Nelson Mandela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Madiba»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Nelson Mandela Nobel prize medal.svg
Nelson Mandela

10 de mayo de 1994-14 de junio de 1999
Vicepresidente   Frederik Willem de Klerk
Thabo Mbeki
Predecesor Frederik Willem de Klerk (Presidente del Estado de Sudáfrica)
Sucesor Thabo Mbeki

Datos personales
Nacimiento 18 de julio de 1918
Bandera de Sudáfrica Mvezo, El Cabo, Unión de Sudáfrica
Fallecimiento 5 de diciembre de 2013 (95 años)
Bandera de Sudáfrica Johannesburgo, Gauteng, Sudáfrica
Partido Congreso Nacional Africano
Cónyuge Evelin Ntoko Mase (1944-1957)
Winnie Madikizela (1954-1996)
Graça Machel (1998-2013)
Hijos 6
Profesión Abogado
Religión Metodista
Firma Firma de Nelson Mandela
Sitio web Mandela Foundation

Nelson Rolihlahla Mandela (IPA: [roli'ɬaɬa]) (Mvezo, Unión de Sudáfrica, 18 de julio de 1918 - Johannesburgo, Gauteng, Sudáfrica, 5 de diciembre de 2013),[1] [2] fue un abogado, político, líder del Congreso Nacional Africano (CNA) y comandante en jefe de la organización guerrillera/terrorista Umkhonto we Sizwe (MK) o «La Lanza de la Nación».[3] En palabras de van Engeland y Rudolph (2007), pasó de terrorista a político hasta llegar a presidente de Sudáfrica (1994 - 1999).

Encabezó la rama violenta de la oposición sudafricana al régimen del Apartheid con sabotajes primero y posteriormente asesinatos y atentados con minas antipersonal e incursiones armadas. En 1962 fue arrestado y condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. La mayor parte de los 30 años que estuvo en la cárcel los pasó en la prisión-isla de Robben Island.

Tras su liberación, el 11 de febrero de 1990, Mandela trabajó con el entonces presidente de Sudáfrica, Frederik Willem de Klerk, como representante de su partido en las negociaciones para conseguir una democracia multirracial en Sudáfrica que dieron paso a las primeras elecciones con sufragio universal de 1994. Tras el aplastante triunfo del CNA, Mandela fue elegido presidente por el parlamento.[4] Por su trabajo en común, Mandela y de Klerk recibieron conjuntamente el Premio Nobel de la Paz de 1993.[5] Su prioridad estuvo frecuentemente en la reconciliación nacional, el progreso del país y la alfabetización de la infancia.[6]

Su última aparición pública fue el 11 de julio de 2010 en la final del Campeonato Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010. Falleció el día 5 de diciembre del año 2013.

Contexto histórico[editar]

Entre los sudafricanos blancos, tanto de procedencia holandesa como británica, existió siempre cierto espíritu racista; pero eso no impidió que muchos negros pudieran estudiar en escuelas regentadas por misioneros y, posteriormente, contribuyeran a crear sus propias redes educativas con las que ascender en el escalafón social, un ejemplo sería Nelson Mandela.[7] Pero en 1948 la situación política dio un vuelco inesperado al llegar al poder el Partido Nacional con el apoyo del Partido Afrikáner. En ese momento dio comienzo «esa cerca, institucionalizada en miles de leyes -el apartheid - que excluía a los negros y preservaba la ilusión de que Sudáfrica era realmente un país meramente blanco», en palabras de Alfonso Rojo (1993). El proceso no fue rápido ni uniforme, teniendo algunas de sus causas y de sus incrementos y retrocesos en acontecimientos mundiales:

  • La India se había independizado del Reino Unido en 1947 tras un proceso diverso en el que se mezcló las técnicas de desobediencia civil, noviolencia, con la extenuación de la metrópoli tras la Segunda Guerra Mundial. La india y su Consejo Nacional Indio siempre fue un referente para los sudafricanos negros y también de procedencia indú.[8]
  • En 1957 se independiza Ghana y comienza cierta inmigración de la población blanca instalada en el país.[9]
  • A principios de los sesenta el Che Guevara dirigió una campaña con otros cubanos para tratar de implantar un gobierno comunista en el Zaire, ahora República Democrática del Congo. Pese a su fracaso, en Sudáfrica siempre quedó un cierto temor latente a un escalada comunista en el Sur de África, pues el Congo Brazzabile y Tanzani también habían adoptado ese sistema político.[10]
  • Poco antes de la independencia de Argelia la casi totalidad de la población europea, no solo francesa, tuvo que salir del nuevo país abandonándolo casi todo.[11]

