Respuesta de la Unión Europea a la invasión rusa de Ucrania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Respuesta de la Unión Europea a la invasión rusa de Ucrania
Parte de la refundación de la Unión Europea y la construcción del relato europeo.
Fecha 24 de febrero de 2022 – presente
(9 meses y 4 días)
Lugar Europa
Acción
Causas Invasión rusa de Ucrania
Conflicto Guerra ruso-ucraniana enmarcada dentro de las relaciones Ucrania-UE y Rusia-UE desde 2012
Resultado En curso
Consecuencias
Partes enfrentadas
Rusia y Bielorusia Unión Europea y sus Estados miembros (en apoyo a Ucrania)
Figuras políticas
Los presidentes Vladímir Putin (Rusia) y Aleksandr Lukashenko (Bielorrusia). La presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo Charles Michel.

La respuesta de la Unión Europea a la invasión rusa de Ucrania hace referencia a las diferentes medidas implementadas por esta organización internacional y sus Estados miembros para contrarrestar los efectos de la agresión rusa iniciada en febrero de 2022. Desde el inicio de la intervención militar, la UE y varios de sus aliados decidieron aumentar las sanciones contra el gobierno ruso iniciadas en 2014 en una medida que buscaba «paralizar» la capacidad rusa para «financiar su maquinaria de guerra» y dificultar su manejo de activos para obtener liquidez. Adicionalmente, varios gobiernos nacionales de los Estados miembros de la UE decidieron enviar armamento y ayuda económica al gobierno ucraniano, así como facilitar la entrada de refugiados ucranianos a sus respectivos territorios.[1]

Con base en el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, el 28 de febrero de 2022 la Unión Europea dispuso la creación de una célula encargada de coordinar la compra de armamento para sostener al Gobierno ucraniano frente al ataque ruso. La Comisión Europea también decidió movilizar el Centro de Satélites de la Unión Europea para prestar servicios de inteligencia a Ucrania. De esta forma, la guerra ruso-ucraniana permitió a la UE reafirmarse como fuerza geoestratégica e implicarse en un conflicto militar.[2]

Entre tanto el canciller alemán, Olaf Scholz, anunció un rearme del ejército de su país de proporciones nunca vistas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Además, Alemania negó la certificación de gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 —que eventualmente perjudicaría a Ucrania—, cuya construcción finalizó en 2021, pero que aún no había entrado en funcionamiento.[3]

El 10 de julio de 2022, Josep Borrell, alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea, sostuvo que «La batalla global de narrativas sobre la guerra de agresión contra Ucrania está en pleno desarrollo y por ahora no la estamos ganando... El G7 y los países de ideas afines están unidos para condenar y sancionar a Rusia y tratar de hacer que el régimen rinda cuentas. Pero otros países, y podemos hablar aquí de la mayoría del “Sur Global”, a menudo adoptan una perspectiva diferente.»[4][5]

El gobierno ruso, por su parte, ha advertido con atacar cualquier convoy que entre con armas en territorio ucranio.[2]

Contexto[editar]

Relaciones Ucrania-Unión Europea[editar]

Las relaciones entre Ucrania y la Unión Europea (UE) están enmarcadas dentro de la Política Europea de Vecindad (PEV), un instrumento de la política exterior de la UE diseñado para los países con los que comparte fronteras. La UE busca de forma progresiva establecer una relación cercana con Ucrania que vaya más allá de la cooperación y se dirija hacia la integración económica y la profundización de la cooperación política.[6]​ Se afirma que Ucrania es un socio prioritario al interior de la Política de Vecindad Europea.[6]​ El 23 de junio de 2022, el Consejo Europeo concedió a Ucrania el estatus de candidato a la adhesión a la Unión Europea.[7]

