Refundación de la Unión Europea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Refundación de la Unión Europea
Angela Merkel and Emmanuel Macron (2019-10-09).jpg
"El eje franco-alemán"
Angela Merkel y Emmanuel Macron
MEPs welcome EU summit climate goals but criticise lack of budget ambition (49239057392).jpg
Comisión Europea Consejo Europeo
Ursula von der Leyen (presidenta) Charles Michel (presidente)
Inicio 2017
Contexto principal
Momentos claves
Medidas destacadas
Otros partidarios del proyecto
Lista no exhaustiva
Xavier Bettel[1]Dacian Cioloș[2]Nico Cué[3]Felipe VI de España[4]Dalia Grybauskaitė[5]Jean‑Claude Juncker[6]Ska Keller[3]Enrico Letta[7]Heiko Maas[8] Joseph Muscat[2]Matteo Renzi[2]Albert Rivera[2]Pedro Sánchez[9]David Sassoli[10]Frans Timmermans[3]Guy Verhofstadt[2]Margrethe Vestager[3]Manfred Weber[3]

La refundación de la Unión Europea (UE) es el proyecto iniciado en 2017 que busca la reforma institucional de dicha organización internacional.[11]​ La iniciativa comenzó dentro del contexto creado tras el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE —que luego de varios años de incertidumbre condujo a la salida de dicho país de la UE en 2020— y la dinámica consecuente a la postura de relativa ruptura planteada por el gobierno estadounidense de Donald Trump respecto a la UE y los Estados miembros de la organización.[12]​ No obstante, la crisis de la pandemia de enfermedad por coronavirus en 2020, se convirtió en el principal catalizador que impulsó una serie de cambios de considerable magnitud en bloque comunitario.[13]

El proyecto es liderado principalmente por la Comisión Europea (CE) y el denominado eje franco-alemán.[14]​ Así, desde que asumió sus funciones en 2017, el presidente francés Emmanuel Macron ha sido el abanderado de las principales propuestas en respaldo de su consigna de “refundar Europa”.[15]​ El dirigente incluso publicó una carta titulada “Para un renacimiento europeo” que apareció en marzo de 2019 en 28 periódicos de la UE.[11]​ Sin embargo, en los primeros años de su gobierno, Macron no había obtenido el respaldo del gobierno de la canciller alemana Angela Merkel a sus iniciativas más ambiciosas dentro de la UE.[16]​ Ello pese a que varios especialistas supusieron que habría a un reforzamiento del eje en respuesta la incertidumbre creada por el supuesto deterioro de la relación con el gobierno de Trump.[17]​ Y es que las declaraciones de Merkel y Macron en 2017 habían creado expectativas;[18]​ por ejemplo, el ex presidente del Consejo de Ministros de Italia Enrico Letta llegó a afirmar que había comenzado la “refundación de la UE”.[7]

Pero la situación cambió el 18 de mayo de 2020, cuando ambos gobernantes dieron una rueda de prensa conjunta en la cual presentaron un plan para la UE en el marco de la crisis de la pandemia. Este impulso se integró con varias acciones institucionales iniciadas en marzo de ese año, que fueron seguidas por una ola de anuncios sin precedentes. Las medidas presentadas relanzaron las expectativas sobre el hipotético momento histórico por el que la organización europea estaría atravesando.[13]

Con anterioridad a la crisis ya se habían instaurado otras medidas como la aprobada durante la cumbre de Bruselas en diciembre de 2017 cuando los dirigentes de 25 Estados de la UE lanzaron la Cooperación estructurada permanente (CEP) para relanzar el proyecto de la Europa de la Defensa.[19]​ La CE también ha planteado completar la unión bancaria gracias a la creación de un garantía de depósitos paneuropea y un fondo de resolución bancario,[20]​ que ha hecho parte de la tendencia que busca un fortalecimiento de la eurozona como “embrión” de una "Europa a varias velocidades", evocada por varios miembros del Consejo Europeo.[21]​ Un año más tarde los líderes europeos fijaron por primera vez un calendario para dotar a la Unión Monetaria de un presupuesto para la eurozona, pero la desconfianza mutua entre los socios retrasó sine die la culminación de la Unión Bancaria.[22]

Antecedentes[editar]

El proyecto de François Bayrou como candidato del Movimiento Demócrata en las elecciones presidenciales de Francia de 2012, estipulaba que de resultar elegido, trabajaría por una refundación de la UE que incluyese la creación de un puesto Presidente de la Unión Europea elegido por sufragio universal.[23]​ Finalmente Bayrou perdió las elecciones por lo que no pudo implementar su propuesta.

En 2014, Michel Rocard ex primer ministro de Francia durante la presidencia de François Mitterrand y ex eurodiputado manifestó que la salida del Reino Unido de la UE favorecería la “reestructuración de Europa”, permitiendo el surgimiento de “una Europa que pueda decidir”.[24]

Historia[editar]

Los cinco escenarios del
Libro Blanco de la Comisión Juncker
sobre el futuro de la Unión Europea[25]

  • Statu quo.
  • Reducir la UE a un simple mercado único.
  • Los Estados deciden si quieren más integración y en qué áreas.
  • Permitir que la UE avance solo en terrenos donde se perciba como un valor añadido.
  • La UE sería un bloque totalmente integrado, compartiendo hacienda, deuda, defensa, etc.
Después del referéndum del Brexit y de que Trump fuera elegido presidente:
Muchos líderes europeos se dieron cuenta de que no podían seguir vapuleando a la UE como lo hemos hecho en los últimos 25 años
Alexander Stubb (2018)[26]​ ex primer ministro de Finlandia.

2017[editar]

Macron y Merkel durante la Feria del Libro de Fráncfort de 2017. El presidente francés aprovechó la inauguración del evento para subrayar el papel que la cultura debería desempeñar en la refundación de la UE.[27]

En 2017 comenzó un periodo de transición en las relaciones Reino Unido-Unión Europea tras el inicio formal del trámite para la retirada británica del bloque (Brexit).[28]​ En respuesta a lu nueva situación, Jean-Claude Juncker —entonces presidente de la Comisión Europea— presentó un Libro Blanco el 1 de marzo de ese año, tras declarar que la Unión Europea (UE) estaba ya en “pleno proceso de refundación”.[6]​ El documento propuso a los Estados miembros de la UE decidir entre uno de los cinco escenarios para dirigir la UE en el futuro, e instó a «pasar página y empezar un nuevo capítulo en nuestra historia» tras el Brexit.[25]

Durante la Cumbre de Roma del día 25 del mismo mes, los dirigentes de la UE se reunieron para celebrar el 60.º aniversario de los Tratados de Roma, reflexionar sobre los logros alcanzados por la organización y debatir sobre el futuro común.[29]​ Entonces Juncker retó a los miembros del Consejo Europeo a posicionarse en torno a una de las vías del Libro Blanco, para que de esta forma, aquellos que obstaculizan la toma de decisiones quedasen en evidencia. «Hemos elegido este método para obligarlos a salir de la ambigüedad», explicó.[25]

En mayo, un día después de posesionarse como presidente de Francia, Emmanuel Macron realizó su primera visita oficial a Berlín donde se entrevistó con la canciller alemana Angela Merkel, y expuso su meta de reforzar la UE a través del eje franco-alemán.[30]​ Tras el encuentro, ambos mandatarios dejaron clara su voluntad de reformar los Tratados constitutivos de la Unión Europea de ser necesario.[31]

El 23 de junio siguiente Macron dijo que en el lapso de tres meses París y Berlín presentarían conjuntamente una hoja de ruta con propuestas concretas para el futuro de la UE y la eurozona.[32]​ La declaración tuvo lugar en su primera conferencia de prensa conjunta con Merkel posterior a una cumbre europea.[33]​ Sin embargo, la formación de un nuevo gobierno tras elecciones federales de Alemania de 2017 se extendió entre septiembre de ese año y marzo de 2018, por lo que la presentación de la hoja de ruta fue retrasada hasta el mes de junio siguiente.[34]

La dinámica franco-alemana continuó el 1 de julio cuando se celebró el primer funeral de Estado europeo en el que se despidió a ex canciller alemán Helmut Kohl durante una ceremonia en la Sede de Estrasburgo del Parlamento Europeo.[35]​ En esa ocasión Macron y Merkel se erigieron como responsables de dar continuidad al legado de Kohl en la integración europea en la que el fallecido político fue clave.[36]

También en el parlamento de Estrasburgo, Juncker aprovechó su discurso del estado de la Unión en septiembre, para proponer una serie reformas.[37]​ En su disertación destacó la necesidad de que todos los Estados miembros de la UE entren a formar parte de la eurozona y el espacio Schengen para el 2025.[38]​ Expuso además detalles que no figuraban en el Libro Blanco, entre ellos la idea de fusionar las presidencias de la Comisión y el Consejo, así como la conveniencia de nombrar un "superministro" de economía para la eurozona.[39]​ Juncker también solicitó la celebración una cumbre de los 27 líderes europeos en Sibiu, Rumanía (iniciativa que fue aceptada y dio curso a la reunión celebrada el Día de Europa de 2019, donde se aprobó una declaración de diez compromisos).[40]