Biografía[editar]

Nelson Mandela nació el 18 de julio de 1918 en Mvezo, un poblado de 300 habitantes cerca de Umtata, en el Transkei. Perteneciente al clan Madiba de la etnia xhosa, fue uno de los trece hijos que tuvo su padre, Gadla Henry Mphakanyiswa (también llamado Henry Mgadla Mandela), con sus cuatro esposas por un consejero principal de la casa real Thembu. A su vez era bisnieto del rey Ngubengcuka, que falleció en el año 1832. Su madre era Nonqaphi Nosekeni Fanny, la tercera de las esposas de Gadla Henry Mphakanyiswa.[12]

Su padre lo llamó Rolihlala Mandela cuando nació. En xhosa, uno de los seis idiomas oficiales de Sudáfrica, 'Rolihlahla' significa «jalar la rama de un árbol». Se interpreta como alborotador. El nombre Nelson surgió cuando Mandela estaba en la primaria. Según la Fundación Nelson Mandela, su maestra, la señorita Mdingane, lo llamó así el primer día de clases en la escuela de la aldea de Qunu. Se desconoce por qué eligió ese nombre en particular. A principios de la década de 1920, se acostumbraba otorgar a los niños africanos un nombre en inglés para que los colonos pudieran pronunciarlo más fácilmente. Conocido en su país, Sudáfrica, como Madiba (título honorífico otorgado por los ancianos del clan de Mandela, es señal de cariño y respeto) es también considerado padre fundador de la democracia en Sudáfrica, por lo que muchas personas lo llaman simplemente Tata, que en xhosa significa padre). El idioma xhosa ofrece otro término cariñoso para referirse a Mandela, Khulu, que es la abreviatura de uBawomkhulu, que significa 'abuelo'. La palabra también significa grande, principal. A la edad de 16 años al igual que otros niños xhosa, participó en la tradicional ceremonia para pasar formalmente a la edad adulta, en ese entonces, le dieron el nombre de Dalibhunga, que significa 'creador o fundador del consejo' o 'el que convoca al diálogo'.[13]

Mandela en 1937.

Después de finalizar la enseñanza secundaria, comenzó a estudiar en el Colegio Universitario de Fort Hare para obtener su título de Bachiller en Artes. Allí resultó elegido miembro del Consejo de Representantes Estudiantiles y expulsado junto con un compañero por participar en una huelga estudiantil. Se trasladó a Johannesburgo, donde completó sus estudios de bachillerato por correspondencia en la Unisa en 1941. Luego estudió Derecho en la Universidad de Witwatersrand, licenciándose en 1943.

Se casó tres veces y tuvo seis hijos. Su primera esposa fue Evelyn Mase, fallecida el 30 de abril de 2004 de neumonía,[14] de quien se divorció en 1957 después de catorce años de matrimonio. Una hija de este matrimonio murió en edad de lactancia y su primer hijo, Madiba Thembekili, falleció en 1969 en un accidente automovilístico. El 6 de enero de 2005 murió el segundo hijo de Mandela y de su primera esposa, Makgatho Mandela, a la edad de 54 años, en Johannesburgo, a raíz de una enfermedad asociada al sida; era abogado y hombre de negocios, casado dos veces y padre de cuatro hijos.

Volvió a contraer matrimonio con Winnie Madikizela de quien se separaría 38 años después a causa de escándalos políticos en abril de 1992 y finalmente se divorció el 19 de marzo de 1996. Con Winnie tuvo dos hijas, Zenani (Zeni), nacida el 4 de febrero de 1958, y Zindziswa (Zindzi), nacida en 1960.

En su octogésimo cumpleaños, el 18 de julio de 1998, contrajo matrimonio con Graça Machel, viuda de Samora Machel,[15] expresidente de Mozambique y patrocinador del ANC, fallecido en 1986 en un accidente de avión.

Vida en libertad[editar]

Actividad política[editar]

Después de la victoria en 1948 del Partido Nacional Sudafricano liderado por D. F Malan junto al Partido Afrikáner de N. C. Havenga,[16] se fue implantando progresivamente la política segregacionista del apartheid. Pero fue con la política de H. F. Verwoerd cuando el Apartheid realiza sus principales acciones en la restricción de educación negra y su derecho al suelo y la vivienda en propiedad.[17] Como respuesta a dichas acciones el CNA emprendió en el invierno de 1952 una serie de acciones no violenta inspiradas en las movilizaciones indues de Gandhi, conocidas como Campaña de desafío, de las que Mandela fue voluntario jefe.[18] Del mismo modo, participó en la Alianza de los Congresos y el Congreso del Pueblo de 1955, en el que se adoptó la «Carta de la Libertad», programa principal de la causa contra el apartheid.

