Grupo Clarín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Grupo Clarín S.A.
Independiente del gobierno, no de vos
Tipo Sociedad Anónima
Industria HoldingGrupo de empresas) de Medios de comunicación masivos.
Fundación 1 de diciembre de 1999
Sede Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Administración
Ingresos Crecimiento 6700 millones de dólares (2010)[1]
Beneficio de explotación Crecimiento 2800 millones de dólares (2010)[2]
Beneficio neto Crecimiento 1000 millones de dólares (2010)[3]
Activos Crecimiento 3400 millones de dólares (2009)[4]
Capital social Crecimiento 12 000 millones de dólares (2010)[5]
Empleados 7000
Sitio web Grupo Clarín
Principales participaciones accionarias del Grupo Clarín a 2011.

Grupo Clarín S.A. (LSE: GCLA, BCBA: GCLA). Es el conglomerado mediático más grande de la Argentina y, de acuerdo a algunas fuentes, el grupo de medios más grande de toda América Latina.[6] Este grupo fue conformado oficialmente en el año 1999, engloba entre otros medios a los diarios Clarín (el diario de mayor circulación en Latinoamérica[7] ) y La Razón, la empresa Artear (que opera y comercializa el canal de aire El Trece de Buenos Aires y las señales de cable El Trece Internacional, Todo Noticias, TyC Sports, Volver, Magazine, Canal Rural, Metro, y Quiero música en mi idioma, entre otras), la operadora de televisión por cable Cablevisión, junto con decenas de empresas como editoriales, emisoras de radio, televisión, productoras de televisión, proveedores de Internet, telecomunicaciones, imprentas gráficas, correo tradicional y servicios de tercerización.

Para 1980 el Grupo Clarín se había convertido en el mayor distribuidor de diarios en el mundo hispanohablante (cuando sus ganancias alcanzaron los 900 millones de dólares).[8] El grupo se diversificó enormemente a partir de 1990, cuando entró en el sector de la televisión con la adquisición de Canal 13, y se adentró también en la radio con la compra de Radio Mitre. Siguiendo su expansión en la televisión por cable en 1992 (Multicanal), Todo Noticias (el canal de noticias del grupo) fue establecido en 1993 y continúa siendo uno de los más influyentes en el sector. El conglomerado también controla Patagonik Film Group y numerosos periódicos provinciales (entre los más notables, Los Andes de Mendoza y La Voz del Interior de Córdoba).[9]

Sus principales accionistas son Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto, José Antonio Aranda y Lucio Rafael Pagliaro. Juntos conforman el 70,99% del paquete accionario; además, todos ellos ocupan puestos jerárquicos en la empresa. El porcentaje restante se divide entre un 8,75% que le corresponde al grupo inversor Booth American Company Investment LLC y un 20,26% se considera capital flotante.[10] Desde 2008, a partir de la estatización de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, el Estado posee 9% del grupo, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, sin embargo la empresa se negó a aceptar la participación estatal en el directorio y las asambleas.[11] [12]

Entre 2009 y 2013 sostuvo un litigio judicial contra el Poder Ejecutivo Nacional que lo eximió de cumplir la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en lo que respecta a los topes de cantidad de licencias y participación en el mercado.

Historia

Pese a su reciente formación en el año 1999, la historia del grupo se remonta al año 1945, cuando Roberto Noble funda el Diario Clarín. Luego del fallecimiento de Noble en 1969, su viuda, Ernestina Herrera de Noble, asume la dirección del matutino, conformando el diario de los argentinos por ser el diario que ha informado con mayor objetividad.

Diario Clarín de 1952.

En 1976, año en el que se produce el golpe militar que da inicio a la última dictadura en Argentina, se inaugura la primera subsidiaria de Clarín, la empresa Artes Gráficas Rioplatense (AGR).[13] En 1982, Clarín, junto con los diarios La Nación –con el que está emparentado políticamente a través de sus propietarios–, y La Razón toman acciones en la papelera Papel Prensa S. A. de manera irregular.[14] El diario participa en la creación de la agencia de noticias Diarios y Noticias (DyN) en 1982. Con la adquisición de Papel Prensa, (la productora de papel más importante del país) el grupo se aseguró el suministro de papel a un precio prácticamente nulo, ya que se vende la materia prima a sí mismo. En los años siguientes el diario crece como ningún otro en la Argentina.

En el año 1990, con la privatización de varios medios de comunicación, Clarín comienza a expandirse a otros medios. Primero adquiere Radio Mitre.[15] Luego, gana la licitación para operar el Canal 13 mediante su subsidiaria Arte Radiotelevisivo Argentino (ARTEAR). También incursiona en la televisión por cable mediante Multicanal en 1992. En 1993, Artear lanza el canal de cable: Todo Noticias (TN), y en 1994, la señal Volver, que transmite series y programas históricos de la televisión argentina.

En el año 1996 aparece la versión en línea de Clarín y sale a las calles el Diario Olé, especializado en deportes. Asimismo, se crea el portal Ciudad Internet en 1997. En ese mismo año, también crea la Compañía Inversora de Medios de Comunicación S. A. (CIMECO), junto al diario La Nación. La firma administra matutinos en el interior del país; entre ellos, La Voz del Interior y Los Andes.[16] El Grupo Clarín se constituye formalmente como Sociedad Anónima en 1999 e introduce como accionista minoritario a Goldman Sachs.

En el año 2000, el grupo compra el diario La Razón,[17] se asocia con la productora televisiva Pol-ka y participa en las acciones de la cinematográfica Patagonik. Entre 2005 y 2007, el Grupo Clarín adquiere Cablevisión,[18] [19] proveedor de TV por cable que competía con Multicanal. Luego, ambas empresas se fusionan y presentan juntas un servicio de Televisión Digital.

Relación con los presidentes

El Grupo Clarín —hasta 1982 solo como Diario Clarín— sostuvo formas variadas de relacionarse con los poderes públicos de Argentina y, principalmente, con sus presidentes.

Revolución Libertadora

El diario se mostró favorable al golpe de Estado autoproclamado Revolución Libertadora que derrocó a Juan Domingo Perón en 1955. Aunque el Peronismo había sido proscripto, en su tapa del 22 de septiembre publicó «Es total la tranquilidad en el país» y «El Gral. Lonardi Jurará Mañana Como Presidente de la República», además publicó la biografía del dictador.

Al día siguiente en su portada escribía: «Cita de honor con la libertad. También para la República la noche ha quedado atrás». «En medio del exultante júbilo ciudadano asume el nuevo presidente». «Entusiasta y abanderada recibirá Buenos Aires al general Lonardi».[20]

Proceso de reorganización nacional

El Diario Clarín no antagonizó con la llegada del gobierno de facto. Según Graciela Mochkofsky[nota 1] esto se puede comprobar por el tratamiento periodístico que tuvo el gobierno militar y por la auto censura periodística.[21]

La madrugada del 24 de marzo de 1976, día del golpe de Estado, Marcos Cytrynblum, editor general del diario, fue convocado a Casa de Gobierno por dos capitanes de navío quienes se desempeñarían como secretario de información pública y director de prensa. Le informaron que todo material periodístico debía ser previamente supervisado por ellos, por lo que se le solicitaban las pruebas de página del diario antes de su publicación. A las 4 de la madrugada del 25 de marzo solo se habían devuelto unas pocas páginas aprobadas. Cytrynblum protestó por teléfono «¿Es que no quieren que salga el diario?». Inmediatamente les devolvieron el resto de las páginas con unas pocas anotaciones.[21]

Según Mochkofsky, un editor del Diario Clarín, a quién no cita por pedido de este último, le dijo respecto de la censura previa del gobierno de facto:[22]

«La única información que teníamos era la que provenía del gobierno. Si por censura entendemos tachaduras, no me acuerdo. Eran unos pelotudos en las anotaciones. No eran nada. Dijeron que no se podía decir ni puto, ni caca ni Montoneros, y no jodieron más.»

A la madrugada siguiente las pruebas de página fueron devueltas todas a tiempo y casi sin objeciones. Al tercer día la oficina de control fue clausurada. La auto censura periodística fue lo suficiente como para hacer innecesario control previo del gobierno de facto. Hasta 1981 el diario mantuvo una línea editorial esencialmente acrítica. La editorial del 24 de marzo de 1979, tercer aniversario del golpe decía:

«... la fecha —24 de marzo de 1976— divide la historia política del país de manera tajante. En la víspera, un vacío de poder que era cubierto por el desorden, la anarquía y la guerrilla. Al día siguiente, un lento y seguro proceso de reordenamiento, para el cual prestó su aquiescencia la ciudadanía.»[22]

La adquisición supuestamente irregular de la productora de papel de diario Papel Prensa S.A., que investiga la justicia argentina desde 2010, habría sido convalidada por la dictadura supuestamente a cambio de no mencionar en sus medios los crímenes de lesa humanidad, o presentándolos como cruces entre delincuentes y las fuerzas de seguridad.[23] [24]

Las únicas voces críticas eran respecto a la política económica ultraliberal de José Alfredo Martínez de Hoz. Hasta 1981, año en que se produjo una restructuración interna del diario impuesta por Ernestina Herrera de Noble, el editor Rogelio Frigerio había mantenido la línea editorial dentro del ideario desarrollista.[25]

Clarín se comienza a distanciar del gobierno de facto cuando la crisis económica se profundizó. El 30 de marzo de 1981 publicó la primer solicitada pidiendo que aparezcan con vida las personas desaparecidas.[25]

Raúl Alfonsín

Clarín seguía siendo el diario más vendido del país y aspiraba a convertirse en un multimedio. Para ello había solicitado al presidente Raúl Alfonsín la derogación del inciso «e» del artículo 45 de la Ley de Radiodifusión aprobada por la dictadura. Este inciso impedía a un poseedor de un diario ser dueño además de una licencia de radio o televisión. En aquellos años los canales de televisión eran del Estado y Clarín tenía como objetivo que Alfonsín llamara a licitación y los privatice, siguiendo el modelo Norteamericano de televisión, en contraposición al modelo inglés, italiano y español de canales estatales.[26]

Canal 11 era manejado por el Ministerio del interior encabezado por Enrique «Coti» Nosiglia y su grupo de poder político de la Junta Coordinadora Nacional; Canal 13 por el diputado nacional Leopoldo Moreau, Canal 7 era manejado por dirigentes vinculados al canciller Dante Caputo mientras que Canal 9 fue devuelto a Alejandro Romay en mayo de 1984. La prosperidad económica de este último hizo que Héctor Magnetto confirmara su idea del rédito económico que trae poseer un canal de televisión.[26]

Alfonsín no tenía resuelto como pararse frente a las críticas de los medios. En cada viaje al exterior consultaba a otros presidentes y nunca llegaba a una conclusión. Respecto de Clarín no tardó en identificarlo como un enemigo, rival político y factor de oposición y veía en Héctor Magnetto a un adversario a la vez que entendía que Clarín estaba detrás de toda desestabilización, en una época en que todavía se temía por el regreso de un gobierno de facto.[27]

Clarín por su parte, como la mayoría de los medios argentinos, apoyó el regreso a la democracia así como la política de derechos humanos y el Juicio a las Juntas, pero era crítico en la política económica y social. El 11 de diciembre de 1984 expresaba en su editorial

«...El balance de un año del actual gobierno no permite afirmar que esta tarea esté en trance de ser cumplida. Por el contrario, la economía sigue careciendo de una orientación firme para el largo plazo, no se cuenta con un programa de crecimiento y los estímulos a la especulación funcionan a plenitud.»[27]

Alfonsín, que era sensible a las críticas, se distanció más de Clarín con cada título o columna crítica: «protestaba, bramaba, amenazaba». Los funcionarios alfonsinistas apelaban a la extorsión moral frente a periodistas de Clarín «criticar al gobierno —por lo que fuera— era hacerle el juego a los militares, conspirar contra la democracia.»[28]

Magnetto recibía informes de que el gobierno lo espiaba. Lo confirmó cuando le llegó una carpeta anónima con detalles de sus conversaciones telefónicas, reuniones y movimientos. Comprobó que un automóvil lo seguía cuando estuvo de visita en Chivilcoy, su ciudad natal. Una delegación de la Dirección General Impositiva revisó todas las finanzas del diario y reportó al secretario de Hacienda durante tres años desde el propio edificio de la empresa.[28]

El viernes 13 de febrero de 1987 Clarín publicó un artículo en el que afirmaba que según el Instituto Nacional de Estadística y Censos 1.325.000 personas tenían problemas laborales y que era el peor índice desde 1981. El presidente consideró injusto y sesgado: el índice era peor que en 1983 pero había mejorado respecto de 1985. Esa mañana tomó el micrófono durante su visita al mercado comunitario de Flores y acusó a Clarín de ser un «opositor acérrimo» de su gobierno. No era usual en Alfonsín referirse en público a un hecho tan puntual y menos que atacara la prensa.[29]

Alfonsín solo hablaba con la prensa a través de su vocero José Ignacio López. En las ocasiones en que el presidente daba una conferencia, solo respondía aquellas preguntas que pasaban por el filtro de López. Asimismo el presidente se retiraba de la sala cuando consideraba que una pregunta era impropia y no debía ser contestada.[29]

«Yo no les voy a pedir a los medios de difusión que varíen su prédica; soy respetuoso de la libertad de prensa, pero ustedes tienen un ejemplo en los diarios de hoy. Les pido que lean Clarín, que se especializa en titular de manera definida, como si realmente quisiera hacerle caer la fe y la esperanza al pueblo argentino. Yo respeto al diario El Clarín, y El Clarín respeta al Presidente sin duda. Y no ha de pretender que calle su opinión. Lean ese artículo que está vinculado a los anuncios sobre la desocupación. Sabemos que es un opositor acérrimo y no nos interesa. Sabemos también que es este tipo de artículo el que aparece cotidianamente en el diario. Pero léanlo, porque la forma falaz en que está presentada la noticia de una disminución de la desocupación en la Argentina es un ejemplo vivo contra lo que tenemos que luchar los argentinos.»[30]

El diario dedicó los siguientes tres días a contestarle al presidente. Joaquín Morales Solá, entonces subjefe de redacción dijo:

«Cada vez que lo acosa la diversidad de la crisis que le toca gobernar, el Presidente estalla como un volcán de críticas y ataques a las cosas y a las personas ajenas [...] esta vez blandió el látigo (este elemento de castigo no le pertenece a una sola persona política en la Argentina, según parece) contra la oposición suya en general, tibiamente contra todos los medios de comunicación y, en especial, rudamente, contra este diario [...] un diario no debe ser opositor ni tampoco oficialista. Simplemente, debe mirar la realidad con los ojos que Dios le ha dado.»[31]

«No se trató sólo de un momento de ofuscación: los canales de televisión que controla el radicalismo (es decir, casi todos) recibieron la precisa instrucción de remachar incansablemente con la repetición de las palabras de Alfonsín sobre Clarín. Disciplinados y obedientes, no se cansaron de vibrar de entusiasmo al ritmo de la rabieta presidencial.»[32]

A partir de las declaraciones del presidente, Clarín se presentó como víctima del poder Estatal y pidió que se privatizaran los canales. Morales Solá dijo que todo el sistema de medios oficialistas había sido usado para presionar a la prensa independiente.[32] Clarín tituló en los días siguientes: «Duro ataque de Alfonsín a la oposición», «Críticas de la oposición al discurso de Alfonsín», «Critica ADEPA los conceptos de Alfonsín sobre la prensa». Según Víctor Hugo Morales es una estrategia de victimización habitual.[24]