En otro momento simbólico, el 26 de septiembre, durante su "Discurso de la Sorbona" en París, Macron propuso la creación de un “grupo de refundación europea” entre voluntarios del Consejo Europeo y las demás instituciones comunitarias para formalizar medidas hasta el verano 2018. Sin embargo, la iniciativa no fue implementada.[41]

Por otra parte, el presidente estadounidense Donald Trump se mostró partidario del Brexit y durante su campaña presidencial en 2016 —que fue en parte paralela al proceso de referendo que originó el proceso— apoyó abiertamente a los partidarios de dicha causa. Una vez tomada la decisión de salir de la UE, Trump no solo celebró la decisión sino que además advirtió de futuras nuevas salidas.[42]​ Ya como presidente, desde enero de 2017, en varias ocasiones manifestó su posición a la idea supranacional que representa la UE,[43]​ y cuestionó la conveniencia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).[44]​ También se negó a dar continuidad al Acuerdo de París —firmado por la administración anterior a la suya— que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.[45]

En respuesta, Merkel consideró a Trump como un socio no fiable: “Los tiempos en los que nos podíamos fiar completamente de los otros están terminando... nosotros los europeos debemos tener nuestro destino en nuestra propia mano”, declaró en mayo la canciller.[46]​ Estas declaraciones se unieron a las que ya había expresado en enero cuando habló de la necesidad de crear un ejército europeo ya que, incluso en las relaciones transatlánticas, consideró que no existí una “garantía eterna” para la cooperación militar con los europeos.[47]

En este contexto, y dado que la UE forma parte del G-20 al igual que algunos de sus Estados miembros, la Cumbre de dicho foro en Hamburgo en julio de 2017 sirvió para plasmar la unidad de bloque europeo frente a los desafíos internacionales del momento, incluida la política internacional de Trump.[48]​ En el comunicado final de la cumbre, los miembros del G-20 respaldaron de forma unánime el libre comercio y todos, menos Estados Unidos, ratificaron su apoyo al Acuerdo de París.[49]

2018[editar]

Palacio Real de Berlín: en abril de 2018 durante la reconstrucción de este edificio, Merkel y Macron se reuniron allí para reafirmar su voluntad de “refundar” la UE.[50]

En mayo de 2018, Merkel embistió nuevamente contra Trump en Aquisgrán: “Hay conflictos a las puertas de Europa. Y la época en la que podíamos confiar en Estados Unidos se acabó”.[51]​ Dichas declaraciones tuvieron lugar en el marco de la ceremonia de entrega del Premio Carlomagno otorgado a Macron “por su visión de una nueva Europa y la refundación del proyecto europeo”.[52]​ El presidente francés secundó la reacción de Merkel respecto a la retirada del gobierno estadounidense del Acuerdo internacional sobre la congelación del programa nuclear iraní: “Algunas potencias han decidido incumplir su palabra”.[51]​ Así mismo, en el mes de agosto, Macron llamó a “revisitar la arquitectura europea de seguridad y defensa para que no repose únicamente en Estados Unidos”,[53]​ e indicó que deseaba lanzar "una reflexión exhaustiva sobre las consecuencias del final de la Guerra Fría con todos los socios de Europa, incluido Rusia".[54]

A mediados de julio, Trump recalcó que “Tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hace en el comercio.”[55]​ Sin embargo, antes de terminar dicho mes, Trump y Juncker escenificaron un acuerdo para evitar la guerra comercial que pretendía incrementar un 25% los aranceles a los automóviles importados a EE.UU.. Los dirigentes indicaron que la UE compraría más soja y gas licuado del petróleo a EE.UU. y se comprometieron a trabajar conjuntamente para eliminar los aranceles en los bienes industriales. Los ya existentes se pondrían en suspenso, mientras que los impuestos al acero y el aluminio aplicados por Trump se reexaminarían, igual que las represalias de la UE.[56]

2019[editar]

Debate para la selección del presidente de la Comisión en 2019 a partir de los candidatos de los partidos, un proceso conocido por el término spitzenkandidat.[3]

El 22 de enero, conincidiendo con el 56 aniversario de la firma del Tratado del Elíseo, Angela Merkel y Emmanuel Macron firmaron el Tradado de Aquisgrán,[57]​ con el objetivo de dar “un nuevo impulso” a Europa. Además se comprometieron a profundizar en la integración económica entre ambos países, fomentar las relaciones de sus sociedades civiles e impulsar la cooperación en política exterior, de defensa, seguridad y de desarrollo.[58]

Por otra parte, tras las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019, el Consejo Europeo inició el proceso para renovar de la jefatura de sus principales instituciones de la UE.[59]​ Durante varias reuniones no concluyentes, numerosos nombres fueron barajados para el cargo de presidente de la Comisión Europea, incluyendo la posibilidad de postular a Merkel para el puesto.[60]​ Sin embargo fue Ursula von der Leyen quien resultó elegida en un cumbre del Consejo en Bruselas el 2 de julio de 2019,[61]​ en una cumbre donde ademáas fueron designados el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, así como los presidentes del Consejo y del Banco Central Europeo.

Fue Macron quien propuso el nombre de Von der Leyen para reemplazar a Juncker.[62]​ Con anterioidad a la nominación, varios líderes europeos como el propio Juncker o el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez se mostraron partidarios de fusionar los cargos de presidente de la comisión con el de presidente del Consejo,[63][64]​ pero dicha opción no fue retenida, pese a que la propuesta de fusión no es nueva, ya que se remonta a la Convención sobre el futuro de Europa, cuando fue promovida por Jean-Luc Dehaene quien luego se aseguró que el Tratado de Lisboa incluyese dicha posibilidad.[65]

Macron también aseguró que una Comisión Europea compuesta por una treintena de comisarios no podía funcionar correctamente. Para mejorar la situación llegó a proponer que el número fuese reducido a 15 y para conseguirlo sugirió que los Estados miembros más grandes renunciasen a nombrar comisarios.[66]​ A pesar de ello, las negociaciones intergubernamentales decidieron que la Comisión Von der Leyen contara con miembros de todos los estados, incluido un comisario francés.[67]

En cuanto a la cuestión de la OTAN, el Macron fue aún más explícito en el otoño de 2019 al afirmar que dicha organización se encontraba en un estado de “muerte cerebral”.[68]​ Su diagnóstico sobre la Alianza Atlántica se refería al episodio de la retirada unilateral, por parte de Trump, de sus tropas en el norte de Siria durante la guerra civil. Asimismo sustuvo que, con el repliegue de EE. UU. y el ascenso de China, las instituciones europeas deberán transformarse o sucumbir.[69]

En lo relativo al Brexit, el acuerdo negociado entre el gobierno británico y la UE fuera rechazado tres veces en la Cámara de los Comunes en el primer semestre de 2019. En consecuencia la primera ministra Theresa May renunció a su puesto como jefa de su partido el 7 de junio, lo que provocó la carrera por el liderazgo, que dio paso al nombramiento de Boris Johnson como primer ministro británico el 24 de julio siguiente.[28]

Mientras tanto, el intento de Juncker de lanzar una reforma en profundidad de la UE con su propuesta de cinco escenarios que había presentado en 2017 no contó con respaldo suficiente por parte de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE.[70]

La UE post-Brexit y la pandemia de enfermedad por coronavirus[editar]

El 27 de mayo de 2020 Von der Leyen presentó el programa Next Generation EU (video en español).
Presupuesto global de la UE[71]
Total:€1,8 billones (2021-2027)
     Transferencias directas del paquete de recuperación (0,39 billones)      Préstamos del paquete de recuperación (0,36 billones)      Marco financiero plurianual (1,074 billones)

Bajo el gobierno de Boris Johnson se logró un acuerdo que permitió que el Brexit se concretase el 31 de enero de 2020.[28]​ La UE perdió el 13 % de su población, el 15 % de su producto interior bruto (PIB) y el 5,6 % de su superficie. A pesar de ello, la UE continuó siendo en 2020 una potencia política y económica mundial: formaba el tercer mayor grupo de población después de China y la India, además de concentrar el 18,5 % de la economía mundial, y el 16 % de las exportaciones mundiales.[72]​ Tras el Brexit, la eurozona pasó a sumar el 86 % del PIB y el 77 % de la población de la UE, reforzando así su importancia como motor político y económico de la Unión.[72]​ Desde entonces la UE y el Reino Unido buscan alcanzar un acuerdo comercial antes de que termine 2020.[73]

Entre tanto, varios de los Estados miembros de la Unión se confrontaron a la crisis sanitaria de la pandemia de enfermedad por coronavirus. El impacto mediático generado por la situación, precipitó a los gobiernos nacionales y a las instituciones europeas a una situación sin precedentes,[74]​ que en marzo, llevó a que los Estados miembros aceptaran la recomendación emitida por la Comisión Von der Leyen sobre lo que deberían hacer para restringir la entrada en el territorio a los residentes extracomunitarios.[75]​ Casi al mismo tiempo, la Comisión lanzó su primera reserva de material médico con el fin de repartirlo a los Estados de la Unión más afectados por la pandemia.[76]

