mientras que la antigua editorial Revolución pasó a llamarse Talasa.

Disolución de Izquierda Alternativa[editar]

Izquierda Alternativa tuvo una vida muy breve ya que, en el fondo, existían diferentes estilos de actuación y diferentes objetivos políticos. También había diferencias importantes en el plano ideológico y en la idea de lo que debía ser la organización. El sector MC pretendía evolucionar a un modo de organización diferente a los partidos políticos abriéndose a la sociedad, mientras que el sector LCR apostaba por ser vanguardia social con proyecto de partido clásico. Como tal organización Izquierda Alternativa no llegó a utilizar dicho nombre (salvo en los congresos estatales) ya que se dio prioridad al uso de los nombres de cada una de las organizaciones territoriales.

Tras dos años de unidad, las dificultades para seguir juntos entre los antiguos MC y LCR se acentúan lo que provoca múltiples abandonos y la disolución de organizaciones enteras como Revolta de Cataluña. Finalmente Izquierda Alternativa se dividió en dos a nivel estatal: el grupo LCR se quedó con este nombre para posteriormente integrarse en Izquierda Unida en noviembre de 1993 y el grupo MC se mantuvo con las siglas de cada una de las organizaciones. La fusión, no obstante, pervivió en Asturias como Lliberación (disuelto en 2010), en Galicia con el nombre de Inzar (permanece integrado en el BNG hasta su disolución en marzo de 2012), en el País Vasco como Zutik (disuelto en 2011, aunque desde 2008 había dejado de funcionar como organización), y en Navarra integrándose con otros en Batzarre.

Referencias[editar]

  1. Kepa Bilbao Ariztimuño, El nacimiento de E.T.A. (1959), la primera escisión (1966-1967) y la formación de E.M.K., junio de 2006.
  2. I Congreso del MCE. Agosto 1975.
  3. 10 Años de lucha por el socialismo. Resoluciones y Documentos del II Congreso. MC. Abril de 1978.
  4. Hacia la unidad de la izquierda revolucionaria. Resoluciones y documentos del Congreso de Unificación. MC-OIC. Febrero de 1979.
  5. Una izquierda para la revolución. IV Congreso Federal del MC. 1983.
  6. a b c Euskadiko Mugimendu Komunista-Movimiento Comunista de Euskadi, Enciclopedia Vasca Auñamendi.