Guardia Civil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guardia Civil Española»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Guardia Civil
Escudo Oficial Guardia Civil.svg
Emblema Oficial de la Guardia Civil
Activa 13 de mayo de 1844 - actualidad.
País Flag of Spain.svg España
Rama Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.[nota 1]
Tipo Gendarmería.
Tamaño 84.400 efectivos[1]
Cuartel general Madrid
Comandantes
Director general Arsenio Fernández de Mesa
Cultura e historia
Mote La Benemérita
Lema El Honor es mi divisa.
Colores      Verde
Marcha Himno de la Guardia Civil
Aniversarios 12 de octubre
Condecoraciones Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia

Sitio web: www.guardiacivil.es

La Guardia Civil, popularmente llamada la Benemérita, es el primer cuerpo de seguridad pública de ámbito nacional en España. Fue fundada por el II Duque de Ahumada, Francisco Javier Girón y Ezpeleta el 13 de mayo de 1844.[2] Es un Instituto Armado de naturaleza militar que, de acuerdo a lo que establece la Ley Orgánica 2/86, de 13 de marzo, forma parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Como tal, la Constitución, en su artículo 104, le fija la misión primordial de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades de los españoles y garantizar la seguridad ciudadana, bajo la dependencia del Gobierno de la Nación.

Sobrenombre[editar]

Diploma de la concesión de la Gran Cruz de Beneficencia a la Guardia Civil el 4 de octubre de 1929. Desde ese momento se conoce al Cuerpo con el sobrenombre de «Benemérita».

Si bien la Guardia Civil ya desde sus principios fue popularmente reconocida y admirada por sus numerosos servicios de auxilio y ayuda a la población en toda clase de catástrofes y desgracias, adquirió el título de "Benemérita" al serle concedida al Instituto la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia, con distintivo negro y blanco, en reconocimiento oficial por los servicios prestados a la sociedad por Real Decreto número 2.088 de 4 de octubre de 1929.

Emblemas y signos distintivos[editar]

Emblema vigente hasta 1931, excepto durante la Iª República, que modificó la corona de real a mural, y que hoy sigue formando parte de la identidad corporativa del Cuerpo.

Emblemas[editar]

Su emblema está formado por una espada desnuda terciada en banda y una fasces, formada por un haz de lictores con hoja de segur al flanco diestro terciados en barra, ambos pasantes en aspa, sumados de una corona real. El haz de lictores representa autoridad. La espada, en posición rendida -único caso conocido en la heráldica- representa la sumisión de la fuerza al servicio de la autoridad legalmente constituida.

También se utiliza como logotipo para la imagen institucional -no como emblema- el histórico formado por las letras G y C, entrelazadas, sumadas de la corona real.[nota 2]

Uniformidad[editar]

Desde la época fundacional, el color principal de los uniformes fue el azul oscuro ("dado en tina") con cuello, vivos, vueltas y bocamangas en grana. No obstante, ya en aquellos años se empleó el verde para algunas capotas o sobretodos que constituían la prenda de abrigo para servicios principalmente en despoblados y cuyo color pudiera haber sido aconsejado por la mayor discreción con que así se podría mover la pareja por los campos y montes.

El color característico que actualmente conocemos en su uniforme es el verde, que ya se empezó a imponer durante la monarquía alfonsina y la II República, aunque en tonos más claros, adoptándose un gris-verde más oscuro a partir de la reforma de uniformidad realizada en el año 1940 (Reglamento de uniformidad adoptado a partir de la fusión con el cuerpo de Carabineros) y posteriormente en enero de 1943 (Reglamento de uniformidad y equipo para el Ejército).

En algunas especialidades, como las de la Agrupación de Reserva y Seguridad, se utiliza un verde muy oscuro, que aparenta ser negro.

En el año 2011 se comenzó a implantar una nueva uniformidad en la Guardia Civil, que supuso un cambio muy significativo en la funcionalidad, aunque no necesariamente en la estética, manteniendo el color verde tradicional combinado con un tono verde más oscuro, casi negro. Además de ser sustituida la que ya se podía considerar tradicional teresiana, por una gorra más sencilla. En apariencia esta significativa modificación del vestuario se ha debido de imponer por razones de comodidad y confort táctico u operativo de los Guardias Civiles, quedando relegados otros criterios más tradicionales como su vistosidad, elegancia y representación, perseguidos por Ahumada en los momentos de su fundación.

El tricornio[editar]

El elemento de la uniformidad que caracteriza a la Guardia Civil es el tricornio, si bien actualmente se usan, además de éste, otras prendas de cabeza como las teresianas, boinas o gorros cuarteleros. Y a lo largo de este casi siglo y tres cuartos de existencia, han sido utilizadas otras prendas de cabeza muy diversas en tipos, colores y formas.

Uniformes de la Guardia Civil
Gcivil12.png Gcivil13.png
Seguridad Ciudadana
Gala y representación


Casas cuartel[editar]

Casa cuartel de la Guardia Civil en Baracaldo.

Los acuartelamientos de la Guardia Civil disponen, en la mayoría de los casos, de viviendas para sus componentes y familias. Por este motivo se denominan casas cuartel, cumpliendo esta peculiaridad como parte de la seguridad del acuartelamiento, y residiendo su razón de ser en la alta disponibilidad de los componentes del Cuerpo ante eventuales necesidades de la sociedad, que requieran de sus servicios con prontitud. Estas instalaciones han sido tradicionalmente objetivos de la organización terrorista ETA, principalmente, que ha atentado contra ellas en 89 ocasiones, causando 33 muertos, así como de otras organizaciones (GRAPO, EGPGC, Terra Lliure). Los atentados más graves fueron el de la casa cuartel de Zaragoza, en 1987, y el de la casa cuartel de Vic, en 1991, que causaron 11 y 10 muertos, respectivamente.[3]

Tablilla[editar]

BMW Serie 5 E60 del Destacamento de la Casa Real.

En la entrada de estas casas cuartel se puede encontrar la tablilla, grabada en ella o sobre la pared, con la leyenda «Casa Cuartel de la Guardia Civil». Posteriormente, y como en toda instalación militar se incorporó el lema «Todo por la Patria».

Lema[editar]

El lema de la Guardia Civil es: «El Honor es mi Divisa», extraído del artículo 1º del Reglamento para el Servicio escrito por su fundador, que literalmente dice: «El Honor es la principal divisa del Guardia Civil. Debe, por consiguiente, conservarse sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás.» y que refleja el espíritu que rige al Instituto y la cualidad más valorada por el mismo.

Este alto concepto del Honor debe entenderse, según la propia doctrina de la Institución, más como "la cualidad moral que lleva al más exacto cumplimiento de los deberes", es decir, como sinónimo de honestidad y honorabilidad, que como etéreo concepto calderoniano «...al Rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del Alma, y el Alma solo es de Dios»

Himno[editar]

La música del himno de la Guardia Civil fue compuesta por Ildefonso Moreno Carrillo, que fue músico mayor del colegio de Guardias Jóvenes y la letra por José Osuna Pineda, teniente coronel jefe de estudios de dicho colegio. Está basado en el Himno Escolar de la Guardia Civil de 1915/1916, compuesto por Asunción García Sierra.

Patronazgo[editar]

El 8 de febrero de 1913, la Virgen del Pilar fue declarada mediante real decreto su excelsa Patrona.

Día de las Fuerzas Armadas[editar]

La Guardia Civil cierra por costumbre los desfiles del Día de las Fuerzas Armadas.[nota 3] [cita requerida]

Historia[editar]

Primera fotografía conocida, tomada a un Guardia Civil en Reinosa entre 1855 y 1857.
Caballería de la Guardia Civil, 1900. Augusto Ferrer-Dalmau.
Cabo primero a caballo en uniforme de gala con prenda de abrigo.