En abril se sucedieron numerosas acciones políticas en respuesta a la crisis. En primer lugar reaccionó el Banco Central Europeo (BCE) con un programa de compra de títulos para evitar el colapso de los mercados de deuda, lo que contribuyó a estabilizar la situación financiera.[77]​ Entonces, tras ser aprobada por primera vez la denominada “cláusula general de salvaguarda” prevista para escenarios de graves crisis generalizadas que afecten a la eurozona, la Comisión pudo levantar los límites que fijaba el pacto de estabilidad y crecimiento.[78]​ De esta forma se autorizó a los gobiernos nacionales a inyectar en la economía tanto dinero “como fuese necesario”. A dicha flexibilización se añadieron también los cambios en la autorización de ayudas públicas, ya que la normativa permitió otorgar hasta 800.000 euros por compañía en forma de subvención directa o ventajas fiscales.[79]​ De manera complementaria, el Eurogrupo logró un acuerdo la segunda semana de abril que estableció los detalles de la primera red de seguridad comunitaria contra los efectos de la pandemia.[80]

Pero el anuncio más destacado llegó el 18 de mayo de 2020,[13]​ cuando en una rueda de prensa Merkel y Macron presentaron un plan para la UE en el marco de la crisis de la pandemia. Este impulso se integró con varias acciones institucionales de las semanas anteriores, y sirvió de base al plan recuperación económica (Next Generation EU) presentado por Von der Leyen la semana siguiente.[81]​ Empero, el anuncio conjunto de Merkel y Macron fue impulsado por un fallo del Tribunal Constitucional de Alemania, que días antes había puesto en duda la independencia del Banco Central Europeo (BCE) para mantener a flote las economías de los miembros más vulnerables de la organización, así como la gobernabilidad de la UE.[82]​ Hasta entonces, Merkel —quien ocho años antes, en el punto más álgido de la crisis del euro, aseguró que no habría eurobonos “mientras yo viva”[83]​— se había opuesto a la propuesta de Macron para crear un fondo que obligaría a los 27 a aumentar la deuda de forma conjunta.[13]

En el plano internacional, durante el mes de mayo la Comisión lanzó la "Respuesta mundial al coronavirus", una acción que “persigue el acceso universal a vacunas, tratamientos y tests de coronavirus asequibles”.[84]​ En la primera jornada del evento quedó cubierto el objetivo monetario de 7.400 millones de euros, más de la mitad de los cuales procedían de la UE y sus Estados miembros.[85]​ Este “maratón mundial de donantes”, dio paso al lanzamiento de una campaña denominada Global Goal: Unite for our Future que culminó el 27 de junio con una cumbre mundial de donantes, presidida por Von der Leyen, que recaudo 6.150 millones de euros.[84]

Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea[editar]

El debate democrático y la conferencia sobre el futuro de Europa[editar]

El 7 de septiembre de 2017 en la colina de Pnyx, con el Partenón de fondo, Macron, propuso la "refundación democrática" de la UE.[86]
El Parlamento Europeo nominó al ex primer ministro belga liberal Guy Verhofstadt como presidente de la conferencia.[87]

Emmanuel Macron ha manifestado que la refundación de la UE sólo se hará a través de un “debate democrático organizado”, ya que según el presidente francés, “los pueblos europeos necesitan apropiarse de la idea europea”.[88]​ Así mismo, en julio de 2017 en su primer discurso ante los diputados y senadores reunidos en sesión extraordinaria en el palacio de Versalles, el presidente francés llamó a recobrar el espíritu de los padres fundadores de la Unión Europea.[89]​ Además anunció su intención de lanzar "convenciones democráticas" en los Estados miembros para "refundar" la Unión.[90]

El mandatario ya había propuesto la creación de dichas convenciones en junio de 2016 cuando era ministro de economía del Gobierno Valls,[91]​ antes de haber presentado su candidatura para las elecciones presidenciales de Francia de 2017. Ya candidato la idea formó parte de su proyecto durante la campaña que lo llevó a la presidencia.[92]​ Entonces Macron consideró que dichas conveciones podían ser comparadas con los Estados generales de Francia durante el Antiguo Régimen,[93]​ con el potencial de dar lugar a una “breve hoja de ruta” que fijaría las directrices europeas durante cinco a diez años.[94]

Finalmente el mecanismo —oficialmente llamado “consultas ciudadanas”[95]​— se desarrolló entre abril y octubre de 2018 en los Estados miembros a excepción del Reino Unido, Hungría e Italia. Subsecuentemente los resultados fueron presentados al Consejo Europeo de diciembre siguiente.[96]​ Paralelamente con las consultas, la Comisión Juncker organizó más de mil "Diálogos de ciudadanos" que junto a la iniciativa de Macron buscaron involucrar a los ciudadanos en la definición de la agenda de las elecciones europeas de 2019.[97]

En 2020, la idea de Macron para una "Conferencia de Reforma" fue adoptada por la Comisión y el Parlamento Europeo.[98]​ Aunque inicialmente la conferencia sobre el futuro de Europa debía comenzar en mayo, la iniciativa ha sido pospuesta hasta septiembre por la cuarentena por el coronavirus.[99]​ Hasta entonces, solo Alemania y Francia habían presentado un documento conjunto, centrado en la estructura y funcionamiento de una conferencia pensada inicialmente para refundar la UE en 2022. Sin embargo, fue el gobierno español el primero en formular propuestas concretas para la transformación de la UE después de la pandemia, cuando en la última semana de mayo, propuso una batería de protocolos sanitarios, turísticos, industriales y digitales.[100]

La Conferencia pretende aprovechar las contribuciones de las organizaciones no gubernamentales (ONG) y los ciudadanos. Las propuestas resultantes que entren dentro de las competencias de la UE pueden ser implementadas por la Comisión, que cuenta con un mandato para ello. Por otro lado, si se va a realizar una reforma de los tratados, necesariamente se implementará el mecanismo de una Convención o, para una revisión menor, de una conferencia intergubernamental (CIG). En cualquier caso, el texto resultante deberá ser ratificado en todos los Estados miembros.[97]

El gobierno económico de la eurozona y el presupuesto[editar]

Propuestas de la Comisión Juncker (mayo de 2017)[101]

Completar la Unión Financiera y Bancaria, avanzando en la reducción y el reparto de riesgos en el sector bancario. Poner en marcha la Unión de los Mercados de Capitales.


Avanzar en la Unión Económica y Presupuestaria mediante el fortalecimiento del Semestre Europeo de coordinación de las políticas económicas. Reforzamiento de las instituciones de la zona del euro.


Los Estados miembros deberán aceptar compartir más responsabilidades sobre asuntos del euro, dentro de un marco legal común a través de los Tratados de la Unión Europea y sus instituciones, un enfoque intergubernamental o una combinación de ambos.

En 2017 Emmanuel Macron sugirió que la eurozona debía continuar desarrollándose. Para lograrlo, planteó la necesidad de instaurar el cargo de ministro de Finanzas, un presupuesto común y el desarrollo de la unión bancaria.[102]​ Angela Merkel se mostró abierta a estas ideas aclarando que podía "imaginar muy bien" un gobierno económico al no existir diferencias de peso entre las economías de los miembros de la eurozona, recalcando que la toma de decisiones, las responsabilidades y los riesgos no deberían compartirse, sino que deberían continuar en manos de los Estados miembros.[103]

Por su parte, la Comisión Juncker propuso cambiar las instituciones que gobiernan el euro, como son el Eurogrupo y el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea (Ecofin).[20]​ El gobierno económico para la eurozona estaría acompañado de una emisión conjunta de deuda (eurobonos) y un sistema de seguro de depósito europeo.[104]​ Estos eurobonos, que no implicarían una mutualización de la deuda, estarían vinculados a una garantía paneuropea de depósitos (especie de Tesoro europeo común), para que los bancos sean un asunto comunitario y no solo del Estado en el que tienen su sede.[20]

Los planes de la Comisión Juncker fueron bien acogidos por Macron y Merkel,[105]​ que confirmaron su intención de avanzar en estas reformas para reforzar la unión económica y monetaria. Es así que ambos mandatarios crearon un grupo de trabajo para ir preparando el terreno de las reformas. Sin embargo, habría que contar con el beneplácito de los Estados que no forman parte del euro si los cambios requiriesen una reforma del Tratado de la Unión Europea,[20]​ aunque sin el respaldo del Reino Unido tras el Brexit, los gobiernos de los Estados fuera del euro tendrán más difícil oponerse a las iniciativas consensuadas por la eurozona, ya que no suman el requerido 35% de la población para una minoría de bloqueo.[72]

Tres pilares del Next Generation EU[106]
€ = monto de cada instrumento en millardos de euros[107]
€/Propuesto
€/Acordado
Apoyo a los Estados miembros en sus inversiones y reformas
560 672,5 Mecanismo de recuperación y resiliencia (préstamos 360 - subvenciones 312,5)
55 47,5 REACT-EU.
40 10 Fondo de transición justa. Ayuda en la transición hacia la neutralidad climática.
15 7,5 Desarrollo Rural. Apoyo para realizar cambios en línea con el PVE.
Incentivar las inversiones privadas
15,3 5,6 Actualización de InvestEU (programa de inversión de la UE).
31 No No Instrumento de apoyo a las empresas. Su objetivo era desbloquear € 300 millardos.
15 Para un instrumento que buscaba inversiones en sectores estratégicos.
Abordar las lecciones de la crisis
2 1,9 Para reforzar rescEU, que se ampliará. Equipar a la UE para prepararse y responder a futuras crisis.
13,5 5 Importe para Horizon Europe, que se reforzará para financiar investigaciones en salud, resiliencia y las transiciones verde y digital.
16,5 No No Apoyo suplementario a los socios mundiales de la UE para acciones externas.
Fortalecimiento de programas de la UE para alinear el MFP con las necesidades de recuperación. Se reforzará la flexibilidad del presupuesto de la UE.

