Erich von dem Bach-Zelewski

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Erich von dem Bach-Zelewski
Bundesarchiv Bild 183-S73507, Erich von dem Bach-Zelewski.jpg
Lealtad Tercer Reich
Participó en Primera Guerra Mundial
Segunda Guerra Mundial
Invasión de Polonia en 1939
Operación Barbarroja
Frente Oriental
Alzamiento de Varsovia

Nacimiento 1 de marzo de 1889
Lauenburg (Alemania)
Fallecimiento 8 de marzo de 1972
Múnich (Alemania)
[editar datos en Wikidata ]

Erich von dem Bach-Zelewski (nacido Erich von Zelewski; Lauenburg, Pomerania; 1 de marzo de 1889Múnich, Baviera; 8 de marzo de 1972) fue un militar, miembro del partido nazi, y Obergruppenführer de las SS.

Durante la Segunda Guerra Mundial tuvo el mando de algunas de las unidades más cruentas de las SS dedicadas al genocidio contra los judíos (la solución final o el Holocausto), además de otros grupos de población, sobre todo polacos y soviéticos. Suya fue la iniciativa de la creación del campo de concentración y exterminio de Auschwitz

Su juventud y sus inicios en el Partido nazi[editar]

Erich von Zelewski nació el 1 de marzo de 1899, hijo de Otto von Zelewski. En 1916, con 17 años recién cumplidos, se alistó como voluntario en el Ejército prusiano, en el que permanecería durante toda la Primera Guerra Mundial, hasta 1918. Durante la guerra se hizo acreedor por dos veces a la Cruz de Hierro.

Acabada la guerra, con el armisticio firmado en Rethondes el 11 de noviembre de 1918, decidió permanecer en el Reichswehr, el nuevo ejército alemán de la República de Weimar limitado a unos efectivos de 100 000 hombres por las cláusulas del Tratado de Versalles, donde se quedó hasta 1924. Pasó inmediatamente a unirse a una compañía de guardas de fronteras (los Grenzschutz), donde permanecería hasta el año 1930, fecha de su ingreso en el partido nazi.

En 1931 se unió a la guardia pretoriana nazi, las SS, y ascendió rápidamente en las filas de la organización, hasta alcanzar en 1933 el grado de SS-Brigadeführer. Poco a poco pasó a adoptar el nombre de von dem Bach, en lugar de su nombre real, von Zelewski, para de ese modo conseguir una mayor sonoridad germánica de su apellido. Todo ello con el objetivo de probar que se trataba de «un buen alemán» y de «un buen nazi», a la vez que intentaba que se olvidase el hecho de que tres de sus hermanas estaban casadas con judíos, o el propio origen eslavo de su apellido.

Fue diputado del Reichstag, el parlamento alemán, entre 1932 y 1944, en un primer momento elegido democráticamente, pero tras la implantación de la dictadura nazi por designación directa del Partido, siempre representando al distrito de Breslau (hoy la ciudad polaca de Wroclaw).

El 30 de junio de 1934 tomó parte en la Noche de los cuchillos largos, que significó principalmente una depuración interna dentro del movimiento nazi, sobre todo centrada en la neutralización del poder de las SA (Sturmabteilung). Durante el ajuste de cuentas envió a dos miembros de las SS para asesinar a su rival en la carrera por la ocupación de cargos políticos, el comandante de Caballería Freiherr von Hohberg und Buchwald. Ocupó varios cargos en el Partido nazi, en un primer momento en Prusia Oriental, y más tarde, después de 1936, en Silesia, donde fue nombrado HSSPF (Höherer Schutzstaffel und Polizeiführer), es decir, responsable máximo de la Policía alemana y de las SS en el sector, ya en 1937.

Su papel en la Segunda Guerra Mundial[editar]

Bach-Zelewski preside una Parada militar de la Ordnungspolizei en Minsk, Unión Soviética en 1943.

A principios de la Segunda Guerra Mundial, durante la invasión de Polonia en septiembre de 1939, las unidades que manda en la campaña participan en represalias contra la población civil y en la ejecución de prisioneros de guerra polacos.