Tras haber trabajado para un par de bufetes de abogados, en 1953 Mandela y Oliver Tambo abrieron su propio bufete en Johannesburgo, el primero dirigido por negros en todo el país, que proporciona consejo legal de bajo costo a muchos negros que de otra manera no habrían tenido representación legal. El despacho fue clausurado poco después por las autoridades y Mandela resultó detenido con otros 150 compañeros el 5 de diciembre de 1956 acusados de traición contra el Estado; pero dichos cargos no pudieron probarse por lo espurio de las pruebas, quedando todos en libertad en 1961.[7]

Entre 1952 y 1959, el Congreso Nacional Africano sufre una ruptura, y surge una nueva clase de activistas negros, los africanistas, en demanda de acciones más drásticas contra el régimen del Partido Nacional. En 1959 el Congreso Nacional Africano pierde su soporte militante cuando la mayoría de los africanistas, con apoyo económico de Ghana y ayuda de los Basotho en el Transvaal, se separan para formar el Congreso Pan-Africano (PAC), bajo la dirección de Robert Sobukwe y Potlako Leballo.

Actividad armada[editar]

Mandela en 1960 quemando un permiso como símbolo de resistencia al apartheid.

En marzo de 1960, tras la Masacre de Sharpeville sufrida por los activistas del PAC, el gobierno decretó el estado de excepción e ilegalizó al SACP y el CNA. Ambas organizaciones, más el Movimiento de Resistencia Africano (formado por militantes del Partido Liberal) y el PAC, comienzan la lucha armada. Tanto el CNA como el SACP utilizaron la Conferencia Pan-Africana de 1961 para decidir una estrategia común y Mandela anunciando la formación de un ejército llamado Umkhonto we Sizwe (La Lanza de la nación) y conocido por su abreviatura MK, por su parte el SACP de Sobukwe también formó su brazo armado, el Poqo (Los Puros).[nota 1] Un panfleto de La Lanza de la Nación afirmaba:[19] en la historia de toda nación llega un momento en el que sólo hay dos opciones: someterse o luchar y ese momento ha llegado para Sudáfrica.[nota 2] La primera intervención armada de La Lanza de la Nación se realizó el 16 de diciembre de 1961, una fecha especialmente simbólica para los afrikáners por tratarse del aniversario de la victoria boers sobre los zulús en la Batalla de Blood River (1838).[20] Fueron actos de sabotaje contra tres edificios gubernamentales localizados en Johannesburgo, Port Elizabeth y Durban, según van Engeland y Rudolph (2007, p. 19). Resultaron un éxito mediático y sería el comienzo de una primera fase durante la cual, tanto Mandela con su organización, como Sobukwe con la suya, lograron asesinar a unos pocos jefes tribales colaboracionistas, pero el gobierno pudo desbaratar buena parte de las dos organizaciones gracias a sus infiltrados.[21] Por su empleo y llamamiento a la violencia, Nelson Mandela nunca fue considerado preso de conciencia por organizaciones como Amnistía Internacional y era calificado de terrorista tanto por las autoridades del régimen sudafricano como por la ONU.

Mandela abandonó en secreto el país y se encontró con los líderes africanos en Argelia y otros lugares. China proporcionó entrenamiento a varios de sus hombres que viajaron al país asiático y regresaron en 1962.[22] Tras estos primeros apoyo, Mandela decidió regresar a Sudáfrica para retomar la campaña de sabotajes, a la que seguiría la llamada Operación Mayibuye, con el fin de ampliar sus actividades a los atentados con bomba, planeando sembrar llevar 28 000 minas antipersonal. Todo con el fin de «hacer el país ingobernable y el apartheid impracticable».[23]

El 5 de agosto de 1962, la policía detuvo a Mandela junto con Cecil Williams cerca de Howick.[24] Parece ser que las autoridades sudafricanas conocieron la localización de Mandela por la CIA.[25] [26] [27] Se le encerró en Johanesburgo acusado de incitar a los trabajadores a la huelga y salir del país sin permiso.

Mandela fue juzgado junto con otros detenidos en el llamado Proceso de Rivonia. Al término del juicio fue condenado a cadena perpetua.[28]

Prisión[editar]

La celda de Mandela en Robben Island.

