Hipólito Yrigoyen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hipólito Yrigoyen
Hipólito Yrigoyen

12 de octubre de 1928-6 de septiembre de 1930
Vicepresidente   Enrique Martínez
Predecesor Marcelo T. de Alvear
Sucesor José Félix Uriburu (de facto)

12 de octubre de 1916-12 de octubre de 1922
Vicepresidente   Pelagio Luna (1916-1919)
Ninguno (1919-1922)
Predecesor Victorino de la Plaza
Sucesor Marcelo T. de Alvear

Datos personales
Nacimiento 12 de julio de 1852
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
Fallecimiento 3 de julio de 1933 (80 años)
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
Partido Unión Cívica Radical
Profesión Abogado, Profesor
Firma Firma de Hipólito Yrigoyen

Juan Hipólito del Sagrado Corazón de Jesús Yrigoyen Alem (Buenos Aires, 12 de julio de 1852 – Buenos Aires, 3 de julio de 1933) fue un político argentino, Presidente de la Nación Argentina en dos mandatos (1916-1922 y 1928-1930) y figura relevante de la Unión Cívica Radical. Fue el primer presidente de la historia argentina en ser elegido por sufragio universal masculino y secreto.

Infancia y juventud[editar]

Juan Hipólito del Sagrado Corazón de Jesús Yrigoyen Alem, conocido como Hipólito Yrigoyen, fue el tercer hijo de Martín Yrigoyen Dolhagaray y de Marcelina Antonia Alem, hermana de Leandro Alem. Según las investigaciones de Roberto Etchepareborda, su apellido original —a diferencia del de Bernardo de Irigoyen— era Hirigoyen, que significa "Ciudad de lo alto". En el país vasco-francés la "h" se aspira como en inglés, mientras que en el país vasco-español no se pronuncia, por lo tanto el apellido Hirigoyen probablemente tiene su origen en Francia, mientras que sus variantes Yrigoyen e Irigoyen lo tienen en España.

El dirigente radical utilizaba "Yrigoyen" e "Irigoyen" indistintamente. El uso de "Yrigoyen" fue una utilización política de la cuarta década del siglo XX: Gabriel del Mazo, dirigente de FORJA, recomendaba usar el "Yrigoyen" en contraposición del "Irigoyen" que utilizaban los sectores que respondían a Marcelo T. de Alvear.

En 1965, tras la investigación de Etchepareborda, la Academia Nacional de la Historia, se pronunció por nombrar a Yrigoyen, con la "y" inicial.

Nació y se crió en el barrio porteño de Balvanera, y vivió en Avellaneda.

Realizó sus estudios en el Colegio San José de Buenos Aires, fundado hacia 1858.

El padre de Hipólito se casó con la hija de su patrón, Leandro Antonio Alén, un mazorquero rosista, futuro padre de Leandro N. Alem y abuelo de Hipólito Yrigoyen, que sería fusilado y colgado en la Plaza de Mayo.

Inicios políticos[editar]

Hipólito Yrigoyen y su tío Leandro N. Alem (quien cambió la última letra de su apellido para no ser discriminado por el recuerdo de su padre), comenzaron su vida política como miembros del Partido Autonomista, conducido por Adolfo Alsina, un partido de base popular enfrentado al Partido Nacional de Bartolomé Mitre.

En 1872, cuando Alem fue elegido diputado provincial, Hipólito Yrigoyen, con veinte años, fue nombrado comisario de Balvanera gracias a la influencia de su tío. En 1877 Alem e Yrigoyen se enfrentaron con el sector oficial del Partido Autonomista, llevando como candidato propio a Aristóbulo del Valle y sosteniendo una actitud de intransigente oposición a los acuerdos entre dirigentes. El enfrentamiento interno terminó con la exoneración de Yrigoyen. Al año siguiente Yrigoyen fue elegido diputado provincial por el Partido Republicano. Pero, una vez muerto Alsina, retornó al autonomismo.

