Heinrich Himmler

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Heinrich Himmler
Heinrich Himmler
Himmler en 1942.

Schutzstaffel Abzeichen.svg
Reichsführer-SS
Comandante en jefe de las Schutzstaffel
6 de enero de 1929-29 de abril de 1945
Canciller Adolf Hitler
Predecesor Erhard Heiden
Sucesor Karl Hanke

24 de agosto de 1943-29 de abril de 1945
Canciller Adolf Hitler
Predecesor Wilhelm Frick
Sucesor Wilhelm Stuckart

Datos personales
Nacimiento 7 de octubre de 1900
Bandera de Alemania Múnich, Imperio Alemán
Fallecimiento 23 de mayo de 1945 (44 años)
Flag of Germany (1946-1949).svg Luneburgo, zona británica de la Alemania ocupada
Partido Bandera de Alemania Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP)
Cónyuge Margarete Boden
Hijos Gudrum, Helge, Nannete Dorotea.
Firma Firma de Heinrich Himmler

Heinrich Luitpold Himmler (Múnich, Imperio Alemán; 7 de octubre de 1900Luneburgo, Alemania ocupada; 23 de mayo de 1945) fue el Reichsführer-SS (comandante en jefe) de las Escuadras de Defensa (SS) y más tarde ministro del Interior y fugazmente comandante de los ejércitos del Vístula durante el sitio de Berlín.

Gestionó la orden de la matanza metódica y sistemática de millones de judíos, polacos, gitanos, homosexuales, comunistas, testigos de Jehová, enfermos mentales, entre otros, muchos de los cuales fueron usados en experimentos.

Biografía[editar]

Juventud[editar]

Heinrich Himmler a los 7 años de edad.

Himmler era el segundo de tres hermanos, Gebhard (1898) y Ernst (1905), y creció en una familia de clase media de Baviera católica. Fue apadrinado por el principie Enrique, hijo de Luis III de Baviera, por lo cual se le puso el nombre de aquél, recibiendo como segundo nombre Luitpoldo, el del príncipe regente. Su padre, Gebhard Himmler, era un estricto maestro del Liceo de los Wittelsbacher de Múnich aficionado a coleccionar cosas históricas y su madre, Anna María Heyder, una devota católica que obligaba a la familia a ir a misa y visitar iglesias. Su padre inculcó en el pequeño Heinrich el amor por los antepasados germánicos, la devoción por el orden, la extrema limpieza y la administración eficiente. En familia se le llamaba por sus diminutivos Heini o Heiner. Himmler a lo largo de su vida estuvo muy unido a su hermano Gebhard.

Desde pequeño Heinrich Himmler demostró ser un niño enfermizo que padeció tuberculosis y problemas estomacales. Debido a esto, no pudo desarrollar su cuerpo para las aptitudes físicas y viriles que le exigía un medio predominantemente prusiano, por lo que su padre optó por hacerlo ingresar en un colegio católico en que la actividad física era principal en la enseñanza humanística. A pesar de sus esfuerzos, no pudo gozar de un físico viril y atlético y tuvo que soportar el sentirse objeto de burlas por parte de sus compañeros; entonces volcó su empeño en temas históricos germánicos, llegando además a estudiar filología y filosofía.[cita requerida] Según sus anotaciones Himmler era en su preadolescencia un joven con principios morales cristianos y no tenía sentimientos antisemitas. En su época escolar Himmler era un excelente alumno, pero siempre en los cursos fue segundo en su clase, jamás fue el primero en calificaciones. El ser siempre el segundo tras un líder sería una constante en su vida.

Himmler soñaba hondamente con ser oficial del Ejército o de la Marina; a causa de las trabas de clase que existían en la admisión a la escuela de oficiales del Ejército, intentó ingresar en la Marina, pero debido a su clase social y sus carencias físicas (miopía y falta de desarrollo muscular) no pudo lograrlo.

Heinrich logró el título de bachiller durante la Primera Guerra Mundial y solicitó ser alistado, pues deseaba luchar como voluntario en el frente; sin embargo, nunca pudo lograrlo debido a su miopía. Asimismo en su relación con el sexo femenino, Himmler no tenía suerte ya que aquellas muchachas que le llegaban a gustar solo le apreciaban como un amigo.

Entre 1919 y 1922 estudió Agronomía en el Instituto Universitario Técnico de Múnich. Tras diplomarse como técnico, trabajó como asistente de agricultura en Schleissheim. En esa fecha se inscribió en varios grupos derechistas paramilitares tales como el Bayerische Volkspartei donde participó en algunos duelos juveniles.[1]

Con tendencias hacia el conservadurismo, Himmler se unió a un grupo paramilitar denominado Reichsflagge o Bandera de la Guerra del Reich, que era ultranacionalista y militarista. Esta agrupación participó en el putsch de Múnich, apoyando al Partido Nazi de Adolf Hitler.

Comienzos en el Partido Nazi[editar]

En 1920, Heinrich Himmler sirvió como ayudante en el llamado Sturmbataillon Niederbayern, fundado por Gregor Strasser. En agosto de 1923 se unió al Partido Nazi con el número 42.404. En esta época, Himmler se destaca como un administrativo eficiente por su capacidad de organizar, su antisemitismo y su inteligencia.

En el golpe de Estado fallido del 9 de noviembre de 1923, Himmler, que aún no conocía en persona a Hitler, participó como segundo al mando después del capitán Ernst Röhm en las barricadas colocadas en las calles de Múnich para combatir a la policía y al ejército. En esa época Himmler desarrolló su antisemitismo al ser influido por las ideas de Dietrich Eckart. En 1924, Himmler conoció y se encantó con Hitler, a quien veía como un Mesías para Alemania. En estos días desarrolló las teorías de la sangre y la tierra, basadas en su escepticismo hacia la fe protestante y sus estudios sobre agricultura.

Himmler como Reichsführer en 1929.

También fue uno de los primeros en ingresar a las recién formadas SS, con el número 168. En 1925 se convirtió en secretario general del Grupo Local del NSDAP en la Baja Baviera y delegado del Gauleiter y director de Propaganda para la Alta Baviera y Suabia. En esa posición demostró su capacidad para organizar y fortalecer las filas del partido en Baviera. En 1927, en vistas a que Ernst Röhm, jefe de las SA, no proporcionaría escolta a Hitler y ante la urgencia de crear un organismo de protección para Hitler, fue nombrado delegado del Reichsführer de las SS. Con ese nuevo cargo demostró sus dotes organizativas, su fidelidad inquebrantable hacia Hitler y el nacionalsocialismo, su enorme disposición para el trabajo y su reputación sin tacha.

En vista de esta trayectoria, Hitler lo nombró Reichsführer titular el 6 de enero de 1929. Aún las SS estaban subordinadas a las SA y a su jefe Ernst Röhm. En 1933 fue nombrado Gruppenführer de las SA y logró separar de hecho a ambas fuerzas.

