Batalla de Cuito Cuanavale

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Cuito Cuanavale
Guerra Civil Angoleña y Guerra de la Frontera de Sudáfrica
Fecha Diciembre de 1987-marzo de 1988[1]
Lugar 15°10′48″S 18°57′25″E / -15.18, 18.957
Cuito Cuanavale, Angola
Coordenadas 15°09′50″S 19°10′23″E / -15.16388889, 19.17305556


Coordenadas: 15°09′50″S 19°10′23″E / -15.16388889, 19.17305556
Resultado Indeciso (estancamiento)[2]
Beligerantes
Bandera de Angola Angola (FAPLA)[nota 1]
Bandera de Cuba Cuba (FAR)
Flag of South-West Africa People's Organisation.svg SWAPO (PLAN)[nota 2]
ANC UmkhontoweSizwe.gif Umkhonto we Sizwe[3]
Flag of UNITA.svg UNITA
Bandera de Sudáfrica Sudáfrica (SADF)
Comandantes
Bandera de Angola José Eduardo dos Santos
Bandera de Cuba Arnaldo Ochoa Sánchez
Bandera de Cuba Leopoldo Cintra Frías
Flag of UNITA.svg Jonas Savimbi
Bandera de Sudáfrica Coronel Deon Ferreira
Fuerzas en combate
Estimación: 11.000-19.000 tropas
Bandera de Cuba 1.000[nota 3]
Bandera de Angola 10.000[4] [5] -18.000[6]
Estimación: 11.000-12.000 tropas
Bandera de Sudáfrica 3.000[7] -4.000[5]
(1.500-2.000 SWATF)[8] [nota 4]
Flag of UNITA.svg 8.000[5] [8]
Bajas
Bandera de Cuba 39 muertos (oficial)[9]
Bandera de Angola 4.785 muertos y heridos[10]
Bandera de Sudáfrica 31 muertos (oficial)
Flag of UNITA.svg 3.000 muertos[11]

La batalla de Cuito Cuanavale fue un importante enfrentamiento militar sucedido entre diciembre de 1987 y marzo de 1988[1] durante el contexto de la Guerra Civil Angoleña y la Guerra de la Frontera de Sudáfrica.

Entre el 9 de septiembre y el 7 de octubre de 1987, las FAPLA, en un intento de someter finalmente el movimiento insurgente angoleño UNITA en el sureste de Angola, fue repelido de manera decisiva en una serie de batallas en el río Lomba por la intervención de las SADF. Con las FAPLA en retirada hasta el punto de partida de su ofensiva, en Cuito Cuanavale, el SADF y la UNITA pasó a la ofensiva y comenzó el asedio con bombardeos con artillería de largo alcance, el 14 de octubre. Una gran batalla se produjo y Angola, por temor a una derrota, pidió ayuda a Cuba. Con refuerzos cubanos, Cuito resitió y el avance de Sudáfrica terminó después de seis intentos fallidos para superar las defensas de las FAPLA y Cuba entre el 13 de enero y 23 de marzo de 1988. El SADF se retiraron, pero siguió bombardeando Cuito desde distancia.

Antecedentes[editar]

Durante 13 años hasta 1974, tres grupos armados lucharon por la independencia de Angola contra Portugal: el izquierdista MPLA (con su brazo armado FAPLA), dirigido por Agostinho Neto, el conservador FNLA, liderado por Holden Roberto y apoyado por Mobutu Sese Seko de Zaire y la UNITA, dirigida por Jonas Savimbi (un antiguo maoísta que se separó del FNLA, después patrocinado por la CIA y Sudáfrica).

Después de la Revolución de los Claveles de abril de 1974 en Portugal, el nuevo gobierno revolucionario de Portugal decide dejar las posesiones africanas de ultramar, como Angola. El Tratado de Alvor compuesto por una serie de acuerdos entre las tres facciones rebeldes y Portugal se iban a allanar el camino a la independencia. Bajo sus términos, un gobierno de transición se formó, las elecciones se programaron para el final del año, y 11 de noviembre de 1975, fue programado como día de la independencia de Angola.

La lucha entre las tres facciones rebeldes se inició poco después de que el gobierno de transición asumió el cargo el 31 de enero de 1975, con cada movimiento buscando hacerse con el control de sus áreas tradicionales de influencia a mediados de ese año: El MPLA en la capital y centro de Angola, el FNLA en el norte y UNITA en el sur.[12]

Sudáfrica y Namibia[editar]

Desde la terminación del mandato de la ONU en 1966, Sudáfrica había ocupado ilegalmente África del Sudoeste (actual Namibia), un territorio contiguo a Angola en el sur, donde también se impone el apartheid. Ese año vio el comienzo de la resistencia armada por el SWAPO. Después de la independencia de Angola en 1975, la SWAPO obtuvo el apoyo del gobierno de Angola y operó en contra de las fuerzas sudafricanas desde las bases en el sur de Angola. Por lo tanto, en la guerra civil de Angola, la UNITA se había convertido en un aliado valioso a Sudáfrica en su lucha contra la SWAPO. Las SADF empezaron entonces a lanzar ataques a las bases de la SWAPO en territorio angoleño.

