Federalismo europeo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El federalismo europeo o europeísmo es un movimiento político y social que o bien aboga por una estrecha coordinación entre los países europeos cediendo sus soberanías nacionales parcialmente o bien ilimitadamente persiguiendo la creación de un Estado europeo de modelo federal.[1]

El federalismo europeo, en su forma moderna, empezó a gestarse a finales del siglo XIX, tomando fuerza hasta los años 1920 del siglo XX, y después tuvo un período de decadencia (Gran Depresión y Segunda Guerra Mundial).

Historia[editar]

Giuseppe Mazzini (1805-1872), fundador de La Joven Europa (1834-1836).
El ex Primer Ministro Británico Winston Churchill propuso la creación de los Estados Unidos de Europa.[2]

Un primer antecedente del europeísmo se encuentra en la Reorganización de la sociedad europea (1823), una obra escrita por el socialista utópico francés Henri de Saint-Simon en colaboración con Augustin Thierry, en la que proponía la formación de una federación de los países europeos con la finalidad de hacer progresar las «artes de la paz», es decir, la ciencia y la industria, que para Saint-Simon era los instrumentos del progreso económico y social.[3]​ Un segundo antecedente fue la organización La Joven Europa fundada en Berna en 1834 por el nacionalista italiano Giuseppe Mazzini siguiendo el modelo de La Joven Italia creada por él tres años antes.[4][5]

A finales del siglo XIX Victor Hugo pronunció un discurso en la Asamblea Nacional diciendo que él quiere que Europa se una y que se creen los Estados Unidos de Europa.[6]​ Sus contemporáneos no le hicieron caso, y creían que la rivalidad entre Francia y Alemania no acabaría nunca.

Es entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, cuando el movimiento federalista se fortalece, especialmente entre las élites.[7]​ En 1923 Richard Coudenhove-Kalergi escribe Panaeuropa, un libro dónde se apuesta por una Europa federal y democrática.[7]​ Más tarde, en septiembre de 1929, se da un paso adelante, implicándose los políticos en el proyecto, que hasta el momento era defendido casi en exclusiva por el mundo de la cultura; este avance consistió en que Aristide Briand, el primer ministro francés, diese un discurso en la Sociedad de Naciones en el que abogaba también por una federación europea de naciones.[7]​ El discurso fue bien recibido por una parte importante de personalidades, entre las que se encontraban los miembros del gobierno alemán[7]​ y economistas ingleses, como Keynes.[7]​ A continuación se muestra un fragmento de ese discurso:

Pienso que entre los pueblos que están geográficamente agrupados como los pueblos de Europa, debe existir una suerte de vínculo federal; estos pueblos deben en todo momento tener la posibilidad de entrar en contacto, de discutir sus intereses, de adoptar resoluciones comunes, de establecer entre ellos un lazo de solidaridad, que les permita, en los momentos que se estimen oportunos, hacer frente a las circunstancias graves, si es que estas surgen. (…) Evidentemente, la asociación tendrá efecto sobre todo en el dominio económico: esa es la cuestión que más presiona…[7]

En cuestión de un mes, el panorama internacional se complicó de forma muy importante debido al Crack del 29 que provocó la Gran Depresión, la mayor crisis económica que ha vivido el sistema capitalista hasta el día de hoy. A partir de este momento, la recuperación económica europea tras la Primera Guerra Mundial se vio anulada, y con ella el sueño federalista. Debido a la nueva situación se dieron las circunstancias necesarias que permitieron a Adolf Hitler llegar al poder en Alemania en 1933; seis años más tarde empezaría la Segunda Guerra Mundial con la invasión de Polonia.

Situación actual[editar]

El 12 de septiembre de 2012, el Presidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso realizó durante su discurso en el Parlamento Europeo sobre el estado de la Unión Europea un llamamiento para la creación de una federación de Estados nación en Europa. No a modo de un superestado, sino de una federación democrática en la que se comparta soberanía para que la ciudadanía pueda ejercer un mayor control.[8]​ La federación europea, es según Durão Barroso, el horizonte político de la Unión Europea.[8]

Este movimiento federalista es un movimiento que tuvo su momento más destacable en los años 20. En especial, en septiembre de 1929, el presidente de Francia, Aristide Briand hizo un discurso en el que decía que Europa ha de avanzar hacia un modelo federal. Este discurso fue muy bien aceptado por muchos europeos, entre otros, del gobierno alemán y de los economistas ingleses.

