Periodismo del corazón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Periodismo del corazón o prensa rosa son dos de los nombres que recibe una forma de periodismo dedicada a informar sobre la vida de las celebridades y la farándula. Debe distinguirse claramente de la prensa amarilla o sensacionalista.

Características[editar]

El origen de esta prensa se encuentra en la sección periodística antigua denominada crónica de sociedad, crónica de salones o ecos de sociedad, donde se daba cuenta de los matrimonios, peleas, divorcios, embarazos, natalicios, necrológicas, entierros, éxitos, fracasos, fiestas, vacaciones, compras de casas, operaciones, enfermedades, sucesos y demás acontecimientos sociales de las capas altas de la sociedad y de las celebridades en terrenos como el deporte, las finanzas, la política o los espectáculos. Priman sobre todo los contenidos que poseen una alta carga emocional y que están relacionados con las mujeres. En la actualidad hay revistas monográficas consagradas sólo a este tipo de noticias; en España, por ejemplo, Hola, Lecturas, Diez Minutos etcétera, consumidas por un público mayoritariamente femenino, por lo que su propósito no es tanto informar como conmover o emocionar. Se trata de revistas primorosamente ilustradas: las fotografías, a todo color, ocupan más espacio e importan más que los textos, ya que sirven de pasarela de la moda actual, hasta el punto de que algunas veces las entrevistas a las celebridades han sido inventadas con permiso de la persona entrevistada, que no tiene tiempo para hacerla, de forma que el periodista ofrezca una visión excelente y muy elegante del personaje. Como lo que importa a fin de cuentas es el reportaje fotográfico, muchas celebridades venden las fotos de sus eventos más importantes a la prensa del corazón por grandes sumas y, si no se logran comprar esos reportajes, las revistas del corazón contratan a fotógrafos especializados en conseguirlas furtivamente llamados paparazzi. A veces también las revistas recurren a un grupo constante de celebridades creadas de baratillo por ellas mismas, y en realidad pagadas o a sueldo de sus redacciones, para que se inventen noticias: falsos divorcios, embarazos, hijos y eventos, cuando no hay nada que publicar, llegándose al fenómeno de la vedettización. Faltas de todo código deontológico, incluso se atreven a espiar con medios electrónicos los teléfonos de los famosos, como se descubrió en 2011 en Inglaterra en las publicaciones tabloides del magnate Rupert Murdoch, él también, por una vez, protagonista de una noticia de la prensa del corazón. Este tipo de prensa escrita y audiovisual ofrece una visión lujosa, optimista y hedonista de la existencia y carece de compromiso social y moral, por lo que son consumidas ávidamente por los sectores burgueses o de clase media que quieren, de algún modo, imitar o reproducir ese estilo de vida tan glamouroso y materialista, envidiarlo, atacarlo o simplemente criticarlo.

Difusión en España[editar]

La duquesa de Alba y su familia protagonizan frecuentemente la prensa rosa española.

Especialmente popular en Europa, en el caso de España la prensa rosa tiene un origen probable en las páginas en huecograbado del diario ABC y su suplemento Blanco y Negro y un público amplio, aunque también es criticada por su frivolidad. Ante la buena acogida de este tipo de contenidos, cada vez son más los medios generalistas que insertan en sus páginas noticias de este tipo. Las revistas de este tipo de prensa con mayor difusión, según la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD)[1] son:

  1. Pronto.
  2. ¡Hola!
  3. Diez Minutos.
  4. Lecturas.
  5. Semana.
  6. Cuore.
  7. Revista QMD.

También en televisión las cadenas generalistas y autonómicas dedican buena parte de su programación a esta clase de contenidos, llegando incluso a constituir el grueso de las emisiones de las mismas debido a su gran éxito. Esta clase de programas abarcan formatos como las entrevistas, tertulias e incluso duelos entre personajes. Las personas que aparecen en estos medios se llaman: famosos, personajes populares, personajes del corazón (realeza, aristocracia, actores, toreros, cantantes, deportistas, presentadores de televisión, personajes de la televisión, modelos, relaciones públicas, concursantes. Los encargados de entrevistar a los personajes son los periodistas del corazón o periodistas de la prensa rosa. Tampoco tienen por qué ser necesariamente periodistas y simplemente pueden ser tertulianos famosos por ser amigos o familiares de una celebridad, o ex-concursantes de algún reallity show, entre otros. Estos programas degeneran con frecuencia buscando la máxima audiencia al no respetar intimidad ni código deontológico alguno, especialmente en Televisión, donde el espectáculo exige una mayor agresividad, escándalo, destrucción, crítica impía cuando, al menos en teoría, estos programas debían orientarse en sentido opuesto.