Yrigoyen ingresó también en la masonería de la mano de su tío y formó parte de la Logia "Docente", donde estableció parámetros seculares para la educación.

Al federalizarse Buenos Aires y frente a la llegada de Julio A. Roca a la presidencia, Alem abandonó la política, en tanto que Yrigoyen aceptó la federalización y resultó elegido diputado nacional por el ahora reorganizado Partido Autonomista Nacional en 1880, siguiendo a Roca. Dos años después, al igual que su tío, desencantado de Roca, abandonó la política. En ese momento, dice Félix Luna, "Yrigoyen no es todavía sino el sobrino de Alem".[1]

Para 1882 Yrigoyen había finalizado las materias teóricas de la carrera de Abogacía en la Universidad de Buenos Aires y le faltaban los prácticos. Años atrás había trabajado en el estudio jurídico que compartían Leandro Alem y Aristóbulo del Valle, pero nunca disfrutó la abogacía.

Por entonces, con treinta años, era una persona de escasos recursos, que había comenzado a trabajar como profesor de Historia Argentina, Instrucción Cívica y Filosofía en el Colegio Normal de Maestras, designado por Sarmiento, y que seguía viviendo en la casa de su tío. Los salarios que percibía eran donados al Hospital de Niños.Plantilla:Cit requerida

En esa época descubrió el pensamiento filosófico de Karl Krause, a través de los krausistas españoles: Julián Sanz del Río, Francisco Giner de los Ríos, que influirá considerablemente en su pensamiento.[cita requerida]

En esa década Hipólito Yrigoyen habría de enriquecerse, dedicándose a la invernada, es decir la compra de vacunos ya criados, para su engorde y venta al frigorífico. Para ello rentó una estancia y compró tres más. En total, casi 25 leguas de tierra. Entre otros campos, fue propietario de la estancia el El Trigo, cerca de Las Flores, Provincia de Buenos Aires, una de las mejores zonas de pastoreo del país; La Seña en Anchorena, provincia de San Luis; y El Quemado cerca de General Alvear, Provincia de Buenos Aires. Yrigoyen realizó una verdadera fortuna de varios millones de pesos, que fueron utilizados casi completamente en la actividad política, a tal punto que, al momento de morir, su sucesión dejó un déficit.[1]

Su relación con las mujeres ha sido sumamente discutida y atacada públicamente por sus opositores. Yrigoyen mantuvo una gran cantidad de relaciones sexuales sin ataduras. En una de esas relaciones informales, Yrigoyen tuvo una hija que lo acompañará toda la vida, Elena. Nunca admitió tener otros hijos, aunque se sabe que tuvo muchos más, al menos seis (Luna, 62); aunque, según las investigaciones planteadas en Los amores de Yrigoyen de Araceli Bellota, Hipólito habría tenido cinco hijos. Helena, la mayor, hija de Antonia Pavón (la criada de su tía Tomasa Alem, la cual vivió un período en la casa familiar); los tres siguientes, Sara Dominga, un hijo que falleció luego de nacer y Eduardo Abel con Dominga Campos, hija del comandante Pedro Campos, (acompañó a Roca en la Conquista del Desierto) que estaba en desacuerdo con que su hija fuera pareja de Hipólito. Su último hijo fue Luis Hernán, nacido el 7 de marzo de 1897, fruto de Luisa Bacichi. Aunque Hipólito nunca se casó, y ni siquiera convivió con Antonia y Dominga, estaba en contra de la ley de divorcio, ya que sostenía que la familia era la base que sostenía al país. Según otros autores, Hipólito habría tenido nueve hijos, con el fallecimiento de tres de ellos. Entre los distintos autores hay, obviamente, pequeñas variantes, aunque todos coinciden en que no reconoció a ninguno de ellos legalmente).