Dado el grave problema de seguridad pública que existía en el ámbito rural de España tras finalizar la Primera Guerra Carlista contra el pretendiente Borbón, el primer gobierno tras las regencias, de Luis González Bravo, cuyo ministro de la Gobernación era el marqués de Peñaflorida, dispuso en el año 1844 que se creara una fuerza armada de doble dependencia, al estilo de la gendarmería europea, creándose ésta por decreto de seguridad pública de 26 de enero.[nota 4] En este sentido puede ser considerada sucesora de la antigua Santa Hermandad, disuelta poco antes, y que cumplió con funciones similares de 1476 a 1835.

El cuerpo de la Guardia Civil se constituyó a iniciativa y bajo el control del ministro de la Guerra Manuel de Mazarredo, mediante un Real Decreto de 28 de marzo de 1844. El 2 de mayo de ese mismo año el mariscal de campo Ramón María Narváez asumió el poder, retomó la idea, encargando su reorganización al de igual empleo Francisco Javier Girón y Ezpeleta Las Casas y Enrile, II duque de Ahumada y V marqués de Las Amarillas, quien entonces ostentaba el cargo de inspector general militar.

Fruto de ello vio la luz el 13 de mayo un nuevo decreto, el cual debe considerarse como el que verdaderamente dio nacimiento a la Guardia Civil. Conforme se detallaba en la norma fundacional, el nuevo cuerpo de naturaleza militar quedaba sujeto al Ministerio de la Guerra en lo concerniente a organización, personal, disciplina y percibo de haberes, y al de Gobernación en cuanto a servicio y movimientos.

La primera aparición pública de la Guardia Civil tuvo lugar el día 1 de septiembre de 1844, en las proximidades de la glorieta de Atocha (Madrid), y la formaban 1.500 hombres de Infantería y 370 de Caballería.

En presencia de todo el Gobierno, el presidente del Gabinete y también ministro de la Guerra, general Ramón María Narváez pasó revista ante el pueblo madrileño al contingente de guardias civiles. Ese mismo día, don Francisco Javier Girón y Ezpeleta de las Casas y Enrile dejaba de ser director de la Organización de la Guardia Civil y era nombrado inspector general del Cuerpo de la Guardia Civil. Es por lo tanto el primer director del Cuerpo.

El 9 de octubre de 1844 se aprobaba el Reglamento para el Servicio de la Guardia Civil, estableciendo las obligaciones y facultades de la Guardia Civil, su dependencia orgánica, vinculada en lo referido a su servicio peculiar al Ministerio de la Gobernación, y el objeto primordial de la Institución: «la conservación del orden público, la protección de las personas y las propiedades (…) y el auxilio que reclame la ejecución de las leyes».

El Reglamento Militar de la Guardia Civil aprobado el 15 de octubre, es elaborado por el Ministerio de la Guerra bajo la égida del Duque de Ahumada y es por tanto más conforme con su doctrina y carácter. Determina la organización con arreglo a criterios castrenses, los ascensos, dependencia, obligaciones, disciplina y estatuto del personal del Cuerpo.

Para culminar el proceso faltaba una filosofía de servicio que sirviera de puente y aunara ambos reglamentos y que distinguiera a la Guardia Civil de los cuerpos policiales anteriores o paralelos. Surge así el 20 de diciembre de 1845, de la propia mano del Duque de Ahumada, un documento que constituye el auténtico código moral de la Institución: la «Cartilla del Guardia Civil» que sintetiza los reglamentos anteriores y que, con alguna modificación, compone el actual Reglamento para el Servicio de la Guardia Civil.

A lo largo de su articulado, la Cartilla establece la doctrina del Cuerpo; un código deontológico que pretende dotar al personal de un alto concepto moral, del sentido de la honradez y de la seriedad en el servicio y que está presidido por su artículo más famoso donde se lee: «el honor es la principal divisa del guardia civil; debe, por consiguiente, conservarlo sin mancha. Una vez perdido, no se recobra jamás». Instituye la idea de la proporcionalidad de la respuesta de los agentes y crea la figura del Comandante de Puesto que tiene especial reflejo en la cartilla y que se convertirá en el mando más visible en el marco rural español.

El día 10 de octubre de 1844, la Guardia Civil apareció en las calles de Madrid, con motivo de la declaración de Isabel II como mayor de edad (14 años), realizando su primer servicio consistente en cubrir la carrera de la comitiva de la reina desde Palacio hasta las Cortes.

Primigenia organización[editar]

Guardias Civiles pertenecientes al Escuadrón de Caballería.

Inicialmente se establecieron 14 Tercios, integrados a su vez por 39 Compañías de Infantería y 9 Escuadrones de Caballería, estando compuesta su primera plantilla por 14 jefes, 232 oficiales y 5.769 de tropa. En el mes de octubre de ese mismo año se aprobaron los reglamentos militar y de servicio, y el 20 de diciembre de 1845 la «Cartilla del Guardia Civil», definido como el auténtico código moral del Instituto, a cuyos preceptos se sigue aludiendo hoy día.

La organización centralista hizo que el recién creado Cuerpo se fuera desplegando por todo el territorio nacional, quedando estructurado por orden descendente desde la Dirección General o Inspección General -denominación según épocas- en Tercios, Comandancias, Compañías, Líneas y Puestos o Destacamentos, llegando así con el paso del tiempo a todos los puntos de soberanía española, incluidas las posesiones de África y de Ultramar.

Primeras intervenciones. Lucha contra el bandolerismo[editar]

La primera intervención del recién creado Cuerpo de la Guardia Civil tuvo lugar en Navalcarnero, el 12 de septiembre de 1844, al evitar el asalto a la diligencia de Extremadura.

En octubre de 1903 se detiene en la feria de Baena (Córdoba), por parte de la Guardia Civil, al bandolero Manuel López Ramírez, Vizcaya, siendo este hecho diferente a las demás actuaciones contra el bandolerismo y un hito en la historia de la Seguridad en España, por ser la primera vez que se realizan por guardias civiles vestidos de paisano.

La lucha contra el bandolerismo continúa con éxito con la defensa de carruajes, servicio de escoltas y protección de vías y caminos. De tal modo que, en 1854 Facundo Infante, segundo director del Cuerpo, podía afirmar: «El robo de los carruajes públicos no causaba impresión diez años antes y desde la creación de la Guardia Civil, era visto con absoluto asombro».

De cualquier forma, el conocido después como ‘Curro Jiménez’, el barquero de Cantillana (Andrés López), perece en un enfrentamiento con la Guardia Civil en 1849; otras figuras populares como el Tempranillo, Luis Candelas y otros, dejan de ser una amenaza para la seguridad de bienes y personas. El fenómeno del bandolerismo se considera controlado y aunque aún perduraría unos años (en 1907 son abatidos por la Guardia Civil el Pernales y el Niño del Arahal), con una intensidad mucho menor, se considera virtualmente erradicado a finales del s. XIX.

Creación de la Compañía de Guardias Jóvenes[editar]

Dos agentes de la Guardia Civil en la Academia de Valdemoro en Madrid.

Desde el momento en que cayó el primer Guardia en acto de servicio, el Duque de Ahumada centró su atención en crear una Compañía de Guardias Jóvenes, dando con ello amparo a los hijos huérfanos de todos los componentes del Instituto. Padre de 14 hijos, de los cuales sobrevivieron nueve, conocía perfectamente el problema. Por Decreto de 1 de abril de 1853, fue autorizado para crearla. La Compañía, con el paso de los años, se convirtió en lo que es hoy el Colegio de Guardias Jóvenes "Duque de Ahumada", ubicado en Valdemoro (Madrid).

Los alumnos que reciben su instrucción y preparación en este Colegio son conocidos en el Cuerpo como «Polillas». Este apodo se debe a que la primera Compañía de Guardias Jóvenes se asentó en las dependencias de una antigua fábrica de paños y mantas de la localidad de Valdemoro.