En el invierno de 1926, Himmler conoció a quien sería su esposa, Margarethe Siegroth, una enfermera y directora de una clínica en Berlín. En 1929 nació su hija Gudrun Burwitz, «Püppy».

En 1931 aceptó a quien sería uno de sus más funestos avatares, Reinhard Heydrich, en sus filas. En 1934 fue promovido a Obergruppenführer de las SS. Himmler tuvo por brazo derecho a Reinhard Heydrich para construir el Servicio de Seguridad de las SS, cuyas siglas en alemán eran SD. Esta organización de espionaje se dedicó a recopilar información contra Röhm y la naciente rebeldía en las filas de las SA, quienes querían dar un viraje hacia el ala izquierda.

Gestión policial y orden de las SS: política de terror[editar]

Entre 1925 y 1929, las SS fueron simplemente un batallón dentro de las SA y estaban compuestas por no más de 280 personas. El 6 de enero de 1929, Adolf Hitler hizo jefe de las SS a Heinrich Himmler y para finales de 1932, las SS tenían más de 52 000 miembros gracias a que Himmler contaba con colaboradores eficaces como Reinhard Heydrich. Al final del año siguiente contaban con más de 209 000 miembros. La expansión de las SS que Himmler realizó estuvo basada en la organización de otras sociedades, como la Orden del Temple, los camisas negras italianos y la compañía de Jesús.

En febrero de 1933, después del incendio del Reichstag, Himmler y Heydrich imponen una política del terror en Baviera que se extendería rápidamente a toda Alemania persiguiendo y encarcelando a adversarios comunistas y socialistas. Para ello funda el campo de concentración de Dachau. Miles de simpatizantes de izquierda se pasan al Partido Nazi para evitar ser víctimas de sospechas o acosos. Ese mismo año es designado por Hitler jefe de la Policía de Múnich y tanto las SA como las SS pasan a ser órganos auxiliares de la Policía Alemana. En 1934, y bajo presión de Hitler, Hermann Göring, que era ministro de Prusia, le nombra Jefe de la Policía Secreta del Estado, la Gestapo.

Himmler empezó entonces a administrar la Política del Terror, inicialmente haciéndose cargo él mismo del campo de concentración de Dachau encarcelando a un sinnúmero de adversarios políticos de Hitler (inicialmente comunistas y socialistas) y además de pasada deshaciéndose de sus enemigos internos. Algunos miembros del partido llegaron a llamarle "el maestro" o diablos negros por el dúo con Heydrich.

En esta etapa, Himmler declaró varias veces que esta tarea le obligaba a tomar contacto con los Untermenschen (sub-humanos) en vez de dedicarse a potenciar la raza aria que propugnaba.

Para lograr estos objetivos y la realización del trabajo sucio, Himmler usó las habilidades de sus subalternos Reinhard Heydrich y Karl Wolff (este último reclutado en 1933), sus ayudantes, quienes además lograron infiltrar redes de espías en todos los órganos de seguridad del Reich, incluida la Abwehr de Wilhelm Canaris.

Mientras se imponía el régimen de terror en la sociedad alemana, Himmler, que era muy adepto a las reglas y normas, dictó las leyes y el comportamiento que debían tener los prisioneros en el campo de concentración, una especie de decálogo que obligaba a los infelices que habían caído en sus campos a soportar un trato extremadamente humillante de parte de sus carceleros so pena de ser torturados, fusilados o ejecutados, cosa que a la larga ocurría.

Himmler fue pieza fundamental en los momentos en que Hitler deseaba deshacerse del liderazgo antagónico que Röhm le había opuesto con sus Sturmabteilung. Röhm, que había sido superior de Himmler, se había negado a unirse a las SS, y además había logrado causarle graves problemas políticos a su excompañero de lucha Hitler. Heydrich, que había sido su subalterno cuando pertenecía a las SD, reunió los antecedentes necesarios solicitados por Himmler para que Hitler tomara la decisión de hacer una limpieza interior.

El 28 de junio de 1934, las SS y especialmente la SD llevaron a cabo operaciones de espionaje en todo el territorio alemán, provocando dos días más tarde la matanza conocida como la "Noche de los cuchillos largos", en la que más de trescientos dirigentes y militantes claves de las SA fueron detenidos y ejecutados sumariamente para evitar un supuesto golpe de estado contra Hitler. Esta situación fue aprovechada por Himmler y sus hombres para pasar factura a los principales enemigos del Estado y matarlos donde estuviesen, entre ellos el excanciller Kurt von Schleicher, anteriormente opuesto al ascenso de Hitler, así como el político Gustav von Kahr, quien frustrara el "putsch" de Múnich de 1923. Von Schleicher fue muerto a balazos junto a su esposa por unos agentes de la Gestapo y Von Kahr fue muerto a hachazos por militantes de las SS en un bosque de Múnich.

El 25 de julio de 1934, las SS quedaron formalmente separadas de las SA, que pasaron a jugar un papel insignificante para finalmente ser absorbidas en las SS en los dos años siguientes. Cuando las SA de Ernst Röhm fueron depuradas en la "Noche de los cuchillos largos", muchos hombres pidieron su transferencia a las SS, engrosando sus filas y dando por resultado la formación de varias nuevas unidades incluyendo los SS-Verfügungstruppe y los SS-Totenkopfverbände. A excepción de un selecto grupo de divisiones germánicas de las SS, esta política continuó a través de la guerra.

Kurt Daluege, Ernst Röhm y un incondicional Himmler a sus espaldas.

De los restos de las SA se alimentaron las filas de las SS Allgemeine (SS Generales), y Himmler creó divisiones que en 1939, conformarían las llamadas Waffen-SS que se harían famosas más tarde en el Frente del Este. Las directrices de alistamiento y aceptación en sus filas fueron estipuladas personalmente por Himmler.

El cuadro original de las Waffen-SS vino de los Freikorps y del Reichswehr junto con varias formaciones paramilitares de derecha. Formado a instancias de Heinrich Himmler, el Leibstandarte SS Adolf Hitler fue la primera formación que se convirtió en Waffen-SS.

Las divisiones de élite de las SS fueron la Leibstandarte SS Adolf Hitler, las SS-Verfügungstruppe y los SS-Totenkopfverbände.

Más odiado que temido, Himmler se creó enemigos internos dentro de estos círculos de hierro, tales como Wilhelm Canaris, jefe de la Abwehr, Albert Speer y Martin Bormann, que le repudiaban por considerarle soberbio, cruel y falto de astucia.

Invasión de Polonia[editar]

Himmler junto Bruno Streckenbach en Polonia (1939).