Mandela recibió el número de prisionero 466/64, lo que significa que fue el preso número 466 en 1964 en la isla de Robben donde residió durante 17 años en precarias condiciones. Posteriormente pasaría otros diez años más en otras dos prisiones diferentes, sumando una reclusión en total de 27 años.[15] El Gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad y se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, así como una de las personas más conocidas del mundo.[15] Las razones de la negativa del Gobierno para ponerlo en libertad fueron variadas, entre las mismas estaba la situación de los países vecinos y el porvenir que a las minorías blancas se les anunciaba en ellos. Zambia logró la independencia en 1965 y su régimen adquiere progresivamente rasgos más totalitarios;[29] en Angola, poco antes de su independencia, se produce la salida de la casi totalidad de los colonos portugueses (unos 300.000)[30] y cuando las tropas sudafricanas entraron en el país encontraron una nación derrumbándose sumida en el caos;[31] desde Rhodesia llegaban noticias de que las bases controladas por los guerrilleros del ZAPU y la ZANU eran un ejemplo de corrupción y violación de los Derechos Humanos.[32] Ejemplos todos ellos que no reducían el temor de los blancos a las consecuencias de compartir el poder con los demás sudafricanos.

Mientras estuvo en la cárcel, su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica. En prisión, él y otros presos realizaban trabajos forzados en una cantera de cal. Las condiciones de reclusión eran muy rigurosas y para superarlas el abogado sudafricano siguió las estrategia de Gandhi en esos casos, alzándose como el líder de los reclusos.[15] Pero la estancia también le fue fructífera en otros campos. Estudió por correspondencia a través del programa externo de la Universidad de Londres, obteniendo el grado de Licenciado en Derecho, aprendió la lengua Afrikáners y se familiarizó con su cultura con el fin de comprender a su enemigo.[15] Estos conocimientos le serían de utilidad después para no avivar los más íntimos temores de los sudafricanos blancos.

Un sello de la Unión Soviética de 1988 con el retrato de Nelson Mandela, mientras aún estaba preso.

Uno de los aspectos menos conocidos de su cautiverio fue la falsa operación de fuga que el Servicio Secreto Sudafricano preparó en 1969. El verdadero objetivo era asesinar a Mandela bajo la apariencia de una recaptura. Pero el Servicio de Inteligencia Británico tuvo conocimiento del complot y frustró toda la operación. El agente secreto inglés Gordon Winter (1981) lo narra en su libro de memorias Inside Boss.

En marzo de 1982 Mandela fue trasladado de la isla de Robben a la prisión de Pollsmoor, junto con otros altos dirigentes del ANC: Walter Sisulu, Andrew Mlangeni, Ahmed Kathrada y Raymond Mhlaba. Se ha especulado que se trataba de eliminar la influencia de estos líderes en la nueva generación de jóvenes activistas negros encarcelados en Robben Island. Sin embargo, el Partido Nacional, por medio del ministro Kobie Coetsee, dijo que la medida era para permitir un contacto discreto entre ellos y el Gobierno sudafricano. En febrero de 1985 el presidente Botha ofreció la liberación condicional de Mandela a cambio de renunciar a la lucha armada. Coetsee y otros ministros habían desaconsejado a Botha que tomara esta decisión, argumentando que Mandela nunca comprometería a su organización a abandonar la lucha armada a cambio de la libertad personal. Mandela rechazó de hecho la oferta, haciendo un comunicado a través de su hija Zindzi diciendo: «¿Qué libertad se me ofrece, mientras sigue prohibida la organización de la gente? Sólo los hombres libres pueden negociar. Un preso no puede entrar en los contratos.»[15]

Mandela junto a Frederik de Klerk en 1992.

La primera reunión entre Mandela y el Partido Nacional llegó en noviembre de 1985, cuando se reunió Kobie Coetsee con Mandela en el Volks Hospital, en Ciudad del Cabo, donde Mandela se estaba recuperando de una cirugía de próstata. Durante los siguientes cuatro años, tuvieron lugar una serie de reuniones que sentaron las bases para futuros contactos y negociaciones, pero se hicieron pocos avances reales.

