Einsatzgruppen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asesinato de judíos en Kiev, Unión Soviética (1942) por parte de un Einsatzgruppe.

Einsatzgruppen (en alemán, «grupos operativos» o «grupos de operaciones») era el nombre de un conjunto de escuadrones de ejecución itinerantes especiales formados por miembros de las SS, SD y otros miembros de la policía secreta de la Alemania Nazi. Estos escuadrones de la muerte pertenecieron a las SS y actuaron primero, superficialmente, en la anexión de Austria de 1938 (Anschluss) y la invasión de Checoeslovaquia (1939), y después, ya plenamente, en Polonia (1939) y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1941 como unidades especiales autónomas.

Su tarea principal, en palabras del general Erich von dem Bach-Zelewski de las SS en los juicios de Núremberg, "era la aniquilación de los judíos (prioritario), los gitanos y los comisarios políticos". Según sus propios expedientes, mataron alrededor de un millón cuatrocientas mil personas,[1] casi exclusivamente civiles, sin supervisión judicial ni respaldo alguno de la legalidad (no se efectuó ninguna lectura de acusaciones del derecho penal o administrativo). Los asesinatos comenzaron con la aniquilación de la intelligentsia polaca tras la invasión de este país, y más adelante de las etnias despreciadas como infrahumanas para el régimen nazi, incluyendo mujeres y niños, de las poblaciones que quedaban tras la línea del frente. Su tarea fue realizar fusilamientos masivos en los que se asesinaba sin ningún tipo de pruebas de los "crímenes" de los que se les acusaba. Asesinaron en total a más de un millón cuatrocientos mil judíos, comunistas, prisioneros de guerra y gitanos.[2]

Historia[editar]

Los Eisatzkommandos fueron inicialmente grupos de exterminio adcritos a la RSHA que ayudaron al plan Aktion T4 en limpiar los hospitales y centros de salud de todos los alemanes considerados inútiles para el régimen. Estos grupos estaban bajo control del RSHA (Oficina Central de Seguridad del Reich); es decir, bajo el mando de los MaPeD y su líder Reinhard Heydrich, y luego de su sucesor Ernst Kaltenbrunner.

Acciones en Polonia[editar]

Fusilamiento de polacos en Leszno, octubre de 1939.

También asistieron a las unidades de la Wehrmacht en calidad de fuerzas móviles que actuaban desde la segunda línea tras el comienzo de la invasión. Después de la ocupación de Polonia en 1939, los Einsatzgruppen fueron encargados de asesinar a toda persona perteneciente a la Intelligentsia polaca, así como a sacerdotes y profesores y en general a las clases cultas. Los nazis consideraban Untermenschen o subhumanos a los individuos que no podían acreditar ascendencia aria en algún grado, y pretendieron utilizar las clases más bajas polacas como criados y esclavos. La misión de los Einsatzgruppen era, por lo tanto, despolitizar de raíz a la población polaca y aniquilar los grupos más claramente identificados con la identidad nacional polaca.

Reorganización[editar]

A fines de mayo de 1941, los Einsatzgruppen fueron convocados a sus cuarteles y adoctrinados en el marco del programa Aktion Reinhard, en el nuevo escenario que se abriría pocos días más tarde. Se les instruyó explícitamente en las labores: primera, eliminar a las facciones guerrilleras de la retaguardia y, segunda, aniquilar la población judía. Tras la invasión de la URSS el 22 de junio de 1941 (Operación Barbarroja), la misión principal de los Einsatzgruppen era matar a los oficiales, judíos y comisarios políticos, lo que suponía una escala de asesinatos selectivos mucho más grande que la aplicada en Polonia. En un principio cuatro Einsatzgruppen estaba conectado logísticamente a un grupo del ejército que dependían de la intendencia de cada uno de estos ejércitos.