En 1939, durante la invasión de Polonia, Himmler ordenó identificar, apresar y ejecutar a la clase intelectual polaca, entre ellos religiosos y el profesorado polaco. Esta acción que escapaba un tanto a la política racial estaba destinada a quebrantar el espíritu como nación de los polacos. En dichas matanzas actuaron las infames Einsatzgruppen en colaboración con los escuadrones Brandenburgos de la Abwehr de Canaris. En esta época Wilhelm Canaris, el jefe de la Abwehr, protestó por las atrocidades sobre la etnia judía y la población polaca ante el general Keitel, quien le respondió que Hitler había ordenado dichas acciones

Su gestión en la política racial[editar]

Himmler comenzó junto a su brazo derecho, Heydrich, a desarrollar la política racial anunciada por Hitler. El punto de partida de dicha política era Austria. Este país tenía una gran población de origen germánico, con una pequeña proporción de eslavos; la anexión de dicho territorio a Alemania era vital para Himmler. Primero trabajó para desestabilizar el gobierno antinazi de Austria, conspirando contra el canciller Engelbert Dollfuss, quien había prohibido el nazismo en su país; junto a un grupo escogido de las SS Himmler formó la Legión austriaca, que realizó una campaña de intimidación. Para lograr ese efecto, aceptó además la cooperación del pro-nazi Fridolin Glass y su ejército privado en las acciones de sabotaje y eliminación de opositores.

El 25 de julio de 1934, las SS irrumpieron en el gabinete de Dollfuss y lo asesinaron. Himmler esperó que este hecho provocara un golpe con la unión de otros importantes grupos austriacos armados. Sin embargo, estas organizaciones paramilitares no se plegaron a la revuelta, pues pertenecían en su mayoría a las exSA de Röhm, asesinado en la "Noche de los cuchillos largos", a instancias de Himmler y Heydrich.

Himmler, viendo que la situación política desatada por la muerte de Dollfuss no le favorecía en absoluto ante el pueblo austríaco, tuvo que encubrirse rápidamente en un travestismo político, y expresar su "dolor" público por el asesinato. Éste fue uno de los grandes fracasos secretos de Himmler, que le fue reprochado por Hitler.

Himmler junto a miembros de la LSSAH en Polonia.

Himmler decidió con sus recién creados Einsatzgruppen llevar a cabo la parte ejecutiva del programa de eugenesia que Hitler había autorizado por medio de la Cancillería, para llevar a cabo la limpieza del Volk. Una de las razones de utilizar estos grupos de exterminio era endurecerlos para las próximas tareas que se llevarían a cabo en Polonia, la llamada Acktion Reinhard. En dicho plan, llevado a cabo en octubre de 1939, llamado Machtergreifung se ejecutaron piadosamente cientos de retrasados mentales, incapacitados físicos, esquizofrénicos, y otros indeseables para el Estado. A continuación de este plan se empezaron a incluir judíos, gitanos y negros como una extensión de este «programa de limpieza» al que se llamó T4.

Himmler además realizaba un extenuante trabajo de escritorio, revisando miles de fichas de personas de origen alemán capturadas en los territorios polacos y del este y que renegaban de su origen, o bien sus familiares habían sido eliminados o llevados a campos de concentración; la mayoría de estas personas que eran mujeres, fueron internadas en un campo de concentración y separadas de sus hijos, los cuales fueron evaluados por médicos para el programa de germanización. Si los niños resultaban ser Mischlinge (medios judíos), eran esterilizados o gaseados; de lo contrario, si eran arios, eran llevados a centros de germanización y reubicados en familias seleccionadas o apadrinados por soldados SS.

Himmler no ponía ningún obstáculo cuando médicos y científicos adscritos a las SS solicitaban ampliar sus experimentos con cobayas humanos (prisioneros). De este modo, Rasher, Wirth, Mengele y otros médicos se hicieron famosos por sus infames trabajos de esterilización, experimentos de exigencia sobrehumana, ensayos de antibióticos, ensayo de primeros auxilios a heridos en situación de combate usando prisioneros principalmente rusos a los que se les inferían heridas horrorosas por disparos de armas de fuego y experimentos de recuperación de pilotos caídos en aguas gélidas.

No solo patrocinó los experimentos del infame doctor Wirth sino que avaló los experimentos de Arthur Nebe en el uso de monóxido de carbono en el castillo de Grafeneck, ordenó el encarcelamiento de cientos de judíos en Polonia quienes fueron conducidos en trenes bajo una temperatura exterior de -40 °C y dejados allí para que pereciesen congelados. Las muchas atrocidades cometidas en Polonia en 1939 fueron de total conocimiento de Hitler y Himmler.

Regulación del matrimonio SS y pureza aria[editar]

Himmler de visita en Madrid (1940). Fotografía de los Archivos Federales de Alemania.

Después de la anexión de Austria o Anschluss, en 1938, Himmler continuó impulsando su política racial. Con la anuencia de Hitler, creó la Sociedad de la Herencia Ancestral (Ahnenerbe), donde se estudiaban los árboles genealógicos de los antepasados de los alemanes, en la búsqueda de los orígenes de la raza pura o raza aria.

Promovió el estudio del origen de la raza aria, encargando a antropólogos nazis, tales como Walter Darré, Shaffer y Sieberg, arrojar luz sobre el tema. Con Walter Darré, habiéndolo hecho Jefe de Estado Mayor, Himmler estableció los postulados de la raza aria el 31 de diciembre de 1931, en un decreto llamado Compromiso y Responsabilidad del Matrimonio.

Estos personajes, Darré, Shaffer y Sieberg, estuvieron en el Tíbet, Mongolia y la India. Como descubriera Himmler que sus antepasados eran una mezcla de nórdicos y mongoles, intentó justificar su sangre buscando los orígenes de la raza aria en esos países, pero el comienzo de la guerra interrumpió sus trabajos.

Posteriormente Shaffer y Sieberg siguieron con sus siniestros estudios de arianismo en los campos de concentración de Dachau.

Himmler decretó una serie de medidas destinadas a la procreación de la raza pura, dictó medidas tales como que todos los hombres de las SS debían tener al menos cuatro hijos. De facto, los hombres SS debían casarse y formar hogares de acuerdo a los estatutos de pureza aria. Los permisos de matrimonio estaban condicionados por el departamento racial quien determinaba si el matrimonio era acorde a las políticas raciales y se aceptaba o se vetaba el permiso.

La muchacha prometida en matrimonio debía soportar una serie de exámenes médicos y raciales para establecer su pureza aria. Su Tabla de Antepasados debía ser pura hasta cinco generaciones atrás (hasta el año 1800), a los hombres se les exigía hasta el año 1750.

El mismo Himmler se quedó corto por uno, ya que tenía una hija, Gudrun, con su esposa Margareth y dos con su secretaria personal y amante.