El 9 de agosto de 1975 las SADF aseguraron el complejo hidroeléctrico Ruacana en la frontera con Namibia después de los ingenieros fueron advertidos de moverse libremente por que la fuerza rebelde UNITA era indisciplinada y podía atacarles; el 14 de octubre Sudáfrica lanzó la Operación Savanah en apoyo de UNITA y el FNLA avanzando hacia Luanda y llegando a estar a 200 kilómetros de la ciudad. El FNLA, apoyado por unidades del Zaire, sudáfricanos y los mercenarios portugueses continuo avanzado hacia Luanda desde el este y llegó hasta Kifangondo. El 7 de noviembre Cuba inició la Operación Carlota, interviniendo a favor del MPLA con un máximo de 30.000 soldados. Esto permitió que al MPLA mantener Luanda y el 11 de noviembre Agostinho Neto proclamó la independencia de Angola.

Guerra Fría[editar]

La guerra civil de Angola esta el contexto de la Guerra Fría entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Ambas superpotencias trataron de influir en el resultado de la guerra civil a través de su apoyo a uno u otro bando.

Los movimientos de liberación africanos, a los que también se opuso el apartheid en Sudáfrica, encuentran principalmente el apoyo en los países socialistas. Angola y la SWAPO son apoyados básicamente por Cuba y la Unión Soviética y algunos países del bloque del Este, mientras que el Occidente, sobre todo los Estados Unidos, apoyó a Sudáfrica, aunque en la clandestinidad, y su aliado, la UNITA.

Después de que los cubanos habían ayudado a ganar el poder al MPLA en 1975 se consideró necesario permanecer en el país hasta que se hubiera estabilizado y afirmado su dominio sobre el país. La Unión Soviética y otros países del Bloque Oriental suministraron a las FAPLA con armamento, asesores y personal técnico especializado. La UNITA logró repuntar y, con el apoyo sudáfricano y de EEUU, se convirtió en una amenaza para el gobierno de Angola. La UNITA recibió también el apoyo de los aliados de EEUU, sobre todo en forma de misiles Stinger que ayudaron a repeler la superioridad aérea de las fuerzas de las FAPLA.[13] Mientras que los EEUU ayudó con dinero y armas, Sudáfrica envió alrededor de 5.000 soldados en ayuda. Los intereses del Sudáfrica radicaban en impedir que el gobierno angoleño se hiciera con el control del sudeste de Angola y tener al territorio controlado por la UNITA como zona de amortiguamiento. Angola limita al sur con África Sudoccidental. Si la UNITA y Sudáfrica se hicieran con el control del sur de Angola, sería difícil para la SWAPO luchar por la independencia de Namibia desde sus bases en Angola.

El interés estratégico del gobierno de Sudáfrica fue, para mantener el control de la UNITA en las regiones limítrofes de Namibia, con el fin de evitar que los guerrilleros de la SWAPO recibiesen ayuda de Angola y no obtuviesen un trampolín en el sur angoleño desde donde lanzar ataques en África del Sudoeste. La estrategia de seguridad fue moldeada por la doctrina de ataques preventivos y la guerra contra-revolucionaria. Después que Sudáfrica había sido incapaz de evitar que el MPLA, que consideraba como un títere de la URSS, tomara el poder en Angola en 1975, consideró su gobierno como una amenaza a su seguridad. Esta opinión fue confirmada con el despliegue de tropas cubanas en Angola. Por lo tanto el objetivo del régimen del apartheid era derrocar y reemplazar el MPLA en Luanda por un gobierno aliado y anticomunista. Se apoyó activamente la secesión de facto del sur de Angola y, en 1979, decidió instalar a la UNITA como gobierno de facto de esa región. Después de la operación Protea de Sudáfrica en agosto de 1981, en la que ocupó 50.000 Km² de la provincia de Cunene, la UNITA tomó el control administrativo de la mayoría de ésta en enero de 1982.[14]

Operación Saludando Octubre ("Operação Saludando Octubre ")[editar]

Debido a la insurgencia de la UNITA, el gobierno central nunca logró hacerse con el control de todo el país, la UNITA mantuvo más o menos a gran parte del sudeste angoleño bajo su control. Cada vez que se vio amenazada, Sudáfrica intervino en su nombre. La propia Sudáfrica mantiene constantemente toda la frontera sur de Angola y, a veces, hasta 50.000 km² de la provincia de Cunene ocupados y en varias ocasiones llevó a cabo incursiones en el interior del país.[14]

En 1987, como parte de las repetidas campañas del gobierno de Angola contra la UNITA y para hacerse del control del sudeste del país, el ejército angoleño lanzó la operación Saludando Octubre para derrotar a las fuerzas de la UNITA en sus ciudades fortalezas de Mavinga, una antigua base militar portuguesa, y Jamba en el sureste del país, justo por encima de la franja de Caprivi.[15] Al igual que en las anteriores, la planificación y el liderazgo pasó a manos de los soviéticos y los rangos más altos en las unidades fueron tomadas por oficiales soviéticos. El general Konstantín Shaganovitch tomó el mando de las fuerzas angoleñas en esta campaña. El mando soviético no incluye a las fuerzas cubanas en Angola[16] y inicialmente estos no se involucraron activamente en el combate, sólo ejerciendo labores de apoyo. Las FAPLA usaron 150 T-55 y T-62 y helicópteros Mi-24. Los soviéticos rechazaron el consejo de los cubanos, como en las campañas previas, que les advirtieron que la operación crearía una nueva oportunidad para una intervención sudáfricana. Se decidió iniciar el ataque desde Cuito Cuanavale.