Asimismo ADEPA dijo que deploraba la «desmesuarada» reacción del presidente e insistía en la urgencia de sancionar una nueva Ley de Radiodifusión que garantizara la pluralidad informativa a la vez que se eliminaran mecanismos «que pueden ser utilizados para la censura»: se refería al artículo 45.[33]

En verdad Clarín había comprado Radio Mitre a través de testaferros por lo que pudo eludir el impedimento del artículo 45. La maniobra fue transparente: la radio tenía una deuda millonaria con el Banco Mariva, entidad de confianza de Magnetto. A finales de 1985 ingresaron al directorio de la radio dos directores en representación de Mariva. Meses después Clarín hizo un acuerdo de coproducción por el que ingresaron delegados del diario: un contador que se encargó de la administración y el jefe de redacción matutina de Clarín, Abel Maloney, que pasó a ocupar la gerencia general y la programación de la radio.[34]

En abril de 1987 Alfonsín envió al Congreso un proyecto para crear un Consejo Nacional de Radiodifusión por el cual los dueños de medios gráficos podían acceder a licencias de radio o televisión «si se resguarda la libertad de expresión o el pluralismo informativo en la zona de cobertura.»[35]

No era lo que Magnetto le reclamaba al Presidente y denunció un intento del gobierno por intervenir los medios de comunicación que no le pertenecían así como decidir los contenidos. El CEMCI (Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes) dijo que la ley tenía un «espíritu estatista y regulador» que su letra estaba «altamente ideologizada» y que el gobierno tenía «pretensión totalitaria». La presión de Clarín logró que el proyecto no fuera aprobado.[35]

Tras la derrota electoral en las elecciones legislativas de 1987 Alfonsín concluyó que había fallado la estrategia comunicativa del gobierno. Pasó de la indecisión a la certeza de no otorgar más poder a Clarín.[36]

Clarín a su vez habló con Antonio Cafiero, firme candidato a presidente por el Partido Justicialista, pidiéndole la derogación del artículo 45. Sorpresivamente Cafiero pierde la elección interna con el gobernador de La Rioja Carlos Menem quien le prometió a Magnetto que si era presidente derogaría el artículo 45 y privatizaría canales y radios estatales: «vamos a privatizar rápidamente el 11 y el 13. No podemos seguir perdiendo millones con algo que los privados pueden hacer mucho mejor. Nos interesa que esto salga bien que participen empresas nacionales.»[37]

En medio de la hiperinflación, saqueos populares a comercios y supermercados y paros nacionales, el presidente envía al congreso el proyecto para derogar el artículo en cuestión, sin que tuviera tratamiento legislativo. Finalmente debió renunciar cinco meses antes de cumplir su mandato.[37]

En el libro Raúl Alfonsín la democracia a pesar de todo (Andrew McAdam, Víktor Sukup, Claudio Oscar Katiz, Corregidor Ed. 1999), los autores dicen que Alfonsín planteaba a los empresarios que lo dejaran llegar a diciembre a lo que Magnetto respondió «ustedes ya son un obstáculo».[24]

Carlos Menem

El 17 de agosto de 1989, un mes y nueve días después de asumir la presidencia, Carlos Menem obtuvo la aprobación en el Congreso de una ley ómnibus de Reforma del Estado que lo autorizaba a privatizar las empresas del Estado. Esta ley incluía la derogación del artículo 45 de la vigente Ley de Radiodifusión.[38]

Héctor Magnetto se abocó personalmente a obtener la licencia de Canal 13, por lo que creó la sociedad Arte Radiotelevisivo Argentino S.A. (Artear) y coordinó la redacción de las 3.261 páginas de la propuesta empresarial. Clarín presentó también propuesta para quedarse con Canal 11. Finalmente obtuvo la licencia de Canal 13 por 7.200 millones de australes, alrededor de 5,6 millones de dólares.[38]

El 22 de diciembre firmó el decreto de adjudicación de los canales. Felicitó a Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto y proclamó que Perón, de estar vivo, también hubiera privatizado. Los funcionarios de Clarín felicitaron al presidente por el traspaso de los canales, lo que mostraba un espíritu de «pluralismo informativo». Por su parte Herrera de Noble dijo «Felicito al gobierno del presidente Menem por haber privatizado los canales al iniciar la gestión y no al terminarla. Esto subraya el respeto por la libertad de opiniones». Un editorial de Clarín decía «Es la primera vez en varios lustros en que se desiste de concentrar en manos del poder los medios de comunicación de masas.»[39] [24]

Según Mochkofsky la visión acrítica de su gobierno fue lo que Menem obtuvo de Clarín por derogar el artículo 45 y entregarle Canal 13: mientras que el diario La Nación estaba genuinamente de acuerdo con su política neoliberal, Clarín, de ideario desarrollista, tenía escasa crítica de su política por parte de los columnistas de economía y solo algunos editoriales pedían mayor protección a la industria nacional.[40]

El estilo de comunicarse del presidente con la prensa fue distinto a todos sus antecesores: «el provinciano de gruesas patillas, el personaje folclórico que llegó al gobierno, se convirtió de improviso en una celebrity de los medios de comunicación, donde habitaba cómodo, jugando en shorts al básquet, bailando con odaliscas, rodeado por personajes de la farándula, entre rumores de romances y escapadas con vedettes[41]

Aunque Clarín se había hecho (tardíamente) eco de la investigación hecha por Página/12 sobre el Swiftgate, el primer desencuentro público entre el presidente y Clarín fue durante la investigación, también iniciada por Página/12, que hizo sobre el llamado Milkgate en el cual Miguel Ángel Vicco, secretario privado del Presidente, había vendido leche en polvo vencida y en mal estado al Ministerio de Salud, que la distribuía como alimento en los barrios pobres. Clarín reportó: «El despido de Miguel Ángel Vicco afecta directamente la figura del presidente Carlos Menem».[42]

El presidente estaba enojado con el diario de Magnetto y con su hermano y con Eduardo Bauzá por haberlo aconsejado mal: no debió darle a Clarín tan rápido lo que pedían. El 8 de julio de 1992 —tercer aniversario de su gobierno— en una entrevista en el diario La Nación le preguntaron cuales habían sido sus errores, a lo que contestó:[43]

«Sólo uno: haber derogado el artículo 45 de la ley de radiodifusión. No medí las consecuencias. Lo hice para afianzar la libertad de prensa, pero esa anulación permitió la existencia de empresas que tienen un canal de televisión, radio, Papel Prensa y un diario y una agencia informativa. Yo no hablo de coartar la libertad de prensa, pero tampoco hay competencia en lo que hace a la información. Se monopolizó la prensa. No esperaba que algunas empresas se convirtieran en propietarias de diarios, canales de televisión, radios y hasta una cuota de Papel Prensa. Es un error que tendremos que subsanar.»

Según Mochkofsky, Menem creyó haber construido en 1989 una alianza con el diario: promoción de actos de gobierno y protección frente a errores, desvíos y prácticas controversiales. En cambio Clarín había confirmado que los políticos se enojaban por la tapa de hoy pero estarían pendientes por ganar la del día siguiente. Los políticos siempre deberían conciliar, evitar una ruptura definitiva. Siempre cederían a los pedidos del diario y una vez obtenidos, no había razón para entregar demasiado a cambio. Según Mochkofsky el diario siempre tendría una «velada, silenciosa amenaza de convertirse en abiertamente opositor».[43]

El deseo de recortarle poder a Clarín se tradujo en los hechos en todo lo contrario. El mercado capitalista y neoliberal que había impuesto el gobierno hizo que el multimedio se expandiera aún más: creó la empresa Torneos y Competencias (TyC) y cerró un contrato con la Asociación del fútbol argentino por el cual tenía los derechos de transmisión hasta 2014 de los torneos de Primera división, B Nacional y B Metropolitana. Este contrato fue polémico ya que el fútbol hasta ese momento podía verse por televisión abierta y en adelante solo podría verse pagando un abono.[44]

La propiedad de los derechos del fútbol le permitió a Clarín expandirse al sector de la televisión por cable: entre 1992 y 1996 se quedó con 119 pequeñas empresas del interior. Se lo acusó de fijar el abono mensual a precios por debajo del valor de mercado y no vendía los derechos del fútbol a sus competidores. Esto hizo que los pequeños empresarios de las ciudades del interior del país ("los cableros") terminaran vendiendo a Clarín sus empresas ya que tenían un abono más caro y sin transmisión del fútbol. Esa red que formó con los cables que fue comprando se llamó Multicanal.[45]

Clarín se expandió y creó su propio canal de noticias 24 horas llamado Todo Noticias, ingresó en el negocio de las AFJP, la venta de tickets para espectáculos, compró el diario La Razón así como los dos diarios más importantes fuera de Buenos Aires La Voz del Interior y Los Andes, creó Prima, empresa proveedora de acceso a Internet. En 1995 se presenta formalmente el Grupo Clarín aunque todavía no estaba conformado como Sociedad Anónima.[46]

En 1993 Menem ya había proyectado tener un segundo mandato presidencial, situación que la Constitución no permitía. Clarín y La Nación se opusieron abiertamente a una modificación de la misma. Fue entonces que el Secretario de Medios, Raúl Burzaco dijo «Clarín quiere voltear a Carlos Menem.» En junio de ese año Clarín publicó una investigación en la que la cuñada del Presidente estaba involucrada en el lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas ilegales.[47]

Menem contestó que Clarín era oligopolio informativo y que el gobierno tenía la intención de sancionar una nueva ley de radiodifusión:[48]

«[...] ese respeto por la libertad de expresión supone también el deber de garantizar la pluralidad informativa, evitando el peligro de que se constituyan oligopolios periodísticos, sean estatales o privados, cuya actividad esté reñida con la naturaleza misma del sistema democrático [...] En tal sentido, el Poder Ejecutivo Nacional está interesado en la sanción de una Ley de Radiodifusión que promueva la libre y leal competencia dentro de la más transparente pluralidad informativa [...] en la creación de condiciones igualitarias que aseguren un justo y adecuado aprovisionamiento de papel de diario.»

Al día siguiente Clarín dedicó sus cuatro primeras páginas a responderle al Presidente y a rechazar la acusación de oligopolio informativo. Mostró un mapa de medios donde se mostraban otros grupos empresariales, aunque ninguno de su peso.[nota 2] [49]

Roberto Guareschi, secretario general de la redacción dijo en la revista Noticias:[50]

[...] nosotros no somos un bando beligerante sino víctimas, porque el gobierno tiene un proyecto inquietante para la prensa [...] inclusive tuvo (el presidente) una luna miel con la prensa durante los primeros meses de su gobierno como ocurre en todos los países del mundo. Pero estalló el Swiftgate y esa luna de miel concluyó. Y a partir de ese momento Menem comenzó a retraerse. Algunas personas que están a su alrededor están tratando de convencerlo de que su principal obstáculo para ser relecto es la prensa, y que ésta no conviene, entonces hay un proyecto para regularla y someterla.

El presidente le contestó a la prensa enviando al Congreso un proyecto de ley que aumentaba las penas para los delitos de calumnias e injurias. Los medios la llamaron «ley mordaza» y Clarín se opuso abiertamente a la misma.[50]

La relación entre el gobierno y Clarín no estaba rota. Los periodistas del diario eran recibidos por funcionarios de todos los niveles y obtenían información. Tanto Magnetto como Ernestina asistían a las cenas protocolares de fin de año que se hacían en Olivos.[51]

El secretario general de la Presidencia, Eduardo Bauzá llegó a un acuerdo com Magnetto: el diario no atacaría la vida personal del Presidente, pero seguiría denunciándolo en temas de corrupción; tampoco se opondría al proyecto económico pese a ser antiindustrialista. Magnetto, que originalmente se opuso a una relección de Menem, le dijo a Bauzá «si se hace legalmente, puedo estar en contra pero no oponerme».[nota 3] [51]

Durante el escándalo por venta de armas a Ecuador y Croacia Clarín explotó su perfil investigador, ganó premios internacionales y se ubicó, ahora sí, como controlador del poder público: pasó de ser un diario crítico a un diario opositor.[52]

Para ese momento, las encuestas ponían a los periodistas en lo más alto de la consideración pública. La política y la Iglesia Católica estaban desacreditadas como instituciones, por lo que la única reserva moral del país era la prensa independiente. Eran fiscales, jueces y héroes frente al poder del gobierno.[nota 4] [53] [54]

Por su parte el gobierno no concretó el aumento de penas por calumnias e injurias y derogó la figura del desacato a la vez que desestimó la idea de Menem de establecer la «libertad de palo», como había sugerido el presidente durante uno de sus cruces con la prensa.[nota 5] [55]

En 1996 Menem había proyectado intentar acceder a un tercer mandato consecutivo. Sabía que tendría oposición de Clarín. Fue entonces que el Secretario General de la Presidencia, Alberto Kohan, le acercó a Menem una estrategia de guerra contra Clarín, atacarlo donde más le duele: en los negocios. Le presentó un grupo de empresarios dispuestos a formar un holding de medios de comunicación más grande y poderoso que Clarín y al servicio de la re relección pretendida por el presidente en 1999. Se trataba del Citicorp Equity Investments. Sus caras visibles eran Richard Handley y Raúl Moneta.[56]

El CEI, al momento de iniciar su proyecto, tenía el 30% de las acciones de Multicanal. Las asambleas, que hasta ese momento habían sido cordiales, se desarrollaban en un ambiente hostil.[56]

Durante el siguiente año y medio el CEI compró el 65% de Cablevisión —líder del mercado de televisión por cable en Argentina—, 30% de Torneos y Competencias, 50,2% de las acciones con poder de voto de Telefónica, Editorial Atlántida, 42% de Telefé, adquirió la totalidad de Canal 9, Pramer que incluía el 7% de América TV, Radio Continental y participaciones accionarias en canales de televisión de Bahía Blanca, Córdoba, Mar del Plata, Neuquén, Rosario, Salta, Santa Fe, San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy. También ofreció comprar alrededor del 25% del diario Clarín, pero Magnetto se negó.[57]

La adquisición de los canales de televisión, todos de Buenos Aires, fue ilegal ya que por ley no se permitía que un dueño tuviera más de un canal por territorio.[57]

Intentó comprar el diario La Nación. Handley y Moneta se reunieron varias veces con Julio Saguier (hijo), presidente del directorio, pero finalmente no fue vendido. En julio de 1997 dicho diario publicó:[58]

«Salvo porque no consiguió comprar un diario, CEI Citicorp Holdings ya es virtualmente un conglomerado multimedios que está en vías de ser tanto o más poderoso que el Grupo Clarín.»

«Detrás del CEI está Menem con dos proyectos: uno de máxima, por llamarlo de algún modo, que es conseguir la reelección si se dan las condiciones para eso. Y otro de mínima, que es garantizarse unas espaldas anchas —e internacionales— para una salida sin problemas.»