De izquierda a derecha Himmler, Serrano Suñer y José Moscardó durante su visita a Berlín.

Estableció las Lebensborn o "fuentes de la vida", que acogían a mujeres seleccionadas para ser ayuntadas con miembros de las SS, que en la práctica se transformaron en prostíbulos legalizados. Sin embargo, si la mujer concebía, su manutención era a costa del agente SS que resultara ser su padre. Más tarde las riquezas obtenidas de los judíos ayudaron a mantener estas casas de mujeres arias.

Cuando tuvo lugar el encuentro entre Hitler y Francisco Franco, Himmler, encargado de la seguridad, visitó el monasterio de Montserrat en Barcelona (España) para obtener datos sobre el Santo Grial. Del mismo modo visitó Toledo tres días antes de ese encuentro en Hendaya, estando relacionada esta visita a la ciudad castellana según muchos autores con esa búsqueda del Santo Grial al haber sido Toledo una importante sede templaria, alquimista y nigromante.

Creó también la VOMI o Volksdeustsche Mittelstelle, que era una oficina para enlaces de los alemanes étnicos en el extranjero y que las SS usaron ampliamente para penetrar en territorios tales como en los Sudetes y desestabilizar a gobiernos como el de Checoslovaquia.

Reinstalación judía[editar]

Himmler finalizando una visita al campo de concentración de Mauthausen en abril de 1941.

Las directrices de exterminio judío se empezaron a materializar fuertemente en 1941. Para ello Hitler nunca dejó registros escritos de sus instrucciones y sólo se realizaban en forma verbal camufladas con eufemismos tales como: Reinstalación, Traslado hacia el Este y otros términos con la intención de ocultar al mundo la magnitud del genocidio que se estaba llevando a cabo.

Durante la invasión de Polonia, mientras la Wehrmacht avanzaba, las SS de Himmler venían en la retaguardia. En efecto, se habían creado los Einsatzgruppen, grupos escogidos de exterminio cuyo fin era eliminar todo vestigio judío y también a la élite cultural y política del país invadido. Estos estaban adscritos a la RSHA (Oficina de Seguridad del Reich) y bajo el control directo de Reinhard Heydrich.

Se formaron seis Einsatzgruppen, y su trabajo era apresar o liquidar a aristócratas, líderes locales, sacerdotes, comerciantes, maestros, médicos... judíos y eslavos. Tarea que ejecutaron con gran eficacia, llegando incluso a competir entre ellos en la consecución del mayor número de judíos liquidados.

Esta iniciativa se impulsó con la ayuda de Heydrich y fue el comienzo del genocidio del pueblo judío y eslavo, por parte de los batallones SS de exterminio móviles en los territorios ocupados. Estos grupos fueron apoyados frecuentemente por la Wehrmacht, en especial el VI Ejército (por ejemplo, la matanza de Babi Yar en Ucrania, entre otros sucesos).

Himmler hizo también de las SS una máquina administrativa muy efectiva. Gran parte de este trabajo ejecutivo y organizativo estuvo a cargo una vez más de Heydrich. Detallista hasta la saciedad, se implicaba en todos los aspectos del trabajo de los campos de concentración y registraba todos los aspectos concernientes a la "reinstalación judía". Para sus operaciones tenía un tren privado que lo desplazaba por todos los puntos del Reich y fue tan efectiva su gestión en la llamada "solución final" que al final de la guerra fue considerado el "autor intelectual y ejecutivo" de la muerte en campos de la muerte de más de seis millones de judíos, además de gitanos y otros grupos francmasones.

Himmler junto a sus oficiales SS, Franz Ziereis y August Eigrüber a la derecha y a su izquierda, Georg Bachmayer. (Foto tomada en Mauthausen, 1941).

Hitler ordenó a Himmler, por medio de Reinhard Heydrich, la reinstalación de unos 3 000 000 de holandeses en campos de concentración en Polonia, acusados de ser pro-germanos sediciosos, lo cual significaba una marcha de la muerte para todos los holandeses. Esto causó que Himmler enfermara de una dolencia gástrica.

Sin embargo, Himmler, aconsejado por Félix Kersten, su médico, logró posponer la iniciativa aduciendo que primeramente debía aumentar los cupos en las SS para lograr un buen resultado, a lo que Hitler accedió y su estado de salud sufrió una brusca mejoría.

Políticas de eugenesia estatal[editar]

Himmler creó la Comisión para la Curación y el Cuidado del Reich, una iniciativa personal de Hitler, cuya función era la eliminación de los discapacitados alemanes. Esta iniciativa no pertenecía a las políticas raciales, sino a una política de tipo económico y dirigida contra los alemanes.

El Programa Gnadentod de eugenesia se desarrolló con la firma de Hitler entre 1939 y 1940 en forma acelerada y comenzó en una institución hospitalaria de Grafeneck.

Himmler encargó a sus SS Viktor Branck y Verner Blankenburg y supervisados por Karl Brandt, director de Salud y Sanidad del Reich, la realización de este programa. Las competencias fueron ejecutadas por los médicos psiquiatras Hermann Paul Nistche y Werner Heyde. Para ello se llevaron a miles de alemanes que padecían de dolencias mentales, esquizofrénicos, epilépticos, personas con síndrome de Down, etc., a instituciones como el Schloss Grafeneck en Stuttgart, el Schloss Hartheim en Linz y el Instituto An der Havel en Brandeburgo. Allí se les suministraban inyecciones, venenos y otros métodos considerados benignos para dar la muerte. Posteriormente, cuando el número de individuos sobrepasó la capacidad de los métodos suaves, se optó por colocarlos en cámaras de gas y se les administró monóxido de carbono (CO) procedente muchas veces de los tubos de escape de camiones, hecho que daría las bases para la solución final con el problema judío en los campos de concentración.

Himmler creó además la Reichszentrale zur Bekämpfung der Homosexualität und der Abtreibung (Central del Reich para la lucha contra la homosexualidad y el aborto), considerados delitos capitales en la Alemania de Hitler. Por causa de este departamento fueron ejecutadas cientos de personas de esa orientación sexual.

Uso de prisioneros en experimentos y producción de guerra[editar]

Creó en Mecklenburg el Instituto para la Investigación y Estudio de la Herencia, donde se mezclaba la política racial con el conocimiento médico, con plena jurisdicción sobre experimentos de tipo terminal. De esta entidad surgirían nombres de personalidades que infamaron la ciencia de la medicina.

En el periodo de 1939-1940, a instancias del instituto, se hicieron ensayos de armas químicas (fosgenos, gas mostaza) sobre prisioneros bajo la dirección del médico August Hirt.

Un médico llamado Ding Shuler experimentó con balas envenenadas con acónito de nitrilo. También se hicieron pruebas de armas biológicas bajo la dirección del médico Claus Schilling, quien usaba prisioneros a los cuales se les exponía a la malaria, el tifus y otras enfermedades. Con los mismos se ensayaron igualmente diversos antídotos y medicamentos para contrarrestar sus efectos.