En esas fechas en Angola el MPLA tenía 70.000 soldados enrolados en sus fuerzas armadas, la SWAPO 9.000 guerrilleros y Cuba tenía un personal de 40.000 hombres, los rebeldes de la UNITA tenía por su parte un ejército de 30.000[6] a 35.000 hombres con el apoyo de 9.000 sudáfricanos.[17] Para la ofensiva se movilizaron 20.000 soldados angoleños con el apoyo posterior de 5.000 asesores y soldados cubanos contra las defensas enemigas formadas por 10.000 rebeldes y 7.000 sudáfricanos.[18]

Gracias a informes de una gran acumulación de fuerzas enemigas las SADF advirtieron del ataque a la UNITA. La campaña fue exitosa para el MPLA, que consiguió conquistar parte importante del sudeste del país. El gobierno sudafricano se dio cuenta de que la UNITA no sería capaz de retener el ataque. El 15 de junio se decidió a intervenir y autorizó un apoyo encubierto.[19] El 4 de agosto de 1987 las SADF lanzaron la operación Moduler que iba a detener el avance de Angola en Mavinga. El 61° Batallón Mecanizado de las SADF cruzó a Angola desde su base en la ciudad fronteriza de Rundu. Es necesario aclarar que hasta la intervención de el ejército surafricano, la campaña había sido exitosa para el MPLA. No obstante, las fuerzas de las FAPLA nunca llegaron a entrar en Mavinga y mucho menos en Jamba.

Batalla del río Lomba[editar]

En agosto las FAPLA avanzaban al sudeste desde Cuito Cuanavale las brigadas de infantería ligera 21 y 25, la blindada 47 y la mecanizada 59 con apoyo aéreo de MIG-23 de la base aérea de Menongue.[20] Frente a estas fuerzas la UNITA tenía los batallones 3° y 5° regulares, 13° semi-regular y 275° de Fuerzas Especiales.[21] El 28 de agosto el MPLA llegó a la ribera norte del río Lomba cerca Mavinga, donde eran esperado por las SADF.

Se produjieron una serie de combates entre el 9 de septiembre y el 7 de octubre las SADF y la UNITA impidieron que las FAPLA, que sufrió grandes pérdidas, cruzaran el río. Los rusos retiraron a sus asesores por lo que las FAPLA carecieron de un mando militar competente. El 29 de septiembre la UNITA y sus aliados sudáfricanos lanzaron la operación Hooper pasando a la ofensiva. El 3 de octubre un batallón de las FAPLA fue atacado y aniquilado en la orilla sur del río Lomba cerca Mavinga y dos días después, comenzó la retirada hacia Cuito Cuanavale, donde (con la ayuda de los instructores cubanos)comenzaron a establecer una defensa desesperada.[22] [23] Si Cuito Cuanavale se perdía, el siguiente más cercano puesto de avanzada comparable sería Menongue, 300 km de Mavinga y 500 kilómetros de la sede de la UNITA en Jamba.[24] En su persecución de las unidades de las FAPLA las SADF y la UNITA asedian la ciudad de Cuito Cuanavale desde el 14 de octubre mediante bombardeo de artillería de 155 mm desde una distancia de 30 a 40 km.

Cuito Cuanavale[editar]

En noviembre, las SADF habían acorralado los restos de tres brigadas angoleñas en el este del río Cuito y a través de la ciudad misma a punto de destruirlo.[25] Las muy desmoralizadas brigadas 59 de infantería motorizada y las 21 y 25 de infantería ligera en posiciones cerca de Tumpo y al este del río Cuito, estaban efectivamente aisladas debido al control de la artillería de las SADF de el puente y la pista de aterrizaje y al control de la UNITA de la carretera hacia Menongue, que había minado y estaban preparados para una emboscada.[26] [27] Sin apoyo ni cobertura las unidades de las FAPLA enfrentaban la anquilación.[28] [29] El 15 de noviembre el gobierno angoleño solicitó ayuda militar urgente a Cuba, que decide intervenir para evitar un desastre total para el MPLA. En vista de Fidel Castro, una victoria de Sudáfrica habría significado no sólo la captura de Cuito y la destrucción de las mejores formaciones militares de Angola, pero, muy probablemente, al final de la existencia de Angola como un país independiente. Por lo tanto Castro ordenó la "Maniobra XXXI Aniversario de las FAR", el envio de 15.000 soldados de élite consiguiendo el apoyo ruso.[30] Los primeros refuerzos llegaron a Cuito en helicópteros el 5 de diciembre, con cerca de 160[31] a 200[32] los técnicos, asesores, funcionarios y fuerzas especiales.[33]

El General Arnaldo Ochoa, veterano de las batallas de tanques en Etiopía y comandante cubano en Angola quedó al mando de todas las fuerzas militares (cubanas y angolanas). Durante toda la batalla Castro y Ochoa tuvieron desacuerdos, ya que el primero deseaba intervenir en los planes de defensa lo que pudo costar la vida a muchos soldados cubanos.[34] Tras la batalla Ochoa fue removido de su cargo y enjuiciado por cargos de alta traición y narcotráfico, se declaró a si mismo culpable y fue fusilado el 13 de julio de 1989, aunque algunos consideran que su relación con Castro durante la guerra pudo tener algo que ver en su final.[35] El general Leopoldo Cintra Frías queda al mando de las tropas Cuito Cuanavale. La priodidad principal de los cubanos era asegurar Cuito pero también se decidió iniciar un segundo frente en el oeste de esta, en Lubango donde desde hacia ocho años estaba en poder de las SADF y la UNITA.[36] [37]