Pero a finales de 1987 y principios de 1988 sucedió algo inesperado en la frontera con Namibia. Fuerzas del FAPLA y de la URSS lanzan la Operación Saludando a Octubre con el fin de arrinconar a la UNITA de Jonás Savimbi, aliado de Sudáfrica y Estados Unidos en el sur de Angola. El impulso inicial tiene cierto éxito y los guerrilleros de UNITA deben ceder cada vez más terreno hasta el punto de acercarse a su capital.[33] El alto mando sudafricano se dio cuenta del peligro que corría su aliado y, por dicha razón, su frontera con Namibia si caía la vigilancia de UNITA sobre dicha frontera, paso de los miembros de Lanza de la Nación y de SWAPO hacia localidades namibias administradas por Pretoria. Para evitarlo puso en marcha la Operación Hoper que detuvo la ofensiva, recuperó el terreno perdido y puso cerco a la localidad de Cuito Cuanavale con la intención de tomarla y exterminar varias de las mejores y más armadas unidades del FAPLA. Ante dicho peligro, Cuba intervino también con sus mejores efectivos y logró levantar el cerco, infringiendo una derrota al,[33] [7] [34] hasta ese momento, invencible ejército sudafricano.[nota 3] No sólo se había perdido una batalla, se había constatado que los anticuados cazas sudafricanos no podía medirse con los MiG de origen soviético, el ejército de Pretoria corría el riesgo de quedar cercado y exterminado, el bloqueo internacional no permitía modernizar el armamento ni adquirir equipos nuevos.[nota 4] En palabras de Robert Ross (2006, p. 195) Sudáfrica había perdido la guerra exterior, aún quedaba la interior. Para conseguir ayuda de las naciones occidentales debía dar síntomas de arreglar su problema con el racismo y uno de dichos síntomas era el trato dispensado a Nelson Mandela.

En 1988 Mandela fue trasladado a la prisión Víctor Verster, donde permaneció hasta su liberación. Diversas restricciones fueron levantadas y personas como su amigo Harry Schwarz pudieron visitarle. Schwarz le conocía desde la universidad cuando fueron compañeros de clase; también fue abogado defensor en el proceso de Rivonia y más tarde sería embajador de Sudáfrica en Washington.

A lo largo del encarcelamiento de Mandela, las presiones locales e internacionales sobre el Gobierno de Sudáfrica para dejarlo en libertad ocuparon los noticieros y en 1989 las autoridades de Sudáfrica se encontraron en una situación delicada cuando el presidente Botha sufrió un derrame cerebral y tuvo que ser sustituido por Frederik Willem de Klerk. De Klerk anunció la liberación de Mandela en febrero de 1990.

Presidente de Sudáfrica[editar]

El presidente Mandela junto al presidente estadounidense Bill Clinton.

Tras su liberación, fue el principal interlocutor del presidente De Klerk para negociar el proceso de democratización.[nota 5] Los dos compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993. Sin embargo debió afrontar situaciones de pre-guerra civil contra los miembros del movimiento zulú Inkatha, liderado por Mangosutu Buthelezi. Pero tras muchas muertes y enfrentamientos el Partido de la Libertad Inkatha se presentó a las elecciones que fueron ganadas por el CNA con un 62.65 % de los votos.[35]

Las elecciones de 1994 convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica; desde ese cargo puso en marcha una política de reconciliación nacional. En virtud de los acuerdos alcanzados con anterioridad y plasmados en la Constitución Provisional, De Klerk fue nombrado vicepresidente primero y Buthelezi ministro del Interior, lo que facilitó el fin de los enfrentamientos entre el CNA e Inkatha;[15] también se aprobó una nueva Constitución. Por esta época Mandela publicó su autobiografía titulada Un largo camino hacia la libertad.

Entre sus acciones como presidente cabe citar:[6]

  • Constituyó la Comisión para la verdad y la reconciliación, pidiendo a su amigo, el arzobispo y premio nobel de la paz, Desmond Tutu que la presidiera.[36]
  • La economía sudafricana experimentó un considerable aumento, por encima del crecimiento poblacional, y formando una nueva clase media negra.
  • Se dividieron las antiguas cuatro provincia en nuevo, cada uno con un gobierno propio elegido por sus ciudadanos, imitación del sistema alemán.[37]
  • Otra iniciativa consistió en entregar rebanadas de pan con mantequilla a los niños en el colegio para evitar la falta de atención debido al hambre.
  • Las indemnizaciones por las expropiaciones realizadas en tiempos del Apartheid fueron complejas. Se recibieron más de 68 000 solicitudes y en 2004 habían sido atendidas unos dos tercios de las mismas.

Por el contrario varias iniciativas resultaron más polémicas:[6]

  • La violencia en Sudáfrica se ha disparado aún siendo ya un país violento. Johanesburgo era una de las ciudades con más asesinatos del mundo, sino la que más, y en todo el país las mujeres eran violadas de media entre dos y tres veces a lo largo de su vida.
  • Una de sus decisiones más polémicas fue la compra de cuatro corbetas con cuatro helicópteros navales, cuatro submarinos, 104 carros de combate principales, 48 cazas ligeros y 60 helicópteros ligeros. Varios partidos criticaron ese «regalo de Navidad al ministro de Defensa» cuando la suma de unos 21 300 millones de Rand o incluso más podía destinarse a vivienda y otros fines más acuciantes.[38]
  • Más de 300 000 sudafricanos abandonaron el país en un éxodo igual o mayor que el de los portugueses en Angola.
  • En política internacional se cosecharon los mayores fracasos al apoyar a la facción derrotada en la Segunda Guerra del Congo y no poder cambiar la desastrosa política de Robert Mugabe, que sumió al país en la miseria. No estando claro si el ejército sudafricano podría imponerse al de Zimbabue.

