Perro policía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Perro policía.

Perro policía se denomina a los perros utilizados y adiestrados con fines en el uso para la seguridad pública e investigación policíaca.

Razas más utilizadas[editar]

Las razas que se usan para realizar esta actividad son el pastor alemán, pastor holandés, rottweiler, pastor belga (Malinois), labrador retriever. Aunque para labores que no incluyan defensa o ataque, como lo es detección de drogas en aeropuertos o lugares públicos, se pueden usar también razas como el springer spaniel galés o beagle.

Perros de control de orden público[editar]

Perros de control y detección de sustancias ilícitas[editar]

Perros de rastreo[editar]

Búsqueda de cadáveres[editar]

Utilidad[editar]

Estos perros son utilizados por los cuerpos policiales y militares para diferentes cometidos. Podemos clasificar el empleo de estos animales en cuatro grandes grupos que a su vez se dividen en distintas especialidades:

  • Perros detectores (explosivos, minas, narcóticos, tabaco, animales exóticos).
  • Perros de intervención (protección, antidisturbios, búsqueda de delincuentes, rescate de rehenes, combate en población).
  • Perros de salvamento (deslizamientos de tierra, derrumbamientos de edificios, avalanchas de nieve, socorristas, rastreo, venteo).
  • Perros de policía científica (ruedas de reconocimiento de sospechosos, búsquedas de indicios, búsquedas de cadáveres).

La raza más conocida es el pastor alemán, la gran mayoría procedentes de líneas de trabajo puesto que la excesiva fragilidad de las líneas de belleza no son aptas para el ejercicio intenso que exige el entrenamiento de un perro policía, no obstante esta raza tan extendida en el mundo está siendo sustituida por otra menos conocida; se trata del pastor belga (Malinois), considerada por muchos especialistas en la materia como la mejor raza de utilidad del mundo debido a sus excelentes cualidades atléticas y a la rigurosa selección que ha sido sometida a lo largo de su historia en la que los ejemplares de belleza o exposición apenas han cobrado protagonismo. Además de estas razas hay que destacar otras muy conocidas como el labrador retriever, cocker spaniel inglés, rottweiler, schnauzer gigante, dobermann, rottweiler y otra menos conocida como lo es el pastor holandés, primo lejano del Pastor Belga Malinois y del Pastor Alemán.

Cuidados de su pelaje y cuerpo[editar]

El pastor alemán de belleza requiere ejercicio al aire libre para fortalecer sus músculos, debido a que posee unos huesos frágiles y deformes. Además, no se recomienda la práctica de deportes caninos como el Agility o Schutzhund para mantener la salud de este animal ya que generan graves problemas de espalda y caderas a partir de los 5 años de edad aproximadamente. Es precisamente por estas razones que muchos criadores responsables recomiendan que desaparezcan las "líneas de belleza" del pastor alemán, toda vez que dichas líneas solamente han provocado el nacimiento extendido de ejemplares enfermos e inestables.

En cuanto a su pelo, habrá que cepillarlo diariamente para evitar la pérdida constante que le producen las dermatitis alérgicas. Y se deberá reducir la frecuencia regular de baños, ya que ello daña la protección natural del pelo. Debe contar con suficiente agua limpia y fresca para que el pelo esté brillante y no se mueran de torsión de estómago, patología muy frecuente en las líneas de belleza.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Thomas Baumann: Neue Wege der Polizeihundeausbildung. Kynos Verlag, 1996, ISBN 978-3-929545-50-0
  • Urs Ochsenbein: Die Hundeausbildung nach Urs Ochsenbein: Vom Begleiter im Alltag bis zum Dienst-und Rettungshund.
  • Müller Rüschlikon Verlag, 1. Auflage, 2004, ISBN 978-3-275-01498-9

Enlaces externos[editar]