Dado que en las instalaciones del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro se ha centralizado la Jefatura de Enseñanza, también se realizan pruebas de selección entre los Guardias Civiles en servicio para el acceso y/o perfeccionamiento de algunas especialidades propias del Cuerpo, como Policía Judicial, Servicio de Información, etc., así como también Jornadas de Actualización de Conocimientos en Seguridad Ciudadana de modo periódico para los Agentes destinados en unidades de Prevención de la Delincuencia.

Crisis de continuidad[editar]

Tras el triunfo final de la Revolución de 1854, también conocida como la Vicalvarada, que ponía el gobierno en manos del General Espartero, finaliza la Década moderada y comienza el Bienio progresista. Ello supone el relevo de Ahumada al frente de la Inspección general del Instituto, siendo sustituido por el general Facundo Infante Chaves.

Con el cambio de signo político y habiendo sido empleada la Guardia Civil para combatir principalmente los sucesos revolucionarios por parte del anterior gobierno moderado, comenzaron a surgir voces contrarias a su continuidad que demandaban la inmediata disolución del cuerpo. Ello supuso no pocos incidentes sufridos por los Guardias, nuevamente diseminados por los puestos de toda la geografía, lo que ocasionó que el nuevo inspector general Infante cursara órdenes expeditivas a los jefes políticos de las provincias para que con toda contundencia atajaran estos comportamientos hostiles.[4]

De la misma forma se encargó, este segundo inspector general desde su cargo de presidente de las Cortes y destacado miembro de su facción política, de oponerse a esa misma pretensión por parte de algunos de sus propios compañeros del partido progresista. Oposición que se sustancia en la cumplida respuesta que da Infante al diputado Llanos, que el 30 de junio de 1855 interviene desde la propia tribuna de oradores con un discurso tan calumnioso como falso, en el que el propio interviniente reconoce que «no poseía los menores conocimientos de lo que impugnaba».[4]

Restauración Borbónica[editar]

Tres patrulleras y una lancha semirrígida cabinada (más una semirrígida no cabinada de un G.E.A.S.) en la base del Servicio Marítimo en el puerto de Almería.

Durante la Restauración borbónica se adscribe a la Guardia Civil y a los Carabineros al Ministerio de Guerra, «para los efectos de organización y disciplina», dándoles carácter militar mediante la Ley Adicional a la Constitutiva del Ejército el 19 de julio de 1889, que desarrollaba y modificaba aspectos de la Ley Constitutiva del Ejército de 1878 y que era una concreción de las funciones de las Fuerzas Armadas a realizar tras la Constitución de 1876.[5]

En 1902, por Real Orden Circular de 7 de abril, se crea el germen de lo que posteriormente sería el Parque de Máquinas de Locomoción de la Guardia Civil, por representar la primera instauración del uso de vehículos para el servicio peculiar. La citada orden dice

«Se crea por vía de ensayo, una Sección de velocipedistas del Cuerpo de la Guardia Civil. El inspector general dispondrá el servicio propio del Instituto que, una vez instruidos, hayan de prestar en esta Corte los guardias ciclistas».

En 1921 se dota al Cuerpo de la pistola STAR de 9 mm, arma reglamentaria que por más espacio de tiempo acompañaría a la Guardia Civil. Ésta instalaría poco después su propio servicio radiotelegráfico para mejorar su respuesta con la ayuda de mejores comunicaciones. Su primera emisión se realiza el 1 de agosto de 1922.

En mayo de 1922 se crea el Parque de Máquinas de Locomoción que, con dos ómnibus, una camioneta, siete coches ligeros y 2 motocicletas, fue el antecedente del Parque de Automovilismo.

La uniformidad, ya reformada en 1909, después de más de sesenta años inalterada, vuelve a revisarse en 1922 y de nuevo en 1925, cambiando el viejo uniforme, vistoso pero poco práctico, por uno caracterizado por su color verde y mayor comodidad y adecuación a las necesidades del servicio.

La creación del primer museo de la Guardia Civil en el Colegio Infanta María Teresa de Madrid en 1921 y el establecimiento de su himno, que es cantado por primera vez el 1 de agosto de 1922, constituyen otros acontecimientos relevantes en esta época.

Para 1931, coincidiendo con la proclamación de la Segunda República, la Benemérita contaba con 30.000 efectivos.[6] Durante los años 30 el cuerpo mantuvo la misma estructura y personal que en la época de la monarquía, aunque se vio inmerso en los conflictos sociales y la inestabilidad que caracterizaron al periodo.

Guerra Civil[editar]

Guardia Civil patrullando en la Estación de Puigcerdá, en 1929.

Al estallar la Guerra Civil en julio de 1936, al igual que el resto de los españoles, se divide entre las fuerzas de uno y otro bando casi al 50%, aunque el Inspector general del cuerpo, el general Pozas, se mantuvo fiel al gobierno republicano.[7] En Barcelona tanto los comandantes de la Guardia civil, Aranguren y Escobar, como sus hombres se mantuvieron fieles a la República y combatieron eficazmente la rebelión.[8] En Madrid los efectivos se mantuvieron fieles y ayudaron más tarde a reprimir tanto la rebelión del Cuartel de la Montaña, como reprimir los focos rebeldes que había en los alrededores de la capital. En Valencia también se mantuvo fiel e incluso algunos mandos del cuerpo repartieron armas a los obreros.[9] En Pamplona se dio la circunstancia de que el comandante Rodríguez Medel fue leal al gobierno republicano, mientras que su guarnición estaba del lado de los rebeldes, y de hecho Rodríguez Medel fue asesinado por sus subordinados.[10]

En la zona republicana la Guardia civil dejó de existir poco después del comienzo de la contienda, pues por el Decreto de 30 de agosto de 1936 se dispuso el cambio de denominación por el de "Guardia Nacional Republicana" (GNR).[11]

En la guerra, el papel de la Guardia Civil se limitó a combatir en Columnas y en las grandes unidades que fueron apareciendo y a realizar en retaguardia una labor meramente policial, salvo excepciones en las que el Cuerpo tuvo acciones de campaña rememoradas como heroicas por ambos bandos: el Asedio del Alcázar en Toledo, el Sitio de Oviedo y el Asedio del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza (Jaén), defendido por el Capitán Cortés. Estas últimas cuatro acciones valieron otras tantas Cruces laureadas de San Fernando (máxima condecoración militar española en tiempos de guerra) a título colectivo. Además, quince guardias civiles -dos comandantes, dos capitanes, un teniente, tres sargentos, dos cabos y cinco guardias de segunda clase- recibieron la misma condecoración a título individual.{{listado}} El comandante escobar ascendió al generalato y durante la contienda ocupó importantes puestos militares, liderando la última ofensiva republicana de la guerra.

La contribución en vidas humanas fue muy alta: una estimación aproximada es la de 2.714 muertos (7,83% de la plantilla) y 4.117 heridos. En un muestreo realizado por el Servicio de Estudios Históricos del propio Cuerpo, un 83% aproximadamente de la cifra de muertos corresponde a guardias civiles que fueron leales a la República.[12]

Régimen de Franco[editar]

Land-Rover Santana 88, modelo ampliamente utilizado durante las décadas de los 60 y los 70.

Tras el fin de la Guerra Civil y bajo la dictadura del general Francisco Franco Bahamonde se produjo una reorganización total del Estado, y la Guardia Civil no fue ajena a la misma, llegando a comentar algunos historiadores la pretensión oficial de hacer desaparecer el Cuerpo, que no llegó a confirmarse al asegurar la permanencia del Instituto, en la Ley de 15 de marzo de 1940.[nota 5] La citada Ley, además de confirmar la continuidad de la Guardia Civil como fuerza de orden público, unificaba el Cuerpo de Carabineros de Costas y Fronteras (fundado el 9 de marzo de 1829 y organizado por el mariscal de campo José Ramón Rodil) con aquélla, encomendándole, además de las que poseía, las misiones de vigilancia de costas y fronteras y la represión del fraude y el contrabando.