El Plan de recuperación y el Marco financiero plurianual (2021-2027)[editar]

La cuestión recibió un nuevo impulso con la crisis de la pandemia de enfermedad por coronavirus. El 18 de mayo de 2020, Merkel y Macron propusieron la puesta en marcha de un fondo de recuperación de la economía europea —a través de subvenciones no reembolsables— por 500 millardos de euros, destinado a los Estados y los sectores económicos más golpeados por la crisis.[108]​ Partiendo de este anuncio, el 27 de mayo siguiente, la Comisión Von der Leyen presentó el programa Next Generation EU (Próxima Generación UE), de 750 millardos de euros que se distribuirán entre los Estados comunitarios en los siguientes dos años a través de transferencias directas y préstamos.[109]​ Este fondo de recuperación se añade al marco financiero plurianual (MFP) para el periodo 2021-2027, cuyo borrador fue presentado en la misma ocasión.[109]

El plan fue aprobado en la cumbre europea de julio siguiente, durante la presidencia pro témpore alemana del Consejo de la UE, cuando tras cuatro días de negociaciones, el Consejo Europeo acordo unos montos definitivos, diferentes a los del Next Generation EU original. Así, la partida para las transferencias directas sería de 390 millardos de euros (frente a los 500 millardos previstos), y el monto de los préstamos pasó a 360 millardos (frente a los 250 millardos previstos). En cuanto al MFP, este tendrá un volumen de 1,074 billones de euros, frente a los 1,1 billones de propuestos inicialmente.[107]

El documento estipula que, una vez aceptada la distribución de subsidios, los planes nacionales de inversiones y reformas serán evaluados por la Comisión y aprobados en el Consejo por mayoría cualificada. Para ello, los planes deberán ser coherentes con las recomendaciones formuladas por el Ejecutivo comunitario.[107]

El Next Generation EU pretende recaudar dinero elevando temporalmente el límite máximo de recursos propios al 2,00% del producto nacional bruto de la UE, lo que permitirá a la Comisión utilizar su calificación de crédito para pedir prestados 750 millardos de euros en los mercados financieros. Esta financiación adicional se canalizará a través de programas de la UE y se reembolsará a lo largo de los futuros presupuestos de la UE, no antes de 2028 ni después de 2058. Para ayudar a hacer esto, la Comisión propuso una serie de nuevos recursos propios. Además, la Comisión pidió modificar el MFP 2014-2020 para poner a disposición fondos adicionales por valor de 11,5 millardos de euros ya en 2020.[106]

El plan de Von der Leyen propone que todos los recursos se inyecten a través de programas de gasto ya previstos en los presupuestos, lo que permite al Parlamento Europeo actuar como colegislador y pronunciarse al igual que el Consejo Europeo. El plan incluirá también la creación contribuciones presupuestarias asignadas directamente a las cuentas de la UE.[110]

Los anuncios de Von der Leyen se sumaron al plan anticrisis presentado por el Eurogrupo y ratificado en videoconferencia por el Consejo Europeo del 23 de abril anterior.[80]​ Se trata de un paquete que busca movilizar hasta 540 millardos de euros a través de tres vías: 240 millardos en líneas de liquidez para los Estados a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE); otros 100 millardos a través de un fondo contra el desempleo (SURE, por sus siglas en inglés); y, finalmente, una línea de crédito de 200 millardos de euros para las empresas a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI).[111]

Si se suman los montos de los planes anunciados por la Comisión y el Eurogrupo a otras partidas, puedría movilizarse directa e indirectamente una cuantía superior a los tres billones de euros.[112]

De esta manera, se busca compensar el lastre financiero con una reestructuración económica que prepare una revolución medioambiental y tecnológica que ya era considerada inevitable antes de la pandemia.[110]​ El primer intento de llegar a un acuerdo sobre el MFP en febrero de 2020 se saldó sin resultados concretos. La Comisión también presentó su programa de trabajo para 2020, que priorizó las acciones para impulsar la recuperación y la resiliencia de la UE.[106]

El Pacto Verde y la Agenda Digital[editar]

El plan de recuperación económica de la Comisión apunta a una fusión de los planes previos a la pandemia, como el Pacto Verde Europeo (PVE) y la Agenda Digital Europea (ADE).[113]​ En este sentido, varios Estados miembros han instado a la Comisión a que utilice el PVE como palanca para la recuperación económica.[114]​ El Parlamento Europeo también está de acuerdo en situar a las dos grandes políticas que ya había previstola Comisión, el PVE y la digitalización de la economía para el desarrollo del mercado único.[115]​ En consecuencia, los principales grupos parlamentarios han reclamado un marco financiero plurianual (MFP) “ambicioso”, así como que el PVE sea central en plan de “recuperación y reconstrucción”.[116]

El PVE es la hoja de ruta para dotar a la Unión Europea de una economía sostenible.[117]​ Según la Comisión Europea, el pacto “establece cómo hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro en 2050 impulsando la economía, mejorando la salud y la calidad de vida de los ciudadanos”.[118]​ Tras el PVE, la Agenda Digital para Europa es el segundo gran reto de la Comisión Von der Leyen que busca hacer que el mercado único se ajuste a la era digital,[119]​ aprovechando la inteligencia artificial y los grandes datos para mejorar la ciberseguridad y lograr la soberanía tecnológica.[120]

La integración en materia de Defensa[editar]

David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo, es partidario de garantizar en la UE una política de defensa común con poder de disuasión.[10]

Los avances de la defensa europea se iniciaron en 2017 con la publicación de la Estrategia Global de la UE sobre Política Exterior y de Seguridad en un documento titulado «Una visión común, una actuación conjunta: una Europa más fuerte».[121]​ El documento fue presentado por la, en ese entonces Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (AR) Federica Mogherini. La intensidad de los cambios ocurridos en la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) han llevado a varios autores a afirmar que se ha avanzado “más en un año que en 10”.[122]

Como resultado del Brexit, el Reino Unido ha dejado de obstaculizar la puesta en marcha de la política de defensa europea.[72]​ Sin embargo las relaciones estratégicas e industriales que Alemania y Francia mantienen bilateralmente con dicho país podrían permitir al Reino Unido continuar estando presente en la defensa europea.[123]​ Para integrar el Reino Unido en las deliberaciones estratégicas y la coordinación, los gobiernos europeos podrían decidir establecer un Consejo de Seguridad Europeo.[124]

Desde la publicación de la estrategia de Mogherini se ha puesto en marcha la llamada Capacidad Militar de Planificación y Conducción (MPCC, por sus siglas en inglés),[125]​ que se aprobó en junio de 2017. Los Estados miembros desbloquearon la creación de este cuartel en Bruselas que controlará solo las misiones militares de la UE que no implican el uso de la fuerza.[126]​ Este embrión de cuartel militar permanente de la UE asumió el mando de las misiones de formación militar de la Unión en África Central, Mali y Somalia.[121]

La situación se enmarca dentro del compromiso de los países miembros de la OTAN a dedicar el 2% de su PIB a la defensa. Esto significa, según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) que los gastos militares de Alemania podrían elevarse en 2024 a 62 mil millones de euros. De acuerdo al mismo instituto para entonces Francia podría elevar sus gastos militares a unos 50 mil millones de euros, de los cuales 44 mil millones estarían destinados a sus fuerzas no relativas al armamento nuclear. Por su parte los gastos militares de Italia y de España podrían elevarse en dicho año a 34 mil y 22 mil millones de euros respectivamente.[127]

El gobierno francés ha hecho saber que le gustaría que durante su presidencia del Consejo de la UE en 2022, se pueda llegar a una declaración política que resuelva la cuestión del uso del artículo 42.7 del Tratado de Lisboa que establece que si un Estado miembro es víctima de agresión armada en su territorio, el resto de Estados tienen la obligación de ayudar y asistir a través de todos los medios a su alcance.[124]​ Para Alemania, no obstante, sería necesario lanzar una europeización de la "disuasión nuclear" de Francia y de su lugar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.[128]

El Fondo Europeo de Defensa[editar]

Secciones del FED[129]

Investigación

Desde 2017 la UE ofrece subvenciones para la investigación colaborativa en el sector de defensa. Puso a disposición 90 millones de euros hasta 2019 y prevé 500 millones de euros al año a partir de 2020.
Desarrollo y adquisición
El FED creará incentivos para que los Estados miembros cooperen en el desarrollo y la adquisición de material de defensa. Solo serán admisibles los proyectos colaborativos.

