Sudetes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sudetes
Sudeten.png
Localización de los Sudetes
Dimensiones
Máx. cota 1602 metros (5256 pies)
Coordenadas 50°44′10″N 15°44′24″E / 50.73611111, 15.74


Coordenadas: 50°44′10″N 15°44′24″E / 50.73611111, 15.74
Localización
País(es) Flag of the Czech Republic.svg República Checa
Flag of Poland.svg Polonia
Flag of Germany.svg Alemania
Geografía
Cumbres Sněžka-Śnieżka
Sněžka-Śnieżka - El pico más alto de los Sudetes.
Refugio Samotnia en las Montañas de los Gigantes.
Vista desde el refugio Zygmuntówka, Góry Sowie.
"Infierno", Montes Mesa.

Los Sudetes (en alemán: Sudetenland; en checo: Sudety) son una cadena montañosa de Europa oriental, localizada entre los estados de Bohemia, Baja Silesia, Silesia Checa y Sajonia. Comprende parte del territorio de la República Checa, Alemania y Polonia.

Etimología[editar]

El nombre proviene de Sudeti Montes, latinización hecha en tiempos escolásticos del nombre Soudeta Ore usado por Ptolomeo en su Geographia, que los sitúa al norte del Bosque de Gabreta. Su etimología es incierta; según una hipótesis, provendría del prefijo indoeuropeo su-: "montañas de jabalíes"; según otra hipótesis derivaría del latín sudis, espina, tal vez por la orografía del terreno.

Geografía[editar]

Es de escasa altura, sólo algunos picos alcanzan 1.500 m, siendo el Sněžka-Śnieżka (en checo/polaco) o Schneekoppe (en alemán) el más alto con 1.602 m. Está cubierto de bosques hasta los 1.200 m, a partir de los cuales crecen pastos alpinos. Debido a los movimientos hercinianos está dividido en bloques erosionados por los glaciares cuaternarios. Las ciudades más importantes son Liberec y Jablonec nad Nisou en la República Checa y Waldenberg en Polonia. En la región existen yacimientos de hulla, hierro, plomo y cinc.

Divisiones[editar]

Los Sudetes se dividen generalmente en:

Historia[editar]

Hasta la emergencia del nacionalismo en el siglo XIX y la acuñación del concepto por los habitantes germanohablantes, los Sudetes no formaban una región histórica, sino que se consideraba una cordillera en las regiones de Bohemia y Moravia.

La región se situaba en los límites del antiguo reino de Bohemia, que incluía Moravia y posteriormente Silesia, y fue parte del Sacro Imperio Romano Germánico. Tras la caída de la dinastía checa Přemyslid, el reino fue gobernado sucesivamente por la casa de Luxemburgo, los Jagiellonios y finalmente los Habsburgo. A partir del siglo XIII, la región había sido poblada por colonos alemanes, invitados a asentarse por los reyes de Bohemia. Con los Habsburgo la región quedó incluida en su reino y así permanecería hasta el nacionalismo del siglo XIX, cuando emergen los primeros conflictos entre checos y alemanes.

Después de la Primera Guerra Mundial y la disolución del Imperio austrohúngaro se proclamó la Checoslovaquia independiente incluyendo el antiguo reino de Bohemia. Sin embargo, los diputados alemanes de Bohemia, Moravia y Silesia en el Parlamento Imperial rechazaron la adhesión alegando los Catorce Puntos del presidente estadounidense Woodrow Wilson y proclamaron la unión de los territorios germanohablantes a la nueva república de Austria, que a su vez aspiraba a unirse a la República de Weimar, estableciéndose cuatro regiones:

  • Bohemia Alemana (Deutschböhmen): las regiones de Bohemia Septentrional y Occidental proclamaron un Estado constitutivo de Austria con capital en Reichenberg y administrado por un presidente, llamado Landeshauptmann, Rafael Pacher (1857-1936), 29 de octubre a 6 de noviembre de 1918, y Rudolf Ritter von Lodgman von Auen (1877-1962), 6 de noviembre a 16 de diciembre de 1918, cuando la última ciudad importante fue ocupada por el ejército checo y debió continuar su gobierno en el exilio en Zittau, Sajonia, y después en Viena hasta el 24 de septiembre de 1919.
  • Provincia de Sudetenland: las regiones de Moravia Septentrional proclamaron un land austriaco con capital en Troppau gobernado por Robert Freissler (1877-1950) como Landeshauptmann del 30 de octubre al 18 de diciembre de 1918.
  • Región de los Bosques de Bohemia (Böhmerwaldgau): región del bosque de Bohemia y Bohemia Meridional, proclamado comon distrito del land austriaco de Austria Superior con Friedrich Wichtl (1872-1922) como Kreishauptmann desde el 30 de octubre de 1918.
  • Moravia Meridional Alemana (Deutschsüdmähren): se proclamó distrito del land austriaco de Austria Inferior, administrado por el Kreishauptmann Oskar Teufel (1880-1946) desde el 30 octubre de 1918.

Otras minorías alemanas en Moravia, en Brno, Jihlava y Olomouc también intentaron unirse a Austria germanohablante pero fallaron.

La comisión norteamericana de la Conferencia de Paz de París hizo una serie de recomendaciones, posteriormente ignoradas, acerca de las reclamaciones territoriales checas de territorios germanohablantes, en las cuales se advertía de la injusticia que esto suponía, agravada tras disparar el ejército checo contra simpatizantes alemanes el 3 de marzo de 1919, y del peligro potencial para el futuro de Checoslovaquia que supondrían tales aspiraciones (que incluían la región de Lusacia), sobre todo teniendo en cuenta que los germanohablantes de estas áreas contaban con millones de simpatizantes en Alemania y Austria, no dando mucho crédito al éxito de tal experimento. Estas recomendaciones fueron ignoradas y Checoslovaquia exigió la inclusión de los Sudetes en su territorio, lo que fue refrendado por el Tratado de Saint-Germain en 1919.