El Einsatzgruppe A se adjuntó al Grupo de Ejércitos del Norte, el Einsatzgruppe B se adjuntó al Grupo de Ejércitos Centro, Einsatzgruppe C se adjuntó al Grupo de Ejércitos del Sur y Einsatzgruppe D fue asignado al 11 avo. Ejército alemán, con dirección a la región del Cáucaso.[3]

Jefaturas de los comandos Eisatzgruppen (Solo se exhiben aquellos que presentan fotografía)
Otto Ohlendorf
Gruppenführer SS
Comandante del grupo D.
Otto Ohlendorf.jpg Otto Rasch
Brigadeführer SS.
Comandante del grupo C.
Otto Rasch at the Nuremberg Trials.jpg Arthur Nebe
Brigadeführer SS
Comandante del grupo B- Implicado en el Atentado del 20 de julio - Ejecutado en 1944.
Bundesarchiv Bild 101III-Alber-096-34, Arthur Nebe.jpg Paul Blobel
Standartenführer SS.
Comandante del Sonderkommando 4A en Kiev.
Paul Blobel.jpg
Algunos miembros de los comandos Eisatzgruppen sometidos a juicio
Gustav Nosske
Obersturmbannführer SS .
Miembro del EG D
Gustav Nosske at the Nuremberg Trials.PNG Erich Naumann
General SS.

Comandó el EG B (1941-1942); muerto en prisión.
Erich Naumann at the Nuremberg Trials.PNG Waldemar Klingelhöfer
Sturmbannführer SS,.
Miembro del EG B
Waldemar Klingelhöfer at the Nuremberg Trials.PNG Eugen Steimle

Eugen Steimle at the Nuremberg Trials.PNG
Erwin Schulz
.
Erwin Schulz at the Nuremberg Trials.PNG Waldemar von Radetzky

Waldemar von Radetzky at the Nuremberg Trials.PNG Walter Haensch
Walter Haensch at the Nuremberg Trials.PNG Ernst Biberstein
Ernst Biberstein at the Nuremberg Trials.PNG
Walter Blume (SS)
Walter Blume at the Nuremberg Trials.PNG Emil Haussmann
Emil Haussmann at the Nuremberg Trials.jpg Adolf Ott
Adolf Ott at the Nuremberg Trials.PNG Schubert Heinz
Schubert Heinz.jpg

Estructura[editar]

Una plantilla normal de comando Einsatzgruppen era 500 a 800 hombres. El oficial de la fuerza de los Einsatzgruppen era un líder con rango equivalente a un comandante de ejército proveniente de las SD, SS, Kripo o la Gestapo que destacara por su frialdad y efectividad. En algunos casos sus comandancias las ocuparon miembros de las Waffen SS, y de la contratación de miembros reconocidos por su brutalidad local de la policía regional (como fue en Bielorrusia). Cuando la ocasión lo exigiera, los comandantes de la Wehrmacht presentes reforzarían la fuerzas de los Einsatzgruppen con parte de sus contingentes. Los Einsatzgruppen a su vez estaban divididos en Einsatzkommandos y Sonderkommandos. Estas unidades menores diferían sólo en el nombre. Cuando una misión requería de un grupo de trabajo muy pequeño, el Einsatz o Sonderkommandos era capaz de formar una célula de acción, llamada Teilkommando de tan solo una docena de hombres.

Se componían de un Gruppenstab o estado mayor y de varios Einsatzkommandos (Ek) y Sonderkommandos o (Sk). Todos los Kommamdos se subdividían a su vez en un estado mayor (el Kommandostab) con personal de apoyo (conductores, traductores, especialistas, etcétera) y varios Teilkommandos. En los estados mayores, tanto del Einsatzgruppe como de los Kommandos, existían diversos Lieter (Jefes de Servicio): Leiter I o Verwaltungführer (personal y administración), Leiter II (abastecimiento), Leiter III (SD o Policía de Seguridad), Leiter IV (Gestapo) y Leiter V (Kripo o Policía Criminal). Normalmente, el Leiter III o el IV desempeñaban la función de jefe del estado mayor.

