Televisión por cable

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La televisión por cable, comúnmente llamada videocable, o simplemente cable, es un sistema de servicios de televisión prestado a los consumidores a través de señales de radiofrecuencia que se transmiten a los televisores fijos a través de redes de fibra óptica o cable coaxial. Usualmente se distribuyen a lo largo de la ciudad, compartiendo el tendido con los cables de electricidad y teléfono; en oposición al método a través del aire que se utiliza en la radiodifusión televisiva tradicional (a través de ondas de radio) en la que se requiere una antena de televisión. Pese a su nombre, los servicios de televisión por cable a menudo incluyen señales de radio.

Dicho cable, sea de fibra óptica o coaxial, también puede proporcionar servicios de telefonía e Internet (véase triple play).

La televisión por cable surge por la necesidad de llevar señales de televisión y radio, de índole diversa, hasta el domicilio de los abonados, sin necesidad de que estos deban disponer de diferentes equipos receptores, reproductores y sobre todo de antenas.

Breve introducción histórica[editar]

La existencia de redes de televisión por cable o CATV (Community Antenna Television) se remonta a mediados de los años 40. En el verano de 1949, en Estados Unidos, concretamente en Astoria, Oregón, un técnico llamado E.L. Parsons montó una pequeña red que se puede considerar precursora de la televisión por cable. Estaba constituida por un sistema de antenas, amplificadores y mezcladores de señal. Esta señal combinada era distribuida mediante cable a sus vecinos, que de esta forma podían ver diversos programas sin necesidad de disponer de antenas y con un buen nivel de calidad. Los primeros operadores de cable se denominan en España operadores de cable histórico.[1]

En Argentina[editar]

En Argentina, la televisión por cable aparece en los años 60 en el interior del país, donde las transmisiones abiertas no llegaban. Así fue como en 1965 aparece el circuito cerrado de televisión de Junín. En la década de los '90 la penetración de la TV por cable en los hogares argentinos llevó al país a un fenómeno inusitado en América Latina, llegando al 53% de la población.[2]

En los últimos años los sistemas de televisión por cable paga se han expandido, alcanzando los 6 millones de hogares en el año 2006 y concentrando casi la mitad de la audiencia de televisión por cable en Latinoamérica.

En la actualidad la penetración del servicio de televisión paga llega al 83% de los hogares argentinos, registrando subas en el encendido con respecto a la tendencia que se observa en los canales de aire.[3] [4] El país es el cuarto a nivel mundial con mayor penetración de TV por cable por hogar, solo superado por Canadá, Estados Unidos y Dinamarca.[5]

Es amplia la cantidad de canales de televisión por cable que transmiten desde Argentina o son retransmitidos por operadoras de ese país. Se destacan: Todo Noticias, Canal 26, A24, Crónica TV, C5N y CN23 en el rubro noticias; I-Sat o Space en cine; Utilisima o Infinito en interés general y TyC Sports o América Sports en deportes.

En España[editar]

En España en 1972, la entonces Dirección General de Radiodifusión y Televisión y la denominada entonces Compañía Telefónica Nacional de España, llegaron a un acuerdo por el que se regulaba la colaboración de Telefónica en los planes de implantación en España de la televisión por cable.[6] El acuerdo implicaba cablear primero en Madrid y Barcelona, y posteriormente en otras capitales donde se decidiera implantar el servicio. Las redes se pondrían a disposición de la Dirección General por un plazo de 10 años con posibilidades de ampliación. La fase inicial abarcaba en Madrid y Barcelona un área de unos 8 km cuadrados (con previsiones de ampliación de hasta 32 Km cuadrados, prácticamente el casco urbano de ambas ciudades entonces), y con una capacidad de hasta 9 canales (4 de ellos de recepción directa y los restantes con conversor). En 1976 el grado de avance de las redes estaba muy avanzado pero, debido al cambio político, las primeras redes de televisión por cable en España no aparecerían hasta principios de los años 80, especialmente en la modalidad conocida como vídeo comunitario, donde en un edificio o grupo de edificios se enviaba a través del sistema de antena colectiva de televisión la señal de un reproductor de vídeo mediante el que el "administrador del sistema" pasaba películas a cambio de un canon.