Las disputas entre checos y germanohablantes persistieron en los años 20 y se agravaron en los 30 con la crisis económica que golpeó de forma especialmente dura los Sudetes, ya que estos dependían de industrias fuertemente exportadoras como la industria del papel, los juguetes o el vidrio, el 60% de cuya producción checa se realizaba en los Sudetes y el 78% se exportaba. Esto hizo dispararse el desempleo y, como consecuencia del descontento, racializarse la ideología de muchos habitantes de la zona.

Crisis de los Sudetes[editar]

En 1938, los Sudetes fueron anexionados por Alemania con el pretexto de resolver los conflictos étnicos. En la historia este evento se llama Crisis de los Sudetes. Por esta crisis, los Sudetes se mencionan en el siglo XXI como un precedente de la ocupación de un país vecino con este pretexto.

Ocupación alemana[editar]

Tras la ocupación alemana, los Sudetes fueron puestos bajo administración militar con el general Wilhelm Keitel como gobernador. El 21 de octubre de 1938 el territorio se dividió, incorporando la parte meridional a los vecinos distritos de Oberdonau y Niederdonau. Con la parte septentrional y occidental se creó el distrito Sudetenland y la ciudad de Reichenberg (en la actualidad Liberec) se nombró su capital. Konrad Henlein, ya integrado en el partido nazi, gobernó el distrito como Reichskommissar y a partir del 1 de mayo de 1939 como Reichsstatthalter hasta el 4 de mayo de 1945. Sudetenland contaba con tres distritos: Eger (capital Karlsbad), Aussig (Aussig) y Troppau (Troppau).

Poco después de la anexión, los judíos, otras minorías y disidentes políticos comenzaron a ser perseguidos. En el transcurso de la guerra los nazis transportarían a unos 300.000 judíos checos a campos de concentración, donde el 90% moriría, cambiando la sociedad de la región para siempre. Pese a ello el 4 de diciembre de 1938 se celebraron elecciones que registraron un apoyo del 97,8% de los votos para el Partido Nacionalsocialista Alemán. Alrededor de medio millón de alemanes étnicos se afiliaron a este partido, lo que supone alrededor del 17% de la población, con lo que se convirtió en la región más pronazi de Alemania (el nivel medio de afiliación en Alemania era del 7,85%). Por su conocimiento de la lengua checa muchos alemanes de los Sudetes fueron empleados en la administración del nuevo protectorado de Bohemia y Moravia, así como en otras organizaciones nazis. El más notable fue Karl Hermann Frank, general de las SS y la policía y Secretario de Estado en el Protectorado.

Expulsión y reasentamientos[editar]

Finalizada la segunda guerra la Conferencia de Potsdam en 1945 determinó la deportación de la población alemana de los Sudetes, que habían retornado a Checoslovaquia, lo que significó la expulsión de la inmensa mayoría de esta población. Aunque la legislación checa proporcionaba cierta cobertura para los alemanes que demostraran una afiliación antinazi, la enorme animadversión contra Alemania hizo que no se respetara en la mayoría de los casos y sólo a unos 244.000 alemanes se les permitió permanecer en Checoslovaquia, muchos de los cuales (más de 100.000) emigraron posteriormente a la Alemania Federal. El número de expulsados en 1945 fue de unos 500.000. Se registraron numerosos abusos y actos de violencia contra la población alemana, como en la Marcha de la Muerte de Brno ("Brünner Todesmarsch", marcha forzada de 20.000 habitantes de Brno hacia Austria al final de mayo de 1945). Se produjeron alrededor de 24.000 muertes conocidas en relación con las expulsiones, no sólo asesinatos, sino también muertes por enfermedad y otras muertes violentas. Más de 62.000 desapariciones fueron comunicadas por sus familiares aunque no se pudieron verificar estas muertes.

Se confiscaron las propiedades de casi todos los alemanes de los Sudetes como reparaciones de guerra según los decretos de Beneš. En 1946, y de forma más organizada, un total de 2.234.544 personas fueron deportadas a Alemania, dos tercios al sector americano y un tercio al soviético. Entre estos deportados figuraban no sólo alemanes, sino también miembros de familias mixtas y renegados. La región se repobló con checos y con otras minorías checas: eslovacos, checos de Volinia, gitanos y húngaros (aunque estos últimos fueron forzados a asentarse y posteriormente regresaron a sus lugares de origen). Muchas zonas permanecieron despobladas por diversos motivos (minería extensiva, zonas militares, etc.) o por la falta de atractivos. En estas zonas quedaron pequeñas minorías alemanas en la zona inmediata con la frontera occidental. En 2001 se censaron sólo unas 40.000 personas de etnia alemana en la República Checa.

En la actualidad[editar]

A día de hoy, los Sudetes son reconocidos internacionalmente como parte integrante del territorio checo. La minoría alemana es prácticamente inexistente, e incluso Alemania reconoce la soberanía checa sobre la región. No obstante, los sucesivos gobiernos alemanes y los descendientes de alemanes de los Sudetes han venido reclamando ininterrumpidamente desde 1945 el pago de indemnizaciones por parte del Estado checo por la expulsión de los alemanes de la región.

Enlaces externos[editar]