La alta comandancia de la Werhmacht no eran del todo ignorantes de la tarea de los comandos Einsatzgruppen y muchos de los generales de ejército preguntaron sobre estos contingentes que actuaban tras sus espaldas brutalmente contra la población civil. El propio Hitler les explicó verbalmente a sus generales que se trataba una misión especial para exterminar a todos los judíos y los comisarios políticos que hallaren en sus territorios asignados. Los Einsatzgruppen dependerían del comandante del grupo de ejércitos de su completa manutención, es decir, municionamiento, alojamientos, comida y transporte; pero sin tener el mando sobre ellos. En muchos casos las relaciones entre la comandancia de la Werhmacht y los comandantes de Eisatzgruppen llegó a ser muy estrecha y por no decir lo menos que cordiales y los comandantes de los Einsatzgruppen agradecían en sus informes a Himmler de la comprensión de los comandantes de ejército para facilitar la tarea de los Einsatzgruppen realizando sin obstáculos sus operaciones.

Al planificar la invasión de la Unión Soviética (junio de 1941), se asignó a cada uno de los tres Grupos de Ejércitos un Einsatzgruppe, denominados A, B y C; y uno más, el D, que se hallaba directamente adscrito al XI Ejército.

Sonderkommandos 1 a y 1 b (en alemán, referido a fuerzas especiales; no confundir con los Sonderkommandos de los campos de concentración)
Einsatzkommandos 2 y 3.

ercon

Sonderkommandos 7 a y 7 b, los
Einsatzkommandos 8 y 9, y también
una "fuerza especial" para el caso de que Moscú fuese capturada.
Sonderkommandos 4 a y 4 b y
Einsatzkommandos 5 y 6.
Sonderkommandos 10 a y 10 b y
Einsatzkommandos 11 a, 11 b y 12.
En unión con el Grupo de Ejércitos Sur.

Jefes de losEinsatzgruppen

Objetivos[editar]

El rol principal de los Einsatzgruppen era una limpieza étnica para asegurar la seguridad política de los territorios conquistados, tanto en las áreas operativas de la Wehrmacht y las zonas de retaguardia que no estaban directamente bajo administración civil.

No es nuestra tarea germanizar Oriente en el estricto sentido, tampoco es enseñar a la gente de allí el idioma alemán y la ley alemana,...... (la germanización) es para ver a nuestra gente puramente sangre germánica que vivan en el Este.

Heinrich Himmler (1942)

Estas dos misiones primordiales fueron dados a conocer en una reunión masiva del personal de los Einsatzgruppen antes del ataque a La Unión Soviética. En esta fatídica reunión, Reinhard Heydrich, jefe de la SIP0 y SD, y Streckenbach, jefe de la oficina de personal de la Oficina Principal de Seguridad del Reich (RSHA) de plano arengó a los componentes de estas unidades, que la tarea de los comandos Einsatzgruppen era el exterminio de toda oposición al nacionalsocialismo.

Modus Operandi[editar]

La actividad de los Einsatzgruppen no se limitaba a la población civil, sino la mano en los campamentos de prisioneros de guerra en total desprecio de las reglas de la guerra. Los prisioneros de guerra fueron examinados por personal de los Einsatzkommandos con el fin de encontrar y matar a judíos y comisarios políticos camuflados entre ellos. El procedimiento que seguían era el siguiente: Las unidades Sonderkommando de los Einsatzgruppen eran enviadas con las unidades militares avanzadas para coordinar las ejecuciones y concentrar a la “población hostil” (judíos, comunistas, gitanos, enfermos mentales, intelectuales) en edificios o instalaciones locales. Entonces llegaban los Einsatzkommando y ejecutaban a los detenidos.