Estas pseudorredes, especialmente a causa de los conflictos de los derechos de exhibición, fueron evolucionando y a finales de la década de los ochenta surgen las primeras redes de CATV que ya emitían, junto a los canales españoles de televisión terrestre, diversos canales extranjeros, la mayoría procedentes de satélites, e incluso añadían alguno de producción propia, especialmente de carácter local, para hacerlos más atractivos. Estas redes han estado operando en la alegalidad, ya que no existió un marco legal regulatorio,[7] hasta que se promulgó, el 22 de diciembre de 1995, la Ley 42/1995 de las telecomunicaciones por cable. No obstante, con posterioridad, la Ley 32/2003 General de las Telecomunicaciones, ha derogado casi en su totalidad la anterior Ley 42/1995, estableciendo a su vez un nuevo marco regulador contingente de las televisiones por cable, dominio público radioeléctrico, servicios de las sociedad de la información, etc. La mayor parte de redes de cable histórico y los grandes operadores ofrecen ya triple play y quadruple play.[8]

En Chile[editar]

En Chile existen muchas empresas de TV cable, la más grande es VTR. Sin embargo, las primeras experiencias de Televisión en Circuito Cerrado empezaron en 1960, cuando un grupo de locatarios de la calle Estado, en el centro de Santiago, iniciaron las transmisiones de una estación televisiva. El proyecto estaba a cargo de la firma "Mercadotecnia y Gigante", bajo el auspicio de este grupo de locatarios, anunciados en la pantalla como "Los Amigos de la Calle Estado". El proyecto duraría tan solo unos meses. Luego de éste, en 1961, la Radio Simón Bolívar, en Concepción, implantó su propia red de televisión operando el Canal 5. Éste tenía una programación de 2 horas diarias, muy parecida a la de los canales universitarios capitalinos y porteños. Para esto se ocuparon los mismos equipos del proyecto de Santiago, sumados a dos cámaras y dos monitores "West Rex". Como ambos proyectos suponían la entrada de actores privados a la Televisión, el Gobierno decretó su cierre. Así, la TV por Cable debería esperar hasta 1986. Sólo entonces se autorizó la puesta en marcha del primer servicio propiamente tal de televisión pagada en Chile: Intercom, de propiedad de El Mercurio. Este cableoperador ofrecía 4 canales, todos de producción propia. Su cobertura en período de prueba alcanzaba 300 hogares de la comuna de Providencia. En 1989 empezaron a llegar las señales vía satélite, como ESPN, CNN, TV5, ECO, RAI y un puñado más. En los '90 empezó el "boom" de los cableoperadores en Chile, llegando en 1994 a tener más de 10.000 hogares conectados a alguna red. Posteriormente se añadieron varios servicios, como el Pay Per View, PPV (Pago por Ver), la TV Digital por Cable y, finalmente, las señales HD, 3D y el servicio Video On Demand, VOD. La penetración de la TV de pago llega al 66% de la población.

Definición de CATV[editar]

Aprovecha las redes de televisión por cable de fibra óptica o cable coaxial para convertirlas en una línea digital o analógica.

(Community Antenna Television - Televisión por cable). Servicio que ofrece transferencia de imágenes de televisión a domicilios abonados. Existen redes de televisión por cable desde los años 40. La primera red de cable fue montada en EE.UU. por un técnico en Oregon. La red contaba con un sistema de antenas, amplificadores y mezcladores de señal, y la señal era enviada por cables a sus vecinos, haciendo así posible que todos vieran televisión sin necesidad de antenas. Actualmente está extendido por todo el mundo.

Arquitectura de una Red CATV[editar]

Aunque existen diversas topologías de red a continuación se describe, de forma esquematizada, una que incluye los elementos principales de una red CATV. A fin de simplificar, no se describe la posibilidad de interactividad a través de la propia red, en sentido ascendente, para servicios del tipo pay per view o incluso para facilitar conexión a Internet. Los elementos componentes de la red descrita son:

Cabecera[editar]

La Cabecera es el centro de la red encargado de agrupar y tratar los diversos contenidos que se van a transmitir por la red. En la Figura 1, se puede ver como se aplica a una matriz de conmutación señales de vídeo de procedencia muy diversa.

Cabecera CATV.png

Figura 1.- Cabecera de una red CATV

Así tenemos receptores de programas vía satélite, otros de televisión terrestre o señales de vídeo procedentes de un centro de producción local. Por razones de simplificación solo se representan nueve señales de entrada a la matriz, pero su número puede ser mucho mayor, tantas como canales facilite el operador de la red.

Después de pasar por la matriz, las señales de vídeo son moduladas para colocar a cada una de ellas en un canal distinto y poder agruparlas en el combinador para formar la señal compuesta que se enviará al Terminal Cabecera de Red situado en la misma localidad de la Cabecera. Otras señales son inyectadas a codificadores analógico/digitales para ser enviados mediante tramas de la red SDH o ATM a cabeceras remotas de redifusión situadas en otras poblaciones distintas de la Cabecera principal.

Asimismo en la cabecera, se reagrupan todas las señales de datos provenientes de los cablemodems. situados en casa del receptor. Estas señales son inyectadas a la CMTS, donde se gestionan los servicios de datos, telefonía, Internet, VOD, entre otros. Principalmente se conoce como head-end.

Terminal Cabecera de Red[editar]

El Terminal Cabecera de Red es el encargado de recibir la señal eléctrica generada en la Cabecera y transformarla en señal óptica para su envío por fibra a los diversos centros de distribución repartidos por la población.