La rivalidad con los accionistas del CEI en Multicanal hizo que Clarín comprara el 70% de las acciones de dicha empresa por 239 millones de dólares. Magnetto vendió el 18% del grupo Clarín al fondo de inversiones norteamoericano Goldman Sachs por 500 millones de dólares.[58]

El proyecto tuvo corta vida: a finales de 1998 la popularidad del Presidente estaba en su nivel más bajo a causa del aumento de la pobreza y el desempleo. El Citibank vendió el 30% de las acciones del CEI al fondo de inversión norteamericano Hicks, Muse, Tate & Furst. Asmimismo Moneta, que había remplazado a Handley en la presidencia, cedió su puesto a Thomas Hicks. El proyecto de permanencia de Menem se desvaneció junto con el CEI.[59]

Fernando de la Rúa

El presidente Fernando de la Rúa contó con el apoyo inicial que Clarín le dio a casi todos los presidentes. Desde el inicio, el presidente decidió no pelearse con los poderes establecidos. En lo esencial mantuvo la política económica de su predecesor. Concedió a los diarios un viejo reclamo: la desregulación de la venta ejemplares que desde 1945 —primera presidencia de Perón— había quedado en poder del sindicato de canillitas. Ahora podían venderse en supermercados, farmacias y otros locales.[nota 6] [60]

Al poco tiempo de asumir su mandato, la Secretaría de Medios revisó y/o anuló 238 licencias de radio que fueron concedidas por Menem en su último día de presidencia. Pese a las quejas de los adjudicatarios, el decreto había sido «tan desprolijo» que no tuvo mayor resistencia. Dicha secretaría también intentó anular otro decreto del ex presidente que aumentaba de cuatro a veinticuatro la cantidad de licencias de radio y TV disponibles para una sola entidad y que permitía formar las redes de medios que la Ley de Radiodifusión prohibía. Dicho decreto fue hecho para blanquear la expansión irregular del CEI.[61]

Para anularlo, el gobierno preparó un proyecto de reforma de la Ley de Radiodifusión y un «Plan Nacional de Televisión». El COMFER había analizado 11.000 horas de programación de TV en todo el país y concluyó que del total de horas que se ven en el interior, solo el 13% es producido localmente y que repetían el 72% de la programación de Buenos Aires lo que representaba el 90% de los contenidos producidos en todo el país.[61]

Este proyecto establecía el número de repetidoras que cada canal abierto nacional podía tener. Para ese momento Clarín ya había comprado el 85% de Canal 12 de Córdoba y la totalidad de Canal 7 de Bahía Blanca.[62] Jorge Rendo, gerente de Relaciones Externas del Grupo Clarín, dijo que lo que le interesaba al Grupo era ampliar el alcance de Canal 13 ya que el mercado de la publicidad por TV abierta en Argentina era diminuto.[62]

Rendo era el encargado de hablar con el COMFER y la Secretaría de Medios para que el proyecto se aprobara. Un viernes por la tarde llamó a la Secretaría y le dijeron que faltaba el decreto, que lo estaban analizando los abogados del Ministerio de Economía. Unas horas después envió a un comisionista con un decreto preparado por los abogados de Clarín.[62]

Finalmente el gobierno anunció la convocatoria para licitar noventa canales de aire del interior y estableció un nuevo plan de licencias de TV para todo el país. El primer plazo para el llamado, que fue fijado para marzo de 2002, nunca se llegaría a completar.[62]

Durante toda la crisis de 2001 el gobierno contó con apoyo expreso de Clarín. En los meses previos a la renuncia de De la Rúa, Clarín fue acrítico a la toma de deuda a tasas exorbitantes llamado «Blindaje Financiero». Durante la negociación por el Canje de la deuda el diario tituló «Fuerte respaldo de los mercados a Murphy», «Fuerte respaldo de EEUU al plan de ajuste», «De la Rúa: el recorte es la única salida y no es negociable». También tituló: «Quieren un ajuste de 4 mil millones: [...] el proyecto de ajuste tiene que pasar un examen muy difícil, debe ser aprobado por el Congreso, que está dominado por el PJ», «La Argentina pagó y evitó el default», «Presupuesto: el recorte es de 6.000 millones [...] el gobierno de EEUU dice que vería con agrado un acuerdo político para que salga el Presupuesto».[63]

Aunque De la Rúa denunciara una conspiración del Peronismo para quedarse con el poder y de no querer hacer un pacto de gobernabilidad, las causas de su renuncia eran evidentes: recesión, 54% de pobreza a nivel país, 25% de desocupación a nivel país, el corralito impuesto por Domingo Cavallo para salvar los bancos, surgimiento de cuasimonedas, recorte del gasto público en todos los sectores. El apoyo de Clarín y otros medios como La Nación no evitaron que la gente se abocara a las calles y realizara cacerolazos en forma continua bajo el lema «que se vayan todos» los políticos. Finalmente De la Rúa renunció dos años antes de finalizar su mandato.[64]

Adolfo Rodríguez Saá

El 25 de diciembre de 2001, Rodríguez Saá organizó un asado al que asistieron empresarios de la Unión Industrial Argentina. En representación de Clarín asistió Jorge Rendo, Jefe de Relaciones Externas quién quería convencer al Presidente de no devaluar el Peso ya que Clarín tenía por contrato una deuda de 940 millones de dólares que debía pagar en aquella moneda: si se devaluaba, su deuda se multiplicaría por la cantidad que quede fijado el tipo de cambio. Una semana después de haber sido designado por la asamblea legislativa, Rodríguez Saá renunció.[65]

Eduardo Duhalde

La asamblea legislativa nombró Presidente a Eduardo Duhalde el 2 de enero de 2002. Desde el comienzo de su presidencia, contó con el apoyo de Clarín: los cacerolazos y protestas que eran cubiertos por sus canales de televisión y radios durante la presidencia de De la Rúa, pasaron a ser un tema secundario y no aparecían entre las prioridades de su programación, pese a que la cantidad de los mismos no había disminuido.[66]

Ese mismo día el Peso fue devaluado. Según el diario Ámbito Financiero, Clarín influyó en esta decisión del Presidente y que «licuó su deuda en pesos a costa de enviar a millones de argentinos a la pobreza.» Por aquellos días aparecieron en Buenos Aires grafitis con la leyenda «nos mean y Clarín dice que llueve.»[66]

Héctor Magnetto se reunió con el Presidente para solicitarle que modificara la Ley de Concursos y Quiebras. El Grupo Clarín tenía una deuda en dólares millonaria que podía ser reclamada por acreedores internacionales pidiendo la quiebra. La empresa que mayor deuda tenía era Multicanal. El 14 de febrero de 2002 se promulgó parcialmente la Ley 25.563, que establecía entre otras cosas la emergencia productiva y crediticia y suspendía por un plazo de 180 días la totalidad de las ejecuciones judiciales y extrajudiciales. Lo que hacía la Ley 25.563 era suspender la figura del cram down.[nota 7] [67] [68]

Esta Ley tuvo corta vida. El Fondo Monetario Internacional, que luego admitiría su responsabilidad en la crisis argentina, presionó para que se instaurara nuevamente la figura del cram down. El ministro Lenicov renunció y fue sucedido por Roberto Lavagna quien cedió a las presiones internacionales. El gobierno giró al Congreso un proyecto que instauraba nuevamente el cram down a la vez que modificaba varios artículos de la Ley de Concursos y Quiebras. El 15 de mayo de 2002 la Ley 25.589 quedó promulgada.[67] [69]

El Grupo Clarín ideó una nueva Ley de «Preservación de bienes y patrimonios culturales» que establecía, entre otras cosas, que las empresas nacionales que encuadraran en dicha calificación —las empresas periodísticas entre ellas— quedarían exentas del cram down. El lobby de Jorge Rendo hizo que la norma tuviera media sanción en el Senado el 19 de junio de 2002. El tratamiento en Diputados quedó en suspenso debido a que el 26 de junio se produjo la masacre de Avellaneda en la cual la policía bonaerense asesinó a los jóvenes militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, por lo que Duhalde decidió adelantar las elecciones nacionales. La Ley 25.750 de Preservación de bienes y patrimonios culturales, fue aprobada el 18 de junio de 2003, bajo la presidencia de Néstor Kirchner. Se la llamó «Ley Clarín».[nota 8] [70]

En los días posteriores a la masacre, se lo acusó a Clarín de ocultar las fotografías sobre los fusilamientos para no perjudicar al Presidente. Mientras que el diario Página/12 las había publicado, Clarín recién lo hizo dos días después. El titular del diario, luego de los asesinatos, fue el impersonal «La crisis causó dos nuevas muertes». Durante esos meses quedó instalada la idea de que Clarín protegió a Duhalde y que abogó por la devaluación del Peso y la licuación de su deuda. El diario decidió no dar explicaciones ya que según Magnetto sería tomado como una señal de debilidad.[nota 9] [71]

Néstor Kirchner

Según Néstor Kirchner no existe el periodismo independiente, los periodistas no se pueden aislar de la empresa que los emplea. Estas empresas son, según su punto de vista, poseedoras de un enorme poder y actores en este juego de poder, con intereses e ideología. Dichos medios actúan decisivamente en la relación entre los ciudadanos y los políticos. Según Mochkofsky, Kirchner interpretaba cada artículo, título y foto, cada palabra de radio como un ataque o apoyo a su gestión por parte del dueño del medio, con el objetivo de obtener ventajas económicas o políticas.[72]

Opuesto a la relación tensa con el diario La Nación, Néstor Kirchner tenía una relación cercana con Clarín. Según Mochkofsky, todos los presidentes anteriores a él creían en un «sistema de buen trato». Según Alberto Fernández el Grupo Clarín es un sistema absolutamente ensamblado de la noticia, sic: «se desplegaba a la mañana con un artículo en el diario que lo tomaba Magdalena Ruiz Guiñazú en Radio Mitre, pasaba 24 horas seguidas en Canal 13 y TN y, al final de día, analizaba Joaquín Morales Solá en su programa. Te terminaba de aniquilar».[73]

Durante su presidencia, Kirchner tuvo una relación muy cercana con el CEO de Clarín, Héctor Magnetto. Lo conoció durante la campaña electoral de 2003 por consejo del entonces presidente Eduardo Duhalde. Magnetto no tenía opinión formada sobre él y lo refería como «el del sur». Clarín tenía como enemigo político a Carlos Menem quien había intentado destruir el diario durante su segunda presidencia, por lo que apoyó la candidatura de Kirchner cuando todavía tenía un 8% de intención de voto.[nota 10] [74]

Por su parte la entonces primera dama Cristina Kirchner veía con recelo el acercamiento a Clarín. «Ustedes son unos tarados que creen en Clarín» (sic) reprendía a su marido y Alberto Fernández.[75]

Magnetto estaba de acuerdo con Kirchner en dos puntos centrales: la renegociación de la deuda y el control de la calle. Sobre el primero, Clarín, luego de la devaluación del Peso, inició en 2003 la renegociación de su deuda en Dólares de Multicanal y AGEA, por lo que apoyó en 2005 el canje de la deuda externa. Sobre el segundo ítem Magnetto aprobaba la política de no represión de Kirchner mientras dicha coyuntura no fuera muy prolongada. Otro punto que Clarín aprobó fue la renovación de la Corte Suprema de Justicia, eliminando la hasta entonces mayoría automática del menemismo. Según Mochkofsky se puede decir que Kirchner tuvo plena aprobación hasta mediados de su mandato.[nota 11] A su vez el gobierno nacional retribuía otorgando a Clarín las primicias de los actos de gobierno.[76] [77]

Durante los cuatro años y medio de presidencia de Néstor Kirchner, era él mismo quien llamaba a los diarios para protestar por algún titular o nota que aparecía en Clarín. Según Mochkofsky, un alto ejecutivo del diario le dijo «era mucho más insistente, más inmediato» que otros presidentes y políticos.[78]

Aun así la relación con el diario era buena. En noviembre de 2006 el diario Perfil publicó una nota sobre el caso Skanska tema del que Clarín se hizo eco pero que investigó meses después, en marzo de 2007. Lo mismo ocurrió con el caso Antonini Wilson donde Clarín solo reproducía la crónica.[79]

El primer desencuentro público ocurrió en marzo de 2007 cuando la Secretaria de medio ambiente Romina Picolotti, funcionaria dependiente de Alberto Fernández, denunció que la empresa Papel Prensa S.A. contaminaba el río Baradero y fijó un plazo de 180 días para cesar el derrame de efluentes contaminantes. El Grupo Clarín recurrió a la justicia para evitar una gasto de diez millones de dólares a la vez que publicó en julio una investigación en la que decía que la funcionaria hacía gastos desmedidos y realizaba contrataciones injustificadas de parientes.[nota 12] El conflicto finalizó cuando Fernández, que había sido nombrado representante del Estado en el directorio de la empresa, dijo que obligó a los demás socios de la papelera a invertir 8 millones de dólares para evitar la contaminación.[80]

La relación entre Kirchner y Magnetto siguió siendo cordial aunque de mutua desconfianza. El CEO de Clarín le exponía sus críticas y señalaba errores a la vez que le llevaba propuestas al presidente. Los temas más criticados eran la inflación y la protesta callejera que, según él, ya superada la crisis no debía permitirse cualquier manifestación. En contraposición, según Mochkofsky, Magnetto sentía desconfianza de Kirchner ya que recibió la información de que el Presidente tenía pensado adquirir parte del paquete accionario del Grupo. Esto como parte de un supuesto escenario futuro donde Magnetto hubiera fallecido.[nota 13] También según Mochkofsky, Magnetto les dijo a periodistas de su diario que Kirchner reducía todo a una lógica transaccional y que le había dicho «acompáñenme, ustedes van a ser los más ricos de la Argentina».[81]

Héctor Magnetto había proyectado ya desde mediados de los años 90 —cuando en 1994 vendió por 96 millones de dólares el 30 % de Multicanal al CEI— adquirir Cablevisión y Telefónica. Ambos proyectos se vieron frustrados: en el primer caso Eduardo Eurnekián decidió vender el 80 % de Cablevisión, por 750 millones de dólares, al grupo norteamericano TCI, mientras que en el segundo caso no pudo comprar Telefónica cuando el Presidente Menem «usó como instrumento de guerra» al CEI contra Clarín.[82] [83]

En 2005 Cablevisión había restructurado una deuda de 800 millones de dólares y el fondo de inversión norteamericano Liberty que poseía el 50 % de la empresa, estaba dispuesto a venderla. En la operación intervino el socio capitalista David Martínez Guzmán, dueño del fondo de inversión Fintech, quien junto a Clarín compraron además el restante 50 % de la compañía al fondo de inversión norteamericano Hicks, Muse, Tate & Furst. La transferencia se firmó el 28 de septiembre de 2006 por 1.100 millones de dólares que incluía traspaso de activos, intercambio de acciones y pagos en efectivo.[84]

Con esta adquisición, Clarín se convirtió el séptimo proveedor mundial de televisión por cable y la primera de América Latina. Pasó a representar el 47,3 % del mercado nacional (5.700.000 suscriptores) y elevó la facturación del grupo de 2.100 a 3.600 millones de dólares por año, lo que le permitió a cotizar por primera vez en las bolsas de Buenos Aires y Londres.[84]

El detalle de la operación fue informado a la Comisión de Defensa de la Competencia:[84]

«Grupo Clarín S.A. y Fintech Advisory INC. adquieren una cantidad de acciones —adicional a la que ya poseen— por la que resultan titulares, directa e indirectamente de aproximadamente el 60 % y el 40 % respectivamente de las acciones de Cablevisión S.A.; a su vez, Cablevisión S.A. adquiere el 98,54 % de las acciones de Multicanal S.A., el 99,98 % de las acciones de Teledigital Cable S.A.; principalmente en forma indirecta a través de la compra de Hicks, Muse, Tate & Furst —La Argentina Cable Company LCC—, y a través de Multicanal S.A., el 100 % de Primera Red Interactiva de Medios Argentinos (PRIMA) S.A.»