En 2012, la UE firmó un ofrecimiento de libre comercio y asociación política con Ucrania; Sin embargo, los líderes de la UE manifestaron que estos acuerdos no se ratificarían a menos que Ucrania atendiera las preocupaciones sobre un "marcado deterioro de la democracia y el imperio de la ley".[8][9][10]​ Se fijaron plazos para Ucrania llevase a cabo los cambios necesarios en sus sistemas de justicia y electorales con el fin de permitir la firma formal de sus acuerdos con la UE en Vilnius el 29 de noviembre de 2013.[11]

Sin embargo, aunque el entonces presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich había instado al Parlamento de Ucrania a adoptar leyes para que el país pudiese cumplir con los criterios de la ,[12]​ el gobierno de Ucrania encabezado por Mikola Azárov suspendió los preparativos para la firma del acuerdo de asociación el 21 de noviembre de 2013.[13]Víktor Yanukóvich asistió a la mencionada cumbre en Vilnius del 28 de noviembre y 29 de noviembre de 2013 en el que se esperaba la firma del acuerdo de asociación.[14]

La decisión de aplazar la firma del acuerdo de asociación llevó a grandes protestas generalizadas en Ucrania que condujeron a la revolución ucraniana de febrero de 2014 (Euromaidán).[15]​ Como resultado, el Parlamento destituyó a Yanukóvich y nombró a Oleksandr Turchínov presidente interino. El 25 de mayo de 2014 tuvieron lugar unas nuevas elecciones presidenciales cuyo ganador resultó Petró Poroshenko.

La parte política del Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea fue firmada el 21 de marzo de 2014 por el nuevo primer ministro, Arseniy Yatsenyuk.[6]​ Mientras tanto, la UE ha intentado estabilizar Ucrania por medio de la congelación de activos de rusos y ucranianos y mediante la concesión de ayuda financiera a Ucrania.[6]​ La parte económica del Acuerdo de Asociación Unión Ucrania-Europea fue firmada el 27 de junio de 2014 por el nuevo presidente ucraniano, Petró Poroshenko.[16]

El 21 de febrero de 2019, se enmendó la Constitución de Ucrania, las normas sobre el rumbo estratégico de Ucrania para ser miembro de la Unión Europea y la OTAN están consagradas en el preámbulo de la Ley Fundamental, tres artículos y disposiciones transitorias.[17][18]

El 28 de febrero de 2022 en el marco de la invasión rusa de Ucrania, el presidente de Ucrania Zelenski pidió la adhesión inmediata de Ucrania a la Unión Europea, formalizando su solicitud de adhesión al día siguiente.[19][20][21]​ Después de la invasión rusa de Ucrania, el apoyo a la adhesión a la UE aumentó a un récord del 91 %.[22]​ En los primeros días de la guerra ruso-ucraniana a gran escala, hubo un aumento del 68% al 86%, luego siguió creciendo y a fines de marzo es del 91%, un récord absoluto para todos los años de investigación.[23]

Relaciones Rusia-Unión Europea desde 2012[editar]

Las relaciones Rusia-Unión Europea desde 2012 es un término que hace referencia a las relaciones entre ambas partes a partir del tercer mandato presidencial de Vladímir Putin en Rusia. Durante este periodo, iniciado en mayo de 2012, las relaciones bilaterales se han visto afectadas por una sucesión de crisis desarrolladas en medio de una asociación económica en la que el sector energetico representa un factor preponderante ya que Rusia es el mayor proveedor para la Unión Europea.

El principal punto de conflicto entre la UE y Rusia es la influencia que puede ejercer cada parte sobre diversos países de la Europa Oriental (Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania). Es así que mientras Rusia recurre a dispositivos económicos, militares y no militares, para mantener a estos países en su esfera de influencia, la UE apoya ocasionalmente la integración de los mismos en las instituciones “occidentales”, apostando por la cooperación dentro del marco de la Política Europea de Vecindad.[24]​ En este contexto, la condena de la UE a la intervención rusa en Ucrania desde 2014adhesión de Crimea a Rusia, guerra del Donbás y escalada de 2022— ha entretenido una crisis que provocó un cambio de actitud de Putin, donde la UE pasó de ser el principal mercado para sus exportaciones energéticas a ser un competidor.[25]