Terminal CATV.png

Figura 2.- Terminal Cabecera de Red CATV

En la Figura 2 se pueden observar los elementos que componen este terminal así como los encargados de la distribución y reparto, que se describen a continuación.

Centro de distribución[editar]

En el Centro de Distribución, la señal óptica se convierte nuevamente en eléctrica y se divide para aplicarla a los distribuidores. En cada distribuidor tenemos un amplificador para elevar el nivel de la señal, atenuada por la división. A continuación la convertimos nuevamente en óptica y mediante fibra se encamina hasta la proximidad de los edificios a servir, es lo que se denomina fibra hasta la acera, aunque esto no sea enteramente exacto. Estas fibras terminan en las denominadas Terminaciones de Red Óptica.

Terminación de Red Óptica[editar]

La Terminación de Red Óptica es el último eslabón de la red. Colocadas, generalmente, en zonas comunes de los edificios, como garajes o cuartos de contadores, sirven de terminal de las fibras hasta la acera (Fiber Deep) que portan las señales ópticas que van a ser convertidas nuevamente en eléctricas y aplicadas a un distribuidor para, mediante cables coaxiales, llevar la señal de televisión a los domicilios de los abonados al servicio.

Regulación del cable[editar]

Argentina[editar]

En Argentina, los servicios de televisión por cable y satelital son regulados por la ley n° 26.522 "Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual".

Esta ley, limita a los cableoperadores a tener un máximo de 24 licencias (cada licencia equivale a una ciudad, sin embargo, si las ciudades o pueblos adyacentes poseen menor cantidad de población, no se computará una licencia para la operación en el mismo). Además solo pueden generar una señal propia que será emitida por su red (y por otras redes en caso de que se venda la señal).

El objetivo de la ley es des-monopolizar el mercado de televisión argentino, donde el principal actor era la empresa Cablevisión (fusión de Multicanal y Cablevisión) propiedad del Grupo Clarín.

La ley prevee un plazo donde las empresas cableras (y otras afectadas por la ley) deberán adecuarse, vendiendo o dividiéndose en grupos hasta estar acorde con la cantidad de licencias permitidas.

Las principales empresas hasta el momento del sector en el interior del pais son: Cablevisión (Grupo Clarín), Telecentro (Argentina) (Grupo Telecentro) y Supercanal (UNO Medios).

En el caso del Area Metropolitana de Buenos Aires, los principales cableoperadores son Cablevision, Telecentro y TeleRed (esta última en propiedad de un 49% por Multicanal).

España[editar]

En España, el cable viene regulado por la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones, que ha sido modificada por la Ley 10/2005, de 14 de junio, de Medidas Urgentes para el Impulso de la Televisión Digital Terrestre, de Liberalización de la Televisión por Cable y de Fomento del Pluralismo, que pone en vigor la liberalización efectiva del servicio.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Fondevila Gascón, Joan Francesc (2004). “Las redes de telecomunicaciones de cable histórico: realidad y tendencias”. Revista de Comunicación de la SEECI (Sociedad Española de Estudios de la Comunicación Iberoamericana), 11 (VII), pp. 67-89. ISSN: 1576-3420 http://www.seeci.net/seeci/Numeros/Numero%2011/JFFond.pdf “Las redes de telecomunicaciones de cable histórico: realidad y tendencias” (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  2. Patricia Arancibia (27 de septiembre de 1996). «La otra televisión». clarin.com. Consultado el 03 de noviembre de 2013.
  3. Latin American Media and Entertainment Observatory (febrero de 2013). «En Argentina, el 83% de los hogares tiene TV paga (entre los sectores de ingresos bajos llega al 77%)».
  4. Televisioncomar (mayo de 2013). «A la tarde, 10. A la noche, 20».
  5. Subsecretaría de Cultura (marzo de 2008). «Television por cable».
  6. 1 RTVE 1976, Nuestro Libro del Año (1976)
  7. Fondevila Gascón, Joan Francesc (2009). “La adaptación regulatoria de los operadores de cable histórico en España. La competencia de los grandes operadores/Older Cable Operators Adapt to New Regulations in Spain. Competition for Large Cable Operators”. Telos. Cuadernos de Comunicación e Innovación, 80, pp. 139-146. ISSN: 0213-084X http://www.telos.es/articuloexperiencia.asp?idarticulo=1&rev=80
  8. Fondevila Gascón, Joan Francesc (2009). “El peso de la televisión en el triple play de los operadores de cable en España y en Europa”. ZER, Revista de Estudios de Comunicación (Journal of Communication Studies), 14 (27), pp. 13-31. ISSN: 1137-1102. http://www.ehu.es/zer/hemeroteca/pdfs/zer27-01-fondevila.pdf