Tras la unificación del Cuerpo de Carabineros con la Guardia Civil, se reconsideró redactar dos nuevos reglamentos, pues si bien los anteriores se complementaban, era necesario fundirlos en uno solo que recogiese los aspectos fundamentales de cada uno. Así, el 23 de julio de 1942 se aprobó el Reglamento Militar, y el 14 de mayo de 1943, el Reglamento para el servicio, que, tras sufrir ligeras variaciones, son los que con los principios marcados por el duque de Ahumada señalan la pauta general del Cuerpo. En 1943, en septiembre, se creaban las academias de Úbeda y El Escorial, que, junto a la de Sabadell, perdurarían a través de los años.

Prácticamente, desde el fin de la Guerra Civil hasta 1952, el Cuerpo tuvo numerosos enfrentamientos (1.826) con los maquis.

En 1951 se crea el Servicio Cinológico (perros policía), que tan buen resultado da en la búsqueda de drogas y explosivos, así como en la localización de personas desaparecidas en catástrofes.

En 1959 se confía a la Guardia Civil la vigilancia y regulación del tráfico en las carreteras, creándose una Unidad especializada con el nombre de Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que sustituye en esas funciones desempeñadas hasta entonces por la Policía Armada y de Tráfico, insuficiente e inadecuadamente desplegada y dotada para ello.

El 7 de junio de 1968 es asesinado el guardia civil José Ángel Pardines Arcay, que se convierte en la primera víctima reivindicada de la banda terrorista ETA.

Renault Mégane (primera generación).

En 1969 se funda en Sevilla el Grupo de Escafandristas, que, posteriormente, y ya en 1981, se convertiría en el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, unidad de élite en la función de rescate de desaparecidos y muertos, así como en la localización de pruebas para la investigación policial en el medio acuático.

En enero de 1973 se crea el Servicio de Helicópteros, que se transformaría en 1981 en la Agrupación de Helicópteros, utilizada tanto en labores de Tráfico como en labores de Salvamento en Montaña, junto con la Unidad de Montaña, y en la regulación de contrabando de droga, operando conjuntamente, a partir de su puesta en marcha en 1992, con el Servicio Marítimo, además de funcionar con los planes de Protección Civil, a la hora de emergencias e incendios.

Monarquía parlamentaria[editar]

A finales de 1981, por Real Decreto 3543/81 de 30 de octubre, se crea la figura del Guardia Civil Auxiliar, forma de voluntariado especial para la prestación en el Cuerpo del entonces obligatorio servicio militar. Para dar la necesaria formación a estos voluntarios se construyó ex professo en la ciudad de Baeza una nueva academia, que agotado su uso con la desaparición de los Guardias Auxiliares es hoy Academia de Guardias y Suboficiales.[13]

En 1982 se crea el Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX), la Unidad que se encarga de la desactivación de explosivos, a cuyos miembros se les conoce como TEDAX (técnicos en desactivación de explosivos);[14] así como la Unidad Especial de Intervención (UEI), para la lucha contra el terrorismo.

En el año 1986 es nombrado el primer director general no militar del Cuerpo, Luis Roldán Ibáñez.

La mujer pudo ingresar en las filas de la Guardia Civil al amparo del marco legal ofrecido por el Real Decreto-ley 1/1988 de 22 de febrero, que regula la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas.

Escudo del SEPRONA.

Ese mismo año 1988 se crea el SEPRONA, Servicio de Protección de la Naturaleza, que se encarga de la vigilancia de las leyes sobre el medio ambiente, con competencias sobre caza y pesca, y de proteger y prevenir desastres medioambientales.

En 1991 se crea el Servicio Marítimo (también conocido extraoficialmente como Guardia Civil del Mar) para la vigilancia de las costas españolas y para auxiliar a las personas en el mar.

Pronunciamientos en los que han tomado parte guardias civiles[editar]

Guardias civiles han participado en los siguientes pronunciamientos:

  • En el año en 1846 el capitán del Tercio de Pontevedra Manuel Buceta intentó arrastrar a sus hombres a una sublevación dirigida a derribar el moderantismo establecido en el poder. No prosperó y fue sometido a un consejo de guerra supervisado por el propio duque de Ahumada.
  • El día 3 de enero de 1874, el llamado Golpe de Pavía, y en el que tuvo intervención destacada el coronel José de la Iglesia Tompes. Ese día fue el final de la Primera República Federalista.
  • El último pronunciamiento fue el día 23 de febrero de 1981, al irrumpir en el Congreso de los Diputados el teniente coronel del Cuerpo Antonio Tejero Molina con un contingente de 200 guardias civiles bajo su mando. El Jefe del Estado, el rey Juan Carlos I, llamó al orden a las Fuerzas Armadas, en su calidad de Jefe del Ejército. Por este hecho, el teniente coronel Tejero fue separado (expulsado) del Cuerpo y condenado a 30 años de prisión.

Legislación por la que se rige[editar]

Básicamente, el Instituto se rige por las siguientes normas jurídicas:

Constitución.- Artículos 104 y 126

Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Personal[editar]

Ley 42/1999, de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

Real Decreto 1970/1983, de 22 de junio, sobre consideración de suboficiales a las clases de tropa de la Guardia Civil.

Real Decreto 1429/1997, de 15 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento General de adquisición y pérdida de la condición de militar de carrera del Cuerpo de la Guardia Civil y de situaciones administrativas del personal de dicho cuerpo.

Real Decreto 1257/1999, de 16 de julio, sobre regulación de permisos de conducción de vehículos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil.

Real Decreto 1250/2001, de 19 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de provisión de destinos del personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

Real Decreto 2394/2004, de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Protocolo para la recuperación, identificación, traslado e inhumación de los restos mortales de los miembros de las Fuerzas Armadas, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía, fallecidos en operaciones fuera del territorio nacional.

Real Decreto 179/2005, de 18 de febrero, sobre prevención de riesgos laborales en la Guardia Civil.

Real Decreto 1224/2006, de 27 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de evaluaciones y ascensos del personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

Derechos y deberes[editar]

Ley Orgánica 11/2007, de 22 de octubre, reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil.

Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, del régimen disciplinario de la Guardia Civil.

Ley Orgánica 11/2011, de 1 de agosto, para la aplicación a la Guardia Civil del artículo 13.1 de la Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Real Decreto 1437/2010, de 5 de noviembre, por el que se declara de aplicación para los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil el Real Decreto 96/2009, de 6 de febrero, que aprueba las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas. Real Decreto 1438/2010, de 5 de noviembre, sobre misiones de carácter militar que pueden encomendarse a la Guardia Civil.

Organización[editar]

Real Decreto 367/1997, de 14 de marzo, por el que se determina la organización periférica de la Dirección General de la Guardia Civil.

Real Decreto 1963/2008, de 28 de noviembre, por el que se desarrolla el Régimen Electoral del Consejo de la Guardia Civil.

Real Decreto 751/2010, de 4 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de organización y funcionamiento interno del Consejo de la Guardia Civil.

Enseñanza[editar]

Real Decreto 483/1999 de 18 de marzo, por el que se crean los centros docentes de formación de la Guardia Civil.

Real Decreto 597/2002, de 28 de junio, por el que se aprueba el Reglamento general de ingreso en los centros docentes de formación del Cuerpo de la Guardia Civil.

Real Decreto 1959/2009, de 18 de diciembre, por el que se crea el Centro Universitario de la Guardia Civil.