La operación fue denunciada como concentración monopólica por José Sbatella, titular de Comisión de Defensa de la Competencia. Sbatella criticaba dos aspectos: el primero era el origen de los fondos, según él, Fintech era una fachada de Clarín «son ellos mismos». No podía probarlo porque cuando rastreaba el origen de Fintech terminaba en un paraíso fiscal. El segundo aspecto que criticaba era el posible abuso de posición dominante y la aplicación de precios predatorios a la vez que no vedía los derechos de televisación del fútbol. Además se convertía en varias zonas del país en el único proveedor de televisión por cable, lo que hacía perder transparencia al mercado.[nota 14] [85]

Cristina Fernández de Kirchner

Cuando Néstor Kirchner traspasó la banda presidencial a su esposa tenía un 70 % de imagen positiva, la mayor de la historia para un presidente saliente. Cristina Kirchner, que había ganado en primera vuelta con el 45,29 % de los votos positivos, no gozó del crédito inicial que Clarín le dio a todos los presidentes.[86]

Héctor Magnetto, CEO del Grupo, se había opuesto a la candidatura de Cristina Kirchner. Según Mochkofsky y Montenegro, la razón para oponerse era que Cristina aseguraba al Kirchnerismo la continuidad en el tiempo ya que si Kirchner buscaba la reelección se convertiría en un presidente condicionado, con poco poder de negociación debido a la imposibilidad constitucional de tener un tercer mandato consecutivo. Siendo Cristina la candidata, Kirchner podría dedicarse cuatro años a aumentar el consenso dentro del Peronismo y presentarse en 2011 nuevamente, a la vez de ser un respaldo político de peso para la presidente.[87] [88]

El fin de semana inmediato a la asunción de Cristina Kirchner, Clarín publicó una serie de críticas al gobierno, entre ellas la crisis energética, la inflación y la manipulación de los índices oficiales que la medían así como la cercanía a Hugo Chávez.[86]

La imagen positiva del gobierno se redujo de 56 % en enero de 2008 a 26 % en mayo. Clarín, La Nación, Perfil, entre otros, atribuyeron esta caída a la percepción de que los votos le correspondían más a su marido, la percepción de «falta de trabajo y autoridad» ya que mantuvo prácticamente el mismo gabinete de su marido y finalmente los cambios en su aspecto físico: «le daban una apariencia de frivolidad que irritaba especialmente a las mujeres de clase media: la senadora nacional de trajes severos, a lo Hillary Clinton, se había convertido en una primera dama y luego presidente de carteras Louis Vuitton, cintura ceñida, extensiones de cabello y una interminable colección de vestidos, conjuntos y zapatos de diseño. Además siempre hablaba con el dedo levantado, como una maestra, siempre reprendiendo.»[89]

Según el periodista y economista Maximiliano Montenegro, las controversias entre Clarín y el Kirchnerismo tuvieron como disparador la extorsión a la que habría sido sometido el gobierno argentino durante el paro patronal agropecuario de 2008, cuando Clarín pretendía avanzar sobre la prestadora de telefonía e Internet Telecom Argentina para así tener el triple play.[90]

La Comisión de Defensa de la Competencia debía resolver antes que Cristina Kirchner asuma, la fusión de las dos mayores prestadoras del servicio de televisión por cable: Multicanal, de Clarín (hoy fusionada), y Cablevisión. Ambas representaban el 75 % del mercado en el Gran Buenos Aires, 85 % en Santa Fe y el 94 % en Córdoba. Los dueños del Grupo Clarín insistían con que dicha aprobación debía ser un dictamen por unanimidad, es decir, un dictamen único en el que se aprobara sin objeciones. Esto serviría como un escudo ante posibles impugnaciones por parte de otros operadores de cable.[90] [91]

El 7 de diciembre de 2007 la fusión fue aprobada sin la unanimidad exigida por los abogados de Clarín, lo cual no resta legitimidad a la aprobación.[92] Hubo un dictamen favorable de los vocales Humberto Guardia Mendonça y Diego Póvolo.[nota 15] José Sbatella,[nota 16] en cambio, acompañó dicha resolución pero diciendo que era necesario para asegurar la competencia, que Clarín se desprendiera de los derechos de la televisación del fútbol y que vendiera activos en las localidades donde Cablevisión y Multicanal eran las dos únicas prestadoras.[93]

A comienzos de 2008, ya aprobada la fusión, Magnetto —al igual que a mediados de los años 90— vuelve a interesarse en adquirir una empresa de telefonía, esta vez Telecom. Dicha empresa tuvo su paquete accionario dividido entre Telecom Italia (52 %) y France Telecom (48 %) hasta 2003 cuando los franceses venden la totalidad de su participación al grupo argentino Werthein por 165 millones de dólares.[nota 17] [83]

La posibilidad de ingreso de otro socio argentino —Clarín— surgió cuando en mayo de 2007 Telefónica de España (controlante de Telefónica de Argentina) adquirió el 42 % de la empresa italiana Telco poseedora del 12 % de Telecom Italia. Es decir que pasó a tener influencia significativa en Telecom Argentina. La Comisión de Defensa de la Competencia debía determinar si se estaba ante una situación de Monopolio. Como Telecom y Telefónica son las únicas dos empresas de telefonía fija de Argentina se exige que para evitar Monopolio que ambas no estén asociadas.[94]

Los italianos intentaron hacer uso de su derecho a adquirir las acciones de los Werthein, pero el gobierno de Kirchner prohibió temporariamente que Telecom Italia aumente su participación en Argentina y también que vendiera ya que los italianos habían amenazado con irse del país. En ese contexto el Gerente de Relaciones Externas de Clarín, Jorge Rendo, le comunicó al gobierno que el Grupo estaba interesado en comprar parte de Telecom.[94]

Tanto los italianos como el gobierno estaban de acuerdo con el ingreso de Clarín. De parte de Telecom Italia era una forma de «deshacerse» de los Werthein[94] y de parte del gobierno mantener el «sistema de buen trato» con Clarín.[73] Para ese momento Julio De Vido había viajado a Italia para arreglar la operación.

El entonces Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se había opuesto a la operación:[94]

«[...] sería un error político dar tanto poder a un grupo de por sí tan poderoso, con una posición ya dominante en el negocio del cable». Les dijo a Magnetto y Rendo «Yo, razonablemente, tengo que garantizar que Telefónica no tenga intromisión en Telecom, pero ustedes no son el remplazo.»

Iniciado el paro agropecuario patronal el canal Todo Noticias transmitía las 24 horas los cortes de ruta, marchas y cacerolazos en contra del gobierno. Fue así que Néstor Kirchner convoca a Héctor Magnetto a Olivos donde, según Mochkofsky, le dijo:[95]

— NK: Héctor yo necesito tenerlos en esta pelea a ustedes al lado mío. Yo los voy hacer polvo a los del campo y a vos te necesito al lado mío. Si no estás a mi lado, aquí trazo la línea.

— HM: Yo tengo una visión diferente. Este conflicto es absolutamente innecesario. Es una pelea por 2.000 millones de dólares. No amerita un conflicto de esta envergadura. Se arregla con una negociación en 72 horas.

— NK: De ninguna manera. Vos no entendés. Si yo me deshago de estos tipos, no me queda nada en frente.

— HM: Mirá, Néstor, no estás peleando contra cuatro personas, sino contra una base social mucho más amplia, geográfica y etnográficamente. Es una base social enorme. Y ésta es una pelea innecesaria.

— NK: No entendés. Lo tengo que definir políticamente.

— HM: Yo no voy a estar de ese lado. Te estás peleando con la gente, no con la dirigencia.

La ruptura con el gobierno ocurrió cuando los medios de comunicación de Clarín continuaron la cobertura de la protesta con un sesgo «pro campo». Según Montenegro, esta forma de encarar el conflicto fue para «apretar» al gobierno y apurar el negocio.[96] Eran comunes las coberturas de los discursos de Cristina Kirchner en donde se dividía la pantalla y se mostraba al otro lado a dirigentes como Alfredo De Angeli reaccionando en contra de lo que decía la presidente.[nota 18] [95] Según Néstor Kirchner, Magnetto le ofreció total apoyo del multimedio si el gobierno hacía lobby a favor del ingreso de Clarín en Telecom.[97]

Clarín junto con La Nación son los organizadores de Expoagro, la mayor feria del sector. Además el Grupo tiene inversiones directas en negocios agropecuarios.[98]

Según la versión de Clarín, la ruptura con el gobierno es parte de una «venganza» que se originó cuando Magnetto se negó a venderle a Rudy Ulloa —empresario cercano al gobierno— el 30 % del Grupo por 1.000 millones de Dólares.[99]

El 1 de abril de 2008 —durante un acto en Plaza de Mayo— la Presidente marcó el conflicto como de tipo ideológico:[98]

«En estos días de marzo, amigos y amigas, hermanos y hermanas, donde he visto nuevamente el rostro de un pasado que pareciera querer volver. Tal vez muchos no lo recuerden, pero un 24 de febrero de 1976 también hubo un lock out patronal, las mismas organizaciones que hoy se jactan de poder llevar adelante el desabastecimiento del pueblo llamaron también a un lock out patronal allá por febrero del 76. Un mes después, el golpe más terrible, la tragedia más terrible que hemos tenido los argentinos. Esta vez no han venido acompañados de tanques, esta vez han sido acompañados por algunos generales multimediáticos que además de apoyar el lock out al pueblo, han hecho lock out a la información, cambiando, tergiversando, mostrando una sola cara».

El conflicto con las patronales agropecuarias —que se extendió por 129 días— finalizó cuando el vicepresidente Julio Cobos votó en contra del proyecto y la resolución fue derogada. Fue a partir de dicho conflicto en que la sociedad se polarizó —a favor y en contra— del gobierno y de la figura presidencial como hacía sesenta años no ocurría. A partir de dicho año se volvieron comunes discusiones «furibundas» en los ámbitos familiares y laborales sobre los pro y contra del Kirchnerismo.[100]

Luego del conflicto, hubo al menos una reunión más entre Néstor Kirchner y Héctor Magnetto. Kirchner tenía la intención de calmar los ánimos ya que la perspectiva para la elección de medio término de 2009 no era buena. Según Mochkofsky, un alto ejecutivo de Clarín le dijo que en dicha reunión Kirchner le ofreció nuevamente al Grupo ingresar a Telecom pero con la condición de que tener apoyo mediático. Magnetto le contestó que estaban interesados pero no podían aceptar condicionamientos. También según Mochkofsky lo que Magnetto no quería aceptar era tener como socio a Ernesto Gutiérrez Conte, identificado como un «empresario K».[101]

Durante toda la campaña electoral para las legislativas de 2009, Clarín se alineó políticamente con la oposición y promovió candidatos como Eduardo Duhalde, Elisa Carrió y Francisco de Narváez.

En dichas elecciones el Kirchnerismo perdió en casi todos los distritos del país, inclusive Santa Cruz. El propio Néstor Kirchner quedó segundo en la Provincia de Buenos Aires, clave en la conducción del país. También el gobierno perdió el control de ambas cámaras.[101] Los periodistas de Clarín hablaban del final del Kirchnerismo y llegaban a poner en duda si la Presidente podría terminar su mandato. A partir de entonces no volvería haber un acercamiento entre Clarín y el gobierno.

Kirchner buscó otros socios argentinos para Telecom. Finalmente no fue vendida y Telecom Italia compró el 10% de las acciones de los Werthein.[102]

El conflicto con Clarín continuó en distintos ámbitos de los medios de comunicación y pasó a referirse a distintos aspectos de la vida nacional como la cultura, la economía y la política. El gobierno —que hasta ese momento había dado escasa réplica a los dichos de Clarín— creó en marzo de 2009 el programa televisivo 6, 7, 8 en donde se comenzó a criticar a la oposición política y al Grupo. Surge entonces el «periodismo militante» tanto de un lado como del otro.[103]

Aún antes de la ruptura, Kirchner le había manifestado a Magnetto la intención de sancionar una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que remplazara a la Ley de Radiodifusión de la dictadura. El interventor del Comité Federal de Radiodifusión Gabriel Mariotto la calificó como «la madre de todas las batallas».[102]

La sanción de una nueva ley de medios audiovisuales que remplazara la sancionada por la dictadura, era una discusión pendiente desde el regreso de la democracia. La Ley 22.285 desde su sanción en 1980 recibió 207 modificaciones pero ningún Presidente había logrado que se discutiera una nueva.[104]

El gobierno había discutido y consensuado el proyecto de Ley con distintos sectores como artistas, empresarios de medios, intelectuales, periodistas, personalidades de la cultura, la educación y la literatura. «Son cerca de 800», calculó un artículo del propio Clarín, que el gobierno había «ganado» para su lado.[nota 19] [104]

Durante el paro patronal agropecuario estos intelectuales vieron resurgir la Argentina clasista y antiperonista. Durante el conflicto publicaron la primera Carta Abierta en la que criticaban la cobertura que algunos medios, entre ellos el Grupo Clarín:[104]

«Gestan la distorsión de lo que ocurre, difunden el prejuicio y el racismo más silvestre y espontáneo, sin la responsabilidad por explicar, por informar adecuadamente.»

El gobierno había ganado para sí también el apoyo de sectores que habían visto al Grupo concentrar un poder «excesivo» y estaban de acuerdo con recortarlo, entre ellos los sectores alfonsinistas del Radicalismo.[104] Al respecto Leopoldo Moreau dijo sobre el proyecto del radicalismo:[105]

[...] no hubo ley de radiodifusión, que era mucho más restrictiva que la actual Ley de Servicios Audiovisuales. Creo que la actual Ley establece un tope de 24 licencias, nosotros establecíamos un tope de 4 licencias. Entonces no hubo Ley y apenas Menem se hace del gobierno, se vota la llamada Ley de Reforma del Estado, y en esa Ley de Reforma del Estado se contrabandea la derogación del 45, es decir, ocurrió lo que preveíamos que iba ocurrir.[nota 20]

Como había hecho con Alfonsín, Clarín se opuso con todos sus recursos a la aprobación de la Ley: sus diarios, sus canales, sus radios, la denuncia en foros nacionales e internacionales, lobby en el Congreso y la Justicia.[106] Afirmó que se trataba de una «ley mordaza» y la llamó «ley de medios K».