El 25 de noviembre el Consejo de Seguridad de la ONU exigió la retirada incondicional de las SADF de Angola a partir del 10 de diciembre, sin embargo, amenazar con sanciones.[38] Hasta diciembre la situación de los angoleños asediados era critica, los observadores internacionales esperaban que las SADF la tomaran pronto y la UNITA declaró anticipadamente su captura.[39]

El 21 de diciembre las SADF planean lanzar un ataque final contra las undidades de las FAPLA acantonadas en el este del río Cuito.[40] El 9 de enero las SADF destruyeron un importante puente sobre el río usando una bomba inteligente.[41] [42] Los cubanos construyeron una pasarela de madera en su lugar que bautizaron Patria o Muerte[43] además se enterraron parcialmente los tanques para usarlos como artillería fija oculta.[44]

Las SADF trajeron refuerzos[45] [46] y entre el 13 de enero al 23 de marzo,[47] se lanzaron seis ataques contra los angoleños y cubanos en el este del río sin ningún resultado importante.[48] Una gran columna de tropas angoleñas y cubanas marchaba desde Menongue para dar alivio a sus compañeros en Cuito Cuanavale pero su avance se hizo lento por las lluvias y la necesidad de limpiar el camino de minas y posibles emboscadas por lo que no llegó a tiempo para participar en la batalla.[49]

Aunque el primer ataque del 13 de enero fue exitoso, llevando a casi destruir una brigada de las FAPLA por la geografía las SADF tuvieron que volver a sus bases de partida. El 14 de febrero un segundo ataque tomaron las altas posiciones de Chambinga pero cerca del desastre los angoleños se retiraron desde el Cuito al Tumpo que resulto ser una excelente línea defensiva. El 19 de febrero el tercer asalto resultó en un desastre para las SADF, al norte del río Dala fueron repelidas por un batallón de las FAPLA, incapaces de llegar a la vanguardia enemiga las SADF se retiraron. En los días siguientes los bombardeos aéreos cubanos se intensificaron contra los sudáfricanos. El 25 de febrero los angoleños y cubanos rechazaron un cuarto asalto y las SADF tuvieron que retirarse al este del río Tumpo. El fracaso de este ataque fue un punto de inflexión en la batalla, elevo la moral de los angoleños y el avance sudáfricano terminó en un punto muerto.[50] Un quinto ataque fue repelido el 29 de febrero el coronel Jan Breytenbach de las SADF escribió del el asalto sudáfricano "fue llevado a una paralización total y definitiva" por las fuerzas combinadas cubanas y angoleñas.[51] [52] [53]

En esos momentos los efectivos cubanos en Angola aumentaron a 55.000 hombres, 40.000 en el sur del país. Debido al embargo de armas desde 1977 los viejos aparatos de la fuerza aérea de Sudáfrica fueron superados por los sofisticados equipos aéreos y defensas anti-aéreas suministradas a sus enemigos por la URSS, perdiendo así su anterior dominio en el aire lo que fue decisivo en el desarrollo de las últimas etapas de la guerra.[54] La pista de aterrizaje de Cuito Cuanavale fue constantemente reparada ante los constantes ataques de la artillería y fuerza aérea sudáfricanas.[41] [55]

Tras el fracaso del ataque del 23 de marzo el gobierno de Pretoria ordenó la retirada del grueso de las fuerzas, dejando 1.500 hombres del Grupo de Combate N°20 a fin de minar el territorio e impedir o retardar un posible contrataque de sus enemigos. Durante meses la pista de aterrizaje de la ciudad fue bombardeada por la artillería sudáfricana desde 30 a 40 Km. de distancia.[36] [51] [56] [57] [58] Mientras los cubanos avanzaron al sur en dirección a Namibia, según Castro para aislar a las tropas de las SADF ya que gran parte de la artillería enemiga G-5 permaneció en sus posiciones por la dificultad de moverlas en la estación lluviosa. Sin embargo, por no cualquier motivo, quizás no afectar las negociaciones de paz, no se atacaron las posiciones sudáfricanas, limitándose a rodearlas.[59] [60]

Tras la batalla el coste de la guerra había aumentado drásticamente para Sudáfrica y colocó a Cuba en una posición más ofensiva lo que facilitaba la posibilidad de poder retirar a sus tropas de Angola con sus oponentes estando a la defensiva.[61]

Consecuencias[editar]

A raíz de Cuito Cuanavale, en vísperas de la primera ronda de conversaciones de paz tras dos años, Castro ordenó a las FAPLA y las tropas cubanas y de la SWAPO del General Ochoa Sánchez abrir un segundo flanco del Frente Sur (del cual era jefe el General Cintras Frías) hacia el oeste a Calueque (Lubango) con una fuerza de 40.000 cubanos soldados y un número mayor de las fuerzas de Angola y namibias,[62] [nota 5] con el apoyo de los MIG-23 caza-bombarderos. La primera resistencia sudafricana se encontró cerca de Calueque el 15 de marzo dándose tres meses de sangrientos enfrentamientos con un lento avance cubano a Namibia.

