Acción (finanzas)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acción de una mina de cobre datada en 1288.

Una acción o acción ordinaria es un título emitido por una sociedad que representa el valor de una de las fracciones iguales en que se divide su capital social. Las acciones, generalmente, confieren a su titular, llamado accionista, derechos políticos, como el de voto en la junta de accionistas de la entidad, y económicos, como participar en los beneficios de la empresa.[1]

Normalmente las acciones son transmisibles sin ninguna restricción, es decir, libremente.

Como inversión, supone una inversión en renta variable, dado que no tiene un retorno fijo establecido por contrato, sino que depende de la buena marcha de la empresa.

Diferencia con los bonos y obligaciones[editar]

Las acciones son títulos valores al igual que los bonos. La diferencia entre una acción y un bono u obligación radica en que la acción otorga la propiedad de los activos de la empresa en la proporción que supone el valor nominal de dicha acción respecto del capital social total, en tanto que el bono u obligación solamente confiere un derecho de crédito sobre la deuda de la empresa que lo emite.

El titular de bonos u obligaciones de una empresa es un acreedor de la misma, y tiene derecho, cuando vence el plazo pactado, a la devolución de la cantidad desembolsada más los intereses devengados. Los bonos u obligaciones se consideran inversiones en renta fija.

Sin embargo, el titular de una acción es propietario de la empresa en la parte proporcional que supone el capital invertido al comprar esa acción, y, por lo tanto, asume un mayor riesgo de depreciación de la inversión realizada si la empresa no obtiene ganancias, así como una mayor revalorización de su inversión si la empresa obtiene beneficios.

La readquisición de acciones es una figura contemplada por varias legislaciones comerciales que permite a la empresa readquirir sus propias acciones.

La acción como método de control de una sociedad[editar]

Acción n.º 2124 de la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas a favor de Doña Juana de Ortega. Madrid, 1 de junio de 1752.
Cinco acciones ordinarias de la Baltimore and Ohio Railroad Company suscritas por Credit Suisse el 25 de abril de 1932.

Salvo excepciones, como sucede por ejemplo con las acciones preferenciales, una acción común u ordinaria da a su poseedor derecho para emitir un voto en la Junta de Accionistas. Dicha Junta es la encargada de nombrar un administrador o un Consejo de administración para la sociedad y de adoptar las decisiones estratégicas de la misma. Por lo tanto, cuantas más acciones se poseen, más votos se tienen y mayor es la capacidad de decisión de su propietario.

En general, y salvo que existan pactos estatutarios que limiten el control total de una sociedad por un solo accionista, para ejercer el control de cualquier sociedad constituida por acciones se necesita poseer la llamada mayoría absoluta, es decir: más del 50% del total de las acciones que se encuentran en circulación.

Sin embargo, en la práctica, y en grandes compañías, basta con poseer entre el 15 y el 20% del capital para ejercer una influencia decisiva en la dirección de la empresa.

En algunos ordenamientos cabe hacer excepciones a la regla general de que una acción equivale a un voto:

  • Se pueden emitir acciones sin voto, con derechos económicos pero no políticos.
  • Se pueden establecer mayorías cualificadas para cierto tipo de decisiones (liquidación de la sociedad, ampliación de capital, fusiones y adquisiciones, etc.).
  • Se puede limitar el número máximo de votos por persona.

Formas de representación de las acciones[editar]

Las acciones son títulos valores y, como tales, deben estar representados de forma que puedan ser objeto de compraventa o de otros negocios jurídicos con facilidad.

Las formas de representación de las acciones son:

  • Títulos al portador: Puede ejercer los derechos inherentes a la acción quien posee el título. Para su transmisión es suficiente la entrega del título.
  • Títulos nominativos: El propietario de las acciones debe estar plenamente identificado, para su transmisión es necesario realizar una cesión formal, que debe quedar registrada en el libro registro de accionistas, que se conservará en la entidad emisora de los títulos.
  • Escritura pública: Muy usado en empresas pequeñas o familiares, pero con poca flexibilidad para el tráfico de las acciones.
  • Anotación en cuenta: Muy importante en la actualidad para acelerar las transacciones. Es indispensable en sociedades que cotizan en bolsa.