Asimismo, algunas fuentes consideran que su gesto de apoyar abiertamente a la selección de rugby de Sudáfrica, más conocida como los Springboks, y un símbolo histórico del apartheid, en la Copa Mundial de Rugby de 1995 como clave en el nuevo clima de reconciliación.[39] «El deporte tiene el poder de cambiar el mundo», dijo Mandela en un discurso cinco años después de aquella final. «Tiene el poder de inspirar, tiene el poder de unir a la gente de una manera que pocas otras cosas consiguen».Tanto la victoria del equipo como el gesto de Mandela fue plasmado en la película Invictus (2009), dirigida por Clint Eastwood.

Al terminar su mandato en 1999 abandonó la vida política, y en 2004, la vida pública.

Últimos años y muerte[editar]

Mandela en 2005, en una visita al presidente estadounidense George W. Bush.

En sus últimos años había tenido diferentes problemas de salud, derivados principalmente de su estancia de 27 años en prisión y de su avanzada edad; su última aparición pública se remonta a la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol de 2010 celebrado en Sudáfrica. En febrero de 2011, fue hospitalizado brevemente con una infección respiratoria, atrayendo la atención internacional. En diciembre de 2012 fue hospitalizado hasta en cuatro ocasiones por sus problemas respiratorios, contraídos durante su estancia en las cárceles, y para la eliminación de cálculos biliares.

Después de que a principios de marzo de 2013 se le realizara una operación quirúrgica con éxito, Mandela fue hospitalizado en Pretoria el 8 de junio de 2013, en estado grave por una infección pulmonar. Después de cuatro días se informó de que su estado se había estabilizado, estando en un «estado grave, pero estable». El 23 de junio se comunicaba que tenía paralizados el 50% del hígado y los riñones, y CBS revelaba que Mandela estuvo 40 minutos parado en una carretera con un paro cardíaco por una avería en su ambulancia la noche de su último ingreso.[40]

El estado del expresidente Nelson Mandela, que todavía está en un hospital en Pretoria, ha pasado a ser crítico.

Mac Maharaj, portavoz de la Presidencia de Sudáfrica.[41]

Según un documento judicial del día 26 de junio al que tuvo acceso AFP, los médicos habían aconsejado la desconexión de Mandela, que se encontraba en un «estado vegetativo permanente y con asistencia respiratoria para sobrevivir. La anticipación de una inminente muerte está basada en motivos auténticos y serios... Los médicos han aconsejado a la familia desconectar la máquina que le mantiene artificialmente con vida. Para no prolongar sus sufrimientos, la familia Mandela contempla esta opción como muy probable».[42] Por otra parte, la Presidencia de Sudáfrica emitió un comunicado en el que subrayó que permanecía en estado «crítico pero estable». «Esto no es un estado vegetativo», aclaró Mac Maharaj en referencia a la información de France Presse.[42] Mandela falleció el 5 de diciembre de 2013[43] en Johannesburgo, tras cinco meses en estado crítico.

Premios y condecoraciones[editar]

Estatua de Mandela en Westminster, Londres.

Mandela recibió alrededor de 50 doctorados honoris causa por distintas universidades del mundo. Junto a la Madre Teresa de Calcuta, además de Khan Abdul Ghaffar Khan, ha sido el único extranjero distinguido con Bharat Ratna, el premio civil de mayor prestigio de la India, en 1958.

