Eduardo Lonardi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eduardo Lonardi
Eduardo Lonardi

23 de septiembre-13 de noviembre de 1955
Vicepresidente   Isaac Francisco Rojas
Predecesor José Domingo Molina Gómez (de facto)
Sucesor Pedro Eugenio Aramburu (de facto)

Datos personales
Nacimiento 15 de septiembre de 1896
Fallecimiento 22 de marzo de 1956 (59 años)
Cónyuge Mercedes Villada Achával
Profesión Militar
Teniente General.PNG Teniente General
Años de servicio 1916 - 1951
Lealtad Flag of Argentina.svg Argentina
Servicio/rama Ejército Argentino

Ejercito Argentino Escudo.png

Ejército Argentino

Eduardo Ernesto Lonardi (Buenos Aires, 15 de septiembre de 1896 - Buenos Aires, 22 de marzo de 1956) fue un militar argentino, que ejerció de facto como Presidente de la Nación Argentina entre el 23 de septiembre de 1955 y el 13 de noviembre de 1955.

Carrera militar[editar]

Hijo de Eduardo Policarpo Lonardi y Blanca Delia Doucet, Eduardo Ernesto pasó gran parte de su carrera en la ciudad de Córdoba donde estableció fuertes vínculos con sectores altos de la sociedad local al contraer nupcias el 12 de diciembre de 1924 con Mercedes Villada Achával (1903-1988), hija de Clemente Segundo Villada Carranza y Mercedes Achával Ávila. Allí se desempeña como Director de la Escuela de Artillería que años más tarde utilizaría como foco de la sublevación de la Revolución Libertadora.[1]

Sucedió al general Juan Domingo Perón como Agregado Militar en Chile en 1942 donde se vio envuelto en un caso de espionaje que había sido planeado por su antecesor, que lo llevó inclusive a estar detenido en aquel país.[1]

Se negó a participar del golpe de 1943 y se sumo en 1951 al intento de deponer a Perón, tras lo cual fue pasado a retiro ostentando el rango de General de División.[2]

Golpe de Estado y gobierno[editar]

Ocupó la presidencia de Argentina luego del golpe de Estado cívico militar que en 1955 derrocó a Perón, dada la necesidad de la Revolución Libertadora de presentar un nombre de prestigio que unificara a las Fuerzas Armadas. Lonardi inició medidas tendentes a lograr la "reconciliación nacional", pero fue obligado a renunciar por los sectores más duros del Ejército y la Armada.[1]

A él se le atribuye la famosa frase:

"Ni vencedores ni vencidos,"

Estas palabras pueden haber sido inspiradas en la misma frase pronunciada por el general Justo José de Urquiza después de la batalla de Caseros, en 1852.

Durante su corto gobierno intentó pacificar el país infructuosamente, manteniendo los cambios políticos y sociales que se habían gestado durante el gobierno democrático de Perón. Pero posiciones irreductibles dentro del ejército y los partidos de la oposición aunados en la Junta Consultiva Nacional hicieron imposible este proceso provocando la posterior caída de este.[2]

En su primer discurso criticaba el manejo de la economía durante los gobiernos de Perón:

"Ha terminado el sistema de ocultación de la verdad, el país quiere conocerla, por más que sea dura y penosa. Diez años de irresponsabilidad y corrupción nos han llevado a la situación más desastrosa de nuestra historia económica. El país se ha empeñado en hacer lo que nadie puede cumplir, impulsado por una tremenda insensatez, ha tratado de consumir más de lo que producía y así ha gastado sus reservas monetarias"

[cita requerida]

Conformó una "Junta Consultiva" con la Unión Cívica Radical y otros partidos de la oposición al peronismo, que tuvo continuidad con el presidente Pedro Eugenio Aramburu.[3]

Gabinete[editar]

 Estandarte Presidencial
Ministerios de la Dictadura de
Eduardo Lonardi
Cartera Titular Período
Ministerio del Interior
y Justicia
Eduardo Busso 23 de septiembre de 195512 de noviembre de 1955
Ministerio del Interior Luis de Pablo Pardo 12 de noviembre de 1955 de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Justicia Julio Velar de Irigoyen 12 de noviembre de 1955 de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Relaciones
Exteriores y Culto
Mario Amadeo 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Hacienda Eugenio Folcini 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Finanzas Julio Alizón García 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Comercio César Augusto Bunge 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Industria Horacio Morixe 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Educación Atilio Dell’Oro Maini 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Agricultura
y Ganadería
Alberto Mercier 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de
Obras Públicas
José Blas Paladino 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Transporte Juan José Uranga 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de
Comunicaciones
Luis María Ygartúa 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Trabajo
y Previsión
Luis B. Cerrutti Costa 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Asistencia
Social
Ernesto Rottger 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Ejército Justo León Bengoa
Arturo Ossorio Arana
23 de septiembre de 19559 de noviembre de 1955
9 de noviembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Marina Teodoro Hartung 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955
Ministerio de Aeronáutica Ramón Abrahín 23 de septiembre de 195513 de noviembre de 1955

Reemplazo y fallecimiento[editar]

Eduardo Lonardi en 1955.