Clasificación de las acciones[editar]

Existen diferentes tipos de acciones:

  • Acciones comunes u ordinarias: Son las acciones propiamente dichas.
  • Acciones preferentes: Título que representa un valor patrimonial que tiene prioridad sobre las acciones comunes en relación con el pago de dividendos. La tasa de dividendos de estas acciones puede ser fija o variable y se fija en el momento en el que se emiten
  • Acciones de voto limitado: Son aquellas que solo confieren el derecho a votar en ciertos asuntos de la sociedad determinados en el contrato de suscripción de acciones correspondiente. Como compensación, estas acciones suelen ser preferentes o tienen derecho a un dividendo superior a las acciones ordinarias.[2]
  • Acciones convertibles: Son aquellas que tienen la capacidad de convertirse en bonos y viceversa, pero lo más común es que los bonos sean convertidos en acciones.
  • Acciones de industria: Establecen que el aporte de los accionistas sea realizado en la forma de un servicio o trabajo.
  • Acciones liberadas: Son aquellas que son emitidas sin obligación de ser pagadas por el accionista, debido a que fueron pagadas con cargo a los beneficios o utilidades que debió percibir éste.
  • Acción propia: Acción cuyo titular es la propia entidad emisora.[3]
  • Acciones con valor nominal: Son aquellas en que se hace constar numéricamente el valor del aporte.
  • Acciones sin valor nominal: Son aquellas que no expresan el monto del aporte, tan solo establecen la parte proporcional que representan en el capital social.

Derechos que confieren las acciones[editar]

  • Derecho a percibir participación en las utilidades o beneficios de la empresa, es decir básicamente a cobrar los dividendos que reparta la sociedad emisora de las acciones.
  • Derecho de información acerca de la marcha de la sociedad anónima.
  • Derecho a voz y a voto en la Junta General de Accionistas.
  • Derecho a ceder libremente las acciones.
  • Derecho de opción preferente para la suscripción de nuevas series de acciones o, en su caso, derecho a recibir acciones liberadas.

Valoración de acciones[editar]

Los métodos comunes para evaluar las acciones -y en términos generales para evaluar las empresas- se basan en la previsión de las utilidades y de los dividendos futuros.

Las acciones representan una participación en la propiedad de la empresa; una parte del valor total de esta, (en un fondo común de inversiones, una cuota-parte) . Pero para algunos inversionistas es simplemente un título que confiere al propietario derechos sobre los dividendos; y la posibilidad de participar de las ganancias de la empresa, conforme a la porción patrimonal que el accionista ostente. Además depende de cuando la organización decida liquidar estas ganancias, ya que podrían ser reinvertidas si el ejecutivo de la empresa así lo determina.

Si bien la compra de acciones de una empresa, supone una cesión de capital a favor de esta; dicho monto no tiene promesa de pago de intereses; las acciones pueden venderse en el futuro buscando un precio de venta mayor al que se pagó inicialmente; obteniendo así una ganancia de capital. Pero esto depende; al menos inicialmente (pues existen cuestiones como la sobre o subvaluación de acciones entre otras formas de especulación financiera), del desarrollo de la empresa a lo largo del tiempo; y su valor en el mercado será consecuencia de si dicha empresa experimentó un crecimiento o un deterioro en su situación patrimonial; razón por la cual puede haber pérdidas reales de los capitales aportados.