El doctor Edmund König realizó experimentos con electricidad sobre prisioneros judíos para establecer el efecto de la energía eléctrica sobre los cerebros. Las víctimas eran en su mayoría mujeres jóvenes judías. También bajo su autorización se ensayaron técnicas de recuperación de heridas de combate. Para ello se provocaban en los prisioneros heridas de combate y se les aplicaban diferentes técnicas médicas para lograr mecanismos exitosos de cirugía y/o recuperación.

A instancias del mismo instituto, autorizó y respaldó la utilización de prisioneros de los campos de concentración en experimentos extremos, muchos de dudosa índole científica. Gracias a esto, personajes como Josef Mengele, Eduard Wirths y Sigmund Rascher, entre muchos otros, realizaron infames experiencias sobre gitanos, mellizos, enanos, enfermos y sanos, para probar teorías genéticas, demostrar los límites de la capacidad humana en condiciones experimentales extremas y justificar la deficiencia de la raza judía.

Autorizó además el uso de prisioneros esclavos en los programas de armamento de la Organización Todt, a cargo del Reichminister Albert Speer, entre ellos la construcción de campos de concentración, ajustes del ancho de vía en ferrocarriles de la Unión Soviética y fábricas subterráneas, las defensas del Muro del Atlántico y fábricas en la zona del Ruhr, en condiciones de vida infrahumana aplicando el exterminio por trabajo forzado.

Debido al enorme esfuerzo bélico impuesto a la producción de guerra alemana a partir de 1941, el ministro de Armamentos, Albert Speer, solicitó a Himmler por medio de Fritz Sauckel, su enlace con Rudolph Brandt, secretario de Himmler, el suministro de mano de obra desde los campos de concentración y de los prisioneros del este. Las condiciones de trabajo de estos prisioneros-esclavos adquirieron matices infrahumanos, aplicándoseles la política de autoexterminio por trabajo forzado.

El caso más notable de este hecho en particular es la construcción de la fábrica de bombas V2 en las montañas del Harz, en agosto de 1943. Este lugar fue visitado por Speer, quien quedó consternado por la inhumana calidad de vida de los esclavos. Éstos trabajaban dieciocho horas diarias y sin herramientas; además dormían en el interior de la excavación a modo de catacumbas. Speer ordenó la mejora de sus condiciones de vida. Esto molestó en extremo a Himmler, quien intentó sutilmente atentar contra su vida en 1944.

Lebensborn[editar]

Desde mediados del siglo XIX, la natalidad sufrió un importante descenso en gran parte de Europa. Esta situación no le era ajena a Hitler, que cuando se hizo cargo del poder, puso en funcionamiento políticas de Estado para fortalecer el crecimiento de la raza aria. La infecundidad en el Reich fue considerada una deshonra y tener hijos se convirtió en una obligación para con la patria. La gran necesidad del Führer de contar con un sinfín de soldados para sus planes de conquista fue una de las más importantes motivaciones de Himmler para llevar a cabo este proyecto. Sus planes eran claros: “El hombre ya no descenderá del mono, sino de las SS. Su jefe será el Führer, su patria el Reich, su religión la pureza de sangre. Será alto, fuerte, rubio y de ojos azules”.

Uno de los responsables que Himmler nombró para dirigir las “fuentes de vida” fue Max Sollmann, quien ejercía el cargo de administrador en jefe. Nazi fanático, Sollmann fue uno de los principales responsables del putsch de 1933, por lo que Hitler le otorgó en 1939 una de las más importantes condecoraciones del nacionalsocialismo: “La Orden de la Sangre”. Al administrador en jefe le preocupaban mucho los rumores sobre la seriedad del trabajo y la importancia de las Lebensborn, por lo que en más de una oportunidad le reclamó a Himmler que se publicaran artículos en el órgano oficial de las SS “con el fin de cortar de raíz todos los rumores”. El Reichsführer, convencido del funcionamiento de la institución o despreocupado por la trascendencia del asunto, en una oportunidad le respondió: “Querido Sollman, no hay necesidad de hacerlo, tenemos la conciencia tranquila”.

El otro responsable fue Gregor Ebner, médico en jefe de las Lebensborn. Su ascenso político llegó de la mano directa de Hitler, quien lo apoyó fuertemente debido a su labor como “especialista en los problemas de la selección racial”.

Estos personajes no murieron en la guerra ni fueron juzgados como criminales por los Aliados, a pesar de los comprobados casos de raptos y esterilización de niños. “Me indigna que se digan estas cosas de las Lebensborn. Se las ha denigrado únicamente en razón de su pertenencia a las SS”, declaró Ebner después de la guerra.

Con el correr de la guerra fueron secuestrados entre 50 000 y 200 000 niños polacos. Himmler, al tener su grupo activo dentro del ejército alemán en el frente, lograba que sus SS participaran de todas las patas del aparato infernal nazi. En el campo de batalla, secuestraban niños para las Lebensborn, en las calles, los grupos de asalto deportaban a las personas de condición “inferior” hacia los campos de concentración. Los niños que luego de pasar rigurosos exámenes raciales eran considerados “aptos”, eran enviados con certificados de nacimiento falsos a familias previamente seleccionadas. A menudo los padres adoptivos recibían historias falsas sobre la procedencia del bebé. La más común era que su padre había muerto en combate. Los niños que no alcanzaban el certificado de ser lo suficientemente “arios”, eran enviados a los campos de concentración infantiles, como Kalish, Dzierzazna y Litzmannstadi. Y de allí a los campos de exterminio.

A la hora de la selección racial, entre los que peleaban por ser admitidos en las SS, Himmler desconfiaba especialmente de los bávaros, que en su mayoría eran de baja estatura y de pelo y ojos oscuros. Con las Lebensborn y los controles raciales de las SS en funcionamiento, Himmler no resistió la tentación de hacer su propio árbol genealógico, tal cual se lo pedía a sus aspirantes. La sorpresa fue escandalosa: los antepasados de su madre eran de origen húngaro y estirpe mongólica, por lo que si el propio Reichsführer hubiera querido cumplir sus propias reglas, hubiera tenido que defender acaloradamente su pureza familiar desde mediados del siglo XVIII. Igual, por si a alguien le podría surgir alguna duda sobre su condición de ario, cambió las reglas para sí mismo: ideó un plan para importar noruegos hasta Baviera con la finalidad de transformar, mediante mezclas dirigidas y una alimentación adecuada, la sospechosa raza dinárica en raza pura nórdica.

El precursor de las Lebensborn afirmaba que era indispensable paralizar la reproducción de los elementos humanos no valiosos, así como agilizar la contraria. “No es una cuestión personal, sino un deber sagrado dedicado a los más elevados fines”, afirmó el Reichsführer.