Los asesinatos seguían diversos patrones y métodos:

  • En áreas urbanas conquistadas en Europa, muchos judíos eran asesinados en lugares cercanos, como bosques o dentro de edificios. Los judíos restantes eran reunidos en guetos. Las muertes en estos últimos lugares por enfermedades y malnutrición eran considerables, y periódicamente grupos de judíos eran deportados a campos de exterminio.
  • En pequeñas zonas rurales o de batalla, los judíos eran rápidamente dirigidos hacia su muerte en bosques e iglesias, en las cuales estaban junto a las víctimas de la guerra.
  • En grandes ciudades o zonas de batalla, los nazis creaban un pequeño comité de 8 o 12 judíos importantes, conocidos como Judenrat (literalmente consejo de judíos), quienes serían requeridos para la “recolocación judía”. Les dejarían marchar cuando todos ellos (incluidos los Judenrat) cavaran una fosa o trinchera en la que serían ejecutados.
  • También existían alternativas a las armas de fuego. Por ejemplo, las granadas de humo usadas por el Einsatzgruppe D y el Einsatzkommando Kulmhof en Chelmno. Otra alternativa consistía en encerrar a los judíos en edificios abandonados y derribarlos, pero ésta era más rara.

Los que eran reunidos serían destinados a lugares a las afueras de la ciudad o pueblo, en pequeños hoyos, fosas o zanjas, donde los ejecutores esperaban la orden de matarlos con ametralladoras o disparos de pistola en la nuca. Los asesinos se hacían con las prendas y otras pertenencias de las víctimas que querían. Algunos eran obligados a desnudarse justo antes de la ejecución. Una vez muertas, las víctimas eran enterradas en fosas con palas y excavadoras. Algunos no estaban muertos, sólo heridos, y eran enterrados vivos.

El método estándar empleado por los Einsatzgruppen era fijar una proclama que ordenaba presentarse en un lugar y día determinados a todos los judíos y demás miembros de los grupos objetivo de un área ocupada. Los informes de avance emitidos por las jefaturas de estos comandos reemplazaban las palabras comprometedoras con otras que inducían al engaño, encubriendo así el Genocidio. Tales expresiones eran por ejemplo Reasentamiento, Traslado laboral o Redestinación, sinónimos usados en la documentación de las SS concerniente a la Solución Final.

Una vez las víctimas eran introducidas bajo engaño en los transportes habilitados al efecto, las escuadrillas las conducían al lugar donde iban a ser asesinadas, que estaba generalmente en una zona aislada donde se había cavado una fosa, aunque en ocasiones se obligaba a los detenidos a cavarla por sí mismos antes de ser fusilados en masa. A veces, sin embargo, se aprovechaban las características naturales del paisaje, como el barranco en Babi Yar (Ucrania).

Las víctimas debían entregar sus pertenencias y desnudarse, tras lo cual eran obligadas a formar en fila ante la fosa para que cayeran directamente dentro cuando los pelotones de ejecución disparaban, generalmente por la espalda. Los cuerpos eran rociados después con algún líquido inflamable para ser quemados y la fosa era cubierta para dejar la menor evidencia posible de los hechos ocurridos.

Este método no satisfacía en absoluto los requerimientos de eficiencia de los nazis. Era costoso en cuanto a munición, mantenía en la retaguardia a demasiadas dotaciones de hombres útiles para el combate, que además acusaban en su moral el peso psicológico de presenciar constantemente el asesinato cruel y cobarde de hombres, mujeres y niños indefensos. Era tan cruda esta imagen que la mayoría de los soldados realizaban su trabajo semiebrios, contribuyendo también a que no acertaran todos los tiros y, por lo tanto, a que hubiera sobrevivientes de las operaciones de estos grupos que escapaban antes de que los cuerpos fueran quemados.