El 7 de noviembre de 1939 fue nombrado por Heinrich Himmler comisario para el reforzamiento del germanismo en la región de Silesia. Desde su nuevo cargo, organiza las llamadas reinstalaciones judías que eran pantallas genocidas de desplazamientos forzados de la población de origen eslavo, así como la confiscación de sus propiedades. En el mes de agosto de 1940, antes de cumplirse un año desde el inicio de la guerra, las unidades de las SS bajo su mando habían confiscado las casas de más de 20 000 familias de la región de Zywiec, obligándolas a partir de sus hogares.

A finales del año 1939, tuvo la idea de proceder a la apertura de un campo de concentración para los habitantes no alemanes de la región, en las proximidades de la ciudad de Oswiecim. Heinrich Himmler aceptó la propuesta, con lo que, en mayo de 1940 se inauguró el nuevo campo, con el nombre alemán de la ciudad de Oswiecim, llamado Auschwitz, que llegó a ser tristemente célebre.

Poco después, el 28 de noviembre de 1940, eliminó oficialmente su apellido paterno de origen eslavo, Zelewski, pasando así a ser Erich von dem Bach.

El 22 de junio de 1941, con motivo de la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética por el Tercer Reich, Erich von dem Bach fue nombrado HSSPF del Grupo de Ejércitos Centro o Heeresgruppe Mitte.

El 8 de julio de 1941, tras únicamente dos semanas de actividad, uno de sus mensajes, interceptados por los servicios secretos del Reino Unido, afirmaba:

En la operación de limpieza de ayer en Slonim, realizada por el Centro de Regimientos de la Policía, 1.153 pillos judíos fueron fusilados.[1]

Y el 7 de agosto, un mes más tarde, envió un telegrama a Kurt Daluege y Heinrich Himmler en el que afirmaba:

El número total de ejecuciones en el territorio de mi jurisdicción es ahora superior a 30.000.[1] [2]

Barricada ubicada en la plaza Napoleón de Varsovia, conformada entre otras cosas por un tanque alemán capturado, durante el Alzamiento de Varsovia.

En junio de 1943 pasó a ser comandante del Bandenkampfverbände, responsable, entre otros numerosos crímenes demostrados, del asesinato de 35 000 civiles en la ciudad de Riga y de la muerte de más de 200 000 personas en Bielorrusia y en el este de Polonia. A pesar de que debía convertirse en el nuevo HSSPF de la ciudad de Moscú, la Wehrmacht fue derrotada a pocos kilómetros de la ciudad, en la llamada batalla de Moscú, con lo que von dem Bach mantuvo su cargo anterior, aunque también estuvo al mando de algunas unidades de las SS encargadas de la lucha contra los partisanos rusos en la retaguardia del Frente Oriental, hasta el año 1943.

En febrero de 1942 fue hospitalizado, según algunas versiones, por problemas psicológicos derivados de las operaciones de limpieza étnica y ejecuciones masivas de judíos a que se habían dedicado sus hombres en Bielorrusia. No obstante, otras fuentes afirman que se trataba de una mera incapacidad física no relacionada con las masacres. En cualquier caso regresó a sus funciones en julio, sin manifestar cambio alguno en su anterior conducta.

En 1944 partió con destino al frente por primera vez, para combatir contra el Ejército Rojo en la región de Kovel, aunque poco después, en marzo, regresó a Alemania para recibir nuevamente atenciones médicas. Sus responsabilidades relacionadas con el exterminio de los judíos fueron directamente asumidas por Heinrich Himmler.

Varsovia[editar]

Erich van dem Bach-Zelewski preside la capitulación de Varsovia (octubre de 1944).

El 2 de agosto de 1944, asumió el mando de todas las tropas, tanto de las Schutzstaffel (SS) como de algunas unidades de la Wehrmacht que estaban bajo el mando de Heinz Guderian,[3] que combaten contra los partisanos polacos de la Armia Krajowa en el llamado Alzamiento de Varsovia. Tras dos meses de encarnizados combates, que arrasaron la ciudad, logró finalmente la reconquista de Varsovia, con un terrible balance en pérdidas humanas, las tropas bajo su mando fusilaron a casi todos los sobrevivientes varones del alzamiento. Guderian intentó ponerle freno a las SS instándo a Bach-Zelewski a que tratara a los cautivos como prisioneros de guerra; pero Himmler se opuso y la gestión de Guderian fue infructuosa:[4] las tropas bajo su mando habían matado a más de 200 000 civiles, entre ellos alrededor de 65 000 por medio de «ejecuciones masivas», así como un número desconocido de prisoneros de guerra.