A partir de 1936, los hogares empezaron a funcionar bajo la tutela suprema de las SS. Cada clínica contaba con un médico a cargo, una enfermera jefe, una secretaria y un administrador. Todos ellos deberían ser miembros de las SS o del partido. El médico en jefe de cada maternidad fue el responsable absoluto del establecimiento, del orden y de los expedientes, a los cuales solamente él tenía acceso. El sello al pie de la correspondencia oficial de las Lebensborn tenía las siglas del Estado Mayor del Reichsfuhrer-SS Heinrich Himmler.

El ingeniero de los campos de la muerte y las maternidades nazis mostraba una especial atención hacia los niños que habían nacido por medio de las organizaciones en pro de la raza aria. Su ideal consistía en que Alemania estuviera poblada hacia 1980 por 20 millones de germanos nórdicos. Lo que consiguió fue muy diferente: las personas nacidas en residencias Lebensborn no destacaron nunca de manera especial por su apariencia ni por su “conformación orgánica más evolucionada”, sino que llevaron a lo largo de su vida la estigmatización social de los llamados "niños SS".

La conferencia de Posen[editar]

El 6 de octubre de 1943, Himmler pronunció un discurso autorizado en el castillo de Posen, donde pidió solicitud de apoyo en mano de obra a los Gauleiters, quienes a instancias de Martin Bormann se resistían a cooperar. En esa conferencia dio una histórica alocución, donde el Reichsführer de las SS, siguiendo instrucciones de Hitler, informaba a las más altas esferas civiles y militares de las SS del genocidio que se estaba practicando con los judíos y les solicitaba mantener en secreto esta información. Esto se conoce como el Discurso de Posen.

Himmler involucró hábilmente a Albert Speer en este tema. Se sabe, a juzgar por las palabras proferidas en la alocución por Himmler y por los hechos posteriores, que Speer estuvo presente en esta reunión y que, por tanto, conocía esta información, aunque éste lo negaría en el futuro.

Conspiración Valkiria[editar]

Cuando ocurrió el atentado del 20 de julio de 1944 contra Hitler, Himmler tuvo una destacada participación junto a Ernst Kaltenbrunner en la búsqueda y ajusticiamiento de los cabecillas e implicados en la conspiración (la llamada "Camarilla de Zozzen"). Ubicó rápidamente la pista de Claus von Stauffenberg y sus cómplices, cautivos en ese momento del general Fromm, quien estaba implicado y que, al ver las vueltas del destino, traicionó a los conspiradores y los fusiló apresuradamente horas antes de la llegada de Himmler al Cuartel General de Fromm, para hacer desaparecer los rastros de su traición.

Himmler, lleno de suspicacias, hizo apresar a Fromm por considerarlo sospechoso, y más tarde, confesada su participación, le hizo ejecutar por orden de Hitler. La redada causó la muerte a más de 5.000 personas.

Según el biografo inglés, Peter Padfield, Himmler tenía conocimientos previos de la conspiración desde febrero de 1944, mucho antes de que esta se cristalizara en el atentado. Un oficial de la Abwehr, Schmidhuber había sido detenido por la Gestapo por hacer transacciones ilegales. Este oficial al ser interrogado reveló a una red de conspiradores cuyos tentáculos llegaban nada menos que a Canaris, el jefe de la Abwehr. Cuando se remitió el informe a Himmler éste lo retuvo y dio instrucciones de no molestar a Canaris. Otro fiel reflejo de la contradictoria personalidad de Himmler.

Al mando del frente del Vístula[editar]

Himmler en el frente ruso.

En marzo de 1945, Himmler fue nombrado comandante de los Ejércitos del Vístula para contener a los rusos, para asombro de Heinz Guderian, asesor militar de Hitler en ese momento. Pronto se vio que Himmler tenía escasísimo valor militar, debido a que cometió graves omisiones y errores fatales; y perdió todo el territorio de la Prusia costera (lo que tuvo como consecuencia indirecta el hundimiento del Wilhelm Gustloff, el Steuben y el Goya), con un resultado de 20.000 civiles y militares ahogados, por desacertadas órdenes, ignorancia en tácticas militares, mal manejo de situaciones en que se requerían decisiones acertadas y rápidas y omisiones gravísimas.

Himmler en un puesto de observación en el frente ruso (1942).

Hitler respaldó una sugerencia de un desesperado Heinz Guderian, el célebre comandante de tanques, y fue reemplazado rápidamente por Gotthard Heinrici, un militar capaz. Luego fue nombrado a cambio Comandante de la Volksturm, procediendo a reclutar ancianos y niños para la defensa de Berlín, armándolos con los excedentes del ejército y a los jóvenes con Panzerfaust, y dando por sentado que el Tercer Reich caía aceleradamente bajo la ofensiva de los rusos.

Primero, mediante instrucciones directas de Hitler, ordenó a los campos de concentración y cárceles que se ejecutara a todos los adversarios prisioneros del régimen en las prisiones y, además, aceleró el asesinato colectivo de los judíos que quedaban en los campos de concentración, antes de que fueran liberados por el avance aliado. De este modo, perecieron enemigos del estado nazi, tales como Wilhelm Canaris, el ex jefe de la Abwehr; Albrecht Haushofer, el científico geopolítico autor intelectual de la Germania de Hitler y muchos otros.

La influencia de Kersten[editar]

El mundo de Himmler era solitario, pero hubo en su séquito personal un médico que fue quizás la única persona en la que realmente confió, el doctor Félix Kersten, que, a raíz de una dolencia estomacal nerviosa intratable que padecía Himmler, logró ganarse su confianza gracias a que las manos de este médico curaban momentáneamente esta dolencia. Kersten se ganó lentamente la confianza no sólo de Himmler, sino de su secretario personal, Rudolf Brandt, y sus ayudantes Gottlob Berger y Walter Schellenberg.

Fue la única persona en quien Himmler confiaba ciegamente y Kersten cobraba en vidas judías como pago por sus servicios. Kersten logró conocer muy bien a Himmler, hecho que aprovechó con la complicidad del gobierno sueco para salvar miles de vidas de los campos de concentración y de las manos de la Gestapo. Gracias a Kersten, Himmler hizo un contrato humanitario con la Cruz Roja Internacional mediante el Conde Folke Bernardotte.

Kersten fue uno de los últimos hombres que vio con vida y con su uniforme negro de Reichsführer SS a Himmler antes de ser capturado.

Su traición[editar]

Himmler con Hitler en Polonia, septiembre de 1939.