Cine[editar]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. En este punto existen discrepancias, pues Janet Cherry (2011) indica que la organización dirigida por Mandela siempre se mantuvo muy cercana al CNA y que la mayoría de sus 250 miembros provenían de dicho partido, pero que también admitía voluntarios de otros movimientos y su creación no fue ordenada por la cúpula del CNA.
  2. van Engeland y Rudolph (2007, p. 18) por su parte, afirman que dicha frase aparecía en el acta fundacional del MK.
  3. La bibliografía especializada continua discutiendo si aquella fue una derrota sudafricana, caso de Geldenhuys (2012); pero si es cierto que no fue la primera porque, en los años 1970, la columna sudafricana que ascendía por el sur para tomar Luanda fue derrotada en la Batalla de Evo, indica Minter (1994, p. 38); bien es verdad que aquella fue una operación secreta, con escasa cobertura mediática y no excesivamente sangrante para Sudáfrica, según Piero Gleijeses (2002).
  4. A principios de 1988, los sudafricanos habían sufrido algunas derrotas en el interior de Angola y los cubanos habían bombardeado la presa y la base militar adjunta de Ruacana, en la frontera con Namibia. Pero la preocupación del alto mando sudafricano fue mayor incluso, cuando en las conversaciones para firmar la paz en Angola el general cubano Ulises Rosales del Toro amenazó a su homólogo sudafricano, general Jannie Geldenhuys (2012), con la frase «le advierto que estamos al borde de una guerra devastadora», indicando tener contemplada la posibilidad de atacar Namibia o incluso el propio territorio sudafricano, aún a sabiendas de que Sudáfrica podría responder empleando su armamento nuclear.
  5. Las razones por las que se debía reformar el régimen eran varias y no solo el bloqueo internacional, según Ross (2006), ya que la segregación producía unos costes considerables en transporte; además de que los obreros no eran infinitamente sustituibles por más emigrantes que llegaran del exterior.

Referencias[editar]

  1. «Muere Nelson Mandela a los 95 años» RTVE. Consultado el 6 de diciembre de 2013.
  2. «Muere Nelson Mandela, expresidente de Sudáfrica» CNN México. Consultado el 6 de diciembre de 2013.
  3. Cherry, 2011, p. 10 y 18.
  4. «Biografía de Nelson Mandela». Consultado el 5 de julio de 2013.
  5. «The Nobel Peace Prize 1993». Nobelprize.org. Consultado el 5 de julio de 2013.
  6. a b c Ross, 2006, p. 209 y siguientes.
  7. a b c Ross, 2006.
  8. Ross, 2006, p. 91.
  9. Negri, 2007.
  10. George, 2007.
  11. Garibaldi, 2001, p. 321.
  12. «Nelson Mandela» (en español). Consultado el 6 de diciembre de 2013..
  13. Los 6 nombres de Mandela: ¿Qué significa Rolihlala, Dalibhunga, Khulu, Madiba o Tata? RT Actualidad, 6 de diciembre de 2013
  14. IOl News (8 de mayo de 2004). «Nelson Mandela, ex presidente sudafricano, anuncia que su hijo Makgatho, de 54 años, ha muerto de SIDA.». Consultado el 6 de diciembre de 2013. (en inglés)
  15. a b c d e f g Saadoun, Paul (2009). «Nelson Mandela». Marsella/París: 13 Productions.
  16. Ross, 2006, p. 120.
  17. Ross, 2006, p. 125 y siguientes.
  18. Ross, 2006, p. 130.
  19. Cherry, 2011, p. 14 y 15.
  20. Cherry, 2011, p. 17 y 18.
  21. Ross, 2006, p. 138.
  22. Cherry, 2011, p. 18.
  23. Cherry, 2011, p. 22.
  24. Mandela, 1994, pp. 435–435; Sampson, 2011, pp. 170–172; Smith, 2010, pp. 275–276.
  25. Joseph Albright and Marcia Kunstel (June 10, 1990). «Ex-official: CIA Helped Jail Mandela». Chicago Tribune. 
  26. Jeff Stein (5 de diciembre de 2013). «The Day Mandela Was Arrested, With A Little Help From the CIA». Newsweek.
  27. «CIA Role in Mandela’s Capture?». Fairness & Accuracy in Reporting (1 de marzo de 1990).
  28. Cherry, 2011, p. 22 y 23.
  29. Tordoff, 1980, p. 7.
  30. Medeiros, 2000.
  31. Nortje, 2003, p. 17 y siguientes.
  32. Moorcraft y McLaughlin, 2008, p. 34.
  33. a b Jiménez, 2008.
  34. Goot, 2007.
  35. Ross, 2006, p. 205 y siguientes.
  36. (en inglés) Barrow, Greg «South Africans reconciled? Special Report.»BBC. Consultado el 8 de diciembre de 2013.
  37. Ross, 2006, p. 202 y 203.
  38. Keijsper, 2003, p. 136 y siguientes.
  39. (en inglés) «How Nelson Mandela won the rugby World Cup» The Daily Telegraph. Consultado el 8 de diciembre de 2013.
  40. «Nelson Mandela, en estado crítico.» El Mundo. Consultado el 6 de diciembre de 2013 (en español)
  41. «Mandela se encuentra en estado "crítico", según la Presidencia de Sudáfrica». RTVE. Consultado el 6 de diciembre de 2013 (en español)
  42. a b «Mandela en "en estado vegetativo permanente"» (en español). ABC. Consultado el 6 de diciembre de 2013.
  43. «Fallece el expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela». RT Actualidad. Consultado el 6 de diciembre de 2013 (en español)
  44. «Nelson Mandela, doctor de la ULPGC». Canarias7. Consultado el 6 de diciembre de 2013 (en español)
  45. «Mandela y De Klerk (1997)». The New York Times. Consultado el 6 de diciembre de 2013 (en inglés)
  46. «Mandela y el Mundial de Rugby de 1995». Revista El Gráfico. Consultado el 6 de diciembre de 2013 (en español)