Este tipo de prensa normalmente es despreciada por la sociedad española,[cita requerida] aunque también hay mucho grado de hipocresía ya que aunque casi nadie reconoce ver programas del corazón, luego son los que más audiencia poseen. Este tipo de prensa se critica por ser extremadamente amarillista, sensacionalista, hipócrita, morbosa o incluso delictiva pues se llegan a insinuar cosas sobre las que normalmente no hay ninguna prueba que lo constate aunque se venden como ciertas y constatadas.[cita requerida]

Telecinco es el canal privado español con más programación de corazón, con programas en parrilla como Sálvame y Sálvame Deluxe, El programa de AR, La Noria o Vuélveme Loca, Antena 3 tiene varios contenidos destacados como DEC o Tal cual lo contamos, o en menor medida, Espejo Público, mientras que la Sexta no posee ni ha poseído ningún programa de este género, aunque tenía uno de crítica y humor llamado Sé lo que hicisteis... donde hay una sección que critican a los programas del corazón y a la tele basura con el propósito de hacer reír, y es lo que les ha hecho convertirse en uno de los programas más conocidos y premiados de la televisión española. En el canal Cuatro hubo uno llamado Channel Nº4 presentado por Boris Izaguirre y Ana García-Siñeriz, además de otro pero de menor duración llamado Nos pierde la fama presentado por Nuria Roca. Programas destacados de este tipo de género en la televisión española ha habido y hay muchos como Aquí hay tomate, DEC, Salsa rosa, A tu lado, Sálvame, Corazón, corazón, Está pasando, El buscador o TNT. (Nótese que siete de los nueve mencionados pertenecen o pertenecieron al canal Telecinco).

También cabe destacar que hay programas que si bien "tocan" la denominada prensa rosa, no dedican el 100% de su programación a este género, como los ya mencionados Espejo Público o La Noria entre otros, además de este tipo ser programas ya desaparecidos como Esta Mañana o Día a día.

Se estima que la audiencia de este tipo de medios es esencialmente femenina aunque por fortuna cada vez se iguala más con la masculina debido a la equidad de género.[cita requerida]

En 2011 el Tribunal Supremo condena a la revista Diez Minutos a pagar 48000€ al presentador Andreu Buenafuente por divulgar fotos de él con su pareja sin su permiso.[2]

Difusión en Hispanoamérica[editar]

Chile[editar]

Fue en la década de 2000, especialmente a partir de 2002, cuando la prensa de farándula ha tomado en Chile un gran auge con el nacimiento de programas de televisión, tales como SQP, Primer plano, Mira quién habla, Intrusos, En portada, Alfombra roja y Secreto a voces, entre otros.

Si bien el género empieza a tener una tímida aparición a mediados de la década del '70, cuando surgen revistas como Cosas (1976) y Caras (1988) que tratan algunos aspectos de la vida de personas famosas, aunque mezclándolas con temas de actualidad y vida social,[3] y posteriormente, ocurren algunos hechos aislados que fueron bastante difundidos por la prensa local, como los matrimonios entre el automovilista Eliseo Salazar y la ex Miss Chile Raquel Argandoña en 1984, o entre la Miss Universo Cecilia Bolocco y Michael Young en 1990, los comienzos "oficiales" se encuentran a principios de la década de 1990, cuando el periodista Carlos Tejos, quien terminaba sus años en Buenos Aires, introdujo en 1995 un nuevo campo temático en el matinal Buenos Días a Todos de Televisión Nacional de Chile, donde se trataba la vida de los famosos. El impacto medial del trabajo de Tejos, quien, por ese entonces, ya era editor en revista Cosas, fue tan significativo, que el actor Daniel Alcaíno creó un personaje, Yerko Puchento, el que caricaturizaba su trabajo como comunicador social. De Tejos, Yerko Puchento sacó su vocabulario y copió expresiones tales como: «Somos el único medio», «Corre video», «Toda vez qué», «La otrora», «Apolíneo», «Señora mía» y «Chiquillos míos», entre muchas otras.

Aunque no se tiene certeza de cuándo empezó este fenómeno propiamente tal, existe una opinión mayoritaria que reconoce como el inicio de la prensa de farándula cuando el diario La Tercera colocó en portada el altercado que tuvieron el 25 de julio de 1999 las modelos Daniella Campos y Titi Ahubert en la discoteca Skuba en Las Condes, cuando Campos supuestamente agredió a la segunda (tirándola del cabello) por estar bailando con su ex, el entonces futbolista Iván Zamorano. Este hecho agotó durante varios días los ejemplares de este periódico. A las dos semanas, el diario Las Últimas Noticias decidió cambiar su formato y su línea editorial para cubrir exclusivamente este tipo noticias. Al poco tiempo, La Cuarta adoptó también este modelo de negocios.

