Wilhelm Frick

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Wilhelm Frick
Wilhelm Frick 72-919.jpg

Reichsadler der Deutsches Reich (1933–1945).svg
Ministro del Reich de Interior
30 de enero de 1933-20 de agosto de 1943
Canciller Adolf Hitler
Predecesor Franz Bracht
Sucesor Heinrich Himmler

Bohemia Moravia Greater Arms 1939-1945.svg
Reichsprotektor de Bohemia y Moravia
24 de agosto de 1943-4 de mayo de 1945
Predecesor Konstantin von Neurath

Datos personales
Nacimiento 12 de marzo de 1877
Alsenz, Bandera de Alemania Imperio Alemán
Fallecimiento 16 de octubre de 1946
Núremberg, Alemania Flag of Germany (1946-1949).svg
Partido NSDAP
Profesión Abogado
Alma máter Múnich, Gotinga, Berlín, Heidelberg
Religión Luterano
[editar datos en Wikidata ]

Wilhelm Frick (Alsenz, 12 de marzo de 1877Núremberg, 16 de octubre de 1946) fue un abogado, político y destacado líder nazi que ocupó importantes puestos políticos durante el Régimen nazi.

Biografía[editar]

Hijo de un maestro, se educó en Múnich y estudió jurisprudencia en Heidelberg, graduándose de abogado en 1901. Se alistó en el servicio civil bávaro en 1903, trabajando como abogado en las sedes de policía de Múnich. Fue nombrado Bezirksamtassessor en 1907 y ascendió a la posición de Regierungsassessor en 1917, con lo cual no prestó servicio activo durante la Primera Guerra Mundial.

A partir de 1919 fue simpatizante del emergente movimiento nazi y en tal condición tomó parte en la Revuelta nazi de Múnich de noviembre de 1923, momento en el que era director de la policía criminal (KRIPO) de Múnich. Fue uno de los arrestados y encarcelados por la revuelta, y fue juzgado por traición en abril de 1924. Frick fue sentenciado a 15 meses de prisión (no cumplidos) y despedido de su trabajo en la policía. Se afilió formalmente al Partido Nacionalsocialista Alemán (NSDAP) en mayo de 1924 y trabajó para una compañía de seguros.

En el mismo año 1924 Frick fue elegido diputado del Reichstag y se asoció con Gregor Strasser; fue jefe del grupo parlamentario del NSDAP desde 1927. Fue designado Ministro del Interior y Educación de Turingia en 1930.

Cuando Hitler llegó al poder en enero de 1933, Frick fue nombrado Ministro del Interior, uno de los dos únicos nazis en el gabinete original de Hitler (el otro era Hermann Goering), y en tal condición fue responsable de proyectar muchas de las leyes que promulgó el régimen nazi, destacando entre la "producción legislativa" de Frick las Leyes de Núremberg contra los judíos, las leyes de "purificación racial" estableciendo la eutanasia como política oficial, y las normas que prohibían el ejercicio de profesiones a judíos.

Inicialmente, como Ministro del Interior, Frick fue la cabeza de todas las fuerzas policiales alemanas, puesto que perdió en 1936 en beneficio de Heinrich Himmler, pues Frick insistía en mantener control administrativo de su ministerio sobre la Gestapo y la SS, a lo cual se negaba tajantemente Hitler. Como resultado, Frick mantuvo sus cargos en la administración pública pero las competencias de éstos fueron derivadas a órganos de la SS o la Gestapo, lo cual redujo notablemente el poder efectivo de Frick.

No obstante, gracias a sus largos años de servicio al nazismo, Frick ejerció como ministro sin cartera hasta agosto de 1943, cuando perdió el favor de Hitler debido a las últimas rivalidades que mantenía con Himmler. Frick fue desplazado entonces al puesto de Reichsprotektor de Bohemia y Moravia, encargado de regir los territorios checos bajo ocupación nazi pero ya sin poder político efectivo ante el gobierno del Reich.

Cuando Praga fue tomada por los soviéticos Frick logró huir hacia el oeste pero pronto fue descubierto y arrestado por los estadounidenses, y juzgado por el Tribunal Militar Internacional de Núremberg, donde él y Rudolf Hess fueron los únicos acusados que rehusaron testificar en su defensa. Fue sentenciado a muerte el 1 de octubre de 1946 y ahorcado dos semanas después. De su ejecución, el periodista Howard K. Smith escribió:

El sexto hombre en abandonar su celda y marchar con las muñecas esposadas a la muerte fue Wilhelm Frick, de 69 años. Entró en la cámara de ejecución a las 2:05 de la mañana, seis minutos después de que se hubiera declarado muerto a Rosenberg. Parecía el menos preparado de todos hasta entonces y subió a trompicones los trece escalones del patíbulo. Sus únicas palabras fueron: «Viva la Alemania eterna», antes de ser encapuchado y soltado a través de la trampilla.

Enlaces externos[editar]