Mi lucha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mi lucha
de Adolf Hitler
FrMeinKampf20050214.jpg
Género Ensayo
Subgénero Autobiografía
Tema(s) Teoría política
Edición original en alemán
Título original Mein Kampf
Editorial Secker and Warburg
País Bandera de Alemania Alemania
Fecha de publicación 1925
ISBN 0-395-92503-7
OCLC 40586144
Serie
Mi lucha Zweites Buch
[editar datos en Wikidata ]

Mi lucha (en alemán: Mein Kampf) es un libro escrito por Adolf Hitler, combinando elementos autobiográficos con una exposición de ideas propias de la ideología política del nacionalsocialismo. La primera edición fue lanzada el 18 de julio de 1925.

Contenidos[editar]

El libro perfila las ideas principales que el régimen alemán llevaría a término durante su gobierno. Especialmente prominente es el amor al pueblo alemán de Hitler, aceptando entre otras teorías Los protocolos de los sabios de Sion. Por ejemplo, denunciaba que el esperanto era parte de un complot judío, y argumenta sobre la vieja idea nacionalista alemana de Drang nach Osten: ('Incentiva hacia el Este') la necesidad de ganar Lebensraum ('espacio vital') hacia el Este, especialmente en Rusia.

Hitler empleaba las tesis principales del «peligro judío», que hablaba de una conspiración judía para ganar el liderazgo mundial. Aun así explica muchos detalles de la niñez de Hitler del proceso por el que se volvió cada vez más antisemita y militarista, especialmente durante sus años en Viena. En el segundo capítulo, escribe sobre cómo veía a los judíos en las calles de la ciudad, y entonces se pregunta: «¿Eran aquellos alemanes?».

Por lo que se refiere a las teorías políticas, Adolf Hitler describe su aversión a los que cree son los males gemelos del mundo: el comunismo y el judaísmo, y manifestaba que su propósito era erradicarlos de la Tierra. También anunció que Alemania necesitaba obtener nuevo territorio: Lebensraum. Esta tierra nueva alimentaría el «destino histórico» del pueblo alemán; esta meta explica por qué Hitler invade Europa, tanto por el este como por el oeste, antes de lanzar su ataque en la Unión Soviética.

Hitler se presentaba a sí mismo como el Übermensch, frecuentemente traducido como «superhombre», término que empleaba Friedrich Nietzsche en sus escritos, especialmente en el libro Así habló Zaratustra. Para Nietzsche el Übermensch es una persona capaz de generar su propio sistema de valores identificando como bueno todo lo que procede de su genuina voluntad de poder.

Entre las fuentes utilizadas por Adolf Hitler para escribir Mi lucha, destaca el libro El judío internacional: el primer problema del mundo (1920), del famoso industrial estadounidense Henry Ford, financiero de Hitler y admirador de sus ideas.[1] Ford es, precisamente, el único ciudadano de Estados Unidos citado por Hitler en su libro.

Índice del libro[editar]

El libro fue publicado en dos tomos. El primero apareció el 18 de julio de 1925, titulado «Retrospección»; el segundo tomo, aparecido en 1928, llevó por título «El movimiento nacionalsocialista».

Capítulos del 1º tomo
Capítulo Título
I En el hogar paterno
II Las experiencias de mi vida en Viena
III Reflexiones políticas sobre la época de mi permanencia en Viena
IV Golpe de Múnich
V La Guerra Mundial
VI Propaganda de guerra
VII La revolución
VIII La iniciación de mi actividad política
IX El Partido Alemán de los Trabajadores
X Las causas del desastre
XI Pueblo y raza
XII La primera fase del desarrollo del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores
Capítulos del 2º tomo
Capítulo Título
I Concepción del mundo y partido
II El Estado
III Súbditos y ciudadanos
IV La personalidad y la concepción racista del Estado
V Concepción del mundo y organización
VI Nuestra lucha en los primeros tiempos, la importancia de la oratoria
VII La lucha contra el Frente Rojo
VIII El fuerte es más fuerte cuando está solo
IX Ideas básicas sobre el objetivo y la organización de la SA
X La máscara del federalismo
XI Propaganda y organización
XII El problema de los sindicatos obreros
XIII La política aliancista de Alemania después de la Guerra
XIV Orientación política hacia el Este
XV El derecho de la legítima defensa

En los años posteriores y actualmente estos dos volúmenes han sido publicados en un solo libro.