Los angoleños y cubanos iniciaron las negociaciones de paz el 9 de marzo de 1988 bajo el amparo de EEUU. El 3 de mayo los sudafricanos se unieron también a la mesa negociadora.

El 26 de mayo las SADF reconocieron que los cubanos habían avanzado hasta 60 Km. de Namibia, las tropas sudafricanas aún en Cuito Cuanavale distrajeron el avance enemigo con maniobras de engaño.[63] Dándose escaramuzas entre estas tropas y sus enemigos sobre todo en la operación Hilti/Excite. En respuesta a esto el Batallón 32 insertó un equipo de inteligencia bajo el mando del capitán Herman Mulder, quién estableció un cuartel general táctico en Ruacana, el dio apoyo a dos equipos haciendo el reconocimiento al sur, el primero en Techipa a lo largo de las montañas Devangulu, con el sistema operativo en el segundo equipo en el área de la Rotonda Handa.[64]

Una vez recopilada la inteligencia necesaria por la operación Hilti/Excite se inició el 13 de junio con el despliegue de una compañía del 61 Batallón Mecanizado en Dongue, a 25 Km. al sur-oeste de Xangongo. Un ataque fue lanzado también contra Ongiva por el Batallón 32. Piezas de artillería G-2 y G-5 fueron proporcionadas al 61 Batallón Mecanizado y se enfrentaron a los cubanos 50ª División con sede en Ongiva.[64] Una fuerte escaramuza tuvo lugar en Cuamato y Batallón 201 perdió algunos vehículos pero se mantuvo la ciudad (24 de junio de 1988). Se inició la retirada de Techipa el 26 de junio. Un tiroteo sucedió cuando un pelotón del Batallón 32 estaba involucrado en una acción que tuvo lugar a una distancia de 20 Km. de la ciudad. El 27 de junio Batallón Mecanizado 61 atacó a un escuadrón de tanques cubanos antes de que cruzaran el río Cunene para entrar en Namibia. El MiG-23 perdieron la ventaja táctica por alguna razón desconocida y la presa de Calueque fue bombardeada.[65] Nota: En ningún momento los MIG-23 cubanos perdieron la ventaja táctica. El bombardeo a la reguladora de agua de Calueque se encontraba dentro de los planes del alto mando militar cubano, como respuesta a una resistencia activa por parte de las SADF.

Dos MiG-23 fueron dañados por fuego desde tierra. El 8 de junio de 1988, con la esperanza de enviar un fuerte mensaje a los cubanos que iban a responder a cualquier intromisión en África Sudoccidental, el gobierno sudafricano llamó a 140.000 hombres de las reservas (Fuerza Ciudadana).[66] [67] Esto fue conocido como la Operación Zorro del Desierto (Operation Desert Fox), y consistió en la movilización de la 81ª Brigada Acorazada, que se coloca el 30 de julio 1988 al sur de Ruacana, a cargo de la responsabilidad de neutralizar la agresiva 50ª Brigada de Cuba si fuera necesario.[65] La firma de un tratado de paz formal en Ruacana el 22 de agosto de 1988 significó que la operación Zorro del Desierto podría ser abortada.

Nota: Durante el ataque a la reguladora de agua de Calueque no fueron dañados aviones cubanos.

A finales de mayo, Cuba tenía dos divisiones (diez Brigadas) en el suroeste de Angola. En junio, se construyeron dos bases aéreas en Cahama y Xangongo con las que la fuerza aérea cubana podía operar en Namibia.[68] Todo el sur de Angola estaba cubierta por una red de radares y SA-8 de defensa aérea de poner fin a la superioridad aérea del Sudáfrica.[68]

En junio de 1988, los cubanos estaban dispuestos a avanzar a Calueque a partir de Xangongo y Tchipa. Lanzando graves ataques contra Sudáfrica, estaban dispuestos a destruir los depósitos de Ruacana y atacar las bases de Sudáfrica en Namibia. La ofensiva comenzó a partir de Xangongo el 24 de junio con enfrentamientos en la ruta a Cuamato. Una fuerza de detección del SADF se encontró con el avance cubano en un tiroteo resultando en la retirada de la fuerza del SADF y la decisión de las FAPLA y los cubanos de regresar a su base. El 26 de junio las SADF realizaron un ejercicio, para poner a prueba las fuerzas cubanas en la zona. Las SADF enviaron señuelos para provocar a los cubanos para que revelaran sus posiciones en Tchipa para usar su artillería de largo alcance con eficacia para la destrucción de la capacidad cubana de utilizar su propia artillería. Una serie de enfrentamientos se produjeron con tanques sudafricanos, tras un éxito inicial retrocedieron por temor a ser abrumados por los refuerzos enemigos.[69]

Los MIG cubanos lanzaron ataques en las posiciones rivales cerca de la represa de Calueque, 11 Km. al norte de la frontera con Namibia, provocando serios daños.[70] La fuerza principal de los cubanos, aún en el camino, nunca vio la acción y volvió a Tchipa. Con la retirada de las SADF de Namibia el 27 de junio se dio el cese de las hostilidades.[70]

Los sudáfricanos asombrados por la magnitud y la velocidad del avance cubano, considerando que una gran batalla se venía encima y que los riesgos eran demasiado altos se retiraron.[71] Por su parte, los cubanos quedaron impresionados por las numerosas bajas que habían sufrido y pusieron sus tropas en alerta esperando una fuerte respuesta de Sudáfrica.[72] Cinco días más tarde Pretoria ordenó al Grupo de Combate 20, que seguía operando al este de Cuito Cuanavale la retirada para evitar las más bajas, luego una división de las SADF se desplegó para la defensa de la frontera norte de Namibia.[73]

Nota: Las bajas cubanas fueron tan insignificantes que no impresionaban a nadie. La realidad es que la superioridad en hombres y armamento era abrumadoramente superior a las tropas de las SADF.