La UE suspendió el diálogo sobre las cuestiones relativas a la política de visados y las negociaciones sobre un nuevo acuerdo bilateral destinado a sustituir el Acuerdo de Colaboración y Cooperación. Desde entonces la Unión aplica un enfoque de doble vía que combina sanciones con intentos de encontrar una solución al conflicto en Ucrania.[26]​ Así, a partir de marzo de 2014, la UE ha impuesto una serie de medidas restrictivas contra Rusia aplicables a los intercambios bilaterales en determinados sectores. Se destacan las sanciones económicas que se han venido prorrogando por periodos sucesivos de seis meses desde 2016.[27]​ La Unión también impuso a decenas de personas y entidades la inmovilización de bienes y la prohibición de viajar en respuesta a los actos que «menoscaban la integridad de Ucrania».[27]

También los intercambios diplomáticos se han visto perturbados ya que en 2014 se canceló la cumbre Rusia-Unión Europea y los Estados miembros de la UE decidieron no celebrar desde entonces esta serie de reuniones bilaterales semestrales que se venían realizando desde 1997.[28]​ Además, en lugar de la cumbre del G-8 de ese año programada en la ciudad rusa de Sochi, se celebró en Bruselas la 40.ª Cumbre del G7 sin Rusia y, desde entonces, se han seguido celebrando únicamente las reuniones del G7. Asimismo, los miembros de la UE respaldaron la suspensión de las negociaciones sobre la adhesión de Rusia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y a la Agencia Internacional de la Energía (AIE).[27]

Integración de la UE en materia de Defensa[editar]

[...] lo que de verdad echamos en falta es una UE de la Defensa [...] podemos contar con los efectivos más avanzados del mundo, pero ¿de qué sirven si jamás nos preparamos para emplearlos?
El principal valor de la fuerza militar no es que nos permita resolver los problemas, sino que puede ayudar a evitar que los problemas se resuelvan en nuestro detrimento.
Josep Borrel (2021)[30]

Genéricamente el concepto de autonomía estratégica se vincula a las capacidades indispensables para llevar a cabo acciones militares autónomas. Específicamente, el concepto cuenta con tres dimensiones: política (estrategia), operativa (capacidades) o industrial (equipos).[31]​ Su implementación obliga a redefinir el concepto de soberanía de cada Estado miembro de la UE, ya que, debido a la pérdida capacidad militar para garantizar su soberanía individualmente, los gobiernos deben evaluar qué partes de su defensa se europeízan y el nivel de especialización al que optan.[31]

Este enfoque ha ganado terreno tras el Brexit mientras la UE buscaba una respuesta a la relativa crisis del multilateralismo, la creciente competencia entre China y Estados Unidos, el potencial agitador de Rusia y los diversos conflictos latentes en la vecindad de la UE.[32]​ Así, la retirada de tropas estadounidenses de Afganistán en el verano de 2021 sirvió para que la UE reafirmara sus pretenciones para el fortalecimiento de su defensa ya que parte de los líderes europeos consideraron que el incidente —la Unión se opuso no solo a la retirada, sino también a la forma en que se hizo— era una señal de que Estados Unidos estaba regresando al aislacionismo y volviéndose menos confiable. En consecuencia, el Discurso sobre el estado de la Unión pronunciado en septiembre de 2021 por Von der Leyen, planteó varios planes de coordinación entre los miembros de la UE y propuestas sobre cooperación global. «Estamos entrando en una nueva era de hipercompetitividad», dijo, y sugirió que Europa se convierta en «un jugador global más activo».[33]

