Walther Rathenau

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Walther Rathenau
Bundesarchiv Bild 183-L40010, Walter Rathenau.jpg
Nombre Walther Rathenau
Nacimiento 29 de septiembre de 1867
Bandera de Alemania Berlín, Alemania
Fallecimiento 24 de junio de 1922, 54 años
Berlín
Causa de muerte asesinato
Nacionalidad alemán
Ocupación empresario, político, escritor
Padres Mathilde Nachmann y Emil Rathenau
[editar datos en Wikidata ]

Walther Rathenau (Berlín, 29 de septiembre de 1867 - 24 de junio de 1922) fue un político, escritor y empresario judío-alemán, y ministro de Exteriores en la República de Weimar. Fue asesinado el 24 de junio de 1922, dos meses despúés de firmar el Tratado de Rapallo con la URSS.

Primeros años[editar]

Nació en Berlín, hijo del empresario Emil Rathenau y de una hija de Benjamin Liebermann. Estudió física, química y filosofía en su ciudad natal y en Estrasburgo. De origen judío, su padre, Emil Rathenau era presidente y fundador de la Sociedad General de Electricidad (AEG), presidencia que heredó a la muerte de éste en 1915.

Rathenau tenía 16 años cuando su padre fundó la AEG y, tras sus estudios universitarios, estuvo trabajando en varias empresas electroquímicas situadas lejos de Berlín, tanto dentro de Alemania como en Suiza. Tras diez años lejos de su hogar, volvió a Berlín en 1899, donde se haría cargo de negocios internacionales, y se convertiría en uno de los más prominentes industriales del Imperio Alemán tardío y de la República de Weimar.

Papel en la planificación de la industria de guerra alemana[editar]

Durante la 1ª Guerra Mundial fue el director de la oficina para la distribución de materias primas. Rathenau y otros hombres de negocios como Albert Ballin (también judío), ofrecen desde agosto de 1914 sus servicios al gobierno alemán para organizar lo que considera la clave de esta nueva guerra industrial: el aprovisionamiento de materias primas. Para este fin, se reunió con el ministro de guerra Falkenhayn y le propuso organizar toda la economía nacional para ponerla al servicio de la guerra.

Su labor como organizador fue extremadamente importante, permitiendo a Alemania continuar el esfuerzo de guerra a pesar de la falta de suministros impuesta por el bloqueo británico.

Carrera política[editar]

Tanto su origen judío como su riqueza provocaron hostilidad, dado que en su época el populismo anticapitalista y la judeofobia estaban a la orden del día. A pesar de ello, era un nacionalista alemán apasionado y abogaba por la integración total de los judíos en la sociedad alemana, oponiéndose por ello tanto al sionismo como al socialismo; sin embargo, eso no alteró la imagen que de él tenían los sectores más derechistas de la sociedad.

Aspiraba al poder, como muchos empresarios de su época, ya que en la Alemania de aquel entonces, a pesar de poder considerarse un régimen semifeudal, nadie entre los círculos del poder ignoraba que el aumento de poder experimentado en las últimas décadas se había cimentado en la fortaleza económica, hecho que Rathenau remarcaba.

Fue fundador y líder del Partido Democrático, representante de la gran burguesía industrial y liberal. Se oponía al socialismo, aunque apoyaba ciertas ideas de tintes socialistas, como la de que los obreros participaran en mayor medida en la dirección de las empresas.

Establecida la República de Weimar, fue ministro de reconstrucción en 1921 y, al año siguiente, de Asuntos Exteriores, ministerio al cargo del cual asistió a las conferencias sobre reparaciones de guerra de Génova y Cannes, donde consiguió reducir dichos pagos. Opinaba que Alemania debería pagar lo estipulado en el Tratado de Versalles, lo que enfurecía a los nacionalistas alemanes, los cuales aprovecharon la firma de un acuerdo con la URSS (el Tratado de Rapallo, para restablecer la diplomacia entre ambos países y la colaboración entre ambos ejércitos), para asesinarle en junio de 1922, lo que desequilibró aún más al país.

Aunque no era hostil a la URSS, era muy crítico con el sistema soviético.