En abril, cuando Hitler lo barajaba como posible sucesor, Himmler intentó establecer en el mayor secreto la paz con los aliados, por medio de la Cruz Roja Internacional al mando del conde Folke Bernadotte en Lübeck, llegando a proponerse a Dwight David Eisenhower como ministro de Policía para la ocupación estadounidense. Eisenhower repudió la propuesta y declaró a Himmler como el mayor criminal de guerra de la Alemania nazi. La poderosa razón de esta actitud estaría basada en la influencia de Bernadotte, quien había dicho a Himmler que los aliados jamás pactarían una paz con Hitler, y que sólo a él le cabía la posibilidad de actuar en favor de Alemania.

Ordenó ejecutar la instrucción de Hitler sobre los prisioneros políticos, el 15 de abril de 1945, en contra del científico geopolítico Albrecht Haushofer, a quien mantenía con vida en la prisión de Moabit desde el atentado en 1944, junto con otros 14 prisioneros de diversa índole. A Albrecht Haushofer lo tenía en reserva con el objeto de tenerlo como probable emisario internacional en caso de negociar con los aliados la paz por separado, pero el contacto realizado con Folke Bernadotte, mediante la influencia de su médico privado Félix Kersten con la Cruz Roja Internacional, lo convirtió en descartable.

Hitler en conocimiento de estas gestiones por medio de los comunicados de la agencia Reuters, mandó ejecutar a modo de ejemplo a su cuñado Hermann Fegelein, el enlace de Himmler ante él (además de estar casado con la hermana de Eva Braun, Gretl, quien esperaba una hija de Fegelein), por ser conocedor de estas maniobras secretas (no está establecido que él tuviera conocimientos de esto) y ser cómplice de Himmler de alta traición. Estas vueltas de espaldas de su brazo derecho fueron el golpe de gracia para el alicaído ánimo combativo del acorralado Hitler, quien se suicidaría más tarde. Himmler fue condenado a muerte en ausencia, por órdenes de Hitler.

Irónicamente, el "leal Heini" como era llamado, no fue la única persona que se enfrentó a los designios y voluntad de Hitler mientras vivía, también lo hizo Albert Speer. Por esto, fue destituido de todos sus cargos, de las SS y del partido nazi y considerado un traidor al Führer.

Huida, captura y muerte[editar]

El cuerpo de Himmler tras su muerte el 24 de mayo de 1945.

Ocupada Berlín por los rusos, Himmler era el primero en la lista de los nazis prófugos más requeridos, fue intensamente buscado por los aliados para rendir cuentas ante la Justicia. Himmler se trasladó a principios de mayo con una pequeña comitiva de leales, su secretario Rudolf Brandt, Karl Gebhardt, Werner Grothmann y Heinz Macher a Flensburg.

Se entrevistó con el Gran Almirante Karl Dönitz, sucesor testamentario de Hitler, quien le negó algún papel en la Alemania de transición, rechazando de plano su propuesta como el segundo hombre del gobierno. En aquel momento, Himmler vio perdida su causa y decidió desaparecer del escenario. La inteligencia danesa informó a los aliados que Himmler estaba en Flensburg.

Himmler cambió su apariencia afeitándose su característico bigote, se rasuró la cabeza, se puso un parche negro en un ojo e intentó hacerse pasar por un gendarme de la policía militar dirigiéndose a Baviera. Logró atravesar Alemania junto a sus hombres en un vehículo hasta Bremervörde.

Sin embargo, fueron capturados por una unidad británica en Brandeburgo, cerca del puerto de Bremen y Himmler se hizo pasar por Heinrich Hitzinger, un sargento de la Geheime Feldpolizei ejecutado tiempo atrás por derrotismo. Los miembros de la Feldpolizei eran muy buscados en ese momento, e identificarse como un miembro de esta organización fue un error por parte de Himmler. Fue llevado a un cuartel de interrogación cerca de Lüneburgo, pero hasta ese momento Himmler no había sido reconocido como tal.

Despertó sospechas por lo muy ordenado de sus papeles de identidad, y su prestancia, cosa que no era común al capturar soldados fugitivos. Thomas Sylvester, oficial británico a cargo de los interrogatorios lo apartó para interrogarlo concienzudamente y esto puso incómodo a Himmler.

Finalmente se sacó el parche del ojo izquierdo y se puso sus características gafas redondas identificándose por su verdadero nombre y solicitó hablar con el General Eisenhower o Montgomery. Sylvester telefoneó al cuartel británico en Luneburgo y se le instruyó que se le revisara de inmediato en previsión a que cometiera de algún modo suicidio; de hecho en el mismo lugar, dos días antes el coronel SS Hans-Adolf Prützmann se había suicidado por envenenamiento con cápsulas de cianuro.

Una inspección en búsqueda de cápsulas de veneno dio como resultado el hallazgo de un par de cápsulas metálicas, una conteniendo una ampolla de vidrio con cianuro y la otra vacía.

Máscara mortuoria de Himmler.

Ante ese hecho, los soldados británicos lo trasladaron apresuradamente a una casa confiscada en Lüneburgo, lo maltrataron física y verbalmente durante el traslado y le ordenaron que se desvistiera para revisarlo. Al inspeccionarlo a cuerpo desnudo, un doctor le hizo abrir la boca, vio algo extraño entre sus molares e introdujo su mano en la boca de Himmler intentando extraer el objeto. Ante este hecho, impactante para Himmler, pues no sentía que fuese la forma adecuada de tratar a un ex ministro y Reichsführer de las SS, mordió la mano del doctor, quebrando una cápsula de cianuro que guardaba entre los dientes. Bill Cariotte, un soldado británico custodio, recuerda: «Se oyó como el vidrio se quebraba entre sus dientes». Se trató inducirle el vómito con agua con cal, haciéndole un lavado gástrico pero todo fue inútil, Himmler había muerto casi en el acto.

Los soldados procedieron a fotografiar el cuerpo y realizaron una máscara mortuoria, para dejar constancia de su muerte. Himmler fue envuelto en una red de camuflaje y enterrado en el Brezal de Luneburgo en un lugar no señalado.

De haber sobrevivido, Himmler habría sido incluido de los primeros en los juicios de Núremberg como el mayor de los criminales nazis. Su esposa y su hija Gudrum Himmler sobrevivieron a la guerra.

Personalidad[editar]

Para sus cercanos, Himmler era un hombre contradictorio, ambicioso, esquivo y un líder natural, exento de humanidad básica, de espíritu frío y distante. Para su biografos, Himmler es el paradigma de la contradicción.

Físicamente era un hombre de aspecto algo enjuto, carente de rasgos viriles, su fisonomía reflejaba antepasados orientales y tenía manos pequeñas y suaves.

Era jactancioso entre los pares de su elevada posición, le gustaba que lo retrataran fotográficamente y sobre todo cerca de Hitler, a quien idolatraba y mostraba extrema sumisión. De hecho, Hitler manipuló de tal modo la personalidad sumiso-complaciente de Himmler que lo transformó en un fiel ejecutor de las instrucciones de él emanadas respecto de la «cuestión judía».