En el otoño de 1944 partió con destino a Hungría, para tomar allí el mando del XIV Cuerpo de Ejército SS e intentar evitar que Hungría cambiase de campo y se uniese a los Aliados.

El final de la guerra y el proceso de Núremberg[editar]

Entre el 26 de enero y el 10 de febrero de 1945, Bach-Zelewski estuvo al mando de uno de los «paper-corps» (cuerpos de papel, ya que sólo existían sobre el papel, no en la realidad) de las SS, un SS-Armeekorps en el frente en Alemania. No obstante, tras únicamente dos semanas de combates, los restos de unidades que mandaba habían sufrido pérdidas tan graves que, viendo cercana la derrota del Tercer Reich en la guerra, desertó, se ocultó e intentó abandonar el país, huyendo de la más que previsible exigencia de responsabilidades penales por sus actividades.

Fue detenido finalmente el 1 de agosto de 1945 por la Policía Militar estadounidense. Sin embargo, a cambio de prestar su testimonio de cargo contra sus antiguos superiores durante el juicios de Núremberg (cuando quiso recuperar su apellido eslavo pasando a presentarse como Erich von dem Bach-Zelewski),[5] Bach-Zelewski no fue nunca juzgado y ni siquiera fue molestado por sus crímenes, no siendo tampoco extraditado a Polonia o la Unión Soviética, donde cometió la mayor parte de sus crímenes. Salió de la prisión en 1949. La gestión de Bach-Zelewski en las SS costó aproximadamente la aniquilación de unas 450 000 personas indeseadas por el régimen nazi en suelo polaco y soviético.

Durante los juicios de Núremberg, afirmó:

Incluso hoy, cuando miro hacia atrás (...) me tengo que responder que fue bueno que unos cuantos tipos decentes como yo tuviéramos influencia en las SS, porque de ese modo evitamos cosas terribles.[6]

En 1951 afirmó públicamente que había ayudado al líder nazi Hermann Göring a suicidarse, al proporcionarle las cápsulas de cianuro utilizadas por éste para su suicidio. No obstante, esa afirmación no es respaldada por ningún historiador serio.

El final de su vida[editar]

En marzo de 1951, Erich von dem Bach-Zelewski fue condenado a 10 años en un campo de trabajo por el asesinato de opositores políticos a principios de los años treinta. Cumplió condena hasta 1958, cuando fue nuevamente condenado a dos años y medio por el asesinato de un oficial de las SA durante la Noche de los cuchillos largos. Posteriormente, en 1961, recibió una condena de 10 años más por el asesinato de 10 comunistas alemanes en los años 30. Para terminar, en 1962, fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de seis comunistas alemanes en 1933. Ninguna de las condenas que se dictaron en su contra tuvo en cuenta su papel en el Este ni su participación en numerosas masacres, aunque había admitido públicamente haber asesinado a judíos, si bien insistiendo en su arrepentimiento y penitencia.

Falleció en la prisión de Múnich el 8 de marzo de 1972.

Notas y referencias[editar]

  1. a b Miguel Ángel García Olmo. «Los silencios del Holocausto» (en castellano) (url). Consultado el 01-08-2007 de 2007.
  2. Bernardo Kliksberg. Fundación Memoria del Holocausto (ed.): «Las nuevas evidencias sobre el Holocausto» (en español). Revista Nuestra memoria, número 6. Consultado el 31-08-2007 de 2007.
  3. «Operación Burza - Alzamiento de Varsovia» (en español) (url). Consultado el 01-08-2007 de 2007.
  4. Juan Luis Jimeno (1999). «La liberación de Varsovia» (en castellano) (url). Consultado el 01-08-2007 de 2007.
  5. The Nizkor Project (ed.): «Actas del proceso de Núremberg (declaraciones de von dem Bach-Zelewski)» (en español) (url). Juicio de Nuremberg, volumen 4. Consultado el 01-08-2007 de 2007.
  6. César Coca. Diario La Verdad (Murcia) (ed.): «Sin perdón ni arrepentimiento» (en español) (url). Consultado el 01-08-2007 de 2007.