Real Decreto 313/2006, de 17 de marzo, sobre directrices generales de los planes de estudios de la enseñanza de formación para la incorporación a las escalas de Suboficiales y de Cabos y Guardias del Cuerpo de la Guardia Civil.

Esta normativa se completa con normas jurídicas de inferior entidad (órdenes ministeriales, órdenes generales, resoluciones e instrucciones)

Organización actual[editar]

Casa Cuartel de La Salve (Bilbao).
Un veterano Citroën ZX.
Un Nissan Patrol corto blindado de la primera generación. Estos veteranos vehículos, ya dados de baja del servicio activo, se usan actualmente como parapeto dentro del dispositivo de protección de determinadas instalaciones.
Patrullera del Servicio Marítimo clase Rodman-101 Río Nervión, A09, en Bilbao.
Mercedes-Benz Sprinter de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS).
Helicóptero EC-135P-2 transportando sobre los patines a dos agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI).
Bö-105CBS-4 al despegue.
Nissan Terrano II largo con soportes para esquíes en el techo del GREIM de Potes (Cantabria).
Panel de instrumentos de un Alfa Romeo 156 de la Agrupación de Tráfico.
Furgoneta Renault Master remolcando un robot del Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX).

La Dirección General de la Guardia Civil -que desde la creación del cuerpo hasta el nombramiento en 1986 del primer civil, Luis Roldán, ha sido ostentada por tenientes generales del Ejército de Tierra.[15] - se estructura a nivel central en tres órganos directivos, según Real Decreto 1181/2008 de 11 de julio, por el que se modifica y desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio del Interior (BOE núm. 171, de 16 de julio):

Dirección Adjunta Operativa[editar]

La antigua Subdirección General de Operaciones, que adopta este nombre desde la creación del mando único de CNP y Guardia Civil, (disuelto en 2012), se encuentra a cargo de un Teniente General de la Guardia Civil en situación de servicio activo. Es responsable, de acuerdo con las directrices emanadas del director general, de la dirección, impulso y coordinación del servicio de las unidades de la Guardia Civil. Del director adjunto operativo dependen:

  • Mando de Operaciones, con nivel orgánico de subdirección general, y a cargo de un Teniente General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, depende directamente de la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil, siendo responsable de la conducción operativa de los servicios, de acuerdo con las directrices operacionales y criterios generales en vigor. Del Mando de Operaciones dependen las siguientes unidades:
    • El Estado Mayor, a cargo de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo. Es el principal órgano auxiliar de mando del director adjunto operativo, responsable de proporcionar los elementos de juicio necesarios para fundamentar sus decisiones, traducirlas en órdenes y velar por su cumplimiento, centrando su actividad sobre la planificación operativa.
    • La Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde dirigir, coordinar y controlar las unidades y jefaturas de servicios de ella dependientes.
    • La Jefatura de Información, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, le corresponde organizar, dirigir y gestionar la obtención, recepción, tratamiento, análisis y difusión de la información de interés para el orden y la seguridad pública en el ámbito de las funciones propias de la Guardia Civil y la utilización operativa de la información, especialmente en materia antiterrorista en el ámbito nacional e internacional.
    • La Jefatura de Policía Judicial, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde organizar y gestionar la investigación y persecución de los delitos y faltas y desarrollar los servicios de criminalística, identificación, analítica e investigación técnica llevando a cabo las funciones de Policía Judicial específica de la Guardia Civil.
    • La Jefatura Fiscal y de Fronteras, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde organizar y gestionar el resguardo fiscal del Estado, las actuaciones encaminadas a evitar y perseguir el contrabando, el narcotráfico y demás tráficos ilícitos en el ámbito de las funciones encomendadas a la Guardia Civil por la normativa vigente, así como la custodia y vigilancia de las costas, fronteras, puertos, aeropuertos y mar territorial y, en este ámbito, el control de la inmigración irregular.
    • La Jefatura de la Agrupación de Tráfico, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde, como unidad especializada en materia de tráfico, seguridad vial y transporte, organizar y gestionar todo lo relativo al ejercicio de las funciones encomendadas a la Guardia Civil por la normativa vigente.
    • La Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde organizar y gestionar todo lo relativo con el cumplimiento de las disposiciones relacionadas con la conservación de la naturaleza y medio ambiente, los espacios protegidos, los recursos hidráulicos, la caza y pesca, el patrimonio histórico y la ordenación del territorio.
  • Secretaría de Cooperación Internacional, tiene como misión centralizar, coordinar y canalizar todas las peticiones de cooperación internacionales que reciba la Guardia Civil. Gestionar y coordinar la asistencia de miembros del Cuerpo a los grupos de trabajo europeos e internacionales, y centralizar todas las cuestiones relativas a los agregados y demás personal que preste su servicio en el extranjero.
  • El Servicio de Asuntos Internos, tiene como cometidos investigar las conductas del personal destinado en la Guardia Civil contrarias a la ética profesional, a cuyo fin realizará cuantas actividades sean necesarias para su esclarecimiento.
  • También depende del Director Adjunto Operativo la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE), que tiene como misión específica la planificación, organización y control de las actividades encaminadas al ejercicio de las competencias que la normativa sobre armas y explosivos encomienda a la Guardia Civil en todo el territorio nacional.

Subdirección General de Personal[editar]

A cargo de un Teniente General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, es responsable, de acuerdo con las directrices emanadas del Director general, de la dirección y coordinación del desarrollo de la política de personal. Estará adscrita a la Subdirección General de Personal la Sección de la Guardia Civil del Archivo General del Ministerio del Interior. Del subdirector general de Personal dependen las siguientes unidades:

  • La Jefatura de Personal, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde la organización y gestión de todo lo relativo al régimen de ascensos, destinos, situaciones administrativas y régimen disciplinario del Cuerpo de la Guardia Civil.
  • La Jefatura de Enseñanza, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde la organización y gestión de la selección y capacitación del personal del Cuerpo de la Guardia Civil, así como del desarrollo de las actividades técnico-docentes de formación, perfeccionamiento y especialización de dicho personal.
  • La Jefatura de Asistencia al Personal, al mando de un oficial general de la Guardia Civil, a la que corresponde la organización y gestión de la acción social y la asistencia sanitaria y psicológica al personal de la Guardia Civil destinado en la Dirección General.
  • La Secretaría Permanente para la Clasificación y Evaluación, al mando de un oficial general de la Guardia Civil, que tiene por misión facilitar la labor de los órganos de evaluación, para lo cual aportará la documentación de los miembros a evaluar y adoptará las medidas necesarias para el buen fin de la evaluación, así como el mantenimiento, custodia y reserva de dichos documentos.
  • El Servicio de Asuntos Generales, tiene como cometidos el encuadramiento administrativo del personal destinado en los órganos centrales de la Guardia Civil, el gobierno y régimen interior de la misma, y la tramitación de los asuntos de carácter general no encomendados específicamente a otros órganos.
  • El Servicio de Estudios Históricos, tiene como cometidos ejercer la dirección del Museo[16] de la Guardia Civil y el tratamiento de la información considerada de interés para la historia de la Institución.
  • Oficina de Apoyo al Consejo de la Guardia Civil, tiene como misión auxiliar al Secretario del Consejo de la Guardia Civil en sus funciones, que se encuentran reguladas en el artículo 14 del Real Decreto 751/2010, de 4 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de organización y funcionamiento interno del Consejo de la Guardia Civil.