Fanático de la rutina, el orden, el puntillismo por los detalles y la pulcritud, con una gran capacidad para la organización y administración, gustaba mucho de la puntualidad y la burocracia.

Himmler y su esposa en las calles de Wiesbaden (1936).

Anotaba en su diario personal todos sus acontecimientos diarios, era muy afín a lo místico y esotérico, creía ser la reencarnación de Heinrich “el Cazador”, fundador de la estirpe real de Sajonia en el siglo X. Su afinidad por lo esotérico, por la medicina alternativa y la aceptación de ideas de origen hindúe se le atribuyen a la influencia de su esposa Marga quien al momento de conocerla practicaba estas creencias. No obstante, amigos de la infancia de Himmler declararon después de la guerra que el Heinrich Himmler que conocieron no tenía ninguna relación con el que se desveló después del período nazi. El Heini que recordaban era afable, tranquilo, muy conversador, y además con el carácter de un intelectual.

Rara fotografía que muestra a Himmler escuchando atento a un folkclorista en Noruega.

Albert Speer lo consideraba dotado de grandes cualidades organizativas, muy reflexivo antes de tomar una determinación, pero con el carácter de un maestro de escuela medio chiflado.[cita requerida]

Himmler encontró al enrolarse en el partido nazi las posibilidades de poder cumplir sus sueños de "ser alguien" [cita requerida], tanto Ernst Röhm como Hitler apreciaron su fiabilidad y dotes administrativas. Esta actitud de Himmler de demostrar la más absoluta fidelidad, contrastaría con el historial que habría de demostrar, al traicionar a sus exjefes como Gregor Strasser y Ernst Röhm a quienes en su momento demostró la más absoluta fidelidad. Resulta entonces incongruente que Hitler pudiese confiar en él y resulta previsible que cometiera traición a su último jefe cuando Himmler percibió que caía en desgracia.

Himmler tenía especial afinidad por quienes fueran médicos, como Karl Gebhardt, pero quizás la única persona a quien consideró como su único amigo fue el ya mencionado médico personal que le llegó a conocer muy bien, el doctor Félix Kersten. Kersten dejó en sus escritos un testimonio fiel de la personalidad íntima de Himmler.

Kersten en sus memorias declaró que Himmler padecía de úlcera gástrica nerviosa y que su personalidad estaba subyugada bajo la aplastante sumisión hacia Hitler, y que sus males estomacales estaban directamente relacionados por la opinión que tuviera el Führer acerca de él.

Por otro lado, Himmler podía manifestarse muy sociable y afable en reuniones sociales, muy caballeroso con el sexo femenino; incluso después de haber presenciado en el mismo día una demostración del funcionamiento de las cámaras de gas u otro método de exterminio.

A medida que se desarrollaron los acontecimientos desde la invasión de Polonia y posterior, sus subalternos Rudolf Brandt, Karl Wolff y su mèdico Félix Kersten dieron testimonio de que Himmler era incapaz de tomar decisiones por sí mismo sobre escenarios ambiguos, se sumía en un mutismo insondable; y cuando expiraba el momento de tomar dicha decisión, entonces se acercaba a Hitler para tomar su parecer; no así cuando los elementos de criterio eran demasiado evidentes, tales como el tratamiento a un desertor, un prisionero de guerra o sobre alguna población judía, sobre los cuales aplicaba las más radicales y brutales decisiones que estuviesen en su poder, puesto que dichas decisiones ya estaban tomadas de antemano por Hitler.

Cuando Hitler lo nombró comandante de las fuerzas del Vístula, demostró escasa experiencia y conocimiento militar, como se evidenció en el sitio de Berlín; sus errores y omisiones costaron miles de vidas alemanas. Durante las reuniones de coordinación usaba palabras como reagrupamiento, cubrir los flancos, retirada programada y otros términos militares sin tener el menor dominio de la situación que tenía en sus manos, lo que hacía palidecer de frustración a otros oficiales alemanes.

Su hija, Gudrun Himmler, quien actualmente vive bajo el apellido de su esposo Dieter Burwitz, es fundadora de la asociación Stille Hilfe (Ayuda en Silencio) que brinda apoyo a veteranos alemanes de la segunda guerra mundial.[2]

La familia Himmler[editar]

En abril de 2011, su sobrina nieta, Katrin Himmler, de profesión historiadora y licenciada en Ciencias Políticas, casada con un judío descendiente de una familia superviviente del Gueto de Varsovia y nieta del hermano menor de Heinrich Himmler, Ernst, lanzó una publicación acerca de la familia Himmler durante el periodo nazi.[3] En dicha publicación, Katrin Himmler indica que tanto su abuelo Ernst como su hermano Gebhard Himmler estuvieron muy involucrados en la trayectoria de su hermano Heinrich Himmler, llegando a pertenecer a las SS.[4] La historiadora relata, además, que su padre sufrió el hecho de ser un Himmler, así como ella misma. Adicionalmente, señala que el pequeño Heini fue objeto de admiración familiar por la trayectoria y estatus que alcanzó durante el apogeo del nazismo.[5]

Referencias[editar]

  1. Himmler-El líder de las SS y la Gestapo; Peter Padfield-84-9734-106-6
  2. Oliver Schröm, Andrea Röpke: Stille Hilfe für braune Kameraden. Christoph Links Verlag 2001, ISBN 3-86153-231-X (en alemán)
  3. La verdadera historia de la familia Himmler
  4. Mi familia: Los Himmler
  5. Himmler desenmascara a los Himmler

Bibliografía[editar]

  • Antony, Beevor. Berlin.
  • –. Stalingrado.
  • Duclos, Marcelo A. La mano derecha del diablo.
  • Friedman, Tuviah. Institute of Documentation Haifa Israel. Collection Himmler.
  • Greeman, Graham. La Segunda Guerra Mundial. Editorial Planeta.
  • Hess, Rudolph. El misterio.
  • Kersten, Felix. El hombre de las manos milagrosas. Reader Digest, 1967.
  • Longerich, Peter, Heinrich Himmler. Barcelona: RBA libros, 2009. ISBN 978-84-9867-651-8.
  • Padfield, Peter. Himmler. El líder de las SS y la Gestapo. La Esfera de los Libros, segunda edición 2006.
  • Speer, Albert. Su lucha con la verdad. Gita Sereny, 2001.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Erhard Heiden
1927 - 1929
Reichsführer-SS
1929 - 1945
Flag Schutzstaffel.svg
Sucesor:
Karl Hanke
1945
Predecesor:
Wilhelm Frick
1933 - 1943
Ministro del Interior
1943 - 1945

Reichsadler der Deutsches Reich (1933–1945).svg

Sucesor:
Wilhelm Stuckart
1945