En la mesa de negociación a los sudafricanos acordaron retirarse de Angola el 1 de septiembre de 1988 y con la aplicación de la Resolución 435 de África del Sudoeste el 1 de noviembre, lo que llevó a la independencia de Namibia. Este acuerdo se basa en la inteligencia que indicaba que la Unión Soviética ya no podía sostener las fuerzas de sus aliados en el Tercer Mundo, y que Cuba estaba empezando a buscar terminar con la guerra producto de las altas bajas.[65] Los cubanos a cambio iniciaron la retirada de Angola que se prolongo hasta julio de 1991. Un acuerdo de paz mediado por Chester Crocker, se firmó finalmente el 22 de diciembre de 1988 en Nueva York.

Nota: Las altas bajas sufridas por las tropas que se enfrentaban a la coalición UNITA-SADF pertenecían a las FAPLA y no a las fuerzas armadas cubanas.

Nelson Mandela considera el éxito de las FAPLA y Cuba en Cuito y Lubango un punto de inflexión en la guerra civil de Angola, así como en la lucha por la independencia de Namibia.[74] La batalla de Cuito, furiosa por 6 meses, fue la mayor batalla en África desde la Segunda Guerra Mundial.[75] Las bajas fueron elevadas, especialmente en el lado de Angola; en el curso de esta alrededor de 20.000 soldados perdieron la vida.

Nota: Nelson Mandela se encontraba preso en Àfrica del Sur cuando se produjeron los acontecimientos en Cuito Cuanavale y el la dirección Lubango-Ruacaná. Cualquier argumento suyo es solamente por referencias a terceros y no debe tener validez militar, sino política. Este trabajo se refiere a la "Defensa Militar de Cuito Cuanavale". El número de 20 mil muertos es una exageración. Esto solamente podía suceder, de ser aniquiladas las cinco brigadas FAPLA. No es el caso. Las cinco brigadas FAPLA la componían aproximadamente unos 20 mil efectivos. Suponiendo que la 21 Brigada hubiese sido aniquilada totalmente, la cifra sería de aproximadamente 4 mil muertos. Tampoco es el caso. Un cálculo serio nos daría la cifra aproximada de 5 mil bajas entre muertos y heridos.

Las reclamaciones de la victoria en esta batalla se han hecho desde todos los lados, dependiendo del punto militar, político o moral. En lo militar fue una victoria de Sudáfrica y la UNITA que rechazaron la ofensiva de Angola en el río Lomba y pasaron a la contraofensiva, la que también término en pérdidas humanas y materiales.

Nota: La victoria UNITA-SADF se circunscribe a la batalla del río Lomba. La victoria de las FAPLA-FA cubanas es inherente a la Defensa de Cuito Cuanavale, imposibilitando el aniquilamiento de las brigadas FAPLA y la toma de la ciudad.

Probablemente el impacto más significativo de la batalla de Cuito Cuanavale, en términos de la Guerra Fría fue la captura de un completo sistema de misiles antiaéreos SA-8, el 3 de octubre de 1987 por elementos del Batallón 32.[76] Esta fue la primera vez que este sistema cayó en las manos de las fuerzas opuestas al Pacto de Varsovia, efectivamente esto iba a inclinar el equilibrio estratégico de poder entre la OTAN y el Pacto, una vez más. La captura de este sistema tuvo un giro interesante en el que las SADF se negaron a entregar a los EEUU, dolido por el hecho de que los EEUU se habían negado ha dar el apoyo de misiles Stinger cuando eran necesarios. Este sistema fue entregado tanto a la Fuerza de Defensa de Israel, que a su vez lo entregó a los EEUU en el momento de la operación Tormenta del Desierto. Algunos comentaristas ver esta pérdida estratégica como punto de inflexión en la Guerra Fría en África, similar a lo ocurrido cuando se introdujeron los sistemas de Stinger en Afganistán, cambiando la marea de la guerra.[75]

Referencias[editar]