Subdirección General de Apoyo[editar]

A cargo de un Teniente General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, es responsable, de acuerdo con las directrices emanadas del Director general, de la dirección, coordinación y gestión de los recursos financieros y del desarrollo de la política de recursos materiales. Del subdirector general de Apoyo dependen las siguientes unidades:

  • La Jefatura de los Servicios de Apoyo, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde la gestión, control y mantenimiento de los medios materiales asignados al Cuerpo de la Guardia Civil para la realización del servicio, en particular, del material móvil, equipamiento policial, armamento e infraestructuras.
  • La Jefatura de Servicios Técnicos, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde la gestión, control y mantenimiento operativo de los equipos y sistemas informáticos, de telecomunicaciones y equipos especiales asignados a la Guardia Civil, así como la investigación y desarrollo tecnológico de recursos materiales de aplicación a la actividad de dicho cuerpo.
  • La Jefatura de Asuntos Económicos, al mando de un oficial general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde la realización de las actividades relacionadas con la administración y coordinación de los recursos financieros y patrimoniales.

La organización periférica de la Guardia Civil se divide por Zonas, Comandancias, Compañías, Puestos (Principales y Ordinarios) y Puestos Auxiliares, de menor entidad orgánica y de dependencia del Puesto; y Unidades Especiales y de Reserva.

A su vez, la estructura orgánica de los Servicios Centrales de la Guardia Civil se regula por Orden de 29 de octubre de 2001 por la que se desarrolla la estructura orgánica de los servicios centrales de la Dirección General de la Guardia Civil [2] (BOE núm. 266, de 6 de noviembre).

Misión y funciones[editar]

Como parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Guardia Civil tiene la misión de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana. y la ejerce mediante el desempeño de las siguientes funciones:[17]

  • Velar por el cumplimiento de las Leyes y disposiciones generales ejecutando las órdenes que reciba de las autoridades competentes, en el ámbito de su competencia.
  • Auxiliar y proteger a las personas y asegurar la conservación y custodia de los bienes que se encuentren en situación de peligro por cualquier causa.
  • Vigilar y proteger los edificios e instalaciones públicas que lo requieran.
  • Velar por la protección y seguridad de altas personalidades.
  • Mantener y restablecer, en su caso, el orden y la seguridad ciudadana.
  • Prevenir la comisión de actos delictivos.
  • Investigar los delitos para descubrir y detener a los presuntos culpables, elaborando los informes técnicos y periciales necesarios.
  • Captar, recibir y analizar cuantos datos tengan interés para el orden y la seguridad ciudadana.
  • Colaborar con los Servicios de Protección Civil en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública.

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad [3], la Guardia Civil ejerce estas funciones, conocidas desde siempre como servicio peculiar del Cuerpo, en el territorio que no corresponda a la Policía Nacional, así como en el mar territorial y dedica a ello un total de 46.000 agentes, lo que supone prácticamente el 62% de todo su personal.

Competencias exclusivas[editar]

De acuerdo a lo dispuesto en la mencionada Ley 2/86, la Guardia Civil ejerce, con carácter exclusivo, las siguientes competencias:[18]

  • Las derivadas de la legislación vigente sobre armas y explosivos.
  • El Resguardo Fiscal del Estado y las actuaciones encaminadas a evitar y perseguir el contrabando.
  • La vigilancia del tráfico, tránsito y transporte en las vías públicas interurbanas. Actualmente han sido transferidas estas competencias en las Comunidades Autónomas de Cataluña y País Vasco. En la Comunidad Foral de Navarra es compartida con la Policía Foral.
  • La custodia de vías de comunicación terrestre, costas, fronteras, puertos y aeropuertos, y centros e instalaciones que por su interés lo requieran.
  • Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la naturaleza.
  • La conducción interurbana de presos y detenidos.
  • Y aquellas otras que le atribuya la legislación vigente.

A los servicios responsables del desarrollo de estas misiones exclusivas, conocidos como especialidades, se dedica un 34% del personal (25.000 agentes).

Dependencias[editar]

La Guardia civil tiene, básicamente, una doble dependencia:

  • Del Ministerio del Interior en cuanto a servicios relacionados con la seguridad ciudadana, retribuciones, destinos, acuartelamiento y material.
  • Del Ministerio de Defensa en cuanto a régimen de ascensos y situaciones del personal, disciplina y misiones de carácter militar, así como durante el estado de sitio y el tiempo de guerra.

Además, en el cumplimiento de sus misiones, la Guardia Civil tiene una dependencia directa de diferentes ministerios y organismos:

En general, la Guardia Civil vela por la aplicación de las leyes y reglamentos, denunciando cualquier infracción a la Administración correspondiente.

Especialidades[editar]

Con el fin de dar el mayor servicio a la sociedad, la Guardia Civil a lo largo de su dilatada historia ha ido creando unidades, grupos y equipos que cubriesen de una manera más eficaz las competencias asignadas.

Unidades operativas
  • Patrullas de Seguridad Ciudadana. Patrullas policiales en demarcaciones territoriales a nivel municipal o supramunicipal.
  • Unidades de Seguridad Ciudadana de la Compañía (USECICO). Actúan a nivel comarcal.
  • Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC). Actúan a nivel provincial.
  • Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS). En ella se integran las siguientes unidades:
    • Grupos de Reserva y Seguridad (GRS). Popularmente llamados "antidisturbios".
    • Escuadrón de Caballería.
    • Unidad de Reconocimiento del Subsuelo.
    • Grupos de Acción Exterior (GRUPEX). Actúan en misiones internacionales dando protección y formación.
  • Patrullas Fiscales Territoriales.[19]
  • Servicio Aéreo. Integrado por:
    • Unidad de Helicópteros (UHEL).
    • Unidad de Ala Fija (aviones) (UAF).
  • Unidad de Acción Rápida (UAR). Integrada por:
  • Unidad Especial de Intervención (UEI).
  • Información.
  • Criminalística. Realizan informes técnicos periciales y análisis de pruebas.
  • Unidades Orgánicas de Policía Judicial (UOPJ). Integran las de zona, comandancia y delitos específicos.
  • Unidad de Policía Judicial de Zona. Investigación de delitos a nivel autonómico.
  • Unidad Orgánica de Policía Judicial de Comandancia. Investigación de delitos a nivel provincial.
  • Equipo de Policía Judicial. Investigación de delitos a nivel comarcal.
  • Unidad Central Operativa (UCO). Investigación de delitos en el ámbito nacional.
  • Equipos de mujer y menores (EMUME).
  • Equipos de Delitos Informáticos y Telemáticos (EDITE).
  • Equipos de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA).
  • Asuntos Internos.
  • Equipos de Protección a la Naturaleza (EPRONA). Actúan a nivel provincial.
  • Patrullas motorizadas todo terreno de Protección a la Naturaleza. Actúan a nivel comarcal.
  • Destacamentos de protección a la Naturaleza. Protección específica de ciertos espacios naturales protegidos.
  • Grupos de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM).
  • Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS). Integran las Unidades de Actividades Subacuáticas (UAS).
  • Patrullas marítimas. Integran las Unidades de Actividades Marítimas (UAM).
  • Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC).
  • Equipos de Atestados de la ATGC.
  • Grupos de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT). Integrados en la ATGC.
  • Grupos de Investigación Fiscal y Antidrogas (GIFA). Actúan a nivel provincial.
  • Guías caninos.
  • Unidades de Protección y Seguridad (UPROSE).
  • Grupos de Especialistas en Desactivación de Explosivos (GEDEX).
  • Equipos de Desactivación de Explosivos (EDEX). Se integran dentro de los GEDEX.
  • Equipos de Búsqueda y Localización de artefactos explosivos (EBYL).
  • Intervención de Armas y explosivos (IAE).
  • Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE).
  • Equipos de Atención al Inmigrante (EDATI) actúan a nivel provincial en el arco mediterráneo. Atienden específicamente a inmigrantes.
Unidades de apoyo
  • Automovilismo.
  • G.A.T.I. (Grupo de Apoyo en Tecnologías de la Información). Especialidad desplegada en Unidades Territoriales tipo Comandancia que surgió de la unión de los Servicios de Informática y Transmisiones ante la creciente relación de los sistemas de telecomunicaciones con las nuevas tecnologías de la información.
  • Armamento.
  • Sanidad, Psicología, Veterinaria
  • Unidad de Música de la Dirección General. Es el resultado de la unificación de las dos unidades preexistentes, la del Primer Tercio Móvil, ubicada en Madrid y la del Colegio de Guardias Jóvenes, en Valdemoro (Comunidad de Madrid).[20] [21]

Personal[editar]

Ingreso y formación[editar]

Furgón Mercedes-Benz Sprinter de conducción de presos.