Ya en su Libro Blanco sobre la Defensa de junio de 2017, la Comisión Europea amplió su enfoque industrial de la autonomía a otros aspectos asociados con la regulación de las inversiones estratégicas extranjeras, la cantidad del gasto de defensa y proporcionar una mejor relación calidad-precio a través de adquisiciones multinacionales y la reducción de la dependencia europea de terceros países para componentes clave.[34]​ Y es que solamente algunos Estados de la UE disponen de criterios propios de autonomía estratégica que puedan aplicar a nivel comunitario. Es así que el gobierno de Francia ha considerado que las autonomías estratégicas nacional y europea, se refuerzan mutuamente en la medida en que aumentan sus posibilidades de actuación. Además el sentido de autonomía está más arraigado en Francia que en otros Estados ya que este país —en tanto que potencia nuclear— precisa de una libertad de acción amplia y dispone de un sector industrial bajo control público.[31]

Mientras tanto se ha puesto en marcha la llamada Capacidad Militar de Planificación y Ejecución (CMPE), que se aprobó en junio de 2017.[35]​ Los Estados miembros desbloquearon la creación de este cuartel en Bruselas que planifica y ejecuta las misiones militares no ejecutivas.[35]​ Este embrión de cuartel militar permanente de la UE asumió el mando de las misiones de formación militar de la Unión en África Central, Mali y Somalia.[35]

Por su parte, en el ámbito industrial, el objetivo del gobierno alemán es preservar sus tecnologías críticas nacionales y aumentarlas mediante la cooperación europea al respecto.[31]​ Sin embargo, en la progresiva construcción de la autonomía estratégica, el contexto geopolítico y la “crisis existencial” de la UE han favorecido iniciativas bilaterales de carácter militar en el eje franco-alemán.[36]​ En consecuencia, estos países ven necesario aumentar la autonomía estratégica de la UE porque complementa –no sustituye– a su propia capacidad nacional.[31]​ Además, como resultado del Brexit, el Reino Unido ha dejado de obstaculizar la puesta en marcha de la política de defensa europea.[37]​ Sin embargo las relaciones estratégicas e industriales que Alemania y Francia mantienen bilateralmente con dicho país podrían permitir al Reino Unido continuar estando presente en la defensa europea.[38]

En lo relativo a las relaciones transatlánticas, la invasión rusa de Ucrania fue la protagonista de la Cumbre de Madrid de 2022 que profundizó los intercambios entre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la UE y sus Estados miembros.[39]

La invasión rusa de Ucrania[editar]

Mapa animado de la invasión.

La invasión rusa de Ucrania es un episodio bélico en curso a gran escala que empezó el 24 de febrero de 2022 y forma parte de la guerra ruso-ucraniana, comenzada en 2014.

Se trata del mayor ataque militar convencional en suelo europeo desde las guerras yugoslavas. Está generando miles de víctimas mortales, así como la mayor crisis de refugiados en el continente desde la Segunda Guerra Mundial, más de 7,2 millones de ucranianos han abandonado el país, y más de 6,9 millones se han desplazado internamente.

La invasión estuvo precedida por una concentración militar rusa en las fronteras de Ucrania, que se inició a mediados de 2021. Durante este periodo de tensión diplomática, Putin criticó la ampliación de la OTAN posterior a 1997, y los funcionarios rusos negaron repetidamente, desde mediados de noviembre de 2021 hasta el 20 de febrero de 2022, que Rusia tuviera planes de invadir Ucrania. No obstante, el 21 de febrero siguiente, Rusia reconoció a la República Popular de Donetsk y a la República Popular de Lugansk, dos estados autoproclamados en la región de Dombás en el este de Ucrania, y envió tropas a esos territorios. Al día siguiente, el Consejo de la Federación de Rusia autorizó por unanimidad a Putin a utilizar la fuerza militar fuera de las fronteras de Rusia.

