Movimiento 26 de Julio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera del Movimiento 26 de Julio.

El Movimiento 26 de Julio (M-26-7) fue una organización política y militar cubana creada informalmente en 1953 por un grupo liderado por Fidel Castro que atacó los cuarteles del ejército en Santiago de Cuba con el fin de derrocar al dictador Fulgencio Batista. Tenía una ideología nacionalista, antiimperialista y democrática fundada en las ideas de José Martí.

Fue la organización más importante entre las que participaron de la Revolución cubana. A fines de 1956 estableció una base guerrillera en la Sierra Maestra que terminó venciendo a las tropas del dictador Fulgencio Batista el 31 de diciembre de 1958, para tomar el poder e instalar junto con otras organizaciones un gobierno presidido por Manuel Urrutia Lleó.

En julio de 1961 fue uno de los partidos que integraron las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), junto con el Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo que a su vez se disuelve el 26 de marzo de 1962 para formar el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC), de ideología comunista.

Origen[editar]

Su nombre proviene del asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953. El M-26-7 fue creado en Cuba el 12 de junio de 1955 en la clandestinidad, durante la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1959).

Por entonces Fidel Castro, su promotor, acababa de ser amnistiado y liberado de la cárcel donde se encontraba cumpliendo una condena por haber encabezado el asalto al Cuartel Moncada en 1953. Debido a esa acción, Fidel Castro, quien era un importante líder del Partido Ortodoxo fundado por Eduardo Chibás, se volvió una personalidad célebre en la isla.

El núcleo inicial, formado por el grupo que organizó el asalto al Cuartel Moncada, se fusionó con el Movimiento Nacional Revolucionario que dirigía Rafael García Bárcenas y con la mayor parte de la Juventud Ortodoxa. Poco después se uniría Acción Nacional Revolucionaria dirigido por Frank País. Debido a la amplitud ideológica y a su objetivo de derrocar la tiranía de Batista, el M-26-7 iría rápidamente sumando a jóvenes de las más diversas procedencias políticas.

Acción política y militar[editar]

Durante 1955 y 1956 el M-26-J se dedica a organizarse en todo el país mediante direcciones provinciales y territoriales, mientras que, una parte de la Dirección Nacional, incluyendo a Fidel Castro, debió exiliarse a México, donde organizaron y entrenaron a un núcleo guerrillero con el fin de desembarcar en Cuba e iniciar una revolución armada.

En 1956 un grupo de 82 guerrilleros del Movimiento 26 de Julio, conducidos por Fidel Castro, se embarcaron en México en el yate Granma para desembarcar en la Playa de las Coloradas, en el Oriente cubano. Tras un mal comienzo y gran número de bajas, un pequeño grupo de aproximadamente 12 personas,[1] el Ejército Rebelde, logró instalar una base guerrillera en la Sierra Maestra, aumentando sus filas a 400 hombres en febrero de 1958.[2] En comparación las fuerzas de Batista alcanzaban los 50.000 hombres, pero solamente 10.000 pudieron ser empleados a la vez para enfrentar a la guerrilla.[3] Para enfrentarlos las tropas de Fulgencio Batista lanzaron una ofensiva de 10.000 con apoyo aéreo y terrestre para cerca y destruir a los guerrilleros ocultos en la Sierra entre abril y agosto de 1958, esta campaña terminó en un fracaso decisivo para el desarrollo del conflicto.[4] Finalmente después de dos años de guerra los rebeldes vencieron a las fuerzas de Batista provocando su huida a República Dominicana y la toma del poder el 1 de enero de 1959. Para ese momento sumaban de 2.000[1] a 3.000[2] guerrilleros y la guerra había costado la vida de entre mil y dos mil quinientas personas.[1]

Durante el período de la guerra, en el M-26-J surgieron dos grupos claramente definidos, y denominados con los términos de «la sierra» y «el llano», refiriéndose el primero al grupo guerrillero, directamente dirigido por Fidel Castro con gran influencia del Che Guevara y Raúl Castro, y el segundo a los dirigentes que se encontraban en las ciudades realizando tareas de agitación y relación con otros partidos políticos, los sindicatos y el movimiento estudiantil. Desde un comienzo el grupo de «la sierra» adoptó una posición más izquierdista, antinorteamericana y con mejores relaciones con el Partido Comunista, que el grupo de «el llano», que mostraba una posición nacionalista-antiimperialista clásica, con un fuerte contenido anticomunista, más inclinada a establecer una democracia liberal. En el grupo de «el llano» se destacaron dirigentes como Armando Hart y René Ramos Latour.

Después de la toma del poder, Fidel Castro, el Che Guevara y Raúl Castro influyeron fuertemente para que el M-26-J se identificara con los principios del comunismo provocando fracturas internas y alejamientos. Por esta razón algunos de sus integrantes se volvieron claramente contrarios a la revolución, como Huber Matos, más inclinados a establecer un gobierno nacionalista alejado de las transformaciones sociales, que fue condenado a prisión y exilio, o Pedro Boitel encarcelado hasta su muerte en 1972. Otros se exiliaron como Raúl Chibás y José Pardo Llada. Manuel Artime participó en la fracasada Invasión de Bahía de Cochinos.

La evolución hacia el comunismo del M-26-J y del gobierno cubano llevó a la progresiva disolución del Movimiento 26 de Julio. En julio de 1961 se integró a las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), junto con el Partido Socialista Popular (Comunista) y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo. Las ORI a su vez, se disolvieron el 26 de marzo de 1962 para formar el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC), de ideología comunista. Este último, finalmente, el 3 de octubre de 1965 se transformó en el Partido Comunista de Cuba.

Integrantes[editar]

La primera dirección nacional del M-26-J estuvo integrada por los revolucionarios: Fidel Castro, Melba Hernández, Haydée Santamaría, Antonio Ñico López, Pedro Miret Prieto, José A. "Pepe" Suárez, Pedro Celestino Aguilera, Faustino Pérez, Armando Hart, Luis Barreto Milián, Jesús Montané y Juan Manuel Márquez.[5]

Otros líderes políticos que formaron parte del Movimiento 26 de Julio fueron: el Che Guevara, Camilo Cienfuegos, Raúl Castro, Juan Almeida Bosque, Celia Sánchez, Huber Matos, Carlos Franqui, Raúl Chibás, Abel Santamaría, Frank País, Agustín Navarrete Sarbabous, Raúl Martínez Ararás, Josué País, Efigenio Ameijeiras, Osmani Cienfuegos, Ramiro Valdés, Renato Guitart, José Pardo Llada, Teodulio Mitchel, Pedro Luis Boitel Abraham y Manuel Artime.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Schmid, Alex, & Jongman, Albert. Political Terrorism: A new guide to actors, authors, concepts, data bases, theories and literature. Amsterdam ; New York : North-Holland ; New Brunswick: Transaction Books, edición de 2005 (original de 1988), pp. 528.
  2. a b Uppsala conflict data expansion. Non-state actor information. Codebook pp. 67-69
  3. Régis Debray (1967). ¿Revolución en la revolución?. Madrid: Ediciones de Cultura General. Introducción de Roberto Fernández Retamar, pp. 62.
  4. La Fuerza Aerea de Cuba contra la guerrilla de Fidel Castro
  5. 50 aniversario del movimiento revolucionario 26 de julio, por Carlos Ramírez Olivares, Librínsula, 2005

Otros proyectos[editar]

Enlaces externos[editar]