El proyecto para la creación del Fondo Europeo de Defensa (FED) fue propuesto por la Comisión Juncker el 7 de junio de 2017, y desde el comienzo fue apoyado activamente por Francia y Alemania.[130]​ El documento de debate sobre la defensa europea era parte de la estrategia de la Comisión para el futuro de la Unión y fue desarrollado conjuntamente por Mogherini y Jyrki Katainen, vicepresidente de la Comisión y Comisario europeo de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad.[131]​ Siguiendo este lineamiento, durante el Consejo Europeo de ese mes, los miembros de dicha institución acordaron buscar medidas para lograr una mayor cooperación militar, acompañada de la homologación del armamento.[132]

Si bien el FED no va a reemplazar los presupuestos nacionales de defensa, sí proporcionará incentivos para la cooperación en la investigación, el desarrollo y la adquisición conjuntos de equipos y tecnologías de defensa.[133]​ Así, el presupuesto comunitario ha financiado por primera vez la defensa, aunque el material desarrollado entre todos pertenecerá solo al Estado que lo compre.[134]​ Con ello se refuerza la Agencia Europea de Defensa, creada en 2004 para, cuyo presupuesto el Reino Unido mantuvo congelado durante años.[135]

Para el periodo 2017-2020 la UE movilizó 90 millones de euros, pero solo para investigación.[136]​ En febrero de 2020, las instituciones de la Unión alcanzaron un acuerpo político parcial sobre el FED dentro del marco financiero plurianual (2021-2027), que debe ser aprobado por el Parlamento y el Consejo. Se prevén 13 millardos de euros (el sector industrial dispondría de 4,1 para la investigación y 8,9 para el desarrollo).[136]

La Cooperación estructurada permanente[editar]

Federica Mogherini líderó hasta finales de 2019 el proceso para la definición de los criterios y mecanismos de la CEP.[137]

La Cooperación estructurada permanente (CEP por sus siglas en español o PESCO por sus siglas en inglés) es un instrumento que permite a los Estados miembros, que así lo deseen, desarrollar conjuntamente sus capacidades de defensa y a suministrar unidades de combate para misiones planificadas. La Agencia Europea de Defensa (AED) evalúa las contribuciones, mientras que el Consejo Europeo autoriza a la acción. Además, el mecanismo no define los asuntos que regulará, sino que son los miembros quienes decidan qué contenidos tendrá el mismo.[121]​ A diferencia de la entrada de un Estado en el euro (condicionada a parámetros en materia de deuda, déficit presupuestario o inflación), la participación en la CEP no exige llenar ningún requisito, pero sí cumplir los compromisos cuya aplicación evaluará periódicamente el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (AR).[138]​ Dicho instrumento, que el Consejo Europeo está facultado para poner en marcha por mayoría cualificada, ha permitido la creación de un núcleo duro entre los Estados dispuestos a una mayor integración militar.[139]

El instrumento fue añadido en el Tratado de Lisboa (recogido en los artículos 42.6 y 46 y en el Protocolo 10 del Tratado de la Unión Europea,[140]​) pero nunca había sido utilizado.[141]​ Por ello, en la Cumbre del Consejo Europeo de junio de 2017, Mogherini demandó un mayor apoyo para la implementación de la CEP. En respuesta, el Consejo Europeo instó a los responsables de la defensa comunitaria a proponer una serie de criterios y compromisos vinculantes en defensa y seguridad que permitiesen cumplir "las misiones más exigentes" a los Estados miembros que participasen en la CEP. A partir de entonces se realizaron encuentros preparatorios que permitieron a cada Estado miembro fijar su postura en torno a la CEP durante la reunión ministerial de en Tallin del 6 y 7 de septiembre siguientes que sirvió como preámbulo al Consejo Europeo de octubre,[142]​ momento que había sido establecido como el límite para que los gobiernos pusiesen en firme sus posturas.[143]​ Sin embargo, durante el Consejo Europeo se designó el 13 de noviembre de 2017 como la fecha definitiva para definir la participación de cada Estado miembro.[144]

De esta forma, un total de 23 Estados miembro firmaron la carta para notificar su intención de sumarse a la CEP, durante una ceremonia en la fecha convenida realizada en Bruselas entre los ministros de Exteriores y Defensa.[145]​ Los únicos gobiernos que no se sumaron a la iniciativa fueron Irlanda, Portugal, Malta y Dinamarca,[146]​ aunque finalmente solo estos últimos dos Estados no aceptaron los compromisos vinculantes durante la reunión de Asuntos Exteriores del 11 de diciembre siguiente, cuando se tomó la decisión formal para aprobar la CEP.[147]​ Entre la idea que defendía el gobierno francés, con una avanzadilla de Estados implicados, y el proyecto inclusivo que impulsó el gobierno de Berlín, se impuso la opción alemana.[134]

En noviembre de 2019, el Consejo de la Unión Europea dio luz verde a trece proyectos de cooperación. Así, ascendieron a 47 los proyectos puestos en marcha bajo la PESCO. El Consejo adoptó formalmente la primera serie de 17 proyectos en marzo de 2018 y la segunda serie de diecisiete proyectos en noviembre de 2018.[148]

Sistema de combate aéreo[editar]

En junio de 2019, España se sumó en igualdad de condiciones que Alemania y Francia, al proyecto del Sistema de Combate Aéreo del Futuro (FCAS).[149]

Durante el consejo de los ministros franco-alemán del 13 de julio de 2017, Emmanuel Macron y Angela Merkel acordaron desarrollar un sistema de combate aéreo conjunto para reemplazar las flotas de aviones de combate de sus respectivos países.[150]​ En de febrero de 2019, Alemania y Francia sentaron este las bases del proyecto con la entrega del contrato dotado con 65 millones de euros que permitirá a los industriales definir sus “grandes líneas” y un acuerdo entre los fabricantes de motores MTU Friedrichshafen y Safran.[151]

El llamado Sistema de Combate Aéreo del Futuro (SCAF) suministrará a ambos países los sucesores de sus aviones de combate, pero también drones y misiles, bajo un “sistema integrado”. Safran y MTU Aero Engines firmaron un acuerdo para la fabricación del motor de dichos aviones, que las partes esperan poner en servicio antes de 2040 para sustituir a la generación actual de Dassault Rafale y Eurofighter Typhoon.[151]

Anteriormente Alemania había discutido la compra de aviones de combate producidos por un fabricante estadounidense como un signo de estrecha colaboración alemano-estadounidense, pero la opción parece haber sido abandonada.[152]

Críticas[editar]

Mercron.jpgEl dúo dinámico de liderazgo en la UE recuerda a la pareja protagonista de una conocida película

Cuando Macron inicio su mandato presidencial en mayo de 2017, el diario The New York Times consideró que la propuesta del gobernante francés de crear un presupuesto para la Eurozona, con su propio ministro de Finanzas, sólo alienará a unos Estados miembro sobre los otros y debilitará económicamente al bloque.[153]​ En julio, el periódico británico The Guardian estimó que era exagerada "la creencia en un espíritu de cohesión post-Brexit" dentro de la UE. El medio también explicó que así como la idea de una supuesta “ola populista” en Europa a inicios del año era imprecisa, también lo es la interpretación de que la UE “está de vuelta”. The Guardian agregó que, “para alcanzar una autonomía estratégica” (ser independientes de Estados Unidos en materia de seguridad), los Estados miembro necesitarían gastar mucho más del 2% del producto interno bruto en defensa. Por lo tanto, según el periódico, es difícil ver el optimismo en la UE como algo más que “escapism” (Evasión).[154]​ También el gobierno turco se mostró escéptico sobre la creación de una fuerza de intervención europea en 2020, al afirmar que “No puede haber un Ejército europeo sin Turquía”.[155]​ A estas críticas se sumo el analista estadounidense Camille Pecastaing, quien declaró que los llamamientos para la instauración de un “ejército europeo” son una tapadera para la expansión del ejército alemán.[135]

Más crítico aún ha sido la Agrupación Nacional, partido político francés que considera que el discurso del presidente Emmanuel Macron quiere que la construcción de la Unión Europea se base en la destrucción de las naciones. Además el partido considera que la Defensa europea común es “solamente una ilusión de poder” y que malgasta “las últimas partes de nuestra soberanía económica con el nombramiento de un Ministro de Finanzas de la eurozona”.[156]

En el sentido contrario, el economista griego Yanis Varoufakis consideró en enero de 2018 que las propuestas europeas de Macron eran “muy débiles” y se limitaban a buscar “un federalismo ligero”. Agregó además que el presidente francés tenía “una visión gradual, creyendo que debemos comenzar con pequeños pasos”. Según el análisis de Varoufakis, para obtener estas “pequeñas concesiones”, Macron deberá usar todo su capital político, permitiendo de paso que Merkel lidere negativamente las reformas.[157]

También en 2018, el filósofo belga Luuk van Middelaar se mostró escéptico respecto a la capacidad de Macron a impulsar sus ambiciones, declarando que “su manera de plantear los problemas sigue siendo francesa. Se apresuró a hacer propuestas después de su elección sin tomarse el tiempo para estudiar bien el campo de batalla”.[158]​ En el mismo sentido se pronunció el politólogo búlgaro Ivan Krastev quien sostuvo que el problema de Macron, es que “aunque aboga por un cambio valiente, es más bien débil en cuanto a los detalles y la parte concreta”.[159]