Además de esto, la velocidad constituía un factor esencial. Los oficiales al mando se dieron cuenta de que con los métodos descritos no podrían aniquilar a los judíos, gitanos y comunistas de Europa antes de que la guerra acabara, cosa que no tardaría en ocurrir según las confiadas previsiones de Hitler. Por último, era un método bastante poco secreto (era necesario el transporte de los judíos en un camión desde la ciudad hasta el espacio aislado), lo cual no contribuía nada a la popularidad de los nazis. Estos problemas fueron resueltos tras el descubrimiento de la nocividad del gas Zyklon B, que permitió a los responsables del programa de la Solución Final alcanzar niveles de eficiencia tristemente altísimos.

Actividad regional[editar]

El 25 de junio de ese año se realizaron las primeras matanzas en la localidad de Kovno (Lituania), a donde llegó el Einsatzgruppe A a cargo del comandante SS Franz Walter Stahlecker. Las redadas y matanzas comenzaron en la noche de ese día. Para julio, ya se había asesinado a 265.000 judíos lituanos. Lo más notable es que se les unió un grupo lituano de derecha antisoviético perteneciente a la Guardia Obrera Nacional para colaborar en la tarea de exterminio, superando en eficacia y brutalidad a los propios alemanes, quienes los reclutaron inmediatamente. Los mismos SS quedaron impresionados por la excesiva crueldad que mostraban estos lituanos con sus connacionales, y Stahlecker aprovechó esto para documentarlo fotográficamente y de este modo encubrir sus propias responsabilidades.

Desde julio a octubre, se exterminaron adicionalmente 133.000 judíos de las zonas de Lituania y Bielorrusia, y desde agosto a octubre otros 66.337 judíos en la zona de Minsk (Bielorrusia), a cargo del Einsatzgruppe C. Todas las estadísticas eran entregadas a Reinhard Heydrich y transmitidas directamente en persona a Himmler. El mismo grupo, comando 5, llegó el 5 de octubre a Dniepropetrovsk y asesinó a 30.000 judíos de esa ciudad, la mayoría ancianos, que no estaban en condiciones de marchar junto al Ejército Rojo cuando abandonó la ciudad. Fueron enterrados en las afueras de la ciudad en zanjas antitanques.

La Wehrmacht no estuvo libre de responsabilidades, ya que el VI Ejército a cargo de Von Reichenau colaboró abiertamente en la zona de Minsk. Cuando Paulus asumió el mando, se prohibió estrictamente a los soldados que siguieran colaborando.

El Einsatzgruppe D a cargo de Otto Ohlendorf exterminó en el Cáucaso y Crimea unos 90.000 judíos. Para principios de 1942, se habían exterminado alrededor de 229.052 judíos y Stahlecker declaró a Lituania y Crimea Judenfrei (libre de judíos). Estos grupos incluso llegaron a actuar en el mismo Stalingrado un poco antes de que el VI Ejército fuera cercado.

La población soviética era masacrada al igual que la judía, haciendo gala de auténticas barbaridades contra la población civil. Miles de pueblos y aldeas fueron incendiados con toda su población, ancianos, mujeres, niños, a lo largo del avance del ejército alemán. Los eslavos (rusos, bielorrusos, ucranianos) estaban considerados como raza inferior, estaban destinados a la esclavitud, como cobayas para experimentos, a la servidumbre para sus señores colonos germanos, y al exterminio los sobrantes. Entre 15 y 18 millones de civiles murieron en el Frente Oriental en cuatro años de guerra.

Grupos de ucranianos del oeste, nacionalistas antisoviéticos, apoyaron a las fuerzas alemanas y combatieron a las fuerzas del Ejército soviético. Posteriormente cuando éstas se encontraban en el frente y se empezaron a conocer las atrocidades y matanzas sobre la población civil en la retaguardia, estas fuerzas quedaron disueltas, huyeron o se convirtieron en combatientes partisanos, ya que si acababan como prisioneros soviéticos serían ejecutados, y para el bando que luchaban no eran más que eslavos que luchaban por su causa, pero con su futuro establecido, bajo los colonizadores alemanes (véase "Generalplan Ost (GPO)", "Lebensraum plan", "Drang nach Osten", planes sobre la colonización y limpieza étnica en los territorios de la URSS).