El personal de la Guardia Civil, de acuerdo con la Ley 42/1999, de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil [4], se distribuye en seis escalas:

  • Superior de Oficiales y De Oficiales: Titulación equivalente a la del sistema educativo general de Grado (con título universitario).
  • De Suboficiales y empleos de Cabo a Cabo Mayor: Titulación equivalente a la del sistema educativo general de FP2.
  • Guardias: Titulación equivalente a la del sistema educativo general de FP1.
  • Facultativa Superior: Cambio de escala o acceso directo por concurso-oposición, previa Titulación de: Licenciatura Universitaria, Ingeniería Superior o Arquitectura.
  • Facultativa Técnica: Cambio de escala o acceso directo por concurso-oposición, previa Titulación de: Diplomatura Universitaria, Arquiterctura Técnica o Ingeniería Técnica.

La Escala Superior de Oficiales incluye los empleos de teniente a teniente general; la Escala de Oficiales, los de alférez a teniente coronel; la de Suboficiales, los de sargento a suboficial mayor; y la de cabos y guardias, los de guardia civil a cabo mayor, la Facultativa Superior, de teniente a coronel y la Facultativa Técnica, de alférez a teniente coronel.

El ingreso en la Guardia Civil se consigue al cumplir los requisitos y superar las pruebas de acceso a alguna de las academias de las citadas Escalas.

Escalas y empleos[editar]

Según la Ley 42 del 25 de noviembre de 1999, y posteriores modificaciones a la misma por Real Decreto 1073 del 22 de septiembre de 2006, y Real Decreto 1264 del 21 de septiembre de 2007, el orden jerárquico del cuerpo de la Guardia Civil, se estructurará de acuerdo a la siguiente plantilla. Aun no teniendo la consideración de suboficial, que se concede a los miembros de la escala básica de Cabos y Guardias, en todos sus empleos, se les otorga a los agentes el rango OR-6 en misiones internacionales y bajo órdenes exclusivas del Ministerio de Defensa.

Código OTAN OF-8 OF-7 OF-6 OF-5 OF-4 OF-3 OF-2 OF-1
Bandera de España España Divisa de teniente general Divisa de general de División Divisa de general de Brigada Divisa de coronel Divisa de teniente coronel Divisa de comandante Divisa de capitán Divisa de teniente Divisa de alférez
Teniente general General de División General de Brigada Coronel Teniente coronel Comandante Capitán Teniente Alférez
Código OTAN OR-9 OR-8 OR-7 OR6 OR-5 OR-4 OR-3 OR-2 OR-1
Bandera de España España Divisa de suboficial mayor Divisa de subteniente Divisa de brigada Divisa de sargento primero Divisa de sargento Divisa de cabo mayor Divisa de cabo primero Divisa de cabo Divisa de guardia civil de primera Divisa de guardia civil
Suboficial mayor Subteniente Brigada Sargento primero Sargento Cabo mayor Cabo primero Cabo Guardia civil de primera Guardia civil
Código OTAN Alumnos
Bandera de España España Guardia Alumno Guardia Alumno Guardia Alumno
Caballero Alférez Cadete /

Alférez Alumno

Sargento Alumno Guardia Alumno

Asociaciones profesionales[editar]

Control de carretera.

La legislación vigente prohíbe a los miembros de la Guardia Civil la afiliación a sindicatos, a semejanza de los existentes en el Cuerpo Nacional de Policía, las Policías Autonómicas o las Policías Municipales o Locales.

Sin embargo, desde la aprobación de la Ley Orgánica 12/2007 de los derechos y deberes de los Guardias Civiles, tienen garantizado el derecho a la asociación profesional.

En enero de 2009 se eligió por vez primera al Consejo de la Guardia Civil, en las que resultaron: para la Escala Superior de Oficiales, un vocal de la agrupación de electores creada a ese fin; para la Escala de Oficiales, un vocal de la Unión de Oficiales (UO); para la Escala de Suboficiales, un vocal de la Asociación de la Escala de Suboficiales (ASES-GC) y otro vocal de la Unión de Suboficiales de la Guardia Civil (USGC); y para la Escala de Cabos y Guardias, nueve vocales de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y dos de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC).

Medios[editar]

Nissan Patrol largo y Nissan Atleon del Escuadrón de Caballería.
Citroën C8 de un Equipo de Atención al Inmigrante (EDATI).

Los principales medios con que cuenta la Guardia Civil se encuentran integrados en los siguientes servicios:

  • Servicio de Acuartelamiento.
  • 2.691 cuarteles
  • 35.983 pabellones-viviendas:
    • 32.264 propios.
    • 3.147 de otras entidades.
    • 571 de particulares.
  • Servicio de Armamento y Equipamiento policial.
  • Servicio de Material Móvil.
  • Servicio Cinológico y de Remonta:
  • Servicio de Informática.
  • Servicio de Transmisiones.

Proyección internacional[editar]

En 1867, salió a relucir el distintivo «Guardia Civil» en El Salvador, en un intento de crear un cuerpo policial similar, pero el proyecto fracasó. También se llevó a cabo en el Perú, en 1855, donde crearon un cuerpo de gendarmería regida por un reglamento inspirado en «los severos postulados de la Guardia Civil española», llamándolos «Guardias Civiles» o «Gendarmes», indistintamente y con su reglamento completamente extraído del libro de instrucción de la Guardia Civil española. Posteriormente, se llevó a cabo un proyecto similar en Colombia, en el año 1902.

Un teniente coronel (Pedro Pueyo España) junto a tres oficiales (capitán Bernardo Sánchez Visaires, teniente Adolfo Carretero Parreño, que por enfermedad tuvo que volver a España, siendo reemplazado por el de igual clase teniente Fernando Gómez Ayau) y un suboficial (sargento primero José Gómez Hernández, primer instructor de guardias) llegaron a Perú el 22 de noviembre de 1921 para establecer las bases sobre las cuales debería formarse la Guardia Civil del Perú, organizando un Cuerpo de la Guardia Civil (Policía Rural) similar a la Benemérita española, sobre la base de las Gendarmerías de la República. También la de formar otro Cuerpo llamado de Seguridad o de Orden Público sobre la base de la antigua Guardia Civil Urbana y Rural así como de fundar otro Cuerpo más, denominado de Investigación y Vigilancia, la Policía de Investigaciones del Perú (Policía Civil), con los elementos aprovechables de la Sección de Investigaciones de la Intendencia de Policía y los sargentos primeros, licenciados del Ejército, o de los mismos que prestaban servicio como oficiales asimilados en las Gendarmerías existentes, con una escuela común para los tres cuerpos policiales peruanos la cual sería dirigida por Oficiales de la Guardia Civil de España. Es de destacar que los mismos, se encargaron de formar un Batallón de Tráfico, treinta años antes incluso de la creación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en España. La misión terminó en 1936 con los inicios de la guerra civil española, reiniciándose en 1949 con un coronel y dos comandantes. Los archivos históricos de la Guardia Civil, revelan que en 1894, el gobierno de Guatemala solicitó al gobierno de España el envío de una misión con dos sargentos o cabos, hecho que no trascendió.

