Music hall

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Número de variedades en que cinco jóvenes enseñan sus gatitos bajo la falda

El Music hall fue una forma de espectáculo muy popular en Gran Bretaña entre 1850 y 1960, pero que luego entró en decadencia. El término puede referirse a:

Orígenes y desarrollo[editar]

El Interior del Canterbury Hall, abrió el año 1856 en Lambeth, Londres y tuvo sus orígenes en el espectáculo ofrecido en bares de estilo o pubs de los años 1830. Estos lugares reemplazaron los entretenimientos semi rurales de ferias tradicionales y jardines suburbanos de placer tales como Vauxhall Gardens y los Cremorne Gardens. Estos últimos fueron desplazados por el desarrollo urbanístico y perdieron su popularidad.

El Hall era una sala en el bar donde se ejecutaba canto, baile, drama o comedia, previo pago de una admisión. El Hall más famoso de Londres de los más antiguos era el salón Greco en The Eagle, City Road, el cual aún es famoso en estos días por una canción de cuna inglesa, con una misteriosa letra.

Arriba y abajo de City Road
Dentro y fuera de The Eagle
Esa es la forma en que se mueve el dinero
Popular es la comadreja.

Otros como las salas "song and supper" incluían la de Evan en el Covent Garden , el Coal Hole en The Strand, el Cyder Cellars en Maiden Lane, Covent Garden y el Salópiedrn Mogul en Drury Lane. El music hall como lo conocemos, se desarrolló a partir de tales establecimientos en los años 1850 y fue construido encima y en los sótanos de los pubs. Algunos Music halls famosos construidos en esa era son:

  • El Middlesex, Drury Lane (1851) - levantado en el lugar del Mogul Saloon.
  • El Canterbury, Westminster Bridge Road, Lambeth (1856).
  • Wiltons, Wellclose Square in the East End (1856). - constituye en la actualidad el Music Hall más antiguo del mundo.[1]
  • Weston's en Holborn (1857) - erigido en el lugar del Seven Tankards y Punch Bowl Tavern.
  • The Oxford, Oxford Street (1861) - construido en el sitio de un lugar de entrenamiento llamado Boar and Castle.
  • El London Pavilion (1861).
  • Deacons en Clerkenwell (1862).
  • Collins en Islington (1862).

Teatro de variedades[editar]

Teatro Coliseum de Londres

Luego, una nueva era de 'teatro de variedades' y edificios de gran envergadura fue preconizada por el nuevo Pavilio de Londres en 1885. De acuerdo a Charles Stuart y a A.J. Park en su clásico The Variety Stage (1895):

Hasta ahora los halls han dado indudable evidencia de sus orígenes, pero los últimos vestigios de sus viejas conexiones fueron dejados de lado y emergieron en todo el esplendor y su renacida gloria. Los mayores esfuerzos del arquitecto, el diseñador y el decorador fueron puestos a su servicios y el music hall del pasado renunció al apelativo de 'teatro de variedades' de hoy en día, con sus clásicos exteriores de mármol y piedra, su auditorio pródigamente fijado y sus elegantes y lujosos vestíbulos, así como vastamente iluminados pasillos por miríadas de luces eléctricas.
Teatro Palladium, en Londres

Uno de los más grandes nuevos halls fue el Coliseum Theatre construido por Oswald Stoll en 1904 al final de la calle St Martin's Lane. El cual fue seguido por el London Palladium (1910) en Little Argyll Street. Como el Music hall creció en popularidad y respetabilidad, la distribución original de un hall grande con mesas en que se servían copas, cambió a un auditorio sin bebidas. La aceptación del Music hall como una forma cultural legítima fue sellada por la representación realizada ante el rey Jorge V en 1912 en el Palace Theatre. Sin embargo, a objeto de mantener su respetabilidad, la estrella de music hall del momento Marie Lloyd no fue invitada dado su carácter 'picante' a los ojos y oídos de la monarquía.

La presión por conseguir mayores sueldos para los autores de music hall llevó a la aplicación de la ley de propiedad intelectual a las composiciones musicales. Esta situación fomentó la industria de grabación de música y las ventas de música en fonogramas. El término Tin Pan Alley, para la industria de publicación de la música ganó adeptos entre editores rivales. Los editores musicales de la época como Feldman, Francis and Day, etc. eran compañías grandes y extremadamente rentables. Ellos vendieron el derecho de cantar canciones a artistas particulares y ninguna otra persona tenía el derecho de cantar las canciones en público.

Alistamiento[editar]

La Primera Guerra Mundial es considerada por muchos como el punto álgido de la popularidad del music hall. Los artistas y compositores se lanzaron a dar apoyo público y expresaron su entusiasmo por los esfuerzos realizados en pro de la guerra. El Music hall patriótico con composiciones como Keep the Home Fires Burning, Pack up Your Troubles, It's a Long Way to Tipperary y We Don't Want to Lose You (but we think you ought to Go), fueron cantados por los soldados en las trincheras y por las audiencias en casa.

Muchas canciones promovían el alistamiento (All the boys in khaki get the nice girls, todos los hombres de caqui tienen chicas lindas); otras satirizaban elementos particulares de la experiencia de guerra. What did you do in the Great war, Daddy criticó a los usureros y gandules; la canción de Vesta Tilley llamada I've got a bit of a blighty one describía a un soldado fascinado de haber sido seriamente herido y enviado a casa. Las rimas forzadas daban una sensación de humor negro (When they wipe my face with sponges/ and they feed me on blancmanges/ I'm glad I've got a bit of a blighty one: Cuando limpian mi cara con esponjas y me pegan la sarna, estoy feliz de estar un poco infectado)

El Music hall continuó durante los años 1920s, 1930s y 1940s, pero no como la única forma dominante de entretenimiento popular en Gran Bretaña. La llegada de la radio y la baja en los precios del gramófono, lo dañaron enormemente. Ahora tenía que competir con el jazz, el swing y la música de baile de las Grandes Bandas, así como con el cine. A pesar de ello, el music hall dio origen a grandes estrellas, tales como George Formby, Gracie Fields, Max Miller y Flanagan y Allen durante este período.

Decadencia[editar]

Después de la Segunda Guerra Mundial, la competencia de la televisión y otros géneros musicales, como el Rock and Roll, llevó a la lenta desaparición de los music halls, a pesar de algunos intentos desesperados de retener a la audiencia mediante actos desnudistas. El golpe final vino cuando Moss Empires, la cadena más grande de Music Hall británica, cerró la mayoría de sus teatros en 1960. De todas formas la puesta en escena y películas musicales continuaron siendo influenciadas por el idioma del music hall. Oliver!, Dr. Dolittle, My Fair Lady y muchos otros musicales mantenían fuertes raíces en el music hall. La serie de la BBC, The Good Old Days, que duró treinta años, recreaba el music hall para la audiencia moderna y el Paul Daniels Magic Show contenía varios actos especializados, cuya presencia en televisión se prolongó desde 1979 a 1994. Enfocado a una audiencia más joven, pero aún conservando mucho del music hall estaba también el Show de los Muppets.

Bibliografía[editar]

  • Histoire du music hall, Jacques Feschotte. Puf, Paris, 1965. (Que sais-je ?).
  • La Historia del Music hall, Sebastián Gasch. Ediciones G. P. Barcelona, 1962.

Referencias[editar]