Los Einsatzgruppen normalmente seguían a los ejércitos de la Wehrmacht, entrando en las ciudades y pueblos donde se sabía que vivía un gran número de judíos. Una vez que entraban, clasificaban a la población entre judíos y no judíos. Los que se negaban a colaborar eran ejecutados al instante.

El Informe Jäger[editar]

Los Einsatzgruppen dejaron constancia escrita de sus masacres, siendo el Informe Jäger uno de los más famosos expedientes que dejaron estos "funcionarios". Este documento describe la operación del Einsatzkommando 3 efectuada durante cinco meses en Lituania e incluye una lista detallada que resume cada operación. En total, la suma de sus víctimas asciende a 137.346 personas en los estados bálticos. En él puede leerse una frase que resume la filosofía y el objetivo de estos grupos: "... puedo confirmar hoy que el Einsatzkommando 3 ha alcanzado la meta de solucionar el problema judío en Lituania. No hay judíos en Lituania, Lituania esta libre de judíos."

Juicios posguerra[editar]

Al final de la Segunda Guerra Mundial, se llevó a los líderes principales de los Einsatzgruppen ante los tribunales de ocupación americanos, acusados de los cargos de crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra en calidad de miembros de las SS (que había sido declarada una organización criminal), en el que se conoció como el juicio de los Einsatzgruppen en los Juicios de Núremberg. Catorce condenas a muerte y dos absoluciones resultaron de estos juicios, aunque solamente se practicaron cuatro ejecuciones el 7 de junio de 1951, mientras el resto de las condenas fueron conmutadas.


Proceso de los Einsatzgruppen[editar]

El Juicio a los Einsatzgruppen, seguido en 1948 contra las brigadas de la muerte de las SS que practicaban el exterminio local de los judíos por medio de los comandos Einsatzgruppen.

Acusado Sentencia Pena
Ernst Biberstein culpable condenado a muerte (pena conmutada a cadena perpetua)
Paul Blobel culpable condenado a muerte
Walter Blume culpable condenado a muerte (pena conmutada a 25 años de prisión)
Werner Braune culpable condenado a muerte
Erich Ehrlinger culpable Se escapó de la justicia. Fue detenido en 1958 y condenado a 12 años (liberado en 1965)
Lothar Fendler culpable 10 años de prisión (pena conmutada a 8 años de prisión)
Waldemar Klingelhöfer culpable liberado tras el juicio
Walter Hänsch culpable condenado a muerte (pena conmutada a 15 años de prisión)
Emil Haussman (se suicidó) -
Heinz Jost culpable cadena perpetua (pena conmutada a 10 de prisión)
Waldemar Klingelhöfer culpable condenado a muerte (pena conmutada a cadena perpetua).Liberado posteriormente en 1956.
Erich Naumann culpable condenado a muerte
Gustav Nosske culpable cadena perpetua (pena conmutada a 10 años de prisión)
Otto Ohlendorf culpable condenado a muerte
Adolf Ott culpable condenado a muerte (pena conmutada a cadena perpetua)
Waldemar von Radetzky culpable 20 años de prisión (liberado en 1951)
Otto Rasch culpable declarado «no apto para ser sometido a juicio»
Felix Rühl culpable 10 años de prisión (liberado en 1951)
Martin Sandberger culpable condenado a muerte (pena conmutada a cadena perpetua)
Heinz Schubert culpable condenado a muerte (pena conmutada a 10 años de prisión)
Erwim Schulz culpable 20 años de prisión (pena conmutada a 15 años de prisión)
Willy Seibert culpable condenado a muerte (pena conmutada a 15 años de prisión)
Franz Six culpable 20 años de prisión (pena conmutada a 15 años de prisión)
Eugen Steimle culpable condenado a muerte (pena conmutada a 20 años de prisión)
Edward Strauch culpable condenado a muerte (murió en el hospital tras sufrir un ataque epiléptico)

Referencias[editar]