En la actualidad, varios medios de prensa escrita han dado mayor importancia en sus publicaciones a este tipo de temas, como Las Últimas Noticias y La Cuarta. Incluso, han aparecido revistas dedicadas a la farándula, como SQP, La Revista, entre otras.

Otro medio donde se tocan temas de farándula es Internet, donde el portal Terra.cl se preocupa de sacar golpes noticiosos sobre la farándula, levanta galerías de fotos de famosos en escasa ropa y sugerentes poses. Pero Las Últimas Noticias (LUN), en su versión online, es quien realmente maneja la agenda de la prensa rosa.[cita requerida] Todo comienza cuando se publica un rumor,[cita requerida] si es uno de las noticias más visitadas, al día siguiente será portada en su versión papel.[cita requerida] Luego, esta portada se muestra por los programas matinales, generando la atención de la audiencia y, por ende, puede llevar a incluso crear programas especiales donde se entrevisten a los protagonistas de la noticia.

En el Te Deum Evangélico 2007, se criticó a este tipo de prensa: «La prensa de la farándula muestra el peor rostro del ser humano».

México[editar]

El interés de la prensa rosa comienza en 1994 cuando la revista TVNOTAS sale al mercado y causa furor, convirtiéndose rápidamente en la revista más vendida de México. En Televisión inicia cuando TV Azteca emite el programa Ventaneado,[4] el cual define este tipo de televisión en México. El canal de la competencia, Televisa, demanda al programa por criticar a sus actores y crea un programa similar, "La Botana", renombrado en 2001 como "La Oreja" y creando otro llamado "Con Todo", enfocado más a duelos entre los entrevistados[5] y varias revistas con este fin. Actualmente ninguno de los dos programas anteriores se emite más al aire, siendo "Ventaneando" el único que ha prevalecido con éxito.

Venezuela[editar]

Este tipo de periodismo había pasado muy desapercibido en Venezuela, hasta que en 1963 apareció la revista Variedades, publicación perteneciente al Bloque Dearmas. Fue la primera revista venezolana orientada al público femenino, y también fue la primera en publicar informaciones del mundo de la farándula nacional e internacional, aunque bien no representa la línea editorial ni la totalidad de las secciones temáticas de la revista. En la década de los '80, comienza a tener cierto auge con la publicación de la revista Ronda, también perteneciente al mismo grupo editorial, el cual publica noticias del espectáculo, la cultura y farándula local en su mayor parte, aunque también incluye noticias de eventos y artistas internacionales. También circuló por muchos años la revista de la Cadena Capriles "Venezuela Gráfica", la cual finalizó sus ediciones en 1999.

Por su parte, en el mundo de la televisión venezolana, durante mucho tiempo no existían programas de televisión dedicados a la prensa del corazón, hasta que en los noticieros incorporan una sección con noticias de la farándula nacional e internacional, inicialmente sólo los fines de semana y luego a diario, en la parte final de cada emisión; en los 90 inicia "Estrenos y Estrellas" en Venevisión y "De Boca en Boca" en RCTV. Posteriormente esta industria creció con la llegada de varios programas de televisión dedicados a este tipo de noticias. Un programa emitido por la cadena Venevisión se inició en 2003, llamado 'Sálvese Quien Pueda' (no confundir con el programa del mismo nombre, de producción chilena, actualmente transmitido por Chilevisión), el cual en sus inicios tuvo éxito moderado, pero luego fue sacado del aire por los bajos niveles de audiencia. Su cadena rival en aquel entonces, RCTV, tenía un programa llamado 'Ají Picante', que incorporaba informaciones "calientes" de la farándula local, como una de las secciones del programa, además de cobertura de la movida discotequera y de intempestivas entrevistas a famosos y a personas llamativas de dichas fiestas. En 2008, la cadena Televen inicia un proyecto de prensa rosa, lo que hasta el momento el programa de farándula más exitoso del país llamado La Bomba, que cuyos anfitriones han conquistado a la audiencia con una manera casi teatral de relatar las notas; este estilo era más de chismes y noticias de personalidades de la farándula, que de cobertura de eventos. El éxito ha sido tal que otros canales, entre ellos La Tele, lanzó un programa de farándula con la idea de hacer competencia al programa similar en Televen, llamado 'Los Pepazos de la Pepa', y Canal i, haría lo mismo lanzando su programa de farándula llamado 'Las Bellas y la Bestia'.

Referencias[editar]