Alrededor de las 06:00 MSK (UTC+3) del 24 de febrero, Putin anunció una «operación militar especial» en el territorio de Donetsk y Lugansk; los misiles comenzaron a impactar en varios lugares de Ucrania, incluida la capital, Kiev —el servicio fronterizo ucraniano dijo que fueron atacados sus puestos fronterizos con Rusia y Bielorrusia—. Dos horas más tarde, las fuerzas terrestres rusas entraron en el país dando inicio a diferentes ofensivas que a partir de abril pasaron a concentrarse en el este del país. Así, entre el 18 y el 19 de abril —tras la retirada rusa en la ofensiva de Ucrania central—, ambas partes confirmaron que había comenzado la «segunda fase» del episodio bélico a la que se refirieron como «batalla por el Dombás». Rusia afirmó que la operación perseguía la «liberación completa» de Donetsk y Lugansk.

La invasión ha recibido una condena internacional generalizada en Occidente (principalmente Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Reino Unido y Japón), que ha impuesto sanciones económicas a Rusia. Otros países, como China, India y Brasil, han evitado condenar la invasión, mientras que un grupo de países del Sur Global no comparten la narrativa occidental sobre la guerra. En una resolución por parte de la ONU se condenó la invasión rusa con una amplia mayoría. Tanto antes como durante la invasión, varios de los treinta Estados miembros de la OTAN han brindado su apoyo militar a Ucrania —la organización no ha realizado una participación específica en este sentido— al igual que la Unión Europea cuyas medidas en respuesta a Rusia han aumentado paulatinamente. Por su parte, el presidente de Bielorrusia anunció en octubre la llegada a su país de los primeros soldados rusos para la fuerza militar conjunta «únicamente defensiva» que buscaba «garantizar la seguridad de su frontera».

Desde el 28 de febrero se entablaron negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, pero a finales de abril se estancaron. Entre tanto, se han producido manifestaciones en varias ciudades del mundo en contra de los ataques rusos a Ucrania, donde pedían el fin a la guerra y la búsqueda de alternativas diplomáticas. Las protestas contra la guerra acaecidas en Rusia desde el estallido del conflicto dieron lugar a miles de arrestos.

En el mes de julio, las fuerzas invasoras anunciaron haber tomado el control total sobre Lugansk. No obstante, la contraofensiva ucraniana recuperó parte de este territorio.

Acogida de refugiados ucranianos en la Unión Europea[editar]

Voluntario polaco ayuda al refugiado en la estación de tren de Przemyśl.
Punto de coordinación sin escalas en una estación de tren de Bucarest diseñado para brindar ayuda a los refugiados ucranianos. Las compañías ferroviarias de varios países, incluidos Alemania y Austria, han permitido a los refugiados ucranianos viajar en tren de forma gratuita.[40]

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), entre febrero y mediados de octubre de 2022, más de 7,6 millones de ucranianos habían huido hacia Estados miembros de la Unión.[41]​ Además, el Alto Comisionado Filippo Grandi, confirmó que este era el mayor flujo de refugiados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa.[42]

El 27 de febrero anterior la Unión Europea acordó acoger a refugiados ucranianos durante un máximo de tres años sin que solicitaran asilo;[43]​ adicionalmente, el 3 de marzo, fue aprobada la Directiva de Protección Temporal por primera vez en su historia para que los refugiados no tengan que pasar por el procedimiento estándar de asilo de la Unión.[44]

No obstante, varios Estados miembros de la Unión ya habían iniciado acciones individuales con anterioridad. Ya el 24 de febrero, Letonia aprobó un plan de contingencia para recibir y alojar a unos 10 000 refugiados de Ucrania,[45]​ y Hungría anunció que todas las personas que cruzasen la frontera desde Ucrania serían admitidas.[46]​ Al día siguiente, para facilitar los cruces fronterizos, Polonia y Rumania levantaron las reglas de entrada por la pandemia de COVID-19.[47][48]​ Dos días después, Belgíca anunció que se asignarán tres millones de euros para ayuda humanitaria adicional a Ucrania y,[49]Eslovaquia aseguró que daría dinero a las personas que ayudaran a los refugiados ucranianos.[50]​ Al final de la semana, los Países Bajos manifestó que los ucranianos en podían quedarse durante tres meses en este país y que durante este tiempo, básicamente tendrían que encontrar su propio alojamiento ya que, según el gobierno, los centros de asilo estaban superpoblados y la vida allí conllevaba restricciones.[51]