Mientras que según el gobierno la ley sirve para pluralizar los medios de comunicación y las opiniones y desconcentrar el poder de los grupos más grandes del país al dividir el espectro radioléctrico en tres tercios: el Estado, los privados y «otros» (entidades sin fines de lucro, asociaciones civiles, radios comunitarias, etc.), para Clarín el objetivo de la ley es darle a un «gobierno autocrático» el control total sobre la información y la opinión.[106]

La Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual fue sancionada la madrugada del 10 de octubre de 2009 y promulgada ese mismo día. A las pocas semanas el Grupo Clarín obtuvo una medida cautelar que suspendió la aplicación solo para Clarín de los artículos 45 y 161 hasta que se resolviera si —como decía el Grupo— los mismos eran inconstitucionales.[106]

Según Clarín el artículo 45 que fija los límites de la multiplicidad de licencias «favorece a los medios oficiales y oficialistas y ahoga a los independientes para afectar su libertad de expresión haciéndolos depender del dinero del Estado». Mientras que el artículo 161 que fija los plazos de desinversión para aquellas empresas que no cumplan con la Ley «Desconoce las licencias de radio y televisión que el mismo Estado otorgó, cancelándolas mucho antes de su vencimiento. Así, calla a los medios que no puede controlar. Y viola numerosos derechos constitucionales, empezando por la libertad de expresión[107]

Durante una de las audiencias por la Ley, Osvaldo Papaleo ex cuñado de David Graiver denunció que la empresa Papel Prensa S.A. le fue arrancada a la familia bajo tortura. La justicia argentina investiga desde 2010 la supuesta compra ilícita de dicha empresa por parte de Clarín, La Nación y La Razón supuestamente convalidada por la dictadura a cambio de no mencionar en sus medios los crímenes de lesa humanidad, o presentándolos como cruces entre delincuentes y las fuerzas de seguridad.[23] [108]

Para Clarín y La Nación no había dudas de que detrás de esta «versión revisada» de la historia estaba el Gobierno y que el objetivo del mismo era meter preso a Héctor Magnetto y tal vez a Bartolomé Mitre (IV). Ambos diarios armaron la defensa, pusieron un equipo de investigación interno y prepararon una respuesta para refutar cada dicho de Lidia Papaleo y los Graiver y contrataron como vocero público a José Ignacio López, hecho inédito en el periodismo argentino.[109]

Guillermo Moreno preparó un equipo de investigación que redactó un informe de más de 200 fojas en base a decenas de miles de páginas de expedientes judiciales, viejas investigaciones, artículos periodísticos, documentos oficiales y privados. El informe —presentado por la Presidente en agosto de 2010 con el nombre de «Papel Prensa La Verdad»— está destinado a probar que la adquisición de la empresa fue tanto un delito económico como un delito de lesa humanidad.[109] [110]

La Presidente anunció durante la presentación del informe que enviaría al Congreso —que el Kirchnerismo no controlaba— un proyecto de Ley para convertir la producción y venta de papel de diario en actividades «de interés nacional». Según el gobierno la empresa Papel Prensa S.A. es una empresa monopólica integrada verticalmente que va desde la materia prima hasta el insumo básico.[111]

Durante las siguientes semanas el caso Papel Prensa llenó las tapas de los diarios y los titulares de los noticieros. El Grupo Clarín insistía que el gobierno quería controlar la prensa escrita al manejar la dotación de papel. La investigación se centraba en determinar si la empresa fue adquirida a precio vil utilizando la tortura o se pagó un precio justo. Además se acusaba al gobierno militar de «elegir» a Clarín, La Nación y La Razón como compradores. Según Clarín, la familia Graiver estaba amenazada por los Montoneros a causa de la deuda que contrajo David Graiver y decía que la familia fue secuestrada por la dictadura en marzo de 1977 mientras que la compra se negoció en noviembre de 1976.[112]

Según Lidia Papaleo el propio Magnetto la había amenazado durante la negociación, hecho negado por la hija de Papaleo, María Sol Graiver y por Isidoro Graiver, hermano de David, para quienes la operación fue justa. Papaleo contestó que no se hablaba hacía tres años con su hija, que estaba enfrentada a su ex cuñado y que la «compra de voluntades» podía explicar su posición. Según Julio Saguier (hijo) —Presidente del directorio de La Nación— Papaleo recibía dádivas del gobierno para atacar a Clarín y La Nación.[113]

El Gobierno acusó a Papel Prensa de vender papel a un precio por debajo del costo a Clarín y La Nación, es decir, subsidiaba a los diarios. Asimismo vendía a precio de mercado a los demás diarios. La Administración Federal de Ingresos Públicos en varias oportunidades fiscalizó todas las cuentas del Grupo. Asimismo la Comisión Nacional de Valores intimó a Papel Prensa a presentar sus estados contables. Según Clarín la CNV actuó de manera «selectiva» con Papel Prensa.[114]

En diciembre de 2011 se aprobó la Ley 26.736 que declara interés público la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y papel para diarios y somete el mismo al control estatal.[115] Asimismo ningún diario denunció haber sido objeto de censura por parte del Gobierno.

En 2010 también volvió a debatirse la Causa Ernestina Herrera de Noble sobre sustracción de bebés referida a la adopción de sus hijos Marcela y Felipe en la cual luego de una extensa tramitación entregaron una muestra de sangre que fue comparada con la totalidad de los datos obrantes en el Banco Nacional de Datos Genéticos sobre personas desaparecidas, con resultado negativo.[nota 21]

José Sbatella, ahora en la Unidad de Información Financiera, comenzó a investigar a Clarín por lavado de dinero luego de que Hernán Arbizu —quien manejó las cuentas del Grupo y sus accionistas desde Nueva York— dijera que Clarín había falseado el valor de sus acciones al salir a la Bolsa. Según Arbizu se habían vendido a un precio inflado a las AFJP e inmediatamente su valor cayó de entre $35 y $28 a $9,25, lo que constituía una estafa a los jubilados. Clarín negó «una maniobra» y centró su respuesta en la credibilidad de Arbizu.[nota 22] [114]

Sbatella también comenzó a investigar a los directivos José Antonio Aranda y Lucio Pagliaro por el incremento en sus fortunas personales que consideró «desmesurado». Ambos directivos denunciaron ser objeto de acoso por parte del gobierno.[114]

A partir de 2009 se había iniciado lo que el Kirchnerismo llamó «la batalla cultural» contra Clarín. Según este punto de vista Clarín es un grupo económico de poder concentrado que miente para obtener más poder.[116] A partir de la aparición del programa televisivo 6, 7, 8 los cruces públicos entre el Grupo y el Gobierno se hicieron más notorios.

El 11 de agosto de ese año el gobierno hizo un acuerdo con la AFA para que la televisación del fútbol sea libre nuevamente. Ese contrato dio origen a los programas Fútbol para todos y Deporte para todos. El Estado pagaría alrededor de 600 millones de pesos anuales, 123 % más caro que los 268 millones que pagaba Clarín. El Grupo le ganó un juicio a la AFA que fijó una pérdida —por rescindir el contrato— de 12 millones de pesos por día, alrededor de 2.280 millones por año.[102] Según Magnetto el «objetivo» de codificar la televisación del fútbol es que pague el que quiera ver. Según el Estado Nacional el nuevo contrato volvía el estado de cosas a su situación natural —como había dicho Sbatella en su resolución durante la fusión Cablevisión Multicanal— y que el fútbol es parte de la cultura nacional y no se puede privar a aquellos que no pueden pagar un abono.

El 19 de agosto de 2010 Julio de Vido anunció que se cancelaba la licencia de la prestadora de Internet Fibertel. Según el gobierno como la firma había sido absorbida en 2003 por Cablevisión, la misma no existía más y como «las licencias no se transfieren automáticamente» Cablevisión estaba usurpando una licencia. «Fibertel no existe más» —dijo— era solo un nombre de fantasía. Según el Grupo Clarín se trató de «un nuevo» ataque contra la libertad de expresión y «una nueva» embestida contra Clarín.[117]

El gobierno fijó un plazo de 90 días de gracia para que los usuarios migraran hacia otros proveedores en forma gratuita. El Grupo Clarín respondió ofreciendo rebajas a sus clientes. Actualmente Fibertel sigue operando con otras licencias del Grupo y mantiene un juicio contra el Estado.[117]

El retrato de país que se comenzó a transmitir a partir de la asunción de Cristina Kirchner cambió de presentar un país en crecimiento, que había salido exitosamente de la crisis, a otro en el que la presidente planeaba «Una profunda reforma del Estado» en donde se «Lanzan créditos para sostener el consumo» y donde el diario dice que se «Esperan señales de acercamiento a los Estados Unidos».[118]

Luego del paro agropecuario patronal de 2008, los titulares de Todo Noticias y el diario comenzaron a ser foco de críticas de todos los días: «Cristina necesita más plata y lanzan otra moratoria» o «Beneficia a más aliados del poder la obra pública». Se comenzó a acusar al gobierno de «autoritario», «monárquico» y «absolutista» y de que «El equilibrio de la democracia está en juego», es decir un país del que no puede decirse nada bueno.[118]

Según Mochkofsky en Clarín «casi sin excepción, las noticias que involucraban al gobierno eran negativas, a veces al punto del absurdo».[nota 23] [119] En una conversación entre Sebastián Wainraich y Ernesto Tenembaum, el primero dijo «vos abrís Clarín y desde la primera hasta la última página ves noticias negativas y decís estamos en una situación...» a lo que Tenenbaum, trabajador del Grupo, contestó «eso no te lo voy a defender».

Según el Grupo Clarín, en su trabajo defienden la libertad de expresión enfrentando a un gobierno que los perjudica. Desde el Kirchnerismo se acusa a Clarín de atacar al gobierno como presión para obtener más negocios, evitar la aplicación de la Ley de Medios y también debido al dinero que el Grupo perdió con la estatización de los fondos de las AFJP y la televisación del fútbol.

Sobre la cuestión judicial de la Ley de medios audiovisuales, durante cuatro años (excepto por el lunes 17 de diciembre de 2012) la aplicación de la misma, en los artículos cuestionados por Clarín (41, 45, 48 y 161), estuvo suspendida judicialmente. Después de dos fallos favorables (Primera instancia y Procuradoría General) y uno en contra (Cámara de apelaciones) la causa fue tomada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que dictaminó el martes 30 de octubre de 2013 con seis votos a favor y uno en contra, la constitucionalidad general de la Ley. Asimismo el máximo tribunal no emitió opinión sobre la calidad de la ley a la vez que realizó una serie de recomendaciones a la Autoridad de aplicación.[120]

Asimismo el voto de mayoría de la Corte declaró vencidos todos los plazos de la Ley por lo que el Estado debe proceder a vender los activos que exceden los topes e indemnizar al Grupo. La autoridad de aplicación puede decidir otorgar prórroga para que Clarín presente un plan de adecuación voluntario ya que el socio minoritario de Cablevisión —Fintech— sí presentó el suyo, por lo que según Martín Sabbatella existe un resquicio por el que puede darse un plazo extraordinario.

Desde el punto de vista de los efectos del enfrentamiento, Clarín disminuyó la circulación de sus diarios a la vez que perdió varios negocios, la publicidad oficial así como la credibilidad automática o «per se» que tenía. El gobierno por su parte perdió el consenso de las clases medias y altas urbanas.

Participación en medios

El Grupo Clarín es dueño o tiene acciones en diversos medios de comunicación y otras empresas[121]

Gráfica, Publicación e impresión

Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
AGEA Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Editorial Prensa Gráfica Diarios Clarín, Olé, Muy, revistas Viva, Tiki Tiki, Elle, Rural, Genios, Guía para Padres, Jardín de Genios, Casas y Pisos 100 % Sitio web
Editorial La Razón S.A. Editorial Prensa Gráfica Diario Gratuito La Razón 75 % a través de AGEA Sitio Web
FyEA Ferias y Exposiciones Argentinas S.A.[122] Organización de Eventos y Ferias ExpoAgro, Expo Argentina Educativa, Caminos y Sabores 100 % a través de AGEA Sitio Web
Oportunidades S.A. Gestión de receptorías zonales del Diario Clarín. Publicación de Clasificados Clarín Clasificados 100 % a través de AGEA
Tinta Fresca S.A. Editorial de libros y manuales escolares Manuales de matemática "Matimática",[123] libro de inglés "Yes!" 100% a través de AGEA Sitio Web
AGR Artes Gráficas Rioplatense S.A. Planta impresora de revistas, libros y folletos Revista Viva, Revista Genios, Revista Jardín de Genios, Revista Elle, Ellen Novias y Elle Deco 100% a través de AGEA Sitio Web
Editora de Revistas S.A. Editorial de Revistas Revista Elle, Elle Novias, Elle Deco 100% a través de AGEA
Unir S.A. Servicios de recepción, clasificación, programación, transporte, y distribución de correspondencia en todo el País, en todas sus variantes de productos. Correo Privado 100 % a través de AGR Sitio Web
Impripost S.A. Gestión y Logística de Documentos 50 % a través de AGR Sitio Web
Clarín Global S.A. - AGEA Digital Administra los sitios webs del grupo Clarín.com, Diario Olé, La Razón, Tipete.com, titear.com, Buscador Clarín, Revista Ñ, Suplemento Sí!, Zonales, IEco, ARQ, Genios, Clasificados Clarín, Empleos Clarín Inmuebles Clarín, DeAutos, Argenprop,BuscaInmueble, ViaResto, Bien Casero, Entre Mujeres, LibroCity 100% a través de AGEA Sitio Web
CIMECO Compañía Inversora de Medios de Comunicación S.A. Editora de diarios y revistas del interior del país Papel Prensa S. A., Diarios Los Andes, La Voz del Interior, Revista Rumbos 100 % Sitio Web
Comercializadora de Medios del Interior SA Comercialización de publicidades para diarios. 10% (AGEA) 1% (CIMECO) 89% (LA VOZ DEL INTERIOR)
Diario Los Andes Hnos. Calle S.A. Diario de la provincia de Mendoza Diario Los Andes 80 % a través de CIMECO Sitio Web
La Voz del Interior S.A. Diario de la provincia de Córdoba La Voz del Interior 81 % a través de CIMECO Sitio Web
ADI SA Comercialización de publicidades para diarios. 25% (LA VOZ DEL INTERIOR)
Agencia DyN Agendia de noticias DyN Diarios y Noticias 25,6 % (CIMECO) Sitio Web
Papel Prensa S. A. Productora de papel de diario Principal proveedor de materia prima: papel prensa, papel de diario 37 % a través de AGEA y 12 % a través de CIMECO Sitio Web

Servicios de televisión por cable o satélite e Internet

Empresa Descripción Productos Participación
CableVisión S.A. Proveedora de televisión por cable e internet Cablevisión, Fibertel, Fibercorp 100%
LCC (La Capital Cable) Cableoperador de la costa atlántica Canales locales como Canal 10 Necochea y Canal 11 Miramar, aunque tiene presencia también en Mar Del Plata 50% (a través de Multicanal/Cablevisión)
Primera Red Interactiva de Medios Argentino (Prima) S.A. Proveedor de Internet Datamarkets (Servicio de Banda Ancha Empresas), Ciudad (Servicio de DialUp), Flash (Servicio de Banda Ancha/Fusionado con FiberTel), Fullzero (Servicio de Internet Free). 97% (Multicanal), 3% (Cablevisión)
Vontel S.A. Empresa de telefonía digital sobre IP para empresas y hogares. Vontel, Telefonía IP empresas y hogares mediante software SoftPhone. 100%