  1. a b James W. Martin & Susan Herlin Broadhead (2004). Historical dictionary of Angola, segunda edición por Scarecrow Press, pp. 14.
  2. Truth and Reconciliation Commission of South Africa Report pp. 59
  3. Cuito Cuanavale Fallen MK soldiers to be remembered - News - Mail & Guardian Online 25 de marzo de 2008. Consultado el 28 de junio de 2011.
  4. Gleijeses, Piero. Mail and Guardian. "África do Sul". 7 de julio de 2007.
  5. a b c Jaster (Autumn 1990). "The 1988 Peace Accords and the Future of South-western Africa". Adelphi Papers (The International Institute for Strategic Studies, London) 253: 19. "Fighting continued on a large scale, with an estimated 4000 SADF and SWATF troops, 8000 UNITA and 10000 FAPLA forces…".
  6. a b The Battle of Cuito Cuanavale - Cuba's Mythical Victory
  7. Jaster (Autumn 1990). "The 1988 Peace Accords and the Future of South-western Africa". Adelphi Papers (The International Institute for Strategic Studies, London) 253: 17. "the South Africans assembled [at Mavinga] a considerable force: …totalling some 3000 men, plus another 1500–2000 Namibian troops from the South West African Territorial Force (SWATF
  8. a b Jaster. "The 1988 Peace Accords and the Future of South-western Africa". Adelphi Papers (The International Institute for Strategic Studies, Londrés) p. 253.
  9. Cuban Tanks
  10. Angola, Mike Stead & Sean Rorison, pp. 9, Bradt Travel Guides, 2010.
  11. Marcum, John (1990). "South Africa and the Angola-Namibia Agreement", in: Disengagement from Southwest Africa: The Prospects for Peace in Angola and Namibia, edited by Owen Ellison Kahn. New Brunswick: University of Miami Institute for Soviet and East European Studies. p. 135. ISBN 0887383610. "UNITA and the SADF pursued retreating MPLA forces to the advanced air base and provincial capital of Cuito Cuanavale. There they laid siege to what became known as the Stalingrad of Angola, from December 1987 to March 1988. Caught in a conventional action for which it was ill-prepared, UNITA suffered some 3000 battle dead from among the ranks of its best units."
  12. Jaster (otoño de 1990). "The 1988 Peace Accords and the Future of South-western Africa". Adelphi Papers (The International Institute for Strategic Studies, Londres) 253: 8–11.
  13. Anthony Turton (2010). Shaking Hands with Billy (Shaking Hands with Billy ed.). Durban: South Africa: Just Done Productions.
  14. a b Truth and Reconciliation Commission of South Africa Report, Vol. 2, Chapter 2, pp. 42-61
  15. A Certain Curve of Horn: The Hundred-Year Quest for the Giant Sable Antelope of Angola, John Frederick Walker, Grove Press, 2004, pp. 177. ISBN 0802140688.
  16. George Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, p. 183
  17. Cuba Matinal - Las guerras secretas de Fidel Castro
  18. Afrique Express - Angola
  19. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, pp. 201
  20. Vanemann, Peter. Soviet Foreign Policy for Angola/Namibia in the 1980s, in Owen Kahn, op. cit., pp. 76.
  21. [http://www.fireandfury.com/orbats/modunita.pdf UNITA Forces In The ‘Border War’ - (Angola & South West Africa) - 1980 to 1989
  22. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, pp. 206-208
  23. Crocker, Chester A. (1992). High Noon in Southern Africa: Making Peace in a Rough Neighborhood. W.W. Norton. ISBN 0393034321. "In some of the bloodiest battles of the entire civil war, a combined force of some 8000 UNITA fighters and 4000 SADF troops not only destroyed one FAPLA brigade but badly danaged several others out of a total FAPLA force of some 18000 engaged in the three-pronged offensive. Estimates of FAPLA losses ranged upward of 4000 killed and wounded….Large quantities of Soviet equipment were destroyed or fell into UNITA and SADF hands when FAPLA broke into a disorganized retreat... The 1987 military campaign represented a stunning humiliation for the Soviet Union, its arms and its strategy. ... As of mid-November, the UNITA/SADF force had destroyed the Cuito Cuanavale airfield and pinned down thousands of FAPLA's best remaining units clinging onto the town's defensive perimeters." Crocker was U.S. Assistant Secretary of State for African Affairs during the Reagan Administration.
  24. Michael Radu, Anthony Arnold (1990). The New Insurgencies: Anticommunist Guerrillas in the Third World. Transaction Publishers. p. 149. ISBN 9780887383076.
  25. Mail & Guardian Online: Gleijeses, Piero, Cuito Cuanavale revisited, ANALYSIS, 11 de julio de 2007.
  26. "Angola: The siege of Cuito Cuanavale". Africa Confidential vol. 29 No 3 (Londres): 2. 5 de febrero de 1988.
  27. Vanneman, Peter. op. cit.. pp. 79
  28. Bole-Richard, Michel (1988-01-23). "Angola : une importante garnison gouvernementale serait sur le point de tomber aux mains de l'UNITA" (in fr). Le Monde (Paris): pp. 5., Le Monde's Johannesburg correspondant reported that these units had been without resupply for three weeks.
  29. Benemelis, Juan. Las Guerras Secretas de Fidel Castro. cap. 18.
  30. Vanemann, Peter, op. cit., p. 79.
  31. Bole Richard, Michel (23 de enero de 1988). "Angola: Une importante garnison gouvernementale serait sur le point de tomber aux mains de l'UNITA". Paris: Le Monde.
  32. Ricardo Luis, Roger. Preparanse a vivir: cronicas de Cuito Cuanavale. p. 6
  33. Barber, Simon in: Castro explains, why Angola lost battle against the SADF, 27 de julio de 1989.
  34. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 218
  35. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 215
  36. a b Truth and Reconciliation Commission of South Africa Report, Part Two, p. 59.