También se espera un gran grupo de refugiados en Bulgaria.[52]​ Varios municipios anunciaron sus intenciones de proporcionar alojamiento a los búlgaros y ucranianos que huían del país el 25 de febrero y habían comenzado a modificar y/o construir viviendas para los recién llegados.[53]

Célula comunitaria de ayuda para Ucrania[editar]

El 28 de febrero de 2022 un consejo extraordinario de ministros de Defensa de la Unión Europea entregó al departamento del Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad la competencia de coordinar, a través del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, la compra de armas que estaban llevando a cabo los Estados miembros de la UE para ayudar a Ucrania. El día anterior, los ministros de Exteriores aprobaron que el presupuesto comunitario financie parte de esas compras, una decisión sin precedentes en la historia de la Unión Europea, aunque Austria, Irlanda y Malta se abstuvieron de participar.[2]

La UE anunció que movilizaría 450 millones de euros para adquirir material de combate y otros 50 millones para la compra de combustible y material defensivo. Este dinero ayudará a los Estados a financiar la compra y envío de armamento a Ucrania. Previsiblemente el material llegará a través de Polonia, Eslovaquia y Rumania que tienen frontera con Ucrania —el Gobierno de Hungría anunció que no permitiría el paso de armas o tropas por su territorio—.[2]

La Comisión von der Leyen dispuso que la célula se encargará de que la ayuda de los Estados miembros responda a las necesidades militares de Ucrania. El encargo otorgó ala Comisión Europea un papel capital en un sector que hasta ese momento había sido eminentemente nacional y ajeno a esta institución centrada en actividades civiles.[2]

Independencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos[editar]

REPowerEU es un plan la Comisión Europea de para «poner fin a la dependencia de la Unión Europea (UE) con respecto a los combustibles fósiles rusos». La medida es una respuesta a las perturbaciones del mercado de la energía causadas por la invasión rusa de Ucrania de 2022. La Comisión Von der Leyen pretende implementaer el plan mediante «el ahorro de energía, la diversificación del suministro de energía y el despliegue acelerado de las energías renovables para sustituir a los combustibles fósiles en los hogares, la industria y la producción de electricidad».[54]