En lo referente a una "Europa a varias velocidades", el presidente polaco Andrzej Duda advirtió en septiembre de 2017 que, podría generar "más Brexits" y la ruptura de la UE.[160]​ El gobierno polaco también criticó la “democracia deliberativa”, representada por las consultas ciudadanas impulsadas por Macron, juzgándola contraria a una democracia representativa.[161]

Declaraciones post-Brexit

En 2020, el presidente del Movimiento Europeo-Francia, Yves Bertoncini, consideró que la elección del concepto de “refundación” en sí debía ser cuestionado, argumentando que un tal grado de ambición era demasiado alto para los socios europeos de Francia. Según el experto, el presidente Macron había centrado su acción en la primera parte de su mandato en asuntos económicos y financieros, desgastandose en la defensa de la reforma de la Eurozona, cuyos resultados calificó de “extremadamente limitados”.[162]​ También el politólogo Francisco Aldecoa consideró que la UE no había “naufragado”, y que por lo tanto “no se trata de reformar su fundamento y hacer una refundación sino lo que hace falta es dar un paso más y robustecer este proyecto”.[163]​ En el mismo sentido, para el historiador Juan José Laborda, la UE no necesitaba refundarse, sino “volver a sus fundamentos de economía social de mercado, democracia, paz y estado de derecho”.[164]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Macron, Bettel et Michel veulent créer une "coalition des bonnes volontés" en Europe». RTBF (en francés). 29 de agosto de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  2. a b c d e «Des personnalités centristes appellent à "réveiller l'Europe" face à la montée du populisme». Europe1. 27 de septiembre de 2018. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  3. a b c d e f De Miguel, Bernardo (16 de mayo de 2019). «Los candidatos a presidir la Comisión Europea chocan por sus planes para refundar la UE». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  4. Ornelas, Andres (24 de enero de 2018). «Llama España a refundar la Unión Europea». Swissinfo. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  5. «Without joint borrowing, the EU will ‘fall apart’, says Lithuania's former president Grybauskaitė». Lrt (en inglés). 26 de mayo de 2020. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  6. a b «El futuro de Europa: actividades». Comisión Europea. 23 de marzo de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  7. a b Vallín, Pedro (5 de junio de 2017). «Alfonso Dastis: “La UE vive y está fuerte”». La Vanguardia. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  8. «Europa im Jahr 2020». Domradio (en alemán). 13 de diciembre de 2019. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  9. «Sánchez, Macron y Costa apuestan por las interconexiones eléctricas». Cinco Días. 26 de julio de 2018. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  10. a b «Sassoli: "El nacionalismo es un virus para una Europa que tiene que estar fuerte y unida"». Euronews. 11 de noviembre de 2019. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  11. a b «¿Qué propone Macron en su carta a los europeos?». euronews. 5 de marzo de 2019. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  12. Dezcallar, Jorge (6 de julio de 2017). «La gran oportunidad». El Confidencial. Consultado el 6 de julio de 2017. 
  13. a b c d Consultado el 6 de junio de 2020:
  14. Izambard, Antoine (13 de septiembre de 2017). «Union européenne: "le trio Macron-Merkel-Juncker est bien aligné"». Challenges (en francés). Consultado el 27 de septiembre de 2017. 
  15. Consultado el 9 de mayo de 2020:
  16. Bassets, Marc (17 de octubre de 2019). «Macron y Merkel intentan cerrar filas ante los retos de la cumbre». El País. Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  17. Consultado el 9 de mayo de 2020:
  18. «Can Merkel and Macron reboot the EU?». eurotopics (revista de prensa) (en alemán, francés, inglés). Consultado el 8 de julio de 2017. 
  19. «La UE inaugura con bombos y platillos su cooperación militar reforzada». Swissinfo. 14 de diciembre de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  20. a b c d Núñez, Maribel (3 de julio de 2017). «El eje francoalemán ya diseña las bases para la refundación del euro». ABC. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  21. Consultado el 9 de mayo de 2020:
  22. Pelliger, Lluís (15 de diciembre de 2018). «La UE aprueba un embrión de presupuesto de la zona euro». El País. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  23. «L'Europe dans la présidentielle 2012 : le projet de François Bayrou». Toute l'Europe (en francés). 8 de marzo de 2012. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  24. Rocard, Michel (23 de mayo de 2014). «Le départ de la Grande-Bretagne, condition de la reconstruction de l’UE». EURACTIV (en francés). Consultado el 6 de abril de 2018. 
  25. a b c Porteiro, Cristina (2 de marzo de 2017). «Juncker da el pistoletazo de salida a la refundación de la Unión Europea». La Voz de Galicia. Consultado el 13 de junio de 2017. 
  26. Rankin, Jennifer (28 de marzo de 2018). «El Brexit, el inesperado pegamento que mantiene unida a la Unión Europea». El Diario. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  27. Codrea-Rado, Anna (11 de octubre de 2017). «At Frankfurt Book Fair, Politics Loom Large». The New York Times (en inglés). Consultado el 28 de diciembre de 2017. 
  28. a b c Román, Silvia (31 de enero de 2020). «Brexit: 1.317 días de desencuentros». El Mundo. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  29. «Libro Blanco sobre el futuro de Europa: reflexiones y escenarios para la Europa de los Veintisiete». Comisión Europea. 13 de junio de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  30. Torres del Cerro, Antonio (22 de mayo de 2017). «Macron cumple una semana en el Elíseo con la reforma laboral y la Unión Europea como focos». Heraldo de Aragón. Consultado el 13 de junio de 2017. 
  31. «Merkel y Macron cambiarán tratados europeos si es necesario». El Tiempo (Colombia). 15 de mayo de 2017. Consultado el 13 de mayo de 2018. 
  32. Gotev, Georgi (23 de junio de 2017). «Merkel et Macron s’allient sur l’avenir de l’UE». Euractiv (en francés). Consultado el 23 de junio de 2017. 
  33. Belot, Aurore (23 de junio de 2017). «El eje franco-alemán se pone a los mandos». El Mundo. Consultado el 23 de junio de 2017. 
  34. «Macron y Merkel presentarán en junio su hoja de ruta para la refundación de la UE». El Periódico de Catalunya. 3 de julio de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  35. «El primer funeral de Estado europeo despide a Helmut Kohl». El Periódico. 1 de julio de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  36. Malvesí, Lara (1 de julio de 2017). «Europa se despide de Helmut Kohl en el primer funeral de Estado europeo de la Historia». Vozpópuli. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  37. Serbeto, Enrique (13 de septiembre de 2017). «Juncker apuesta por una UE fuerte y propone una era de grandes reformas». ABC. Consultado el 14 de septiembre de 2017. 
  38. Navarro, Beatriz (13 de septiembre de 2017). «Juncker advierte al eje francoalemán contra la Europa a varias velocidades en su discurso del Estado de la Unión». La Vanguardia. Consultado el 14 de septiembre de 2017. 
  39. Ríos, Beatriz (13 de septiembre de 2017). «Juncker propone una presidencia única y un superministro de Economía para reforzar la UE». El Periódico. Consultado el 14 de septiembre de 2017. 
  40. «Declaración de Sibiu». Consejo Europeo. Comunicado de prensa. 9 de mayo de 2019. Consultado el 6 de junio de 2019. 
  41. «Macron: "Refundaremos la UE con países voluntarios"». Deutsche Welle. 26 de septiembre de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  42. Ríos, Beatriz (22 de mayo de 2017). «Los frentes abiertos de Trump en su visita a Europa». Público. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  43. Navarro, Beatriz (25 de mayo de 2017). «La broma de Juncker en su encuentro con Trump: “Un presidente sobra”». La Vanguardia. Consultado el 14 de junio de 2017. 
  44. «Para Donald Trump, "la OTAN está obsoleta"». La Nación (Argentina). 15 de enero de 2017. Consultado el 15 de junio de 2017. 
  45. «Merkel y el fin de una época». Deutsche Welle. 28 de mayo de 2017. Consultado el 14 de junio de 2017. 
  46. «Angela Merkel critica a Donald Trump como socio no fiable». El Mundo. 28 de mayo de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  47. Saavedra, Pepe (13 de enero de 2017). «Merkel resucita la idea del ejército europeo tras las victorias de Trump y el brexit». Gaceta. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  48. «La cumbre del G-20 está marcada por la tensión entre EEUU y la Unión Europea». La Capital (Rosario). 8 de julio de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  49. «Merkel logró que la Cumbre del G20 dé una declaración conjunta final». El Telégrafo. 9 de julio de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  50. «Merkel y Macron reafirman su voluntad de “refundar” la Unión Europea». La Vanguardia. 19 de abril de 2018. Consultado el 20 de abril de 2018. 
  51. a b Pérez, Claudi (11 de mayo de 2018). «Merkel avisa de que Europa ya no puede confiar en Estados Unidos». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  52. «Macron recibe el Premio Carlomagno por su compromiso europeo». ABC. 10 de mayo de 2018. Consultado el 13 de mayo de 2018. 