  37. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 210-212
  38. Gleijeses, Piero: Conflicting Missions: Havana, Washington, and Africa, 1959-1976 (The University of North Carolina Press) quoting: Secretary of State to American Embassy, Pretoria, December 5, 1987, Freedom of Information Act.
  39. Cuito Cuanavale – "Afrikas Stalingrad", Ein Sieg über Pretorias Apartheid" in: Neues Deutschland, 19 y 20 de abril de 2008.
  40. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 214
  41. a b Meier, Karl. op. cit.. p. 31.
  42. "loc. cit.". Africa Confidential.
  43. Ricardo Luis, Roger (1989). Prepárense a vivir: Crónicas de Cuito Cuanavale. Havana: Editoral Politica.
  44. Holt, C. (2005). At Thy Call we did not falter. Zebra Press. p. 84. ISBN 1770071172.
  45. French, Damian. "SADF 1SAI Ratels in Op Hooper (1987–1988)".
  46. Nortje, P. (2004). 32 Battalion. Struik. ISBN 1-86872-914-1. says that the "lull" in fighting from 26 November 1987 to 10 December 1987 was "politically motivated".
  47. Liquer, loc. cit.
  48. George, Edward (2005). The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991 From Che Guevara to Cuito Cuanavale. Routledge. ISBN 0415350158.
  49. "op. cit.". Africa Confidential: 2.
  50. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 227
  51. a b Stührenberg, Michael in: Die Zeit 17/1988, Die Schlacht am Ende der Welt, p. 11
  52. Truth and Reconciliation Commission of South Africa Report, Part Two, p. 59
  53. Mail & Guardian Online: Piero Gleijeses, Piero, Cuito Cuanavale revisited, ANALYSIS, 11 de julio de 2007.
  54. Jacklyn Cock, Laurie Nathan (1989). War and society: the militarisation of South Africa. New Africa Books. p. 23. ISBN 086486115X.
  55. loc. cit..
  56. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965-1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 234
  57. South Africa's Strategy on Angola Falls Short, Enhancing Cubans' Role - New York Times Archivo del 12 de julio de 1988. Consultado el 27 de junio de 2011.
  58. Pazzanita, Anthony (1991). "The Conflict Resolution Process in Angola", The Journal of Modern African Studies, Vol. 29, No. 1 (March 1991). p. 105. "The SADF and UNITA had relaxed the siege of the town by May, 1988, although at least several hundred South Africans remained on the outskirts."
  59. Bole-Richard, Michel (10 de junio de 1988). "Les conflits en Afrique australe La progression des troupes cubaines dans le Sud-angolais inquiète Pretoria" (in fr). Le Monde (Paris): pp. 3.
  60. McFaul, Michael (1990). Rethinking the "Reagan Doctrine" in Angola, International Security vol. 14 no. 3 (Winter 1989-1990). M.I.T. press. "...Castro boldly responded that Pretoria was "no longer in a position to request anything south of Angola. Instead of attacking inside Namibia, however, the Cuban forces moved east along the border to cut off the South Africans still camped near Cuito Cuanavale. By August 1988, the strategy had worked, leaving some 400-500 South African soldiers completely surrounded for several months." pp. 126
  61. Treaster, Joseph B.:"Castro Faults Soviet Tactics in War in Angola. (Foreign Desk).",The New York Times, 28 de julio de 1988.
  62. Benemelis, Juan, loc. cit.
  63. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 234
  64. a b Nortje, P. 2003. 32 Battalion. Cape Town: Struik Publishers.
  65. a b c Turton, A.R. 2010.Shaking Hands with Billy. Durban: Just Done Publications
  66. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 242
  67. Mail & Guardian Online: Piero Gleijeses, Cuito Cuanavale revisited, ANALYSIS, 11 de julio de 2007.
  68. a b George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 236-237
  69. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 243-245
  70. a b George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 243-246
  71. Gleijeses, Piero: Conflicting Missions: Havana, Washington, and Africa, 1959–1976 (The University of North Carolina Press) quoting: Abramowitz (Bureau of Intelligence and Research, US Department of State) to Secretary of State, May 13, 1988, Freedom of Information Act.
  72. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 246
  73. George, Edward in: The Cuban Intervention in Angola, 1965–1991, Frank Cass, London, New York, 2005, ISBN 0-415-35015-8, p. 245
  74. Turning point at Cuito Cuanavale - World News | IOL News | IOL.co.za 23 de marzo de 2008. Consultado el 29 de junio de 2011.
  75. a b Mills, Greg. & Williams, David. 2006. Seven Battles that Shaped South Africa. Cape Town: Tafelberg.
  76. Turton, A.R. 2010. Shaking Hands with Billy. Durban: Just Done Publications.

Notas[editar]

  1. Las FAPLA o Forças Armadas Populares de Libertação de Angola, brazo armado del MPLA, después de que este tomara el control del gobierno tras la independencia se convirtio en las fuerzas armadas oficiales de Angola.
  2. El PLAN o People's Liberation Army of Namibia fue el brazo armado del SWAPO.
  3. El general Johannes Geldenhuys de la Fuerzas de Defensa estima que, como se cita en The New York Times, 20 de abril de 1988, que en el período anterior al 25 de febrero, las fuerzas cubanas en cerca de 1.000.
  4. Fuerza auxiliar de las tropas sudáfricanas creada con soldados namibios a cargo de la lucha contra la SWAPO, su nombre en inglés es South West African Territorial Force (SWATF).
  5. Algunas estimaciones rebajan la cifra a 10.000 a 20.000 cubanos. Gleijeses, Piero (May 2007). "Cuba and the Independence of Namibia", Cold War History, Volume 7, Issue 2. pp. 285–303., and Jaster, op., cit., p. 22.