Licencias de televisión por cable

Empresa Descripción Participación
ABC Visión Satelital S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Adelia María Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Alcorta Cable Hogar S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Almirante Brown Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Antena Comunitaria Tv Cosquín S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Antena Comunitaria Villa Carlos Paz S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Aqua Electrónica S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Ayacucho Televisora S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Azul Tv canal 2 S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Buena Imagen S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Cañada Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Conexión Rosario S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Espacio del Buen Ayre S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Imagen Casilda S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Ríos de los Deltas S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Tm. Laprida S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Total S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Video Laguna Paiva S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Video S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Visión Du Ke S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cableimagen S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablemundó S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablepost S. A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Balcarce S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Color San Francisco S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Corrientes S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión del Comahue S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Federal S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Firmat S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Galvez S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Las Perdices S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Lobos S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablevisión Sur S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cablex S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Canaco S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Canal 3 - 9 de Julio S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Canal 3 Chacabuco S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Carcts Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Casaro Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Catelvi S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
CCTV S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
CCTV Video Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cele Video Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Centro Oeste Cablevisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cerri Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cerrovisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Chaco Tv Cable SRL Proveedor de televisión por cable 100 %
Chos Malal Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Circuito Cablevisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Ciudad del Encuentro S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Codicable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Confort 2001 Saifele Ville S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Construred S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Dardo Rocha Cable Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Delta Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Desu Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Difusora Argentina S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Difusora S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Doce Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Ecasur S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Empbitel S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Empresa Argentina de Televisión por Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Enlaces S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Fernando Gómez Radio Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Galavisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Galvez Visión Color .S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Holding Teledigital Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Imagen General Cabrera S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Integracable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Intercable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Inversora TV Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
IVC S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
K.T.V. S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
La Dulce TV Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Laboulaye Televisora Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Lanús Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Las Heras Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Libres Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Lomaxcable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Lujan TV S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Mandeville Argentina S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Mercedes Cable Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Misiones Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Montevisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Multicable Rafaela S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Multicable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Multicanal S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Multiregion S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Multivisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Obera Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Oeste Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Optel S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Orbe Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Organización Teledifusora Privada S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Palacios y Gutiérrez Producciones S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Pampa TV S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Parana Televisión por Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Patagonia Televisora Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Pehuajó T.V. Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Pergamino Video Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Pilar Televisora Color Satelital S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Platavisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Productora Bragado S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Productora Mercedes Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Productora T.V. Bragado S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Proyectos de Televisión-Comunitaria S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Quimelén S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
QVC S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Radio Satel S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Ramallo Sistema Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Ranchos Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
RCC S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Revico S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Río Cable TV S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Rio Cablevisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Río de la plata Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Rojas Televisión Comunitaria S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
San Carlos Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Sanco TV Cable Sur S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Sanfercable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Santa Clara de Asís S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
SCA S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
SCV S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Servicab S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Servicios Regionales S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Sibateco S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Sistema Regional de Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Sistema Televisión Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Suárez Video S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Súper Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
T.C. 4 S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Te. Ve. Co. S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tecno Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tel Co S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tele Cable Norte s.a Proveedor de televisión por cable 100 %
Tele Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tele Me S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tele Radio Carlos Casares S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telebel S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telebolibar S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telecable Lanús S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telecable Navarro S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telecable Pérez S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teledelta S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teledifusora del Sud Este S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teledifusora Olavarria S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teledifusora S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teledigital Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telelobos Videocable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telemundo S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telesat Córdoba S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teleservicio Satelital S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Telesur Teledifusora Río Cuarto S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Comunitaria S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Ensenada S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Integral S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Misionera S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión por Cable Jesús María S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión por Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Privada S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Rauch S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisión Rosario S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora Belgrano S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora Capitán Sarmiento S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora La Plata S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora Roque Pérez S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora Saladillo S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora San José S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televisora La Plata S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Televox Video Cable S.A., Proveedor de televisión por cable 100 %
Telymed S.A. Comercial y de servicios Proveedor de televisión por cable 100 %
Teve Cable San Francisco S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Teve General Pico S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tevemundo S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Tigre Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Timón Cable S.A., Proveedor de televisión por cable 100 %
Transvisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Trenque Lauquen Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
TV Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
TV Imagen S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
TV Interactiva S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Ultravisión Teledifusora Río Tercero s.a Proveedor de televisión por cable 100 %
Unidad TV Canal 5 Dolores S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Vart Hogar S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable 6 S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Color totoras S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Comunicación S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable del Plata S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Norte S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Oeste S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Repetidora S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable San Fernando S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable San Vicente S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Sirece S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Cable Sur S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Emisión Reservada S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Este S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Visión Claypole S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Video Visión San Justo S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Videomar S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Vidycom S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Villa Allende Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Villa Constitución Cable Señal S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Villegas Televisora Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Visión 2000 Televisión por Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Visión Comunicaciones S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Visión del Litoral S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Vista Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Fuente Exp. 2005-COMFER-2008

Licencias de televisión por cable

Desistidas mediante Exp. N.° 21788/08

Empresa Descripción Zona de Influencia Participación
Alfaro, Carlos Oscar S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
ABC Visión Satelital S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Almirante Brown Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Buena Imagen S.A. Proveedor de televisión por cable 100 %
Cable Conexión Rosario S.A. Proveedor de televisión por cable Rosario, Santa Fe 100 %
Cable Espacio del Buen Ayre S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Imagen Casilda S.A. Proveedor de televisión por cable Casilda, Santa Fe 100%
Cable Video S.A. Proveedor de televisión por cable Paraná, Entre Ríos 100%
Cablevisión Corrientes S.A. Proveedor de televisión por cable Corrientes Capital, Corrientes 100%
Cablevisión Sur S.A. Proveedor de televisión por cable Rosario, Santa Fe 100%
CCTV S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Cele Video Color S.A. Proveedor de televisión por cable Ciudad Autónoma de Buenos Aires 100%
Chaco TV Cable S.R.L. Proveedor de televisión por cable Resistencia, Chaco 100%
Codicable S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Dardo Rocha Cable Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Delta Cable S.A. Proveedor de televisión por cable Tigre, Provincia de Buenos Aires 100%
Ecasur S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Intercable S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
IVC S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Lanús Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable Lanús, Provincia de Buenos Aires 100%
Moreno Televisora Color S.A. Proveedor de televisión por cable Moreno, Provincia de Buenos Aires 100%
Pilar Televisora Color Satelital S.A. Proveedor de televisión por cable Pilar, Provincia de Buenos Aires 100%
Platavisión S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Productora Mercedes Televisión S.A. Proveedor de televisión por cable Mercedes, Provincia de Buenos Aires 100%
Proyectos de Televisión Comunitaria S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
QVC Quilmes Video Cable S.A. Proveedor de televisión por cable Quilmes, Provincia de Buenos Aires 100%
Río de la Plata Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
San Lorenzo TV Cable S.A. Proveedor de televisión por cable San Lorenzo, Santa Fe 100%
Sanfercable S.A. Proveedor de televisión por cable San Fernando, Provincia de Buenos Aires 100%
Tecno Visión S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Tele Cable Norte S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Tele Me S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Telecable Lanús S.A. Proveedor de televisión por cable Lanús, Provincia de Buenos Aires 100%
Telesur Teledifusora Río Cuarto S.A. Proveedor de televisión por cable Río Cuarto, Provincia de Córdoba 100%
Televisión por Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Teve Cable San Francisco S.A. Proveedor de televisión por cable San Francisco, Provincia de Córdoba 100%
Tigre Cable Color S.A. Proveedor de televisión por cable Tigre, Provincia de Buenos Aires 100%
Tv Cable S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Video Cable 6 S.A. Proveedor de televisión por cable Santa Fe Capital, Santa Fe 100%
Video Cable Norte S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Video Cable Sirece S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Video Cable Sur S.A. Proveedor de televisión por cable Avellaneda, Provincia de Buenos Aires 100%
Video Emisión Reservada S.A. Proveedor de televisión por cable Avellaneda, Provincia de Buenos Aires 100%
Video Visión Claypole S.A. Proveedor de televisión por cable Claypole, Provincia de Buenos Aires 100%
Videomar S.A. Proveedor de televisión por cable 100%
Vidycom S.A. Proveedor de televisión por cable Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires 100%
Vista Visión S.A. Proveedor de televisión por cable Córdoba Capital, Provincia de Córdoba 100%

Radio y televisión - Adecuación Ley de Medios

Unidad de Negocios I
Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
Artear Arte Radiotelevisivo Argentino S.A. Productora y Realizadora de Señales de Televisión - Canal de televisión abierta de la ciudad de Buenos Aires. El Trece, Todo Noticias 96,94% (Grupo Clarín)
2,24% (AGEA)[124]
Artear, El Trece, TN
Telecor S.A. Productora y Realizadora de Señales de Televisión - Canal de televisión abierta de la ciudad de Córdoba, Provincia de Córdoba. El Doce Córdoba 85,20 % a través de Artear Sitio Web
Bariloche TV S.A. Productora y Realizadora de Señales de Televisión - Canal de televisión abierta de la ciudad de Bariloche, Provincia de Río Negro. El Seis Bariloche. 100 % a través de Artear Sitio Web
Radio Mitre S.A. Productora y Realizadora de Señales Radiofónicas. Radio Mitre AM 790 Khz y sus repetidoras; La 100 FM 99.9 MHz y sus repetidoras; Mitre Córdoba AM 810 y sus repetidoras; Mía FM 104.1 MHz; FM 102.9 MHz Córdoba y Mitre Mendoza FM 100.3 MHz. 100 % Radio Mitre, La 100, Mitre Córdoba, Mía FM
CPPP Cadena País Producciones Publicitarias S.A. Comercialización de Programación y Publicidad Radial. Publicidad Radial. Administra la red de repetidoras en el interior del país Radio Mitre AM 95 % a través de Radio Mitre
FPP Frecuencia Producciones Publicitarias S.A. Comercialización de Programación y Publicidad Radial. Publicidad Radial. Administra la red de repetidoras en el interior del país de La 100 95 % a través de Radio Mitre
Cablevisión Escindida 1 Licencias de explotación de televisión por vínculo físico. 24 licencias en ciudades en donde no existe incompatibilidad con la TV abierta. 100 % Sitio Web
Pol-ka Producciones S.A. Productora de contenidos televisivos. Se especializa en ficción. Actualmente en el Aire: Mis Amigos de Siempre, Farsantes. Otros productos: Poliladron, Campeones, Mujeres asesinas, Son Amores, Valientes. 55 % a través de Artear Sitio Web
Patagonik Film Group S.A. Productora de contenidos cinematográficos. Cenizas del Paraíso, El hijo de la novia, Nueve reinas 50% a través de Artear Sitio Web
Unidad de Negocios II
Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
Cablevisión Proveedora de televisión y servicios de internet. Cablevisión, Fibertel, Fibercorp, Metro 60% a través de Grupo Clarín Sitio Web
Metro Canal de producción local para la ciudad de Buenos Aires. Metro 100% a través de Cablevisión Sitio Web
Cablevisión Continuadora Licencias de explotación de televisión por vínculo físico. 24 licencias de televisión 100% a través de Cablevisión Sitio Web
Unidad de Negocios III
Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
Cablevisión Escindida II Licencias de explotación de televisión por vínculo físico. 20 licencias de televisión 100% a través de Cablevisión Sitio Web
Unidad de Negocios IV - A consideración de AFSCA
Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
Artear Negocios ó Comercializadora Artear Interior Productora y Comercializadora de señales y Publicidad de televisión por cable. El Trece Satelital, Volver, Magazine, Quiero Música en mi Idioma, Metro (distribución), Canal Rural (distribución) y TangoCity 100% Sitio Web, Volver, Magazine, Sitio Web, Sitio Web, Sitio Web
IESA Inversora de Eventos S.A. Productora y Comercializadora de señales - Publicidad en televisión por suscripción. TyC Sports, TyC Sports Señal Alternativa, Carburando 100 % TyC Sports, Carburando
TRISA Tele Red Imagen S.A. Productora y Comercializadora de señales - Publicidad en televisión por suscripción. TyC Sports, TyC Sports Internacional 50 % a través de IESA Sitio Web
TSC Televisión Satelital Codificada S.A. Productora y Comercializadora de señales - Publicidad en televisión por suscripción. TyC Sports Señal Alternativa (antes TyC Max) 50 % a través de IESA Sitio Web
Auto Sports S.A. Productora y Comercializadora de programas deportivos automovilísticos - Publicidad en televisión por suscripción. Carburando, MundoShow TV, MundoShow, TC Marketing 100 % a través de IESA Sitio Web
Canal Rural Satelital S.A. Productora de señales de televisión por suscripción - Publicidad en televisión por suscripción. Canal Rural 25 % Sitio Web
Unidad de Negocios V
Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
Radios del Interior Productora de señales de televisión por cable. FM Tucumán; Bariloche FM 103.1 MHz. Radio Seis, Bahia Blanca, y Santa Fe 100% Sitio Web
Unidad de Negocios VI - A consideración de AFSCA
Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
Teledifusora Bahiense S.A. Productora y Realizadora de Señales de Televisión - Canal de televisión abierta de la ciudad de Bahia Blanca, Provincia de Buenos Aires Canal Siete Bahia Blanca 100 % Sitio Web
Cuyo Televisión S.A. Productora y Realizadora de Señales de Televisión - Canal de televisión abierta de la ciudad de Mendoza, Provincia de Mendoza Canal 9 Televida Mendoza 9 % Sitio Web

Contenido Web

Empresa Descripción Productos Participación Sitio Web
CMD Compañia de Medios Digitales S.A. Productora y Realizadora de Contenidos Web CienRadios, Ciudad.com, Confronte, I-Avisos, Imagena, MasOportunidades.com, Mublet, Guía Clarín, Shop1, TangoCity, TodaPasión, Ubbi, ViaRosario.com, VxV, Yuisy, Mr. Sale 84.6 % Sitio Web
Tecnología Digital S.A. Productora y Realizadora de Contenidos Web Club Cupon 95 % Sitio Web
Interwa S.A. Productora y Realizadora de Contenidos Web InterPatagonia, Welcome Argentina, Welcome Uruguay, Welcome Chile, Welcome Hoteles 80 % a través de CMD Sitio Web
Clawi S.A. Productora y Realizadora de Contenidos Web Mundo Gaturro, Picapon, Gaturro, Gaturro Web Toons, Gatucine, 51 % a través de CMD Sitio Web
QB9 S.A. Productora, Realizadora y Diseñadora de Juegos en línea Yuisy 95 % a través de CMD Sitio Web

Otros

Empresa Descripción Productos Participación
GC Gestión Compartida SA Tercerización de procesos. Opera las áreas de Administración y Finanzas, Abastecimiento, Recursos Humanos, Sistemas y Servicios Generales. 100%

Crítica

Censura

La Voz del Interior

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren) denunció la censura de que fue objeto Enrique Lacolla, en La Voz del Interior, medio perteneciente al Grupo Clarín, que fue desafectado por escribir una nota titulada "la sedición del "campo"", en el que puntualizaba la actitud de los agroexportadores y su intento de sedición. al respecto el sidicato emitió un comunicado que expresó:[125]

"El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba denuncia y repudia un episodio de censura que resulta ejemplificador acerca de cómo los trabajadores de prensa y el derecho a la información de la ciudadanía han estado entre las principales víctimas del fuego cruzado de las últimas semanas entre los dueños del Estado, los dueños del campo y los dueños de la comunicación.(...) La desafectación de Enrique Lacolla, iniciada con el rechazo de una nota titulada “La sedición del campo”, coincide con la asunción del control total de la empresa Cimeco -propietaria de La Voz del Interior- por parte del Grupo Clarín, que participa en forma directa en los agronegocios y cuenta en su directorio con poderosos terratenientes y empresarios del sector agropecuario. El mensaje es muy claro: no hay lugar para el disenso ideológico en los grandes medios de comunicación. Y menos en momentos en que en un conflicto se dirimen intereses propios o de sus aliados.