  53. Cantón, Eva (27 de agosto de 2018). «Macron quiere reforzar la seguridad europea frente al unilateralismo de Trump». El Periódico. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  54. «Macron advierte que Europa que "no puede seguir dejando su seguridad sólo en manos de EE.UU."». RTVE. 27 de agosto de 2018. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  55. «'Rusia, China y la Unión Europea son enemigos de EE. UU.': Trump». El Tiempo. 15 de julio de 2018. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  56. Peiron, Francesc (26 de julio de 2018). «Trump y Juncker anuncian un pacto para evitar una guerra comercial». La Vanguardia. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  57. Millán, Jorge (10 de febrero de 2019). «A 56 años del Tratado del Elíseo: "¡Que viva la amistad franco alemana!"». Diario de Mendoza. Consultado el 24 de febrero de 2019. 
  58. «Angela Merkel y Emmanuel Macron relanzan a la Unión Europea». La FM. 22 de enero de 2018. Consultado el 27 de enero de 2018. 
  59. «Así hemos contado la cumbre de la Unión Europea tras las elecciones del 26-M». El País. 28 de mayo de 2019. Consultado el 8 de julio de 2019. 
  60. «Macron dice que apoyaría a Merkel si presenta su candidatura para presidir la Comisión Europea». europapress. 11 de junio de 2019. Consultado el 8 de julio de 2019. 
  61. «La alemana Ursula von der Leyen presidirá la Comisión Europea». El Universo. 2 de julio de 2019. Consultado el 5 de julio de 2019. 
  62. «Alemana Ursula von der Leyen presidirá la Comisión Europea». El Nuevo Siglo. 2 de julio de 2019. Consultado el 8 de julio de 2019. 
  63. López Valenciano, José Luis (21 de febrero de 2018). «Una Europea sin duplicidades». esdiario. Consultado el 8 de julio de 2019. 
  64. «Pedro Sánchez apuesta por fusionar las presidencias de la Comisión y el Consejo Europeo para ser más eficaces». El Diario. 2 de marzo de 2018. Consultado el 6 de abril de 2018. 
  65. Vincenti, Daniela (14 de septiembre de 2017). «Juncker réforme l’UE sans toucher aux traités». Euractiv (en francés). Consultado el 14 de septiembre de 2017. 
  66. Marin, Ludovic (26 de septiembre de 2017). «Emmanuel Macron: "El nacionalismo ha alumbrado la hoguera donde Europa puede perecer"». El Mundo. Consultado el 1 de noviembre de 2017. 
  67. Poyatos, Pedro (19 de noviembre de 2019). «La Comisión Europea de Von de Leyen supera su último escollo». La Razón. Consultado el 20 de noviembre de 2019. 
  68. «La OTAN se defiende de las críticas de "muerte cerebral" de Francia». SWI. 19 de noviembre de 2019. Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  69. Bassets, Marc (8 de noviembre de 2019). «Macron considera a la OTAN en coma cerebral e induce a Merkel a discrepar en público». El País. Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  70. Sanhermelando, Juan (25 de enero de 2020). «Bruselas busca un nuevo rumbo tras el 'brexit': una asamblea ciudadana para decidir el futuro de Europa». El Español. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  71. «¿En qué consiste el plan de recuperación acordado por la UE?». Euronews. 21 de julio de 2020. Consultado el 21 de julio de 2020. 
  72. a b c d Oliveras, Eliseo (1 de febrero de 2020). «Una nueva UE por reinventar». El Periódico. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  73. Porteiro, Cristina (5 de enero de 2020). «La Unión Europea afronta el 2020 con una herencia envenenada sobre sus hombros». La Voz de Asturias. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  74. Rodríguez Suanzes, Pablo (19 de mayo de 2020). «El Fondo de Recuperación franco-alemán en 12 claves». El Mundo. Consultado el 19 de mayo de 2020. 
  75. Pladson, Kristie (18 de marzo de 2020). «Lo que hay que saber sobre el cierre de fronteras en la Unión Europea». Deutsche Welle. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  76. María, Zornoza (22 de marzo de 2020). «Aciertos y errores de la Unión Europea». Noticias de Navarra. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  77. «El BCE lanzó un salvavidas de 51.000 millones al mercado de bonos en marzo». Cinco Días. 6 de abril de 2020. Consultado el 23 de mayo de 2020. 
  78. Pellicer, Lluís (20 de marzo de 2020). «Bruselas propone una suspensión de las reglas fiscales ante un desplome comparable al de 2009». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  79. Masdeu, Jaume (21 de marzo de 2020). «Bruselas da carta blanca a los gobiernos para gastar». La Vanguardia. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  80. a b «La UE acuerda crear un fondo de recuperación». Deutsche Welle. 23 de abril de 2020. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  81. Kölling, Mario (1 de junio de 2020). «Solidaridad y condicionalidad europea en tiempos post COVID-19». Real Instituto Elcano. Consultado el 6 de junio de 2020. 
  82. Chalmers, John (20 de mayo de 2020). «"Depende de nosotros": así resucitaron Merkel y Macron la solidaridad en la UE». Reuters. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  83. Klusmann, Steffen (7 de abril de 2020). «El rechazo alemán de los eurobonos es insolidario, mezquino y cobarde». Der Spiegel. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  84. a b «Una conferencia global recauda 6.150 millones de euros frente al coronavirus». Euractiv. 27 de julio de 2020. Consultado el 27 de junio de 2020. 
  85. Consultado el 9 de mayo de 2020:
  86. «Macron propone la "refundación democrática" de Europa». Swissinfo. 7 de septiembre de 2017. Consultado el 8 de septiembre de 2017. 
  87. Järviniemi, Juuso (3 de junio de 2020). «Conferencia sobre el Futuro de Europa – ¿un paso hacia la federación europea?». Teurillon. Consultado el 6 de junio de 2020. 
  88. Macron, Emmanuel (29 de agosto de 2017). «Discurso del presidente de la República - Semana de los Embajadores». Diplomatie. Consultado el 8 de septiembre de 2017. 
  89. «Las buenas intenciones de Macron». El Periódico. 3 de julio de 2017. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  90. Bassets, Marc (4 de julio de 2017). «Macron sopesa un referéndum para reformar las instituciones». El País. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  91. Moritz, Hérve (26 de octubre de 2016). «Conventions nationales : la fausse bonne idée d'Emmanuel Macron». Le Taurillon (en francés). Consultado el 4 de julio de 2017. 
  92. «Macron relance l’idée de conventions démocratiques en Europe». EURACTIV-AFP (en francés). 3 de julio de 2017. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  93. Raulin, Nathalie (23 de marzo de 2017). «Emmanuel Macron : «On ne peut pas être timidement européen, sinon on a déjà perdu»». Libération (en francés). Consultado el 4 de julio de 2017. 
  94. «Macron appelle à une refondation de l'Europe». Ouest-France (en francés). 24 de septiembre de 2016. Consultado el 14 de junio de 2017. 
  95. Guyot, Claire (20 de febrero de 2018). «Le groupe de Visegrad rallie prudemment le projet de consultation citoyenne». EURACTIV (en francés). Consultado el 6 de abril de 2018. 
  96. Lastennet, Jules (14 de marzo de 2018). «Consultations citoyennes : refonder l'Europe par le dialogue». Touteleeurope (en francés). Consultado el 18 de marzo de 2018. 
  97. a b «Conférence sur l’avenir de l’Europe : et après ?». Euractiv (en francés). 17 de enero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  98. Goldberg, Jörg (29 de enero de 2020). «Viele Ideen treffen auf viel Widerstand». Neues Deutschland (en alemán). Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  99. «Conferencia sobre el futuro de Europa pospuesta». Heaven 32. 16 de abril de 2020. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  100. De Miguel, Bernardo (25 de mayo de 2020). «España impulsa nuevos protocolos para reforzar la UE tras la pandemia». El País. Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  101. «La Comisión expone las posibilidades de avanzar en la profundización de la Unión Económica y Monetaria de Europa». europa.eu. 31 de mayo de 2017. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  102. «Merkel, abierta a la propuesta de reforma de Macron para la eurozona». El Boletín DPA. 20 de junio de 2017. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  103. Suárez, Marcos (24 de junio de 2014). «Comienzo prometedor en Europa». El Economista. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  104. Vives, Xavier (18 de mayo de 2017). «Macron, Francia y Europa». La Vanguardia. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  105. «El nuevo ‘momentum’ de la Unión Europea». eldiario.es (Fundación Alternativas). 11 de julio de 2017. Consultado el 23 de julio de 2017. 
  106. a b c «El momento de Europa: reparar los daños y preparar el futuro para la próxima generación». Comisión Europea. 27 de mayo de 2020. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  107. a b c «Reunión extraordinaria del Consejo Europeo (17, 18, 19, 20 y 21 de julio de 2020)». Consejo Europeo. 21 de julio de 2020. Consultado el 21 de julio de 2020. 
  108. Carbajosa, Ana (18 de mayo de 2020). «Merkel y Macron anuncian un plan de ayudas de 500.000 millones para la reconstrucción de Europa». El País. Consultado el 18 de mayo de 2020. 