Historia[editar]

Desarrollo[editar]

Primera edición de Mi lucha.

Hitler comenzó a escribir el libro en la prisión de Landsberg, en el verano de 1924. Hitler se encontraba allí después de haber sido condenado a cinco años de prisión, por haber planificado y ejecutado el fallido Golpe de Múnich. A pesar de su condena, Hitler contaba con trato preferencial y recibía visitas de admiradores y regalos.[2] Cuando Rudolf Hess regresó de Austria, fue enviado a Landsberg por haber participado en el golpe, y se convirtió en el copista de Hitler, quien le empezó a dictar el libro.

Hitler había titulado el libro Cuatro años y medio de lucha contra las mentiras, estupidez y cobardía, pero Max Amann, coordinador de las publicaciones nazis, lo convenció de reducirlo a Mi lucha.[3] Amann había esperado que Hitler escribiera su autobiografía y que se enfocara en el golpe de Múnich, evento que había hecho famoso a nivel nacional al Partido Nazi, y que probablemente sería atractivo para los lectores;[3] pero Hitler apenas realizó una mención de este episodio. En el libro, Hitler evita el tema alegando que las fuerzas que los reprimieron —el gobierno, la policía y el ejército bávaros— habían actuado de buena fe. Considerando que algunos líderes de estas fuerzas fueron asesinados o enviados a campos de concentración cuando Hitler llegó al poder, lo más probable es que haya eludido el tema para no enemistarse prematuramente con estas fuerzas políticas.[3]

No todo el libro fue escrito en Landsberg, Hitler continuó trabajando en el primer volumen cerca de Berchtesgaden al salir de la prisión.

Ventas y popularidad[editar]

Ventas en Alemania de Mi lucha
Fuente: The rise and fall of the Third Reich; a history of Nazi Germany

El primer volumen de Mi lucha, de 400 páginas, fue publicado en el otoño de 1925 al precio de doce reichsmark, unos tres dólares estadounidenses de la época.[3] A pesar de que los nazis pretendieron haber vendido 24 000 ejemplares en el primer año, con tendencia alcista, la captura de documentos de la editorial nazi Eher-Verlag por los Aliados en 1945 han desmentido estas afirmaciones.[3] El libro se vendió lentamente y las ventas cayeron en los siguientes años. En 1928, se publicó el segundo volumen, pero las ventas cayeron a menos de la mitad en comparación con el año anterior. Sin embargo, con la llegada de la Gran Depresión, la popularidad de los nazis aumentó, al igual que las ventas del libro. También puede haber afectado el hecho de que en 1930 se publicó una edición barata de Mi lucha.[4]

En 1933, año en que Hitler subió al poder, las ventas se dispararon y del libro se vendió un millón de ejemplares, ritmo que conservó hasta la caída de la Alemania Nazi, siendo el libro más vendido en este período, después de la Biblia.[4] Debido a que la principal fuente de ingresos de Hitler era la venta de este libro, en 1933 se volvió millonario y se convirtió en el autor alemán más próspero.[4]

Por orden de Hitler el libro fue regalado a las parejas que se casaban (imagen de 1936)

Durante el gobierno de Adolf Hitler, era costumbre regalar un ejemplar del libro a los novios en su boda, y a los estudiantes cuando se graduaban.[4] Al final de la guerra se habían distribuido en Alemania aproximadamente 10 millones de ejemplares del libro y había sido traducido a 16 idiomas.

Algunos historiadores han sostenido que una amplia lectura del libro podría haber alertado acerca de los propósitos de Hitler,[4] pero sólo se publicó una versión abreviada en inglés poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Aun así, el editor de la edición en inglés eliminó algunas de las afirmaciones antisemitas y militaristas. La publicación de esta versión provocó que Alan Cranston, periodista norteamericano de la UPI en Alemania y después senador de California, publicara su propia edición anotada, que creía que reflejaba mejor los contenidos del libro. En 1939 fue demandado por Hitler por infracción de copyright (derechos de autor) y un juez de Connecticut, Estados Unidos tuvo que fallar en favor suyo; la venta de la edición de Cranston se tuvo que interrumpir tras haberse vendido 500 000 copias.

