Laringe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Laringe
Laringe externa es.svg
Esquema que muestra la anatomía de la laringe humana.
Gray955.png
Ilustración de la entrada de la laringe, vista posterior.
Latín [TA]: larynx
TA A06.2.01.001
Sistema Respiratorio
Nervio Vago, Laríngeo recurrente, Laríngeo superior
Enlaces externos
Gray Tema #236 950
[editar datos en Wikidata]

La laringe es un órgano tubular constituido por varios cartílagos . Además, comunica a la faringe con la tráquea y se halla delante de aquella.

Es una estructura músculo-cartilaginosa, situada en la parte anterior del cuello, a la altura de las vértebras cervicales C3, C4, C5 y C6. Está formada por el hueso hioides y por los cartílagos tiroides, cricoides, aritenoides, corniculado, cuneiforme, la epiglotis y por cuatro pares laterales, todos ellos articulados, revestidos de mucosa y movidos por músculos.

  • Corniculados: Son pequeños cartílagos cónicos, incurvados hacia dentro situados sobre los aritenoides.
  • Aritenoides: Cartílagos de forma piramidal asentados sobre el cricoides en el cual se insertan las cuerdas vocales.

La laringe es la parte superior de la tráquea, adaptada a las necesidades de la fonación o emisión de la voz. Es el órgano de la fonación pues contiene las cuerdas vocales superiores o falsas (también llamado pliegues vestibulares) e inferiores o verdaderas (también llamado pliegues vocales) el término pliegues es el que se usa según la terminología anatómica internacional, los pliegues están separados por el ventrículo laríngeo.

En los mamíferos, la posición de la laringe en el cuello ocupa una posición elevada, comunicándose casi directamente con la nariz. Esto permite a los mamíferos beber líquidos mientras se respira, en forma simultánea.[1] Este atributo es esencial para la lactancia. Sin embargo existe una pequeña pero importante excepción: En el Homo sapiens esta posición elevada de la laringe está modificada y ocupa una posición más bien baja, lo que permite generar sonidos de diversas variedades, cosa que otros mamíferos no pueden hacer.[1] Pero incluso en el Homo sapiens, desde el nacimiento hasta los dos años la laringe ocupa una posición elevada (los bebés pueden lactar y respirar al mismo tiempo), posicionándose definitivamente en forma más baja a los dos años.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c Libro "La especie elegida", 1998, de Juan Luis Arsuaga e Ignacio Martínez. Capítulo 16 "El origen del lenguaje humano", subtítulo "El primate atragantado", aproximadamente en el sitio 88% del libro

Enlaces externos[editar]