En 1889, Yrigoyen se mudó a su propia casa, frente a lo que hoy es la Plaza Congreso en la Ciudad de Buenos Aires, en la calle que lleva su nombre, a la altura del 1600. Por esa época entabló una profunda amistad con dos amigos de su hermano trágicamente fallecido, y que tendrían mucho que ver con los cambios institucionales que llevarán a Hipólito Yrigoyen a la presidencia de la Nación: Carlos Pellegrini y Roque Sáenz Peña.

La lucha armada (1890-1912)[editar]

Hipólito Yrigoyen, jefe revolucionario en 1893. Dibujo de Demócrito (Eduardo Sojo) publicado en la Revista Don Quijote.
Hipólito Yrigoyen en 1893.

Participó incansablemente y de improviso en la Revolución de 1890 y en la de 1893. En la primera era candidato a jefe de policía, en caso de triunfar la revolución; en la segunda organizó, condujo y financió un ejército radical de 8.000 hombres. Fue uno de los fundadores, siguiendo a su tío y a Aristóbulo del Valle, tanto de la Unión Cívica como de la Unión Cívica Radical que serán dirigidas por Leandro Alem.

A pesar del afecto que sentía por su tío, desconfiaba de sus condiciones para el liderazgo, lo que lo llevó a enfrentarse políticamente y a organizar la Unión Cívica Radical de la provincia de Buenos Aires como un partido político autónomo.

Tras el suicidio de su tío Leandro Alem y la muerte de Aristóbulo del Valle, en 1896, Yrigoyen se manifestó en profundo desacuerdo con la orientación acuerdista con el mitrismo que imponía el presidente del Comité Nacional, Bernardo de Irigoyen, como táctica para enfrentar a Roca, cuando éste se encaminaba a su segunda presidencia en 1898. Cuando la Convención Nacional de la UCR sancionó la llamada política de las paralelas para concurrir a elecciones junto con los mitristas, Yrigoyen disolvió el Comité de la UCR de la provincia de Buenos Aires, desbaratando la estrategia de los bernardistas. Desde entonces, el radicalismo entraría en un estado de desorganización hasta la reorganización partidaria de 1904.

En 1903 Yrigoyen comenzó la reorganización institucional de la UCR, y encabezó y financió con su propio dinero la Revolución de 1905, que resultó un fracaso. Sin embargo, tanto el convencimiento de que debía eliminarse abusos, como el miedo a un nuevo levantamiento armado de Yrigoyen, llevó a su amigo y presidente de la Nación, Roque Sáenz Peña a sancionar la Ley del Voto Secreto en 1912, más conocida como Ley Sáenz Peña que lo llevaría a la presidencia en 1916.

Primera presidencia (1916-1922)[editar]

Yrigoyen el día de su asunción.
Primera urna electoral empleada en las elecciones de 1916, expuesta en el Museo del Bicentenario.

En las elecciones la fórmula Hipólito Yrigoyen-Pelagio Luna se impuso cómodamente superando a las fórmulas del Partido Conservador (Ángel Rojas - Juan Eugenio Serú), del Partido Demócrata Progresista (Lisandro de la Torre - Alejandro Carbó) y del Partido Socialista (Juan B. Justo-Nicolás Repetto).

El impulso inicial de la conquista de los derechos democráticos se vio frenado, ya que la UCR no controlaba el Senado ni la gobernación de muchas de las provincias. Yrigoyen recurrió en varios casos a la intervención federal, ahondando el enfrentamiento con los sectores conservadores.

Económicamente, la Argentina no se vio muy beneficiada tras la Primera Guerra Mundial. Se redujeron las exportaciones, y también hubo una disminución en las importaciones, lo cual generó desempleo vinculado al sector exportador. Pero, en 1918, una creciente demanda de los productos de exportación argentinos rápidamente se generalizó en inflación, lo cual benefició a los terratenientes exportadores por el mayor precio que recibían por sus productos y perjudicó a los trabajadores asalariados.