Pasadas las primeras semanas se delinearon en las filas del gobierno dos líneas políticas, una de los autodenominados “demócratas”[3] o liberales, que eran entre moderados y conservadores en sus concepciones socioeconómicas, y tenían al ministro de Interior y Justicia Eduardo Busso como su expresión más fuerte en el gabinete. La otra, católica y nacionalista, era opuesta tanto al liberalismo argentino como a los partidos políticos tradicionales[3] , de la que participaban el ministro de relaciones exteriores y culto Mario Amadeo, el Ministro de Trabajo Luis B. Cerruti Costa, Juan Carlos Goyeneche, que ocupaba el cargo que otrora tenía el odiado Raúl Alejandro Apold en la Secretaría de Prensa y Actividades Culturales, el general Justo León Bengoa, Ministro de Ejército, el general Juan José Uranga, Ministro de Transporte y, fundamentalmente, Clemente Villada Achával, cuñado de Lonardi al que se le atribuía influencia sobre el mismo desde su cargo de Secretario general de la Presidencia. Los partidos políticos apoyaban la línea de Busso con la sola excepción de la Unión Federal Demócrata Cristiana, un partido que había sido creado apresuradamente para reunir a simpatizantes nacionalistas, que respaldaba a Villada Achával. La frágil salud de Lonardi era un factor que tornaba inestable el equilibrio entre las dos tendencias.

Desplazamiento del ministro Bengoa[editar]

El ministro de Ejército Bengoa era objeto de críticas por parte de los militares simpatizantes del sector liberal, quienes le imputaban lentitud en la depuración que llevaba a cabo en las filas del ejército. Simultáneamente circulaban rumores de que el sector nacionalista tenía planes para imponer un régimen neofascista en el gobierno. El coronel Bernardino Labayru, un antiguo amigo de Lonardi, quien lo nombró jefe de la Casa Militar, que era otro de los opositores al grupo nacionalista, con apoyo de muchos militares retirados que habían vuelto a la actividad y tenían mando en unidades del gran Buenos Aires, encabezó contra Bengoa una embestida que tenía el beneplácito de la Marina y logró que el 9 de noviembre el ministro renunciara. Juan Carlos Goyeneche, era el otro funcionario fuertemente cuestionado. Profesor de Literatura Española, se conocía que había visitado la Alemania de Hitler y expresado simpatías por el régimen franquista. Al ser nombrado para el cargo pidió que se le juzgara por su actos del presente y no por las notaciones de un archivo arcaico” [4] .A poco de asumir como Secretario de Prensa y Actividades Culturales comenzaron las críticas, que incluyeron pegatina de carteles en la ciudad pidiendo su destitución.[4] El sector liberal optó por una vía indirecta: consiguió que se aprobara la disolución de la Secretaría de Prensa lo que obligó a Goyeneche a renunciar el 9 de noviembre.

Diferendos con Villada Achával y Busso[editar]

Durante el época peronista el diario Clarín había obtenido, entre otros beneficios, un crédito del IAPI y un convenio mediante el cual imprimía el periódico a bajo costo en los talleres del diario Crítica, controlado por el gobierno. Este último beneficio había sido mantenido por el interventor designado luego de la deposición de Perón que al asumir Busso quedó bajo la autoridad de éste. Villada preparó un decreto devolviendo Crítica a sus anteriores dueños, los Botana, como estaba haciendo el gobierno con otros medios que habían integrado la excadena oficialista, pero Busso lo venía demorando. Villada lo atribuía al propósito de beneficiar a Clarín , cuyo director propietario Roberto J. Noble era cuñado del ministro. Por su parte, la línea liberal imputaba a Villada de dilatar la devolución de los diarios La Prensa y La Vanguardia a sus legítimos dueños. Otro tema de desacuerdo era la resistencia de Villada a que se interviniera la CGT y se disolviera el Partido Peronista, dos medidas reclamadas por el sector liberal que Villada consideraba incompatibles con el propósito de recrear una convivencia armónica. Villada preparó un decreto creando una nueva Secretaría de Asesoramiento, que Lonardi desechó luego de escuchar las objeciones de Busso; sin embargo, esto originó una ola de rumores conforme los cuales Villada planeaba promoverse a Primer ministro para sustituir al Presidente en caso de ausencia y, en síntesis, asumir facultades para controlar el curso de la revolución. Lo cierto es que tanto Busso como Muñiz tenían relaciones fluidas con los dirigentes de los partidos políticos en tanto Villada se alejaba de ellos desconfiando de la “política tradicional”.