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) ocupa un lugar central en el Plan, ya que apoya la financiación de las infraestructuras nacionales y transfronterizas.[54]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Boira, Paula (27 de febrero de 2022). «Europa se prepara para acoger a los refugiados de Ucrania: más de 150.000 personas han escapado ya según Acnur». Newtral. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  2. a b c d e de Miguel, Bernardo (28 de febrero de 2022). «La UE da un salto en su actividad militar al coordinar la compra de armas para Ucrania». El País. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  3. Muns Rubiol, Alexandre (27 de febrero de 2022). «Las consecuencias económicas del desafío de Vladimir Putin a la legalidad internacional». El mundo financiero. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  4. Borrell, Josep (10 de julio de 2022). «G20: difficult times for multilateralism». EEAS. 
  5. «La UE está perdiendo la narrativa sobre Ucrania, dice Borrell». La Tercera. 11 de julio de 2022. 
  6. a b c d EU & Ukraine 17 April 2014 FACT SHEET, European External Action Service (17 April 2014)
  7. «Ukraine has officially received the status of a candidate for EU membership». www.eurointegration.com.ua (en ucraniano). Consultado el 23 de junio de 2022. 
  8. Ukraine's jailed Tymoshenko calls off hunger strike, Kyiv Post (16 November 2012)
  9. EU leaders:Ratification of Association Agreement and DCFTA depends on settlement of Tymoshenko-Lutsenko issue, Kyiv Post (20 July 2012)
  10. Ukraine's Lutsenko jailed for 4 years (updated), Kyiv Post (27 February 2012)
  11. EU to Ukraine: Reforms necessary for trade pact, Kyiv Post (25 February 2013)
    Ukraine Faces EU Reform Deadline as Key to Association Pact, Bloomberg Businessweek (25 February 2013)
    Yanukovych happy with results of Ukrainian-EU summit, Kyiv Post (25 February 2013)
  12. "EU Commissioner Fule expects Rada to pass European integration bills on November 21", Interfax-Ukraine (20 November 2013)
  13. «Ukraine drops EU plans and looks to Russia». Al Jazeera. 21 de noviembre de 2013. Consultado el 24 de noviembre de 2013. 
  14. Ukraine fails to sign landmark deal at EU summit, Euronews (29 November 2013)
  15. «Archrival Is Freed as Ukraine Leader Flees». The New York Times. 22 de febrero de 2014. Consultado el 23 de febrero de 2014. 
  16. EU signs pacts with Ukraine, Georgia and Moldova, BBC News (27 June 2014)
  17. «The law amending the Constitution on the course of accession to the EU and NATO has entered into force | European integration portal». eu-ua.org (en ucraniano). Consultado el 23 de marzo de 2021. 
  18. https://eu-ua.org/novyny/zakon-pro-zminy-do-konstytuciyi-shchodo-kursu-na-vstup-v-yes-i-nato-nabuv-chynnosti
  19. Tena, Berta (28 de febrero de 2022). «Zelenski pide la "adhesión inmediata" de Ucrania a la UE tras la invasión de Rusia». elconfidencial.com. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  20. «Zelenski pide la adhesión inmediata de Ucrania a la Unión Europea». La Vanguardia. 28 de febrero de 2022. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  21. EFE, RTVE es / (28 de febrero de 2022). «Zelenski pide la adhesión inmediata de Ucrania a la UE». RTVE.es. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  22. Reuters (5 de abril de 2022). «Record number of Ukrainians support joining EU, backing for NATO membership falls - poll». Reuters (en inglés). Consultado el 6 de abril de 2022. 
  23. «Support for EU accession hits record high at 91% in Ukraine, while that for joining NATO slides - poll». www.ukrinform.net (en inglés). Consultado el 6 de abril de 2022. 
  24. Milosevich-Juaristi, Mira (1 de marzo de 2018). «La UE y Rusia: entre la confrontación y la interdependencia». realinstitutoelcano.org. Consultado el 16 de diciembre de 2018. 
  25. López Jiménez y Morales Hernández, 2017, p. 97.
  26. Damen, Mario (noviembre de 2019). «Rusia». Parlamento Europeo. Consultado el 2 de mayo de 2020. 
  27. a b c «Cronología - Medidas restrictivas de la UE en respuesta a la crisis en Ucrania». Consejo Europeo. 13 de marzo de 2020. Consultado el 2 de mayo de 2020. 
  28. «Russia - EU summits». Misión Permanente de la Federación de Rusia ante la Unión Europea (en inglés). 30 de octubre de 2016. Consultado el 24 de enero de 2022. 