El mismo Círculo sindical denuncia la parcialidad de ADEPA y por extensión de la SIP, y su inhabilitación para hablar de censura al expresar en el mismo comunicado:[125]

"la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), entidad que suele enmascarar en la supuesta reivindicación de la libertad de prensa la defensa de la libertad de empresa y el monopolio informativo. Adepa ha afirmado en estos días en una solicitada: “En su diversidad, la prensa argentina ha dado sobradas muestras de ecuanimidad, objetividad y equidistancia pudiendo exhibir una trayectoria democrática que, en muchos casos, abarca vicisitudes patrias a lo largo de más de un siglo”. La declaración resulta poco menos que hipócrita, si se tiene memoria -por citar sólo algunas de estas “vicisitudes”- de la complicidad de las grandes empresas periodísticas con el genocidio perpetrado por la última dictadura militar y con el modelo económico de exclusión social concebido en esos años y profundizado durante la década de los 90, complicidad esta última que fuera compensada con la habilitación de los multimedios, es decir, la consagración del monopolio informativo. Ya el Cispren denunció la semana pasada esta impostura de Adepa, que [mientras]“advierte sobre la inconveniencia de las palabras de la Presidenta y hace gala de la vigilancia de la libertad de prensa, (...) sus socios se cansan de practicar la censura según lo dicte la conveniencia de la empresa”. El caso de Lacolla es una triste y elocuente muestra.

Cablevisión

En el mes de marzo de 2011, un periodista de la provincia de Misiones, Marcelo Almada, realizó una denuncia pública, según la cual, la empresa para la que trabajaba, Cablevisión, al momento de renovar el contrato por quinta vez para su programa Debates sobre el futuro incluyó una cláusula que dictaba que el periodista «se abstendrá de verter en el Programa toda manifestación, sea ésta verbal o de otro tipo, que afecte de cualquier manera la imagen o los derechos de Cablevisión y/o sus empresas vinculadas, controladas o controlantes [...] Asimismo el PRODUCTOR velará para que esta obligación sea cumplida por sus dependientes, contratados y/o cualquier persona que aparezca en el programa»[126] y al no aceptar esta condición, la empresa canceló el programa mencionado.[127]

Luego, el periodista realizó la denuncia correspondiente en la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), donde su titular calificó como «intolerable» el supuesto intento de censura previa.[128] Asimismo, el presidente de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) mostró preocupación ante la posibilidad de que uno de sus miembros estuviera realizando tales prácticas con los periodistas.[129]

El caso está siendo investigado tanto por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual[128] como por el Senado de la Nación.[130]

Responsabilidad empresarial

Debido a la gran cantidad de medios que posee, el Grupo Clarín se ha establecido claramente como uno de los más grandes multimedios, tal como con la compra de Cablevisión teniendo ya a su competidor Multicanal. Así se ha convertido en la mayor concentración comunicacional de Argentina. Dicha operación fue autorizada por el entonces Presidente de la nación, Néstor Kirchner con la firma del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Sin embargo, meses más tarde, la misma fue anulada por una Resolución de la Secretaría de Comercio Interior, de acuerdo a la recomendación de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.[131]

Una de las acusaciones es que el multimedios pacta con los gobiernos (de facto o democráticos) para adaptar leyes a sus propias necesidades, como la que le permitió a Clarín comprar Radio Mitre y Canal 13 (hasta 1989, los empresarios de medios gráficos no podían participar en radio ni en televisión).[132]

En varias localidades, sobre todo del interior del país, se los critica por ofrecer abonos a precios “predatorios”, artificialmente bajos como para quebrar a la competencia local y luego subirlos.[133]

Últimamente el grupo también fue acusado de censurar contenidos de la red. Amparándose en la supuesta utilización no autorizada de su nombre o sus contenidos, sancionó y hasta obligó al cierre de más de un blog y también, la baja de videos del portal YouTube que contengan material de alguna de las empresas del grupo, o que hagan una crítica a los intereses del multimedio.[134]

El 31 de julio del 2008, en la planta de Artes Gráficas Rioplatense (AGR), uno de los mayores talleres gráficos de América Latina propiedad del grupo Clarín, se produjo un accidente fatal en el que falleció una trabajadora, según acusan los trabajadores por culpa de la empresa.[135]

Libertad sindical

En el Grupo Clarín no se permiten las comisiones internas. El 4 de noviembre de 2000, 117 trabajadores de la redacción de Clarín fueron despedidos por su actividad sindical,[136] entre ellos se encontraban los 10 integrantes de la Comisión Gremial Interna de prensa, presidida por la periodista Ana Ale, así como todos los integantes de la Junta Electoral que participaron del proceso electivo gremial. Desde esa fecha en la redacción del diario más grande de la Argentina no hay representación sindical de los trabajadores reconocida por la empresa.[137]

En 2004 Artes Gráficas Rioplatense despidió a 119 trabajadores. En 2010 dos fallos judiciales (primera y segunda instancia) ordenaron su reincorporación, pero la empresa no cumplió. Delegados de los trabajadores realizaron desde las últimas semanas del año 2010 una huelga de hambre. También dijeron que fueron víctimas de intimidaciones por parte de la empresa a través de patovicas contratados.[138]

Según los matutinos argentinos Página/12, Tiempo Argentino y La Mañana de Córdoba, el Grupo Clarín no permite la libertad sindical.[139] [140] [141]

En 2007 empleados de la empresa Artear, perteneciente al Grupo Clarín, reclamaban el pago de horas extras y feriados. En 2008 los trabajadores crearon una comisión interna, pero la empresa despidió a 15 personas que participaban en esta iniciativa, dos de ellos fueron elegidos en 2008 como delegados gremiales, a los que la ley protege contra los despidos injustificados. Ambas personas iniciaron disputas judiciales, donde se dictaminó que la empresa debía reincorporarlos. Según los perjudicados, la única propuesta para la reincorporación fue “volver a trabajar en otro edificio, donde íbamos a estar nosotros dos solos en una habitación, una especie de sótano, sin contacto con nuestros compañeros, con un guardia de seguridad en la puerta. Nos permitían trabajar sólo seis horas y no nos reconocían como delegados". Ambos delegados fueron reelectos el 10 de diciembre de 2010. Actualmente la causa se encuentra en la Corte Suprema.[142]

En diciembre de 2010, el Ministerio de Trabajo multó al Grupo Clarín con el monto de 1.347.000 pesos por impedir la realización de una asamblea de los empleados e impedir la elección de delegados.[143]

En el mes de marzo de 2011, los empleados despedidos fueron reincorporados por la empresa, pero los mismos denunciaron que no se les han asignado tareas laborales, que los mantienen apartados físicamente del resto de los trabajadores y que controlan sus movimientos a través del sistema de seguridad.[144] También dijeron que fueron víctimas de intimidaciones por parte de la empresa a través de patovicas contratados.[145] El 27 de marzo, representantes gremiales realizaron una protesta en Artes Gráficas Rioplatense bloqueando las salidas de camiones, lo que impidió la salida del Diario Clarín en su edición dominical.[146] Sin embargo, otros periódicos sostienen la versión de que el bloqueo no fue el causante de la ausencia de la edición dominical del diario, sino que esta fue puramente política.[147]

Desde la empresa y distintos periodistas y partidos políticos, se criticó la protesta, en nombre de la libertad de expresión.[148] Por otra parte, muchas celebridades como Adrián Paenza, Roberto Cossa, Horacio González, Ignacio Copani; periodistas como Víctor Hugo Morales, Pablo Llonto, Roberto Caballero, Eduardo Anguita y políticos como Agustín Rossi, Diana Maffia, Dante Gullo, Juan Cabandié, firmaron una solicitada para que la empresa respete el derecho a agremiarse de los trabajadores.[149]

Denuncia por presunta evasión fiscal

En 2010, el diario Tiempo Argentino publicó una investigación acerca del Grupo Clarín, los directivos de la empresa y sus familiares por la supuesta creación de empresas y ser accionistas de empresas en el paraíso fiscal de Delaware.[150]

Por estas mismas acciones, el Grupo Clarín, Lucio Rafael Pagliaro, José Antonio Aranda, Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto, entre otros, fueron denunciados por un ex empleado del banco JP Morgan Chase, quien se supone que realizó la recomendación al respecto.[151] [152] Actualmente, la Unidad de Información Financiera del Ministerio de Justicia los investiga por estas acciones sumadas a supuestas maniobras para manipular el precio de los fondos jubilatorios de las extintas AFJP.[153] [154] [155]

Actualmente la justicia no se ha expedido y el caso está detenido.

Incumplimientos denunciados

El grupo es dueño exclusivo de Cablevisión, el único operador de cable que incumple con lo dispuesto en la resolución 296/10 de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual[156] [157] (AFSCA), que establece un nuevo orden en la grilla de canales de la televisión paga y la incorporación de los canales CN23 y TeleSUR. En el mes de marzo de 2011, celebridades, periodistas, deportistas y políticos, como Alejandro Dolina, Boy Olmi, Chango Spasiuk, Rodrigo de la Serna, Mariana Briski, Lola Berthet, Estela de Carlotto, realizaron spots publicitarios en reclamo de que se cumpla la resolución y se sume el canal Pakapaka a la oferta en Cablevisión.[158] El canal Pakapaka fue incluido el 20 de mayo de 2011 (luego de casi un año de existencia) pero solo en el plan premium.

Además, la compañía se encontraría violando la Ley de Lealtad Comercial, tras subir injustificadamente y de manera inconsulta, el precio de su abono mensual de una manera excesiva acorde a la inflación oficial dada por el INDEC.[159]

Denuncia penal contra periodistas

En noviembre de 2012 el Grupo Clarín denunció penalmente a funcionarios del gobierno nacional y periodistas por «incitación a la violencia y coacción agravada». La presentación judicial fue criticada incluso por algunos periodistas opositores al gobierno, quienes desde sus columnas no acompañaban esa decisión. El gobierno, por su parte, acusó a Clarín de contradecir la libertad de expresión de la que hablan en sus avisos así como de perseguir a periodistas.[160] [161]

Entre los periodistas denunciados estaba el relator deportivo Javier Vicente quien fue denunciado por decir: «Fútbol para Todos, es el mejor antídoto contra la depresión, el miedo y la cadena del desánimo que tiene fecha de vencimiento el 7 diciembre». Mientras que Nora Veiras por decir: «el cacerolazo del 13 de septiembre sonó más en la zona norte de la Ciudad».[162]

Clarín pidió luego que sean convocados solo como testigos. Unos días más tarde el Grupo retiró la denuncia incluidos los funcionarios nacionales.[163]

Véase también

Notas al pie

  1. Graciela Mochkofsky, Neuquén, 1969, coautora de «Los Farsantes. Caso Cóppola, una crónica del fin del menemismo» (1997); autora de «Timerman. El periodista que quiso ser parte del poder» (2003); «Tío Boris. Un héroe olvidado de la Guerra Civil Española» (2006); «La revelación. Una historia real» (2007); «Pecado original» (2011); entre otros trabajos.
  2. Los grupos citados fueron: La Nación, Editorial Atlántida, Crónica, Grupo Eurnekián, Grupo Romay y Grupo Ámbito Financiero.
  3. Durante la Convención Constituyente que reformó la Constitución en 1994, Clarín se opuso a la incorporación de las figuras del Derecho a réplica y el Habeas data, que podía ser usado para obligar a los diarios a entregar información. Ambos derechos fueron finalmente incorporados así como el derecho de los periodistas a mantener el secreto de sus fuentes de información.
  4. Entre julio y agosto de 1998 la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) encargó al consultor Ricardo Rouvier una encuesta al público en general para conocer la imagen que se tenía de los periodistas. El 61% concordaba con la opción de la encuesta que decía "Algunos periodistas son honestos", el 13,7% contestó "En general son honestos". Asimismo el 52,9% se mostró de acuerdo con la afirmación "El periodismo informa más que hace unos años". También ese año, en un ranking de credibilidad, el periodismo quedó primero con el 55,1% de credibilidad, luego la iglesia con un 24,9%. Cerraban la lista la Justica con un 4,6% y en último lugar los funcionarios y sindicalistas con un 0,7%.
  5. El desacato era una figura legal en la cual se podía imponer penas a periodistas que ofendieran la investidura presidencial. Por su parte la libertad de palo fue una idea de Benjamin Franklin quien en 1730 sugirió que el que se sintiera ofendido por un periodista debía tener la libertad de apalearlo.
  6. A raíz de esta medida hubo un boicót a los diarios en 2001. La medida fue derogada en 2010 por la presidente Cristina Fernández de Kirchner.
  7. Según Mochkofsky Magnetto «presionó» al Presidente mientras que Jorge Rendo al Ministro de Economía Jorge Remes Lenicov, al Jefe de Gabinete Jorge Capitanich y a casi todos los diputados y senadores.
  8. Según Mochkofsky le dijo que Kirchner le pidió a Duhalde aprobar la ley durante su mandato así los medios «se la debían» a él. También dijo que Kirchner nunca intentó «cobrarse» la aprobación de la Ley ni la mencionó nunca durante en las reuniones que tuvo durante su presidencia.
  9. Magnetto le dijo a su biógrafo José Ignacio López «La verdad es que, con o sin solicitada, en una crisis tan profunda es difícil salir sin magulladuras».
  10. Durante su primera reunión, Kirchner le aseguró que en lo general seguiría con el plan de gobierno de Duhalde y mantendría al ministro de economía Roberto Lavagna.
  11. Por entonces los grupos piqueteros contaban con la aprobación de la clase media quienes los veían como un emergente de la crisis de 2001. A su vez Kirchner por el contrario de reprimirlos, los apoyaba en discursos públicos los incluyó en la toma de decisiones y les otorgó susidios y en algunos casos cargos públicos.
  12. Fernández denunciaría que se trataba de una maniobra que obedecía a «oscuros intereses políticos».
  13. Héctor Magnetto superó en 2007 un cáncer en que le extirparon la lengua, la laringe y las cuerdas vocales.
  14. El dictamen favorable pero crítico de Sbatella hizo que Clarín recibiera impugnaciones a la fusión por parte de sus competidores, aunque ninguna llegó a impedirla.
  15. Los vocales Guardia Mendonça y Póvolo respondían directamente a Guillermo Moreno quien tenían la orden de Néstor Kirchner de aprobar la resolución. Según consta en la página 99 del citado libro también solían desestimar ("cajonear") las denuncias de empresas prestadoras de televisión por cable en contra de Clarín por abuso de posición dominante y precios predatorios.
  16. José "Pepe" Sbatella (apodado al igual que Moreno "el Loco") era un militante desde los años 70 y formaba junto a Eduardo Curia y el propio Moreno una histórica guardia de economistas peronistas que se enfrentaron al cavallismo durante los noventa. Durante la mayor parte de la presidencia de Néstor Kirchner fue presidente de la Comisión de Defensa de la Competencia. Sbatella se negaba a firmar sin objeciones el dictamen que autorizaba la fusión de Multicanal con Cablevisión.
  17. En esa operación los italianos pagaron 60 millones de dólares a los Werthein por el derecho de comprar sus acciones después de diciembre de 2008. Cuando quisieron hacer uso del derecho ofrecieron 400 millones de dólares pero los Werthein pidieron 700 millones. Actualmente Telecom Italia y los Werthein son propietarios de Sofora Telecomunicaciones con el 68 % y 32 % respectivamente, a su vez Sofora posee el 78,38 % de la estructura de Capital y el 51,04 % de la participación económica en Nortel S.A. propietaria del 54,74 % de Telecom Argentina.
  18. N. del A: Mochkofsky no menciona a ningún dirigente en particular.
  19. En el Decreto 1225/2010 reglamentario de la Ley 26.522 figuran un centenar de propuestas que recibió el gobierno para la redacción del texto de la Ley.
  20. N. del A.: Moreau se refiere a la derogación del artículo 45 de la Ley 22.285 de Radiodifusión.
  21. En la causa Madres de Plaza de Mayo y la fiscalía acusaron a la directora del Diario Clarín de haber adoptado irregularmente a Marcela y Felipe Noble Herrera. Según Madres de Plaza de Mayo los bebés son hijos de desaparecidos durante la dictadura, hecho que si bien es negado por Ernestina, en una carta publicada en el diario dijo que siempre había dicho a sus hijos sobre la posibilidad que ellos y sus padres hayan sido víctimas del terrorismo de Estado. En 2002 Ernestina Herrera de Noble fue detenida por orden del juez Roberto Marquevich cuando el Fiscal afirmó que había falsificado el documento público sobre el origen de los bebés. Unos días más tarde fue liberada. En 2004 el Consejo de la Magistratura, resolvió la destitución del juez Roberto Marquevich y sostuvo que la parcialidad del juez se habría evidenciado en el hecho de haber ordenado la detención de Herrera de Noble de modo arbitrario, apartándose de las reglas del Código Procesal. El juez le imputaba el delito de haber incurrido en una falsedad en las partidas de nacimiento de sus hijos pero como el mismo había prescripto y no podía ser investigado, «sin pruebas» vinculó la adopción con la sustracción de menores durante el último gobierno de facto para seguir adelante con el proceso. Según la defensa de Herrera de Noble, la detención y la denegación de la excarcelación resultaron decisiones «manifiestamente desproporcionadas» y evidenciaron que el juez ejerció sus facultades en forma «irrazonable y arbitraria», pues la Sra. de Noble carecía de antecedentes penales y siempre estuvo a disposición de la Justicia. Respecto del delito que se imputó a Noble, la adopción irregular de sus dos hijos Felipe y Marcela, la sentencia del Jurado afirma que no contaba con el más mínimo dato cierto de su autoría.
  22. Arbizu es el ex vicepresidente de JP Morgan. Fue investigado por el FBI por delitos económicos razón por la cual se trasladó a Argentina.
  23. La autora cita como ejemplo la noticia «Dilma asumió en Brasil pero no mencionó a la Argentina». La primera visita de Estado de Rousseff fue a la Argentina.