  109. a b «Bruselas propone un desembolso histórico de 750.000 millones para la recuperación tras el coronavirus». RTVE. 27 de mayo de 2020. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  110. a b De Miguel, Bernardo (16 de mayo de 2020). «Von der Leyen supedita las ayudas del fondo de reconstrucción a la modernización económica». El País. Consultado el 18 de mayo de 2020. 
  111. Pellicer, Lluís (9 de abril de 202). «La UE acuerda desbloquear las ayudas de medio billón de euros contra la crisis del coronavirus». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  112. «Potencial paso de gigante». El País. 28 de mayo de 2020. Consultado el 28 de mayo de 2020. 
  113. De Miguel, Bernardo (5 de mayo de 2020). «Bruselas concentra en construcción y renovables el plan urgente contra la crisis de la pandemia». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  114. León, Mariela (14 de abril de 2020). «Los líderes europeos plantean «Recuperación Verde» tras la pandemia». Cambio 16. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  115. Serbeto, Enrique (15 de abril de 2020). «Bruselas propone reforzar el gasto europeo y deja de lado los eurobonos que piden Sánchez y Conte». ABC. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  116. «Populares, socialistas, liberales y verdes de la Eurocámara piden financiar la recuperación con deuda común». europapress. 15 de abril de 2020. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  117. «Un Pacto Verde Europeo». Comisión Europea. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  118. «El Pacto Verde Europeo». Comisión Europea. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  119. «La agenda digital de la nueva Comisión Europea para potenciar las ‘scaleups’». La Razón. 10 de septiembre de 2019. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  120. «La agenda digital gana peso en la UE: Margrethe Vestager seguirá al frente». Ituser. 11 de septiembre de 2019. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  121. a b c Pérez, Paula (23 de junio de 2017). «Europa ultima su propia OTAN». Estrella Digital. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  122. Aldecoa, Francisco (julio - agosto de 2017). «Hacer creíble la Alianza Defensiva». Estudios de Política Exterior. Consultado el 30 de julio de 2017. 
  123. Arteaga, Félix (27 de julio de 2017). «La defensa europea: ¡hagan juego!». Real Instituto Elcano. Consultado el 30 de julio de 2017. 
  124. a b Quencez, Martin (22 de enero de 2020). «The Challenges Ahead for EU Defense Cooperation». German Marshall Fund (en inglés). Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  125. «La UE establece su cuartel general militar para dirigir operaciones que no requieren uso de la fuerza». Europapress. 8 de junio de 2017. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  126. Abellán, Lucía (7 de junio de 2017). «La UE desbloquea el cuartel militar conjunto que vetaba Reino Unido». El País. Consultado el 22 de junio de 2017. 
  127. «La defensa de Europa en el momento del rearme alemán y de desafíos existenciales». leuropeen.eu. 17 de julio de 2017. Consultado el 30 de julio de 2017. 
  128. Masini, Fabio (9 de mayo de 2020). «Giuseppe Conte: el enfoque “minimalista” de Europa es cosa del pasado, “pensemos en los jóvenes”». Euroactiv. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  129. «Fondo Europeo de Defensa: 5 500 millones de euros anuales para impulsar las capacidades de defensa de Europa». europa.eu. 7 de junio de 2017. Consultado el 22 de junio de 2017. 
  130. Duval, Jean-Baptiste (22 de junio de 2017). «Déjà un an après le Brexit: les 4 pistes du couple Macron-Merkel pour relancer l’UE». HuffPost (en francés). Consultado el 22 de junio de 2017. 
  131. Lastennet, Jules (junio de 2017). «Europe de la défense : les planètes enfin alignées ?». touteleurope.eu (en francés). Consultado el 23 de junio de 2017. 
  132. «UE acuerda mayor cooperación militar y homologación de armamento». Deutsche Welle. 22 de junio de 2017. Consultado el 23 de junio de 2017. 
  133. Juncker, Jean-Claude (6 de junio de 2017). «La defensa de los europeos». El País. Consultado el 22 de junio de 2017. 
  134. a b Abellán, Lucía (11 de diciembre de 2017). «La defensa común en la UE: una bella durmiente que despierta». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  135. a b Pecastaing, Camille (24 de julio de 2017). «Euromacht: Brussels über Alles?». The American Interest (en inglés). Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  136. a b Arteaga, Félix (enero de 2019). «El Fondo Europeo de Defensa y el futuro de la industria española». Real Instituto Elcano. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  137. «España, Alemania e Italia cohesionan posturas con Mogherini sobre la Cooperación Estructurada Permanente sobre defensa». Expansión. 13 de julio de 2017. Consultado el 14 de julio de 2017. 
  138. Gonzáles, Miguel (9 de noviembre de 2017). «Luz verde a la participación de España en la defensa reforzada europea». El País. Consultado el 13 de noviembre de 2017. 
  139. Abellán, Lucía (22 de junio de 2017). «La UE exige mayor control al discurso terrorista en Internet». El País. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  140. Tapia, Joaquín (18 de julio de 2017). «La Unión Europea apoya a la fuerza conjunta del 'G5 Sahel'». Ideal (periódico). Consultado el 23 de julio de 2017. 
  141. «Alemania espera que los criterios para la cooperación estructurada en defensa estén listos para otoño». La información. 13 de junio de 2017. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  142. «Permanent Structured Cooperation on defence could be launched by end 2017». Consejo Europeo (en inglés). 8 de septiembre de 2017. Consultado el 7 de septiembre de 2017. 
  143. Pérez, Paula (14 de julio de 2017). «“Nunca ha habido mejor momento para avanzar en la defensa común europea”». Estrella Digital. Consultado el 14 de julio de 2017. 
  144. Pérez, Paula (23 de octubre de 2017). «La UE lanzará su mecanismo de Defensa común antes de 2018». Estrella Digital. Consultado el 1 de noviembre de 2017. 
  145. «La UE coloca la primera piedra de la Europa de la defensa». Swissinfo. 13 de noviembre de 2017. Consultado el 13 de noviembre de 2017. 
  146. «23 países de la UE se comprometen a reforzar la cooperación en defensa». El País. 13 de noviembre de 2017. Consultado el 13 de noviembre de 2017. 
  147. «"Malas noticias para nuestros enemigos": la UE lanza pacto defensivo». Swissinfo. 14 de diciembre de 2017. Consultado el 27 de diciembre de 2017. 
  148. «La UE aprueba otros 13 proyectos de cooperación entre Estados en Defensa». La Vanguardia. 12 de noviembre de 2019. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  149. «El Sistema de Combate Aéreo del Futuro ya está aquí». Defensa. 26 de junio de 2019. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  150. «Emmanuel Macron y Angela Merkel crearán una flota de combate aérea común». El Mundo. 13 de julio de 2017. Consultado el 13 de julio de 2017. 
  151. a b «Francia y Alemania sientan las bases del futuro avión de combate europeo». La Vanguardia. 6 de febrero de 2019. Consultado el 6 de marzo de 2019. 
  152. «Pas d'avión de combat américain pour Berlin». TTU (en francés). 21 de julio de 2017. Archivado desde el original el 27 de diciembre de 2017. Consultado el 23 de julio de 2017. 
  153. Bittner, Jochen (24 de mayo de 2017). «Macron’s Disastrous Eurozone Plan». The New York Times (en inglés). Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  154. Kundnani, Hans (9 de julio de 2017). «Europe may seem to have its mojo back, but old problems still haunt the continent». The Guardian (en inglés). Consultado el 9 de julio de 2017. 
  155. Gaviña, Susana (28 de septiembre de 2017). ««No puede haber un Ejército europeo sin Turquía»». ABC. Consultado el 1 de noviembre de 2017. 
  156. «Pour Macron, la refondation de l’Union européenne passe par la déconstruction de la France». Frente Nacional. 26 de septiembre de 2017. Consultado el 1 de noviembre de 2017. 
  157. «Yanis Varoufakis : "Je suis très déçu par Emmanuel Macron"». Le Nouvel Observateur (en francés). 23 de enero de 2018. Consultado el 18 de marzo de 2018. 
  158. Van Middelaar, Luuk (2018). Editions Gallimard, ed. Quand l’Europe improvise. Dix ans de crises politiques (en francés). ISBN 2072734940. 
  159. Andreev, Alexander (20 de noviembre de 2019). «Ivan Krastev: "La UE debe encontrar una nueva identidad política"». Deutsche Welle. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  160. «Poland warns multi-speed Europe could spawn ‘more Brexits’». EURACTIV (en inglés). 6 de septiembre de 2017. Consultado el 8 de septiembre de 2017. 
  161. Guyot, Claire (6 de abril de 2018). «La Pologne défend une Europe des États». EURACTIV (en francés). Consultado el 6 de abril de 2018. 
  162. Bertoncini, Yves (15 de enero de 2020). «Le degré d'ambition de Macron est trop élevé pour ses partenaires européens». Les Echos (en francés). Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  163. Aldecoa, Francisco (29 de mayo de 2020). «El coronavirus y la conferencia sobre el futuro de Europa». Revista Crítica. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  164. Várez González, Sandra (3 de junio de 2020). «Juan José Laborda: Hace falta una sacudida de los individuos conscientes y las élites morales». Fundación Pablo VI. Consultado el 10 de junio de 2020. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]