Bibliografía citada[editar]

  1. Cherry, Janet (2011). Spear of the Nation: Umkhonto weSizwe (en inglés). Sunnyside: Jacana. ISBN 978-0-8214-4443-6. 
  2. Garibaldi, Luciano (2001). Un siglo de guerras. Barcelona: Librería Universitaria de Barcelona. ISBN 8489978360. 
  3. George, Edward (2007). Cuban Intervention in Angola, 1965-1991 (Cass Military Studies) (en inglés). Nueva York: Frank Cass. ISBN 0415350158. 
  4. Geldenhuys, Jannie (2012). At the front a General's account of south africa's border war (en inglés). Johannesburgo & Ciudad del Cabo: Jonathan Ball Publishers. 
  5. Gleijeses, Piero (2002). Conflicting Mission. Havana, Washington y Africa: Chapel Hill North Carolina Press. 
  6. Goot, J. Richard (2007). Cuba. Madrid: Akal. ISBN 9788446024323. 
  7. Jiménez, Ruben G. (2008). Cuito Cuanavale crónica de una batalla. La Habana: Extramuros.  Parámetro desconocido |isban= ignorado (ayuda)
  8. Keijsper, Gerard (2003). Saab Gripen, Sweden's 21st Century Multi.role Aircraft (en inglés). Surrey: Aerofax, Hinckley. ISBN 1 85780 137 7. 
  9. Medeiros, José (2000). Portugal en Transición. Mexico DF: Fondo de Cultura Economica. ISBN 9681659627. 
  10. Minter, William (1994). Apartheid's contras (en inglés). Londres: Zed Book. ISBN 1439216185. 
  11. Moorcraft, Paul; McLaughlin, Peter (2008). The Rhodesian war a military history. Edición revisada. Soth Yorkshire: Pen & Sword. ISBN 9781844156948. 
  12. Negri, Gusti (2007). abril. «Ghana grita libertad». La aventura de la Historia (Madrid: Arlanza Ediciones) 9 (102). ISSN 1579-427X. 
  13. Nortje, Piet (2003). 32 Battalion (en inglés). Ciudad del Cabo: Zebra Press. ISBN 9781868729142. 
  14. Purkitt, Helen E.; Burgess, Stephen F. (2005). South Africa's Weapons Of Mass Destruction. Bloomington: Indiana Univertity Press. ISBN 025321730X. 
  15. Rojo, Alfonso (1993). La odisea de la tribu blanca. Barcelona: Planeta. ISBN 8408010395. 
  16. Ross, Robert (2006). Historia de Sudáfrica. Madrid: Akal. ISBN 978-84-460-2295-4. 
  17. Tordoff, William (1980). Administration in Zambia (en inglés). Manchester: Manchester University Press. ISBN 0719097852 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  18. van Engeland, Anisseh; Rudolph, Rachael M. (2007). From Terrorism to Politics (en inglés). Ashgate: Hampshire. ISBN 978-0-7546-4990-8. 
  19. Winter, Gordon (1981). Inside BOSS: South Africa's secret police (en inglés). Bristol: Allen Lane. ISBN 9780713913910. 

Bibliografía recomendada[editar]

En inglés

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Oliver Tambo
PNA.png
Presidente del Congreso Nacional Africano
1991-1997
Sucesor:
Thabo Mbeki
Predecesora:
Rigoberta Menchú
Nobel prize medal.svg
Premio Nobel de la Paz
1993
Sucesor:
Yasser Arafat,
Shimon Peres
y
Yitzhak Rabin
Predecesor:
Frederik Willem de Klerk
(Presidente del Estado de Sudáfrica)
Sudáfrica
Presidente de Sudáfrica

1994-1999
Sucesor:
Thabo Mbeki
Predecesor:
Andrés Pastrana Arango
Noal generik.png
Secretario general del MPNA

1998-1999
Sucesor:
Thabo Mbeki