Crítica al sionismo[editar]

Su convicción de la superioridad de la raza blanca y de la raza germánica hacía parte de las ideas de su medio. Judío él mismo, Rathenau denigra de los malos judíos que no quieren integrarse, refiriéndose a ellos como "una banda de extranjeros vestidos de manera demasiado extravagante, que hacen banda aparte".

Víctima de las reparaciones y del antisemitismo[editar]

Se le reprochaba su apoyo a una República de Weimar demasiado social, a pesar de su desafío al sistema parlamentario («En este momento estamos en la era de los mediocres: sólo los políticos que frecuentan los bares tienen oportunidad de ganar»).

Es remarcable lo paradójico de su biografía, ya que, siendo un nacionalista alemán, el nacionalista alemán medio nunca lo vio como tal, y muchos de sus actos, vistos como maniobras a favor de una conspiración judeo-comunista (como la de poder instalar industrias alemanas en la URSS), fueron muy importantes para el desarrollo de la Alemania de entreguerras, e indispensables en la consecución del poderío que permitiría a la Alemania Nazi realizar el descomunal esfuerzo de guerra en la 2ª Guerra Mundial.

Asesinato[editar]

El 24 de junio de 1922, dos meses después de firmar el Tratado de Rapallo, Rathenau fue asesinado en una conspiración orquestada por dos oficiales ultranacionalistas, Erwin Kern y Hermann Fischer, en el que también se vieron envueltos Ernst Verner Techow, Hans G Techow y Wille Guenther (ayudados e instigados por otros siete, algunos de ellos estudiantes) vinculados a la Organización Cónsul. Esa mañana, conducía desde su casa a Wilhelmstrasse, como (predeciblemente) hacía todos los días. Durante el trayecto su automóvil fue adelantado por otro en el que iban tres hombres armados, los cuales lo acribillaron con ametralladoras y lanzaron una granada a su vehículo antes de fugarse. Una placa conmemorativa en la Koenigsalle en Berlín-Grunewald señala la escena del crimen. Rathenau fue masivamente llorado en Alemania, con banderas oficialmente a media asta, aunque no era obligatorio. Una vez que Hitler llegó al poder en 1933, hizo erigir un monumento conmemorativo a los asesinos de Rathenau, abatidos por la policía.

Uno de los asesinos era el futuro escritor Ernest von Salomon, que había proporcionado el coche pero no había partipado en el tiroteo. Dos de los otros, Kern y Fischer, se suicidaron cuando la policía los rodeó en la torre del Castillo Saaleck, cerca de Koesen. El último asesino, Ernst Werner Techow, que conducía el coche, fue capturado y sentenciado a 15 años de cárcel. En su juicio alegó que había actuado bajo amenaza, ya que Kern le amenazó con matarle cuando intentó eludir la operación. Tras su salida de prisión por buen comportamiento en 1927, se alistó en la Legión Extranjera Francesa. Durante la Segunda Guerra Mundial ayudó a salvar a cientos de judíos en Marsella, aparentemente en un intento de redimirse de su crimen.

Bibliografía[editar]

  • Felix, David. Walther Rathenau and the Weimar Republic, John Hopkins, 1971.
  • Shulamit Volkov Shulamit. Walter Rathenau: Weimar's Fallen Statesman (Yale University Press; 2012) 240 pages; scholarly biography

Fuentes primarias[editar]

  • Count Harry Kessler, Berlin in Lights: The Diaries of Count Harry Kessler (1918–1937) Grove Press, New York, (1999).
  • Walter Rathenau: Industrialist, Banker, Intellectual, And Politician; Notes And Diaries 1907–1922. Hartmut P. von Strandmann (ed.), Hilary von Strandmann (translator). Clarendon Press, 528 pages, in English. October 1985. ISBN 978-0-19-822506-5 (hardcover – ISBN 31101985).
  • Valbonesi, Vally: Deutschtum e Judentum in Walther Rathenau, in "Archivi di Studi Indo-Mediterranei", I (2011) online: http://dl.dropbox.com/u/38899479/ASIM-RATHE.pdf
  • Saccone, Carlo Luigi, Il Capitale Piano, da Rathenau a Lenin. L' economia di guerra come modello di governo dell'economia, Centro Essad Bey, Padova 2012 (Amazon, Kindle Edition).