Hachís

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hachís.
Sebsi (Marruecos).

El hachís es un producto del cannabis, definido como la resina separada, en bruto o purificada, obtenida de la planta de cannabis.[1] Es más potente que otras preparaciones, y proviene de las secreciones de las sumidades floridas y partes femeninas de la planta Cannabis sativa.[1] [2] Estas han sido presionadas conjuntamente en ladrillos o bultos que varían de color amarillo, marrón y negro.[1] El hachís es fumado en cigarrillos o pipas, a menudo mezclado con tabaco.[1]

El contenido de THC del hachís suele ser de 8 a 15 por ciento, dependiendo de la calidad del material vegetal y los adulterantes.[1] Suele ser adulterado y coloreado de negro para dar la impresión de tener calidad alta, comúnmente con alheña ("henna"), regaliz, césped común, harina y estiércol.[1] El hachís es la forma más común de cannabis en Asia, África y Europa. En las zonas de cultivo, el hachís se presiona en bolas masivas o ladrillos. Los comerciantes a menudo llevan un cuchillo y venden a los clientes.[1]

La palabra "hachís" proviene directamente de la palabra árabe hashish, que significa "césped", "hierba seca" e incluso "cáñamo".[3] [4] La obtención de pruebas concluyentes hace muy difícil apuntar con exactitud al país de origen del hachís, aunque numerosos investigadores señalan hacia la antigua Persia. La producción masiva de este concentrado de cannabis para su venta a nivel internacional empezó en Marruecos, aproximadamente en la década de 1960-70, país que desde entonces es líder mundial en cuanto a exportaciones de este producto, muy por delante de otros productores tradicionales como Líbano, Afganistán, Nepal o India.[5]

Legislación[editar]

La legalidad del cannabis o regulación legal del cannabis, referida al uso del cannabis como droga, ha sido y es objeto de debate y controversia desde hace décadas.

Prácticamente todos los países tienen leyes concernientes al cultivo, posesión, venta y consumo de cannabis. Los productos no psicoactivos (p.ej. fibra y semillas) son legales en muchos países y en ellos las autoridades pueden dar licencia para el cultivo orientado a dichos fines. La hierba, sin embargo, es una sustancia controlada en casi todo el planeta, aunque existen excepciones por motivos médicos. El fracaso de las políticas prohibicionistas y policiales frente al tráfico de drogas ha llevado a personalidades mundiales a solicitar cambios en su regulación.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g Nordegren, Thomas (2002). The A-Z Encyclopedia of Alcohol and Drug Abuse (en inglés). Universal-Publishers. p. 329. ISBN 978-1581124040. Consultado el 31 de octubre de 2013. 
  2. Isralowitz, Richard (2004). Drug Use: A Reference Handbook (en inglés). ABC-CLIO. ISBN 978-1576077085. Consultado el 31 de octubre de 2013. 
  3. I.M. Stoned (2009). Weed: 420 Things You Didn't Know (or Remember) about Cannabis (en inglés). Adams Media. ISBN 978-1440503498. Consultado el 31 de octubre de 2013. 
  4. Brown, David T (2003). Cannabis: The Genus Cannabis (en inglés). CRC Press. ISBN 978-9057022913. Consultado el 31 de octubre de 2013. 
  5. Robert C. Clarke, Hashish!, ISBN 0-929349-05-9
  6. Personalidades mundiales llaman a ensayar la regulación del cannabis, 2/6/2011, El País

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]