A indicación suya, el candidato radical para las elecciones de 1922 fue Marcelo Torcuato de Alvear. Este resultó electo, y pronto se puso al frente de la facción antipersonalista de su partido, es decir, la opuesta a Yrigoyen.

Durante la primera presidencia de Yrigoyen, tuvieron lugar los hechos conocidos luego como la Patagonia Rebelde, que es el nombre que recibió la lucha protagonizada por los trabajadores anarcosindicalistas en rebelión de la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia argentina, entre 1920 y 1921. Comenzó como una huelga contra la explotación de los obreros por parte de sus patrones, luego reprimida por el ejército al mando del teniente Héctor Benigno Varela, enviado por el entonces presidente Hipólito Yrigoyen. A su término, 1500 obreros habían sido fusilados, convirtiéndose en una de la más masacres más sangrientas en la historia del país.

 Estandarte Presidencial
Ministerios del Primer Gobierno de
Hipólito Yrigoyen
Cartera Titular Período
Ministerio del Interior Ramón Gómez
Francisco Beiró
12 de octubre de 191610 de abril de 1922
11 de abril de 1922 - 12 de octubre de 1922
Ministerio de Relaciones
Exteriores y Culto
Carlos A. Becú
Honorio Pueyrredón
12 de octubre de 191630 de enero de 1917
30 de enero de 191712 de octubre de 1922
Ministerio de Hacienda Domingo Salaberry 12 de octubre de 191612 de octubre de 1922
Ministerio de Justicia
e Instrucción Pública
José Santos Salinas 12 de octubre de 191612 de octubre de 1922
Ministerio de Agricultura Honorio Pueyrredón
Alfredo Demarchi
Eudoro Vargas Gómez
Carlos J. Rodríguez
12 de octubre de 1916 – septiembre de 1917
septiembre de 1917 – marzo de 1922
marzo de 19229 de agosto de 1922
9 de agosto de 192212 de octubre de 1922
Ministerio de Obras Públicas Pablo Torello 12 de octubre de 191612 de octubre de 1922
Ministerio de Guerra Elpidio González
Julio Moreno
12 de octubre de 19161917
191712 de octubre de 1922
Ministerio de Marina Federico Álvarez de Toledo
Tomás Zurueta
12 de octubre de 1916 – febrero de 1921
febrero de 192112 de octubre de 1922

Segunda presidencia (1928-1930)[editar]

Yrigoyen al asumir en 1928.

Yrigoyen fue electo presidente nuevamente en 1928, para un período que debió ser 1928-1934, derrotando a una coalición de conservadores y radicales antipersonalistas.

En 1929 se produjo la Gran Depresión mundial. El radicalismo dirigido por Yrigoyen no supo responder a las nuevas tendencias socioeconómicas que la crisis estaba señalando, en un contexto de desintegración de todo un paradigma económico mundial.

Yrigoyen intervino las provincias de Mendoza y San Juan, gobernadas por radicales opositores (el lencinismo en la primera, y el bloquismo de los Cantoni en la segunda). A fin de año, el Senador opositor mendocino Carlos Washington Lencinas fue asesinado por un militante yrigoyenista. El crimen causó estupor en el país; lógicamente, Yrigoyen fue acusado de haberlo ordenado, aunque no es probable que ello haya ocurrido. Un mes más tarde, hubo un atentado anarquista contra Yrigoyen al salir de su casa para ir a la Casa de Gobierno.

La Policía custodia la puerta de la casa de Yrigoyen, en la calle Brasil 1039, luego de haber sido saqueada. (Foto: AGN)
Golpe: manifestantes saquean la casa de Yrigoyen.