Bibliografía

Fuentes y referencias

  1. [1]
  2. [2]
  3. [3]
  4. [4]
  5. [5]
  6. http://www.8300.com.ar/2009/09/14/ultimo-momento-clarin-no-es-un-monopolio-dice-clarin/
  7. http://coleccion.educ.ar/CDInstitucional/contenido/entrevistas/enrique_belocopitow.html
  8. http://www.fundinguniverse.com/company-histories/grupo-clar%C3%ADn-s-a-history/
  9. http://www.fundinguniverse.com/company-histories/grupo-clar%C3%ADn-s-a-history/
  10. Accionistas del Grupo Clarín
  11. Lewkowicz, Javier (Miércoles, 13 de abril de 2011). «Hará valer el peso de sus acciones». Página 12. Consultado el 15 de abril de 2011. 
  12. Dellatorre, Raúl (Miércoles, 13 de abril de 2011). «Una historia resuelta en capítulos». Página 12. Consultado el 15 de abril de 2011. 
  13. Información institucional de AGR
  14. Crónica de Jorge Lanata sobre Papel Prensa
  15. Historia de Radio Mitre en Clarin.com
  16. Historia del diario Los Andes, en el que cuenta su adquisición por CIMECO
  17. Noticia de la compra de La Razón en Clarin.com
  18. Grupo Clarín compró el 25% de Cablevisión
  19. Confirman la adquisición de Multicanal por Cablevisión
  20. Blaustein y Zuvieta, Decíamos ayer: La prensa argentina bajo el Proceso, cit., t. III, § 10, pág. 48.
  21. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 1, pág. 82.
  22. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 1, pág. 83.
  23. a b Daniel Cecchini, Jorge Mancinelli: Silencio por sangre, cit., t. I, § 1, pág. 9.
  24. a b c d «Informe del programa Televisión registrada.» (video). Televisión registrada. Consultado el 18 de diciembre de 2012.
  25. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 1, pág. 84.
  26. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, págs. 87 y 88.
  27. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 89.
  28. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 90.
  29. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 91.
  30. «Discurso completo de Alfonsín en Flores.» (video). Consultado el 17 de diciembre de 2012.
  31. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 92.
  32. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 93.
  33. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 94.
  34. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 95.
  35. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 96.
  36. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 97.
  37. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 2, pág. 98.
  38. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 3, pág. 100.
  39. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 3, págs. 101 y 102.
  40. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 4, pág. 105.
  41. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 4, pág. 104.
  42. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 5, pág. 109.
  43. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 5, págs. 110 y 111.
  44. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 6, pág. 112.
  45. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 6, pág. 113.
  46. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 6, pág. 114.
  47. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 7, pág. 116.
  48. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 7, pág. 117 y 118.
  49. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 7, págs. 118 y 119.
  50. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 7, pág. 119.
  51. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 7, pág. 120.
  52. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 7, pág. 124.
  53. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 8, pág. 125.
  54. Eduardo Blaustein: Años de rabia, cit., t. I, § 2, pág. 39.
  55. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 8, pág. 126.
  56. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 8, pág. 128.
  57. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 8, pág. 129.
  58. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 8, pág. 130.
  59. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 8, pág. 131.
  60. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, pág. 133.
  61. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, pág. 134.
  62. a b c d Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, pág. 135.
  63. Véase tapas de Clarín: [6] [7] [8] [9] [10] [11]
  64. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, págs. 136 y 137.
  65. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, págs. 137 y 138.
  66. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, pág. 138.
  67. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, pág. 139.
  68. «Texto original de la Ley 25.563.» (web). infoleg.gob.ar. Consultado el 29 de diciembre de 2012.
  69. «Texto de la Ley 25.589.» (web). infoleg.gob.ar. Consultado el 29 de diciembre de 2012.
  70. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 9, pág. 140.
  71. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 10, pág. 143.
  72. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 11, pág. 145.
  73. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 12, pág. 158.
  74. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 12, pág. 159.
  75. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 12, pág. 160.
  76. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 12, pág. 161.
  77. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 12, pág. 162.
  78. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 14, pág. 170.
  79. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 14, pág. 171.
  80. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 14, págs. 171 y 172.
  81. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 14, págs. 172 a 175.
  82. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 13, pág. 163.
  83. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 14, pág. 175.
  84. a b c Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 13, págs. 163 a 165.
  85. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 13, pág. 166.
  86. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 15, pág. 178.
  87. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 18, pág. 211.
  88. Maximiliano Montenegro: Es la ekonomía, estúpido, cit., t. I, § 9, pág. 108.
  89. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 15, págs. 178 y 179.
  90. a b MONTENEGRO, Maximiliano, ES LA EKONOMÍA ESTÚPIDO, Buenos Aires, Planeta, 2011, op. cit., pág. 98.
  91. MONTENEGRO, Maximiliano, ES LA EKONOMÍA ESTÚPIDO, Buenos Aires, Planeta, 2011, op. cit., pág. 101.
  92. http://www.lanacion.com.ar/969301-el-gobierno-autorizo-la-fusion-de-multicanal-y-cablevision
  93. MONTENEGRO, Maximiliano, ES LA EKONOMÍA ESTÚPIDO, Buenos Aires, Planeta, 2011, op. cit., pp. 102 a 103.
  94. a b c d Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 14, págs. 175 a 177.
  95. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 15, pág. 183.
  96. MONTENEGRO, Maximiliano, ES LA EKONOMÍA ESTÚPIDO, Buenos Aires, Planeta, 2011, op. cit., pág. 107.
  97. «Néstor Kirchner en el programa televisivo 678.» (video). Consultado el 9 de enero de 2013.
  98. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 15, pág. 184.
  99. «Informe sobre la extensión de la medida cautelar al Grupo Clarín.» (video). Voz de América. Consultado el 9 de enero de 2013.
  100. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 15, pág. 185.
  101. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 15, pág. 187.
  102. a b c Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 189.
  103. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 18, pág. 210.
  104. a b c d Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 190.
  105. «Leopoldo Moreau sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.» (video). Consultado el 9 de enero de 2013.
  106. a b c Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 191.
  107. Videos institucionales del Grupo Clarín [12] [13]
  108. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 192.
  109. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 193.
  110. Infome Papel Prensa La Verdad [14]
  111. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, págs. 194 y 195.
  112. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, págs. 195 y 196.
  113. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 196.
  114. a b c Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 198.
  115. Texto Ley 26.736 Consultado el 31 de mayo de 2012.
  116. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 17, pág. 201.
  117. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 16, pág. 199.
  118. a b Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 17, pág. 207.
  119. Graciela Mochkofsky: Pecado original, cit., t. II, § 17, pág. 206.
  120. «Centro de Información Jurídica: La Corte Suprema declaró la constitucionalidad de la Ley de Medios.» (web). Centro de Información Jurídica (2013). Consultado el 31 de octubre de 2013.
  121. Grupo Clarín. «Composición». Consultado el 26 de octubre de 2008.
  122. Grupo Clarín. «Ferias y exposiciones». Consultado el 26 de octubre de 2008.
  123. Tinta fresca. «Matimática». Consultado el 26 de octubre de 2008.
  124. Carpeta De Acceso Publico - Resolución AFSCA 173/2010
  125. a b Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba. «Intolerancia y doble discurso» (en español). Crítica de la Argentina, 14-04-2008. Consultado el 31 de Mayo de 2012.
  126. «"Grave denuncia contra Cablevisión por censura previa en Misiones"». La Voz de Misiones. 27-3-2011. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  127. «Entrevista a Marcelo Almada: “Cablevisión viola la libertad de prensa”». Tiempo Argentino. 30-3-2011. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  128. a b «Mariotto calificón de "intolerable" intento de censura previa de Cablevisión». El Patagónico. 31-3-2011. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  129. «Preocupación por censura de Cablevisión». ALSURinforma.com. 31-3-2011. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  130. «Debatirán iniciativa de "censura previa" en Cablevisión». El Argentino. 31-3-2011. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  131. [15]
  132. Investigación sobre el Grupo Clarín, de lavaca.org
  133. Com, Sergio (2005). «“Alfonsinismo, contexto sociopolítico y medios de comunicación”». 2005 (Buenos Aires: La Crujía). 
  134. Video de Visión Siete en referencia al cierre del blog "¿Qué te pasa Clarín?"
  135. La explotación de Clarín mata
  136. A 10 años de los 117 despidos del diario Clarín
  137. Entrevista de Jorge Rial a Ricardo Kirschbaum [16]
  138. Sigue la huelga de hambre en la imprenta de Clarín 2010-12-17
  139. http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/subnotas/160528-51484-2011-01-15.html
  140. http://tiempo.elargentino.com/notas/continua-conflicto-gremial-clarin
  141. http://www.lmcordoba.com.ar/nota.php?ni=44032
  142. Delegados despedidos de Canal 13 presentaron un recurso a la Corte
  143. Bajada de Línea..."Víctor Hugo y Luis Siri en vivo"
  144. Bajada de Línea..."Víctor Hugo y Luis Siri en vivo"
  145. Sigue la huelga de hambre en la imprenta de Clarín 2010-12-17
  146. [17]
  147. [18]
  148. [19]
  149. [20]
  150. «Clarín creó empresas en un paraíso fiscal de EEUU para eludir impuestos». Tiempo Argentino. 24/10/2010. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  151. «Clarín "tiene una causa por lavado de dinero"». 03.02.2010. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  152. «JPMorgan, Clarin y AFJP. Denuncia penal por Lavado de dinero». 28/11/2010. Consultado el 6 de abril de 2011. 
  153. [|Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Unidad de Información Financiera] (2010). «LA JUSTICIA EN LO PENAL ECONÓMICO ASUME INVESTIGACIONES AL GRUPO CLARIN Y JP MORGAN CHASE BANK POR PRESUNTO FRAUDE CON FONDOS JUBILATORIOS». 28/09/2010. http://www.uif.gov.ar/prensa/2010-09-28-gacetilla_JG_Morgan_Clarin_penal_eco_28_9.pdf. Consultado el 06/04/11. 
  154. [|Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Unidad de Información Financiera] (2010). «LA UIF DENUNCIÓ ANTE LA JUSTICIA FEDERAL FRAUDE CON FONDOS PREVISIONALES PRESUNTAMENTE COMETIDO POR CLARÍN, EL BANCO PATAGONIA Y EL JP MORGAN». 07/07/2010. http://www.uif.gov.ar/prensa/2010-07-07-DENUNCIA%20FRAUDE%20ARBIZU.pdf. Consultado el 06/04/11. 
  155. [|Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Unidad de Información Financiera] (2010). «LA CÁMARA FEDERAL VALORÓ LA “DOBLE FUNCIÓN” DE LA UIF EN LA DETECCIÓN DE MANIOBRAS DE LAVADO Y ORDENÓ LEVANTAR EL SECRETO FISCAL RESPECTO DE DIRECTIVO DE CLARIN». 29/12/2010. http://www.uif.gov.ar/prensa/2010-12-29-SECRETO_FISCAL.pdf. Consultado el 06/04/11. 
  156. Cablevisión es el único operador que no cambió su grilla de canales - Minutouno.com
  157. Ley de Medios: Cablevisión deberá reordenar su grilla - Argentina.ar
  158. «"El Grupo Clarin censura a Paka Paka,el canal infantil"». INFOSALDUNGARAY. 11-04-2011. Consultado el 12 de abril de 2011. 
  159. Cablevisión ganará $ 1500 millones extras por cobrar de más a sus clientes - Tiempo Argentino, 7 de abril de 2011
  160. «"Clarín denunció a funcionarios y señaló a periodistas por incitación a la violencia"». Diario La Nación. 26-11-2012. Consultado el 31 de enero de 2013. 
  161. «"Una denuncia por criticar al grupo"». Página/12. 26-11-2012. Consultado el 31 de enero de 2013. 
  162. «"Denuncia a periodistas: Lo pintoresco del hecho es que Clarín nunca publicó el texto"». Gustavo Sylvestre. 27-11-2012. Consultado el 31 de enero de 2013. 
  163. «"Marcha atrás de Clarín en su denuncia contra periodistas que lo criticaron"». Diario La Nación. 27-11-2012. Consultado el 31 de enero de 2013. 

Enlaces externos

Coordenadas: 34°37′44″S 58°22′36″O / -34.62889, -58.37667