Cómo se determina el valor de una acción en la práctica[editar]

  • Dt = el dividendo que el accionista espera recibir al final del año t.
D0 es el dividendo más reciente ya pagado, D1 representa el primer flujo de efectivo que recibirá un nuevo comprador de la acción, D2 es el dividendo esperado a 2 años, etc.
  • P0 = Precio real de mercado de una acción al día de hoy, se fija sobre la base de g estimada por los inversionistas marginales.
  • ^P1 = Precio esperado o estimado de la acción al final del año t.
  • ^P0 = El valor intrínseco o teórico, que es el valor de un activo estimado por un inversionista, está justificado por los hechos. Puede diferir del precio actual de mercado del activo, de su valor en libros o ambos.
  • g = tasa esperada de crecimiento en dividendos por acción, si se espera que los dividendos crezcan a una tasa constante, entonces g será igual a la tasa esperada de crecimiento en el precio de la acción.
  • Ks = tasa requerida de rendimiento, es la tasa mínima de rendimiento sobre una acción común que un accionista considera como aceptable, considerando su grado de riesgo como los rendimientos disponibles sobre otras inversiones.
  • ^ks = tasa esperada de rendimiento que espera recibir un inversionista que compre la acción, la cual podría encontrase por arriba o por debajo de Ks.
  • Ks= tasa real (realizada) de rendimiento y posterior a los hechos, sobre una acción común que realmente es recibida por los accionistas. Puede ser mayor o menor que ^k o Ks

D1/Po = Rendimiento por dividendo, es el dividendo esperado dividido entre el precio actual de una acción de capital.

^P1 – Po = rendimiento por ganancias de capital que se espera obtener el año siguiente entre el

Po = precio inicial de la acción

Rendimiento total esperado, o sobre una acción determinada,

^Ks = es la suma del rendimiento esperado por dividendos (D1/Po) más el rendimiento por las ganancias de capital {(^P1 – Po) /Po}

Los dividendos esperados como base para determinar los valores de las acciones

El valor de un bono u obligación se encuentra como el valor presente de los pagos de intereses habidos a lo largo de la vida del bono más el valor presente del valor al vencimiento o valor a la par de los bonos

 \mbox{VB} = \frac{INT}{(1+k_d)}+\frac{INT}{(1+k_d)^{2}}+...+\frac{INT}{(1+k_d)^{n}}+\frac{M}{(1+k_d)^{n}}

Los precios de las acciones se determinan como el valor presente de una corriente de flujos de efectivo y la ecuación básica para la valuación de acciones es similar a la ecuación de valuación de los bonos, el tenedor de una acción recibirá una corriente de dividendos y el valor de la acción al día de hoy se calcula como el valor presente de una corriente infinita de dividendos:

Los flujos de efectivo esperados, son los dividendos esperados más el precio de venta esperado por la acción. Sin embargo se deben basar en los dividendos esperados en el futuro.

Valores de las acciones con crecimiento cero[editar]

Es una acción común cuyos dividendos futuros no se espera que crezcan en absoluto, es decir g = 0, donde los dividendos que se esperan en años futuros son iguales D1=D2=D3 y quitando los subíndices.

 \mbox{P} = \frac{D}{(1+k_s)}+\frac{D}{(1+k_s)^{2}}+...+\frac{D}{(1+k_s)^{n}}

Cuando se espera que un valor se pague un monto constante cada año se llama perpetuidad, así una acción con crecimiento cero es una perpetuidad, así el pago de esta perpetuidad es el pago correspondiente dividido entre la tasa de descuento, por lo tanto el valor de una acción en crecimiento de cero se reduce a

^P = Dks

Para encontrar el valor de Ks

^k = DPo ^ks = tasa esperada de rendimiento

^ks = Dks

Crecimiento normal o constante[editar]

Siempre se espera que el crecimiento en dividendos continúe en un futuro aproximadamente a la misma tasa que la del PIB real más la inflación, con un crecimiento constante, o sea, que g=constante.

 \mbox{P} = \frac{D_0(1+g)}{(k_e-g))}

{D_1} = {D_o(1+g)}

El modelo es una perpetuidad con crecimiento.