El año 1930 se inició con otro asesinato de un opositor en una provincia intervenida por el gobierno, el del abogado bloquista Manuel Ignacio Castellano. El 2 de marzo se llevaron a cabo las elecciones parlamentarias, en las que la Unión Cívica Radical perdió estrepitosamente en la Ciudad de Buenos Aires, frente a los 100 000 votos obtenidos por el Partido Socialista Independiente, seguidos del Partido Socialista original, con 84 000, los radicales habían obtenido solo 83 000 votos. En todo el país, la UCR retrocedió en su caudal electoral, obteniendo 655.000 votos, mientras la oposición alcanzó 695 000.[1]

En plena crisis económica y política, y cuando aún faltaban cuatro años para las elecciones presidenciales, la debilidad del gobierno de Yrigoyen se hizo crítica. El radicalismo estaba completamente dividido y el gobierno no tenía diálogo con la oposición. El hecho más importante y duradero del segundo gobierno de Yrigoyen fue la decisión tomada el 1 de agosto por parte de la empresa petrolera estatal YPF de intervenir en el mercado petrolero para fijar el precio y romper los trusts.

Treinta y siete días después, el 6 de septiembre de 1930, fue depuesto por el primer golpe de Estado de la época constitucional, apoyado por la gran prensa de las familias oligárquicas, el ejército y la oposición de la élites conservadoras. La clase media, clave para su llegada al poder, había dejado de respaldarlo tras la debacle económica.[2] Varios historiadores han vinculado, al menos parcialmente, el golpe militar con la decisión de YPF. En el curso del golpe de Estado, turbas de manifestantes ingresaron a la casa de Yrigoyen para saquearla. El general José Félix Uriburu, dejó el poder dos años más tarde para permitir la llegada de un nuevo gobierno por parte del general Agustín Pedro Justo como Presidente y Julio Roca (h) como Vicepresidente. La fórmula resulto electa en medio de comicios viciados por la virtual proscripción del radicalismo, dando comienzo a la denominada "década infame" caracterizada por un desenfadado fraude electoral.

 Estandarte Presidencial
Ministerios del Segundo Gobierno de
Hipólito Yrigoyen
Cartera Titular Período
Ministerio del Interior Elpidio González 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930
Ministerio de Relaciones
Exteriores y Culto
Horacio Oyhanarte 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930
Ministerio de Hacienda Enrique Pérez Colman 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930
Ministerio de Justicia
e Instrucción Pública
Juan de la Campa 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930
Ministerio de Agricultura Juan B. Fleitas 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930
Ministerio de Obras Públicas José Benjamín Ábalos 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930
Ministerio de Guerra Luis Dellepiane 12 de octubre de 19283 de septiembre de 1930
Ministerio de Marina Tomás Zurueta 12 de octubre de 19286 de septiembre de 1930

Preso en 1933[editar]

El golpe militar de 1930, derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen, determinó que la Unión Cívica Radical volviese al estado conspirativo que había mantenido desde sus orígenes hasta la ley Sáenz Peña de 1912. Tanto en Buenos Aires como en las provincias -todas intervenidas- el Ejército y la Policía mantenían atenta vigilancia sobre los dirigentes de aquel partido. El 27 de agosto de 1931, se descubrió una conspiración radical en Tucumán. Según el Ministerio del Interior, sus cabecillas habían tratado de complicar a "algunos elementos militares", quienes los denunciaron. El jefe del movimiento era el ex senador nacional, doctor Alberto Aybar Augier, quien fue detenido. Hubo un remezón el 31 de agosto, cuando otro dirigente radical, el doctor José Lozano Muñoz, trató sin éxito de sublevar la Policía y el Cuerpo de Bomberos, y terminó arrestado, junto a otros implicados. Tanto Aybar Augier como Lozano Muñoz fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, y enviados a Buenos Aires. Dos años más tarde, en enero de 1933, el Gobierno Nacional (ya a cargo del general Agustín Pedro Justo, tras las elecciones que la UCR execró por fraudulentas), hizo otra redada de supuestos conspiradores radicales. Detuvo a los expresidentes Hipólito Yrigoyen y Marcelo T. de Alvear y los envió a la isla Martín García]. También arrestaron a Honorio Pueyrredón, José P. Tamborini, Carlos Noel, Manuel Ruiz Moreno, Miguel Tanco y Alberto Aybar Augier, y dispuso confinarlos en la remota localidad de San Julián, en Santa Cruz. Se los trasladó en barco, y permanecieron allí en desde el 26 de enero hasta el 4 de mayo de 1933.