Partidos políticos[editar]

Guy Verhofstadt, expresidente belga y portavoz social liberal en el PE.

Actualmente, Los Verdes Europeos, el Partido Demócrata Europeo y Liberales, Demócratas y Reformistas Europeos son partidos políticos paneuropeos, entre ellos aglutinan a un 18% de los votos en las últimas elecciones europeas.

Muchos de estos partidos políticos fueron fundados en 2004 y Los Verdes Europeos hicieron la misma campaña electoral con los mismos eslóganes en toda Europa. Este ha sido el único partido con presencia relevante en la sociedad que ha hecho una campaña igual en los 25 miembros.

Dentro del Partido Socialista Europeo, al igual pasa con el Partido Popular Europeo, exísten personalidades y grupos que a título individual pueden estar a favor de una Europa federal.

La mayor parte de los partidos políticos en Europa son partidarios de que sus estados formen parte de la Unión Europea, sin embargo, no hay tantos partidos que apuesten por una Europa federal. Podemos destacar algunos:

Además, hay asociaciones y ONG cuyo objetivo es el difundir las ideas federalistas a través de Europa. Algunas de las más relevantes son el Movimiento europeo o el Grupo Spinelli en honor a uno de los padres de la Unión Europea y federalista convencido, Altiero Spinelli. También personalidades europeas han mostrado su apoyo al federalismo europeo, como el filósofo Jurgen Habermas,[13]​ o los políticos italianos Emma Bonino y Marco Panella.[14]

Referencias[editar]

  1. «¿Sabes qué es el Federalismo Europeo?». Instituto de Desarrollo Comunitario. 10 de septiembre de 2013. Consultado el 19 de junio de 2017. 
  2. «Winston Churchill: defensor de los Estados Unidos de Europa». europa.eu. Consultado el 29 de junio de 2017. 
  3. Bravo, Gian Mario (1976) [1971]. Historia del socialismo 1789-1848. El pensamiento socialista antes de Marx [Storia del socialismo, 1789-1848. Il pensiero socialista prima di Marx]. Barcelona: Ariel. p. 95. ISBN 84-344-6508-6. 
  4. Hearder, Harry (2003) [2002]. Breve historia de Italia [Italy: A Short History]. Madrid: Alianza Editorial. pp. 213-215. ISBN 84-206-5603-8. «Dicha organización, a pesar de su escasa relevancia política, pone de manifiesto que el pensamiento de Mazzini iba más allá de la creación de un Estado nacional italiano y apuntaba ya a una Europa unida». 
  5. Mack Smith, Denis (1994). Mazzini. Yale University Press. pp. 11-12. «[Mazzini] siempre permaneció fiel a un ideal de un continente unido para el cual la creación de naciones individuales era un paso preliminar indispensable». 
  6. Hugo, Victor (1849). «Congrès de la paix» (en francés). 
  7. a b c d e f Rond Point Schuman. «Historia de la UE 1918-1939». rondpointschuman.eu. Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 27 de diciembre de 2007. 
  8. a b José Manuel Durão Barroso (12 de septiembre de 2012). «Discurso sobre el estado de la Unión 2012». Consultado el 16 de septiembre de 2012. 
  9. eaj-pnv.eu. «El Partido Demócrata Europeo celebrará en Bilbao su primera junta directiva». eaj-pnv.eu. Consultado el 1 de enero de 2008.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). enlace irrecuperable.
  10. Ortiz, Roberto (6 de diciembre de 2016). «Guy Verhofstadt». Barcelona Centre for International Affairs. Consultado el 29 de junio de 2017. 
  11. Elsing, Sarah (10 de mayo de 2004). «Los “Estados Unidos” de Europa en la Torre de Marfil». Cafe Babel. Consultado el 29 de junio de 2017. 
  12. Ana Romero y Daniel Cohn-Bendit. «Entrevista a Daniel Cohn-Bendit». elmundo.es. Consultado el 1 de enero de 2008. 
  13. «Sostiene Habermas». página 12. 17 de julio de 2015. Consultado el 29 de junio de 2017. 
  14. Suanzes, Pablo (27 de mayo de 2016). «El último gran radical». El Mundo. Consultado el 29 de junio de 2017. 

Bibliografía adicional

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]