Farándula

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
«Showbiz» redirige aquí. Para el disco del grupo inglés Muse, véase Showbiz (álbum)
La moderna farándula escenificada por el colectivo Cabaret Red Light (2009).

Farándula (del provenzal farandoulo),[1] o las expresiones inglesas Show business y Showbiz (traducibles como el negocio del espectáculo o el mundo del espectáculo), y la francesa troupe (admitida por el DRAE),[2] pueden referirse a diversos conceptos próximos entre sí:

Origen histórico[editar]

El dramaturgo y cómico Agustín de Rojas Villandrando, en su obra El viaje entretenido (1603, 1611 y 1624), da noticia de ocho tipos de compañías de teatro ambulante de la época: bululú, ñaque, gangarilla, cambaleo, garnacha, bojiganga, compañía y, por supuesto farándula, que describe así:[3]

"Farándula es víspera de compañía; traen tres mujeres, ocho y diez comedias, dos arcas de hato; caminan en mulos de arrieros y otras veces en carros, entran en buenos pueblos, comen apartados, tienen buenos vestidos, hacen fiestas de Corpus a doscientos ducados, viven contentos (digo los que no son enamorados). Traen unos plumas en los sombreros, otros veletas en los cascos, y otros en los pies, el mesón de Cristo con todos. Hay Laumedones de «ojos, decídselo vos», que se enamoran por debajo de las faldas de los sombreros, haciendo señas con las manos y visajes con los rostros, torciéndose los mostachos, dando la mano en el aprieto, la capa en el camino, el regalo en el pueblo, y sin hablar palabra en todo el año."

Agustín de Rojas Villandrando, El viaje entretenido, Libro I, 1603

Por su parte, Narciso Díaz de Escovar, en su estudio monográfico Intimidades de la farándula; colección de artículos referentes a la escena, comediantes y escritores dramáticos desde el siglo XVI hasta el día. (1916), dejó un no menos entretenido viaje por la bibliografía del fenómeno "farandulero".[4]

En la literatura[editar]

La farándula histórica ha sido también protagonista como motivo o escenario literario. Pueden citarse: una comedia en dos actos del premio Nobel Jacinto Benavente, La canción de la farándula, comedia en tres cuadros de Emilio Carrere (1912); o haber sido glosada, cantada o reseñada por Azorín (1915), Eduardo Zamacois (1914), el actor uruguayo José Podestá (Medio siglo de farándula, 1930), entre un largo etcétera.[5]

Subgénero cinematográfico[editar]

Sobre el mundo de la farándula se ha desarrollado un subgénero cinematográfico que representa la vida cotidiana de los cómicos de farándula. Especialmente, para España El último cuplé (1957), de Juan de Orduña y protagonizada por Sara Montiel; y desde un punto de vista opuesto, Cómicos (1954) de Juan Antonio Bardem, que pasó a ser un referente socio-cultural durante el final del franquismo y la transición (la canción Cómicos de Víctor Manuel, 1975,[6] fue utilizada como himno de las movilizaciones de actores). Se ha señalado su paralelismo con la descripción del mundo del teatro estadounidense de All About Eve (1950), cuyo tema y título fueron a su vez reutilizados por Pedro Almodóvar (Todo sobre mi madre, 1999). Otras películas del género, ambientadas en la posguerra española, son Pim, pam, pum... ¡fuego! (1975, Pedro Olea), La corte de Faraón (1985, José Luis García Sánchez), El viaje a ninguna parte (1986, Fernando Fernán Gómez), ¡Ay, Carmela! (1990, Carlos Saura), La niña de tus ojos (1998, Fernando Trueba), o Pájaros de papel (Emilio Aragón, 2010).

Uso despectivo[editar]

Farándula y "famoseo"[editar]

Con carácter despectivo, "farándula" se ha asociado en ocasiones a los círculos de famosos o celebridades (utilizado muy frecuentemente en inglés -celebrity-) cuya vida privada es objeto de atención de los medios de comunicación de masas, especialmente de la denominada prensa del corazón, que se centra en el mundo de los negocios y del espectáculo: las artes escénicas, la música (especialmente la música popular), el cine, la televisión, el deporte (especialmente el deporte-espectáculo), la tauromaquia, o la vida social que presente algún tipo de característica destacada o atractiva tanto en lo positivo (riqueza, poder, nobleza, belleza) como en lo negativo (escándalos de naturaleza afectiva, sexual o financiera, vicios, drogadicción, etc.), hasta llegar a lo morboso y extravagante (friki, del inglés freak) o el encumbramiento mediático de personas anónimas por el propio hecho autorreferencial de aparecer en los medios de comunicación de forma más o menos efímera. Un ejemplo televisivo de este fenómeno sociológico pueden considerarse las tertulias de chismorreo («faranduolo Berlusconi») en las que famosos 'de medio pelo' arremeten contra famosos 'oficiales'. Fenómeno de tan intenso reflejo público que ha llegado a despertar el interés no solo de algunos círculos periodísticos, sino incluso de estudios de análisis de medios.[7]

Una reflexión cinematográfica en torno al mencionado 'famoseo', en versión italiana y con indiscutible nivel intelectual, puede apreciarse en la obra de Federico Fellini La dolce vita (1960).[8]

"Faranduleros" y "Clan de la ceja"[editar]

Faranduleros es una expresión que se utiliza, especialmente con propósito ofensivo a partir de 2003 en España, por los medios de comunicación de orientación conservadora o de derechas para designar a los actores, directores, cantantes, etc. que apoyan a partidos políticos o causas progresistas o de izquierda.[nota 1] Los desencadenantes más destacados fueron las campañas No a la guerra y Nunca Máis (2003), críticas al gobierno del PP; y el apoyo al PSOE en las elecciones de 2004 y 2008 (que por utilizar un determinado signo -llevarse a la ceja un dedo arqueado en imitación del aspecto físico de José Luis Rodríguez Zapatero- originó la expresión Clan de la ceja).[9]

También en España, y con referencias negativas similares, se suele asociar al mismo mundo de la farándula, a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), particularmente por su relación con la difusión de la cultura y el poder político.[nota 2]

A su vez el término es utilizado en países como Colombia y Venezuela para designar a aquellas personas que presentan un interés desmedido por ser vistos o por figurar en los tabloides o en los eventos y lugares públicos.

Títulos de obras[editar]

Grabado de Goya[editar]

El grabado de Goya.

Películas[editar]

Otros[editar]

Notas[editar]

  1. Entre los así tachados: varios miembros de la familia Bardem (Carlos Bardem, Javier Bardem, Pilar Bardem), la pareja formada por Ana Belén y Víctor Manuel, Miguel Bosé, Pedro Almodóvar, Willy Toledo, etc.
  2. Fue muy divulgada la atribución (posteriormente desacreditada) de la culpa de la paliza recibida por el periodista conservador Hermann Tertsch: "Pueden haber sido moros, antifascistas o gente normal del cine o de la SGAE", 15 de diciembre de 2009.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]