Posteriormente, en 1912, dos capitanes y un sargento asesoraron a las autoridades de El Salvador para formar su Guardia Nacional, cuyo primer reglamento está totalmente inspirado en el de la Guardia Civil española. Uno de los capitanes, ascendido en Centroamérica al grado de coronel, llegó en 1921 a ser inspector general de Seguridad en El Salvador. Posteriormente, un comandante y otros dos capitanes, llegaron en 1924 a dicho país y consiguieron que se aprobara la ley orgánica de la Guardia Nacional, ostentando el lema "el honor es su divisa", al que se añadió, "como en la madre Patria". Finalmente, otras cooperaciones sin la entidad ni profundidad con la que se abordaron los proyectos en El Salvador y Perú, fueron diversas expediciones a Colombia entre 1916 y 1919, Costa Rica en 1920 y Venezuela entre 1936 y 1940.

En 1960, España atendió finalmente las reiteradas peticiones del gobierno de Guatemala, enviando a dos oficiales y dos suboficiales.

Segunda Guerra Mundial[editar]

La participación de más de 300 Guardias Civiles como policía militar de campaña encuadrados en la División Azul, vistiendo el uniforme del Ejército alemán, en el Frente del Este durante la Segunda Guerra Mundial, es posiblemente uno de los hechos históricos más desconocidos del cuerpo.

El 14 de julio de 1941 partió desde Madrid una Sección de Gendarmería de Campaña o Feldgendarmerie, compuesta por Guardias Civiles. Orgánicamente, la Sección de la Guardia Civil quedó adscrita a las Tropas del Cuartel General de la División y concretamente a la Cuarta Sección de Estado Mayor (Servicios), ejerciendo misiones propias de policía militar, tales como control de la circulación rodada o hipomóvil; auxilio a soldados desorientados en búsqueda del emplazamiento de sus unidades; vigilancia de sospechosos, tanto soldados propios como personal civil de la zona; escolta a expediciones que por diversos motivos regresaban a España; prevención de operaciones partisanas; y censura de correspondencia y paquetería del correo de campaña. Aunque no eran sus misiones específicas, fueron empleados puntualmente para combatir como fuerza de infantería, tal y como ocurrió en la posición de Schewelewo; o para la limpieza de francotiradores en la zona de Bosnia.

La División Española de Voluntarios, entre el 14 de julio de 1941 y el 16 de noviembre de 1943, y la Legión Española de Voluntarios, entre el 17 de noviembre de 1943 y el 12 de abril de 1944, prestaron entre todos ellos servicios por un total de cinco capitanes, dieciséis tenientes y 320 suboficiales y guardias civiles, independientemente de un número indeterminado que desde España y regreso, vistiendo el uniforme verde del cuerpo y portando el tradicional tricornio negro, escoltó ocasionalmente por toda Europa a diversos trenes que transportaban mercancías y efectos nacionales para los divisionarios.[22]

Época actual[editar]

Recientemente la Guardia Civil inició una etapa de andadura por los diversos escenarios internacionales donde se han dado cita las organizaciones internacionales tratando de llevar la paz:

Desde 2005, junto con los otros cuatro Cuerpos policiales de naturaleza militar de la Unión Europea (Arma dei Carabinieri italiana, Gendarmerie Nationale francesa, Guarda Nacional Republicana portuguesa y Koninklijke Marechaussee neerlandesa), forma la Fuerza de Gendarmería Europea o Eurogendfor.[38] [39]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Aunque orgánicamente no forma parte de las Fuerzas Armadas de España sí tiene encomendadas misiones de carácter militar, bajo las órdenes del Ministerio de Defensa, del que depende también en cuanto a ascensos.
  2. Ambos emblemas pueden verse en la página web oficial de la Guardia Civil.
  3. Se achaca la costumbre a una frase atribuida al general Franco: «Y tú, Guardia Civil, por ser la más querida, serás siempre la última».
  4. La idea del nombre se debe a Isabel II, a la sazón de trece años. Al exponer González Bravo en el preámbulo del Decreto las muchas razones que exigían la creación de una fuerza civil pública, como ya la poseían algunas naciones de Europa, pues el «orden social reclama este auxilio y el Gobierno ha menester una fuerza siempre disponible para proteger a las personas y propiedades; y en España, donde la necesidad es mayor por efecto de sus guerras y disturbios civiles, no tiene la sociedad más apoyo que la milicia o el Ejército, inadecuados para llenar este objeto», inquirió Isabel II que no comprendía muy bien «como unas guardias armadas podían estar al servicio y bajo la obediencia de los poderes civiles, pues de ser así ella les llamaría Guardias Civiles».
  5. Sobre este hecho, el historiador Ricardo de la Cierva asegura que Franco tuvo sobre su mesa el decreto de disolución de la Guardia Civil, que no llegó a firmar al ser convencido por el general Camilo Alonso Vega, a la sazón director general del Cuerpo, de las bondades de la Guardia Civil en la lucha contra el bandolerismo y el maquis republicano.

Referencias[editar]

  1. Agencias (10 de octubre de 2010). «Rubalcaba, pitado al presumir de 'mejorar las condiciones' de la Guardia Civil». El Mundo. Consultado el 10 de octubre de 2010.
  2. «Historia de la Guardia Civil» (en español). Guardia Civil. Consultado el 13-5-2014.
  3. EFE (29-7-2009). «Las casas cuartel de la Guardia Civil, objetivo de ETA en los últimos 30 años». ABC.es. Consultado el 30-7-2009.
  4. a b José Sidro y Surga, Antonio de Quevedo y Donis: La Guardia Civil (1858), págs. 654-666.
  5. Ramón Gómez Martínez. El Estatuto Jurídico-Constitucional del militar de carrera en España. Antecedentes, fundamento y situación actual. Tesis doctoral. Universidad de Granada. Facultad de Derecho. Año 2008. Pág 111-114
  6. Hugh Thomas (1976); Historia de la Guerra Civil Española, Ed. Grijalbo, pág. 99
  7. Hugh Thomas (1976); Historia de la Guerra Civil Española, Ed. Grijalbo, pág. 254
  8. Hugh Thomas (1976); Historia de la Guerra Civil Española, Ed. Grijalbo, pp. 258-261
  9. Hugh Thomas (1976); Historia de la Guerra Civil Española, Ed. Grijalbo, pág. 265
  10. Hugh Thomas (1976); Historia de la Guerra Civil Española, Ed. Grijalbo, pág. 265
  11. Hugh Thomas (1976); Historia de la Guerra Civil Española, Ed. Grijalbo, pág. 597
  12. Guerra Civil Española 1936 «Unidades: La Guardia Civil» Consultado el 23 de enero de 2012
  13. http://www.guardiacivil.es/es/institucional/serguacivil/centensenan/guarsubof/index.html
  14. «SERVICIO DE DESACTIVACIÓN DE EXPLOSIVOS (SEDEX).». Guardia Civil.. Consultado el 10-8-2009.
  15. Varios autores (1997). Historia de España (vol. 16). Editorial Espasa Calpe. ISBN 84-239-8948-8. 
  16. Museo de la Guardia Civil
  17. Ley 55/78
  18. Ley Orgánica 2/1986
  19. Integridad territorial de España: Servicio de Costas y Fronteras/Servicio Fiscal Consultado el 21 de enero de 2012
  20. Unidad de Música de la Dirección General de la Guardia Civil
  21. Himno a la Virgen del Pilar con motivo del Centenario
  22. Historia y milicia
  23. ONUSAL
  24. ONUMOZ
  25. (UNAMIR).
  26. MINUGUA
  27. IFOR (OTAN)
  28. ONU
  29. MONUA
  30. UNAMET
  31. UNTAET
  32. UNMIK
  33. UNMISET.
  34. EUPM.
  35. MINUSTAH.
  36. [1]
  37. EUBAN RAFAH.
  38. Eurogendfor
  39. Web oficial: «La transición y la democracia» Consultado el 11 de febrero de 2012

Enlaces externos[editar]