Natalio Félix Botana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Natalio Félix Botana
Natalio botana padre.JPG
Natalio Botana en 1927.
Nombre Natalio Félix Botana Miralles
Nacimiento 8 de septiembre de 1888
ciudad de Sarandí del Yí,
departamento de Durazno,
Uruguay Bandera de Uruguay
Fallecimiento 7 de agosto de 1941 (52 años)
ciudad de Jujuy,
provincia de Jujuy,
Argentina Bandera de Argentina
Nacionalidad uruguayo Bandera de Uruguay
Ocupación periodista y empresario
Cónyuge Salvadora Medina Onrubia
Hijos Georgina, Carlos y Helvio
[editar datos en Wikidata ]

Natalio Félix Botana Miralles (Sarandí del Yí, 8 de septiembre de 1888 - Jujuy, 7 de agosto de 1941) fue un empresario periodístico uruguayo radicado en Buenos Aires.

Biografía[editar]

Nació en el seno de una familia de hacendados cuyas actividades comerciales se veían frecuentemente afectadas por las continuas guerras políticas que estallaban entre las dos grandes corrientes del país: Blancos y Colorados. Era militante del Partido Blanco.

Casado con la escritora Salvadora Medina Onrubia; su hija Georgina fue la madre del humorista y escritor Raúl Damonte Botana, conocido con el seudónimo de Copi. El 5 de agosto de 1941 tuvo un accidente automovilístico en la provincia de Jujuy. Falleció en la ciudad de San Salvador de Jujuy, después de dos días de agonía.

Su sobrino es el famoso politólogo Natalio R. Botana.

Periodismo[editar]

En 1913, cuando llegó a Buenos Aires, comenzó a trabajar en diferentes redacciones hasta que llega a La Razón y muy pronto se ganó un lugar en la historia del periodismo argentino al fundar cuando tenía 25 años el Diario Crítica. Fue un personaje tanto amado como odiado pero todos están de acuerdo que revolucionó el periodismo en ambas márgenes del Río de la Plata.

El diario fue innovador al dejar la solemnidad y elegir un lenguaje popular mezclando sensacionalismo, denuncia y artículos de varios escritores como Raúl González Tuñón, Roberto Arlt, Jorge Luis Borges, Enrique González Tuñón, Carlos de la Púa, Bernardo Verbitsky, pasando por notas del físico Albert Einstein o el Premio Nobel George Bernard Shaw. Tenía un gran olfato para seleccionar temas de interés para el público masivo.

Su fastuosa quinta de Don Torcuato fue visitada por los personajes más famosos de la época, desde Pablo Neruda hasta José Ortega y Gasset, y tenía un mural llamado "Ejercicio plástico" pintado por el mexicano David Alfaro-Siqueiros, encargado por el mismo Botana, en el que aparecía desnuda Blanca Luz Brum, esposa de Siqueiros y, al parecer, amante de Botana. El mural se encuentra actualmente en el Museo del Bicentenario.

Juicios literarios[editar]

Leopoldo Marechal, en su novela Adán Buenosayres, lo condena al séptimo círculo del infierno y lo muestra como el jefe absoluto de una rotativa gigante cuyos rodillos devoran y aplastan hombres hasta convertirlos en papel. Aparece confesando cómo, en una noche de póquer, aburrido, se dedicó a contar los fósforos que contenía una cajita de cartón. Descubrió que contenía uno menos que los 45 prometidos y logró que la empresa fabricante pagara fortunas con tal de que la noticia no llegara a la primera plana del diario.[cita requerida]

Pablo Neruda en Confieso que he vivido, narra una aventura "cósmico-erótica" que tuvo como escenario la quinta Don Torcuato de Natalio Botana. Él junto a Federico García Lorca habían sido invitados a una cena (de la que se escabulle Neruda con una dama cuyo nombre no revela). Neruda retrata así a Botana:

Rebelde y autodidacta, había hecho una fortuna fabulosa con un diario sensacionalista. Su casa era la encarnación de los sueños de un vibrante nuevo rico. (...) Natalio Botana, capitalista poderoso, dominador de la opinión pública de Buenos Aires.[cita requerida]


Bibliografía[editar]

  • Abós, Álvaro: El Tábano.Vida, pasión y muerte de Natalio Botana. Buenos Aires: Sudamericana, 2001.

Enlaces externos[editar]