  29. «Discurso sobre el estado de la Unión de 2021 pronunciado por la presidenta Von der Leyen». Europa. 15 de septiembre de 2021. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  30. Borrell, Josep (24 de noviembre de 2021). «Una brújula estratégica para Europa». El País. Consultado el 24 de noviembre de 2021. 
  31. a b c d e Arteaga, Félix (11 de octubre de 2017). «La autonomía estratégica y la defensa europea». Fundación Real Instituto Elcano. Consultado el 14 de diciembre de 2020. 
  32. Pérez Blanco, Beatriz (17 de mayo de 2021). «La Comisión Geopolítica: en busca de una Europa más fuerte en el mundo». Circulo Euromediterraneo. Consultado el 27 de noviembre de 2021. 
  33. Jun, Ai (16 de septiembre de 2021). «EU eyes geopolitical power in 2021 SOUA, loses faith in US». Global Times (en inglés). Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  34. «The Making of a European Defence Union». Airbus (en inglés). 2020. Consultado el 14 de diciembre de 2020. 
  35. a b c «Cronología: Cooperación de la UE en materia de seguridad y defensa». Consejo Europeo. Consultado el 24 de noviembre de 2021. 
  36. López-Jacoiste Díaz, María Eugenia (2020). «Hacia la autonomía estratégica de la UE». Universidad de La Rioja. Consultado el 14 de diciembre de 2020. 
  37. Oliveras, Eliseo (1 de febrero de 2020). «Una nueva UE por reinventar». El Periódico. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  38. Arteaga, Félix (27 de julio de 2017). «La defensa europea: ¡hagan juego!». Real Instituto Elcano. Consultado el 30 de julio de 2017. 
  39. «La cumbre de Madrid: un avance para la OTAN y un reto para la UE». El Economista. 4 de julio de 2022. Consultado el 7 de julio de 2022. 
  40. «Germany, Austria announce free train transport for Ukrainian refugees». Brusselstimes. 
  41. «Ministros de la UE tratan situación de refugiados ucranianos». Deutsche Welle. 14 de octubre de 2022. Consultado el 14 de octubre de 2022. 
  42. «Los refugiados por la guerra en Ucrania ascienden a 1,7 millones y la UE se prepara para acoger a 5 millones». 20 minutos. 7 de marzo de 2022. Consultado el 7 de marzo de 2022. 
  43. «Ukraine live updates: EU steps up response to Putin over Ukraine invasion». BBC (en inglés). Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  44. Pitchers, Christopher (3 de marzo de 2022). «La UE aprueba una directiva para dar protección temporal a ucranianos». Euronews. Consultado el 7 de marzo de 2022. 
  45. «Latvia ready to take in Ukrainian refugees, visas for Russians to be suspended» (en inglés). Public Broadcasting of Latvia. 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  46. «Magyarország mindenkit beenged Ukrajnából, akármilyen állampolgár legyen» [Hungría admite a todos los de Ucrania, independientemente de su ciudadanía]. 444.hu (en húngaro). 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 27 de febrero de 2022. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  47. Buciu, Laura (25 de febrero de 2022). «Persoanele care sosesc din Ucraina în România sunt exceptate de carantină. Anunțul CNSU» [Las personas que llegan de Ucrania a Rumania están exentas de la cuarentena]. Mediafax (en rumano). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. 
  48. Charlish, Alan; Ilie, Luiza (24 de febrero de 2022). «'I don't know what to do': fleeing Ukrainians start arriving in central Europe». Reuters (en inglés). Archivado desde el original el 25 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  49. België maakt 3 miljoen euro vrij voor humanitaire hulp Oekraïne. In: hln.be. Het Laatste Nieuws, 27 February 2022, retrieved 1 March 2022 (Dutch).
  50. Reuters (26 de febrero de 2022). «Slovak government to give money to those sheltering refugees from Ukraine». Reuters (en inglés). Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  51. «Vluchtelingen uit Oekraïne komen uit ‘de regio’ en zijn dus welkom in Nederland» [Los refugiados de Ucrania provienen de 'la región' y, por lo tanto, son bienvenidos en los Países Bajos]. Trouw (en neerlandés). 27 de febrero de 2022. Consultado el 5 de marzo de 2022. 
  52. «A wave of refugees from Ukraine is coming to Bulgaria». The European Times (en inglés). 26 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  53. «Various municipalities in Bulgaria willing to host evacuees, refugees from Ukraine». The Sofia Globe (en inglés). 25 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 27 de febrero de 2022. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  54. a b «Plan para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos». Europa. 18 de mayo de 2022. Consultado el 19 de mayo de 2022. 

Enlaces externos[editar]