Crisis política[editar]

El 10 de noviembre Lonardi aprobó un decreto preparado por Villada que desdoblaba las carteras de Interior y Justicia, dejando a Busso a cargo de la última y designando en Interior a Del Pablo Pardo. Lonardi pensaba que éste –un reconocido antiperonista que incluso había participado del complot para derrocar a Perón- era una figura aceptable para la Marina pero cuando le llevaron el decreto a firmar a [[Teodoro Hartung] el Ministerio de Marina lo hizo a regañadientes y advirtió al Presidente que se produciría un conflicto. Los antecedentes nacionalistas de Del Pablo Pardo así como publicaciones de ideología fascista que había hecho en la década de 1940, sumado a la circunstancia de que estaba reemplazando a un ministro con prestigio consolidado y amplio apoyo civil lo hacían inaceptable para la Marina y el sector liberal del gobierno. Busso no aceptó la modificación, presentó su renuncia y Lonardi designó a en su lugar a Bernardo Velar de Irigoyen, a quien tomó juramento el 12 de noviembre. En la noche entre el 12 y el 13 de noviembre hubo sucesivas reuniones del Presidente en la Residencia presidencial de Olivos de los tres ministros militares y de grupos de oficiales superiores de las tres armas, quienes solicitaron que se disolviera el Partido Peronista, se interviniera a la CGT, se creara una Junta Militar Revolucionaria que controlara los nombramientos y los pronunciamientos, y se removiera algunos funcionarios, punto éste que era, en realidad, secundario. Los jefes militares no deseaban el alejamiento de Lonardi y consideraban posible llegar a un acuerdo con éste. [5]

Lonardi solamente aceptó el alejamiento de Luis María de Pablo Pardo y de Villada Achaval pero rechazó desprenderse del mayor Juan Guevara, su edecán, otro de los objetados, y tampoco aceptó compartir su poder con una Junta ni tomar las demás medidas de gobierno solicitadas. Apenas amaneció el 13 de noviembre, se presentaron en la residencia oficial los tres ministros militares: de Guerra, general Arturo Ossorio Arana, de Marina, almirante Hartung, y de Aeronaútica, brigadier Ramón Abrahim, quienes le manifestaron que había perdido la confianza de las Fuerzas Armadas por lo que le requerían su renuncia. Luego de algunas consultas, Lonardi anunció que no presentaría su renuncia por escrito porque consideraba que lo estaban echando. No obstante ello aceptó finalmente no hacer declaraciones públicas sobre su alejamiento, que en la prensa fue explicado como consecuencia de sus problemas de salud. El 13 de noviembre asumió como nuevo presidente Pedro Eugenio Aramburu, cuya elección había sido consensuada en las conversaciones que los mandos habían sostenido desde 4 o 5 días antes.

Aramburu en 1963.

Falleció poco después de dejar la presidencia, tras un breve período de trabajo como agregado militar en la embajada argentina en Washington DC. Sus restos descansan en el Cementerio de La Recoleta.[1]

Una calle en el partido de San Isidro (Buenos Aires), al igual que en las localidades de Florencio Varela, Cañada Rica (Provincia de Santa Fe), Huerta Grande y Cosquín llevan el nombre del Teniente General Eduardo Lonardi.[6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] Así mismo, una de las arterias de Curuzú Cuatiá (Corrientes) también lo lleva, aunque en los últimos tiempos se ha propuesto cambiarlo, por haber sido instaurado como tal durante la última dictadura militar.[14]

Véase también[editar]


Predecesor:
José Domingo Molina (de facto)
Coat of arms of Argentina.svg
Gobernante de facto, autotitulado presidente

1955
Sucesor:
Pedro Eugenio Aramburu (de facto)

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d El Libro de los Presidentes Argentinos del Siglo XX; por Félix Luna, Mónica Deleis, Ricardo De Titto y Diego L. Arguindeguy; Editorial: Aguilar; I.S.B.N : 950-511-656-X; Año 2000
  2. a b Biografía
  3. a b c Roberto A. Potash: El ejército y la política en la Argentina 1945-1962. De Perón a Frondizi 2° edición Buenos Aires 1981 Editorial Sudamericana pág.307/8
  4. a b María Sáenz Quesada: La Libertadora pág. 100. Editorial Sudamericana Buenos Aires 2007 ISNN 978-950-07-2879-9
  5. Roberto A. Potash: El ejército y la política en la Argentina 1945-1962. De Perón a Frondizi pág. 2° edición pág. 302 Buenos Aires 1981 Editorial Sudamericana
  6. Mapa de Huerta Grande
  7. Calle en San Isidro
  8. Calle en Florencio Varela
  9. Mapa de Cañada Rica
  10. Mapa de Cosquín
  11. Ubicación
  12. Calle Gral Eduardo Lonardi
  13. Todavía quedan dictadores en algunas localidades
  14. De subsidio, prórrogas y proyectos