Modelo de crecimiento constante o modelo de Gordon que se usa para encontrar el valor de una acción de crecimiento constante. Así el crecimiento en dividendos es resultado del crecimiento de las utilidades por acciones (EPS), lo cual depende de la inflación, del monto de las utilidades que la compañía retiene e invierte y de la tasa de rendimiento que la compañía gana sobre su capital contable ROE.

Tasa esperada de rendimiento sobre una acción de crecimiento constante[editar]

Tasa esperada de rendimiento es igual al rendimiento esperado por dividendos más tasa esperada de crecimiento o rendimiento esperado por ganancias de capital

^k = D1 + g

Po

Rendimiento por ganancias de capital = ganancias de capital / precio inicial = %

Rendimiento por dividendos = D1

^P

Para una acción de crecimiento constante se espera que:

1) El dividendo crezca para siempre a una tasa constante g;

2) Que el precio de la acción crezca a esta misma tasa;

3) Que el rendimiento esperado por dividendos sea una constante;

4) Que el rendimiento esperado por ganancias de capital también sea una constante y que sea igual a g; y

5) Que la tasa total esperada de rendimiento ^ks, sea igual al rendimiento esperado por dividendos más la tasa esperada de crecimiento: ^ks = rendimiento por dividendos + g

Crecimiento supernormal o no constante[editar]

Es la parte del ciclo de vida de una empresa en la cual su crecimiento es mucho más rápido que el de la economía como un todo, para encontrar el valor de cualquier acción de crecimiento no constante, cuando la tasa de crecimiento se estabilice a través de, (1) encontrar el valor presente de los dividendos durante el periodo de crecimiento no constante, (2) encontrar el precio de la acción al final del periodo de crecimiento no constante, en cuyo punto se habrá convertido en una acción de crecimiento constante y descuente este precio al presente, y (3) añadir estos 2 componentes para encontrar el valor intrínseco de la acción ^Po.

El equilibrio del mercado de valores[editar]

Es aquella condición bajo la cual el rendimiento esperado sobre un valor es exactamente igual a su rendimiento requerido ^k = k y el precio es estable.

Se deben de mantener en equilibrio la tasa esperada de rendimiento, debe ser igual a 1 la tasa requerida de rendimiento ^ki = ki y 2 el precio real de mercado debe ser igual a su valor intrínseco tal como lo estima una inversionista marginal Po = ^Po.

Eficiencia de los mercados[editar]

El cambio en los precios de equilibrio de las acciones está expuesto a diferentes eventos

La hipótesis de eficiencia de los mercados afirma que los valores se encuentran en equilibrio, que se encuentran valuados a un precio justo cuando su precio refleja toda la información públicamente disponible sobre cada valor, y que es imposible que los inversionistas le ganen al mercado consistentemente.

Los teóricos de las finanzas definen tres formas o niveles de eficiencia de mercado:

  • a) La forma débil. Los precios anteriores se reflejan en los precios actuales de mercado. La información acerca de las tendencias en los precios de las acciones no es de utilidad.
  • b) La forma semifuerte. Eel precio actual de mercado refleja toda la información pública disponible, sin poder ganar rendimientos anormales mediante el análisis de acciones por el ajuste de los precios de mercado a las noticias buenas o malas
  • c) La forma fuerte. Los precios actuales del mercado reflejan toda la información pertinente.

Notas y referencias[editar]

  1. Mora Enguídanos, Araceli (2008). Diccionario de Contabilidad, Auditoría y Control de Gestión. Madrid: Ecobook. p. 12. ISBN 978-84-96877-23-8. Consultado el 11 de mayo de 2013. 
  2. Vidales Rubí, Leonel (2003). Glosario de términos financieros. Mexicali (México): Plaza y Valdés. p. 15. ISBN 970-7222-202-6 |isbn= incorrecto (ayuda). Consultado el 12 de mayo de 2013. 
  3. Mora Enguídanos, Araceli (2008). Diccionario de Contabilidad, Auditoría y Control de Gestión. Madrid: Ecobook. p. 13. ISBN 978-84-96877-23-8. Consultado el 11 de mayo de 2013. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]