La impresión de este libro es considerada, por las leyes de varios países, un crimen federal, al que pueden aplicarse penas que van desde el pago de una pequeña multa hasta varios meses de cárcel, a diferencia de otros libros con ideologías extremistas.

Traducciones[editar]

La primera traducción del libro fue al francés, en 1934. En 1941 se publicó en México la primera y única traducción completa al español,[5] y en 1943 al inglés, a cargo de Ralph Manheim.

Disponibilidad actual[editar]

Hoy, el copyright de todas las ediciones del Mein Kampf —excepto la inglesa y la neerlandesa— son propiedad del Estado de Baviera, Alemania. El copyright expirará el 31 de diciembre de 2015, por lo que a partir de esa fecha el libro será de dominio público. El historiador Werner Maser, en una entrevista con Bild am Sonntag, ha manifestado que Peter Raubal, hijo del sobrino de Hitler Leo Raubal, tendría ante sí un sólido caso legal para conseguir los derechos de autor si lo intentara. Peter Raubal, un ingeniero austriaco, ha manifestado que no quiere ninguna parte de los derechos del libro que le podrían hacer ganar millones de euros.

El gobierno de Baviera, de acuerdo con el Gobierno Federal de Alemania, no permite ninguna copia o impresión del libro en Alemania y se opone a cualquier edición en otros países, con menos éxito. Poseer y comprar el libro es generalmente legal en el mundo. Comerciar con ejemplares antiguos es igualmente legal, a no ser que se haga apología de la guerra o del odio racial, lo cual es generalmente ilegal en muchos países del mundo. La mayoría de las librerías alemanas no quieren saber nada de comerciar con este libro, aunque muchas bibliotecas alemanas disponen de versiones con comentarios.

La situación incierta ha dado lugar a juicios contradictorios en Polonia y Suecia. Mein Kampf, sin embargo, se publica en los EE.UU., así como en otros países, como España, Turquía e Israel, por editoriales con diversas posiciones políticas. En cambio, en los Países Bajos vender el libro, incluso en el caso de ser un ejemplar antiguo, es ilegal y calificado como apología del odio racial, pero no lo es ni poseerlo ni prestarlo. En 1997 el gobierno explicó al parlamento que vender una versión científicamente anotada podría escapar de la prohibición.

En 1999, el Centro Simon Wiesenthal documentó que las mayores librerías virtuales como Amazon.com o Barnesandnoble.com vendían Mein Kampf en Alemania. A raíz de esta denuncia, la venta en Alemania se interrumpió.

Ejemplares para descarga gratuita del Mein Kampf se encuentran disponibles en varios sitios de Internet; también algunos venden ejemplares del libro. Aun así las copias editadas son de una dudosa fiabilidad, puesto que, por ejemplo, se sustituyen varias referencias a la cristiandad por el neopaganismo.

Secuela[editar]

Después de que el Partido Nazi perdiera las elecciones de 1928, Hitler creyó que algunas razones de su fracaso eran que el público no había entendido plenamente sus ideas. Por ello se retira a Múnich para dictar una continuación del Mein Kampf centrada en la política exterior. El libro nunca se publicó, debido quizá al escaso índice de ventas de su primer libro o porque revelaba demasiados de sus propósitos. El libro fue guardado por su editor y no fue descubierto hasta 1958.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sward, Keith (1948). The Legend of Henry Ford, New York: Rinehart & Co., p. 139.
  2. Shirer, 1960:79
  3. a b c d e Shirer, 1960:80
  4. a b c d e Shirer, 1960:81
  5. Cf. Élisabeth Roudinesco, A vueltas con la cuestión judía, traducción de Antonio-Prometeo Moya, Anagrama, Barcelona, 2011, nota 3, pág.11.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]