Alvear e Yrigoyen instaron a los dirigentes radicales de segunda linea a no participar en las elecciones a la abstención radical, recibieron la espalda de los dirigentes que fueron a las bancas en la provincia de Tucumán. Que generaría las más crudas criticas del radicalismo ortodoxo, al ser tildados desleales e ir por las dietas y las bancas, antes que el ideal.

Últimos Años[editar]

En Febrero de 1932, Yrigoyen regresaba de su encarcelamiento en la Isla Martín García.
La gente observa el cortejo fúnebre de Yrigoyen en la Av. Callao. (1933)

Después de su derrocamiento, Yrigoyen fue detenido y confinado reiteradamente en la Isla Martín García.

Falleció en Buenos Aires el 3 de julio de 1933; fue acompañado a su última morada por una de las manifestaciones espontáneas más masivas y sorpresivas de la historia argentina. Sus restos mortales descansan en el Cementerio de la Recoleta de la Ciudad de Buenos Aires El diario El Orden, viernes 7 de Julio de 1933 con el titulo: Los oradores que hablaron primero, uno de los primeros oradores fue Honorio Pueyrredón, quien fue anunciado como gobernador de la provincia de Buenos Aires. En esa misma tribuna hablaron Alberto Aybar Augier, Amadeo Sabattini, Gonzalez Zimmermann, Rébora y Pugnalin. En otra tribuna mientras tanto, hablaron Marcelo Torcuato de Alvear, Carlos Noel, Horacio Oyhanarte, Taleans, O`Farrel y Ricardo Rojas.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la calle Sarmiento 948, adosada a una de las columnas de granito que sostiene el actual edificio de catorce pisos, se encuentra una placa de bronce que reza: "En este sitio el 03 de Julio de 1933 murió Don Hipólito Yrigoyen...", declarado Solar Histórico por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Una placa similar se encuentra en el cruce de las calles Brasil y Bernardo de Irigoyen, en donde estuvo hasta mediados de la década de 1970 el edificio donde Yrigoyen vivió durante su Presidencia (Brasil 1039). Con la construcción de la Autopista 9 de Julio Sur, toda la manzana fue demolida y hoy en día una plaza pública ocupa el lugar de la antigua casa del Presidente.

El Irigoyenismo y la educación.[editar]

Las políticas educativas desarrolladas durante las presidencias de Hipólito Irigoyen devolverán la mirada democrática sobre la escuela, transformarán los vínculos pedagógicos y reverán el concepto de niñez. Durante esos períodos se dará lugar a algunos cambios: se crearán más de 50 colegios, entre ellos nacionales, industriales, comerciales, y de artes y oficios; el nivel de analfabetismo se reducirá considerablemente; comenzará a dársele importancia a escuelas técnicas, de oficios y de adultos, con el ideal de lograr una educación para el trabajo; se impregnará la educación de la nueva corriente conocida como Escuela Nueva, intentando modificar los rituales y métodos de enseñanza tradicionales usados hasta la fecha.

En este último sentido, hubo una gran reforma en las escuelas primarias conocida como Reforma Rezzano, que respetando la ley 1420 de Educación Común, y siguiendo algunas líneas ideológicas de la Escuela Nueva, colocará en el centro del proceso educativo al niño y a sus intereses, e incluirá la enseñanza a través de la vivencia y experimentación; usará los conceptos pestalozzianos para la organización de los contenidos según su naturalidad y colocará al juego y a lo lúdico en un lugar de privilegio en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

En nivel superior se darán grandes cambios con la denominada Reforma Universitaria, que comenzará en Córdoba en 1918 (hogar de la universidad más tradicional y antigua), y dejará sentados cambios trascendentales que se explican a continuación muy sencillamente:

Autonomía universitaria: de allí en adelante las políticas internas de la universidad sería completamente autónoma de los gobiernos de turno, y se regiría por sí misma.

Libertad de cátedra: se respetaría los contenidos y el currículo de cada materia ó área, pero cada profesor podría elegir el modo de abordar la temática y los autores a utilizar.

Co-gobierno: la toma de decisiones ya no sería exclusiva de las autoridades, sino que intervendrían en ella los alumnos, docentes y personal no docente. Esta forma de actuar fue creada e implementada aquí en Argentina, y luego sería copiada por varios países de Latinoamérica.

Sin embargo, Irigoyen no logrará consolidar una propuesta pedagógica. Ésto se debió en gran medida a que carecía del apoyo de gran cantidad de docentes (quienes a pesar de los avances de este gobierno se encontraban con varias demandas insatisfechas), y a que no pudo luchar contra la clase oligarca (dueña de los campos) que arraigándose al modelo económico Agroexportador del momento no estaban dispuestos a perder poder ni riquezas apoyando la educación de sus trabajadores.

De este modo, la educación en este período se enfrentó al positivismo y tradicionalismo, pero no perdió sus bases, e intentó un cambio en la relación educación-trabajo, pero ambos se mantuvieron fianlmente por caminos separados.

La herencia política de Yrigoyen[editar]

Grupos y movimientos de la mayor parte de los partidos políticos argentinos han reivindicado la herencia política de Hipólito Yrigoyen, el yrigoyenismo.

Entre estos grupos puede mencionarse a FORJA, creada en 1935; el Movimiento Intransigente y Renovador de la UCR creado en 1945, el propio Juan Perón que en más de una oportunidad reclamó una línea popular San Martín-Yrigoyen-Perón. También la reivindicaron algunos socialistas, como Guillermo Estévez Boero o Hermes Binner, o comunistas como Rodolfo Puiggrós, entre otros.

En 2005, a través de la Ley 26.040, el Gobierno Argentino creó el Instituto Nacional Yrigoyeneano, figura jurídica con la que continuaría una institución creada en 1948, cuyo presidente es el ex vice presidente argentino Dr. Víctor Martínez.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Luna, Félix. Yrigoyen, Sudamericana, Buenos Aires, 1999. Disponible en Google Books
  2. David Rock (1988). Argentina, 1516-1987. Desde la colonización española hasta Alfonsín. Buenos Aires: Alianza. p. 129. 
  3. «Instituto Nacional Yrigoyeneano».

Bibliografía[editar]

  • LUNA, Félix (1964). Yrigoyen. Buenos Aires: Desarrollo. 
  • GáLVEZ, Manuel (1939). Vida de Hipólito Yrigoyen. Buenos Aires: El elefante blanco. 
  • OYANHARTE, Horacio Bernardo (1934). El hombre. Buenos Aires: Tor. 
  • FELISATTI, Antonio (1984). Hipólito Yrigoyen. 
  • ZANINI, Eduardo (2003). Hipólito Yrigoyen, a 150 de su nacimiento (biografía). Quintana Ediciones. 
  • ROCK, David (1988). Argentina, 1516-1987. Desde la colonización española hasta Alfonsín. Buenos Aires: Alianza. 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Victorino de la Plaza
Coat of arms of Argentina.svg
Presidente de la Nación Argentina

1916-1922
Sucesor:
Marcelo T. de Alvear
Predecesor:
Marcelo T. de Alvear
Coat of arms of Argentina.svg
Presidente de la Nación Argentina

1928 - 1930
Sucesor:
José Félix Uriburu (de facto)